Artículo en PDF
Cómo citar el artículo
Número completo
Más información del artículo
Página de la revista en redalyc.org
Sistema de Información Científica
Red de Revistas Científicas de América Latina y el Caribe, España y Portugal
LA INVESTIGACIÓN MEDIOLÓGICA: REFLEXIÓN EPISTEMOLÓGICA EN
LA
CONSTRUCCIÓN
DEL
CAMPO
COMUNICACIONAL:
LA
COMPLEJIDAD COMO CONDICIÓN Y POSIBILIDAD.
Brenda Di Paolo
1
Resumen
El ámbito de la comunicación como ciencia, se ha constituido a partir del aporte de
múltiples perspectivas teórico-disciplinares, en torno de un objeto de estudios real. Éste
ha sido, según la tradición mediológica: los medios masivos de comunicación. Sin
embargo, no existe un consenso en torno a la construcción de un objeto teórico propio
del campo comunicacional, lo cual lo consolida como un espacio transversal de
planteamiento de problemas y de objetos. El trabajo propone una mirada reflexiva
acerca
de
los
principales
paradigmas
en
el
campo: positivista,
neomarxista
y
hermenéutico-interpretativo, planteando un recorrido que comienza desde los primeros
estudios centrados en el emisor, pasando por el énfasis en el código, hasta llegar a un
conjunto de estudios sobre la comprensión y comprensibilidad de los mensajes que
dieron lugar a un recate del receptor. Se constata, que la complejidad que dan cuenta las
investigaciones acerca del campo de los posibles efectos de sentido puede constituir un
verdadero obstáculo epistemológico que privilegie los objetos particulares o aspectos
parciales en detrimento de la articulación teórica más amplia.
Palabras clave
Medios masivos de comunicación -epistemología – comunicación – investigaciones.
Abstract
This work discusses some of the problematic elements that have formed communication
science. It focused on the multiple disciplinary perspectives that debate around mass
media as a real object of study. But, there is still no consensus on the construction of a
theoretical object of communication science, which established it as a cross-space
approach to problems and objects. This paper intends to analyze some of the principal
theories that correspond to the paradigms in the field:
positivist, marxist and
hermeneutic. The research starts the discussion analyzing the theories focused on the
sender; through the emphasis on the code, up to a set of studies that led to a rescue of
the receiver, interested on the question of understanding and comprehensibility of the
messages. The complexity showed by the researches can become an epistemological
obstacle that privileges particular objects or partial aspects at the expense of broader
theoretical articulation.
Keywords
Mass media- epistemology- communication- researches
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
1-Introducción
La comunicación ha sido abordada a lo largo de todo el siglo XX por distintas
disciplinas como: la filosofía, la semiótica, la lingüística, la psicología, la sociología y
las ciencias físico-matemáticas, hecho que ha llevado a considerar a la disciplina ya no
como “ciencia” sino como “ciencias de la comunicación” (Herscovici, 1998). Puede
decirse que su objeto real (Bourdieu, 1998), es transversal a múltiples ciencias y que es
imposible estudiar a los medios masivos de comunicación desde una sola mirada.
2
Si
bien,
la
comunicación,
más
que
cualquier
otra
ciencia,
ha
llamado
a
la
interdisciplinaridad para el desarrollo de su campo y que la complejidad de los
fenómenos “mass mediáticos”, han potenciado su faceta operativa; existen baches
epistemológicos que la han debilitado como disciplina productora de conocimientos.
Para Follari (2003), el proceso de maduración de la ciencia no puede completarse si la
comunicación continúa estableciéndose exclusivamente en la práctica y no en la teoría.
A pesar de que el proceso de la comunicación humana supone un sistema de
significación como propia condición necesaria, durante largo tiempo el paradigma
dominante en las investigaciones tanto críticas como empíricas en comunicación fue el
modelo informacional de la comunicación. Esta línea teórica obtuvo gran peso por su
solidez epistemológica, razón por la cual, resultó poco cuestionada, frecuentemente
utilizada y relativamente superada en la historia de las investigaciones en comunicación
(Wolf, 1987).
