Artículo en PDF
Cómo citar el artículo
Número completo
Más información del artículo
Página de la revista en redalyc.org
Sistema de Información Científica
Red de Revistas Científicas de América Latina y el Caribe, España y Portugal
Los mexicanos en Montreal:
¿Una comunidad transnacional?
Mexicans in montreal: a transnational
community?
JuAN LuIs K±²IN*
MAuRICIO ³RANzAzu**
Abstract
Tis article analyses the ties Mexican immigrants in Montreal develop with the host
society and those they keep with their communities of origin. From the transnational
perspective, the analysis is based on data obtained from documents and interviews
with Mexican entrepreneurs, professionals and refugees living in Montreal. Te
analysis concludes that Mexican immigrants in Montreal live their territorial iden-
tity in a situation of social and economic stress characterized by a hybrid sense of
belonging. “We do not feel neither from here nor from there”, say the majority of
interviewees; which appears to the authors as a sign of a transnational community
in construction.
Keywords
:
Mexicans, transnational space, migrant, sense of belonging, identity
.
Resumen
E´te artícUlo analiZa lo´ laZo´ qUe lo´ inmigrante´ meXicano´ en Montreal man-
tienen con la ´ociedad de acogida y con ´U´ comUnidade´ de origen. µo´ ba´amo´
en el e´tUdio de docUmento´ y en la realiZación de entrevi´ta´ con empre´ario´,
profe´ionale´ y refUgiado´ meXicano´ re´idente´ en Montreal. ¶onclUimo´ qUe
lo´ meXicano´ re´idente´ en Montreal viven ´U identidad territorial en Una ´itUa-
ción de ten´ión ´ocial y económica donde domina Un ´entimiento de pertenen-
cia híbrida. “µo no´ ´entimo´ ni de aqUí, ni de allá” no´ confía la mayoría de lo´
entrevi´tado´, lo cUal da mUe´tra´ de Una comUnidad tran´nacional en ge´tación.
Palabras clave
: meXicano´, e´pacio tran´nacional, migrante, ´entimiento de
pertenencia, identidad.
* Departamento de geografía, ·niver´idad de QUebec en Montreal, correo-e: klein.jUan-lUi´@
Uqam.ca
** Dirección General de ¸rdenamiento ³mbiental Territorial. Mini´terio de ³mbiente y De-
´arrollo So´tenible-¶olombia, correo-e:maUricioaranZaZUo´pina@gmail.com
Economía, Sociedad y Territorio, vol. xVII, núm. 53, 2017, 1-33.
2
Klein, J. L. y M. Aranzazu: Los Mexicanos en Montreal.
..
Introducción
Este texto resume un trabajo sobre las prácticas sociales, económicas y de
identidad de los mexicanos instalados en Montreal, y sobre los lazos que
ellos mantienen con sus comunidades de origen. Se imbrica en el marco
de un proyecto global acerca de las migraciones mexicanas y la pertenen-
cia de los migrantes a comunidades transnacionales llevado a cabo por un
grupo de investigadores en México, Estados Unidos y Canadá.
Este proyecto plantea la hipótesis general de que la inscripción de los
migrantes en una comunidad transnacional tiene efectos sobre su capa-
cidad empresarial, en la medida que este tipo de comunidad les propor-
ciona el capital social necesario para llevar a cabo emprendimientos
económicos. La hipótesis se basa en observaciones previas realizadas en
Estados Unidos, donde el movimiento de mexicanos, a través de la fron-
tera norte de su país y sus interrelaciones con sus comunidades de origen,
tiene raíces históricas.
Habida cuenta que el flujo de inmigrantes mexicanos a Canadá es
reciente y no es comparable en volumen con el flujo que se dirige a los
Estados Unidos, nos ha parecido necesario verificar la pertinencia, en este
caso, del concepto de comunidad transnacional. Para ello, hemos tomado
el caso de los inmigrantes mexicanos concentrados en la Región Metro-
politana de Montreal. La elección de este caso se justifica porque, según
el censo canadiense realizado en 2011
1
, viven en Canadá 86,175 personas
nacidas en México, de las cuales 20,465 residen en la provincia de Quebec.
Montreal concentra a 17,630, es decir, 86,2% del total provincial y 20,5%
del total canadiense. Estos mismos datos censales establecen que Montreal
es la metrópolis canadiense con mayor concentración de residentes naci-
dos en México (Statistique Canada, 2011).
El texto se ha estructurado de la manera siguiente: en primer lugar,
nos referimos de manera específica a la idea de transnacionalismo y al
concepto de comunidad transnacional. También abordamos el uso de este
concepto en el marco de los estudios sobre la emigración y, en particular,
sobre la emigración mexicana. En segundo lugar, presentamos el marco
metodológico de nuestra investigación sobre los inmigrantes mexicanos
en Montreal, así como los conceptos operativos en ella movilizados, es
decir, los conceptos de espacio, redes e identidad. También presentamos
los pasos y etapas de la investigación empírica. En un tercer apartado
damos a conocer los resultados de la investigación y abordamos el perfil
histórico y social de la comunidad mexicana en Montreal, las redes en las
1
Ultimo disponible en el momento en que se realizó la investigación. Los datos del censo rea-
lizado en el 2016 aún no han sido tratados.
3
Economía, Sociedad y Territorio, vol. xVII, núm. 53, 2017, 1-33
cuales se insertan los inmigrantes meXicanos y el desarrollo de lo que
denominamos identidad híbrida; para hacerlo, nos servimos de algunos
indicadores importantes considerados por el enfoque teórico del transna-
cionalismo. Los resultados presentados en el tercer apartado deben ser
vistos e interpretados como referentes que servirán para identificar si la
comunidad meXicana de Montreal constituye una comunidad transna-
cional, eje central de este teXto, y no como una caracterización socioeco-
nómica eXhaustiva de estos inmigrantes. En la conclusión, veremos que
el uso del concepto de comunidad transnacional es prematuro en el caso
de los inmigrantes meXicanos en Canadá, lo que no significa que no haya
algunos embriones de transnacionalismo en su seno. Y también conclui-
remos que a pesar de ello, los inmigrantes meXicanos demuestran una
fuerte capacidad de emprendimiento.
1. Comunidades transnacionales y movimiento migratorio México-
Montreal
El estudio de la migración internacional, vista desde las prácticas cultura-
les de los migrantes y desde las relaciones que estos mantienen con sus
lugares de origen y destino, ha motivado un sinnúmero de investigacio-
nes —principalmente a partir de la década de los noventa— inscritas en
los campos teóricos del transnacionalismo y de la transnacionalidad.
Algunos autores establecen la diferencia entre ambos términos, haciendo
uso del primero para referirse a relaciones de identidad y pertenencia
entre los migrantes y reservando el segundo a las prácticas sociales y a las
transacciones transfronterizas que estos llevan a cabo (Faist, 2013; Moc-
tezuma, 2008).
Para efectos del presente teXto, haremos uso del campo teórico del
transnacionalismo refiriéndonos por eXtensión a las prácticas culturales
desarrolladas por los inmigrantes meXicanos en Montreal, las cuales abar-
can los ámbitos social, económico, político y de identidad.
El transnacionalismo es un fenómeno intensificado en los últimos años
debido a los procesos de globalización y de mundialización, así como a
la revolución de la tecnología de los medios de comunicación (Castells,
2001; Faist, 2013); factores que han favorecido la eXpansión de las redes
y el sostenimiento de las mismas de manera fleXible (Narváez-Gutiérrez,
2007). El transnacionalismo considera las regiones periféricas y centrales
como espacios que forman parte de un mismo sistema económico global,
rompiendo así con la perspectiva de las regiones ganadoras y perdedoras
planteada en los años noventa por Benko y Lipietz (1992) en un intento
de renovación de la geografía económica. En el transnacionalismo, las
4
Klein, J. L. y M. Aranzazu: Los Mexicanos en Montreal.
..
nociones de frontera, comunidad, tejido social e identidad son reconsi-
deradas en función de los procesos de desplazamiento de los migrantes.
1.1. La noción de transnacionalismo
Los autores del transnacionalismo hacen frecuentemente referencia en sus
trabajos a la definición formulada en 1992 por Glick-Schiller, Basch y
Blanc-Szanton, quienes lo definen como:
[…] un proceso social en cual los migrantes establecen espacios sociales en los
cuales se cruzan fronteras geográficas, culturales y políticas. Los inmigrantes son
vistos como transmigrantes cuando desarrollan y conservan relaciones múltiples
familiares, económicas, sociales, organizacionales, religiosas y políticas que
atraviesan las fronteras. Un elemento esencial de transnacionalismo es la multi-
plicidad de actividades en las cuales los inmigrantes (transmigrantes) participan,
tanto en el país de acogida como en el de origen (Glick-Schiller
et al
., 1992: 9)
(traducción del inglés).
Las actividades a las cuales se refiere esta definición se agrupan de
acuerdo con el tipo de prácticas y de actores implicados. Según el tipo
de prácticas, estas pueden ser económicas, políticas y socioculturales, y
según los actores implicados, pueden ser de “alto nivel” cuando son de-
sarrolladas por los Estados y corporaciones multinacionales, y de “bajo
nivel”, cuando son desarrolladas por los inmigrantes y sus compatriotas
en su país de origen (Smith y Guarnizo, 1998; Blanco, 2007). Estas úl-
timas prácticas, las de bajo nivel, son las que más interesan a los fines de
este estudio, pues son llevadas a cabo en la base por los inmigrantes
mismos en su calidad de “ciudadanos” de un espacio transnacional.
Entre las actividades económicas de este tipo encontramos los em-
prendimientos realizados por los inmigrantes como mecanismos de
subsistencia y el envío de remesas a sus familias. Existen, además, empre-
sas creadas por los inmigrantes dedicadas a la importación y exportación
de bienes y servicios hacia y desde sus países de origen. Estas empresas se
convierten en transnacionales en la medida en que contribuyen al desa-
rrollo local de sus comunidades de origen.
