Artículo en PDF
Cómo citar el artículo
Número completo
Más información del artículo
Página de la revista en redalyc.org
Sistema de Información Científica
Red de Revistas Científicas de América Latina y el Caribe, España y Portugal
LOS
RETOS
DEL
PERIODISMO
EN
EL
SIGLO
XXI:-
LAS
NUEVAS
TECNOLOGÍAS, LA PROPIEDAD INTELECTUAL Y LA LIBERTAD DE
EXPRESIÓN.
Mª Angeles San Martín Pascal
1
Resumen
El periodismo está viviendo una etapa de grandes crisis. Estamos asistiendo a una doble
realidad; una de índole tecnológica y otra económica. La falta de financiación, la
precariedad de los puestos de trabajo y la gran competitividad por una parte, y la
aparición cada vez más frecuente del uso de los nuevos medios tecnológicos, blogs,
redes sociales y las nuevas formas de entender la actualidad. Estos dos aspectos,
presentan diversos problemas al mundo de la comunicación que resulta en la necesidad
de revisar el tratamiento de asuntos
intrínsecamente relacionados con el periodismo
como son los derechos de autor o la libertad de expresión
o donde la información ha
pasado de tener un valor en sí misma, a la falta de credibilidad y fiabilidad arrastrada
por la superabundancia de información a través de los medios tecnológicos. Por lo tanto
estamos ante un planteamiento de gran importancia.
A pesar del exceso de información,
no tenemos más información. Tenemos gran cantidad pero no siempre acompañada de
calidad. Qué está o no permitido publicar en aras del bien social o de la seguridad
nacional? Qué se debe o no conocer en aras del bien social o nacional? Existe libertad a
pesar del flujo aparentemente incontrolado de Internet?.
Palabras Clave
Blog, Web, Portal, Plataforma, Credibilidad, Dilema.
Abstract
Journalism is going through a period of serious crisis. We are facing a double reality.
One related to the new technologies and the other related to the economical crisis Lack
of financing, very poor working conditions, great competitivity on one hand, and the
incoming more and more frequent of new technologic methods, blogs, social sites, and
new form of understanding the reality. These two aspects are presenting so many
different problems to the communication media, that it has become necessary to revise
the treatment of subjects intrinsically related to journalism such as authors rights and
freedom of press and where information has lost its own value and gone to lack of
credibility caused by the superabundance of information through the new technological
instruments.
Therefore we are facing a great dilemma. Although the excess of
information, we do not have more information or what is the same, we are not more
informed. We have quantity, but we do no have quality. What are we allowed to
publish?. What should be known
so it will not damage the social welfare or the national
security?.
Is there free of information though the apparent not control in internet?.
Keywords
Blog, Web, Portal, Platform, Credibility, Dilemma.
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
Los Medios de Comunicación Audiovisuales y la prensa escrita constituyen el principal
vehículo de expresión y comunicación social sin distinción de clases, ideologías o
grupos políticos y su principal competencia es la de informar, formar y ofrecer por un
lado educación y por otro, la información que los ciudadanos necesitan para poder
participar en la toma de decisiones públicas que la sociedad democrática plantea. Este
derecho, es a su vez un deber para el informador que tiene la obligación de dirigir su
actividad hacia la consecución del interés general.
Desde su comienzo en los años 50, la televisión ha ido tomando un protagonismo, a
veces desmesurado, y donde su idea básica e inicial era la del entretenimiento,
pasó a
formar parte de uno de los principales medios de información de la sociedad. Con el
devenir de los tiempos, cuando la información se establecía sobre la base de los medios
masivos, nos hemos dado cuenta que en realidad, la información no es un fenómeno
unilateral sino que se manifiesta por muchos medios y de muchas formas, tanto por
mensajes como por actos como lo señala Joan Costa (1995) pero que además, dentro de
este amplísimo fenómeno de la comunicación, ha aparecido otro cuyo uso ya no
es
patrimonio exclusivo de los jóvenes, ni excluyente de los periodistas o empresas
informativas, y es el fenómeno de internet.
La sociedad cada vez que aparece un nuevo medio de comunicación y desarrolla una
nueva tecnología de comunicación, teme por los cambios culturales y de valores que se
pueden producir derivadas del uso de estas tecnologías. La televisión ha sido siempre
acusada de los cambios de valores, donde la noticia ha pasado de ser información a
noticia-emoción, donde prima más lo trivial y sentimental que impacte a la audiencia
que el derecho del ciudadano a estar informado sobre los asuntos de interés general.
