Artículo en PDF
Cómo citar el artículo
Número completo
Más información del artículo
Página de la revista en redalyc.org
Sistema de Información Científica
Red de Revistas Científicas de América Latina y el Caribe, España y Portugal
EL
CINE
COMO
INDUCTOR
DEL
TURISMO.
LA
EXPERIENCIA
TURÍSTICA EN
VICKY, CRISTINA, BARCELONA
1
Víctor U. Aertsen
2
Resumen
El cine de ficción se ha convertido en uno de los medios de promoción turística más
potentes y explotados. En las últimas décadas se han escrito múltiples artículos donde se
describe el poder potencial y real del cine para convertir un determinado lugar
geográfico en un destino turístico deseable, ya sea por sus características propias como
por la relación que mantiene con la historia que en ella se enmarca. En el presente
artículo se pretenden mostrar los mecanismos promocionales desplegados por la
narración de una película concreta,
Vicky Cristina Barcelona
(Woody Allen, 2008).
Analizando el texto cinematográfico, el artículo ofrece ejemplos aplicados de las
diferentes estrategias narrativas a través de las cuales éste adquiere la función de texto
promocional de un destino turístico concreto, en este caso la ciudad de Barcelona.
Palabras clave
Turismo, woody allen, turismo inducido cinematográficamente, cine transnacional,
Barcelona.
Abstract
The fiction film has become one of the more powerfull and exploited means of tourist
promotion. In recent decades many articles have been written about the potential and
real power of film to make a particular geographic location a desirable tourist
destination, either on its own merits or through the relationship with the story told by
the film. This article intends to show promotional arrangements made by the account of
a particular film,
Vicky Cristina Barcelona
(Woody Allen, 2008). Analyzing the
cinematic text, the article provides applied examples of the different narrative strategies
through which it acquires the function of promotional text of a specific tourist
destination, in this case the city of Barcelona.
Keywords
Turism, woody allen, film induced turism, transnational cinema, Barcelona.
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
Introducción: cine y turismo
Desde finales de la década de 1970, el turismo se ha convertido en la industria más
grande del mundo, contabilizando el 11.7 % del GDP mundial, el 8% de las
exportaciones mundiales, y el 8% del trabajo en el mundo (Urry, 2002, p. 5). La
revolución de los transportes y las comunicaciones han producido una compresión
espacio-temporal del globo, quebrándose las fronteras y barreras geográficas que
separaban
una
región
de
otra.
La
capacidad
de
los
ciudadanos
de
los
países
desarrollados (aquellos que disponen de las infraestructuras necesarias para
disfrutar
de
esta revolución) de establecer contacto con otros lugares ha estallado en las últimas
décadas. La drástica reducción de los costes de transporte de personas y mercancías, y la
presencia constante de información e imágenes de nuevos espacios geográficos en los
medios
de
comunicación,
han
originado
una
rápida
democratización
e
internacionalización del turismo que ha actuado como un seísmo sobre la actividad e
industria turística. La eclosión de destinos turísticos potenciales ha obligado a las
empresas y administraciones públicas de dichos lugares a competir entre sí por los
turistas, estableciéndose estrategias de diferenciación y promoción individuales con las
que captar la atención y capturar el interés del turista potencial (Urry, 2002, p. 45)
3
.
Entre los múltiples mecanismos utilizados por las empresas turísticas para promocionar
y diferenciar sus productos, el cine se ha convertido en los últimos años en una de las
herramientas más destacadas. Como todo folleto promocional, el cine ofrece imágenes
anticipadas o con un nuevo sentido de posibles destinos, saltando la primera y más
importante barrera a la que se enfrentan éstos: dar a conocer su existencia, formular una
imagen en la mente del espectador de forma que esté presente en el momento de
organizar un viaje turístico. Según Urry (2002, p. 3):
Los
lugares
son
elegidos
para
ser
visitados
porque
hay
una
anticipación… Dicha anticipación es construida y mantenida a través
de una variedad de prácticas no-turísticas, tales como el cine, la
televisión, la literatura, revistas, grabaciones [de música] y vídeos, que
construyen y refuerzan dicha mirada.