A este mismo nivel, el transnacionalismo político se relaciona con la
financiación de campañas electorales en el país de origen, la participación
en procesos políticos electorales, ya sea como elector o como candidato,
y la creación de diferentes comités en el territorio de acogida, siempre con
la perspectiva del mejoramiento de las condiciones de vida de las comu-
nidades de origen. Con respecto a las actividades sociales e identitarias,
éstas se refieren al fortalecimiento de la solidaridad entre los grupos de
inmigrados, al sostenimiento a lo largo del tiempo de las relaciones so-
5
Economía, Sociedad y Territorio, vol. xVII, núm. 53, 2017, 1-33
ciales y familiares con sus compatriotas en el lugar de origen, y a aquéllas
encaminadas a la conservación de la identidad cultural de los inmigrantes
en el lugar de acogida (Portes,
et al.
, 1999; Portes, 2004).
1.2. La noción de comunidad transnacional
Las comunidades transnacionales corresponden a las nuevas formas de
comunidad establecidas por los migrantes en el conteXto de la mundiali-
zación y de la globalización. Su característica principal reside en la hibri-
dación de sentimientos de pertenencia y de identidad (Martinielo, 2007).
Se trata de comunidades compuestas por individuos o por grupos esta-
blecidas en el seno de diferentes sociedades nacionales, que actúan a
partir del interés y de referencias comunes (territoriales, religiosas, lin-
güísticas) y que se apoyan en redes sociales para fortalecer su solidaridad,
más allá de las fronteras nacionales (Kastoryano, 2000: 353, citada por
Bruneau, 2009).
Estos grupos se estructuran gracias a la acción de intermediarios que
actúan en función de intereses específicos (Rottenbenger-Kwok, 2007)
2
.
Las comunidades transnacionales se inscriben tanto en la cultura del país
de origen como en la sociedad de acogida, dando lugar al surgimiento de
espacios plurilocales (Canales y Zlolniski, 2001; Enríquez, 2000; Roldán,
2009). En ese sentido, las comunidades transnacionales constituyen el
marco donde las prácticas transnacionales se consideran como medio de
vida (Cabezas, 2012).
1.3. El espacio transnacional
Los espacios transnacionales engloban a grupos de personas residentes en
países diferentes unidas por intereses y referencias culturales comunes y
que se apoyan en redes transnacionales (Kastoryano, 2000; Bruneau,
2004). Los espacios trasnacionales dan lugar a una nueva concepción de
territorio como resultado de la dualidad entre lugar de partida y lugar de
acogida de migrantes, lugares dentro los cuales se inscriben diversos es-
pacios locales (Canales y Zlolniski, 2001; Enríquez, 2000; Roldán, 2009).
La multiplicación en el mundo de estos espacios transnacionales
constituye un signo de la restructuración del espacio global, la cual está
ligada a la mundialización. En este conteXto, los territorios de los estados
nacionales delimitados según los principios westfalianos ya no tienen el
monopolio de la estructuración espacial del mundo, cohabitan con di-
2
A este respecto, es interesante consultar el caso de la comunidad transnacional de origen chino
establecida en Brossard, un municipio situado en la periferia de Montreal, donde los intermediarios
son agentes inmobiliarios (Lambert, 2015).
6
Klein, J. L. y M. Aranzazu: Los Mexicanos en Montreal.
..
versas manifestaciones espaciales como las redes y las regiones virtuales
(Badie, 1995; Castells, 2004), y las diversas formas de metropolización y
de fragmentación a nivel infranacional (Swyngedouw, 1997; Hiernaux-
Nicolas, 1999; Klein, 2005; Klein 2016)
En ciertos casos, los espacios nacionales son transfronterizos como es
el caso del espacio estructurado por los inmigrantes mexicanos a través
de la frontera con los Estados Unidos. Ellos hacen una reconstrucción de
su comunidad más allá de las fronteras (Garduño, 2003). Este tipo de es-
pacios transnacionales mantienen una cierta contigüidad. En otros casos,
se trata de espacios sin continuidad territorial, estructurados por individuos
o grupos cuyos referentes son lejanos; inmigrantes que mantienen lazos
y relaciones con sus parientes y amigos, quienes permanecen en el lugar
de origen. Este es el caso de los inmigrantes mexicanos en Montreal
(Aranzazu, 2013) o de los trabajadores mexicanos que participan en
programas de empleo temporal en regiones rurales de la provincia de
Quebec (Falciglia, 2013).
En este texto abordaremos de manera específica el caso de los inmi-
grantes mexicanos en Montreal, los cuales se inscriben en un espacio
transnacional sin continuidad. Este espacio depende, más que de proxi-
midad física, de lazos sociales, de interrelaciones y de redes. En este caso,
la constitución de redes sociales es fundamental. Al llegar los inmigrantes
a un nuevo territorio, en la mayoría de los casos, no cuentan con el capi-
tal social aportado por la pertenencia a redes sociales fuertes. Para mitigar
esta debilidad, se insertan en las redes sociales locales establecidas por los
inmigrantes en el país de acogida, y construyen redes con la colectividad
de origen, lo que con frecuencia, a su vez, se traduce en actividades en
favor del desarrollo local de su comunidad de origen (Faret, 2003), aun-
que también en tensiones y conflictos (Canales y Zlolniski; 2001) puesto
que la comunidad de origen no queda estática mientras que la construc-
ción mental que el inmigrante hace de ella tiende a serlo.
1.4. Los espacios transnacionales y las migraciones mexicanas
Los espacios trasnacionales, producidos por las comunidades mexicanas
trasnacionales, ocupan un lugar importante en la investigación sobre el
tema de la migración. En gran parte, estas investigaciones han estudiado
las migraciones hacia los Estados Unidos (Smith y Guarnizo, 1998; Moc-
tezuma, 2002; Faret, 2003; Garduño, 2003). Se concluye de estos traba-
jos que las comunidades de inmigrantes mexicanos muestran una alta
capacidad de asociación en el lugar de acogida y realizan un aporte al
desarrollo local de sus comunidades en las municipalidades de las que
provienen.
7
Economía, Sociedad y Territorio, vol. xVII, núm. 53, 2017, 1-33
±arios miles de iniciativas económicas generadas desde los comienzos
de la década del 2000 dan muestras de una fuerte capacidad de empren-
dimiento y de relaciones solidarias, las cuales se traducen en envíos colec-
tivos de fondos hacia sus comunidades en las localidades de origen (Roldan,
2009). Entre las iniciativas más comunes se encuentran los clubes de in-
migrantes, las cooperativas, los micro-bancos locales y la inversión en
maquiladoras. Entre las más recientes está la iniciativa ConstrumeX, que
tiene por objetivo la mejora de las casas de los inmigrantes, la construcción
o la compra de una casa en MéXico, por ellos o por sus familias de escasos
ingresos (García de la Torre, 2011). De esta manera, los inmigrantes cuen-
tan con redes sociales ya constituidas, caracterizadas por una identidad
cultural fuerte (Canales y Zlonlniski, 2001; Delgado y Mañán, 2005),
redes que, por lo demás, refuerzan los circuitos migratorios.
Con respecto a la migración meXicana en Canadá, sin embargo, eXis-
ten estudios insuficientes y se sabe muy poco acerca de las relaciones
entre los inmigrantes y sus comunidades en los lugares de origen. Esto se
eXplica por el hecho de ser una migración reciente, así se haya intensifi-
cado a partir del año 2000. Esta es la razón por la cual decidimos hacer
una investigación sobre la migración meXicana en Canadá y la eventual
construcción de un espacio transnacional.
2. Marco metodológico
La investigación que ha permitido redactar este teXto ha sido de natura-
leza eXploratoria e inductiva. A partir del enfoque del transnacionalismo
construimos un marco metodológico (conceptos operativos, variables e
indicadores) que nos permitió verificar la pertinencia de la noción de
comunidad transnacional para abordar el caso de los inmigrantes meXi-
canos en Montreal. En esta sección presentaremos dicho marco metodo-
lógico. Primero, nos referiremos a los conceptos operativos que permi-
tieron la interpretación de los datos empíricos. En segundo lugar
abordaremos los pasos seguidos en la obtención y en el tratamiento de
estos datos.
2.1. Los conceptos operativos: espacio, red e identidad
Nuestro abordaje del transnacionalismo se realiza desde una perspectiva
geográfica, la cual está basada en una concepción social del espacio (Klein,
1997). Según esta visión, el espacio es el producto de actores sociales, quie-
nes a través de relaciones convergentes y conflictuales delimitan y confi-
guran territorios y territorialidades en los cuales se despliegan y se desarrollan
8
Klein, J. L. y M. Aranzazu: Los Mexicanos en Montreal.
..
modalidades de regulación, instancias de gobernanza, relaciones sociales y
sentimientos de pertenencia y de identidad (Klein, 2005; 2006).
En la sociedad moderna, sobre todo en la posguerra, la forma espacial
de referencia en la estructuración geopolítica, geoeconómica y social del
mundo fue el territorio nacional, definido en términos de Estado-Nación
(Badie, 1995; Sassen, 2007; Klein, 2016). A partir de los años treinta, el
Estado-Nación estuvo íntimamente ligado a la regulación fordista, a la
gobernanza de inspiración keynesiana centralizada en el estado, a relacio-
nes sociales centradas en las instituciones nacionales y a diferentes decli-
naciones de la identidad nacional. La gestión económica y la gestión
social se desarrollaban en el marco del territorio nacional, lo que estable-
cía une cohesión social fuerte, así como la adhesión a valores nacionales
comunes, y una cohesión territorial, también fuerte, en la cual las diferen-
tes delimitaciones infranacionales (barrio, municipio, región, nación) se
imbricaban.
La cohesión interna era producida por diversos procesos, entre los
cuales figuraban la educación y el mercado del trabajo, lo que generaba
una sociedad más o menos homogénea en términos culturales, en la cual
diversas formas de protección aseguraban la integración socioeconómica
de los inmigrantes. El proteccionismo mexicano hasta los años ochenta,
el
melting pot
en Estados Unidos y la “revolución tranquila” que se llevó
a cabo en la provincia de Quebec (Canadá), a partir de 1960, son ejemplos
de procesos de estructuración de este tipo de espacio.