Los medios audiovisuales, especialmente la televisión, con su alto índice de programas
con grandes dosis de violencia y estupidez sólo sirven a unos intereses determinados y
concretos. Su objetivo es el dinero y su interés principal, crear programas que obtengan
máxima
audiencia
para
así
conseguir
publicidad
y
unos
resultados
económicos
beneficiosos. Su argumento, procurando siempre eximir su responsabilidad, es justificar
la necesidad de una rentabilidad necesaria para su subsistencia.
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
El tema de la violencia en televisión es tan antiguo como la propia televisión. Nada ha
cambiado. Solamente la violencia es presentada de forma más cruenta, más feroz, más
real quizá…. Aquí cabría preguntarse, si la violencia es cada vez más violenta o son los
medios los que ahora, ante la respuesta positiva de la sociedad, la presentan tal cual es.
Así pues, no podemos dejar de presentar otra pregunta. Los medios de comunicación
siguen las demandas de la sociedad, es decir, es la sociedad cada vez más insensible, o
es la propia sociedad, la víctima de ese deseo desenfrenado de los medios que por
conseguir mayor audiencia apelan al morbo y al sensacionalismo más exacerbado?
No cabe duda que los medios de comunicación en general y los audiovisuales en
particular están viviendo un periodo de crisis aguda. Están más preocupados por vender
imágenes y programas que en cuidar la calidad de aquello que venden. Estamos
llegando al “todo vale”. El temor a que las nuevas tecnologías reemplacen el interés de
la audiencia hacia los medios convencionales, hace que olviden
que el periodismo sea
veraz, fiable y éticamente correcto.
La situación de los medios de comunicación es una más de las muchas que está
viviendo nuestro país. La falta de financiación, la precariedad de los puestos de trabajo,
la competitividad, hacen que los profesionales pongan su mirada más en asegurarse su
futuro que en calidad de su trabajo, sin darse cuenta que la negligencia y falta de
responsabilidad en esto último, les lleva indefectiblemente a lo primero.
“Los
periodistas
se
centran
cada
día
más
en
defender
sus
puestos
de
trabajo
priorizándolo frente a la objetividad o la valentía de proponer ciertos temas” señala un
redactor de Telecinco y Lorenzo Gómez, periodista de 19 años de trayectoria en Antena
3 TV
2
. No cabe duda, que desgraciadamente la profesión periodística es una de las peor
tratadas, con mayor índice de desempleo o empleos precarios, intrusismo y falta de
reconocimiento social. Existen unas condiciones mínimas laborales y económicas,
necesarias para que el periodista pueda ejercer su trascendental función de forma digna,
y se entiende que también éticamente. En la base de nuestro compromiso ético y siendo
conscientes de que la nuestra es una de las profesiones con más alto índice de
desempleo, entendemos que debemos situar nuestra grave preocupación por la situación
de quienes no pueden demostrar su apuesta ética porque, sencillamente, han perdido o
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
están en trance de perder su puesto de trabajo, o ni siquiera han tenido la oportunidad de
acceder a su primer empleo (Ramos 1996).
La pregunta clave sobre la crisis que está viviendo el periodismo la plantea de una
forma clara y contundente Fernando González Urbaneja, Presidente de la Asociación de
Prensa de Madrid (cuadernos de prensa julio 2010)
en una ponencia durante el
“Encuentro Europeo de Medios: los Nuevos Desafíos” organizado por la Presidencia
Española de la Unión Europea y celebrada en el instituto Cervantes de Madrid el pasado
4 de Julio. “¿Hacemos el periodismo que reclaman los ciudadanos?”
A esta pregunta,
su respuesta es también rotunda. “Los soportes son importantes; la propiedad intelectual
también; la gratuidad un problema, pero sin contenidos, no hay futuro y los contenidos
necesitan profesionales preparados, experimentados, independientes y libres, es decir,
periodistas.
3
La actividad periodística debe potenciar la dimensión intelectual del periodista que es el
intérprete de la realidad; reforzar la crítica al poder, fomentar la pluralidad; exigir
objetividad y perseguir la verdad. “la realidad es que lo que hace hoy el periodismo
sigue siendo imprescindible para el ciudadano de hoy y, quizá, podamos demostrar que
lo que hace es, incluso, más necesario que nunca (Arroyas 2008)
Los periodistas tienen que transmitir confianza y credibilidad. Tienen que saber dar
sentido a sus datos y garantizar que la información está cargada de un halo de honradez
y deseo de objetividad, de manera que los ciudadanos puedan tomar una posición
coherente y razonable sobre los hechos que ocurren en la sociedad y
que a veces, son
difíciles de digerir dada la propia beligerancia e irracionalidad de los mismos.
