Artículo en PDF
Cómo citar el artículo
Número completo
Más información del artículo
Página de la revista en redalyc.org
Sistema de Información Científica
Red de Revistas Científicas de América Latina y el Caribe, España y Portugal
FANTASMA Y FANTASÍA IDEOLÓGICA EN LA PUBLICIDAD.
Miriam Pardo Fariña
1
Cristian Venegas Ahumada
2
Resumen
El objetivo de la investigación es interpretar fotografías publicitarias de una de las
campañas
de
Dolce
&
Gabbana
Otoño-Invierno
2007/2008
desde
una
perspectiva
psicoanalítica en el contexto de la sociedad Postmoderna. Se utiliza una metodología
hermenéutica aplicada a un
corpus
de 6 fotografías. Las conclusiones son: la publicidad es
un Discurso del Amo cuya fantasía ideológica lleva a los sujetos a consumir desde un guión
sadomasoquista que es velado por el esteticismo publicitario del
Pornochic,
reproduciendo
la subjetividad posmoderna predominante, que se apoya en el fantasma sadomasoquista,
propio de la singularidad del sujeto, que será capturado por el Discurso Amo para ofrecer
mercancías donde el sujeto, con su consumo, intentará recobrar de modo imaginario el
objeto perdido que causa su deseo, es decir, el objeto
a
.
Palabras clave
Fantasma, fantasía ideológica,
Pornochic
, sadomasoquismo, Discurso del Amo.
Abstract
The aim of this research is to interpret the commercial photographs of the Dolce
&
Gabanna 2007/2008 Fall-Winter campaign from psychoanalytic perspective in the context
of post modern society. This will be done using an hermeneutic methodology applied to a
corpus
of 6 photographs. The expected outcome will connect advertising with the Master’s
Discourse,
whose
ideological
fantasy
leads
the
subjects
to
buy.
This
follows
a
sadomasochistic script which is veiled by the advertising aestheticism of
Pornochic.
The
slant reproduces predominant post modern subjectivity which relies on the sadomasochistic
fantasy belonging to the singular subject who will be captured by the Master’s Discourse of
consumption. The subject will try to recover the lost object, the cause of his craving, to wit,
object
a
.
Keywords
Fantasy, ideological fantasy,
Pornochic,
sadomasochism
,
Master’s discourse.
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
I. Introducción.
“Si la modernidad erigió la ilusión de un deseo
articulado a través de un Otro universal, la
posmodernidad
se
caracteriza
por
la
desorientación del deseo como efecto de su
subordinación a la voluntad de goce”.
(Ubill, 2006, p. 1).
La investigación que se presenta, consiste en un análisis de la campaña publicitaria de
Dolce & Gabbana
Otoño-Invierno 2007/2008, los aportes del psicoanálisis resultan muy
pertinentes para reflexionar en torno a la misma a partir de algunas ideas propuestas por los
autores Sigmund Freud, Jacques Lacan y Slavoj Žižek.
Por una parte, considerando que la campaña basa su presentación en cierto tipo de escenas,
cuidadosamente orientadas a causar un impacto estético en el público desde la lógica
perversa, específicamente, a partir del sadomasoquismo, las reflexiones de Sigmund Freud
en su texto
Pegan a un niño
del año 1919, ofrecerá algunos puntos claves para analizar la
campaña a partir de las
fantasías de paliza
.
Por otro lado, el juego escénico de las imágenes, junto con la presentación del fetiche, abre
una vía reflexiva acerca de las implicancias que tiene
la función del velo
y que Jacques
Lacan desarrolla en uno de sus seminarios. ¿Cuál es la posición del fetiche en el velo? ¿Por
qué el fetiche no se constituye en un objeto intercambiable? ¿Qué consecuencias podrá
acarrear aquello entre la marca
Dolce & Gabbana
y el consumidor?
Con el apoyo de los textos seleccionados, tanto de Freud, Lacan y Žižek, se llevará a cabo
un análisis acotado de la campaña publicitaria considerando las fotografías en su conjunto,
ya que a partir de las mismas, es posible distinguir guiones fantasmáticos específicos
relacionados con la
fantasía ideológica postmoderna, que serán abordados en el análisis.
En la sociedad
postmoderna
contemporánea las
imágenes
son la
verdadera realidad
para
los sujetos, no podemos pensar en la realidad social sin las imágenes, porque de lo
contrario, nos quedamos en una pura abstracción (Žižek, 2010). Por tanto, la inclusión de
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
imágenes publicitarias, son un material imprescindible en el presente estudio de caso,
haciendo plausible una
interpretación
respecto del modo que adoptan los
discursos
publicitarios para promover una determinada
posición de deseo
en los sujetos dentro de la
sociedad de consumo
(Baudrillard, 2009).
A lo señalado en relación a la importancia de la imagen para el estudio de los procesos de
subjetividad relacionadas con el consumo, podemos agregar que la imagen puede ser
considerada como un texto particular caracterizado por su polisemia, ambivalencia, carácter
metafórico, elevada evocación de sentimientos, emociones y pasiones, teniendo gran fuerza
de persuasión, efectos de verosimilitud, llamar poderosamente la atención, poseer mayor
capacidad de seducción, es más fácil de recordar que otros tipos de lenguaje, requiere
menos esfuerzo para procesar esos mensajes.
Por todas estas características, se llegan a
producir imágenes de idealizada estética, donde los productos son los portadores de estatus,
privilegio, éxito y elegancia que se vinculan con aspectos inconscientes del sujeto. De este
modo se reproducen valores que resultan funcionales al consumo en la Postmodernidad
(Hellín, 2007; Ortíz, 2003; Ossa, 1999; Serrano, 2008).
Los principales perspectivas teóricas para analizar la publicidad son los siguientes:
Informacional, Psicoanalítica,
Socio-Antropológica y Teórica Crítica (Corrales, 2005).
El
enfoque informacional
sostiene que el aumento en el mercado de bienes y servicios
vuelve imposible para un consumidor conocer en profundidad el beneficio aportado por las
diversas mercancías ofertadas. Desde ésta concepción la publicidad sólo informa; el
consumo es guiado por variables “objetivas” y el consumidor es individual, libre y racional,
donde se pone en primer plano las decisiones fundamentadas en un modelo de cálculo
costo-beneficio (Corrales, 2005).
El
enfoque psicoanalítico
conceptualiza la publicidad como una forma de discurso que
eleva los bienes y servicios, o si se refiere, las mercancías, a nivel de
objetos de deseo
, en
consecuencia, el consumo se explica como una acción desplegada por un sujeto del
inconsciente y, por tanto, guiado por aspectos no racionales (Corrales, 2005).
El enfoque
socio-antropológico
considera la publicidad como uno de los dispositivos más
importantes para reproducir desde un punto de vista simbólico y material del consumo en
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
tanto que reproducción de un orden socio-económico e identitario-cultural hegemónico
(Corrales, 2005).
El enfoque
teórico-crítico
concibe la publicidad como una herramienta de control y
manipulación ideológica y el consumo como una forma de reproducción y consentimiento
tácito hacia una sociedad injusta y alienante (Corrales, 2005).
Los hallazgos realizados por investigaciones en el
análisis de publicidad con una
metodología
semiótica
las fotografías publicitarias utilizan imágenes de elevado esteticismo
promoviendo significaciones profundas y difíciles de verbalizar por su complejidad
(Boscán
y
Mendoza,
2004).
Además,
la
publicidad,
guiada
por
una
racionalidad
instrumental y por un mero interés económico, lleva incluso a vulnerar la ética, los
derechos de hombres y mujeres, haciendo que se reproduzca una subjetividad consumista
(Venegas, 2006, 2007, 2009). A su vez, investigaciones provenientes del
Psicoanálisis
sostienen que el discurso publicitario transforma un bien, servicio o mercancía concreta en
una metamorfosis imaginaria y simbólica que hace de la mercancía en un objeto de deseo,
tornando lo irreal en posible (Almagro, 2007, 2008, 2010). Además, podemos afirmar que
la publicidad presenta a un nuevo tipo de mujer, la
mujer fálica,
es decir, esplendorosa en
su omnipotencia, amenazadora, castradora y fetichista donde lo
ominoso
aparece velado
bajo la gracia, la hermosura, esto es, con una cuidada estética la publicidad logra
representaciones
que
poseen
un
carácter
delirante,
seductor,
placentero
llegando
a
escenificar un producto absoluto que acentúa la identificación imaginaria del espectador
(Brasil, 2007, 2008) mediante la pasión por la mirada (pasión escópica) donde el sujeto
termina siendo un objeto del placer en la publicidad (Pellicer, 2008) que representa un
ámbito propio del mundo onírico (De Lucas, 1990).
Las investigaciones revisadas con anterioridad, y en particular, aquellas que utilizaron un
enfoque psicoanalítico, al poner el énfasis en variables subjetivas, dejan en un segundo
lugar
u
obvian
aspectos
relacionados
con
el
contexto
socio-cultural
postmoderno.
Considerando este aspecto, el presente estudio realiza un análisis de la publicidad de
Dolce
& Gabbana
otorgando igual importancia para la lectura hermenéutica de la campaña, tanto
a lo psicológico como a lo psicosocial característico de la Postmodernidad, avanzando en la
integración
de
algunos
elementos
provenientes
de
las
vertientes
analíticas
Socio-
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
Antropológica,
Teórica
Crítica
y
Psicoanalítica.
Desde
esta
última
perspectiva –
predominante en nuestro trabajo-
formulamos el problema de investigación
en los
siguientes términos: ¿Qué relación se puede establecer entre el
sujeto
y su
fantasma
en
relación al discurso publicitario de estilo
pornochic
en el contexto de la sociedad
postmoderna?
II. Marco conceptual.
1. Sociedad Postmoderna y Publicidad
Pornochic.
Una adecuada contextualización, requerirá definir, situar históricamente y caracterizar la
Postmodernidad, para establecer luego una interpretación respecto de las funciones que
cumplen las fotografías publicitarias, en particular, aquellas que se inscriben dentro de la
corriente vanguardista de diseño denominada
Pornochic
en donde se enmarca la campaña
publicitaria
Dolce & Gabbana.
La Postmodernidad se define como una “conciencia generalizada del agotamiento de la
razón, tanto por su incapacidad para abrir nuevas vías de progreso humano como por su
debilidad teórica para otear lo que se avecina” (Picó, 2002, p. 13). Esta es una crisis
referida al descrédito del proyecto de la Modernidad, según el cual el uso juicioso de la
razón permitiría el desarrollo o progreso de la humanidad desde un punto de vista material,
económico y solucionaría los problemas sociales generados como consecuencias de la
creciente
industrialización.
Desde
un
punto
de
vista
político,
entre
algunos
hitos
posibilitadores de un contexto para el surgimiento de la Postmodernidad, se podría
mencionar: la caída del
Muro de Berlín
en el año 1989 y el término de la
Unión de
Repúblicas Socialistas Soviéticas
en el año 1991. Con ello, se pone fin a la
Guerra Fría
(1945-1991) que marcaba la pugna ideológica entre los ejes
occidental-capitalista,
liderado
por Estados Unidos y Oriental-
Comunista
encabezado por la Unión Soviética (Villegas,
2011). Esto significará un cambio en la correlación de fuerzas desde un punto de vista
geopolítico, posibilitando la expansión del modelo económico de libre mercado, haciendo
que el ideario colectivista fuera, en lo fundamental, reemplazado por uno
individualista,
donde cobra central importancia el
consumo
como modo de integración e indicador de
desarrollo económico. Las empresas son las que impulsan la economía, pero esta vez, a
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
escala transnacional. Como corolario de estas transformaciones, bajo el modelo del libre
mercado, existe una clara reducción del Estado a roles subsidiarios en esferas bien
acotadas. En consonancia con este ideario, la primacía de la
ley de oferta y demanda
abarca
la mayoría de los ámbitos socioculturales, convirtiéndose en una vía hegemónica para el
desarrollo.
La Postmodernidad tiene varias características, la primera a señalar es la
muerte de los
metarrelatos
(Lyotard, 1994), pues tal como fuera señalado en el párrafo precedente, han
caído aquellas visiones colectivistas que promovían la cohesión social mediante un
imaginario a partir del cual construir identidades, sentido para el presente y una utopía
hacia el futuro, esto indica una representación social del tiempo posibilitadora de la
elaboración de un sentido para la acción social. Pero también, podemos entender que esos
metarrelatos eran una forma de totalitarismo homogenizador, con su ocaso, han liberado a
la razón para el surgimiento de la pluralidad y la diversidad (Vásquez, 2010). Como
resultado,
de
las
transformaciones
recién
señaladas,
surge
en
el
ámbito
societal,
desconfianza en el futuro
(Picó, 2002)
pues se vuelve complejo e incierto por la misma
dinámica de la
globalización
cuya dimensión más evidente es la interconexión e inmediatez
de las relaciones con el mundo entero, constituyéndose de este modo en un fenómeno
político, tecnológico, cultural y económico. Dentro de esta última dimensión, podemos
señalar que su complejidad se debe a una economía electrónica de transacción de capitales
a nivel mundial en las bolsas de comercio, abriendo posibilidades de expansión, las que a
su vez, tornan fluctuantes e inestables los mercados de los cuales dependen las personas
para su estabilidad y subsistencia (Giddens, 2004). Por lo mismo, la sociedad, en este
proceso
de
vertiginoso
cambio,
debe
enfrentar
la
producción
de
riesgos
políticos,
ecológicos e individuales que por su naturaleza y complejidad escapan cada vez en mayor
proporción de las organizaciones o instituciones de control (Beck, 1993). Frente a un
entorno así descrito, el/la ciudadano/a común se enfrenta a una cultura híbrida, donde
coexisten elementos diversos y contradictorios, en suma, la Postmodernidad es
heteróclita
(Lipovetsky, 1998)
y
caracterizada por su
fluidez,
es decir, su carácter móvil, de
permanente cambio, escurridiza; fugitiva es la naturaleza de los fenómenos sociales
contemporáneos (Bauman, 2004).