La globalización y la mundialización anulan la eficiencia de las insti-
tuciones que favorecían la estructuración del espacio nacional como
marco exclusivo de regulación (Sassen, 2007). La apertura de las fronteras
impuestas por las diversas formas de desreglamentación asociadas a la
globalización, las cotemporalidades generadas en espacios discontinuos y
virtuales por las nuevas tecnologías de comunicación, las reestructuracio-
nes del mercado del trabajo a escala nacional e internacional, la movilidad
de los factores de la producción (capital y trabajo), entre otros aspectos,
hacen que el Estado-Nación cohabite y en algunos casos se vea sobrepa-
sado por otras configuraciones espaciales que actúan como generadores
de cohesión y de identidad. Estas configuraciones abarcan lo local y lo
global (Klein, 2014). Es en este marco conceptual en el que situamos la
idea del espacio transnacional.
La armadura social de los espacios transnacionales la constituyen las
redes transnacionales, es decir, redes creadas por grupos o individuos que
traspasan el ámbito nacional. Estas redes conectan espacios distantes bien
diferenciados y están sujetos a la evolución de los medios de comunicación
(Lacroix, 2003; Huang, 2013; Pedraza y Cortés, 2012). Las redes le atri-
buyen a la migración un carácter social y colectivo que permite mantener
9
Economía, Sociedad y Territorio, vol. xVII, núm. 53, 2017, 1-33
lazos entre grupos de personas de la misma o de diferente composición
étnica (Ávila-Molero, 2015), familias, amigos, vecinos, etc. Asimismo, en
el espacio de acogida, las redes que los inmigrantes tejen con inmigrantes
del mismo origen y con inmigrantes de origen diferente aumentan su
capital social (Narváez-Gutiérrez, 2007).
En sus inicios, la noción de redes sociales fue utilizada en relación con
la reciprocidad, el intercambio de mercancías y los servicios de informa-
ción. Con el surgimiento del concepto de transnacionalismo, esos aspectos
han sido vistos como componentes de la comunicación que transfieren
signos, símbolos, información y valores de los grupos de inmigrantes
(Canales y Zlolniski, 2001; Garduño, 2003). La duración y la intensidad
de estas redes están directamente relacionadas con la estructuración de
espacios transnacionales. Las redes de larga duración y fuerte intensidad
dan lugar a comunidades transnacionales y estructuran los espacios trans-
nacionales.
En cuanto a la identidad, ésta es un elemento fundamental en la es-
tructuración de un espacio (Klein, 2005), sobre todo en el marco de un
espacio transnacional (Canales y Zlolniski, 2001). Es la identidad la que
permite el reconocimiento mutuo entre los inmigrantes como partes
integrantes de este espacio, principalmente en los casos de espacios dis-
continuos, donde se combina una identidad híbrida con respecto al te-
rritorio de origen y al territorio de residencia (Kniffki, 2013), lo que
permite vivir y funcionar en la sociedad de acogida, sin asimilarse cultu-
ralmente y sin desligarse de la sociedad de origen.
Estos tres conceptos serán la guía para nuestro análisis. Son ellos los
que utilizaremos para determinar si los meXicanos en Montreal forman
parte de un espacio transnacional.
2.2. Los pasos de la investigación empírica
En nuestra investigación empírica, hemos tenido en cuenta variables
económicas, políticas, socio-familiares y de identidad de los inmigrantes.
La variable económica corresponde al conocimiento que poseen los in-
migrantes acerca de las posibilidades económicas que ofrecen la ciudad
de Montreal, la Provincia de Quebec y Canadá; la variable socio-familiar
trata de los lazos entre los inmigrantes con su territorio de origen y con
la sociedad en la que residen; la variable política se refiere a la participación
de los inmigrantes en instancias políticas en MéXico y en Canadá; y la
variable de identidad corresponde al sentimiento de pertenencia de los
inmigrantes meXicanos con respecto al territorio de origen y al medio
montrealés. Estas variables se han desglosado en indicadores más finos,
como se muestra en la tabla 1.
10
Klein, J. L. y M. Aranzazu: Los Mexicanos en Montreal.
..
Tabla 1
Cuadro operativo de la investigación
Variable
Indicadores
Económica
Actividades económicas en el territorio de origen y en Montreal.
Emprendimientos de inmigrantes mexicanos en Montreal.Empren-
dimientos de inmigrantes mexicanos en México.
Importación y exportación de productos.
Comunidades que se benefician en México con remesas enviadas
por inmigrantes mexicanos.
Consumo de productos mexicanos por inmigrantes en Montreal.
Socio-familiar
Lazos de los inmigrantes con parientes y amigos en México.
Contactos con parientes y amigos.Desplazamientos hacia México.
Lazos con otros inmigrantes mexicanos en Montreal.
Participación en actividades de integración de inmigrantes en Mon-
treal.
Política
Participación en actividades políticas en México.
Participación en actividades políticas en Canadá.
Identidad y sentido
de pertenencia
Participación en fiestas y celebraciones realizadas por instituciones
mexicanas en Montreal.
Vida cotidiana (hábitos religiosos, idioma, hábitos de cocina).
Apego al territorio de origen y e integración en Montreal.
Fuente: elaboración propia a partir de Faist (2000); Portes
et al
. (1999).
La búsqueda de información se llevó a cabo en tres etapas. Primero, se
hizo un inventario de las instituciones y principales organizaciones de
servicios destinados a los inmigrantes mexicanos en Montreal. Diversos
materiales fueron obtenidos en diferentes organizaciones y asociaciones
representativas de estos inmigrantes, los cuales fueron fichados y utiliza-
dos en diversas etapas de la investigación. Posteriormente, se realizaron
entrevistas semi-estructuradas con representantes de instituciones y orga-
nizaciones entre la cuales estuvieron el consulado de México en Montreal,
los centros de acogida de inmigrantes y el templo católico Notre-Dame-de-
Guadalupe. La información obtenida permitió establecer, en una tercera
etapa, categorías específicas con respecto a la situación de los inmigrantes
y su capacidad de emprendimiento: los empresarios, los profesionales en
medios de trabajo y los refugiados. Las personas entrevistadas fueron se-
leccionadas con la ayuda del consulado de México en Montreal y de una
organización de inmigrantes mexicanos. En total, se hicieron 20 entrevis-
tas
3
(anexo 1).
La guía de entrevistas se elaboró a partir de los indicadores ya mencio-
nados. Esta guía se dividió en dos partes. La primera parte indagó acerca
3
Las entrevistas referidas en este documento son de fuentes fidedignas; no obstante, omitimos
la identidad de nuestros informantes con el fin de procurar su seguridad. La información fue reca-
bada de 2010 a 2012.
11
Economía, Sociedad y Territorio, vol. xVII, núm. 53, 2017, 1-33
de las características de base de los inmigrantes (lugar de origen, motivo de
la inmigración, fecha de llegada a Montreal) y sobre su percepción de las
redes constituidas por los meXicanos. La segunda parte indagó acerca de
los indicadores correspondientes a las variables económica, socio-familiar,
política y de identidad. Una sección adicional de la guía de entrevista se
dirigió específicamente a los empresarios con el fin de obtener información
más detallada acerca de sus actividades económicas. Las entrevistas fueron
grabadas, transcritas y reportadas en una base de datos. El análisis se hizo
a partir de las variables y los indicadores descritos. El conjunto del trabajo
de campo se hizo entre los años 2010 y 2013.
3. La comunidad mexicana
Como se ha dicho, la emigración de meXicanos hacia Montreal es un
fenómeno reciente. Montreal cuenta con una comunidad meXicana cons-
tituida por 17,630 personas, de ellas, 12,965 tienen el estatus de residen-
te permanente o se han naturalizado como canadienses; 4660 no poseen
el estatus de residentes permanentes, son personas con permiso de estudios
o que han solicitado asilo y que están en espera de una decisión acerca de
su residencia.
De los 12,925 inmigrantes con residencia permanente, 7030 han
llegado a Canadá después del año 2006 y, por eXtensión, los que no poseen
la residencia también están en Canadá desde hace pocos años. Esto sig-
nifica que del total de los meXicanos asentados en Montreal, 66,3% tiene
menos de 10 años de residencia. No es eXtraño entonces que esta comu-
nidad no muestre signos de madurez institucional y organizacional. En
esta sección presentaremos un perfil general de estos inmigrantes. Prime-
ro, nos referiremos a los periodos de emigración y posteriormente descri-
biremos sus características generales.
3.1. Un flujo migratorio reciente
Aunque algunas familias de origen meXicano se habían asentado en Mon-
treal a partir de los años cuarenta (Burgueño, 2005), la presencia de in-
migrantes meXicanos comienza a adquirir una cierta significación en los
años setenta. Según nuestros entrevistados, la EXposición Universal rea-
lizada en Montreal en 1967, dio inicio a un primer periodo migratorio
como consecuencia del establecimiento de relaciones personales estable-
cidas por los meXicanos con canadienses durante este importante evento.
Un segundo periodo migratorio se sitúa entre los años 1980 y 2000.
Durante este periodo, la migración de meXicanos aumentó, alcanzando
2320 nuevos inmigrantes. Los inmigrantes meXicanos de este periodo se
12
Klein, J. L. y M. Aranzazu: Los Mexicanos en Montreal.
..
caracterizaron por la presencia de profesionales solteros, que se instalaron
en Montreal con el fin de hacer inversiones o para trabajar en el dominio
de su formación académica. Durante esas dos décadas llegaron también
los primeros refugiados políticos.
El tercer periodo migratorio se ubica a partir del año 2000. En éste
llegaron 10,120 nuevos inmigrantes, de los cuales una parte importante
son profesionales que eligieron Montreal para proseguir sus estudios su-
periores en las universidades de la ciudad. En este periodo se intensifica
el flujo de los solicitantes de asilo, aspecto que generó dos realidades so-
cioéconómicas: los inmigrantes profesionales que han ido adquiriendo
una situación económica más o menos holgada y los asilados, quienes se
encuentran en una situación más bien precaria.