2- Las teorías fundantes: del funcionalismo a la Teoría Crítica Cultural
El primer enfoque de los estudios en comunicación parte de un paradigma positivista de
la sociología funcionalista y de la psicología cognitiva, agrupados en la corriente de los
Mass Communication Research.
3
Estos estudios comenzaron la indagación sobre los
efectos de la propaganda, y de los nuevos medios que emergían: radio y cine, en un
contexto posterior a la segunda Guerra Mundial.
Los resultados evidenciados en estas teorías, (Aguja Hipodérmica, Teoría de las
diferencias Individuales, Corriente en dos pasos, Teoría de los usos y gratificaciones,
etc.) señalaban los efectos manipuladores y persuasivos de los medios masivos frente a
una masa homogénea que respondía similarmente ante un mismo estímulo. Esta primera
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
línea de investigación supone que la comunicación, en sus diversos tipos puede ser
estudiada a partir de la conducta manifiesta, desde la misma matriz teórica que las
técnicas psicológicas del modelo biologicista de estímulo-respuesta (Alsina, 1995).
Casi simultáneamente a las investigaciones de la Mass Communication Research, el
Instituto de Investigaciones de Frankfurt dirigido por Max Horkheimer, produjo los
primeros textos que confrontaron con la sociología funcionalista norteamericana,
cuestionando, desde la perspectiva de la Teoría Crítica, la supuesta “neutralidad
científica” de las investigaciones (Muñoz, 1989).
Theodor Adorno (1993) examinó críticamente los trabajos de la Mass Communication
Research, preguntándose si las reacciones de las audiencias, aparentemente espontáneas
e inmediatas no habían sido
ya moldeadas por los mecanismos mediáticos, en
correspondencia con los sistemas de dominación de las estructuras sociales más
amplias. Es decir, Adorno plantea que en un nivel de análisis más profundo, las
opiniones, valoraciones y usos han sido ya condicionados por los mismos medios
masivos cuyo efecto e impacto se intenta determinar.
En este sentido, los trabajos de Adorno, Horkheimer y Marcuse, construyen los pilares
de la Teoría crítica de la Cultura desde una perspectiva neomarxista y psicoanalítica,
que indica el estrecho vínculo que la cultura de masas y las tecnologías mediáticas
sostenía con las macro estructuras de poder económico y político. El término “industria
cultural”, es acuñado por Adorno y Horkheimer para denunciar la estandarización de los
contenidos simbólicos derivada de las técnicas reproductivas aplicadas a la creación
cultural (Getino, 2008, p. 26).
3- La formación del modelo informacional: de las ciencias físico-matemáticas al
campo de lo social
El campo comunicacional, tomará un nuevo curso, dejando a un lado la problemática
del fundamento científico de los estudios empíricos de la Mass Media Research,
señalados por la Teoría Crítica. Por un lado, el proyecto estructuralista; por otro, la
cibernética: en ambos casos, “la compleja contradicción de lo social será reducida y se
evacuarán los procesos de asignación de sentido, vale decir, su núcleo fundamental, en
la determinación de dar a estos estudios legitimidad y validez” (Papalini, 2006).
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
En el año 1949, Shannon y Weaver desarrollaron un modelo inicial de comunicación
aplicado al traspaso de información entre máquinas. El origen del modelo se basó en la
ingeniería de las telecomunicaciones y tuvo como objetivo principal aumentar el
rendimiento general del proceso de transmisión de información y evitar posibles ruidos
e interrupciones en los mecanismos tecnológicos.
Por otro lado, con similares basamentos mecánicos, Norbert Wiener desarrolla la
cibernética, enfatizando el concepto de información y entropía y agregando a su modelo
el concepto de feedback que permitirá avanzar hacia modelos circulares de la
comunicación. La teoría informacional, traspolada del ámbito físico - matemático a las
ciencias sociales, lugar para el cual no había sido diseñado originariamente, neutralizó
sus aspectos técnicos para ser llevada, de la mano de la lingüística de Jakobson, a una
ampliación y simplificación que permitiera ser de aplicación en múltiples situaciones.
De esta manera, la teoría general de la información fue legitimada, difundida y poco
discutida en los estudios de la comunicación humana.
