Artículo en PDF
Cómo citar el artículo
Número completo
Más información del artículo
Página de la revista en redalyc.org
Sistema de Información Científica
Red de Revistas Científicas de América Latina y el Caribe, España y Portugal
PENETRACIÓN ALFANA: EROTISMO, LITERATURA Y VIOLENCIA
Alejandra Sánchez Velázquez
1
Resumen
El erotismo como expresión simultánea de dos anhelos: la generación de vida y la muerte.
La obra de Nellie Campobello, Laura Valenzuela, Gioconda Belli y Julia Álvarez. Erotism
as the simultaneous expression of two desires: the generation of life and death. The work of
Nellie Campobello, Laura Valenzuela, Gioconda belli y Julia Alvarez.
“Y lentamente, empecé a resucitar de entre los muertos
¿Qué me devolvió la vida? No fue Dios, no, señor.
Fue Pedrito cuya pena era tan muda como un animal.
Puse a mi lado mi propio dolor para salvarlo a él del suyo.
Todas las noches le daba mi leche, como si fuere el hijo
que perdí y después dejaba que hiciera cosas que jamás
le había permitido antes
-Ven acá, mi amor- susurraba para orientarlo a través
del dormitorio a oscuras (…)Entonces era yo quien
se subía al caballo, montándolo con ímpetu y velocidad
hasta alejarme…”
Julia Álvarez, En el tiempo de las mariposas, 1994
Siento mis dedos helados golpetear las teclas a trompicones (tc, tc, tc) botones de una
camisa ajustada a un pecho deseado, a poros abiertos: es el exquisito vértigo, como el
anuncio de un beso entre las piernas que cala hasta el ombligo; esos besos que comienzan
en mi alma el
vibrato
de una guitarra: hábiles manos ¿Alegro ma non tropo? No, allegro,
allegro, contundente. Es como entrar en el ritmo lento de un tiempo sin prisa, tiempo
suspendido en el que no pienso en la violencia del Norte, del Centro, de todo el país, en las
muertas con los senos desgarrados, en los decapitados que florecen a cada día en los
titulares, mientras yo dormía. Pero si pienso, de hecho los pienso más. Y mi deseo de
escribir no arremete, incrementa. Deseo inocente en verdad, creer que podré hacer algo ante
semejante violencia, algo para detener este “tiempo de paz” centenaria que celebra mi
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
El otro calentamiento global
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
México, indiferente ¿Qué realidad puede llegar a la vida, mediada por placenteros devaneos
con la página, desde la ficción? Pulsan las preguntas en el cursor interrogante.
Pero hoy no venía a hablar de mis deseos, aunque no pueda evitarlo. Venía a hablar del
erotismo como expresión simultánea de dos anhelos: la generación de vida y la fusión de
seres humanos en el único lugar que puede acabarse la separatividad: en la muerte,
situación alcanzada sólo por instantes. Quiero hablar de cuando el erotismo encuentra su
expresión máxima en el acto creativo. En este sentido, la literatura, cuando es ejercida
como forma de vencer a la muerte (con lujo de violencia) es el acto erótico por excelencia.
Me propongo argumentar a favor de estas ideas, tomando como ejemplo obras de Nellie
Campobello, Laura Valenzuela, Gioconda Belli y Julia Álvarez, especialmente cuando
erotismo, vida y muerte violenta, se cruzan por sus páginas, irradiadas todas por sucesos
históricos que mostraron la degradación a la que pueden llegar los humanos en pugna.
Pero primero debemos de llegar a ciertos acuerdos. El erotismo es, en nuestros días, un
activo circulante en todos los mensajes a inconcebibles niveles del discurso social. Sin
embargo, teorizar sobre él sigue siendo difícil. Se reconoce sobre todo como un concepto
polisémico, sino es que llanamente vago.
Aquí yo me limito a usarlo en el sentido dado
por Bataille (1957) como la cualidad de erótico que se atribuye a la relación sexual que no
contempla como fin único, la reproducción. Erotismo es entonces una dialéctica corporal y
de los sentidos con un
partenaire
donde, embebidos en la pasión, se han olvidado en el acto
erótico no solo de los fines de la procreación, como dijera Bataille, sino de sí mismos.