La Precariedad desmesurada en el mundo laboral
La sociedad actual está viviendo unos cambios vertiginosos que afectan a todos los
aspectos de nuestra vida cotidiana. Guerras, violencia, inmigración, racismo, recesión
económica,
desempleo,
diferencias
religiosas
y
culturales
que
dificultan
nuestra
convivencia y ponen en peligro nuestro futuro. En este sentido, el periodista del siglo
XXI no puede mostrarse como un mero narrador de la actualidad, sino que debe apelar a
su profesionalidad y su buen hacer e intentar comprender la realidad que nos rodea y
exponerla y expresarla de una manera más objetiva, honesta y veraz
posible. Pero esta
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
responsabilidad no debe recaer
sólo en el periodista, sino en todo el equipo directivo,
jefes de redacción, editores y en definitiva, en todo el grupo empresarial.
Es en esta
parte final donde deberíamos poner especial hincapié. Se tiende a responsabilidad al
periodista que firma el artículo, al presentador que aparece en pantalla, al productor que
está detrás de un programa pero, en definitiva, ellos no son sino simples empleados
intentando mantener un puesto de trabajo y cumplir con las directrices del medio para el
que trabaja.
Para reclamar exigencias a los periodistas, dedicación, creatividad, hace
falta que quienes propongas esos objetivos sean creíbles. JM: Reverte define muy
claramente al trabajador de los medios señalando “cada vez hay más que separar al
periodista del empleo de los Medios de Comunicación. Para éste segundo, el “media-
worker” su ocupación con los medios no se asocia con casi ningún tipo de compromiso
social ni de deber ético, porque su misión es vender mercancía, la obligación y
responsabilidad de esos trabajadores de los medios es garantizar la popularidad y
aceptación de la mercancía que venden. Los
grandes grupos de comunicación contratan
a “media-workers” que, al mismo tiempo, en el mismo tiempo de su jornada laboral,
tienen que redactar una noticia para su periódico analógico y luego actualizarlo
permanentemente en “internet”, ir con una grabadora y editarla para un programa de
televisión. A este ritmo de trabajo, son incapaces de contextualizar e interpretar lo que
están viendo
(Reverte2002).
No cabe duda que las empresas informativas son principalmente empresas y, por lo
tanto, tienen una responsabilidad con sus accionistas y con sus empleados, así como el
deber de garantizar su independencia y libertad frente a los grupos de poder, pero es
necesario poner énfasis en la responsabilidad que las empresas informativas deben sobre
todo a la sociedad a la que sirven y ofrecer una relación de credibilidad a sus lectores y
audiencia.
Dentro de estas obligaciones, las empresas deben asegurarse que actúan en los más altos
estándares éticos de manera que se vean protegidos de cualquier injerencia política y/o
económica y protejan al propio tiempo a sus empleados y público para el que se debe.
Pero en qué grado puede estar asegurada la independencia informativa? Hasta qué punto
pueden las empresas ejercer su función de forma independiente, respetar los intereses de
sus accionistas y, servir como mediadores entre éstos y la sociedad, si son ellos parte de
esos grupos de presión? “Y es que el poder político empuña en ocasiones la ética como
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
arma arrojadiza contra la prensa” señala Carlos Soria en su artículo “enfermedades
síquicas de la ética de las empresas informativas” (Soria 2009).
Catherine Graham, editora del Washington Post, siempre estuvo en desacuerdo con la
descripción de la prensa como “4º poder”. Los periodistas, argumentaba, no debemos
ser un componente más del poder político. Hoy sobre todo, en la mayoría de los medios
audiovisuales, el periodismo ha dejado de estar primordialmente al servicio de la
sociedad y se ha vendido con armas y bagajes o al poder político o al poder económico.
Actúa por consiguiente, en unos límites ambiguos que tienen poco que ver con el
verdadero interés público y mucho con intereses extraperiodísticos”.(Piedrahita 2006)
Funciones del periodista del siglo XXI
La globalización, las nuevas tecnologías, las nuevas formas de construir y entender la
realidad, presentan diversos problemas al mundo de la comunicación que resulta en una
necesidad imperiosa de revisar la figura del comunicador actual frente a estos nuevos
retos.
