Artículo en PDF
Cómo citar el artículo
Número completo
Más información del artículo
Página de la revista en redalyc.org
Sistema de Información Científica
Red de Revistas Científicas de América Latina y el Caribe, España y Portugal
LOS DERECHOS AUDIOVISUALES DE RETRANSMISIONES DEPORTIVAS
Y SU REPERCUSIÓN EN EL MERCADO TELEVISIVO ESPAÑOL
José Vicente García Santamaría
1
Gema Alcolea
2
Resumen
En este artículo se presentan someramente los principales datos extraídos del análisis exhaustivo
de la evolución del mercado televisivo en España y su relación con la explotación de los
derechos de retransmisión de eventos deportivos. En el mismo, se pone de manifiesto cómo las
estrategias empresariales de los principales grupos de comunicación, e incluso de algunas
operadoras
de
telecomunicaciones,
han
estado
en
numerosas
ocasiones
estrechamente
relacionadas con la tenencia de los derechos de explotación audiovisual de los deportes
mayoritarios.
Los objetivos de este artículo se centran, por tanto, en analizar cómo los contenidos premium de
carácter deportivo, y no solamente el fútbol, están condicionando de manera muy relevante el
nuevo mapa audiovisual español, y más en concreto, las operaciones de fusiones y absorciones
televisivas, o de compra de participaciones significativas en plataformas digitales.
De la deducción de los datos alcanzados se infiere que cualquier movimiento estratégico en
España en cuanto a la compra de los derechos de retransmisión deportiva, ha provocado
cambios, algunos de ellos notables, en el mapa de la televisión; y ha influido también, y de
manera apreciable, en la aparición de otras modalidades de explotación de contenidos
audiovisuales, ya sea a través de los nuevos canales de pago de TDT, la telefonía móvil o la
televisión IP.
Palabras clave
Derechos deportivos, fútbol y televisión, retransmisiones deportivas.
Abstract
This article briefly presents the main data from the comprehensive analysis of the evolution of
the TV market in Spain and their relation to the exploitation of broadcasting rights for sporting
events. In it, it shows how the business strategies of major media groups, and even some
carriers, have repeatedly been closely related to custody of audiovisual exploitation rights for
major sports.
The objectives of this Rule, therefore, to analyze how the premium content of sports, not just
football, are very relevant conditioning the Spanish audiovisual new map, and more specifically
the mergers and takeovers TV, or purchase of significant stakes in digital platforms.
Deduction of the data obtained it follows that any strategic movement in Spain in terms of the
purchase of sports rights has led to changes, some of them notable in the television map, and
has also influenced, and significantly, the emergence of other forms of exploitation of
audiovisual content, whether through the new DTT pay TV, mobile telephony or IP television
Keywords
Sports Broadcast, Media Rights in Sports, Soccer and television
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
1.
Introducción
El impacto económico y social del fútbol en España, según datos aportados por el
Center for Sport Business Management
, es muy relevante. Los 10.000 millones de euros
(14,550 mdd) que genera este deporte suponen un 1% del Producto Interior Bruto
español, aunque sus principales equipos alcancen una deuda conjunta de 5.000 millones
de euros (7,275 mdd) y dependan, cada vez más, para el mantenimiento de unos
presupuestos, prácticamente insostenibles, de los derechos de retransmisión televisiva.
Por otra parte, el modelo español de explotación de derechos de fútbol es prácticamente
único en Europa. Al no existir una corporación centralizada que gestione los intereses
del conjunto de los clubes, éstos son a la postre los encargados de negociar sus propios
derechos, de manera individual, y sin un apoyo específico de la
Liga de Fútbol
Profesional
(LFP).
El
reparto
económico
de
los
ingresos
provenientes
de
esta
explotación es considerablemente mayor para los grandes equipos y los derechos de
pago por visión se
reparten también de manera desigual
entre las plataformas
audiovisuales y los clubes (Deloitte, 2010, Dobson y Goddard, 2003).
La venta individualizada de estos derechos, al contrario de lo que ocurre en la mayor
parte de los países de la Unión Europea, que ha adoptado un modelo centralizado, no
facilita precisamente la estabilidad del sistema (García Santamaría, 2011). Son las
televisiones las que negocian directamente con los clubes la cesión de sus derechos
audiovisuales, y las pujas que se establecen han generado un modelo de negocio difícil
de sostener en el tiempo.
La LFP dispone anualmente de unos compromisos de pago para los clubes de 600
millones de euros (873.1 mdd) al año. Y la rentabilización de esta inversión supone un
gran reto para las plataformas televisivas españolas. Con una escasa masa crítica de
abonados a la televisión de pago –en comparación con países como Alemania, Italia,
Francia o Gran Bretaña- que no logra superar la barrera de los cuatro millones (CMT,
2010), y en la que conviven hasta cinco tecnologías distintas de transmisión, resulta
muy complicado mantener este modelo de negocio, que ha generado ya abundantes
deudas en algunos conglomerados multimedia. Aunque se desconocen las cifras reales
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
del impacto de estos eventos sobre la cuenta de resultados de estas sociedades, puede
deducirse, por ejemplo, de las cuentas anuales del grupo
Prisa
, relativas al año 2010,
que el Mundial de Sudáfrica lastró en 44 millones el Ebitda de la sociedad. Y, también
el grupo
Mediapro,
el mayor detentador de derechos deportivos en España, tiene en
estos momentos unas obligaciones de pago, como han reconocido fuentes de la
empresa,
superiores
a
2.400
millones
de
euros
(3,492
mdd),
derivadas
fundamentalmente de compromisos con los clubes de fútbol. De la misma manera, esta
empresa ha solicitado a comienzos del año 2011, un concurso de acreedores con un
pasivo total de 900 millones de euros (1,309.5 mdd).
Pero a pesar de estos imponderables, los grandes grupos multimedia españoles, así
como los operadores de telefonía, siguen invirtiendo en la adquisición o en la
explotación de retransmisiones deportivas. En un creciente marco de fragmentación de
audiencias, estos contenidos
premium
se han revelado como los únicos acontecimientos
capaces de convocar ante el televisor a grandes masas de televidentes (Álvarez
Monzoncillo, 2011),o, en el peor de los casos, a una importante masa crítica, que no
suele descender en España de los tres millones de espectadores
3
, y que en las grandes
citas, como el Mundial de fútbol de Sudáfrica, puede atraer en los momentos estelares
hasta el 90% de la audiencia (
Sofres
).