4
Centrándose más en el cine de ficción, Stanishevski (2007, p. 260) señala:
El cine, especialmente el de ficción, juega un papel importantísimo en
la creación de la imagen de un destino, un territorio, una ciudad o un
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
país como posible destino turístico. Sus mensajes no se perciben como
publicitarios, ya que la mente del receptor está abierta a la recepción
tanto en su dimensión subconsciente como consciente (a diferencia de
un mensaje percibido y reconocido como publicitario), por lo tanto sus
efectos persuasores se hacen mayores y pueden ser tanto positivos
como negativos, dependiendo de aquello que se perciba.
Muchos son los estudios aparecidos, especialmente desde la década de 1990, en los que
se analiza el potencial y el impacto real del cine de ficción como vehículo de promoción
turística. Entre ellos, se pueden citar los trabajos de Riley y Van Doren (1992), Tooke y
Baker (1996), Riley, Baker y Van Doren (1998), Kim y Richardson (2003), Hudson y
Ritchie (2006), o Carl, Kindon y Smith (2007), a lo largo de los cuales los autores
demuestran mediante ejemplos concretos cómo películas como
Bailando con lobos
(1990)
, Cocodrilo Dundee
(1986),
Antes del amanecer
(1995), la trilogía
El Señor de
los Anillos
(2001, 2202 y 2003),
La mandolina del Capitán Corelli
(2001), entre
muchas
otras,
han
sido
capaces
de
incentivar
el
turismo
en
sus
respectivas
localizaciones. Partiendo de la premisa de que el cine
es
uno de los medios utilizados
por empresas y administraciones para la promoción turística, y
tiene
un impacto real y
efectivo sobre el turismo y la construcción de destinos turísticos, el objetivo de este
trabajo es analizar las estrategias mediante las cuales una determinada película,
Vicky
Cristina Barcelona
(Woody Allen, 2008), integra la promoción turística dentro de su
esquema narrativo, articulándose como un complejo y potente <<folleto promocional>>
de la ciudad de Barcelona.
Kim y Richardson (2003) señalan que el cine actúa sobre los dos componentes de las
imágenes de los destinos turísticos, el cognitivo y el afectivo. El primer componente se
centra en los conocimientos que el turista potencial tiene de un determinado lugar, los
atributos físicos de éste, y su familiaridad con él. En palabras de Kim y Richardson
(2003, p. 222):
A medida que los turistas se familiarizan más con un destino, están
más
predispuestos
a
obtener
conocimientos
específicos
sobre
oportunidades vacacionales. Este conocimiento puede proveer un
sentimiento de seguridad y confort, que puede llevar a un incremento
de la confianza en la elección del destino y una experiencia vacacional
menos amenazadora y más confortable.
5
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
Por su parte, el componente afectivo está relacionado con los sentimientos subjetivos
construidos por el turista potencial respecto a un determinado. Según los autores, a
través de la experiencia vicaria vivida por los espectadores a través del cine (con los
personajes como ―intermediarios‖), la película puede construir en la mente del
espectador una imagen afectiva del lugar que, en caso de ser positiva, puede fomentar a
su vez su interés por el lugar.