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
La parcial comprensión y escasa predictibilidad, en la dirección de los cambios sociales,
configuran una subjetividad de
fatalismo histórico y personal
consistente en la creencia
generalizada en una fuerza mayor, sea de naturaleza económica o política que impondrá sin
contrapeso posible sus términos en el ámbito histórico y personal donde un sujeto no podrá
hacer nada para liberarse de sus efectos (Seoane y Garzón, 1996).
Siendo las personas conscientes o no de una situación como la descrita anteriormente, surge
como
estrategia
compensatoria,
el
individualismo
ahistórico
cristalizado
en
la
independencia respecto de los antepasados y descendientes, reduciendo la temporalidad a
límites
estrictamente
autobiográficos
(Seoane
y
Garzón,
1996),
cuyo
predominante
comportamiento hacia el entorno social, es la
indiferencia de las masas,
apatía, falta de
interés o motivación (Lipovetsky, 1998). La actitud también deviene en
cinismo,
por cuanto
los sujetos de la urbe postmoderna, están informados, por ejemplo, que la publicidad y las
técnicas de
marketing
promueven el consumismo, pero no hacen nada por dejar de usar el
“dinero de plástico” ni dejar de estar inmersos en el circuito crediticio
3
(Žižek, 2003). Por
lo mismo, constituyéndose desde esta subjetividad, buscarán
máximas elecciones y mínima
autoridad,
en otras palabras, creerán que la sociedad debe ofrecer, sin ninguna presión
normativa, moral ni autoritaria, toda una gama de opciones cuya elección final es
individual, no aceptándose imposiciones de ninguna especie,
lo que denota un potente
relativismo valórico subyacente (Seoane y Garzón, 1996).
Tal como ha sido descrito hasta ahora, podemos preguntarnos: ¿Cuál es la experiencia de
libertad para un sujeto en la sociedad postmoderna? Seguir
estilos espontáneos de vida,
juzgando como más valioso, real, auténtico y deseable aquello que se obtiene con un
mínimo esfuerzo, simplemente como resultado del “dejarse llevar”, un fluir de emociones y
sentimientos en la interacción con el entorno social (Seoane y Garzón, 1996), destacándose
el hedonismo a través de la preocupación encapsulada en la propia apariencia y en la
autogratificación para obtener a toda costa y por cualquier medio el placer (Seoane y
Garzón, 1996; Rojas, 1994).
En consonancia con la búsqueda del placer, la
publicidad seductora
ha avanzado poblando
el espacio social público y privado. Para Lipovetsky (2009), seducir implica la creación de
un espacio escénico para estar imaginariamente más allá de lo real y racional, lo que
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
requiere montar un espectáculo con estética refinada, sublime, sofisticada y lujosa,
lográndose una representación que en moda se denomina
chic
. Sin embargo, en una
sociedad con vertiginosos cambios, la publicidad se torna aún más efímera, debiendo
permanecer como máximo una temporada
4
, lo que lleva a las
hiperindustrias culturales
(Cuadra, 2007) a implementar la estrategia de la
seducción permanente,
asumiendo el
renovado desafío de la creatividad (Lipovetsky, 1998) para competir en un mercado
altamente inestable y a una escala transnacional.
A modo de corolario, podemos afirmar que estamos en una sociedad donde
predomina la
imagen
como síntesis especular (Debord, 1995), promoviendo el
consumismo cultural y
personal
manifestado en la exacerbación del consumo de todo tipo de servicios: cuidados
de la salud,
look,
entretenimiento, ocio, turismo, relaciones personales, etc. (Seoane y
Garzón, 1996).
A continuación el “Cuadro 1. Características de la Postmodernidad” sintetiza lo hasta ahora
señalado.
Cuadro 1. Características de la Postmodernidad.
Muerte
de
los
metarelatos
Desconfianz
a en el futuro
Globalizació
n
Heteróclita
Riesgo
Fluidez
Fatalismo
Histórico
y
personal
Individualis
mo
Ahistórico
Cinismo
Indiferencia
de las masas
Máximas
elecciones
y
mínima
autoridad
Relativismo
valórico
Estilos
espontáneos
de vida
Narcisismo y
hedonismo
Publicidad
seductora
Seducción
permanente
Predomina la
imagen
Consumismo
Cultural
y
personal
Fuente:
(Bauman, 2004; Beck, 1993; Debord, 1995; Giddens, 2004; Lipovetsky, 1998,
2009; Lyotard, 1994; Picó, 2002; Rojas, 1994; Seoane y Garzón, 1996; Žižek, 2003).
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
La contextualización de la postmodernidad
desarrollada brevemente, nos permite ahora
vincular dichos conceptos con la noción de
Pornochic
y que resulta crucial para construir
un análisis
de los contenidos publicitarios de la campaña de
Dolce & Gabbana
.
El
Porno chic,
Porno-chic o Pornochic
es un estilo vanguardista en el ámbito de la moda
con representaciones muy realistas que recurren a
imaginarios propios de la pornografía,
siendo matizada, -en distintos grados-, por contenidos como: ironía, perversiones sexuales,
incluso denuncia social. Todo esto, es tratado con elevado
esteticismo y
glamour.
Algunas
de las marcas que se cuentan entre los representantes más célebres del
Pornochic
son: Tom
Ford
5
, Sisley
6
, Calvin Klein
7
, Diesel
8
y Dolce & Gabbana. En el ámbito chileno, la única
representante del estilo es la marca FES
9
.
Los guiones temáticos del
Pornochic
, utilizados en distintas campañas publicitarias, se han
encontrado con opositores/as entre los cuales se cuentan, Organismos de Gobierno,
movimientos sociales, medios de comunicación masiva, grupos feministas, asociaciones de
consumidores/as, diversas agrupaciones de la sociedad civil y en general ciudadanos/as,
que se han mostrado contrarios/as a una forma de publicidad que vulnera los derechos de la
mujer, las constituciones políticas y los Derechos Humanos. Para algunos/as autores/as la
transgresión de las leyes que regulan el contenido de la publicidad y quebranta aquellos
códigos de ética que enmarcan la práctica profesional de publicistas, podría contrarrestarse,
en parte, con una educación concientizadora respecto de los derechos de hombres y
mujeres, lo cual permitiría, al menos, desde un punto de vista teórico, que los/las
ciudadanos/as fueran menos indiferentes a los contenidos del
Pornochic
en las campañas
publicitarias
de
distintas
marcas
10
y,
de
ese
modo,
pudieran
articularse
respuestas
ciudadanas tendientes a promover el respeto de los derechos vulnerados por este tipo de
publicidad
11
(Dema, 2007; López, 2005; Díaz y Pimentel, 2001).
El
Pornochic
presenta diversos subtipos que aparecen en las campañas publicitarias y que
se señalarán a continuación con el apoyo de ejemplos.
En primer lugar, en la
Publicidad Igualitaria
puede apreciarse una clara diferencia de
identidad sexual entre el hombre y la mujer, no existiendo relaciones de dominación (ya sea
dominante o dominada). En anuncios como estos, el contexto social aparece más bien
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
idealizado y por lo mismo, poco vinculado con las características concretas reales y
objetivas de la sociedad contemporánea, la representación es propia de un “pequeño
paraíso”.
El
segundo
tipo,
es
la
Publicidad
Discriminatoria,
estando
fuertemente
estereotipada, hombres y mujeres, de modo manifiesto o latente, están en escenas donde se
desprecia a la mujer, relegándola a papeles serviles, siendo ella presentada en una función
dominada/dominadora, con una fuerte connotación sexual o erótica. Un tercer tipo, es la
Publicidad Agresiva
, donde se escenifica un contexto dentro del cual los/las personajes
poseen algún trastorno psicológico, por lo general perversiones sadomasoquistas, y en
donde están implícitas nociones de muerte, miedos, e hipersexualidad. Hay manifiestos
contenidos de transgresión sexual y violencia hostil. Esta última es reconocida por estar al
servicio del reforzamiento de la dominación de un género sobre otro. La mujer, por lo
general, se representa como mero objeto sexual o aparece revestida de características
animalescas. Por último, tenemos la
Publicidad Angustiante,
que demuestra una identidad
sexual ambigua, transexual, andrógina, sobre un telón de fondo societal con miedos no
elaborados sobre los efectos de los avances tecnológicos como por ejemplo la clonación.
Esto conduce hacia una
representación social
(Jodelet, 1986) de una la humanidad en
peligro
dentro
de
un
mundo
devastado
ecológicamente,
impersonal,
controlado
racionalmente e inhóspito, desplegándose la corriente del futurismo tecno-científico un
tanto desesperanzado (Art N' & Facts, 2011).
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
Figura 1. Los 4 Esquemas de
Pornochic.
Fuente:
Art N' & Facts (2011).
El
Pornochic
surge en un
zeitgeist
o espíritu de época postmoderna, marco semiótico para
el surgimiento un estilo de vanguardia como este,
debe seducir
a una masa indiferente,
defensivamente indolora, sin referentes colectivos, cuya coordenada temporal es el presente
y su realización imaginaria se verifica en el consumo de bienes y servicios. De esta manera,
en la campaña de Dolce & Gabbana la comunicación publicitaria recurre ya no sólo a la
sensualidad, al erotismo suave, sino a la
violencia sexual
del sadomasoquismo. Cabe
preguntarnos, si la publicidad se torna transgresora, ¿por qué se mantiene? Al considerar el
discurso
publicitario
como un conjunto de prácticas lingüísticas e icónicas performativas
12
para la constitución de un sujeto y un particular modo de vinculación con los significantes
13
y el objeto
14
, se establece un puente entre lo psicosexual biográfico y lo psicosocial,
promoviendo
una
subjetividad-consumo
propia
de
las
sociedades
postmodernas
contemporáneas (Chemama, 2002; Íñiguez, 2003, 2005; Venegas, 2009).
Según Agejas (2010), el
poder
desde la perspectiva psicoanalítica es un fenómeno de
naturaleza
intersubjetiva y transubjetiva
que requiere para su comprensión global recurrir a
concepciones provenientes de la Sociología, donde se nos señala que los discursos
“no son
únicamente (o lo son sólo excepcionalmente) signos destinados a ser comprendidos,
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
descifrados; son también
signos de riqueza
destinados a ser valorados, apreciados y
signos
de autoridad
destinados a ser creídos y obedecidos” (Bourdieu, 1985, pág. 40). Esta
posición subjetiva de autoridad y la demanda de obediencia implícita en el discurso
publicitario, permite construir un peculiar
Discurso del Amo
presente en la campaña
publicitaria de
Dolce & Gabbana
, en donde dicho discurso es internalizado por un sujeto en
la posición de servidor o esclavo, reproduciendo la lógica de la
sociedad de consumo
(Baudrillard, 2009). Lo que acaba de mencionarse, se reproduce bajo una forma de
internalización subjetiva denominada
habitus,
mediante el cual un sujeto deviene en
consumidor y se posiciona como cliente; la libertad primera y última residirá en elegir
alguna de las opciones ofrecidas por el mercado (Bourdieu, 1991; Imbriano, 2008; Lacan,
1969). El
Discurso del Amo
es representado con el siguiente
matema
15
:
Esquema 1.
El
Discurso del Amo.
Fuente:
Lacan (1969).
El
Sujeto
($)
está determinado por la verdad
(S
1
)
del discurso publicitario en tanto que
unidad plena y perfecta, sin falla ni falta alguna, es decir,
Lo Uno
(Imbriano, 2008; Lacan,
1969) se presenta escenificado como plenitud imaginaria, de allí que la publicidad apunte a
la restitución imaginaria del objeto faltante a través de la adquisición de un determinado
producto presentado como portador de un conjunto de signos y símbolos de estatus social,
distinción, refinamiento, elegancia (Bourdieu, 1998) simbolizados como
(S
2
)
,
situando a los
sujetos en una posición de deseo propia de servidores(as) / esclavos(as) al
Discurso del
Amo
publicitario; de esta manera, sólo siendo obedientes servidores(as) / esclavos(as)
consumidores de los productos ofertados, se recobra imaginariamente el objeto causa del
deseo
(a)
y cuya fantasía de adquisición se renueva en el escenario montado por la
publicidad de cada nueva temporada.
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
Tal como puede desprenderse, el triunfo del
Discurso del Amo
adquiere eficacia cuando
logra su cometido dentro del enclave del consumo; sin embargo, conviene tener en cuenta
que los productos a consumir no están allá afuera en términos de objetos materiales
concebidos desde una corriente epistemológica de realismo objetivista, puesto que desde el
psicoanálisis consideraremos que cada producto tendrá una vida insuflada por los fantasmas
originarios
16
de cada sujeto y que se encuentran reprimidos.