Por otra parte, en los albores del siglo XXI hemos asistido a la conjunción de dos
factores relevantes: el desarrollo y sofisticación de las retransmisiones en directo y la
irrupción de nuevos
media
, nacidos de empresas de telecomunicaciones (Picchi, 2006,
p. 155), que explotan los contenidos deportivos en redes de gran capacidad como
Internet y plataformas de telefonía móvil, lo que ha reforzado sin duda el atractivo de
estos eventos para los grandes grupos de telefonía, propiciando incluso la firma de
acuerdos entre detentadores de esos derechos y firmas del sector (Graffon y Taylor,
2000 y Spink y Morris, 2000). No cabe duda de que hoy día, el deporte constituye un
sector de actividad económica, y el ―deporte de audiencias y las audiencias del deporte,
se mezclan, influencian, condicionan y se potencian‖ (Viseu, 2006, p.89).
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
2.
Primeros cambios significativos en el mercado televisivo español y de los
derechos de retransmisiones deportivas
Durante los años de monopolio de
Televisión Española
(TVE) —televisión pública de
ámbito nacional, que comenzó sus emisiones en 1956—, esta entidad compraba
directamente los derechos de retransmisión de los encuentros de fútbol a la
Liga de
Fútbol Profesional
(LFP). Una situación que cambiaría a partir del año 1986 con el
interés que las primeras televisiones autonómicas españolas, surgidas tras la
Ley de
1983 del Tercer Canal
, demostraron por estos acontecimientos deportivos. Como en
aquel momento funcionaban pocos canales regionales
4
, aquellos encuentros de carácter
semanal se veían sólo en tres comunidades autónomas, por lo que TVE negoció la
emisión de los mismos a través de su segundo canal —surgido en 1966, entonces
denominado
TVE 2
y ahora
La
2—.
La aparición de los canales privados en España, al amparo de la
Ley de 1988 de
Televisión Privada
, dio comienzo a una nueva etapa para la negociación de estas
retransmisiones, así como a un cambio en la estrategia de las televisiones y sus modelos
de negocio. Desde 1990 y hasta 1998, los derechos audiovisuales del fútbol se
repartieron entre la
Federación de Organismos de Radio y Televisión Autonómicos
(FORTA) y la primera televisión de pago española,
Canal Plus
(
Sogecable
). Vemos
pues, cómo el primer movimiento sustancial en este ámbito se produjo con la aparición
de nuevas ventanas y sistemas de explotación de acceso condicional. Y desde ese
preciso momento, el fútbol y las ofertas de pago, irían de la mano al ser considerado
este deporte como un contenido esencial para la demanda (Alcolea, 2006).
Será, por tanto, a lo largo de la década de los noventa y de los primeros años del siglo
XXI cuando el mercado de programas deportivos en España alcance su madurez y
encuentre un nicho claro en la programación televisiva. Primero, de la mano de
Canal+
que, en fecha muy temprana (acuerdo de 6 de Julio de 1990 entre la LFP, la FORTA y
Canal+
), logra ya la cesión de derechos de retransmisión en directo y codificado de un
partido de Liga cada jornada del Campeonato de la Liga Nacional de Fútbol y de los
resúmenes de todos los partidos.
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
Al mismo tiempo, casi de forma simultánea, se produciría también ese conflicto
interminable del fútbol, con la irrupción de las dos plataformas de pago digitales por
satélite españolas (
Canal Satélite Digital
y
Vía Digital
). La fusión entre ambas
plataformas, dando lugar el 21 de julio de 2003 a
Digital +
, parecía haber resuelto este
conflicto, al establecer un monopolio claro. Pero la irrupción del grupo
Mediapr
o —
presente en el sector de la producción audiovisual y la gestión de derechos deportivos,
entre otros ámbitos de actividad—, con su entrada en el capital de la sociedad de gestión
conjunta de derechos de retransmisión
Audiovisual Sport
(AVS), y la adquisición de los
derechos de la mayor parte de los clubes de fútbol españoles, aprovechando la debilidad
económica y política del
Grupo Prisa
, acabó por desatar un conflicto de grandes
dimensiones.
La demanda judicial entablada por parte de esta última compañía en julio de 2007, ha
originado hasta el momento un larguísimo pleito que se ha resuelto con la condena a
Mediapro
, que debe satisfacer el pago de 104.9 millones de euros (152.7
mdd) a
Audiovisual Sport
, 4.4 millones (6.4 mdd) a
Digital+
y 2.88 millones (4.2 mdd) a
Sogecable
. Asimismo, la
Comisión Nacional de la Competencia
(CNC) española, ha
sancionado a
Mediapro
con una multa de medio millón de euros (0.7 mdd) ―
por abusar
de su posición de dominio obstaculizando la competencia en el mercado de reventa de
derechos audiovisuales de Liga y Copa de S.M. el Rey de fútbol y en los mercados
descendentes de televisión, particularmente el de pago
‖ (CNC, 2011/03/21).
3. Los
mercados de programas deportivos en España
La
carrera
por
los
contenidos
deportivos —no
sólo
futbolísticos—
que
se
ha
desarrollado en los últimos años en España ha supuesto un salto cualitativo en relación a
la década de los noventa. Durante estos últimos años, los más importantes grupos de
comunicación y de telefonía se han embarcado en
joint-ventures
, fusiones, absorciones
o diferentes preacuerdos
5
. Entre ellos, destacan sin duda los recientes movimientos en el
mercado español de la televisión privada en abierto de ámbito nacional, con la
absorción
Cuatro
por
Telecinco
(definitivamente autorizada por la CNC en octubre de
2010), y la entrada de su matriz,
Mediase
t, en el capital de la plataforma satelital de
pago
Digital+
(22%); y la todavía encallada absorción de
La Se
xta por
Antena 3
, que no
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
ha logrado superar la fase de
due dilligence
, pero que busca claramente sinergias entre
ambas cadenas. Unas sinergias que vendrían dadas sobre todo por el acceso a
contenidos deportivos, así como por la explotación
Gol TV
, que ha sido el primer canal
de pago en la televisión digital terrestre (TDT) en España —más allá de la fracasada
plataforma de pago
Quiero TV
— y el único dedicado al deporte, que ya disponía a
finales de 2010 de más de 1.5 millones de clientes; de los cuales alrededor de 350,000
lo eran directamente de
La Sexta
, y el resto, provenían de las plataformas de diferentes
operadoras de telefonía como
Orange, Jazztel
o
Telefónica
.