El cine ofrece, pues, varias ventajas frente a la promoción a través de otros medios de
comunicación. Primero, lleva a cabo una propaganda más sutil, encubierta tras el
desarrollo dramático, consiguiendo superar el rechazo de los individuos ante la
publicidad directa. Segundo, introduce dichos destinos dentro de una narración que los
dota de un sentido añadido (aquello acontecido en dicha localización en el film) y los
presenta bajo una determinada mirada. Dependiendo del
atractivo que tenga esto último
para el espectador, el filme aportará un valor añadido al destino hasta el punto de poder
llegar a ser el principal motivo por el que se visita el lugar, como demuestran la gran
cantidad
de
rutas
guiadas
por
localizaciones
cinematográficas
(acompañadas
de
anécdotas de rodaje) o museos con objetos-fetiches de alguna obra, hasta el punto de
centrar toda la campaña turística de un país en ello (como es el caso de Nueva Zelanda
con la trilogía de
El Señor de los Anillos
, donde incluso los aviones de Air New Zeland
se habían adornado con la frase
Airlane to Middle-Earth
). Y tercero, es una publicidad
vista por alrededor de 72 millones de personas (la audiencia media mundial para una
película) en numerosas ocasiones durante un largo periodo de tiempo (al pasar el filme
por diferentes ventanas de exhibición), por lo que resulta una estrategia a la larga más
rentable que otras (Tooke y Baker, 1996). Para que esto último tenga lugar, la película
debe tener una proyección internacional que asegure su exhibición en múltiples países y
una larga vida a lo largo de las diferentes ventanas de exhibición secundarias.
Vicky Cristina Barcelona
es un modelo perfecto de película dirigida a la promoción de
una determinada ciudad. Por un lado, es un ejemplo de película transnacional: una
producción
hispano-norteamericana,
escrita
y
dirigida
por
un
director-autor
norteamericano más valorado en Europa que en su propia tierra, con un equipo técnico
de ambos países, e interpretada por un elenco de actores españoles y anglosajones de
proyección internacional. Por ello funciona como una campaña publicitaria de alcance
internacional. Por otro lado, la película se alza como un modelo ejemplar de integración
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
de la campaña promocional en la narración, desde el propio título de la película (que
incluye ya el nombre de la ciudad promocionada), a la trama del film, que versa sobre
las experiencias vividas por una pareja de jóvenes turistas norteamericanas en su visita a
la ciudad de Barcelona, justificando argumentalmente su conversión en un largo y
entretenido vídeo-turístico de la ciudad (como más de un crítico a señalado).
Gestación del proyecto
Antes de adentrarse en el análisis del texto fílmico conviene hacer una parada
introductoria con el fin de exponer el proceso de gestación del proyecto. Siguiendo las
sucesivas noticias ofrecidas por medios españoles sobre los acuerdos y las declaraciones
oficiales de los agentes implicados, este paso previo permite comprobar las diferentes
motivaciones e intereses encontrados que acabaron posibilitando la realización del
proyecto, así como los imperativos impuestos por los agentes implicados que acabaron
condicionando el texto final.
Las primeras noticias que exponen la intención de Woody Allen de rodar en España se
remontan al año 2003, cuando el célebre director comenta estar negociando rodar
escenas de un próximo film en Barcelona y Asturias, ciudad esta última sobre la que
destaca su deseo de regresar tras haber recibido un año atrás el premio Príncipe de
Asturias de las Artes (El Mundo, 13 de octubre de 2003). Un año y medio después, en
mayo de 2005, aparecen nuevas noticias sobre el proyecto, donde se destacan que ―las
negociaciones para rodar en Barcelona están muy avanzadas‖, y, parafraseando a Allen,
que ―el equipo técnico sería español, así como algunos de los actores, pero que su
desconocimiento de la lengua le obligará a contar para los papeles protagonistas con
intérpretes que hablen inglés‖ (El Mundo, 14 de mayo de 2005). A la vez, el mismo
artículo recoge en otro apartado declaraciones de Allen en relación a su colaboración
con la Fundación Príncipe de Asturias para hacer de Oviedo un "refugio" para "el cine
artístico y de calidad". Finalmente, en diciembre del mismo año, el director general de
la productora impulsora del proyecto, la catalana Mediapro, declara que ha conseguido
cerrar un acuerdo con el director neoyorquino, que se compromete a rodar
una película
en la ciudad de Barcelona antes de finales de 2007 en la que participarían actores
españoles importantes. Las declaraciones acaban con una opinión del director de la
productora en la que señala que, aunque el guión de la película "aún está por definir", no
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
se imaginaba a Woody Allen rodando en escenarios tradicionales de Barcelona: "no
creo que sea una película de espacios gaudinianos. Serán unos espacios más abiertos"
(El Mundo, 30 de diciembre de 2005). Declaraciones que permiten entrever que la
omnipresencia de estos espacios en la película final vendría impuesta por un agente aún
no presente en las negociaciones.