La publicidad como
Discurso del Amo
promueve un
habitus
(Bourdieu, 1991) de
consumidor/a, constituyendo una forma de ejercicio del
poder,
y “lo que hace que el poder
se acepte, es simplemente que no pesa solamente como una fuerza que dice no, sino que de
hecho va más allá, produce cosas,
induce placer, formas de saber, produce discursos”
(Foucault, 1992, pp. 192-193). De hecho, afirmamos que la transnacionalización del
Discurso del Amo
de la publicidad, es un discurso de lo Uno en tanto que reduce la
felicidad, bienestar y desarrollo económico,
sólo a la adquisición de productos, bienes y
servicios, cuya dimensión subjetiva está constituida por el imperativo:
¡Debes gozar!
(Žižek, 2003a) buscando la satisfacción en el mercado; ahí se devela el estatuto de Lo Uno,
a saber, tras las múltiples caras de las mercancías.
Lo característico de la publicidad
Pornochic
de Dolce & Gabbana, es que, al contemplarla,
tiene como resultado una experiencia propia de
lo
ominoso,
que “se produce cuando unos
complejos infantiles
reprimidos
son reanimados por una impresión, o cuando parecen ser
reafirmadas unas convicciones primitivas
superadas”
(Freud, 1919a, p. 248). Por tanto, la
atracción que la campaña puede generar en el público, se debe, en gran medida, al atisbo de
las
fantasías de paliza
(Freud, 1919a) que han sido reprimidas y, como tales, no son
conscientes para los sujetos. Ahora bien, la estrategia publicitaria consistirá en utilizar el
esteticismo y glamour
chic
para
velar
, en primera instancia, la perversión sadomasoquista
que pudiese resultar intolerable. En su lugar, se mostrarán distintas escenas, a modo de
divertimento, haciendo tolerable al sujeto el retorno de
fantasmas originarios.
A través de distintas campañas publicitarias,
Dolce & Gabbana
ha ido marcando un hilo
conductor similar a la campaña destacada para este artículo. Cabría preguntarse, entonces,
acerca de las lógicas que subyacen en dicha publicidad y que logran cautivar al público que
contempla
las
imágenes
generándose
un
impacto
interesante
entre
la
presentación
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
iconográfica de la campaña y el público que mira dichas escenas y fantasea acerca de las
mismas. Un camino seleccionado para guiar nuestras reflexiones se basa en algunas
elaboraciones procedentes desde el Psicoanálisis que nos sirven para profundizar en los
efectos que tiene una campaña publicitaria, situada desde el
Pornochic
, y que dan cuenta de
un fantasma sadomasoquista que, de algún modo, interpela al sujeto que asume una
determinada posición frente a las imágenes. El texto
Pegan a un niño
de Sigmund Freud,
servirá como base para ingresar a una serie de reflexiones tendientes a considerar la
posición subjetiva respecto al Otro con mayúsculas y en donde el fantasma contendrá el
testimonio.
2. La posición del sujeto en la publicidad a partir de la lectura del fantasma. Algunos
alcances de
Pegan a un niño
desde Freud y Lacan.
La propuesta publicitaria de
Dolce & Gabbana
, de acuerdo a las fotografías puestas en el
Anexo 2, articulan distintas escenas sadomasoquistas en donde las mujeres vestidas y varias
de ellas con una fusta entre sus manos, dirigen su mirada y accionar hacia hombres
desnudos. Tomando ellas la posición sádica, los hombres se situarán desde el lugar del
masoquismo.
En el año 1919, Sigmund Freud escribe acerca de la
contribución al conocimiento de la
génesis de las perversiones sexuales
en el texto que conocemos como
Pegan a un niño
. La
representación-fantasía del niño azotado, será descrita por Freud como
autoerótica
y
placentera no así la contemplación, desde el lugar del espectador, acerca de cómo otro niño
es golpeado (en la escuela por ejemplo). La repulsión de esta escena será aplacada con
fantasías posteriores referidas a que el niño golpeado, y a quien se lo había observado, no
sufriría un daño serio.
Freud se preguntará: “¿Quién era el niño azotado? ¿El fantaseador mismo o un extraño?
¿Era siempre el mismo niño o uno cualquiera cada vez? ¿Quién lo azotaba? ¿Un adulto? ¿Y
quién, en tal caso? ¿O el niño fantaseaba que él mismo azotaba a otro?” (Freud, 1919b, p.
179). Tal como señalará el autor, no se obtendrá una respuesta certera de ninguna de estas
interrogantes, salvo: “No sé nada más sobre eso; pegan a un niño” (Freud, 1919b, p. 179).
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
Aunque las fantasías de paliza pueden tener su propia prehistoria, suelen abarcar el período
situado entre los dos y los cinco años de edad, momento crucial en la constitución de la
subjetividad en donde suele jugarse el tránsito por el complejo de Edipo. Esta afirmación
sienta sus bases en los hallazgos clínicos que permite el psicoanálisis y en los cuales se
advierten cambios contundentes respecto al sujeto que fantasea, el objeto, el contenido y el
significado.
Resulta interesante que en la descripción que realizará Freud acerca de las fantasías de
paliza, centre su atención en el sexo femenino, desde donde ha extraído la mayor parte de
su material clínico a partir de los análisis realizados. Si consideramos que la publicidad de
Dolce & Gabbana
se orienta a un público femenino y en este caso a prendas de vestir, los
nexos que se puedan establecer entre ambos textos, se constituye en un excelente material
de estudio.
Las fantasías de paliza en las niñas serán descritas por Freud (1919b) en tres momentos:
1)
El padre pega al niño (niño indistintamente si es hombre o mujer).
2)
Yo soy azotado por el padre.
3)
Yo estoy mirando como los niños son azotados.
La primera de las fantasías pondrá de relieve que el niño azotado no será nunca el que está
fantaseando y al mismo tiempo, este último no será nunca el que esté pegando. Siendo de
carácter específicamente sádico, los primeros recuerdos se orientarán a que
el padre pega al
niño que yo odio.
Prontamente, se producirán permutas significativas en el sentido de que
siendo el mismo padre el que pega, el niño azotado será cambiado ahora por el que
fantasea, cambio que producirá también un giro desde el sadismo hacia el masoquismo:
Yo
soy azotado por el padre
(Freud, 1919b)
Este segundo momento es el más importante y el que trae aparejado una serie de
consecuencias. Sin tener necesariamente una existencia real, “en ningún caso es recordada,
nunca ha llegado a devenir-consciente. Se trata de una construcción del análisis, mas no por
ello es menos necesaria” (Freud, 1919b, p. 183).
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
Similar al primer momento, la tercera fantasía estará establecida desde la premisa que el
padre no es el que pega, sino más bien un subrogado de éste generalmente encarnado en la
persona del maestro. El niño fantaseador se posiciona abiertamente desde el lugar del
espectador simplemente mirando la escena en la que ahora muchos niños serán azotados
(Freud, 1919b). Tal como puede apreciarse en las fotografías de la campaña publicitaria de
Dolce & Gabbana
, en donde deja de ser un único hombre el azotado para ser varios los que
recibirán el castigo propinado por las mujeres con fusta en mano.
Si dicha publicidad va destinada específicamente a las mujeres, podríamos preguntarnos:
“¿Por qué camino esta fantasía, sádica en lo sucesivo, de unos varoncitos desconocidos y
ajenos que son azotados se ha convertido en patrimonio duradero de la aspiración libidinosa
de la niña pequeña?” (Freud, 1919b, p. 183).
A la luz del complejo de Edipo en la niña se advierte que esta última se fija con ternura
hacia su padre rivalizando con la madre, al mismo tiempo que establece una relación de
competencia con sus hermanos en caso de tenerlos. Es en este último punto donde se va a
centrar la fantasía de paliza, la que siendo propinada a sus semejantes,
aunque no haga
mucho daño
, implicará la destitución del amor con la consecuente humillación. Por lo tanto,
si el padre le pega al niño que tanto odio
significará que “el padre no ama a ese otro niño,
me ama sólo a mí” (Freud, 1919b, p. 184).
Con el advenimiento de la
represión,
se producen cambios en la elección del objeto. De
esta manera, siendo ahora el propio fantaseador el que será azotado por el padre (segundo
momento),
Freud
estimará
que
el
participar
directamente
de
la
escena
del
azote
corresponderá a “la expresión directa de la conciencia de culpa ante la cual ahora sucumbe
el amor por el padre” (Freud, 1919b, p. 186). Esta conjunción de conciencia de culpa a la
que se suma el erotismo “no es sólo el castigo por la referencia genital prohibida, sino
también su sustituto regresivo” (Freud, 1919b, p. 186), en donde la excitación libidinal
quedará adherida pudiendo descargarse en actos onanistas.
Resulta interesante mencionar que Freud (1919b), trae a la memoria el caso de un varón
que recuerda esta segunda fantasía, generalmente inconsciente debido a la represión, y
quien fantaseaba ser azotado por su madre, fantasía que luego desplazaría en compañeras
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
de colegio u otras mujeres. En la publicidad de
Dolce & Gabbana
, donde los hombres son
los que participan de la escena en completa desnudez, se advierte una vía de total
sometimiento al
partenaire
amoroso poniéndose de relieve esta fantasía masoquista de ser
azotado.
Finalmente, la tercera fantasía presenta la constancia de que casi siempre son varones
quienes serán azotados, lo que es coincidente con la campaña publicitaria, sin importar el
sexo de quienes fantasean. Entendido desde las niñas, esta fantasía sádica responde, por
ejemplo, al complejo de masculinidad y que se produce “cuando se extrañan del amor
incestuoso hacia el padre, entendido genitalmente” (Freud, 1919b, p. 188) y, por ende, se
distancian de su papel desde lo femenino. En la publicidad, las mujeres
femeninamente
vestidas
, se posicionan desde el rol masculino azotando al hombre que se encuentra en
actitud femenina; de eso se trata el decorado de esta escena teatral, tan perfectamente
cuidada y en que cada personaje no se saldrá del rol asignado.
Para Freud, la fantasía masculina inconsciente
yo soy azotado por el padre
, deviene más
bien en
yo soy amado por el padre
, habiéndose cambiado por la fantasía consciente
yo soy
azotado por la madre
. Esto implica que la fantasía de paliza del varón es pasiva desde sus
inicios “nacida efectivamente de la actitud femenina hacia el padre” (Freud, 1919b, p. 195).
Cabe destacar que, tanto en la niña como en el varón, se adopta una posición concluyente:
“En ambos casos la fantasía de paliza deriva de la ligazón incestuosa con el padre” (Freud,
1919b, p. 195).
En 1957, Lacan hará referencia al texto freudiano
Pegan a un niño
. A partir de sus
elucubraciones, se revisará
la construcción del
fantasma
presente en la publicidad de
Dolce
& Gabbana
, aunque antes se hará una breve referencia a esta noción elaborada por Lacan.
En Freud, y de acuerdo a las fantasías de paliza recién abordadas, la fantasía estará
relacionada con la representación, con un guión escénico en el plano imaginario en donde
se pone en juego una escena que da cuenta desplazadamente del deseo (Chemama 2002, p.
157). Por su parte, Lacan destacará la naturaleza de lenguaje que constituye al fantasma, ya
que para este autor,
el inconsciente se estructura como un lenguaje
. De esta manera, los
personajes que formarán parte del fantasma destacarán por sus aspectos aislados (ya sea
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
que se trate de fonemas, palabras, partes del cuerpo, etc.) en vez de su totalidad. Para dar
cuenta del fantasma, Lacan propondrá un
matema
para designarlo: $ ◊ a, que se lee como
sujeto tachado, losange y
a
pequeña. El sujeto barrado da cuenta de la castración y del
deseo que se pone en juego en la relación del sujeto al Otro con mayúsculas.
El deseo es lo que se manifiesta en el intervalo que cava la demanda más
acá de ella misma, en la medida en que el sujeto, al articular la cadena
significante, trae a la luz, la carencia de ser con el llamado a recibir el
complemento del Otro, si el Otro, lugar de la palabra, es también el lugar
de la carencia (Lacan, 2003a, p. 607).
Por
su
parte,
la
losange
“consigna
las
relaciones:
envolvimiento-desenvolvimiento-
conjunción-disyunción” (Eidelsztein, 2005, p. 123). La
a
pequeña se refiere al objeto causa
del deseo y que no es representable, aunque es susceptible de ser identificado por medio de
ciertos brillos parciales del cuerpo: el pecho, las heces, la voz y la mirada (Lacan, 2003b).
Si bien, el universo simbólico se encuentra en el fantasma, el objeto
a
en tanto perdido,
remitirá al vacío que el sujeto intentará obturar durante toda su vida por medio de diversos
objetos imaginarios que privilegiará de acuerdo a los avatares de su subjetividad. Anudando
los registros simbólico, imaginario y real, el fantasma cumplirá con una importante función
de protección: “En efecto, este protege al sujeto no sólo del horror de lo real, sino también
de los efectos de su división, consecuencia de la castración simbólica” (Chemama, 2002, p.
159).
Tras estos breves alcances acerca de la noción de fantasma, revisemos el que se enuncia en
la formulación
Pegan a un niño
.
La dimensión del sujeto con otros dos da cuenta de una tensión triple que estará siempre
presente, a saber, el agente del castigo, el que lo sufre y el sujeto, siendo central este último.
Cabe destacar que Lacan hará referencia a la
noción de miedo
implicada en estas fantasías,
relacionada con una anticipación temporal y de tensión progresiva (Lacan, 2004a, p. 118).
Es posible captar esta tensión
hacia adelante
en la publicidad de
Dolce & Gabbana
, cuya
presentación fotográfica inicia sólo con los cuerpos femeninos apretados en sus corsés hasta
llegar a escenas incluyendo nuevos personajes.