Por último, el desembarco de las grandes operadoras de telefonía, que han añadido estos
contenidos a sus aplicaciones para móvil, TV IP o televisión por cable, ha llevado a
alguna de ellas, caso de
Telefónica
, a entrar de nuevo en el capital de un gran grupo de
comunicación (
Digital+
), en un viaje de ida y vuelta, que esta vez se ha visto
condicionado
por
garantizarse
la
exclusividad
de
los
grandes
acontecimientos
deportivos y el acceso a los
output deals
de las principales
majors
de Hollywood. Los
operadores cuentan así con la ventaja de disponer de un mayor número de abonados o
de mayores índices de audiencia y proponer así mejores ofertas a los poseedores de
estos servicios.
4. Influencia en la estrategia empresarial: acuerdos, alianzas y
joint-ventures
La tendencia mundial a las macroconcentraciones de grupos de comunicación suponen
también uno de los aspectos clave de los procesos de globalización del deporte
en los
principales países desarrollados, como sucede en Estados Unidos entre
Time Warner
,
News Corp
y
Disney
(Bellamy, 1998). En la Unión Europea, algunos de los grandes
operadores de telefonía (
Orange, Telefónica
y
British Telecom
) cuentan con intereses
claros en la difusión de estos eventos, que son poseídos también por grandes
plataformas televisivas, como
Setanta
(
Disney
),
News Corp
(
BskyB
) o
Mediaset
.
Esta ―oligopolización‖ de los contenidos deportivos en general, que encuentra sus
aliados en los grandes operadores de telefonía, conforma también un entramado de
repartición de mercados geográficos (Law, Harvey y Kemp, S., 2002), e incluso de
acuerdos puntuales en diferentes países para mantener una coexistencia pacífica
6
.
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
En España, hemos asistido a lo que podríamos denominar como un ―duopolio mutante‖,
en el que de manera sucesiva se han ido alternando los propietarios de los derechos de
retransmisión audiovisual de los clubes de fútbol. De tal manera que, tanto la
Corporación Radiotelevisión Española
(RTVE) como las cadenas autonómicas, por un
lado, y
Antena 3, Sogecable
(a través de
Audiovisual Sport
) y
Mediapro
, por otro, se
han adjudicado de manera sucesiva la casi totalidad de los derechos de retransmisión
televisivos. Tan sólo
Mediaset
parecía haberse quedado fuera de esta competición: si en
la década de los noventa, los gestores de
Telecinco
consideraron que era una estrategia
errónea pujar por los derechos de fútbol, puesto que proporcionaban audiencia pero no
rentabilidad (Artero, 2007, p. 11), la compra de los derechos del Mundial de fútbol de
Sudáfrica
7
ha hecho variar radicalmente su estrategia.
Dos hechos importantes
8
han tenido que ver, seguramente, en esta decisión. El primero
de ellos, de consumo interno: la rápida pérdida de liderazgo en audiencia a favor de
TVE, y lo que Guarnieri y Lonardi (2010, p. 17) denominan ―la pay del Biscione‖; es
decir, la duplicación de la oferta de
Sky
en Italia, a precio básico. Esto es, la
conveniencia de extender su oferta a la televisión de pago.
De ahí que también, la plataforma de Berlusconi haya decidido, buscando sinergias
deportivas, y replicando su estrategia en Italia, tomar una participación del 22% en
Digital +,
y poner así en valor en España su exitosa experiencia italiana que, en poco
tiempo, les ha reportado ya más de cuatro millones de abonados.
Así, y en un corto espacio de tiempo,
Mediaset España
aunque perdió en un principio la
puja con TVE en la segunda ronda de la subasta organizada por la UEFA para
adjudicarse
la
Champions League
desde la temporada 2012-2013 a la 2014-2015, se ha
hecho, sin embargo, con la exclusiva de los derechos para retransmitir íntegramente la
Eurocopa 2012 de fútbol por un importe de 70 millones de euros (101.8 mdd). La
anterior Eurocopa de 2008, que ganó la selección española de fútbol, fue seguida por
una media de 14 millones de espectadores (80,9%), según datos de la consultora
Kantar
Media
.
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
Puede decirse, por tanto, que ninguno de los grandes grupos de comunicación
españoles, incluida RTVE, han permanecido inmunes durante estos dos últimos
decenios a la toma de posiciones en el mundo de los derechos, fundamentalmente del
fútbol, y en la adopción de estrategias que, aunque costosas en términos de financiación,
les garantizasen audiencias mayores para sus cadenas o, más modernamente, y tras la
irrupción de la TDT, para sus plataformas audiovisuales.
En un análisis de casos concretos, podemos detenernos en las experiencias de las
grandes cadenas españolas.
Antena 3
, salvo compras esporádicas de algunos eventos
deportivos, entre ellos partidos de fútbol, no parece tener un modelo muy definido sobre
política de explotación de deportes en televisión, ni tampoco ha desarrollado alianzas
con otras compañías. Aunque fue
Antena 3
la primera cadena en España que comenzó a
negociar de manera contundente por los derechos de retransmisión de encuentros de
fútbol en televisión.
En 1996, a pesar de que el mapa de estos derechos estaba ya establecido hasta 1998
(repartidos entre la
Forta
y
Canal +
),
Antena 3
, a través de
Gestora de Medios
Audiovisuales
, había llegado a un acuerdo para retransmitir los partidos de Liga y Copa
desde la temporada 1998-1999 del Real Madrid y también se hizo con los derechos de
importantes clubes españoles de primera división como el Atlético de Madrid, el Real
Betis Balompié y el Sevilla F.C. Además, se asoció con la televisión autonómica
catalana
TV3
, que tenía los derechos del F.C. Barcelona y del Español. Y el 24 de
diciembre de 1996 protagonizaba el acuerdo conocido como ―el Pacto de Nochebuena‖,
del que resultó la constitución de la sociedad
Audiovisual Sport
(AVS) para encargarse
de la gestión conjunta de los derechos de retransmisión que poseía por separado
Sogecable-Gestión de Derechos Audiovisuales
y
Deportivos
(
Gestsport
), con un 40%
del capital,
Gestora de Medios Audiovisuales
(vinculada a
Antena 3 Televisión),
con
otro 40% y
TV3
, con el 20% restante.