3.2. Causas de la emigración
Diversos factores han influido en la salida de los inmigrantes mexicanos
hacia Canadá. Si dejamos de lado el caso de los solicitantes de asilo, los
factores más frecuentes han sido el desempleo y los bajos salarios. A esto
se agrega el deseo de continuar una formación académica, principalmen-
te en los ciclos de maestría y doctorado. La tabla 2 consigna las principa-
les causas de emigración de los mexicanos instalados en Montreal en los
tres periodos especificados en el numeral anterior.
Tabla 2
Causas de la emigración de mexicanos hacia Montreal
Periodo
Años
Causas/motivos
Perfil de los inmigrantes
Primero
Decenio de
1970
• Casamientos
• Inversiones
• Sobre todo mujeres que
establecieron relaciones con
canadienses en la Exposición
Universal de 1967.
Segundo 1980-2000 • Falta de trabajo
• Crisis provocada por la
desvaluación del peso mexica-
no en 1984
• Estudios de maestría y de
doctorado
• Profesionales solteros.
• Primeros casos de solicitud
de asilo.
Tercero
A partir del
año 2000
• Violencia (familiar, sexual, etc.)
• Falta de trabajo
• Bajos salarios
• Deseo de aumentar los ingresos
• Aspiración a un mejor nivel de
vida
• Estudios de maestría y de
doctorado
• Diversos tipos.
• Aumento de las solicitaciones
de asilo.
• Profesionales.
Fuente: elaboración propia a partir de entrevistas (2010-2012).
13
Economía, Sociedad y Territorio, vol. xVII, núm. 53, 2017, 1-33
3.3. Lugares de origen y lugares de instalación
Los lugares de procedencia de los meXicanos instalados en Montreal se
diversificaron después del 2000, en la medida en que el flujo migratorio
se intensificaba. La ciudad de MéXico y los estados de Puebla y ±eracruz
sobresalían como los lugares tradicionales de emigración. En la actualidad,
los inmigrantes meXicanos establecidos en Montreal provienen de lugares
diversos, entre los que destacan Durango, Guerrero, Hidalgo, Michoacán,
Morelos, Nuevo León, OaXaca, San Luis Potosí y Tamaulipas.
Con respecto a la instalación de los inmigrantes meXicanos en Mon-
treal, su residencia es dispersa, en opinión de las personas entrevistadas.
Este punto de vista coincide con la opinión de una institución de acogi-
da a los inmigrantes. Los inmigrantes meXicanos se distribuyen en diver-
sas zonas de Montreal, sin tener reagrupamientos geográficos específicos.
3.4. El marco organizacional de los mexicanos en Montreal
Un aspecto importante en el análisis de una comunidad es el de las orga-
nizaciones que la estructuran. Diversos tipos de organización tienden a
jugar este papel en el caso de los inmigrantes meXicanos en Montreal.
3.4.1. Organizaciones mexicanas en Montreal
EXisten dos organizaciones que ofrecen consejería a los meXicanos en su
proceso de integración a la colectividad de Montreal. Estos dos organismos
son Comunidad MeXicana de Quebec (ComeXqc) y Casa Cafi. ComeXqc
surgió de una iniciativa de un grupo de mujeres, venidas en su mayoría
en los años 1970. ²nicialmente operó bajo el nombre de Asociación
MeXicana de Canadá. Su finalidad es compartir información concernien-
te al acceso a los programas de ayuda gubernamental, a la adaptación al
medio de acogida y a la educación de los niños. A partir del 2005, la
asociación adquirió su nombre actual.
En cuanto a Casa Cafi, se trata de un centro de integración de los in-
migrantes, creado en 1989 por mujeres meXicanas bajo el nombre de
Cen-
tro de Desarrollo Social y Cultural MeXicano. Su finalidad era la de
brindar información relacionada con la integración a la sociedad de aco-
gida a los meXicanos que desconocían el inglés y el francés. ²nicialmente,
los beneficiarios de estos servicios eran los trabajadores agrícolas. Esta
asociación desarrolla y promueve diversas actividades culturales y juega un
rol de consejero a nivel de la integración de los inmigrantes en la sociedad
de acogida.
14
Klein, J. L. y M. Aranzazu: Los Mexicanos en Montreal.
..
Además, en 2003 se creó en internet una red llamada Mexicanos in-
migrantes y emigrados a Quebec, con el fin de hacer compartir la infor-
mación sobre el proceso de inmigración y la obtención de la residencia
permanente en Canadá. El primer encuentro del grupo se realizó en la
ciudad de México en 2004, donde se reunieron veinte personas que co-
menzaron una fase de intercambio de información acerca del proceso de
la futura instalación en Montreal.
Los temas giraban alrededor de comentarios sobre el costo de vida en
Montreal, opciones de empleo, entre otros. La información compartida
en los encuentros virtuales giraba alrededor de recomendaciones sobre el
aprendizaje del francés, los recursos económicos necesarios para asegurar
el sostenimiento durante los meses dedicados a la búsqueda de empleo e
informaciones sobre la cultura quebequense específicamente.
Actualmente, la red actúa con el nombre “Aquí decidimos vivir”,
aunque comúnmente los inmigrantes se refieren a ella como Foro Méxi-
co-Quebec. Pertenecen a la red aspirantes a la migración y personas ya
inmigradas. Los aspirantes, que esperan la visa en México, se reúnen
mensualmente. En Montreal sus miembros se congregan regularmente
en un restaurante mexicano; el contacto por internet les permite mantener
los lazos entre los integrantes, poniendo de manifiesto la importancia de
la comunicación virtual entre los inmigrantes. Al respecto, una líder del
grupo comenta:
“[…] yo me vine, pero siguieron reuniéndose en México cada mes, cada mes […]
entonces compartimos información, reforzamos los lazos y yo digo: quiero coo-
perar, quiero que tu grupo sepa que aquí hay un lugar donde pueden llegar. Todo
se hace vía internet, entonces realmente yo te puedo decir, el 80% de la funcio-
nalidad de este grupo es vía internet, sin internet no podríamos llegar a este en-
cuentro.” (Entrevista personal, 26 de febrero de 2011).
Por otra parte, un grupo de profesionales de origen mexicano tuvo la
iniciativa de crear en Montreal una asociación ligada a la red Comunidad
de Egresados del Instituto Tecnológico de Monterrey (Exatec). Esta red
tiene representaciones en varios países, su objetivo es crear puentes de
información entre los egresados y facilitar intercambios académicos y
de información.
4
La seccional de Montreal fue creada en 2005 por inicia-
tiva de cinco egresados y en 2011 ya contaba con 150 asociados. Sus ac-
ciones buscan la integración de los egresados, la realización de proyectos
académicos y la realización de proyectos sociales. Esta última acción la
realizan en colaboración con el consulado de México. Exatec ha establecido
acuerdos con la Universidad de McGill y con el centro universitario HEC-
4
En Canadá existen tres asociaciones: Exatec Toronto, Exatec Vancouver y Exatec Montreal.
15
Economía, Sociedad y Territorio, vol. xVII, núm. 53, 2017, 1-33
Montreal donde se ofrece un programa académico trilingüe en inglés,
francés y español en el dominio de la administración.
Con respecto a la ayuda a los solicitantes de asilo, dos grupos han sido
creados con este fin específico: el primero es Dignidad Migrante, un
colectivo de trabajadores cuyo objetivo es denunciar las irregularidades
cometidas por algunas agencias de empleo, en relación con las condicio-
nes de trabajo y el pago de salarios. La iniciativa surgió en 2009, luego
de una reunión a la que asistieron cuarenta personas. Lo anterior dio
lugar a la creación de redes de solidaridad con el fin de sensibilizar a los
trabajadores respecto a la defensa de sus derechos y darles el apoyo moral
y material necesario, especialmente con aquellos a quienes les fue negada
su estadía en Canadá.
El segundo grupo se llama MeXicanos Unidos por la Regularización
(MUR). Este grupo surge a finales de 2011, con el fin de solicitar al go-
bierno de Canadá la puesta en marcha de un programa de regularización
del estatus de los meXicanos establecidos en Quebec. El movimiento
pretende llamar la atención con respecto a ciertos factores que afectan a
su comunidad, como la eXplotación de los trabajadores —especialmente
los indocumentados— el acceso a los servicios de salud y de educación y
solicitar el cese de las deportaciones y las eXpulsiones de meXicanos del
territorio canadiense. La tabla 3 muestra, a manera de resumen, las orga-
nizaciones de meXicanos encontradas en nuestro estudio, así como sus
años de creación y actividades principales.
Un aspecto importante en la comunidad de inmigrantes meXicanos
son los lugares de encuentro y de interrelación. Dos parroquias fueron
identificadas por los entrevistados como sitios de encuentro entre los
meXicanos: las parroquias Saint-Arsène y Notre-Dame-de-Guadalupe.
También se mencionaron a algunos restaurantes, Casa Cafi y al consula-
do de MéXico. Un responsable de una organización de inmigrantes nos
eXplicó:
“[…] recientemente encontramos un sitio (restaurante para nuestros encuentros).
Esta es la segunda vez que nos reunimos aquí y funciona, las personas comen lo
que ellas quieren, o sea la comida meXicana, y uno se encuentra en un ambiente
meXicano.” (Entrevista personal, 26 de febrero de 2011).
4. Iniciativas empresariales de los mexicanos en Montreal
Entre las iniciativas empresariales de los meXicanos establecidos en Mon-
treal, el sector de la restauración es el más importante. Más de una doce-
na de restaurantes creados por meXicanos ha abierto sus puertas durante
el último decenio, en su mayoría localizados alrededor de las calles Jean-
16
Klein, J. L. y M. Aranzazu: Los Mexicanos en Montreal.
..