Perdidos en la búsqueda de franquear la sensación de soledad inherente a todo ser humano:
la sensación de que sin importar cuán íntima y cercana sea la pareja, jamás dejara de ser “el
otro”. Erotismo es volver continuidad lo discontinuo en la fusión total. Es una experiencia
cercana a la muerte, pues el deseo sería morir con el otro, fusionados en un territorio
desconocido, sólo descrito en temas sagrados y religiosos (Fernández, 2008)
Desde este concepto, contemplar la gestación como acto erótico podría resultar un
contrasentido.
Esta
es
una
paradoja
que
sólo
puede
ser
zanjada
desde
el
arte,
específicamente desde la literatura ¿Por qué? Porque como nos diría Octavio Paz (1993) es
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
El otro calentamiento global
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
en la literatura donde el lenguaje desvía su cauce comunicativo, del mismo modo que la
relación sexual se desvía de la procreación, para convertirse en erotismo.
En esta
reorientación (de los caminos obvio), se trascienden los objetos, se camina en el terreno de
las imágenes. Erotismo y literatura buscan entonces la misma diana: escapar al tiempo.
Si
escribir es vencer a la muerte y al tiempo (convirtiéndose en una memoria) aunque sea por
el instante en que el lector y autor implícito dialogan, buscan fundirse, sumamos todas las
características de un acto erótico.
Y hemos mencionado todas sus características, menos una, que es el ingrediente principal:
el placer ¿Es la escritura un acto placentero? Erna Peiffer (1995) realizó en los noventas
una investigación al respecto entre varias de las literatas más destacas en ese momento: Inés
Arredondo, Carmen Boullosa, Julieta Campos, Elsa Cross, Margo Glantz y Gabriela
Rábago.
Peiffer nos dice que la escritura es percibida por estas escritoras como algo
sensual, abundan comparaciones del acto de escribir con vivencias eróticas o reproductivas,
profundamente asociadas con la idea de dar vida. Las escritoras resaltan la unicidad del
texto, percibido como autónomo, con voluntad y características propias. También hay
muchas comparaciones con la idea del embarazo. Comprenden el acto de escribir como un
acto muy
intenso, cargado de emociones positivas o negativas (o una mezcla de ambas)
que se impone espontáneamente al abordar otros temas que aparentemente nada tienen que
ver con ello (Peiffer, 1995)
Elijo, a propósito, ejemplos de escritoras. El cruce con la variable género es importante por
una razón: la relación vida/muerte/erotismo en el acto creativo es distintiva en la literatura
escrita por mujeres. Y no caigo con esto en el cliché de la escritura tipificada como
“femenina”.
Muy por el contrario, las escritoras mencionadas por Peiffer en su estudio, así
como las que aparecen en el presente artículo, se alejan de los estereotipos no sólo
femeninos sino temáticos y narrativos. El caso de Valenzuela, Álvarez, Campobello y Belli
es paradigmático, porque a través del erotismo las escritoras se sumergen en el debate
social y político, para confrontar la violencia de los tiempos históricos que vivieron,
oponerse tajantemente al poder, reconstruir o reorientar la mirada histórica hacia personajes
fuera del canon y de paso, ayudar a la construcción de una sociedad más consciente.
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
El otro calentamiento global
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
Luisa Valenzuela en su colección de cuentos
Cambio de Armas(1983)
, presenta una
perspectiva innovadora para las dictaduras férreas que sacudieron la historia de América
Latina en la segunda mitad del siglo XX.