La fortaleza actual de la cadena, participada mayoritariamente por
PlanetaDe Agostini
,
son los derechos que ostenta de la
Champions League
, y que perderá en agosto de 2012,
así como la Copa de la UEFA a partir de cuartos de final. Y a comienzos de enero de
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
2011, su canal de TDT,
Nitro
, se ha hecho con las retransmisiones de los partidos
amistosos que dispute selección brasileña de fútbol hasta la celebración del Mundial
2014.
Queda pendiente, no obstante, su proceso de absorción de
La Se
xta, que parece hasta el
momento estancado. Superada la fase de
due dilligence
, y efectuada la valoración de
activos de ambas cadenas y el reparto accionarial que les correspondería a los
principales socios en la nueva plataforma (77%
Antena
3 y 23% para
La Sexta
), las
discrepancias existentes
9
tienen que ver también con los contenidos gestionados por
Mediapro
, puesto que esta compañía desea comercializar con carácter independiente sus
contenidos
premium
, entre ellos el fútbol y la Fórmula 1, e incluso piensa en una
hipotética salida a bolsa de no llegar a un acuerdo con
Antena 3
.
Por su parte, la inversión de RTVE en derechos de emisión entre los años 2010 y 2012,
en el ámbito de ―eventos deportivos de gran interés para la sociedad‖, ascendió a 282.5
millones de euros (411.3 mdd). La política de compra del ente público se reveló
acertada en cuanto a las audiencias conseguidas. Así, el motociclismo, con un coste de
20 millones de euros (29.1 mdd) por temporada, se ha convertido ya en el tercer deporte
más visto en España, después del fútbol y la F-1 (
Santa Mónica Sports
). Solamente en
el primer gran premio de la temporada de 2010 (Gran Premio de Qatar), la audiencia
subió hasta los 4 millones de personas, el mayor número de espectadores en motos en
España desde el año 1999.
Ahora bien, tras la Ley 8/2009, de 28 de agosto, relativa a su financiación, RTVE no
puede invertir más del 10% de su presupuesto total en la compra de eventos deportivos.
Esto significa que si su presupuesto para el año 2011 se estima en unos 1,200 millones
de euros (1,747.3 mdd), no podrá pujar más de 120 millones (174.7 mdd) por la compra
de derechos. La primera consecuencia ha sido el abandono de la puja por el Mundial de
motos, que en la temporada 2011-2012 pasará a manos de
Telecinco
.
TVE ha redoblado, sin embargo, su apuesta por el fútbol, un evento clave para continuar
su liderazgo como la cadena con mayor audiencia en España. Para renovar sus opciones
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
que vencían al finalizar la temporada 2011-2012, y que le habían generado audiencias
superiores a los ocho millones de espectadores en algunos encuentros (Kantar Media) se
adjudicó, junto con la autonómica catalana
TV3
, la difusión en abierto de la
Champions
League
hasta la temporada 2014-2015, por un importe de 40 millones de euros anuales
(58.2 mdd).
En cuanto a las cadenas privadas de televisión generalista de ámbito nacional de
aparición más reciente en España,
Cuatro
y
La Sexta
, han tenido como eje de su
desarrollo empresarial la retransmisión de grandes eventos deportivos. La cadena de
Mediapro
que inició sus emisiones el 27 de marzo del año 2006, comenzó este mercado
con la adquisición de los derechos de la Copa Mundial de Fútbol 2006, el Eurobasket de
España 2007 y el de Polonia 2009, así como el Mundobasket de Turquía 2010 y, por
supuesto, los derechos de emisión de la Fórmula 1 para las temporadas 2009-2011,
además de otros eventos menores (Giro Italia, GP series, Copa de la Liga inglesa…).
La retransmisión en exclusiva del partido entre el F.C. Barcelona y el Real Madrid, el
13 de diciembre de 2008, se convirtió en aquellos momentos en la emisión más vista de
la historia de esta cadena, con una audiencia media de 8,730,000 espectadores y el
44.7% del share de esa jornada (
Sofres
). De ahí, que
Mediapro
quisiera profundizar en
la adquisición de más acontecimientos deportivos para explotarlos de manera intensiva,
siguiendo el modelo anglosajón.
En primer lugar, obteniendo la concesión de un canal de pago en la nueva Televisión
Digital Terrestre (
Gol TV
), en septiembre de 2009, en contra de las intenciones iniciales
del Ejecutivo español, que no contemplaba en su diseño inicial de la TDT servicios de
pago (Zallo, 2009), a pesar de que en España anteriormente ya se había desarrollado una
experiencia
de
acceso
condicional
bajo
este
sistema.
Y,
en
segundo
lugar,
comercializando estos eventos a otros operadores de televisión o de telefonía móvil para
minorar sus riesgos
10
, como es el caso de
Orange, Telefónica, Ono, Euskaltel, Jazztel,
Andorra
Telecom
y
Aotec
, que la difunden a través de sus emisiones de TV IP o cable; y
del mismo modo, lo hacen también a través del soporte de telefonía móvil en Vodafone,
Movistar
y
Movilgol
. Es la irrupción de los nuevos
media
, nacidos de empresas de
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
telecomunicaciones, que explotan estos contenidos en redes de gran capacidad como
Internet y plataformas de telefonía móvil, y estas plataformas están ocupando ya un
lugar preeminente en el ocio de los ciudadanos (Casero, 2009).
En cuanto a la ex filial de
Sogecable, Cuatro
, que fue el segundo mejor lanzamiento de
una cadena en España, con un 6.4% de
share
el primer año de emisión (Sánchez
Tabernero, 2010), apostó algo más tarde que
La Sexta
por incrementar su audiencia
apelando a las retransmisiones deportivas. La cadena logró incluso alcanzar resultados
históricos al rebasar todos los récords de audiencia en la difusión de eventos deportivos,
cuando en junio de 2008, la final de fútbol del Campeonato de Europa de selecciones
entre España y Alemania concitó a 14.4 millones de espectadores, el 80.9% de la
audiencia, y se convirtió entonces en el partido más visto de la historia de la televisión,
mientras que el último minuto agrupó a 17.6 millones de personas, todo un hito en las
retransmisiones deportivas. Sin embargo, en 2010 sus niveles de audiencia, carentes de
la emisión de grandes acontecimientos deportivos, no lograron sobrepasar la barrera del
7% de audiencia.