Tabla 3
Organizaciones mexicanas en Montreal
Organismo
Año de creación
Tipo
Actividades
Comexqc
1976. Cierre en 1989,
reapertura en 2005
Asociación (Inicialmente Aso-
ciación Mexicana de Canadá)
• Consejo y apoyo en la integración. Preservación de la
cultura mexicana
Casa Cafi
1989
Centro de integración de inmi-
grantes
• Consejo y apoyo en la integración
• Actividades culturales
Aquí decidimos vivir2003 en México D.F.Red social (Internet)
• Información sobre la emigración a la provincia de Quebec
• Intercambio de experiencias de emigración
• Consejo y apoyo en la integración
Exatec Montreal
2005
Asociación
• Intercambio de información
• Intercambios académicos
Dignidad migrante
2009
Colectivo de trabajadores
• Ayuda mutua
• Defensa de derechos
• Apoyo
Mexicanos Unidos
por la Regularización
2011
Grupo de presión
• Apoyo a los inmigrantes indocumentados
• Sostén a los solicitantes de asilo
Fuente: elaboración propia a partir de entrevistas (2010-2012).
17
Economía, Sociedad y Territorio, vol. xVII, núm. 53, 2017, 1-33
Talon y Saint-Laurent. Entre otras, Casa maya y La tortilla veloz, fabri-
cantes de tortillas, y la Panadería meXicana, son iniciativas de inmigrantes
meXicanos. Otras iniciativas son llevadas a cabo en los sectores del aseo,
de las mudanzas, de la traducción, de las finanzas y de la música. Cabe
mencionar la empresa Mariachi Figueroa, muy conocida, la cual reúne a
tres generaciones de artistas de la misma familia, según los comentarios
hechos por las personas entrevistadas.
Es importante destacar el impacto de las empresas importadoras de
productos artesanales en las comunidades locales en MéXico, las cuales
tienen efectos sobre pequeñas comunidades de artesanos. Las más impor-
tantes son ±mportaciones San-Antonio, en el dominio de la artesanía,
Orígenes MéXico, dedicada a la importación de productos alimenticios y
Tequilart, empresa que promueve alcoholes de origen meXicano en la
provincia de Quebec. La primera comercializa artículos provenientes de
siete estados meXicanos: Guanajuato, Michoacán, Puebla, Guerrero,
OaXaca, Querétaro y del Estado de MéXico. También promueve artículos
provenientes de comunidades indígenas, como OaXaca, caracterizada por
una gran variedad de bordados y artesanías.
En Puebla, ±mportaciones San-Antonio ha establecido contacto con
los talleres La Colonia y San Juan de Aparicio, quienes practican el arte
de la fabricación de la talavera
5
, así como la importación de telas en lana
y cerámicas de Guanajuato. En cuanto a Orígenes MéXico, ésta importa
productos alimenticios, sobre todo innovadores producidos por pequeñas
empresas, y que no se encuentran habitualmente en los supermercados.
Tequilart, por su parte, importa el tequila proveniente de Jalisco, Nayarit,
Guanajuato, Durango y Chihuahua. El mezcal proviene de OaXaca y para
el futuro proyectan importar vino del Estado de Baja California.
5. La constitución de redes locales y globales
Se preguntó a los entrevistados acerca de los lazos establecidos con otros
inmigrantes de la misma nacionalidad y con su comunidad de origen.
Abordaremos primero los lazos entre meXicanos en Montreal y luego los
lazos establecidos con comunidades meXicanas en MéXico.
5.1. Relaciones con compatriotas en Montreal
Dos factores emergen como determinantes de este tipo de relaciones: el
medio de trabajo y el perfil socioeconómico de los inmigrantes. En lo que
5
La talavera es un tipo de cerámica de origen árabe introducida en MéXico durante la época
de julio del 2014.
18
Klein, J. L. y M. Aranzazu: Los Mexicanos en Montreal.
..
respecta al medio de trabajo, los profesionales y los empresarios consul-
tados afirman tener relaciones múltiples, con colegas o interlocutores de
diversos orígenes. No sienten la necesidad de establecer relaciones con
otros mexicanos para ampliar sus redes sociales:
“Mis amigos no son necesariamente mexicanos. Sí, yo tengo algunos, pero si lo
pongo en una balanza, yo tengo más amigos extranjeros que mexicanos” (Entre-
vista personal, 25 de enero de 2011) “Yo tengo amigos mexicanos, pero me
desenvuelvo más en una comunidad internacional”, agrega un representante de
una organización (Entrevista personal, 13 de octubre de 2010). “Yo no tengo
muchos amigos mexicanos”, concluye un empresario (Entrevista personal, 26 de
enero 2011).
En cuanto a los inmigrantes en situación precaria, sobre todo los so-
licitantes de asilo, estos tampoco tienen lazos fuertes con compatriotas.
Por una parte, sufren de una situación de aislamiento, y de otra, su esta-
tus los lleva a desconfiar de su entorno, sobre todo en los días recientes a
su llegada a Canadá. Los inmigrantes de esta categoría de entrevistados
nos plantearon que en los primeros meses de su llegada a Montreal les era
más fácil establecer relaciones con otros inmigrantes de diversos orígenes
en una situación similar a la por ellos experimentada que con compatrio-
tas mexicanos.
“Yo no tengo muchas oportunidades de salir. De hecho casi no salgo; yo salgo
únicamente a la escuela de ‘francización’. Ahorita yo me estoy relacionando más
pero con las personas de aquí, con griegos, argentinos pero realmente con los
mexicanos no” (Entrevista personal, 1 de febrero de 2011).
“[…] ahora empecé a implicarme más con la comunidad mexicana a raíz de que
nos pusimos como meta este año (2011) lograr tener una amnistía (de los ‘sin
papeles’) […] pero cuando yo llegué ¿Sabes quiénes eran mi comunidad? Los
chilenos. Yo me refugié con ellos, todos mis amigos eran chilenos” (Entrevista
personal, 23 de febrero de 2011).
El origen étnico en este caso no parece ser un factor que lleve a esta-
blecer relaciones fuertes. Es más bien la condición socioeconómica y el
proceso seguido en la migración los que juegan un papel preponderante.
Al respecto, un entrevistado afirma:
“[…] al mexicano le gusta saber con quién se reúne, sí, somos un animal clasista,
entonces como animal clasista no vas a querer reunirte en cualquier lugar con
cualquier mexicano nada más por el hecho de ser mexicano […], los residentes
permanentes quieren reunirse con residentes permanentes porque saben que las
19
Economía, Sociedad y Territorio, vol. xVII, núm. 53, 2017, 1-33
personas que vinieron con el mismo sistema de migración tuvieron los mismos
medios que ellos.” (Entrevista personal, 26 de febrero de 2011).
5.2. Lazos con los lugares de origen
Los inmigrantes meXicanos entrevistados nos indican que los lazos con el
lugar de origen se mantienen constantes, sobre todo con la familia. La
mayoría de los entrevistados se comunica de manera frecuente a través de
internet (Skype) y del teléfono. Los lazos con personas diferentes de la
familia son menos duraderos. Un profesional nos dice:
“Para mí es esencial comunicarme con mi familia. Mis hermanos, mis padres,
todos están allá; para mí es esencial llamarlos al menos una vez por semana”
(Entrevista personal, 26 de enero de 2011). Un empresario agrega: “Tú estás aquí,
pero tú no eres 100% de aquí; no olvidas tus raíces. Siempre estás en contacto
con tus amigos o con tu familia” (Entrevista personal, 26 de enero de 2011).
Hay que decir, sin embargo, que en algunos casos, sobre todo en el caso
de los refugiados, los inmigrantes deben suspender, al menos temporal-
mente, sus relaciones con sus parientes por razones de seguridad. Otros
lo hacen por razones de orgullo en la medida que el trabajo que ocupan
no corresponde al rango al cual estaban acostumbrados antes de emigrar.
Un entrevistado que trabaja como obrero justifica su silencio con respec-
to a sus parientes y amigos de la manera siguiente:
“Creo que en el fondo a mí me cuesta aceptar mi trabajo […] es una cuestión de
orgullo que no esté capacitada para decirles ¿Qué crees que hago aquí? estoy en
la fábrica. Como que me da pena” (Entrevista personal, 23 de febrero de 2011).
A pesar de los lazos familiares frecuentes, el envío de dinero de manera
individual hacia la familia o a personas cercanas a esta no constituye una
práctica generalizada entre las personas entrevistadas. Esto depende del
tiempo que llevan como inmigrantes y de sus recursos. Los inmigrantes
más recientes, es decir la gran mayoría, invierten sus ingresos en el pro-
ceso de inmigración y en su sostenimiento durante los primeros meses de
su instalación antes de conseguir un empleo. En el caso de los deman-
dantes de asilo, el grupo más desfavorecido, el trabajo precario y sus bajas
remuneraciones solamente les permiten cubrir los gastos de subsistencia.
Los envíos de dinero eXisten, pero son más bien puntuales y están reser-
vados a los profesionales, los empresarios y los que tienen un empleo
solvente.
En cuanto a iniciativas colectivas de apoyo a comunidades de origen,
también son poco numerosas. La más importante es la iniciativa Riego
±iejo, una iniciativa de ayuda por parte de inmigrantes empresarios a
20
Klein, J. L. y M. Aranzazu: Los Mexicanos en Montreal.
..
pequeños productores en México. Esta iniciativa se inscribe en el progra-
ma 3x1, creado por el gobierno mexicano con el fin de generar y facilitar
la ayuda de los mexicanos residentes en el extranjero hacia sus comuni-
dades de origen. Así, por cada dólar invertido por los inmigrantes, los
niveles de gobierno federal, provincial y municipal, invierten la misma
cantidad. A falta de recursos financieros suficientes destinados al desarro-
llo de proyectos en las municipalidades, los inmigrantes pueden solicitar
créditos a diferentes entidades gubernamentales como Sedesol (Secretaría
de Desarrollo Social) o la Sagarpa (Secretaría de Agricultura, Ganadería,
Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación), con el fin de poner en práctica
diversas iniciativas. En sus inicios, esta práctica fue llevada a cabo con
inmigrantes establecidos en los Estados Unidos. Recientemente, esta
práctica se ha puesto en marcha en Canadá.
El club Riego Viejo, creado en el 2009, fue la primera experiencia del
programa 3x1, en Montreal. La idea fue concebida por una familia inmi-
grante procedente de San Alfonso, un pequeño pueblo de 100 habitantes,
en su mayoría campesinos, perteneciente al municipio de Aquixtla situado
en el norte del Estado de Puebla. El proyecto se inició con el cultivo de
tomates en viveros, los cuales son comercializados en la Central de abas-
tos de México.