Como Belli y Álvarez, Valenzuela ofrece una
visión del conflicto horizontal: no es la imagen de la nación Argentina bajo el poder de
Jorge Rafael Videla, la típica relación víctima-victimario, sino desde los mecanismos de
resistencia de quienes sufren la violencia. El erotismo toma un papel central en tanto que
fija la atención en el cuerpo y sus relaciones con el poder, enrarecidas por la violencia
(espacio a un tiempo de repulsión y fascinación) que permea hasta la intimidad más
profunda. Pero es desde el erotismo, especialmente desde el cuerpo femenino, que se
enfrenta la violencia y la resiente, ejemplificando con extrema claridad las consecuencias
en todo el cuerpo social. De esta forma, se reivindica la identidad y labor humana de
quienes se opusieron a Videla: contando sus historias, los muertos pueden volver a vivir
(Castro, 2005)
Esta manera de ver el conflicto social desde un punto de vista horizontal está presente
también en la obra de Gioconda Belli cuya narrativa, siempre enraizada en una sensualidad
y vitalidad perturbadora, será sólo una parte de su compromiso intelectual. La poesía llegó
como camino de expresión a sensaciones y emociones incontenibles, como forma de
expresión de una feminidad exultante. En el mismo año que sus primeros poemas son
publicados en la prensa nacional nicaragüense, 1970, se une a las filas de la revolución
sandinista. Tenía 21 años (Belli, 2002) Le interesa el erotismo como elemento que celebra
el amor físico, como una parte fundamental del amor del hombre o de la mujer, unión casi
mística, digna de la más alta poesía como lo hace en su obra
La mujer habitada
:
“Siempre había un momento de tensa expectativa, de umbral y dicha,
cuando el último vestigio de la tela y ropa caía derrotado al lado de la
cama
y
la
piel
lisa,
rosada,
transparente
surgía
entre
las
sábanas
iluminando la noche con luz propia. Era siempre un instante primigenio,
simbólico (…) la esperanza era quizá el mecanismo que le permitían
conservar
la
música
cuando
hacían
el
amor,
aunque
quizás
fuera
solamente
un
mecanismo
de
defensa
inventado
por
ella
contra
la
desilusión y el pesimismo de pensar en la imposibilidad de cambio
¿Cómo creer tan fervientemente en la posibilidad de cambiar la sociedad
y negarse a creer en el cambio de los hombres?” (Belli,1993)
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
El otro calentamiento global
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
Como se ve, esta caracterización mística del acto sexual no pierde el factor de erotismo, no
deja de ser explícito y sugerente. Habla de temas
que no suelen hablarse, con la intención
de naturalizarlos, como de la menstruación, los cambios hormonales, vagina, clítoris, en un
lenguaje poético y metafórico que termina por sacralizar el cuerpo para, desde tal
plataforma, encarar con valentía los conflictos sociales y políticos, la posibilidad de
cambio.
En el caso de Julia Álvarez el erotismo juega un papel importante en su obra
En el tiempo
de las mariposas
. Pero antes del erotismo surge la violencia que se percibe como la
irrupción inevitable del dictador en República Dominicana: Rafael Leónidas Trujillo. Esta
violación llega hasta la vida familiar y ante ella se erige una resistencia que también, como
Trujillo es destructiva y temida. El erotismo como violación se refuerza en los encuentros
de Peña con las hermanas Mirabal, personaje que se excita provocándolas, contando
detalles sobre sus maridos presos: el erotismo es aquí una forma de tortura. El dolor
aplicado en los órganos sexuales, es otra forma de ejercer esta violencia. En la novela se
narra un episodio de la tortura realizada a Mate y aquí el manejo del lenguaje es muy
peculiar: el deseo de morir de Mate es intensificado. Habla de “
un dolor exquisito”
y de
estar a punto de
“irse, envuelta en una bruma brillante”
tras ser torturada con un bastón
eléctrico. Así, el erotismo se muestra como una forma de conocimiento del medio, como
una extrema sensualidad que lleva a la liberación, una medida desesperada para huir de esa
“jaula grande” que era el país en el gobierno de Trujillo. Se repite a lo largo de toda la
novela con un lenguaje de intenso cariz lírico. Los sentidos, la contemplación de la belleza,
son los mecanismos de escapé de las mariposas, esos “momentos felices” de los que habla
Minerva repetidamente, son una manera de apreciar la vida aún en la cercanía constante de
la muerte (Álvarez, 2007)
El caso de Nellie Campobello, si bien alejado temporalmente de las otras tres escritoras y
enclavado
en
un
contexto
socio-histórico
distinto,
la
Revolución
Mexicana,
ofrece
perspectivas renovadas en cuanto a la relación entre erotismo y literatura.
En
Nellie
Campobello: la revolución en clave de mujer,
Blanca Rodríguez subraya cuál es el legado
psicológico de la Revolución Mexicana para Campobello: la constante presencia de la
muerte y la violencia, que ejercen aversión y seducción a un tiempo; no hacen más que
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
El otro calentamiento global
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
exacerbar el impulso de supervivencia y el deseo vital de la relación con el otro, aunque
ambas emociones sean fugaces. El texto de Rodríguez produce deseos e leer
Cartucho
, una
de las obras más representativas de Campobello, pues obliga a pensar en la forma
inclasificable de escribir de la autora, detonada por preguntas que en el texto se responden:
“¿Nellie no ha convertido la tierra en una página donde ha escrito el cuerpo del muerto
tímido?