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
La inclusión del sujeto que sufre el azote es necesaria: “Es el instrumento, el resorte, el
médium, el medio, de lo que debe pasar de un sujeto a otro” (Lacan, 2004a, p. 119).
De
esta manera,
mi padre pega a un niño que es el niño a quien odio
, establece la situación
ternaria de este fantasma primitivo.
El tránsito hacia el segundo fantasma
mi padre me pega
podrá en entredicho la situación
ternaria para centrarse sólo en dos personajes. Está entonces el sujeto con el agente pegador
y es aquí donde Lacan se preguntará acerca de la participación del sujeto en esta escena.
“El sujeto se encuentra en una relación recíproca con respecto al otro, pero al mismo
tiempo excluyente. A quien pegan, es, o a él, o al otro. En este caso, es a él” (Lacan, 2004a,
p. 119). Esto no implica que el problema quede resuelto, ya que el erotismo se encuentra
desplazado en la ambigüedad sadomasoquista.
Por su parte, en el tercer tiempo, el sujeto se verá constreñido hacia su punto más extremo.
De hecho, el sujeto se situará nuevamente en la posición de espectador o de observador de
la escena, ahora con ribetes impersonales, por cuanto yo no me involucro directamente en
la escena y tampoco reconozco directamente al padre. En la publicidad de
Dolce &
Gabbana
, el público que observará la coreografía sadomasoquista podrá contemplar la
escena como un ícono ajeno a su existencia y protagonizada por personajes cuidadosamente
maquillados y alejados de la familiaridad de su vida cotidiana. Serán varias mujeres quienes
azoten a los hombres, personajes sustitutos del fantasma originario y a quienes el público
sólo observará expectante.
De acuerdo a este tercer fantasma, la desubjetivación de quien observa es radical por cuanto
sólo ocupa el lugar del espectador. De este modo, el público que aprecia la publicidad, se
configura únicamente en el
ojo que mira
, pantalla sobre la cual se instituye el sujeto.
La relación imaginaria instaurada entre los semejantes, que en el Esquema L de Lacan
aparece claramente establecida en el vector a-a’, se encuentra marcada por el terreno de lo
especular y la reciprocidad, yo y otro. Sin embargo, este registro imaginario no se
encuentra en absoluto desmontado de lo que se sitúa en el otro eje del Esquema, a saber, el
vector Sujeto y Otro con mayúsculas y que dará cuenta de lo que se encuentra más allá de
lo estrictamente especular. “Mi padre me pega, al pegar a un niño a quien yo odio, me
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
manifiesta su amor.
.. Mi padre pega a un niño por miedo a que yo crea que no soy su
preferido” (Lacan, 2004a, p. 120), son acentos de esta relación dramática que se destacan
en el fantasma del neurótico en donde lo que se encuentra excluido no se presenta en la
neurosis, pero se manifiesta por otra vía a través de todos sus síntomas constitutivos. En
síntesis, el fantasma:
“Contiene
el
testimonio,
todavía
muy
visible,
de
los
elementos
significantes de la palabra articulada en el plano de este trans-objeto, si
así podemos llamarlo, que es el Otro con mayúscula, el lugar donde se
articula la palabra inconsciente, el S como palabra que es, como historia,
memoria, estructura articulada” (Lacan, 2004a, p. 121).
En el fantasma perverso todos los elementos referidos a la significación se encontrarán
presentes, lo que implica una pérdida de la relación intersubjetiva. “Lo que podemos llamar
los significantes
en estado puro se mantienen sin la relación intersubjetiva, vaciados de
sujeto” (Lacan, 2004a, p. 121). En las escenas fotográficas tanto los hombres como los
elementos utilizados por las mujeres cobran el sentido del fetiche, símbolos de una lógica
que viene a poner en entredicho
la función del velo
y que Lacan abordará también en el
mismo Seminario 4
La relación de objeto
(Lacan, 2004a).
En primer lugar, las tensiones originadas en torno a la paliza por recibir, previo
consentimiento de los hombres victimizados, es lo que genera la expectación para el
público. No hay flagelación directa, está siempre a punto de suceder algo; tampoco hay
sangre u otro elemento que haga suponer el maltrato. Todos los protagonistas quieren
comparecer en la escena sadomasoquista, incluyendo el público que observa. Los cuerpos
tocados no sólo con las manos, sino también con las miradas perfectamente direccionadas a
su objetivo, están a punto de descorrer el velo que proporciona el efecto de tensión. No hay
aún cabida al horror y posiblemente tampoco la habrá en la medida en que se sostiene el
más allá de la escena porque la cortina aún no se descorre. ¿Qué es lo que se encuentra más
allá del velo? Nada, está ahí simbólicamente. Esto implica que cuando el velo está presente
“lo que se encuentra más allá como falta tiende a realizarse como imagen. Sobre el velo se
dibuja la imagen.
.. La cortina cobra su valor, su ser y su consistencia, precisamente porque
sobre ella se proyecta e imagina la ausencia” (Lacan, 2004b, p. 157).
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
De esta manera, los corsés de cada fotografía pueden pensarse en la posición del velo entre
el sujeto y el objeto. Si sobre el velo puede establecerse la captura imaginaria y el lugar del
deseo, se instaura también esa relación con el más allá, clave en toda relación simbólica.
“Se trata del descenso al plano imaginario del ritmo ternario sujeto-objeto-más allá,
fundamental en la relación simbólica” (Lacan, 2004b, p. 159). En la estructura perversa, el
elemento simbólico se fijará al fetiche y lo proyectará sobre el velo; para que esto
acontezca se toma un momento de la historia en donde la imagen se detiene (cfr. ídem). Por
ejemplo, el sujeto se puede fijar bajo los vestidos de la madre, en su corsé, en el zapato,
todos ellos objetos inertes que quedarán a merced del sujeto para utilizarlos en sus
relaciones eróticas. Esto no implica que el fetiche no pueda agotarse o desgastarse, quizás
por ello la publicidad maniobra con varias fotografías en el mismo sentido. Las otras
prendas de vestir podrían dar cuenta “de algo detrás de lo cual el sujeto se centra” (Lacan,
2004b, p. 164). Por ejemplo, podría situarse no ante el velo, sino detrás del mismo, en el
lugar
de
la
madre
identificándose
con
ella
y
¡qué
mejor
que
las
envolturas
que
proporcionarán los ropajes para este efecto!
Finalmente, cabe destacar que el fantasma, como al que se ha hecho referencia en el
desglose de
pegan a un niño
, cobra un valor axiomático por cuanto adquiere un comienzo
absoluto que le permite adquirir, al mismo tiempo, una significación de verdad. He ahí la
elocuencia de la publicidad cuyo montaje escénico que devela y a la vez encubre, interroga
al sujeto según su posición al Otro.
3. Fotografía, Publicidad y Fantasía Ideológica: Su Eficacia Imaginaria para el Consumo.
La fotografía desde un punto de vista material está constituida por líneas, superficies y
tonos, es un
analogon
de la realidad (Barthes, 1992). Desde una perspectiva propia de lo
imaginario, la fotografía tiene “algo predatorio en el acto de registrar una imagen.
Transforma a las personas en
objetos que pueden ser poseídos simbólicamente
” (Vásquez,
2007, ¶ 14). Por medio de la mirada, un sujeto accede a una experiencia
ominosa
(Freud,
1919a) producida por las fotografías de
Pornochic
agresivo
contenido en la campaña
Otoño-Invierno
2007-2008
de
Dolce
&
Gabbana.
Es
más,
en
tales
fantasías
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
sadomasoquistas
, las mujeres son representadas como
frías-severas
, castigadoras y crueles;
la perversión que subyace en esta posición subjetiva que soslaya la función castradora del
Padre y que se puede advertir icónicamente en la actitud desafiante de las mujeres, propia
del papel
encarnado por la
dominatrix
y que se realza a través del acto de empuñar una
fusta.
Se había señalado la posibilidad de identificación del público con lo
sádico,
sin embargo, la
posición
masoquista
deviene en una subjetividad propia de lo
frío-maternal-severo,
helado-
sentimental-cruel
(Castillo, 2008) y que nos remonta a la psicogénesis infantil abordada en
el capítulo anterior con el análisis del escrito
Pagan a un niño
(Freud, 1919b).
Así, la publicidad promueve un
retorno de lo reprimido
mediante imágenes que representan
una
realidad sin substancia
(Žižek, 2005b), es una estética de la perfección máxima, que en
su expresión superlativa, llega a la artificialidad de unos cuerpos humanos transformados
en “plástico”, verdadera teatralidad con humanos transmutados en personajes de
museo de
cera.
Esto es el resultado de la fase denominada
postproducción digital,
que consiste en la
utilización de un
software
para la edición de imágenes, siendo
Photoshop
17
uno de los más
conocidos en el mercado.
Como consecuencia de la
postproducción digital
de las fotografías
,
emerge una
estética de
lo imposible,
un cuerpo humano del cual se ha borrado hasta la más mínima imperfección.
La “pasión <<postmoderna>> por la apariencia termina en un retorno violento a la
pasión
por lo real”
(Žižek, 2005b, p. 14). Por ejemplo, las dietas, el ejercicio extenuante, las
cirugías estéticas, la ingesta de complementos alimenticios, la bulimia, anorexia, ataques de
pánico, depresiones, fenómenos psicosomáticos y melancolizaciones, son síntomas de un
exceso del goce
(Aksenchuk, 2006). Un sujeto que se ha situado imaginariamente en la
fantasía
de perfección,
-cual tonel sin fondo-, instituida por el
Gran Otro
(Lacan, 1955) de
la Postmodernidad, toma la forma de un
Discurso del Amo
(Lacan, 1969) que encuentra en
la publicidad un espacio privilegiado de expresión.
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
Como hemos señalado, la exposición al discurso publicitario genera en los sujetos una
posición hacia este
Discurso del Amo
(Lacan, 1969), resultando altamente avasalladoras las
certezas con las cuales se maneja el discurso de la sociedad posmoderna, cuyas imágenes
en la publicidad brindan referentes de apariencia insustancial que, de manera particular en
esta campaña
Pornochic
, se acompañan de un exceso de impostura agresiva. En este
sentido, es que se realiza la afirmación:
“a causa de su carácter traumático/excesivo,
somos incapaces de integrarlo en (lo que experimentamos como) nuestra realidad y, por lo
tanto, nos vemos obligados a experimentarlo como una aparición de pesadilla”
(Žižek,
2005b, p. 20), se coloca como encrucijada el entrecruzamiento de lo perverso en nuestra
vida cotidiana.
Las características propias de la Postmodernidad que ya hemos sistematizado, forman un
tejido semiótico material que da espacio a una nueva forma de
ideología
que constituye a
los sujetos desde la racionalidad
cínica:
“ellos saben muy bien lo que están haciendo, y lo
hacen de todos modos”
(Žižek, 2008, p. 15). Para el caso que nos ocupa, quienes
consumen, conocen muy bien que la moda promovida por las campañas publicitarias, crea
un
mundo absolutamente ilusorio,
pero aun así compran los productos al contado o con
algunas de las variadas opciones del mercado crediticio. En otras palabras, aquí ha operado
una eficacia imaginaria de la ideología que podemos simbolizar con la fórmula lacaniana
del fantasma
$ ◊ a
que no otorga una ilusión, sino la posibilidad que un sujeto habite con
una particular forma de realidad psíquica, o si se prefiere, un determinado tipo de
subjetividad
para
protegerse
de
algún
núcleo
traumático
real,
en
sus
dimensiones
biográficas y psicosociales (Žižek, 2003b). Lo señalado nos permite afirmar que la
ideología, por tanto,
funciona como
“una totalidad que borra las huellas de su propia
imposibilidad”
(Žižek, 2003b, p. 81). Estas características bien merecen el nombre de
fantasía ideológica
(Žižek, 2003b). De hecho, la
“fantasía es el medio que tiene la
ideología de tener en cuenta de antemano su propia falla”
(Žižek, 2003b, p. 173).
Podemos decir que la
fantasía
se escenifica con una estética de la
perfección sublime
. Esto
opera en el sujeto como un
plus-de-goce
referido al exceso que adquiere el objeto de
consumo más allá del principio de placer. De esta manera, el objeto no podrá colmar nunca
al
sujeto,
generándose
una
oscilación
permanente
entre
tenerlo
o
no
tenerlo.
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
Imaginariamente, el comprar se articulará con la fantasía de la posesión del objeto, pero una
vez realizado dicho acto, el mismo objeto perderá su valor, porque lo que el sujeto busca
está más allá de lo que conoce.
Observamos que el producto publicitario se representa, según
(Žižek, 2005a, p. 200) como:
“Una
entidad
misteriosa,
llena
de
caprichos
teológicos,
un
objeto
particular que satisface una necesidad particular, pero al mismo tiempo,
es la promesa de
“algo más”,
la promesa de un
goce insondable
cuya
verdadera ubicación es la
fantasía
y toda la publicidad apunta a ese
espacio fantástico”.
De acuerdo a Carretero (2004) lo imaginario también tiene una dimensión sociocultural
conformada por fantasías, deseos, sueños que son a un mismo tiempo individuales y
colectivos que, como señalamos, han caído bajo la
represión originaria
a nivel psíquico,
biográfico, siendo la expresión de los discursos sociales dominantes de la publicidad y la
Postmodernidad. De hecho, el poder de la imagen publicitaria reside en “su íntima relación
con lo imaginario, en su connatural capacidad para inducir el despliegue de una proyección
simbólica que, almacenada en la propia imagen, trasciende su entidad estrictamente
material”
(Carretero,
2004,
pp.