La última alianza estratégica, firmada en agosto de 2010, es el acuerdo alcanzado entre
dos grupos tan dispares como
Unedisa
(
RCS Mediagroup
) y
Mediapro
para explotar
Marca TV
, que es el primer canal español que emite 24 horas de información y
actualidad deportiva, aunque sin retransmisiones de encuentros como eje principal. Esta
joint-venture
permitirá una explotación conjunta del canal, al 50% entre ambos socios,
tanto en ingresos como en gastos. De esta manera, el proyecto que se puso en marcha en
uno de los canales del multiplex, propiedad de
Unedisa
, está gestionado por
Imagina
-
Mediapro
, que, lógicamente, cuenta con mayor experiencia en la gestión de contenidos
que el grupo de
RCS
.
5. Las consecuencias de la carrera por los contenidos: el endeudamiento de los
grandes grupos de comunicación
Como hemos visto, esta fiebre por los contenidos, que no es nueva en España, aunque
ha alcanzado una gran dimensión a partir del año 2008, y también desde el apagón
analógico ocurrido en abril de 2009, ha contribuido —aunque no es la única razón— a
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
erosionar no solamente los resultados financieros de muchos de los grandes grupos
multimedia, sino lo que es peor, a endeudarse gravemente con diferentes entidades
financieras.
Tradicionalmente, y desde la quiebra del
grupo Kirch
en 2002, y los problemas
originados en
Canal+ Francia
antes de su absorción por
Vivendi
(Sojcher, 2002) se ha
visto a la adquisición de los derechos deportivos como el principal causante de los
abultados déficits de algunos grupos mediáticos. El hecho evidente es que una buena
parte del endeudamiento de
Sogecable
y
Mediapro
hunde sus raíces en los fuertes
desembolsos que estas plataformas han tenido que realizar, tanto para hacerse con la
exclusividad de algunos deportes como para mantener sus fuertes apuestas tecnológicas,
fundamentalmente la retransmisión por satélite o la televisión digital terrestre de pago.
Aunque la política de adquisición y explotación de derechos es, en muchos casos,
extraordinariamente opaca, conocemos algunos datos bastante definitorios de esta
situación.
Mediapro
tiene adquiridos los derechos audiovisuales de eventos deportivos
hasta la temporada 2014/2015, por valor de 2,669 millones de euros (3,886.3 mdd),
unas 32 veces sus fondos propios. Por otra parte, el concurso de acreedores de
Mediaproducción S.L
., su tenedora de derechos deportivos, ha puesto al descubierto que
el pasivo total de la compañía asciende a 1,020 millones de euros (1,485.2 mdd), y de
esta cantidad, 562.3 millones (818.8 mdd) corresponden a empresas del propio grupo.
Por su parte,
Digital+
11
se ha adjudicado a partir de agosto de 2012, y en encarnizada
batalla con otros competidores, entre ellos
RTVE
y
Mediapro
, la
Champions League
por
una cantidad cercana a los 40 millones de euros (58.2 mdd) anuales durante tres
temporadas
12
. De esta manera recupera unos derechos de los que fue titular entre 2006 y
2009,
y
que
le
permitirán
emitir
tres
partidos
de
pago,
arrebatándole
así
esta
competición a
Mediapro
que emite dos partidos de pago a la semana, y a TVE y las
autonómicas que transmiten dos partidos en abierto semanales; aunque desde 2012
habrá un encuentro menos en abierto.
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
El desembolso de unos 120 millones más (174.7 mdd) puede parecer una cantidad
excesiva para un grupo como
Prisa
que adeuda, en el mejor de los casos
13
más de 3.000
millones de euros (4,368.3 mdd). Solo que la entrada de dos nuevos socios en el
accionariado de la compañía, le han dotado de mayor apoyo financiero.
El hecho evidente, por tanto, es que desde el año 1986 hasta hoy las cadenas españolas
de titularidad pública (RTVE y la FORTA), como las nuevas plataformas de pago (
Vía
Digital
y
Canal Satélite Digital
y después
Digital +
), las cadenas privadas más
recientes (
Cuatro
y
La Sexta
) e incluso las cadenas tradicionales como
Antena 3
y
Telecinco
, se han embarcado en solitario o formando alianzas con otros socios en la
retransmisión de estos eventos. El resultado es que esta estrategia de captación de
contenidos deportivos ha originado hasta el momento déficits difíciles de soportar para
RTVE, que ya no dispone del 15% de la tarta publicitaria televisiva —debido al cambio
en su financiación, que deja de depender de la publicidad—, y ha puesto en una muy
difícil situación financiera a plataformas como
Digital +
y
Mediapro
, que han tenido
serias dificultades para hacer frente al pago de las contraprestaciones económicas a los
clubes por la cesión de estos derechos. En el primero de los casos, los problemas se han
resuelto mediante la entrada en su capital de dos nuevos socios; mientras que la
suspensión de pagos de
Mediapro
14
, y sus iniciativas de explotación, muy en la línea de
BskyB
, tratan de rentabilizar una cuantiosa inversión que le ha abocado a tener que
renegociar hasta 2013 su deuda con la banca.
6. Nuevos escenarios
El constante incremento en el precio de estas retransmisiones, ha llevado a su
explotación intensiva en las plataformas tecnológicas (Sobry, 2003) o la búsqueda de
socios financieros para cofinanciar y disminuir el riesgo de esta fuerte inversión
financiera. En este nuevo contexto competitivo, la conclusión que podemos extraer es
que, aunque el mercado español siga siendo muy estrecho, comparado con otros
mercados más desarrollados, existe una demanda creciente por parte de estas compañías
de telecomunicaciones que contemplan el espectáculo deportivo como un medio rápido
y fiable de ganar nuevos clientes o fidelizar a los ya existentes, con la venta de servicios
cruzados. El ejemplo más claro es tal vez
Telefónica
, que al incluir gratuitamente el
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
paquete de fútbol de
Gol TV
en su oferta estándar, ganó en 2009 más de 90.000 clientes
y dos puntos de cuota en el mercado de la televisión de pago, hasta superar el 17%.
En cualquier caso, no parece que ningún modelo ni presente ni futuro de explotación de
derechos pueda sustentarse sobre una escasa masa crítica de 4.3 millones de clientes en
la televisión de pago —supone una penetración de 9.1 abonados por cada 100
habitantes, y de 74.5 millones de euros (108.4 mdd) de facturación por contrataciones
puntuales de partidos (CMT, 2010) —con un descenso del 51.6% respecto a 2008,
cuando estos mismos ingresos ascendieron a 154.1 millones (224.4 mdd)
15
—; cifras que
en el caso de Gran Bretaña se multiplican al menos por cuatro o cinco en el mercado
interno, y que están acompañadas por una sofisticada maquinaria de comercialización
en los cinco continentes, capaz de alcanzar a más de 200 millones de personas en más
de veinte lenguas
(Hoehn y Lancefield, 2003).