[…] ¿qué otra cosa es escribir sino el acto de dar vida artística o sea el acto erótico
por excelencia?”(Rodríguez en Cázares et al, 2006)
A través de la lectura de Nellie, Luisa, Gioconda y Julia comprendo que el ejercicio de la
literatura es realmente el acto erótico por excelencia, posee cualidades curativas y es, a la
postre, un acceso a la comprensión, al ejercicio de interrogar la realidad interna y externa.
También pienso en el erotismo como una forma de resistencia ante el poder, ya sea el
impuesto por el Estado, por el momento histórico o por la propia cultura. El erotismo es
una respuesta a la violencia, porque es en sí mismo una forma de violencia. Si existen
armas con tal poder coercitivo como la biopolítica, el erotismo es un camino de resistencia
desde el cuerpo. Ahí la razón por la que incita a la creación literaria:
crear es tanto una de
las experiencias eróticas más efectivas como una forma inigualable de resistencia porque
con la literatura podemos vencer a la muerte desde la ficción.
¿Por qué no seguir el ejemplo de estas mujeres valientes y salir en su busca? ¿Por qué no
sucumbir al delirante anhelo de hacerle el amor a la realidad? Después de todo, a
horcajadas en este caballo ficcional de montura hostil, es posible huir con exquisita
velocidad de la muerte. Propongo una reafirmación de vida que, de paso (pero no menos
importante) abre la posibilidad de transformar la esperanza: a soplidos de placer renovar la
creación. Hoy creo en orgasmos interminables, fértiles y, como Belli, en la posibilidad de
cambio: de los individuos y de la sociedad. Al menos me atrevo a decir, con la pluma entre
los dientes, ¿Por qué no?
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
El otro calentamiento global
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
Bibliografía
Álvarez, Julia (2007)
En el tiempo de las mariposas
. Ed. Alfaguara, México, D.F.
Bataille, Georges
El Erotism
o (1957) Ed. Tusquets, España, 1988
Belli, Gioconda (1993)
La mujer habitada
. Editorial Vanguardia, Managua, Nicaragua.
Belli, Gioconda (2000)
The country under my skin : a memoir of love and war.
Translated
by Kristina Cordero with the author. Ed. Anchor Books, New York, USA.
Castro Ricalde, Maricruz coordinadora (2005
) Puerta al tiempo: literatura latinoamericana
del siglo XX
. Tecnológico de Monterrey, Campus Estado de México : M.A. Porrúa,
México, D.F.
Fernández Álvarez, Hilda (2008)
El erotismo: una lectura con Georges Bataille
en Revista
Carta Psicoanalítica
No. 2 Psicoanálisis y literatura. Versión digital. Fecha de consulta 15
Freyman, Regina (2010)
Pornografía, erotismo y Literatura
(presentación) en
El otro
calentamiento Global
, curso en plataforma Blackboard, Tecnológico de Monterrey Campus
Toluca.
Paz, Octavio (1993)
La llama doble: amor y erotismo
. Ed. Seix Barral, México, D.F
Pfeiffer, Erna(1995) El
placer de la escritura: indagando sobre el proceso de creación en
algunas escritoras mexicanas contemporáneas
en
Literatura mexicana hoy : del 68 al
ocaso de la revolución
Kohut, Karl (coordinador) Ed. Frankfurt am Main : Vervuert
Verlag, Madrid, España.
Ramírez, Blanca (2006)
Imágenes Bélicas en Cartucho en Nellie Campobello : la
revolución en clave de mujer
/ Laura Cázares H., (editora) Tecnológico de Monterrey,
Campus Toluca ; CONACULTA, FONCA : Universidad Iberoamericana, México, D. F.
Valenzuela, Luisa (1983
) Cambio de armas
. Ed.Casillas, México, D.F.
1
Egresada de la carrera de comunicación por el ITESM Campus Toluca y pasante de maestría por la misma
institución.
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
El otro calentamiento global
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
logo_pie_uaemex.mx