120-121).
Como
consecuencia
de
la
escenificación
publicitaria y la subjetividad social predominante de la Postmodernidad, en tanto que
Discurso del Amo
(Lacan, 1969), hombres y mujeres, mediante el consumo, devienen en
esclavos/as o servidores/as
que se identifican con las
necesidades artificiales
promovidas
por la publicidad como forma de
hipercontrol
de la vida privada, adquiriendo
falsas
identidades
que transforman el cuerpo en un escenario de representación (Vásquez, 2005).
El espacio común en la sociedad Postmoderna es, a no dudarlo, de modo predominante, el
reservorio imaginario de la publicidad
(Herrero, 2002) que promueve el
retorno de lo
reprimido
(De Lucas, 1990). Así, la esencia de la moda es la
frivolidad,
manifestada por un
verdadero culto a la imagen y a lo novedoso que cada temporada emerge (Acosta, 2010)
transformándose en un fenómeno cada vez más efímero.
La
renovación permanente
de la moda se efectúa en contra de la
muerte,
su inconfesada
enemiga. Sin embargo, la identificación con ese imaginario de exacerbada renovación sin
fin, hace más probable que un sujeto tenga un encuentro con los signos metafóricos de la
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
muerte: arrugas en el cutis, efectos colaterales de la utilización de productos para la belleza
como por ejemplo: implantes de silicona, polimetilmetacrilato (Metacril®), botulinum tipo
A (Botox® / Vistabel®), efectos secundarios de anabólicos y esteroides, complicaciones
derivadas de la(s) cirugía(s) plástica(s) con fines estéticos, etc. Esto da cuenta del encuentro
con el
borde de lo real
18
,
que aumenta el riesgo de la aniquilación de la persona
(Fernández, 2008). Todo esto ocurre buscando el ideal de belleza sempiterna; se adopta una
posición de deseo donde el sujeto intenta obturar su falta mediante la adquisición de un
producto de moda, una estética de perfección ideal que conduciría a una felicidad que no
decae, siendo este, sin lugar a dudas, un imaginario propio de cuento infantil:
Vivir felices
para siempre
.
III. Objetivos.
Objetivo General:
Interpretar fotografías publicitarias de una de las campañas de
Dolce & Gabbana
desde una
perspectiva psicoanalítica en el contexto de la
sociedad Postmoderna.
Objetivos Específicos:
1.
Contextualizar la campaña publicitaria en la corriente de diseño
pornochic
en la
cual se inserta, estableciendo un vínculo entre el
discurso
de la imagen publicitaria
y la
subjetividad-consumo
en la
sociedad Postmoderna.
2.
Analizar la imagen publicitaria de
Dolce & Gabbana
a partir de las elaboraciones
de Jacques Lacan sobre el texto freudiano
Pegan a un niño
.
3.
Relacionar la campaña publicitaria de
Dolce & Gabbana
con el concepto de
fantasía ideológica
de Žižek.
4.
Formular un acercamiento hermenéutico entre las elaboraciones de Lacan en
Pegan
a un niño
y el concepto de
fantasía ideológica
postulado por Žižek para comprender
la constitución de la subjetividad-consumo en la
sociedad Postmoderna
.
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
IV. Preguntas directrices.
1) ¿Por qué el diseño
pornochic
promueve el consumo en los sujetos?
2) ¿Qué enlace se puede establecer entre el fantasma sadomasoquista de
Pegan a un niño
con el discurso publicitario del
pornochic
?
3) ¿De qué modo la subjetividad posmoderna genera un espacio interpretativo para el
discurso publicitario del
pornochic
?
4) ¿Cómo se enlaza el fantasma sadomasoquista con la fantasía ideológica?
V. Marco Metodológico.
1.
Tipo de Investigación.
Es una investigación
explicativa
por cuanto el presente estudio “pretende establecer las
causas de los eventos sucesos o fenómenos que se estudian” (Hernández, Fernández y
Baptista, 2010, p. 83). Esto se hace evidente cuando consideramos que la interpretación de
la campaña publicitaria de
Dolce & Gabbana
en el contexto de la sociedad postmoderna
indaga en el modo en que el contexto se vincula con la publicidad como el
fantasma
y la
fantasía ideológica
que se articulan como conceptos explicativos respecto del contenido de
la publicidad
pornochic
como de su
consumo
por parte de los sujetos.
2.
Diseño.
Siguiendo el lenguaje convencional utilizado en metodología de la investigación científica,
podemos señalar que se trata de un diseño
no experimental, transversal o transeccional de
corte cualitativo
basado en el análisis de caso único por cuanto la campaña publicitaria
Otoño-Invierno 2007/2008 de
Dolce & Gabbana
está circunscrita y posee un margen bien
definido que atañe a su condición de objeto de análisis más que de proceso abierto y en
desarrollo.
Además,
agregamos
que
estamos
en
frente
de
un
caso
único
de
tipo
instrumental
por cuanto el análisis busca entender cómo el caso particular nos entrega
elementos para la comprensión de un proceso más amplio como es la constitución de la
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
subjetividad de consumo en los sujetos de la sociedad postmoderna contemporánea, que ha
dejado sus huellas en las imágenes publicitarias (Stake, 1999).
3. Corpus.
Está compuesto por 6 fotografías publicitarias de la campaña Otoño-Invierno 2007/2008 de
Dolce & Gabbana.
4.
Método.
Nos adscribimos al
Estructuralismo,
que consiste en un método por medio del cual emerge
la unidad frente a la aparente multiplicidad entre los fenómenos observados, pues,
epistemológicamente, se concibe que
lo manifiesto
oculta los procesos que hacen emerger
lo observable (Calello y Neuhaus, 1999; Lévi-Strauss, 2001).
Como la realidad no manifiesta de modo inmediato los procesos que subyacen y dan forma
a lo observable, la
interpretación
nos permite apropiarnos de un determinado
sentido
para
la campaña publicitaria de
Dolce & Gabbana,
volviendo
comprensible
lo que antes
aparecía como no comprensible, extraño y distante (Gadamer, 1999; Riccoeur, 2001).
Consideraremos las fotografías publicitaras de la campaña
Dolce & Gabbana
como
textos,
es decir, tejidos que mantienen su forma semiótica en un punto dado del tiempo frente a
otros discursos, para el presente estudio, las características de la Sociedad Postmoderna.
Como puede apreciarse, se produce el fenómeno constitutivo de toda interpretación,
denominado
círculo hermenéutico
donde la interpretación sólo es posible mediante la
intertextualidad
(Riccoeur, 1975, 2001; Serrano, 2008; Vattimo, 2009) que incluye algunos
de los aportes teóricos del Psicoanálisis realizados por Sigmund Freud, Jacques Lacan y
Slavoj Žižek.
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
VI. Análisis Discursivo de las Fotografías Publicitarias.
1.
Sociedad Postmoderna,
Pornochic
y Deseo: Fantasma y Fantasía Ideológica en la
Constitución de la Subjetividad Contemporánea.
En la sociedad Postmoderna el discurso publicitario de
Dolce & Gabbana
es funcional con
el
Zeitgeist
o “espíritu del tiempo actual” donde el hedonismo deviene en
habitus,
es decir
en internalización subjetiva que reproduce las estructuras sociales que legitiman al
homus
economicus
como modelo antropológico y filosófico actual, que de modo predomínate
vierte sus procesos de identificación hacia las cada vez más evanescentes, fugitivas y
vertiginosas imágenes publicitarias.
Esta promesa de completitud, de felicidad sin límites que propone la publicidad como
discurso, es diseñada como un escenario para la proyección de todas aquellas fantasías y
deseos inconscientes de un sujeto, que con la compra de cada nuevo producto, parece
encontrar ese “algo más” para su existencia, que otorga completitud y goce. En este
sentido, podemos afirmar entonces, que la publicidad funciona subjetivamente como una
fantasía ideológica
por cuanto los sujetos saben que la publicidad presenta un mundo irreal
por la impostura estética y la felicidad que propone, pero aún así, sabiendo los sujetos,
despliegan conductas de consumo.
La publicidad apunta al registro imaginario que no se rige por la lógica proposicional
binaria
19
.
Este
registro
está
conformado
por
el
fantasma
tendiente
a
completar
imaginariamente la falta inaugural del sujeto deseante. Para este efecto, la publicidad utiliza
imágenes de productos envueltos en una especie de aura y brillo fálico que capturan al
público alienado en la imagen.
Las 6 fotografías de la campaña publicitaria Otoño-Invierno 2007/ 2008 de
Dolce &
Gabbana
se posicionan como un
Discurso del Amo
(Lacan, 1969) en donde su estética
chic
sumada al
brillo fálico
de los personajes, aluden a la perfección y restitución de la
completitud originaria
(S
1
)
ya perdida, pero que aquí aparece imaginariamente recubierta.
El fantasma referido a
pegar o ser pegado
(
fantasías de paliza
)
,
hace tolerable para el
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
sujeto, por la vía del
placer sadomasoquista,
la experiencia
ominosa
del
retorno de lo
reprimido.
Podemos afirmar entonces, que un discurso publicitario así caracterizado, es una
verdad propia de lo Uno que determina al sujeto
($)
quien, a partir de los significantes de
elegancia, estatus, poder y exclusividad
(S
2
)
,
recobra imaginariamente el objeto causa de su
deseo, denominado “objeto a”
(a)
.
En este punto no podemos sino recordar que un objeto
así de primordial, escapa de la representación propia de los signos y símbolos; de esta
manera, la publicidad se constituye en una escenificación que se puede asociar a la
función
del velo
, el cual permite proyectar allí aquello que falta restituyendo la unidad de un sujeto
a partir de lo imaginario. De acuerdo a lo que acaba de señalarse, dicha completitud será
parcial y, por ende, susceptible de transformaciones. La insatisfacción propia del deseo
debido al
objeto “a” caído
, causa del deseo, insistirá en hacerse escuchar y para este efecto,
la publicidad, con toda su ficción de verdad, conducirá al sujeto consumidor por una vía de
consumo gracias al halo de promesa de una nueva perfección proyectada en un objeto.
Esquema 2.
El
Discurso del Amo.
Fuente:
Lacan (1969).
La observación de la campaña publicitaria de
Dolce & Gabbana
, introduce una pregunta
importante referida a la cuestión del objeto. Las fotos se encuentran cuidadosamente
implementadas, de manera que los personajes, sus ropajes, elementos y poses, así como la
técnica fotográfica remite a la perfección en las escenas.
La intencionalidad puesta en la campaña sostiene un guión sadomasoquista, tal como
revisamos al profundizar en el fantasma de
Pegan a un niño
. La captura que las imágenes
producen en el sujeto que las mira pueden tomar muchos recorridos y en ese sentido, cabe
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
preguntarnos con Lacan, ¿qué es lo que se ama en el objeto?, ¿qué es lo que dona la
campaña publicitaria que logra atraer al público?
Acostumbrados a entender la cuestión del objeto como si se tratara de una fantasía acotada
a un espacio intercambiable en un mundo intersubjetivo, Lacan propondrá otra cosa. “Lo
que se ama en el objeto es lo que le falta” (Lacan, 2004b, p. 153), ya que sólo es posible
donar lo que no se tiene. De esta manera, al observar las imágenes de la campaña
publicitaria, aquello que interroga, moviliza y sorprende, no es precisamente ni la fusta, ni
las vestimentas, ni los cuerpos-maniquíes, ni las texturas, colores o la puesta en escena, sino
lo que se encuentra en un más allá del objeto.
La importancia de lo anterior, radica en las posibilidades que tenemos de realizar un
intercambio simbólico que oscila en tanto ausencia como presencia. Lo que acaba de
señalarse remite al concepto de
falo
20
, el cual no se corresponde con el pene real, sino con
aquello que falta. En el Seminario 4, Lacan lo denominará como
objeto simbólico
y que se
encuentra en un más allá de toda relación entre un hombre y una mujer.
Se señalaba con anterioridad que lo que se ama en el objeto es lo que le falta. Precisamente
esa nada que se ama, dirá Lacan, tendrá la propiedad de encontrarse allí simbólicamente.
Una forma que encuentra el autor para explicar esta complejidad la referirá a
la función del
velo
que se coloca delante de algo (Esquema 3). Cuando esto acontece, se realizará como
imagen lo que se encuentra más allá como falta. “Sobre el velo se dibuja la imagen.
.. La
cortina cobra su valor, su ser y su consistencia, precisamente porque sobre ella se proyecta
y se imagina la ausencia” (Lacan, 2004b, p. 157).
¿Qué es entonces lo que capturamos al mirar las imágenes de la campaña publicitaria?
Podríamos pensar que cada imagen funciona como un velo para el que la mira; en esa
pantalla se pone en juego el deseo del sujeto; en el espacio de la imagen pareciera
encarnarse lo que se encuentra más allá de la imagen. De esta manera, la marca
Dolce &
Gabbana
se sustenta en el fantasma sadomasoquista de esta campaña que el observador
denotará como ficticio, en tanto la puesta en escena aparece esterilizada del horror
presentándose artísticamente perfecta. El objeto, valorado como ilusorio viene a ocupar el
lugar de lo que falta, pero como al mismo tiempo se presenta desde una escena teatral, esto
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
permite jugar con el refinamiento que la marca
Dolce & Gabbana
propone y que se
trasunta en las imágenes dibujadas sobre el velo.