Aunque otras disciplinas hayan tenido que intervenir para demostrar las falencias de las
teorías de la información para comprender y/o describir los procesos de la comunicación
social, continúan siendo, con distintas versiones y terminologías, un esquema de validez
y presencia constante en la actualidad en múltiples ámbitos de la comunicación.
Diversos motivos han tenido que ver con el lento proceso de abandono de las teorías de
la información: 1) su amplia aplicabilidad a casos muy heterogéneos (entre dos
máquinas, dos humanos y máquinas y humanos, en la comunicación interpersonal e
intrapersonal, etc.); 2) su finalidad operativa; cuya intención está enfocada en lograr el
mayor traspaso de información, con la mínima interferencia y con el menor gasto de
energía y tiempo 3) sus esencia pragmática: llegar a la mayor cantidad de receptores con
un solo efecto (Wolf, 1987, p.124-153).
Otra causa por la cual el modelo informacional continúa presente en los ámbitos de la
comunicación es que al presentarse las ideas sintetizadas en diagramas, éstos facilitan su
interpretación, pero la abstraen de los complejos y profundos procesos históricos,
políticos y económicos que permiten hablar del término: “social”, en tanto pregunta por
el sentido de los mensajes y por la dimensión significante de las acciones sociales. Otro
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
de los motivos, ha sido la orientación sociológica de los estudios de los medios masivos.
La sociología ha determinado que la problemática netamente o específicamente
comunicativa pasara a un segundo plano respecto de las grandes cuestiones de fondo,
fundamentalmente a la relación medios-sociedad. Al producirse esta separación en los
campos
disciplinares,
esta
división
ficticia
y
operativa
de
la
ciencia
social,
la
comunicación
quedaría
“diferenciada”
del
estudio
de
las
grandes
teorías
y
“especializada” en los temas micro y técnicos (Wolf, 1987, p.136).
Estos motivos han hecho dificultoso el proceso de abandono del modelo positivista y
han permitido la construcción de metodológicas cada vez más complejas, funcionales y
operativas como es el desarrollo de modelos de comunicación aplicados al ámbito
laboral y empresarial. En este caso, el estudio de la comunicación tiene como objeto,
explicar el proceso de la comunicación, ya no, para optimizar el funcionamiento de
máquinas, sino para hacer eficiente al hombre y adaptarlo a ámbitos productivos y
laborales.
En el ámbito de la empresa, tal como plantea la morfología social de la sociedad red
(Castells,1996), se impone un “management participativo” que aliena las mentes y ya
no sólo, los cuerpos (Supiot, 2007, p. 215).
4
En este sentido, el modelo cibernético no solamente ha condicionado el campo de
estudios de la comunicación, sino, como señala el jurista francés Alan Supiot (2007) ha
intervenido en las transformaciones del Derecho contemporáneo, el cual:
No solamente se adaptó al progreso de las técnicas de comunicación,
sino que ha participado plenamente en el advenimiento de la sociedad
de la información y de la comunicación. Lo cual se expresa mediante
la
triple
promoción
de
la
información,
el
procedimiento
y
la
negociación (Supiot, 2007, p.184).
5
Para Wiener (1969), fundador de la
cibernética, l
a comunicación y la regulación
constituyen la esencia de la vida interior del hombre, tanto como de su vida social
.
6
Supiot (2007) sostiene que
la idea de
una sociedad capaz de regularse a sí misma,
conduce a un proceso que él denomina “de la reglamentación a la regulación” (p. 183).
Esta mutación induce nuevas formas de gobierno y gestión que se traducen en una
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
política de “gobierno por objetivos” cuya eficacia depende de la calidad de las
comunicaciones entre los poderes públicos, los empresarios y los sindicatos (p.190).