Esta iniciativa da empleo a 15 trabajadores, una cifra considerable por
el tamaño de la población de San Alfonso y además estratégica, debido a
la conservación de las actividades agrícolas del lugar. En el momento este
grupo planifica la obtención de recursos para la construcción de un cen-
tro de almacenamiento de tomates en alianza con la Financiera Rural,
organismo de apoyo financiero a proyectos rurales en México.
En Montreal, el club está conformado por diez integrantes, y en San
Alfonso por cuatro. El club fue inscrito en el consulado de México en
Montreal en 2009. En San Alfonso, sus integrantes se organizaron en forma
de asociación y están inscritos en la Sedesol. El club es financiado por los
integrantes del club de Montreal, $1000 son enviados mensual, bimensual
o trimestralmente, a través de depósito en cuentas bancarias de los inte-
grantes de San Alfonso, por medio de transferencias de dinero o a través
de amigos.
Los afiliados de Montreal se encargan de ejecutar las diligencias de
gestión y los miembros de San Alfonso de la ejecución del proyecto; “para
el futuro se proyecta la puesta en marcha de un proyecto eco-turístico”
(entrevista personal, 2 de febrero de 2012).
21
Economía, Sociedad y Territorio, vol. xVII, núm. 53, 2017, 1-33
6. La identidad de los inmigrantes mexicanos en Montreal
EXiste consenso entre los entrevistados en que los inmigrantes del país
azteca instalados en Montreal conservan su identidad meXicana, incluso
en el caso de los asilados. Conservan sus tradiciones, su lengua y sus há-
bitos alimenticios. La amplia mayoría habla español en su casa y conser-
van sus hábitos de cocina. Al respecto, un entrevistado nos dice:
“Yo compro un paquete de diez kilos de harina, la manteca me la regalan, enton-
ces con los diez kilos de harina les hago mis tortillas de harina a mis hijos, les
mando sus burritos en las mañanas, sus quesadillas, los frijoles, la salsita, pero la
comida meXicana la tienen todos los días” (Entrevista personal, 1 de febrero de
2011).
6.1. Hitos en la preservación de los hábitos y costumbres
En esta materia, las celebraciones religiosas y patrióticas desempeñan un
papel importante. Por ejemplo, la celebración del 15 de septiembre se
realiza cada año en un parque importante de Montreal con asistencia
promedio de 2500 meXicanos. Es el cónsul quien da el grito de la inde-
pendencia. Para muchos, este es un momento emocionante, como lo
afirma un inmigrante que lleva 32 años residiendo en Montreal:
“Yo, cuando el señor cónsul da el grito y cuando escucho el himno nacional […]
ándele, se me pone la piel de gallina a pesar de todos estos años y se me salen dos
lagrimitas o tres, sí todavía. Y a mis hijos también, y ellos nacieron aquí” (Entre-
vista personal, 4 de febrero de 2011).
Y otro, que lleva 26 años, dice:
“El 15 de septiembre nosotros los meXicanos nos reunimos para celebrar la
fiesta de nuestro país, para honrar nuestra bandera y nuestro himno nacional,
para gritar ±iva MéXico, así no entendamos mucho qué pasó con la revolución
y la independencia, eso no importa; lo importante es que somos meXicanos […]”
(Entrevista personal, 13 de octubre de 2010).
También hay que señalar la fiesta de la virgen de Guadalupe, la cual
se realiza en la parroquia que lleva su nombre.
Estas celebraciones también influyen en la transferencia de las tradi-
ciones meXicanas a los hijos, los cuales, en muchos casos, han nacido en
Montreal:
“Cuando mis hijos nacieron, eXplica un empresario entrevistado, ahí fue cuando
más yo me di cuenta que estaba muy alejado de todo lo que es la comunidad
[meXicana], de todo lo que es mi cultura […], entonces ahora que nacen mis
22
Klein, J. L. y M. Aranzazu: Los Mexicanos en Montreal.
..
hijas yo descubrí que para mí es muy importante heredarles mi cultura que es el
único bien no tangible que tiene más valor. Además, yo les compro vestidos típi-
cos mexicanos, las llevo a la celebración de la independencia mexicana y yo les
compro música en español” (Entrevista personal, 28 de enero de 2011).
6.2. La participación en la vida política
En lo que respecta a la implicación de los inmigrantes mexicanos en la
vida política, los entrevistados afirman que no participan en ningún
grupo o partido ni en México ni en Canadá.
6
Algunos participan en las
elecciones en calidad de ciudadanos de ambos países. Sin embargo, en
general, los entrevistados dicen tener poco interés tanto por la política
local como por la política en México:
“[…] No me atrae mucho [la actualidad política], en México tampoco. Uno se
entera de las noticias y uno comprende más o menos lo que pasa, pero no me
implico, no reflexiono, no voy al detalle” (Entrevista personal, 8 de febrero de
2011).
6.3. El desarrollo de una identidad hibrida: “ni de aquí, ni de allá…”
A pesar de este apego a las costumbres mexicanas, la mayoría de los en-
trevistados viven su identidad en una cierta tensión. Algunos nos dicen
que viven la sensación de no ser ni de México, ni de Canadá, “ni de aquí,
ni de allá” (Entrevista personal, 4 de abril de 2011).
Un empresario afirma que no se siente ni canadiense, ni mexicano:
“[…] en mi interior yo puedo decirte que soy 100% mexicano, y al exterior,
aquí, yo me siento canadiense porque yo participo, porque hago lo que la socie-
dad me demanda” (Entrevista personal, 26 de enero de 2011).
Y otro empresario agrega:
“[…] nosotros tenemos a veces ese conflicto, nos preguntamos ¿A qué lugar
pertenezco? ¿Soy canadiense? ¿Soy quebequense? Estamos entonces en una espe-
cie de conflicto” (Entrevista personal, 26 de enero de 2011).
Esto hace que muchos no consideren la idea de reinstalarse en Méxi-
co, a pesar del apego que tienen con respecto al terruño mexicano y a sus
tradiciones, como lo muestran las citaciones siguientes:
6
Esta información hay que tomarla con precaución. Algunos entrevistados manifestaban un
cierto recelo y una cierta desconfianza al responder a esta pregunta.
23
Economía, Sociedad y Territorio, vol. xVII, núm. 53, 2017, 1-33
“A veces yo digo: yo quisiera estar más tiempo [en MéXico] […] pero me doy
cuenta que ya no puedo integrarme completamente a lo que fue […]” (Entrevis-
ta personal, 2 de febrero de 2011).
“Es muy difícil, muy difícil porque cuando yo voy a MéXico, yo me siento eX-
tranjero […] Yo voy a ser meXicano siempre, seguro, pero yo ya me integré aquí
[…]” (Entrevista personal, 4 de abril de 2011).
Cabe preguntarse en qué medida esta identidad compartida, que se
basa en la adhesión a un pasado meXicano y a la vida actual en la ciudad
de Montreal, influye en la integración de los inmigrantes meXicanos en
la sociedad montrealesa. Es lo que trataremos en la sección siguiente.
7. Integración de los mexicanos en la colectividad montrealesa
Partamos del hecho que tal integración no ha tenido lugar. Lo anterior
está motivado, por un lado, por las dificultades y las trabas en términos
de reconocimiento profesional, y por otro lado, por el apego que los
meXicanos sienten con respecto a su país de origen. Se les pidió a los
entrevistados que se refirieran a su nivel de integración. Todos afirman
que una integración total es imposible. Uno de los que se autorreconoce
como más integrado, afirma:
“Yo trabajo por esto [lograr la integración], trabajo a todos los niveles, perfeccio-
nando la lengua, conociendo la cultura, comprendiendo al pueblo quebequense,
pero conservo mi identidad” (Entrevista personal, 26 de enero de 2011).
Y uno de los que se consideran menos integrados dice:
“Puedes conocer la lengua, tener un trabajo, seguir estudios superiores, pero
siempre habrán otros que no cesarán jamás de considerarte como un eXtranjero”
(Entrevista personal, 23 de febrero de 2011).
Nuestros entrevistados subrayan las dificultades para integrarse social-
mente en la colectividad de Montreal. Hay consenso acerca de la impor-
tancia del dominio de la lengua francesa, lo que causa ciertas dificultades:
“[…] es difícil [la integración], sobre todo cuando uno no habla la lengua.”
(Entrevista personal, 8 de febrero de 2011). “Sí, yo me he integrado un poco,
pero me falta el aspecto de la lengua, eso me inhibe mucho” (Entrevista personal,
1 de febrero de 2011).
Algunos entrevistados señalan que la integración es difícil a causa de
que la información, dada por las autoridades canadienses y por diversas
agencias en el territorio de origen, no corresponde con la realidad que se
24
Klein, J. L. y M. Aranzazu: Los Mexicanos en Montreal.
..
encuentra en la sociedad de acogida. Esto es particularmente importante
en lo que respecta al reconocimiento de los estudios y de los títulos pro-
fesionales.
8. Los mexicanos en Montreal: una comunidad en gestación
Según la apreciación de los entrevistados, los mexicanos en Montreal no
constituyen aún una comunidad organizada. Para la mayoría, las relacio-
nes y las redes entre ellos se estructuran en función del periodo migra-
torio y del estatus social y jurídico (tabla 4). Los inmigrantes instalados
entre 1970 y 1980 tienen pocas relaciones con los que llegaron en 2000.
Un empresario expresa lo siguiente:
“Yo creo que los mexicanos son solidarios, pero no están organizados, hay varios
grupos aislados sin comunicación entre ellos. Falta mucha organización” (Entre-
vista personal, 13 de octubre de 2011).
Un hecho interesante de destacar, es que si los empresarios muestran
una tendencia a la asociación entre mexicanos, los refugiados establecen
redes con personas de otras nacionalidades. Sin embargo, los entrevistados
manifiestan que existe un potencial de solidaridad, especialmente en
momentos de catástrofes naturales como la ocurrida en el sismo de 1985.