¿Qué sucedería si el telón se derrumba? En la publicidad, las marcas siempre están
renovando sus campañas precisamente para no desaparecer en la nada. Aunque para
muchos la campaña pase desapercibida, el juego del erotismo puesto en escena permite
sostener el equilibrio, aunque frágil, de que el telón se derrumbe. En este sentido, los
corsés, zapatos, fusta o algún ropaje, funcionan como fetiche intentando asegurar que tales
objetos son los que están ahí, siempre a la mano para el consumidor como si a este último
no le faltase nada. Cada imagen de la campaña, que podríamos definir como íconos
monumentales del erotismo desinfectado del horror, se erige, entonces, como un sustituto
de lo que en realidad no está, a saber, el
falo,
estableciéndose como trofeos de una marca
que busca posicionarse en primer lugar como signo de triunfo respecto de otras con las
cuales compite.
Lo anteriormente señalado conduce a plantear que así funciona el fetiche fijado al velo
materializándose en la detención de la imagen. Resulta interesante considerar que dentro
del espacio urbano, por ejemplo, una gigantografía con una o más imágenes de la campaña
publicitaria, conquista el contexto no con el afán de constituirse en una instantánea o en una
imagen fugaz, sino en un
recuerdo pantalla
tendiente a irrumpir en la historia del sujeto
para detenerse y fijarse. Si esto acontece, el momento en que queda fijado anunciará el
movimiento que continuará pero más allá del velo.
Si bien lo anterior remite al fetichismo, en donde el fetiche es un símbolo de esta detención,
la campaña publicitaria se prepara para interrogar al sujeto, cualquiera sea su posición. El
objeto se constituye de forma metonímica y viene a marcar un punto tendiente a anunciar
que ahí empieza el más allá constituido por el sujeto; podemos preguntarnos:
“¿Por qué? ¿Por qué es ahí donde el sujeto ha de constituir este más
allá?¿Por qué el velo le es al hombre más precioso que la realidad? ¿Por
qué el dominio de esta relación ilusoria se convierte en un constituyente
esencial, necesario, de su relación con el objeto? Esta es la cuestión
planteada por el fetichismo” (Lacan, 2004b, p. 160).
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
El hecho de que la campaña publicitaria logre interpelar a algunos más que a otros, da
cuenta de la existencia de algún punto de la cadena histórica del sujeto que se proyecta
sobre el velo y que puede contener una imagen, una frase, una particularidad olvidada y que
vuelve a cobrar realce a través de la campaña.
Los movimientos constantes que realiza la publicidad, tendientes a renovar las campañas,
también se pueden entender en el sentido de la caída del recurso del fetiche que “se agota,
se gasta, o simplemente se escabulle” (Lacan, 2004b, p. 162). Esto implica que la relación
con el objeto inerte es parcialmente satisfactoria produciéndose una decadencia del
erotismo relacionada con el objeto inscrito sobre el velo y circulando alrededor de este
último.
Como lo que se ama en el objeto es algo que se encuentra más allá del mismo, por lo que
tiene la propiedad de encontrarse en ese lugar simbólicamente, las imágenes de la campaña
publicitaria, enmarcadas dentro del esteticismo y glamur del
pornochic
, sólo se constituyen
en un señuelo de aparente completitud, perfección y saciedad. A esto responde la treta
imaginaria articulada en el refinamiento fotográfico de cada producción y cuya duración
sorprendentemente
finita
pone
de
relieve
la
precariedad
de
lo
ilusorio,
abriendo
insaciablemente la pregunta acerca de qué es lo que cada sujeto captura en la imagen, a
saber, lo que le falta.
Esquema 3
La Función del Velo.
Fuente:
Lacan (1957).
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
VII. Conclusiones y Discusión.
“El orden simbólico sigue vigente para
algunos mientras que para otros está
perdido, perturbado, o el núcleo de lo
real imposible de simbolizar irrumpe con
fuerza debido a las nuevas modalidades
de los vínculos con el otro”.
(López, 2010, p. 4).
La puesta en juego de los personajes de la campaña publicitaria de
Dolce & Gabbana
, se
hacen cargo de las posiciones subjetivas adoptadas en cada fotografía: activos y pasivos,
dominados y sometidos, amos y esclavos; no obstante lo anterior, aunque cada personaje
adopta una posición bien especificada, forma parte, a su vez, de un dominio ejercido más
allá de ellos mismos, ingresando en la lógica del sometimiento ante el Amo de la ideología,
lógica de la que tampoco se sustraerá el público que observa la escena.
Nos podríamos preguntar con Žižek (2009), ¿qué es lo que la fantasía se esfuerza por
representar? Las escenas de la campaña publicitaria, darán cuenta de la fantasía tendiente a
representar la escena imposible de la castración, de allí que, como tal, se encuentre tan
cercana
a
la
perversión
y,
particularmente,
al
fetichismo
a
través
de
las
escenas
sadomasoquistas.
La estética de la perfección presentada en la campaña hiperidealiza los cuerpos femeninos y
masculinos ubicándolos en el territorio de la imposibilidad, la fotografía de personajes
maltratándose asépticamente, abre una entrada para el despliegue del odio hacia el
semejante que nos fragmenta con su supuesta perfección.
Mi padre me pega, al pegar a un
niño a quien yo odio, me manifiesta su amor.
.. Mi padre pega a un niño por miedo a que yo
crea que no soy su preferido.
En
la
medida
en
que
las
escenas
se
enmarcan
cuidadosamente
en
la
dialéctica
sadomasoquista se podría pensar que el sometimiento implicado en la
fantasía de paliza
es
la vía elegida para ganar el amor del padre, de acuerdo a los postulados de Freud en
Pegan
a un niño
. Amo versus esclavo que sólo entrampa la posibilidad del amor para generar
sustituciones referidas a objetos fetiches, completos en sí mismos, clausurados en lo
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
idiosincrático que puede ser al interior de la propia campaña y, por ende, tan reservada la
posibilidad de adquisición.
De
acuerdo
a
lo
anteriormente
mencionado,
una
publicidad
tan
cuidadosa
en
su
presentación, en que pareciera no faltarle nada, se encuentra entonces profundamente
carenciada en su trasfondo fantasmático, porque sus objetos presentan una dificultad
respecto al intercambio. Los personajes y los objetos, lejos de adquirir un matiz amoroso,
están allí para calzar perfectamente en los cuerpos delgados y los accesorios para someter al
partenaire
destinado a ser dominado. Se constituyen, entonces, en objetos fetiches,
sentenciados a un goce mórbido.
Habíamos visto con Lacan que
lo que se ama en el objeto es lo que le falta, ya que sólo es
posible donar lo que no se tiene
. El objeto fetiche clausura toda posibilidad de intercambio
al fijarse al velo propiciando la detención, de allí que se resaltara con Lacan una de las
propiedades del objeto fetiche referidas al desgaste y agotamiento. De esta manera, la
decadencia del erotismo, propio de la ubicación del fetiche en el velo, puede producir en el
consumidor una toma de distancia respecto de la imagen. Mirará la escena, pero
difícilmente fantasee formando parte de la misma. Le podrá parecer una obra de arte o bien
criticará a sus personajes por resultarles ajenos, incorporados dentro de un montaje bien
diseñado, mas poco realista, como perteneciente a un mundo desconocido para el
consumidor.
Quedará entonces sólo la marca, a saber, la marca
Dolce & Gabbana
asociada a un glamour
fetichista, a un terreno exclusivo dentro de un mercado selectivo al que ingresarán nuevos
clientes participando de tal fantasía ideológica.
El discurso de la publicidad
Dolce & Gabbana
es un
Discurso del Amo
que promueve una
subjetividad de consumo por la vía de una
eficacia imaginaria,
esto es, atisbar la verdad
fundante de un sujeto que es el encuentro con lo sexual; sobreviniendo una
represión
originaria
, haciendo que los fantasmas originarios no sean conscientes, pero de igual forma
estructuran la posición de deseo.
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
La publicidad se renueva a sí misma para no decaer, de este modo, la experiencia de
objeto
caído
para un sujeto que adquirió un producto, bien o servicio, se encuentra de inmediato
con otros discursos publicitarios que ya tienen mercancías nuevas que ofrecer, para ese
difuso sentimiento de insatisfacción que guía el deseo de consumo. Posicionado en esta
subjetividad, los discursos de la publicidad generarán escenarios para el despliegue de lo
imaginario, así emergerán aquellos fantasmas que habitan en un sujeto, haciendo que el
retorno de lo reprimido
se efectúe, en el presente caso, bajo una cuidada estética
pornochic
,
que funcionará como un
velo,
haciendo que lo
ominoso
no sea amenazante.
La campaña publicitaria de
Dolce & Gabbana
nos revela algo fundamental del modo en
que
funciona
el
discurso
publicitario
en
la
sociedad
postmoderna,
esto
es,
su
posicionamiento subjetivo expresado con el
matema
lacaniano del
Discurso del Amo,
por
cuanto éste, no deja espacio al deseo de un sujeto relacionado con su biografía y los
procesos de identificación de allí surgidos. En su lugar, existe un negación omnipotente de
la falta, por cuanto el mercado, se coloca como significante de lo Uno y por tanto, del amo
de la publicidad para el consumidor-esclavo, en este sentido, se afirma que el discurso es
performativo
para el posicionamiento clientelar y no ciudadano. Esto es lo que se denomina
la
sociedad de consumo.
El
cogito
contemporáneo es:
“Consumo, luego existo”
que puede ser interpretado
psicoanalíticamente como “(Me) consumo, luego éxito” esto significa que bajo el
Discurso
del Amo,
en la Postmodernidad, el
mercado
es el principio y fin de todo lo que se concibe
como actual y posible. Nuestra imagen de la realidad social es ideológica en tanto ha
expulsado de su interior todo vestigio de particularidad subjetivista y en su lugar, ha
surgido un mercado que todo lo abarca, transformando las ciudades en selvas de cemento
antropofágicas, sobre pobladas de imágenes publicitarias,
acosando con fantasías
a un
sujeto para que consuma como único medio para combatir el
hastío
con la renovada
estrategia de la
seducción permanente
.
La multiplicidad de mercancías y las mayores facilidades crediticias para su adquisición,
entregan al consumidor una
libertad de utilería,
así como un pez en un acuario, el sujeto
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
recorre los escaparates de las tiendas, llegando al encuentro con el
borde de lo real
que no
está en los vidrios de las vitrinas, sino en su cuerpo, que de modo sintomático pondrá
resistencia frente al
imperio de la imagen
en serie, para recordarle que bastante del orden de
su propio deseo nada tiene que ver con el discurso publicitario ni el consumo de aquellas
mercancías vivientes.
El Psicoanálisis se vuelve imprescindible para interpretar el
Discurso del Amo
publicitario,
que impone como único
goce
posible el consumo. Su imperativo es:
“¡¡Goza consumiendo
las mercancías!!”.
Este mandato se puede
desestabilizar con la siguiente posición
subjetiva:
“Me es permitido no gozar con las mercancías”.
Esto requiere del desarrollo de
un pensamiento y acciones críticas que permitan a los sujetos sociales generar espacios
dentro de la sociedad, en sus propios barrios, en su propia vida pública y privada para elegir
desde su biografía, sus identificaciones y singularidad. Así los sujetos ganan espacios para
su deseo
en contra del pensamiento único y los gustos estandarizados por el mercado.
Los sujetos pueden romper las cadenas de esclavos al consumo de lo Uno, en tanto que
compulsión a la repetición.
Esta esclavitud quedará abolida cuando los sujetos salgan de las
filas de la masa y elaboren su
duelo,
por haber perdido al Amo que con sus discursos
señalaba los consumos a realizar.
Proyectando los hallazgos de la presente investigación, podemos sostener que en la
sociedad postmoderna el decaimiento de la
Ley del Padre o Metáfora del Nombre del
Padre,
ratifica que “¡Dios ha muerto! ¡Y nosotros lo hemos matado! ¿Cómo podremos
consolarnos, asesinos entre los asesinos? Lo más sagrado y poderoso que poseía hasta ahora
el mundo se ha desangrado bajo nuestros cuchillos. ¿Quién nos lavará esa sangre? ¿Con
qué agua podremos purificarnos? ¿Qué ritos expiatorios, qué juegos sagrados tendremos
que inventar?” (Nietzsche, 2011, p. 51). Desde el psicoanálisis podemos afirmar que la
culpa
por haber matado a Dios como padre simbólico (Metáfora del Nombre del Padre),
esto es, -representante de lo normativo ético, moral-, se aminora mediante los
ritos del
consumo
que permiten entrar al
cielo
del mercado con la
jaculatoria
de la compra al
contado o los
actos de contrición
prolongados por el sistema crediticio en 3, 6, 24 o 36
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
meses.
Después
de
todo,
siempre
habrá
una
peregrinación
hacia
los
grandes
supermercados, centros comerciales y
malls
que son las nuevas
catedrales
postmodernas.
Paradójicamente, en este camino, el sujeto estará en el
limbo
de la precariedad permanente,
será un sujeto que
se consume con el consumo
por
compulsión a la repetición,
el acoso de
fantasías produce su ocaso. Intentando mantener la experiencia imaginaria de ser el nuevo
dios
de la creación, he aquí su megalomanía y sus defensas omnipotentes, por más logros
científicos tecnológicos y aumento en la capacidad de consumir, el sujeto postmoderno
mayoritariamente no es feliz, debiendo enfrentar el permanente
asedio de lo real.