En España y para acabar de dibujar un escenario extremadamente complejo, como ya
apuntaron Ginesta (2009) y Pintó y Crespo (2009), parece que para salvar de la quiebra
a los clubes
16
, ahogados por las deudas de los excesivos gastos en fichajes, pero también
por los descensos en los ingresos de las quinielas y por los 630 millones de euros (917.3
mdd) de deuda contraídos con Hacienda y la Seguridad Social española, sería necesario
modificar también el actual marco legal.
La batalla se produce ahora, y era un paso lógico en la explotación de estos derechos,
por acabar con el fin de la gratuidad en las retransmisiones de fútbol (Popescu-Jourdy,
2009), que se encuentran en trance de desaparición en las principales pantallas de
televisión del planeta. Las modificaciones afectarían así a la Leyes españolas del
Deporte y del Juego. En el primero de los casos, la LFP exige al Gobierno
de España
que elimine desde junio de 2012 la obligación de las televisiones de ofrecer un partido
semanal de la Liga en abierto, en vigor desde la Ley del Deporte de 1977, y ratificado
por la
Ley General Audiovisual
de 2010. Al mismo tiempo, la LFP solicita que los
resúmenes de los partidos dejen de considerarse de interés ―informativo‖, lo que obliga
a ceder las imágenes a las cadenas de televisión, y que sólo los goles sean considerados
de ―interés general‖. Tanto los ―highlights‖ como la codificación del partido del sábado
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
podrían generar a los clubes unos ingresos extra de 200 millones de euros (291.2 mdd)
dentro de tres años al estimar también un crecimiento de un millón de abonados a la
televisión de pago.
Por otra parte, los clubes exigen al Gobierno español que garantice un retorno de las
nuevas apuestas online, ya legisladas en un anteproyecto, y que el Ejecutivo pretende
desarrollar en la futura
Ley del Deporte Profesional
.
7. Conclusiones
En España la competición futbolística es una de las más importantes del mundo, y las
barreras de entrada que han impuesto hasta ahora
Mediapro, Sogecable
y
Mediaset
, sin
olvidarnos de
Telefónica
, han impedido que hasta el momento los grandes detentadores
mundiales de derechos deportivos no hayan tomado posiciones significativas en el
mercado español. Y no parece que las recientes resoluciones de la
Comisión Nacional
de la Competencia
(CNC), adoptadas tras la absorción de la cadena
Cuatro
por
Telecinco
y por la entrada de
Mediaset
y
Telefónica
en el capital de
Digital+
, vayan a
condicionar gravemente el mercado español de derechos deportivos.
Al margen de la decisión adoptada en abril de 2010 para que los contratos de
retransmisión de los partidos de la Liga no tuviesen una duración superior a los tres
años, las restricciones impuestas por la CNC hacen especial hincapié en las posiciones
de dominio del mercado publicitario y en los
output deals
cerrados con los grandes
estudios de Hollywood para la difusión de series y filmes de ficción.
En cualquier caso, existe en España un ―circuito‖ muy claro de control y difusión de
derechos deportivos, que tiende a estar concentrado cada vez en menor número de
operadores. Esta posición de dominio comprende el
pool
formado por
Mediaset
,
Telefónica
y
Digital+
por un lado, y de otro, por
Mediapro
y
Antena 3
, si llegase a
consumarse la absorción de esta última por
La Sexta
. Como se ve, una clara situación de
duopolio si lo analizamos en términos de ―plataformas televisivas‖ y no de cadenas de
televisión.
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
La última cuestión pendiente atañe a la incapacidad de las empresas que detentan hoy
día los derechos de retransmisión en España, tanto del fútbol como de la Fórmula 1, de
poder rentabilizarlos y generar beneficios. Con una escasa masa crítica de abonados a
las diferentes fórmulas de televisión de pago, y en un contexto muy duro de recesión
económica que impide el crecimiento de este mercado, parece muy difícil rentabilizar
estas inversiones solamente con
players
nacionales. Además, los grandes desembolsos
de dinero para hacer frente a la puja de estos derechos y el recurso al elevado
endeudamiento pueden arrastrar a grandes déficits a más de un gran grupo multimedia.
Es cierto también que es difícil que exista un modelo televisivo sin contar con el
deporte, e incluso que las retransmisiones de estos eventos podrán condicionar el
modelo televisivo en el futuro. Puede haber llegado, por tanto, la hora de encontrar
nuevas fórmulas de explotación que contribuyan a atenuar los riesgos en que han
incurrido estas empresas. Y la fórmula de
joint-ventures
o de alianzas estratégicas con
los grandes del sector o con poderosos conglomerados televisivos internacionales, tan
común en otros países, podría ayudar a una explotación más racional de estos eventos
desde el punto de vista económico. De producirse este hecho, no solamente cambiaría la
cadena de valor de los derechos deportivos en España, con una mayor especialización
entre productores y difusores, sino que además podría alterar incluso el débil marco de
la televisión de pago española y el mapa de la televisión en abierto.
Referencias:
Alcolea, G. y Blanco, Mª (2006):
El negocio del fútbol en televisión. La batalla por el
Mundial de Alemania 2006
. Jaén: El Olivo.
Álvarez Monzoncillo, J. Mª (2011):
La televisión etiquetada: nuevas audiencias, nuevos
negocios
. Madrid: Ariel/Fundación Telefónica.
Artero Muñoz, J.P. (2007):
Modelos estratégicos de Telecinco (1990-2005).
Madrid:
Fragua.
Bellamy, R. (1998): ―The Evolving Television Sports Marketplace‖. En Wenner, L.
(edic.):
Media Sport
. New York: Routledge.
Casero, A. (2009): ―La implantación de la TDT en España: transformaciones de la
publicidad televisiva‖.
Telos
, nº 79, pp:143-155.
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
CMT:
Informe Anual 2009
. En www.cmt.es. Recuperado el 27 de Abril de 2010 de
www.cmt.es/es/publicaciones/anexos/Informe_Anual_2009_pdf
.
CMT (2010):
Informe del sector audiovisual 2010
. En www.cmt.es
. Recuperado el 28
de abril de 2011 de www.cmt.es/es/publicaciones/informes
del sector.