Al respecto, una entrevistada comenta:
“[…] cuando el temblor nosotros creamos un comité de ayuda con gente de aquí.
Logramos reunir 340,000 dólares que fueron enviados a México a través de
Desarrollo y Paz” (Entrevista personal, 4 de febrero de 2011).
Conclusiones
La falta de solidez en la comunidad mexicana de Montreal no es sorpren-
dente. Existe un potencial de solidaridad entre los inmigrantes mexicanos
que los conduce a movilizarse y poner en práctica iniciativas solidarias
con respecto a sus compatriotas en esta ciudad. Sin embargo, hasta el
momento no se puede hablar de una efectiva comunidad transnacional,
teniendo en cuenta el bajo nivel de desarrollo de sus lazos con respecto a
sus comunidades de origen y la incipiente organización institucional en
la metrópolis quebequense.
Los objetivos propuestos por este estudio fueron: la exploración de las
prácticas económicas, sociales, políticas y de identidad de los inmigrantes
de origen mexicano instalados en Montreal, y el estudio de las formas de
organización de esta comunidad, así como su aporte al desarrollo de las
comunidades de origen en México.
25
Economía, Sociedad y Territorio, vol. xVII, núm. 53, 2017, 1-33
Tabla 4
Percepción de los entrevistados acerca de la solidaridad en el seno de la colectividad mexicana en Montreal
Tipo de entrevistado
Percepción
Causa
Representantes de instituciones
oficiales y de organizaciones
Cohesión débil
Se eXpresa sobre todo en
momentos de catástrofes
• Emigración reciente
• Falta de liderazgo
• Prejuicios sociales
• Desconfianza, reflejo de prejuicios sociales de los meXicanos
• Aislamiento de aquellos que han sufrido antes de instalarse en
Montreal
• ±ndividualismo
Empresarios
Falta de organización
• Falta de liderazgo
• ±nstituciones débiles
• Falta de espíritu de cooperación
• Organización débil
• Fala de contacto entre los inmigrantes antiguos y recientes
Profesionales y trabajadores en
general
Poca solidaridad
• Prejuicios sociales
• Rivalidades
• Desconfianza
Refugiados
Solidaridad en construcción• Emigración reciente
• Desconfianza
• Fala de contacto entre los inmigrantes antiguos y recientes
• Emergencia de grupos de presión
Fuente: elaboración propia a partir de entrevistas (2010-2012).
26
Klein, J. L. y M. Aranzazu: Los Mexicanos en Montreal.
..
Con respecto a las prácticas económicas desarrolladas por los mexica-
nos, éstas corresponden principalmente al sector de la restauración. En
otras actividades se inscriben en la limpieza, las mudanzas, la traducción,
las finanzas y en el sector artístico. Respecto a la comercialización de
productos de origen mexicano, con el tiempo esta actividad ha venido
ganando importancia, aunque hasta el momento ha estado en manos de
empresarios de otros orígenes diferentes al mexicano y gran parte de estos
productos no son fabricados en México. Texas y Chicago en Estados
Unidos y Ontario en Canadá son centros de producción y comercializa-
ción de estos productos, por lo cual este ramo de la economía es poco
desarrollada directamente por los mexicanos.
Con respecto al desempeño de los mexicanos en Montreal, ellos se
encuentran en diversos sectores de la economía: las fábricas, el comercio
al detalle, el alojamiento y la restauración. Los profesionales se encuentran
en el sector de las ventas, finanzas, negocios y a nivel de la administración.
Las entrevistas evidenciaron la presencia de mexicanos en las fábricas, la
construcción y en fincas. Estas personas poseen diferentes niveles de
educación; algunos profesionales con diploma de maestría en México,
quienes prefieren realizar estos trabajos antes que retornar a su país, de-
bido a la inestabilidad, el desempleo y los bajos salarios.
En cuanto al nivel de integración de los mexicanos en la provincia de
Quebec y en Montreal —según las personas entrevistadas— aunque al-
gunos la consideran fuerte, la integración total no existe. El bajo nivel de
conocimiento de la lengua, sobre todo del francés, es una barrera para
insertarse en el mercado del trabajo. En relación con los solicitantes de
asilo, las largas esperas por las respuestas de parte del gobierno canadien-
se no les permite proseguir sus estudios o acceder a un empleo estable,
por lo tanto este grupo se ocupa en empleos precarios y son las personas
menos integradas a la sociedad de acogida.
Las acciones y gestos de solidaridad económica de los mexicanos ins-
talados en Montreal con sus comunidades en las localidades de origen son
frecuentes, aunque aún embrionarios. Sin embargo, algunas organizacio-
nes han creado redes con su comunidad de origen; es el caso del Club
Riego Viejo, el cual es gerenciado por inmigrantes provenientes de San
Alfonso (Estado de Puebla). Esta organización, inscrita en el programa
3x1 del gobierno mexicano, ha logrado poner en contacto a inmigrantes
establecidos en Montreal, con su comunidad de origen en México, con-
formando una práctica transnacional.
La migración mexicana a Montreal se considera reciente, por lo tanto
se halla en fase de construcción de un nuevo espacio de relaciones, por
consiguiente, los mexicanos instalados en Montreal pueden llegar a tener
un mayor impacto sobre sus comunidades en los lugares de origen en la
27
Economía, Sociedad y Territorio, vol. xVII, núm. 53, 2017, 1-33
medida en que ellos sean capaces de unir esfuerzos y de borrar diferencias
sociales. Hasta el momento, la mayoría de las iniciativas eXistentes movi-
lizan a personas con objetivos concretos que responden a situaciones
particulares y no se sustentan en la identidad meXicana propiamente dicha.
Finalmente, se constató que el sentimiento de identidad híbrida o
compartida de los inmigrantes entre los lugares de acogida y de origen,
una de las características esenciales del transnacionalismo, está presente
entre los inmigrantes meXicanos que se encuentra viviendo en Montreal.
EXiste un sentimiento de pertenencia a Montreal, pero se siguen consi-
derando meXicanos: es un sentimiento de no ser “ni de aquí ni de allá”.
Anexo 1
Lista de entrevistados
Grupo
Núm.
Persona / institución
Fecha
±nstituciones del
Gobierno MeXicano
en Montreal
1
Consulado General de MéXico en Montreal
21-7-2010
5
ProméXico (Montreal)
25-1-2011
15
TechBa. Technology Business Accelerator
11-2-2011
Organizaciones
2
ALAC. Association latino-américaine de
Côte-des-Neiges
27-7-2010
4
Église Notre-Dame-de-Guadalupe
03-11-2010
11
Chaire d’études sur le MeXique contempo-
rain, Université de Montréal
02-2-2011
3
Casa Cafi. Centre d’aide auX familles in-
migrantes
13-10-2010
12
ComeXqc. Communauté meXicaine du
Québec
04-2-2011
19
Aquí decidimos vivir
26-2-2011
20
Club Riego ²iejo
02-2-2012
Empresarios
7
Empresario 1. Restaurante
26-1-2011
9
Empresario 2. ±mportación de licores
28-1-2011
14
Empresario 3. ±mportación de productos
alimenticios
08-2-2011
17
Empresario 4. ±mportación de artesanías
22-2-2011
Profesionales
6
EXatec. Asociación de EXalumnos del
±nstituto Tecnológico de Monterrey
31-1-2011
8
Profesional 1 (Sector turismo)
26-1-2011
16
Professional 2 (Profesor)
12-2-2011
Refugiados
10
Refugiado 1
01-2-2011
18
Refugiado 2
23-2-2011
13
Dignidad Migrante (defensa de refugiados)
04-2-2011
28
Klein, J. L. y M. Aranzazu: Los Mexicanos en Montreal.
..
Fuentes consultadas
Ávila-Molero, Javier (2015), “Repensando la etnicidad y el transnacio-
nalismo desde el análisis de redes personales”,
REDES. Revista
hispana para el análisis de redes sociales
, 26 (2), Universidad Au-
tónoma de Barcelona y Universidad de Sevilla, <http://revistes.
uab.cat/redes/article/view/v26-n2-avila/585-pdf-es>, 23 de di-
ciembre de 2015.
Aranzazu, Mauricio (2013), “Pratiques économiques et socio-culturelles
des mexicains à montréal: une étude exploratoire de l’espace
transnational Mexique-Montréal”, tesis de maestría en Geografía,
Université du Québec à Montréal, Montréal.
Badie, Bertrand (1995),
La fin des territoires
, Fayard, Paris.
Benko, Georges y Alain Lipietz (eds.) (1992),
Les régions qui gagnent
districts et réseaux: les nouveaux paradigmes de la géographie
économique, PUF, Paris.
Blanco, Cristina (2007), “Transnacionalismo. Emergencia y fundamentos
de una nueva perspectiva migratoria”,
Papers Revista de Sociología,
85, Universidad Autónoma de Barcelona,
Barcelona, pp. 13-29,
94201>, 1 de agosto de 2014.
Bruneau, Michel (2004),
Diasporas et espaces transnationaux
, Anthropos,
Paris.
Bruneau, Michel (2009), “Communauté transnationale”,
Hypergeo
,
2010.
Burgueño, Karla (2005), “La migración mexicana en Québec”,
Revista
Mexicana de Estudios Canadienses,
núm. 9, Asociación mexicana
de estudios sobre Canadá, Culiacán, pp. 95-113. http://redalyc.
uaemex.mx/src/inicio/ArtPdfRed.jsp?iCve=73900906. 11 de
febrero de 2010.
Cabezas, Rhina Marlene (2012), “Transnacionalismo y modelos de co-
desarrollo: impacto en el desarrollo local de las comunidades de
origen. Estudio de caso: El Salvador y Colombia”, tesis doctoral,
29
Economía, Sociedad y Territorio, vol. xVII, núm. 53, 2017, 1-33
Facultad de Ciencias Políticas y Sociología, Universidad Com-
plutense de Madrid, Madrid.