Referencias.
Acosta, L. (2010).
La estética de la frivolidad. Moda y representaciones contemporáneas.
Razón
y
Palabra,
72.
Extraído
el
10
de
Febrero
del
2011
desde,
Agente-K. (2009, Diciembre 16).
¡Sex sells! Diesel nos muestra la nueva colección 5
pockets
primavera-verano
2010.
Extraído
el
1
de
Febrero
del
2011,
desde,
coleccion-5-pockets-primavera-verano-2010/
Agejas, E. (2010). El poder en el Psicoanálisis.
Subjetividad y procesos cognitivos, 14 (1),
19-40.
Almagro, A. (2010). La imagen del deseo. Análisis psicosocial de las representaciones
imaginarias en el
spot
publicitario.
Athenea Digital
,
17,
297-306. Extraído el 24 de Enero
.
Almagro, A. (2008). La vida secreta de los objetos. Análisis psicosocial de los imaginarios
del
consumo.
Athenea
Digital
13.
Extraído
el
14
de
Abril
del
2011,
desde,
Almagro, A. (2007). La imagen del deseo semiología y Psicoanalísis.
Trama y Fondo.
Extraído el 14 de Abril del 2011, desde, http://www.tramayfondo.com/articulos.php
Aksenchuk, R. (2006). Resonancias del malestar en tiempos de la incautación de lo real.
Psikeba
.
Extraído
el
11
de
Febrero
del
2011,
desde,
Art N' & Facts. (2011).
Les 4 schémas du Pornochic
. Extraído el 20 de Enero del 2011,
Barthes, R. (1992). La imagen. En
Lo obvio y lo obtuso. Imágenes, gestos, voces
(pp. 11-
27)
.
Barcelona: Paidós.
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
Baudrillard, J. (2009).
La sociedad de consumo. Sus mitos, sus estructuras.
Madrid: Siglo
XXI.
Bauman, Z. (2004).
Modernidad líquida.
(3ª ed.). Buenos Aires: Fondo de Cultura
Económica.
Beck, U. (1993). La sociedad del riesgo. En Berian, J. (Compl.). (1996).
Las consecuencias
perversas de la Modernidad. Modernidad, contingencia y riesgo.
(pp. 201-222). Barcelona:
Athropos.
Bigchus.
(2006).
Caleidoscopia.
Extraído
el
28
de
Marzo
del
2011,
desde,
Bio-Bio La Radio (2009, Septiembre 26).
Franceses presentan proyecto de ley que multa a
quienes usen Photoshop en imágenes publicitarias y no lo adviertan.
Extraído el 11 de
Febrero
del
2011,
desde,
proyecto-de-ley-que-multa-a-quienes-usen-photoshop-en-imagenes-publicitarias-y-no-lo-
adviertan/
Boscán, J. y Mendoza, M. (2004). Análisis semiótico de la publicidad de perfumes.
Revista
de Ciencias Humanas y Sociales, 45
, 75-93.
Bourdieu, P. (1985). La formación de los precios y la previsión de los beneficios. En
¿Qué
significa hablar? Economía de los intercambios lingüísticos
(pp. 40-62). Madrid: AKAL/
Universitaria.
Bourdieu, P. (1991).
El sentido práctico.
Madrid: Taurus.
Bourdieu, P. (1998).
La distinción. Criterios y bases sociales del gusto
Madrid: Taurus.
Brasil, V. (2008). El fetiche: un resplandor que ciega en la magna mujer de la publicidad.
Pensar la publicidad, 2
(2), 171-188.
Brasil, V. (2007). De la obra de Arte al anuncio publicitario: La disolución de lo simbólico
en puro placer imaginario
. Trama & Fondo, 23,
107-118.
Calello, H. y Neuhaus, S. (1999). Estructuralismo. En
Método y antimétodo. Proceso y
diseño de la investigación interdisciplinaria en Ciencias Humanas
(pp. 79-87). Buenos
Aires: Colihue.
Caracciolo, A. (2008).
Dolce & Gabbana.
Extraído el 28 de Marzo del 2011, desde,
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
Carretero, Á. (2004). Repensar la ideología desde lo imaginario.
Sociológica, 5,
101-125.
Castillo, R. (2008). La des-sublimación de la Dama.
A parte Rei, 56.
Extraído el 10 de
Chemama, R. (2002).
Diccionario del Psicoanálisis.
Buenos Aires: Amorrotu.
Contra. (2010).
Diesel Gets Cheeky…er.
Extraído el 1 de Febrero del 2011, desde,
http://thinkcontra.com/blog/diesel-gets-cheeky-er/
Corrales, O. (2005). Publicidad, consumo y gobierno de la subjetividad.
Comunicación y
Medios,
16.
Extraído
el
22
de
Enero
del
2011,
desde,
Cuadra, Á. (2007).
Hiperindustria cultural.
Santiago. [E-book]. Extraído el 12 de Febrero
Debord, G. (1995).
La sociedad del espectáculo.
Santiago: Naufragio.
De Lucas, A. (1990). Fantasmática de la publicidad. En
Publicidad, semiótica e ideología.
Cuadernos Contrapunto Nº 8
. Madrid: U.I.M.P.
Dema, S. (2007). Marketing y género: dos realidades llamadas a entenderse.
Empresa
global y mercados locales: XXI Congreso Anual AEDEM,
Universidad Rey Juan Carlos,
Madrid,
6,
7
y
8
de
junio
de
2007.
Extraído
el
27
de
Enero,
desde,
Díaz, P. y Pimentel, A. (2001).
Porno-chic:
Un paso en falso de las marcas de moda.
Publicidad con imaginario pornográfico disfrazado de
glamour.
Extraído el 27 de Enero
Diesel. (2010).
Fall/ Winter 2010. The intimate.
Extraído el 2 de Febrero del 2011, desde,
Digital Extremadura. (2011, Marzo 30).
Calvin Klein es acusado de utilizar publicidad
subliminal.
Extraído
el
31
de
Marzo
del
2011,
desde,
http://digitalextremadura.com/not/7486/calvin_klein_es_acusado_de_utilizar_publicidad_s
ubliminal/
Dolce & Gabbana. (2007).
Campaña publicitaria.
[Donna. Download]. Extraído el 10 De
Mayo del 2007, desde, http://eng.dolcegabbana.it/#
Dor, J. (1995).
Introducción a la lectura de Lacan.
(2ª ed.). Barcelona: Gedisa.
Eidelsztein, A. (2005). El deseo y el fantasma: un recorrido (I). El síntoma. En
El grafo del
deseo
. (pp. 115-132). Buenos Aires: Letra Viva.
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
Fashion Copious. (2009, Junio 17).
Calvin Klein Underwear F/W 09.10 Ad Campaign | Eva
Mendes
By
Steven
Klein.
Extraído
el
31
de
Enero
del
2011,
desde,
0910-ad-campaign-eva-mendes-by-steven-klein.html
Fernández, M. (2008). Moda, mujer y Postmodernidad; en torno a Walter Benjamin.
Psikeba,
8.
Extraído
el
11
de
Febrero
del
2011,
desde,
FES. (2011).
FES Model 2011. Nuestras Campañas.
Extraído el 31 de Enero del 2011,
Foucault, M. (1992). Verdad y poder. En
La microfísica del poder
(pp. 185-200). Madrid:
La Piqueta.
Fox News. (2009, Junio 15).
Calvin Klein 'Threesome' Ad Draws Oohs, Aahs and Protests.
Extraído
el
31
de
Enero
del
2011,
desde,
Freud, S. (1919a). Lo Ominoso. En
Obras Completas
. (2003). (pp. 216-251). (Vol. XVII).
Buenos Aires: Amorrotu Editores.
Freud, S. (1919b). Pegan a un niño. En
Obras Completas
. (2003). (pp. 173-200). (Vol.
XVII). Buenos Aires: Amorrotu Editores.
Gadamer, H.-G. (1999).
Verdad y método.
(Tomo I). Salamanca: Sígueme.
GER. (2010, Diciembre, 16).
Dirty Diesel.
Extraído el 1 de Febrero del 2011, desde,
Giddens, A. (2004).
Un mundo desbocado. Los efectos de la globalización en nuestras
vidas.
Buenos Aires: Taurus.
González, J. (2009). Emergencia de lo siniestro.
Otra escena, 1,
(3),
111-148.
Hellín, P. (2007).
Publicidad y valores postmodernos.
España: Editorial Vissionet.
Hernández, R., Fernández, C. y Baptista, P. (2010). Definición del alcance de la
investigación
a
realizar:
Exploratoria,
descriptiva,
correlacional
o
explicativa.
En
Metodología de la investigación.
(5ª ed.).
(pp. 76-89). México: McGraw-Hill.
Imbriano, A. (2008). Dos embestidas contemporáneas: Pánico y violencia.
Revista Psique y
Sociedad,
2.
Extraído
el
6
de
Marzo
del
2011,
desde,
Íñiguez, L. (2005). Nuevos debates, nuevas ideas y nuevas prácticas en la Psicología Social
de la era “Post-construccionista”.
Athenea Digital, 8.
Extraído el 20 de Enero del 2011,
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
Íñiguez, L. (2003). Glosario. En
Análisis de discurso. Manual para las Ciencias Sociales
(pp. 202-207). Barcelona: UOC.
Jiménez-Cruz, B. y Silva-Gutiérrez, C. (2010). Riesgo para el trastorno alimentario,
ansiedad, depresión y otras emociones asociadas a la exposición de imágenes publicitarias.
Anales de Psicología, 26, (1),
11-17.
Jodelet, D. (1986). La representación social: Fenómenos, concepto y teoría. En Moscovici,
S. (2002).
Psicología Social
(Vol. II). (pp. 469-494)
Paidós Ibérica.
Lacan, J. (2003a). La dirección de la cura.
En J. Lacan,
Escritos 2
. (2ª Ed.). (pp. 565-622).
Buenos Aires: Siglo Veintiuno.
Lacan, J. (2003b). Subversión del sujeto y dialéctica del deseo en el inconsciente freudiano.
En J. Lacan,
Escritos 2
. (2ª Ed.). (pp. 773-807). Buenos Aires: Siglo Veintiuno.
Lacan, J. (2003c). La significación del falo.
En J. Lacan,
Escritos 2
. (2ª Ed.). (pp. 665-
675). Buenos Aires: Siglo Veintiuno.
Lacan, J. (2004a). Pegan a un niño y la joven homosexual. En
el Seminario de Jacques
Lacan. Libro 4. La relación de objeto (1956-1957)
. (4ª Reimpresión). (pp.113-132).
Buenos Aires: Paidós.
Lacan, J. (2004b). La función del velo. En
el Seminario de Jacques Lacan. Libro 4. La
relación de objeto (1956-1957)
. (4ª Reimpresión). (pp.153-166). Buenos Aires: Paidós.
Lacan, J. (2004c). La identificación con el falo. En
el Seminario de Jacques Lacan. Libro 4.
La relación de objeto (1956-1957)
. (4ª Reimpresión). (pp.167-180). Buenos Aires: Paidós.
Lacan, J. (1969). El amo y la histérica. (Clase 4, Diciembre 17). En
Seminario 17: El
reverso
del
psicoanálisis.
Extraído
el
10
de
Febrero
del
2011,
desde,
Lacan, J. (1957). La función del velo. (Clase 9, Enero 30). En Seminario
4: La relación de
objeto.
Extraído
el
10
de
Febrero
del
2011,
desde,
Lacan, J. (1955). Introducción del Gran Otro. (Clase 19, Mayo 25). En
Seminario 2: El Yo
en
la
teoría
de
Freud.
Disponible
en:
completas-de-lacan.html
Lévi-Strauss, C. (2001).
Antropología estructural. Mito, sociedad, humanidades
. (3ª ed.).
México: Siglo XXI.
Lipovetsky, G. (2009).
El imperio de lo efímero. La moda y su destino en las sociedades
modernas.
(3ª ed.). Barcelona: Anagrama.
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
Lipovetsky, G. (1998).
La era del vacío. Ensayos sobre el individualismo contemporáneo
(10ª ed.). Barcelona: Anagrama.
López, P. (2005). Los medios de comunicación y la publicidad como pilares fundamentales
para lograr el respeto a los Derechos Humanos de las mujeres. En Universidad de
Salamanca, Centro de Estudios de la Mujer.
Estudios multidisciplinares de Género
(pp. 75-
92).
Extraído
el
27
de
Enero
del
2011,
desde,
López, Z. (2010). La anomia y su relación con el estatuto actual del sufrimiento en la
sociedad.
Affectio
Societatis,
13,
Extraído
el
14
de
Abril
del
2011,
desde,
5/7080
Lustin, J-J. (1990). Clínica infantil. En Bergeret, J. (Dir.). (1990).
Manual de psicología
patológica. Teoría y clínica.
(pp. 192-269). Barcelona: Masson.
Lyotard, J-F. (1994).
La condición postmoderna. Informe sobre el saber.
(5ª ed.). Madrid:
Cátedra.
New York Fashion. (2010, Enero 11).
Eva Mendes Looks Really Slippery in the New Calvin
Klein
Campaign.
Extraído
el
31
de
Enero
del
2011,
desde,
http://nymag.com/daily/fashion/2010/01/eva_mendes_looks_really_slippe.html
Nietzsche, F. (2011). El Loco. Aforismo 125. En
La gaya ciencia.