CNC (2008):
Informe sobre la competencia en los mercados de adquisición y
explotación de derechos audiovisuales de fútbol en España
. Madrid: CNC.
CNC (2009):
Mediaproducción/La Sexta y Clubes de fútbol
. Madrid. Resolución Expte.
S/0146/09. Madrid: CNC.
Deloitte (2010):
Annual Review of Football Finance
. Manchester: Deloitte.
Dobson, S. y Goddard, J. (2003):
The Economics of Football
. Cambridge: Cambridge
University Press.
García Santamaría, J. V. (2011): ―Modelo centralizado versus modelo individualizado.
Derechos de fútbol y retransmisiones deportivas en Europa‖.
Telos,
nº 86, Enero-Marzo
2011, pp: 126-137.
Ginesta, X. (2009): ―Mediapro contra Sogecable: la guerra del futbol i la ineficaç
regulació de l´Admininistració a Espanya (2006-2008)‖.
Observatorio (OBS)
Journal, 9,
113-134.
Gratton, C. y Taylor, P. (2000):
Economics of sport and Recreation
. 2ª edic. London:
Spoon Press.
Guarnieri, A. y Lonardi, A. (2010):
La nuova televisione: il passaggio al digitale
terrestre
. Bologna: Odoya.
Hoehn, T. y Lancefield, D. (2003): ―Broadcasting and Sport‖.
Oxford Review of
Economic Policy
. Vol. 19, nº 4.
Law, A., Harvey, J. y Kemp, S. (2002): ―The Global Sport Mass Media Oligopoly‖.
International Review for the Sociology of Sport
, 37(3), 279-302.port
Picchi, L. (2006): ―Sport e industria dei media: evoluzione di un solido matrimonio di
interessi‖. En
Comunicazione e Sport
. Catolfi, A. y Nonni, G. (edic.). Urbino: Edizione
QuattroVenti.
Pintó Sala, J.J. y Crespo Pérez, J. (2009): ―Los derechos audiovisuales en el deporte
profesional. ¿Una historia interminable de conflictos?‖. En Palomar Olmeda, A. y Terol
Gómez, R.:
El deporte profesional
(pp. 561-600). Barcelona: Bosch.
Popescu-Jourdy, D. (2009): ―Le spectacle sportif et les medias: une relation toujours
privilegiée‖. En
Les Cahiers du journalism: Les nouveaux écrans du sport
. Nº 19, 2009
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
Départment d´information et communication de Lille et École Superieure de journalism
Université Laval.
Premier
League
(2009):
The
history
of
the
Premier
League
.
En
Sánchez-Tabernero, A. (2010): ―Los grupos de comunicación en España: estrategias
frente a la crisis‖. En Campos Freire, F. (Coord.):
El cambio mediático
. Sevilla-Zamora:
Comunicación Social.
Sobry,
C.
(2003):
Socioéconomie
du
sport.
Structures
sportives
et
liberalisme
économique
. Brusells: Éditions De Boeck Université.
Sojcher, F. (2002): ―Canal+ et le cinéma francais‖. En Créton, L (Dir.):
Le cinéma à l´
épreuve du système télévisuel
. Paris: CNRS Editions.
Spink, P. y Morris, P. (2000): ―The Battle for TV Rights in Professional Football‖. En
Caiger, A. y Gardiner, S. (Eds.):
Professional Sport in the EU: regulation and Re-
Regulation
(pp. 165-196). The Hague: TCM Asses Press.
Viseu, J. (2006): ―O desporto da TV ou a TV do desporto?‖. En Lopes, F. y Pereira, S.
(Coord.):
A TV do futebol
. Porto: Campo das Letras.
Zallo, R. (2010): ―La política de Comunicación Audiovisual del gobierno socialista
(2004-2009): un giro neoliberal‖, en
Revista Latina de Comunicación Social
, 65,
páginas 14 a 29. La Laguna (Tenerife): Universidad de La Laguna. Recuperado el 17 de
.
1
Universidad Carlos III, España.
E-mail: jvicente.santamaria@telefonica.net
Licenciado en Ciencias de la Información por las ramas de Periodismo y de Cine. Doctor en Ciencias de
la Comunicación por la Universidad Rey Juan Carlos. Actualmente es profesor del departamento de
periodismo y comunicación audiovisual en la Universidad Carlos III. Cuenta con una dilatada labor
profesional como consultor en marketing y comunicación, así como de director de comunicación en
diferentes empresas: Argentaria, BBVA, Uno-e Bank, MBO Comunicación y Silverman y Asociados.
Especializado en el campo económico de las Industrias Culturales, ha publicado artículos en
Telos,
Revista Latina de Comunicación Social
,
Área Abierta, OBS
o
G+J.
Es coautor de una docena de libros
colectivos, entre los que destacan
: La televisión etiquetada
(2011),
Medios de
comunicación para
inmigrantes
(2009),
El oficio del
productor, entre el arte y la gestión empresarial
(2009),
El espíritu de
la colmena 31 años después…
(2005),
Contexto histórico-económico de Bienvenido Mr. Marshall
(2004)
y
Los nuevos cines en España
(2003). Asimismo, ha escrito y colaborado para numerosos periódicos y
revistas. Actualmente es columnista en la sección de economía del diario digital
lainformacion.com
.
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
Forma parte de la Junta Directiva de la Asociación Española de Historiadores del Cine y es colaborador
del Máster de Comunicación Institucional y Política de la Universidad Carlos III y del Máster de Nuevas
Tendencias en Comunicación de la Universidad de Castellón.
2
Centro de Estudios Superiores Felipe II (Universidad Complutense de Madrid), España.
E-mail: gema.alcolea@ajz.ucm.es
Doctora en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid. Segundo Premio
Nacional Fin de Carrera de Educación Universitaria y Premio Extraordinario de Licenciatura. Profesora
de Comunicación Audiovisual del CES Felipe II de Aranjuez (UCM). Miembro del Grupo de
Investigación en Estructura, Historia y Contenidos de la Comunicación (GREHCCO), de la Universidad
de Sevilla.
Colaboradora del Departamento de Empresa Informativa de la Facultad de Ciencias de la Información de
la Universidad Complutense y del Centro Andaluz de Estudios Empresariales. Asimismo trabaja en el
Gabinete de la Consejera para la Igualdad y Bienestar Social de la Junta de Andalucía.