El auge de las teorías de la información, ya no únicamente en el campo de la
comunicación social sino también, en esferas institucionales y sociales más amplias
como: el derecho, la economía, la política, el Estado, etc. ha cuestionado algunos
principios de las relaciones humanas y, sobre todo, ha profundizado la visión del
hombre como: “mecanismo”. El acceso cada vez más creciente y masivo a la tecnología
ha llevado a un proceso simbiótico: a una imposibilidad de concepción de la vida
moderna sin contacto con los productos y los efectos de los medios masivos de
comunicación. La inevitable superioridad de las capacidades comunicativas del medio,
ha permitido que éstos reemplacen vínculos y relaciones que antes pertenecían a
ámbitos interpersonales: familiares, sociales, laborales, etc. Ahora, estas relaciones
interpersonales, si existen, existen mediadas por los medios. La construcción de la
crítica quedaría silenciada por las innumerables ofertas de los “media”, y éstos tendrían
razones cada vez más suficientes para su reproducción.
El problema de la teoría de la información es que no contempla en su propia pertinencia
el problema del significado del mensaje, es decir, la dimensión más específicamente
comunicativa y presenta límites para convertirse en una teoría de la comunicación más
comprensiva. Asimismo propone un sujeto transparente que puede ser reducido, al igual
que una máquina, a un conjunto de operaciones o transmisiones.
4- El interés por la recepción
Otras teorías tuvieron que intervenir para reivindicar la importancia de la significación
en los procesos comunicativos de masas. Se subrayó en teorías posteriores, que entre el
individuo y los “media” existe una variedad de redes de mediación y que los efectos y
las funciones de los media no pueden prescindir de la forma en que se articulan los
contenidos en los mecanismos de reconocimiento. Así, de la mano de la semiótica y de
la antropología, surge el interés en la recepción, decodificación e interpretación de
mensajes de una forma creciente y al margen de la tradición mediológica.
Desde una búsqueda de una mirada comprensiva de los procesos de comunicación de
masas, ya no, centrado en la eficacia del proceso sino en su dinámica y en su semántica,
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
el enfoque semiótico posibilitaría el cambio del término: “transmisión” por el de
“transformación” en la que los destinatarios efectuarían una interpretación de los
mensajes disconforme con las intenciones del emisor y con la forma en la que este había
previsto que se llevara a cabo la decodificación. Es decir, que entre sujetos emisores y
receptores
puede
haber
carencia
o
disparidad
de
código;
hipercodificación
o
hipocodificación; interferencias circunstanciales, deslegitimación del emisor y así
sucesivamente (Eco, Fabbri, 1978, citado en Alsina, 1989).
El valor teórico y epistemológico del modelo semiótico - informacional es considerable,
en tanto que ha abierto el panorama que define el campo de posibles efectos de sentido.
Así, la pretensión de deducir las gramáticas de reconocimiento aplicadas a un texto, en
un momento determinado sigue siendo indecible a la sola luz de las reglas de
producción (Verón, 1978). Sin embargo, este modelo “no resultó dominante en tanto no
ha producido la conexión con el problema de los efectos, parámetro de verificación del
éxito de cualquier teoría de
la communication research
” (Wolf, 1987, p. 142).
De esta manera, para llevar a cabo la investigación mediológica es indispensable
englobar en la estrategia de análisis la mediación de los mecanismos comunicativos
sobre la determinación de los efectos macro sociales:
La mediación simbólica de los media no es tan sólo el resultado de
operaciones mecánicas de difusión a gran escala de contenidos
parecidos: es también, el resultado de diversos dispositivos que operan
en el núcleo fundamental constituido por la relación comunicativa y
que dan formas, contenidos y resultados distintos a dicha relación
(Wolf, 1996, p. 141).
Siguiendo esta perspectiva, la complejidad que adquiere la investigación sobre los
medios, inmersa en un conjunto de factores sociales y de diversidad de mecanismos de
mediación, configuran una situación en la que la comprensión es estructuralmente
problemática. De esta manera, la perspectiva hermenéutica
se ve imposibilitada de
abarcar en un mismo análisis y conectar de manera directa las gramáticas de producción
y las gramáticas de reconocimiento.
En una posición similar, diversos aportes de la antropología y los estudios culturales
han ayudado a desenfocar la mirada en el emisor, y a observar los procesos de recepción
de mensajes, como un acto constructivo y activo, pero, han olvidado un dato estructural
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
de los medios masivos: la asimetría entre receptor y emisor. Esta asimetría advierte
sobre las diferencias de competencias entre los emisores y receptores que dificultan la
comprensión, abre espacio a la multiplicidad de casos de “incomunicación”, o al menos,
hay una imposibilidad de deducir de forma directa y lineal los “efectos de sentido”.