Los acontecimientos acaecidos en los últimos años como consecuencia de la
crisis económica, la ampliación de las fronteras geopolíticas y económicas que han
tenido lugar en la Comunidad Europea, los movimientos migratorios que han sacudido
Europa, la carrera vertiginosa a la que nos han llevado las nuevas tecnologías y la
aparición de nuevas formas de periodismo gratuito, han forzado a los medios de
comunicación a moldear y adaptar sus formas de trabajo a sus comunicadores.
La figura del periodista se ve enfrentada a unos dilemas nunca antes conocidos, no
solamente por la trascendencia política y económica de su formación, sino por el
alcance de su difusión.
Sus preguntas y dudas toman una dimensión global. ¿Cómo pueden informar objetiva y
verazmente, principios fundamentales en toda información, frente a un conflicto
internacional,
cuando saben que existe un opresor y una víctima? ¿Cómo pueden
informar sobre asuntos de enorme complejidad, como son las decisiones tomadas por
los grandes bancos y las consultoras financieras más importantes del mundo y que
afectan a la economía mundial y donde la acumulación de datos y operaciones son de tal
complejidad y tan políticamente enmarañadas, que el acceso a la transparencia es
prácticamente imposible? ¿Cómo seleccionar anoticias de entre todas que llegan a la
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
mesa de redacción y mantener al propio tiempo el nivel profesional de fiabilidad y
veracidad cuando algunas de ellas llegan de fuentes desconocidas?
“Lo que sí es de exigir a los medios, es que no pierdan la objetividad cuando se tengan
que ocupar de quienes no opinan como ellos o tienen una manera de hacer política que
no se comparte desde los ambones de la empresa editorial”, señala JM De Pablos en su
obra “El Periodismo herido”. (De Pablos 2001)
Cómo debe ser por lo tanto la formación del periodista del siglo XXI frente a estos y
otros nuevos retos? Es necesario tener en cuenta que las tareas del periodista se han
visto transformadas notoriamente y donde hasta ahora operar a nivel europeo o
internacional y tratar con redes sociales no se consideraba una prioridad estratégica, se
ha convertido ahora en algo imprescindible
y necesario.
Actualmente, factores como una mayor carga laboral, tiempo de entrega más cortos y
una fuerte competencia, les ha llevado a hacer un mayor uso de las oportunidades que
ofrece la tendencia social de internet. Recientes estadísticas demuestran que el 37% de
los periodistas tradicionales participan en twitter; el 39% manifiesta escribir para algún
blog como parte de sus deberes profesionales; el 46% asegura utilizar blogs para
investigar. (www.tendencias 21.net)
El hecho de que el 59% de los periodistas
tradicionales sean autores de un blog, ya sea personal o profesional, dice mucho del
enorme cambio en las rutinas de los profesionales de la información y de la forma con
que éstos se están comunicando con el mundo y con los ciudadanos.
Las cifran demuestran que los medios de comunicación han integrado espacios en línea
y han hecho que sus periodistas empiecen a adaptarse a esta nueva forma de trabajo y a
interiorizar el periódico digital.
Pero hasta que las sociedades y el mundo profesional se adapten a las nuevas
tecnologías existen graves conflictos de interés. Con el desarrollo de las comunicaciones
digitales, el porvenir de los medios impresos está siendo constantemente cuestionado.
La enorme expansión de Google como buscador de información ha sido considerada por
no pocos propietarios de los medios de información, como una auténtica amenaza para
la industria.
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
La Asociación Mundial de Periodistas (world Association of Newspapers), el pasado 15
de septiembre pidió a las autoridades responsables de la regulación del sistema de
competencia de Estados Unidos, Canadá y Europa, que impida prospere el acuerdo
publicitario celebrado el pasado mes de junio entre Google y Yahoo, ya que podría tener
un impacto negativo en los aún modestos ingresos publicitarios de los portales on-line
de diarios y publicaciones. La Asociación Mundial de Periódicos además ha impulsado
la creación de un equipo de trabajo que se dedicara a estudiar las posibles modalidades
del cobro de los derechos de autor en los buscadores de Internet y recientemente Gavin
O’Reilly, Presidente de la Asociación, objetó la actitud de Google por ceder a las
demandas de censura impuestas por regímenes represivos como China (www.razón y
palabra.org).
Efectivamente el control en las páginas web de las autorías de artículos, el tratamiento
de la propiedad intelectual y la libertad de expresión, se encuentran en momentos clave
en el desarrollo de internet en todo el mundo y especialmente en España. ¿Podemos
cuestionarnos que prevalece la propiedad intelectual o el derecho de autor en internet.?