Tras un 2006 sin noticias nuevas sobre el proyecto, febrero del 2007 comienza con la
noticia del fichaje por parte del director de Penélope Cruz (El País, 2 de febrero de
2007) y Javier Bardem (El País, 21 de febrero de 2007). Otorgando papeles principales
a ambas estrellas españolas, director y productora consiguieron encontrar una solución a
sus respectivos deseos expuestos anteriormente, a lo que hay que añadir la potente
proyección internacional de ambos actores. Un mes después, Allen se reúne en Nueva
York con el alcalde de Barcelona para hablar del rodaje que en pocos meses iniciaría en
la ciudad condal, donde declara que tiene intención de rodar algunas escenas en la
ciudad de Oviedo, por la que siente predilección (El Mundo, 6 de marzo de 2007).
Finalmente, pocos meses después se inicia el rodaje en Barcelona, no exento de
polémica entre el Ayuntamiento de la ciudad y la oposición por los fondos públicos
destinados al proyecto: ―El Ministerio de Cultura participará con amortización directa
en taquilla —aportando el 15% de recaudación si supera los 300.000 espectadores—, el
Ayuntamiento de Barcelona con cerca de un millón de euros, según los datos oficiales y
la Conselleria de Innovación, Universidades y Empresas con 350.000 euros, a la que
queda por sumar la de la Conselleria de Cultura‖ (El Mundo, 9 de julio 2007). En total,
Ayuntamiento y Generalitat cubrieron aproximadamente el 10% del presupuesto final
del filme, que ronda los 15 millones de euros (El Mundo, 27 de noviembre de 2007).
6
De las noticias de prensa destaca la mención de tres agentes como los principales
implicados en la gestación del proyecto: Mediapro (la principal productora), Woody
Allen, y los entes públicos catalanes (importantes inversores). Que el proyecto llegara a
buen puerto dependía de que los intereses de los tres pudieran aunarse sin entrar en
(excesivo) conflicto. Por un lado, la búsqueda por parte de Mediapro de expandir sus
horizontes y tener una mayor proyección internacional
7
se encuentra con la necesidad de
Woody Allen, renombrado director con dicha proyección, de encontrar financiación
para sus proyectos. Aunque el director no trabaja con grandes presupuestos, su relativo
éxito de taquilla (especialmente en su país; en Europa sí cuenta con mayor aceptación) y
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
los altos costes de rodar en su habitual Nueva York
8
le han llevado a buscar fuentes de
financiación
extranjeras
y
trabajar
fuera
de
su
país.
Declaracioens
del
director
demuestran su capacidad de adaptarse a las circunstancias y exigencias externas a
cambio de financiación para sus proyectos:
Siempre tuve una idea para hacer una película sobre dos mujeres que
un verano se iban juntas de vacaciones. Alguien me llamó de
Barcelona para preguntarme si me interesaba la idea de hacer allí una
película si la financiaban. Esa siempre es la parte más difícil de hacer
una película. Escribirla, dirigirla y todo lo demás es fácil comparado
con lo complicado que es conseguir el dinero para rodarla (cit. por
Lerman, 2008).