Los estudios culturales, como aporte a la construcción de una teoría más comprensiva
de la comunicación, han sido de utilidad para la reflexión en las investigaciones en
comunicación. Pero, resultan “teorías débiles” (Follari, 2002) desde un enfoque
epistemológico para detectar en profundidad las diferencias estructurales subyacentes en
los procesos de emisión y recepción de mensajes.
Así, frente a las epistemologías neopositivistas y estructuralistas, cuyo foco está
centrado en el emisor, se contraponen las investigaciones que convergen en los
“estudios de recepción”. La crítica sobre estas últimas recae en el hecho de ceder la
mirada a perspectivas relativistas de un pos-estructuralismo de corte particularista que
han “entronizado al receptor”. El interés por esta dimensión soslaya el estudio de las
condiciones sociales objetivas, que no emergen necesariamente del relato de los actores
(Papalini, 2006).
5- Reflexiones finales
A lo largo de un breve recorrido por los principales paradigmas de investigación en
comunicación y de un análisis de las distintas teorías que aportaron al campo, nuevos
interrogantes emergen. Entre ellos, la idea de que la multiplicidad disciplinaria y la
complejidad implícita en el campo de los posibles efectos de sentido puedan constituirse
como un verdadero obstáculo epistemológico que privilegie los objetos particulares o
aspectos parciales, en detrimento de la articulación teórica más amplia.
Se constata asimismo, que la asimetría de posiciones entre emisor y receptor señaladas
por las perspectivas críticas de la investigación mediológica, ha decantado en un
proceso de proliferación de teorías que apuntan a dar cuenta del descentramiento del
sujeto-receptor, frente a un emisor real, cada vez más centralizado, de poder fáctico y
monopólico.
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
En este sentido, nos preguntamos, sobre la posibilidad de nuevas teorizaciones en torno
del descentramiento del emisor y si éstas pueden provenir del análisis sobre las nuevas
tecnologías de información y comunicación (Tics) y de todo el conjunto de redes y
dispositivos
que
permiten
los
intercambios
bidireccionales
e
instantáneos
de
comunicación.
Asimismo, es importante destacar acerca de la pertinencia de encontrar vías alternativas
que
trasciendan
los
dualismos
teóricos
y
reales
entre
ellos:
sujeto/objeto;
emisor/receptor; medios/sociedad; gramáticas de producción/reconocimiento;
que den
cuenta de la multiplicidad de esferas y proceso de constitución del mundo y de la
subjetividad.
En este sentido, la propuesta de las ontologías pluralistas (Leibniz, Tarde, Deleuze,
Lazzarato), acerca de la multiplicidad de mundos posibles, puede romper con la inercia
de los dualismos y de la distribución de los posibles que no esté dado de antemano bajo
la forma de alternativas binarias. Desde esta perspectiva, se indaga acerca de un proceso
de constitución del mundo y de la subjetividad que no parte del sujeto sino del
acontecimiento, en tanto nueva distribución de potencialidades que surgen y desplazan
las oposiciones binarias (Lazzarato, 2006, p. 48).
Para concluir, son mayores los interrogantes y las problemáticas puestas en debate que
las soluciones y certezas arribadas. Pero, ante cualquier duda, sobresale la necesidad de
profundizar y abrir espacios de reflexión y crítica donde florezca la producción teórica.
Entendemos que el campo de la comunicación es un ámbito complejo y dinámico que
parece constituirse velozmente en la praxis, hecho profundizado por la
proliferación
tecnológica.
Asimismo, se evidencia que la unión disciplinar
es siempre precaria y
problemática, condición que implica llegar a criterios o consensos epistemológicos
firmes para la investigación en comunicación.
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
Referencias Bibliográficas
Adorno, T. (1993).
Consignas
. Buenos Aires. Amorrortu.
Alsina, M.
(1995).
Los modelos de la
comunicación.
Madrid. Tecnos.
Alsina, M.
(1989)
.
La construcción de la noticia
. Barcelona. Paidós
.
Bachelard, G. (1994).