Canales, Alejandro y Christian Zlolniski (2001), “Comunidades trans-
nacionales y migración en la era de la globalización”,
Revista
Notas de Población
, núm. 73, CEPAL-CELADE, Santiago de
Chile, <file:///C:/Users/carlos/Downloads/NP01073_es%20(1).
pdf>, 31 de julio 2014.
Castells, Manuel (2001),
La galaxie Internet
, Faiyard, Paris.
Castells, Manuel (ed.) (2004),
Te network society
, Edward Elgar, Londres.
Delgado, Raúl y Oscar Mañán (2005), “Migración MéXico-Estados Uni-
dos e integración económica”,
Política y Cultura,
núm. 23,
Universidad Autónoma Metropolitana, MéXico, pp. 9-23.
Enríquez-Rosas Rocío (2000), “Redes sociales y pobreza: mitos y reali-
dades”,
Revista de estudios de género. La Ventana
, núm. 11,
Universidad de Guadalajara, Guadalajara, MéXico, pp. 36-72.
Faist, ±omas (2013), “Ahora todos somos transnacionales: relevancia
de la transnacionalidad para comprender las inequidades socia-
les”,
Migración y Desarrollo
, 11 (20), Red ²nternacional de
Migración y Desarrollo, Zacatecas, MéXico, pp. 67-105, <http://
www.redalyc.org/articulo.oa?id=66028343004>, 20 de diciem-
bre de 2015.
Faist, ±omas (2000), “Transnationalization in international migration:
implications for the study of citizenship and culture”,
Ethnie and
Racial Studies
, 23 (2), Taylor and Francis Online, pp. 189-222,
18 de diciembre de 2011.
Falciglia, Sophie (2013), “Les travailleurs agricoles meXicains saisonniers
au Québec: le contrat de travail comme facteur d’eXclusion et
d’inégalités”, tesis de maestría en Geografía, Université du Qué-
bec à Montréal, Montréal.
Faret, Laurent (2003),
Les territoires de la mobilité. Migration et commu-
nautés transnationales entre le Mexique et les États-Unis,
CNRS
Éditions, Paris.
30
Klein, J. L. y M. Aranzazu: Los Mexicanos en Montreal.
..
García de La Torre, Consuelo (2011), “Initiatives sociales au Mexique, le
cas de Construmex”, conferencia dictada en el marco del Semi-
nario Iniciativas locales y modelos de gobernanza: miradas cru-
zadas
,
Centre de recherche sur les innovations sociales CRISES,
Montréal, 3 de noviembre de 2011.
Garduño, Everardo (2003), “Antropología de la frontera, la migración y
los procesos transnacionales”,
Frontera Norte
, 15 (30), El Colegio
de la Frontera Norte, Tijuana, pp. 65-89.
Glick-Schiller, Nina, Linda Basch y Christina Blanc-Szanton (1992),
“Towards a definition of transnationalism. Introductory remarks
and research questions”, en Nina Glick-Schiller, Lina Basch y
Christina Blanc-Szanton (eds.)
Towards a transnational perspecti-
ve on migration: race, class, ethnicity and nationalism reconsidered
,
New York Academy of Sciences, New York, pp. 1-24.
Hiernaux-Nicolas, Daniel (1999),
Los senderos del cambio
, Plaza y Valdés
Editores, México.
Huang, Ping (2013), “La solidarité numérique: réponse locale à l’exclusion
et redéfinition des stratégies de développement en matière de
TIC”, tesis de doctorado en Estudios Urbanos, Université du
Québec à Montréal, Montréal.
Kastoryano, Riva (2000), “Immigration, communautés transnationales
et citoyenneté”,
Revue Internationale des Sciences Sociales
, núm.
165,
Éditions
érès, Toulouse, pp. 353-359.
Klein, Juan Luis (2016), “La mondialisation. De l’État-nation à l’espace
monde”, en Juan-Luis Klein y Frédéric Lasserre (dirs.),
Le monde
dans tous ses
États.
Une aproche géographique
, Presses de l’Université
du Québec, Québec, pp. 51-74.
Klein, Juan Luis (2014), “Innovation sociale et développement territorial”,
en Juan-Luis Klein, Jean-Louis Laville y Frank Moulaert (eds.),
L’innovation sociale
, Érès, Toulouse, pp.115-139
Klein, Juan Luis (2006), “Geografía y desarrollo local”, en Daniel Hier-
naux-Nicolas y Alicia Lindon (eds.),
Tratado de Geografía Huma-
na
, Anthropos, Barcelona, pp. 303-319.
31
Economía, Sociedad y Territorio, vol. xVII, núm. 53, 2017, 1-33
Klein, Juan Luis (2005), “±niciativa local y desarrollo”,
EURE
, 21 ²94),
Pontificia Universidad Católica de Chile, Santiago de Chile,
pp. 25-39
Klein, Juan Luis ²1997), “L’espace local à l’heure de la globalisation: la
part de la mobilisation sociale”,
Cahiers de géographie du Québec
,
41 ²114), Université Laval, Quebec, pp. 367-377.
Kniffki, Johannes ²2013), “Transnacionalidad y comunidad: un enfoque
construccionista y discursivo”,
Espacios transnacionales
, núm. 1,
Red Latinoamericana-Europea de Trabajo Comunitario Transna-
bre de 2015.
LacroiX, ³omas ²2003), “Espace transnational et territoire. Les réseauX
marocains du développement”,
tesis de doctorado, Departamen-
to de geografía, Université de Poitiers, Poitiers.
Lambert, Dominique ²2015), “Établissement d’une communauté chi-
noise à Brossard en banlieue montréalaise: le rôle des agents
immobiliers
”,
tesis de maestría en geografía, Université du Qué-
bec à Montréal, Montréal.
Martiniello, Marco ²2007), “Transnationalisme et immigration”,
Écarts
d’identité
, 2 ²111), Université de Liège, Liège, pp. 76-79.
Moctezuma, Miguel ²2008), “Transnacionalidad y transnacionalismo”,
Papeles de Población
, 57 ²14), Universidad Autónoma del Estado
de MéXico, Toluca, pp. 39-64, <http://www.redalyc.org/articulo.
da?id=11205702>, 23 de diciembre de 2015.
Moctezuma, Miguel ²2002), “Los inmigrantes meXicanos en los Estados
Unidos y la inversión productiva en MéXico”,
Migraciones In-
ternacionales,
1 ²002) Colegio de la Frontera Norte, Tijuana,
pp. 149-162.
Narváez-Gutiérrez, Juan Carlos ²2007),
Ruta transnacional: a San Salva-
dor por los Ángeles. Espacio de interacción juvenil en un contexto
migratorio
, Miguel Ángel Porrua-UAZ-±nstituto MeXicano de la
Juventud, MéXico.
32
Klein, J. L. y M. Aranzazu: Los Mexicanos en Montreal.
..
Pedraza, Joel y Edith Cortés (2012), “‘El myespace lo trajeron del norte.’
Redes sociales y migración: formación de comunidades transna-
cionales virtuales”,
Virtualis
, 3 (6), Instituto Tecnológico y de
Estudios Superiores de Monterrey, <http://aplicaciones.ccm.
itesm.mx/virtualis>, 26 de diciembre de 2015.
Portes, Alejandro (2004),
El desarrollo futuro de América Latina. Neolibe-
ralismo, clases sociales y transnacionalismo,
ILSA, Bogotá, Colom-
vs07-06.pdf>, 6 de diciembre de 2011.
Roldán, Ana Isabel (2009), “Migración juvenil en Latinoamérica y el
Caribe”, Organización de los Estados Americanos-Young Ameri-
HIST_09/CP23079S04.doc>, 25 de enero 2010.
Rottenbenger-Kwok, Kim (2007), “L’économie transnationale des immi-
grants chinois en Autriche”, en Laurence Roulleau-Berger (ed.),
Nouvelles migrations chinoises
, Université de Vienne, Vienne,
pp. 141-155.
Sassen, Saskia (2007),
A sociology of globalization
, WW Norton, New
York.
Smith, Michel y Luis Guarnizo (eds.) (1998),
Transnationalism from below
.
Transaction Publishers, New Brunswick.
Statistique Canada (2011),
Enquête nationale auprès des ménages de 2011:
Tableaux de données
, <http://www12.statcan.ca/>, 21 de julio de
2014.
Swyngedouw, Erik (1997), “Neither global nor local: Glocalization and
the politics of scale”, en Kevin R. Cox (ed.),
Spaces of globalization
,
±e Guilford Press, New York, pp. 137-166.
Recibido
: 13 de abril de 2015.
Corregido
: 17 de diciembre de 2015.
Aceptado
: 3 de febrero de 2016.
33
Economía, Sociedad y Territorio, vol. xVII, núm. 53, 2017, 1-33
Juan Luis Klein
. Chileno-Canadiense. Ph.D en geografía por la Univer-
sidad Laval; es profesor titular del departamento de geografía y director
del Centro de ±nvestigación sobre las ±nnovaciones Sociales (Centre de
Recherche sur les ±nnovations Sociales). Entre sus publicaciones destacan,
en coautoría: (ed.)
L’innovation locale à l’épreuve du global : un défi pour
les acteurs
, Presses de l’Université du Québec, Québec (2016);
L’innovation
sociale
, Érès, Toulouse (2014);
Vers une nouvelle géographie économique,
Presses de l’Université du Québec, Québec (2014).
Mauricio Aranzazu
. Colombiano-Canadiense. Magister en geografía, Uni-
versité du Québec à Montréal.
Actualmente trabaja para la Dirección
General de Ordenamiento Ambiental Territorial del Ministerio de Am-
biente y Desarrollo Sostenible de Colombia. Anteriormente fue profesor
del Departamento de Historia y Geografía de la Universidad de Caldas en
Manizales, Colombia, del 2002 al 2008, y asistente de investigación en el
Centro de ±nvestigación sobre las ±nnovaciones Sociales (Centre de recher-
che sur les innovations sociales. Entre sus publicaciones destacan: “Pratiques
économiques et socio-culturelles des MeXicains à Montréal: une étude
eXploratoire de l’espace transnational MeXique-Montréal”, tesis de maestría
en geografía, Universidad de Québec en Montréal, Montréal (2013).
logo_pie_uaemex.mx