Por otro lado, una vez el proyecto ya en marcha, el Ayuntamiento de Barcelona y la
Generalitat de Catalunya encontraron en el filme un vehículo perfecto para promocionar
internacionalmente la ciudad de Barcelona, donde ya se había acordado previamente
que iba a transcurrir el rodaje y la historia. La importante inversión pública impuso unos
determinados intereses promocionales de la ciudad y la región que acabaron por
condicionar el texto final en su totalidad, desde su mismo esqueleto, a la vez que inició
un intenso intercambio de cumplidos entre ciudad y director, siendo el segundo
investido doctor '
honoris causa
' por la Universidad Pompeu Fabra (El Mundo, 24 de
mayo de 2007), a la vez que declaraba en múltiples ocasiones que la ciudad había
―rejuvenecido su cine‖ (El Mundo, 20 de septiembre de 2008) o era ―la mejor ciudad del
mundo‖ (La Vanguardia, 28 de marzo de 2010). De este modo es como se pasó de unas
declaraciones iniciales del responsable de la producción según las cuales ―no [creía] que
[fuera] una película de espacios gaudinianos", a lo que la crítica, especialmente la
española, percibió como un ―video turístico‖, ―una mezcla imposible de mezclar entre
un catálogo postal de la
posa´t maca
y la ciudad que filmó Almodóvar en
Todo sobre mi
madre
(1999)‖ (Calvo, 2008), ―una película de Barcelona para publicitar indirectamente
la ciudad‖ (Quintana, 2008). Algo que, vale la pena indicar, no ocurre con la crítica
extranjera, que se centra en otros puntos del filme y, por lo general, ha recibido la
película con mucho más entusiasmo que la española (las puntuaciones y comentarios lo
demuestran). Que la película funciona como campaña publicitaria de la ciudad queda
más
que
patente
visitando
la
página
web
del
film
(http://www.vickycristinabarcelonalapelicula.es/) donde una de las secciones estaba
dedicada íntegramente a la ciudad de Barcelona, mientras que aquella encargada de
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
resumir la respuesta crítica abría con una cita de la crítica del filme en
The New York
Times
donde se ensalza la belleza de localizaciones y personajes.
El interés de Mediapro de conseguir una proyección y del Ayuntamiento y la
Generalitat de promocionarse mundialmente a través del filme no pudo encontrar
elección más acertada que Woody Allen, encontrando a la vez un director falto de
financiación y un autor de reconocido renombre y presencia perenne en festivales. Basta
comprobar el recorrido que finalmente haría
Vicky, Cristina, Barcelona
, siendo
presentada en el Festival de Cannes (lo que la excluyó de otros festivales de
programación exclusiva), para luego ser exhibida en múltiples festivales internacionales
de todo el mundo
9
, como el de San Sebastián, Londres o Gante, y paulatinamente pasar
a las salas de cine. Las expectativas se cumplieron, y con creces. Con la apuesta por el
director neoyorquino, la productora y los organismos públicos catalanes se aseguraron
un seguimiento de primer orden e internacional de su proyecto por parte de la prensa
generalista y especializada, una película cuyo mismo título hace ya referencia a la
ciudad condal que promociona. La transnacionalidad del proyecto acabó convirtiéndose
en un factor determinante para que los agentes españoles implicados en la producción
obtuvieran la anhelada proyección internacional que buscaban. Obviamente, tras estos
motivos se encontraban otros igual o más importantes, hacer y traer negocio: productora
y organismos no sólo financiaron la película, sino que exigieron que su rodaje e historia
transcurrieran en suelo patrio, e intentaron que la mayor parte del equipo técnico y
artístico fuera español (medidas que impulsan la economía de la región anfitriona
10
). El
éxito en taquillas acompañó a la repercusión mediática del proyecto, recaudando un
total de $96,408,652 en taquillas (de los que el
24.1%, $23,216,709, proceden de la
taquilla estadounidense, un porcentaje bastante superior al de otros filmes de Allen)
11
.
Visitando Barcelona
Durante loa década de 1960 España, gracias a sus bajos precios y la garantía de sol y
playa, vivió un espectacular crecimiento del turismo costero. Durante dos décadas, el
discurso oficial del régimen, ―basado en una política diseñada para ofrecer al visitante
extranjero
imágenes
y
representaciones
de
una
‗España‘
unitaria,
autoritaria,
monocultural y monolingüística‖ (Degen, 2004, p. 132), impidió la diversificación
interna del producto turístico, y ciudades como Barcelona y otros potenciales destinos
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
(turísticos o no) tenían prohibido promocionar y defender su propia identidad regional.