Además, ha publicado los libros de investigación:
La televisión digital en España
(2003),
Plan de
Impulso a la TDT en España
(2006),
El negocio del fútbol en
televisión: la batalla por el Mundial de
Alemania 2006
(2006) y
Una semana sin
televisión en el siglo XXI
(2008), así como en las obras
colectivas
La dinámica
periodística. Perspectiva, contexto, método y técnicas
(2010),
Preparing for the
Future
:
Studies in Communication Sciences in the EHEA
(2010) o
Métodos de innovación
docente
aplicados a los estudios de Ciencias de la Comunicación
(2010). También ha publicado artículos en
revistas como
Comunicación y Pluralismo, Derecom, Discurso
.
Revista internacional de Semiótica
y
Re-
Presentaciones
.
3
La primera retransmisión del Mundial de motos 2010 en Qatar concitó en España ante las pantallas a 4
millones de espectadores. Por su parte, la Fórmula 1, alcanzó durante la temporada 2010 audiencias
claramente superiores, según datos de
Sofres,
a los tres millones de personas.
4
En 1983 se constituyó la televisión autonómica vasca
ETB 1
(en 1986 su segunda cadena
ETB 2
); en
1984, la autonómica catalana
TV3
(en 1989 su segunda emisora C33); en 1985, la gallega
TVG
; en 1989,
la autonómica valenciana
Canal 9
,
TeleMadrid
y
Canal Sur
(
Canal 2 Andalucía
nació en junio de 1998).
En 1989 las televisiones autonómicas españolas se agruparon en la
Federación de Organismos de Radio y
Televisión Autonómicos
(FORTA), que negocia la adquisición de programas y la venta de publicidad para
las emisoras federadas en determinados casos.
5
En Estados Unidos destaca la alianza entre
News Corp, Disney
y
Time Warner
, pero también en otros
países europeos como Gran Bretaña, Italia y España caben también alianzas (
News Corp, Disney
y
Mediaset
, entre otros), que acaban por tejer una amplia red de intereses deportivos con tintes de control
oligopolístico en este sector.
6
Ejemplos como los de
Setanta
y
BSkyB
en Gran Bretaña; o de
Mediaset
y
Sky
en Italia, o incluso de
Mediapro
y
Marca TV
en España.
7
Parecía que
Telecinco
había abandonado la puja por los derechos deportivos tras su retirada de la
Fórmula 1. Cabe recordar que en el año 2004, la emisión de Fórmula 1 volvió a la cadena de
Mediaset
,
(había retransmitido el Mundial en 1994, 1995 y 1996), y que llegó a convertir al automovilismo en el
segundo deporte más seguido en España, con una audiencia media en 2004 del 33.2% y 2,636,000
espectadores, según un estudio de la agencia de medios Carat. El liderazgo de la cadena se afianzó
todavía más cuando Fernando Alonso ganó el Mundial de 2005, justo en la carrera de Brasil, en el que el
share
fue del 56%, con 8.6 millones de espectadores. De esta manera, prorrogaría sus derechos hasta el
año 2008, retirándose posteriormente de la puja al considerar que las cantidades satisfechas por
Mediapro
no encajaban en sus criterios de rentabilidad.
8
Antes del acuerdo con
Sogecable
para la difusión en España en abierto del Mundial de Sudáfrica, es
cierto también que tras su pérdida de liderazgo en detrimento de
TVE, Telecinco
comenzó a tantear este
mercado. Primero, fue la Copa FIFA de selecciones que consiguió en una subasta con
Mediapro,
y la
emisión en abierto de la sucesora de la Copa de la UEFA para España. Algo más tarde, y también de la
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
mano de
Mediapro
adquirió un pequeño paquete de derechos que incluían la retransmisión de varios
partidos de la Copa del Rey.
9
Véase al respecto las declaraciones efectuadas por José Manuel Lara, presidente del grupo
Planeta
, en el
Foro de la Nueva
Comunicación
, el 8 de febrero de 2011 (
Expansión
, 2011/02/09, p. 7).
10
No conviene olvidar que
Mediapro
ha acabado convirtiéndose en los últimos años en la primera
empresa española de gestión de derechos deportivos y en una de las principales productoras de eventos
deportivos de Europa; si bien desconocemos el estado de sus cuentas, y la rentabilidad que obtienen con
la adquisición de estos derechos, puesto que al no cotizar en bolsa ni hacer públicas sus resultados resulta
una ardua tarea averiguar el estado real de sus finanzas.
11
La venta del
22% de
Digital+
a
Telecinco
se cerró, al igual que la venta del 100% de
Cuatro
, el 28 de
diciembre de 2010, según hecho relevante remitido a la CNMV.
12
Diario
Expansión
, 5 de febrero de 2011, p. 9.
13
El consejero delegado de
Prisa
, Juan Luis Cebrián, reconocía en una entrevista en el diario español
La
Vanguardia
, el 6 de febrero de 2011, que en el tercer trimestre de 2010 su deuda neta ascendía a 4,686
millones de euros (6,823.3 mdd), y que en estos momentos podría llegar a 3,200 o 3,300 millones
(4,805.1 mdd).
14
Aunque en realidad, la suspensión de pagos fue presentada el 16 de junio de 2010, por la filial de
Mediapro
,
Mediaproducción, S.L
., propietaria de los derechos de emisión para la televisión de la práctica
totalidad de los clubes de fútbol españoles.
15
Las contrataciones de fútbol en pago por visión descendían en 2009 a 6.5 millones de eventos, frente a
los 13.2 del año 2008 (retroceso del 50.6%). Un descenso en el que sólo una pequeña parte es achacable a
la crisis económica, puesto que las contrataciones de películas también descendían, pero solamente de 13
millones de unidades a 10.8 millones. Fundamentalmente fue debido a que ―en 2009 parte de los partidos
de la Liga dejaron de comercializarse en esta modalidad para incluirse en canales deportivos de contenido
premium
a los que se accede a cambio de una cuota mensual‖ (Comisión del Mercado de las
Telecomunicaciones, CMT, 2009, p. 142).
Gol TV
cerraba ese ejercicio con 153,151 abonados en sólo
cuatro meses de actividad (CMT), —en ese momento sólo se comercializaba este canal a través de la
TDT de pago, algo que ha cambiado en la actualidad— y
Canal + Liga
contaba entonces con 700,000
(datos de la empresa).
16
Expansión
, 10 Febrero 2011, p. 3.
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
logo_pie_uaemex.mx