Según Carlos S. Almeida, en un artículo publicado en el diario El Mundo digital el
pasado 8 de Enero, señala que “toda página web es una publicación y el derecho a la
libertad de expresión que se ejerce en internet no puede ser restringido por ningún tipo
de censura previa, tal como establece el Art. 20 de la Carta Magna. Sólo podrá
acordarse el secuestro de publicaciones, grabaciones y otros medios de información en
virtud de resolución judicial. De acuerdo con nuestra legislación sustantiva y procesal,
los conflictos entre Libertad de expresión y Propiedad Intelectual, sólo pueden dirimirse
ante dos jurisdicciones, la penal y la mercantil. Un juez de instrucción, en el marco de
un procedimiento penal, puede ordenar el cierre cautelar de una página web. La
Propiedad Intelectual no es un derecho fundamental a diferencia de la Libertad de
Expresión. Por ello, es necesaria su regulación. Lo que no está en juego no son las
descargas, según el autor, sino la esencia misma de la democracia. (www.elmundo.es)
En el
Art. 20 sobre los Derechos Fundamentales y las Libertades Públicas d ela
Constitución Española se reconocen
y protegen los derechos
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
a)
expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante
la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción.
b)
A la producción y creación literaria, artística, científica y técnica
c)
A la libertad de cátedra
d)
A comunicar o recibir información veraz por cualquier medio de difusión. La
ley regulará el derecho a la cláusula de conciencia y al secreto profesional en
el ejercicio de estas libertades.
No queda por lo tanto, ninguna duda respecto a la claridad de contenidos, así como la
importancia y categoría que tienen para nuestra Constitución la libertad de expresión y
la difusión sin trabas de ideas y pensamientos (escrito, oral o por cualquier medio). En
su acápite 2 del título segundo, Art. 20 señala que “el ejercicio de estos derechos no
puede restringirse mediante ningún tipo de censura previa.
Es justo pensar que la Libertad de Expresión es necesaria y debe ser respetada en todo
medio de comunicación, pero también es cierto que nunca habrá un buen periodismo
con profesionales que no reflexionen sobre su oficio. La Libertad de Expresión hay que
centrarla dentro de un marco ético y solo adquiere su validez cuando está plasmada en
una actitud ética-profesional.
Además ¿ser libre significa pode publicar lo que nos de la
gana?
Entendemos que la libertad de expresión debe ser aquella que responda
mínimamente a la dignidad del informador y a su deber ético de servir a la sociedad.
El
periodismo debe ayudar a cumplir unos objetivos que son los de transmitir información
veraz, de lo contrario nos convertiremos en peleles en manos de los grupos de poder.
El
periodismo debe generar confianza, debe legitimar en vez de deslegitimar y debe
demostrar que la figura del periodista es irremplazable a pesar de que las nuevas
tecnologías permitan que cualquier persona tenga la posibilidad de construir y difundir
una noticia.
¿Se hace un
uso adecuado de las nuevas redes sociales
en
el manejo de la
información?
Este derecho a transmitir
información veraz a través de cualquier medio puede generar
problemas no solo a los periodistas sino a otras personas
que de alguna manera tienen
que ver con el manejo de la información. En el momento de escribir este artículo se
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
publica un gran reportaje en el diario “El País” sobre el periodista y editor australiano,
Julian Assange, hombre que fundó en 2006 un sitio web llamado “wikileaks”.
Este portal actúa como plataforma de filtración de contenidos secretos o delicados. La
publicación es anónima y una conexión cifrada, permite a cualquier usuario subir
vídeos, documentos o audios confidenciales sin dejar rastro.
En este portal, se han publicado noticias del más diverso contenido como denuncias
sobre las actuaciones del ejército norteamericano en Irak, ejecuciones de jóvenes
opositores del régimen en Kenia; vertidos tóxicos en Costa de Marfil; menajes sms,
llamadas telefónicas y correos electrónicos enviados desde y hacia las Torres Gemelas
el 11-S (esta última publicación fue acusada de violar el respeto a la intimidad).
Los
argumentos expresados por este periodista que desafía la lógica de un mundo cínico, es
que va a la búsqueda de la máxima transparencia. Para él, los medios de comunicación
internacionales son un desastre. “Estamos en un buena posición para verlo – expresa en
una entrevista concedida a los reporteros del diario – porque nos llega material política e
históricamente significativo, lo liberamos y vemos cuántos medios se hacen eco y con
qué rigor.