Extraído el 6 de Abril
del 2011, desde, http://www.librodot.com
Ortíz, J. (2003).
Imágenes del deseo.
México: Universidad Nacional Autónoma de México.
Ossa,
C.
(Compl.).
(1999).
La
pantalla
delirante:
Los
nuevos
escenarios
de
la
comunicación en Chile.
Santago: LOM.
Pellicer, L.
(2008). Lo visual, la mirada
y
la imagen.
Análisis lingüístico-icónico
publicitario. La pasión escópica.
Pensar la Publicidad, 2, (2),
135-144.
Picó, J. (2002). Introducción. En Picó, J. (compl.).
Modernidad y postmodernidad
(pp. 13-
50). Madrid: Alianza.
Riccoeur, P. (2001).
Del texto a la acción. Ensayos de Hermenéutica II.
Buenos Aires:
Fondo de Cultura Económica.
Riccoeur, P. (1975).
Hermenéutica y Psicoanálisis.
Buenos Aires: Ediciones Megápolis.
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
Roa, A. (1991).
La extraña figura antropológica del hombre de hoy.
Santiago: Editorial
Universitaria.
Rojas, E. (1994).
El Hombre light. Una vida sin valores.
Santiago: Ediciones Temas de
Hoy.
Seoane, J. y Garzón, A. (1996). El marco de investigación des sistema de creencias
postmodernas.
Psicología Política, 13,
81-98.
Serrano, A. (2008). El análisis de materiales visuales en la investigación social: El caso de
la publicidad. En Gordo, Á. y Serrano, A. (Coords.). Estrategias y prácticas cualitativas de
investigación social (pp. 245- 286). Madrid: Pearson Educación.
Stake, R. (1999).
Investigación con estudio de casos.
Madrid: Morata.
The Internet Fashion Data Base. (2011).
Sisley.
Extraído el 28 de Enero del 2011, desde,
Tom Ford. (2011).
Thebrand.
Advertising.
Extraído el 28 de Enero del 2011, desde,
Trías, E. (2006).
Lo bello y lo siniestro.
Barcelona: De bolsillo.
Ubill, J. (2006). El sujeto plusmoderno.
Virtualia, 14.
Extraído el 9 de Abril del 2011,
Vanguardia. (2010, Octubre 26).
Censuran a Lara Stone en publicidad de Calvin Klein.
Extraído el 31 de Enero del 2011, desde,
Vásquez, A. (2010). La posmodernidad; nuevo 'régimen de verdad', violencia metafísica y
fin de los metarrelatos. Conferencia pronunciada en el marco del
IV Seminario Acerca de la
Verdad.
Organizado por el Departamento de Artes y Humanidades de la Universidad
Andrés Bello (UNAB), el 4 Junio de 2010. Extraído el 5 de Febrero del 2011, desde,
VIOLENCIA-METAFISICA-Y-FIN-DE-LOS-METARRELATOS-Por-Adolfo-Vasquez-
Rocca.html
Vásquez, A. (2007). La fotografía y las formas del olvido: Del furor de la imagen al frenesí
de
lo
real.
Psikeba,
5.
Extraído
el
24
de
Enero
del
2010,
desde,
Vásquez, A. (2005). La moda en la Postmodernidad: Vestuario, cuerpo y teatro.
Nómadas,
11.
Extraído
el
6
de
Febrero
del
2011,
desde,
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
Vattimo, G. (2009). ¿Es la Hermenéutica un paradigma agotado? [Videoconferencia]. En
Primeras Jornadas Internacionales de Hermenéutica.
Buenos Aires. Extraído el 2 de Abril
la.html
Veinte Minutos. (2007, Marzo, 3).
Dolce & Gabbana anuncia que retira de todo el mundo
su
polémico
anuncio.
Extraído
el
28
de
Enero
del
2011,
desde,
Venegas, C. (2006). Conflicto psicosocial jurídico entre
Fundación Instituto de la Mujer
y
tienda FES por contenido de anuncio publicitario.
Summa Psicológica, 3
(1),
3-22.
Venegas, C. (2007). Análisis psicosocial jurídico con perspectiva de género: Campaña
publicitaria de la tienda FES.
Summa Psicológica, 4,
(2),
35-55.
Venegas, C. (2009). Análisis del discurso publicitario de la tienda FES: “Amores que
Matan, Show de Cobardes”.
Summa Psicológica, 6
(1),
43-68.
Villegas, F. (2011).
Memorias de un amnésico.
Santiago: Editorial Sudamericana.
Žižek, S. (2010).
Vivir en el Fin de los Tiempos según Slavoj Žižek.
Extraído el 28 de
Žižek, S. (2009).
El acoso de las fantasías
. (3ª ed). México: Siglo XXI Editores.
Žižek, S. (compl.). (2008).
Ideología. Un mapa de la cuestión.
(2ª ed.). Buenos Aires:
Fondo de Cultura Económica.
Žižek, S. (2005a). La ideología hoy. En
El títere y el enano. El núcleo perverso del
Cristianismo.
(pp. 199-235). Buenos Aires: Paidós.
Žižek, S. (2005b).
Bienvenidos al desierto de lo real.
Madrid: Akal
Žižek, S. (2003a Noviembre 29). Contra el goce.
El Clarín.
Extraído el 21 de Marzo del
Žižek, S. (2003b).
El sublime objeto de la ideología.
Buenos Aires: Siglo XXI.
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
Anexo 1. Los Tipos de
Pornochic
en Fotografías Publicitarias
.
Publicidad Igualitaria.
Fuente:
Art N' &
Facts. (2010).
Publicidad Discriminatoria.
Fuente:
Bigchus (2006).
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
Publicidad Agresiva.
Fuente:
(FES, 2008 citado en Venegas,
2009, p. 68).
Publicidad Angustiante.
Fuente:
Caracciolo (2008).
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
Anexo 2. Campaña Publicitaria
Dolce & Gabbana.
Fotografía 1.
Fuente:
Dolce & Gabbana
(2007).
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
Fotografía 2.
Fuente:
Dolce & Gabbana (2007).
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
Fotografía 3.
Fuente:
Dolce & Gabbana (2007).
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
Fotografía 4.
Fuente:
Dolce & Gabbana (2007).
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
Fotografía 5.
Fuente:
Dolce & Gabbana (2007).
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
Fotografía 6.
Fuente:
Dolce & Gabbana (2007).
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
1
Psicóloga, Doctora y Magíster en Psicoanálisis,
Universidad Nacional Andrés Bello [UNAB].
Profesora
de
la
Escuela de Psicología
UNAB.
Coordinadora del Centro de Atención y Estudios Clínicos,
UNAB, Campus
Viña del Mar. Dirección: 5 Norte 1395 con 7 Oriente, Viña del Mar, Chile. Correo electrónico:
mpardo@unab.cl
2
Psicólogo,
UNAB, Campus Viña del Mar
; Magíster en Psicología Social con Mención en Psicología
Jurídica
, Universidad de Valparaíso [UV].
Línea de investigación:
Publicidad-consumo estudiada con
metodologías de análisis de discurso. Profesor Universidad Santo Tomás [UST],
Coordinador de
Investigación y Extensión.
Escuela de Psicología,
UST. Dirección: Avenida 1 Norte 3041, 7º Piso, Viña del
Mar. Correo electrónico: cristianvenegas@santotomas.cl
3
Se obtienen productos, bienes y servicios de modo inmediato, aquí y ahora, algo propiamente postmoderno,
pero adquiridos, generalmente, por medio de créditos que significan
3, 6, 12 o 36 meses de pago con altos
intereses
que
terminan
reduciendo
el
poder
adquisitivo
de
las
personas
durante
esos
plazos
y,
paradójicamente, aumenta su precariedad en aras de un comportamiento propio de un consumidor
individualista con “libertad de elección” en el mercado.
4
Primavera-Verano u Otoño-Invierno.
Incluso algunas marcas, como estrategia publicitaria, para prolongar
un poco más en el tiempo el efecto de novedad en el público, a partir de una misma escena cambian
angulaciones y planos, siendo enviados a distintos medios de comunicación masiva.
5
En especial sus campañas Spring-Summer 2008 y Fall-Winter 2009 (Tom Ford, 2011).
6
Por ejemplo las campañas Fall-Winter
2001, 2003, 2007 y Spring-Summer
2005 (The internet Fashion Data
Base, 2011).
7
Fall-Winter 2009-2010 (Fashion Copious, 2009),
Threesome
(FOX News, 2009), Primavera-Verano 2010
(New York Fashion, 2010) y Otoño-Invierno 2010-2011 (Vanguardia, 2010). Recientemente ha sido acusada
de utilizar
publicidad subliminal
en una gigantografía o valla publicitaria ubicada en
edificios de Nueva York
(Digital Extremadura, 2011).
8
Campañas Fall 2010,
The intimate
(Contra, 2010; Diesel, 2010; GER, 2010) y Primavera-Verano 2010,
Sex
Sells unfortunately we sells jeans
(Agente-K, 2009).
9
Particularmente en las temporadas Otoño-Invierno 2005 y 2008,
Chocolate Story
y
Amores que Matan,
Show de Cobardes.
Además de
New Lolitas,
Primavera-Verano
2007 (FES, 2011).
10
Paradigmático ha sido el caso de la campaña publicitaria Otoño-Invierno 2007 de Dolce & Gabbana, que
debió retirarse en el mundo entero por la polémica social suscitada (Veinte Minutos, 2007). Resulta
contrastante con
lo sucedido en Chile, por cuanto FES en sus campañas Otoño-Invierno 2005 y 2008,
denominadas
Chocolate Story
y
Amores que Matan, Show de Cobardes,
respectivamente, mantuvieron sus
anuncios publicitarios pese al conflicto social generado y la vulneración de la Constitución y las leyes
(Venegas, 2006, 2007, 2009).
11
Una organización espontánea de movimientos sociales ciudadanos que ejecuten acciones públicas y
notorias de oposición frente a los contenidos de la publicidad
Pornochic,
pudiera, eventualmente, disminuir el
prestigio logrado por la marca y, por esa vía, presionar para su retirada del mercado. Otra consecuencia
probable es el incremento de las ventas del producto por la mayor cobertura noticiosa que le confieren los
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
medios de comunicación masiva. Frente a este hecho, se hace imprescindible aumentar la regulación jurídica
y las sanciones aplicadas a las marcas que infringen la ética publicitaria, la Constitución y las leyes.
12
Son un conjunto de prácticas no lingüísticas, relacionadas con los espacios y acciones que en su interacción
con la materialidad generan efectos desde el hacer, creando, manteniendo y transformando ciertos
significados y/o sentidos para los/las actores/ actrices sociales
(Íñiguez, 2003, 2005).
13
Se denomina significante a la imagen acústica entendida no como sonido sino como representación psíquica
de lo sensorial que permite una verdadera primacía del significante sobre el significado, pudiendo explicar la
subjetividad biográfica y social de un sujeto que adoptará determinadas posiciones de deseo al ser un sujeto
efecto del discurso que lo constituye (Dor, 1995).
14
Se define como “aquello a lo que el sujeto apunta en la pulsión, en el amor, en el deseo” (Chemama, 2002,
p. 297).
15
Es una “escritura de aspecto algebraico que contribuye a formalizar la teoría psicoanalítica” (Chemama,
2002, p. 262).
16
Se llaman así porque establece una determinada posición del sujeto frente al saber y al otro, estos fantasmas
se refieren todos al origen como su nombre lo indica. Por ejemplo: la
escena primitiva
(origen del sujeto), la
seducción por un adulto
(origen de la sexualidad) y la
castración
(origen de la diferencia de los sexos). Así,
tenemos un limitado número de fantasmas originarios, cabe mencionar que estos generan una estructuración
psíquica, es decir, una determinada posición de deseo (Lustin, 1990).
17
Considerando que las fotografías publicitarias intervenidas con
Photoshop
generan una imagen irreal del
cuerpo, resulta en algunos casos, gatillante de anorexia y bulimia en adolescentes. Por lo mismo, en el
parlamento de Francia se presentó un proyecto de ley que buscaba multar a quienes utilizaran imágenes
retocadas digitalmente sin consignar en las mismas una leyenda que advierta de tal situación (Bio-Bio La
Radio, 2009). Esta postura se basa
en resultados obtenidos en estudios que documentan efectos psicológicos
negativos en mujeres como resultado de la exposición a imágenes publicitarias. Por ejemplo, en mujeres con
riesgo de trastornos alimentarios
se produjo un aumento en los niveles de
depresión y ansiedad
. En las
mujeres que no tienen este tipo de riesgo, aumentaron las
emociones negativas
hacia su propio cuerpo
(Jiménez-Cruz y Silva-Gutiérrez, 2010).
18
Es aquello que está más allá de lo simbólico y lo imaginario, sin embargo, se le denomina “borde de lo
real” por cuanto algo logra bordearse de lo real en la elaboración del síntoma, por ejemplo.
19
Nos referimos a la lógica del
principio de identidad que entrega límites infranqueables entre una palabra y
su referente. Además de la no contradicción donde si P es verdadero no puede
ser falso a la vez.
20
Para una mejor comprensión de este concepto, se sugiere la lectura de la primera aproximación lacaniana en
La significación del falo (1958) (Lacan, 2004c) que se encuentra en
Escritos 2
de Jacques Lacan. En los años
1972-73 encontramos una segunda aproximación. Se recomienda visitar en el
Seminario 20 Aún
.
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
logo_pie_uaemex.mx