La formación del espíritu científico
. México. Siglo XXI.
Bourdieu, P. y otros (1998).
El oficio de sociólogo
. México. Siglo XXI.
De Moragas, M. (1985).
Sociología de la Comunicación de masas.
Barcelona. Editorial
GG.
Castells, M. (1996). La era de la información. Economía, Sociedad y Cultura. Vol1. La
Sociedad Red. Madrid. Alianza.
Follari, R. (2003). La moldura en espejo. Encrucijadas epistemológicas de las Ciencias
de la Comunicación.
Revista Tram(p)as de la Comunicación y la Cultura
. Nº 16, La
Plata.
Follari, R. (2002).
Teorías Débiles (Para una crítica de la reconstrucción y de los
estudios culturales).
Rosario. Homo Sapiens.
Getino, O. (2008).
El capital de la cultura: las industrias culturales en la Argentina
.
Buenos Aires: Fund. Centro Integral Comunicación, Cultura y Sociedad – CICCUS.
Herscovici,
Alain.
(1998).
El
estatuto
epistemológico
de
las
Ciencias
de
la
Comunicación.
Causas y Azares
Nº 7, Buenos Aires, pp. 131-141.
Muñoz, B. (1989).
Cultura y comunicación.
Barcelona. Barcanova.
Lazzarato, M. (2006).
Políticas del acontecimiento
. Buenos Aires. Tinta Limón.
Papalini, V. (2006- noviembre). La cuestión de la subjetividad en el campo de la
comunicación. Una reflexión epistemológica. Revista
Astrolabio
Nº 3: 1-15, Centro de
Estudios Avanzados, Universidad Nacional de Córdoba, Córdoba. Recuperado el 15 de
agosto
de
2010
de
www.astrolabio.unc.edu.ar/articulos/comunicacion/articulos/papalini03.php
Supiot, A. (2007).
Homo Juridicus. Ensayo sobre la función antropológica del derecho.
Buenos Aires, Siglo XXI.
Wiener, N. (1969).
Cibernética y sociedad
. Buenos Aires. Sudamericana.
Wolf,
M.
(1987).
La
Investigación
de
la
comunicación
de
masas:
Crítica
y
perspectivas
. Barcelona. Paidós.
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
1
Licenciada en Comunicación Social, Universidad Casa Grande- Ecuador. Becaria Conicet (Consejo
Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas. Argentina). Doctoranda en Ciencias Sociales de la
Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, Universidad Nacional de Cuyo, Mendoza. Argentina. Correo
electrónico: brendadipaolo@gmail.com.
2
Bourdieu distingue entre objeto real y objeto teórico para señalar que el primero es preconstruido por la
percepción, en cambio, el segundo, el objeto científico, es caracterizado como sistema de relaciones
expresamente construido (Bourdieu, 1998, p.52).
3
Entre los principales padres fundadores de la Mass Media Research se destacan: Harold Lasswell, Paul
Lazarsfeld, Carl Hovland y Kurt Lewin (De Moragas, 1985).
4
Los cambios evidenciados en la empresa son señalados por Supiot como un modelo reticular, que
depende de las comunicaciones internas tanto como del vínculo con sus socios económicos. Se impone,
frente a la organización integrada y jerarquizada del modelo fordista o taylorista, un “management
participativo” que aliena las mentes y ya no sólo, los cuerpos (Supiot, 2007, p. 215).
5
Supiot (2007) sitúa el punto de partida de la “teoría de la regulación” en los principios de la cibernética
y de la teoría de los sistemas.
A
sí, “la evolución del derecho en los últimos cuarenta años ha sido
impulsada entonces por las mismas ideas e ideales que las nuevas tecnologías de la información y la
comunicación” (p.191).
6
Norbert Wiener en Cibernética y Sociedad (1969) pone en la misma categoría a las comunicaciones y al
gobierno de las máquinas. Para que la regulación sea efectiva se debe tomar conocimiento de cualquier
mensaje que la otra persona emita.
Sólo una regulación adecuada y no una reglamentación rígida, puede
salvaguardar a la sociedad del desorden entrópico. (pp.15-26).
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
logo_pie_uaemex.mx