Podemos ver también los esfuerzos para suprimir la información que damos.
Mi conclusión es que el entorno de los Medios de Comunicación Internacionales es tan
malo y tan distorsionador, que nos iría mejor si no hubiera ningún medio, ninguno”
concluye. (diario “El País 24/10/10)
Esta nueva demostración de las enormes
y peligrosas posibilidades que nos ofrecen las
redes, nos lleva una vez más a la eterna pregunta. Libertad de Expresión o Derecho a la
Intimidad, o Derecho a la Seguridad Nacional o respeto a la Dignidad de las Personas?
Según El Pentágono, este portal pone en peligro la vida de las tropas estadounidenses y
de personas civiles que colaboran con el gobierno de los estados Unidos y que ahora son
blanco de los talibanes.
Se puede contar todo porque no existe un límite a la Libertad
de Expresión en la web?
Debemos entender que la ética y el sentido común deben ser el reto de todo periodista, y
éstas, nos pueden a veces indicar, que es mejor no publicar que poner en peligro la vida
de personas.
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
Es cierto que el periodismo no debe callar. Es cierto también que el periodismo debe ser
imparcial y no obedecer a partidos o intereses políticos. No debe ocultar mentiras de
guerra e informar verazmente por cualquier medio para que la sociedad libre pueda
conocer y comprender lo que está ocurriendo. Ese es el deber y la responsabilidad de
todo buen periodista, porque “la libertad de expresión como la libertad individual en
que se asienta, hay que entenderla como una tensión dialéctica entre una conquista y un
ideal motivador: es siempre más un ideal al que se tiende que un logro apresado. Pero
en esa lucha desafiante – en que consiste la estructura dialéctica de la libertad -,
encuentra su mejor realidad una libertad de expresión en tanto actitud ética”. (Vázquez
Fernández 1996)
Bibliografía
Arrogas Langas. E.
“En ciencias y comunicación.blogspot.com
Bonete Perales y otros (1997).”Éticas de la Información y Deontología del Periodismo”.
Ed. Paraninfo SA. Madrid
Comunicación Responsable. Deontología y Autorregulación de los Medios.(1999). Ed.
Ariel. Barcelona
Cortina, A. y Martínez E.
(1996) “Ética. Ed. Akal . Madrid
Costa, J. “ Comunicación Corporativa y Revolución de los servicios” (1995) Ed.
Ciencias Sociales. Madrid. Pág 89-92
Cuadernos de Periodistas (2010) nº 13. Marzo
Cuadernos de Periodistas (2009) nº 18 Noviembre
Cuadernos de Periodistas (2010)
nº 20
Julio . Pág. 25
Cuadernos de Periodistas (2010) nº 20 Julio Pág. 32
De Burgh H. (2005) “Making Journalists”. Ed. Hugo de Burgh London – New
York
De Pablos Coello (2001). “El Periodismo Herido” . Ed. Foca. Madrid
Fundación Coso (2008) “El Derecho a la Información Judicial”. Valencia
Fundación Coso (2009) “La Ética y el derecho en la Producción y el Consumo
del
Entretenimiento”. Valencia
García González. M. Nieves (2004) “Periodistas ciudadanos del mundo”. Ed. Fragüa.
Madrid
León Grosa T. (2005) “El Periodismo Débil”. Ed. Almuzara
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
Piedrahita, M. (2006) “Periodismo Impreso, Audiovisual y Electrónico del Siglo XXI”
Ed. Universitas SA. Madrid
Ramos, F. (1997) “La Ética de los Periodistas”. Ed. Exma Diputación de Pontevedra.
Reverte, JM. (2002) “Perro come Perro” Ed. Ares y Mares. Barcelona
Soria, C. (2009) “Enfermedades síquicas de la ética de las empresas informativas. Art.
publicado en internet bajo el apartado de “Responsabilidades éticas en la empresa
informativa”.
Vázquez Fernández.F. (1997). “Ética y Deontología de la Información”. Ed. Paraninfo.
Madrid
1
Profesora
Titular.
Universidad
Rey
Juan
Carlos.
Madrid.
Correo
electrónico:-
mariaanageles.sanmartin@urjc.es
2
Cuadernos de periodistas nº 20 Julio 2010 Pág 25
3
Cuadernos de periodistas nº 20 Julio 2010
Pág 32
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
logo_pie_uaemex.mx