Esta represiva política de unificación y unidad identitaria vino seguida, tras la caída del
régimen franquista, de un estallido de movimientos privados y públicos de defensa y
promoción de la cultura regional, una serie de actos significativos y simbólicos de
diferenciación y autodefinición construidos por oposición directa a las características
definitorias de la cultura española nacional defendida por el régimen autoritario anterior.
Y esta serie de actos impulsados por cuestiones culturales encontró en el ámbito de la
economía, especialmente del turismo, a su principal aliado. Con el deseo en mente de
promocionar la idiosincrasia de la ciudad por cuestiones culturales y económicas, a
mediados de la década de 1980 se inició un proceso de transformación urbana y
desarrollo del potencial turístico de la ciudad fuertemente influenciado por la creciente
importancia de los <<estilos de vida>> y los <<productos culturales>> urbanos. El
proyecto dio como resultado el diseño de una imagen física y mediática de Barcelona
basada en ―una mezcla entre diseño modernista, arquitectura estilizada, y el estilo de
vida mediterráneo (simbolizado por terrazas al aire libre, animada vida en las calles,
mercados, etc.)‖ (Degen, 2004, p. 137), una Barcelona diferente a la España de
sevillanas, toros y playa promocionada por el régimen franquista dos décadas atrás. Esta
imagen, concienzudamente diseñada e internacionalmente conquistada desde el éxito de
los Juegos Olímpicos de 1992, queda palpable a lo largo de todo el metraje de
Vicky,
Cristina,
Barcelona
,
una
piedra
más
en
el
edificio
mediático
construido
para
promocionarla internacionalmente.
Partiendo de la división entre los componentes cognitivos y afectivos de la imagen de
un lugar esbozada por Kim y Richardson (2003), en esta sección se procederá a analizar
la forma en la que la película transmite a los espectadores los primeros, dejando el
análisis de la construcción de los segundos para la siguiente sección. En lo que a los
atributos físicos de un lugar se refiere en relación con el cine, dentro de las
localizaciones cinematográficas podemos distinguir dos tipos de relaciones entre el
espacio cinematográfico y el espacio real, dos polos opuestos entre los que se pueden
clasificar todos los espacios que parten de una base real: a) aquellas localizaciones que
se muestran en el film como lo que son en la realidad, como es el caso que nos ocupa,
donde la Barcelona real funciona como localización para una trama que se desarrolla en
la misma Barcelona; y b) aquellas localizaciones que se descontextualizan y utilizan
para crear un espacio cinematográfico diferente al real, un espacio hiper-real (Eco,
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
1986), como es el caso de los parajes de Nueva Zelanda en la trilogía de
El Señor de los
Anillos
(2001-2003). En el primer caso, en el que se inscribe
Vicky Cristina Barcelona
,
la imagen de la localización no sufre una recontextualización por el filme, no es
retocada (material o digitalmente) con el fin de ―convertirse en otro lugar‖, como ocurre
con los lugares hiper-reales, sino que se mantiene más o menos igual dentro y fuera de
la ficción. La relación con el potencial turista se basa en la máxima de que la
localización observada en la película existe en la realidad y puede ser contemplada y
―experimentada‖ de igual manera que lo ha sido en la película. El espectador tiene así la
posibilidad de desplazarse hasta el mismo lugar al que lo han hecho los personajes del
filme, e interactuar con él como éstos hacen. El atractivo como destino dependerá así de
la forma en la que es ―mirada‖ por la cámara (la belleza, el encanto y el interés con el
que el lugar es mostrado) y de la potencia de las experiencias vividas por los personajes
en ella (a mayor potencia mayor fijación en la mente del espectador y mayor deseo de
recrear o vivirlo personalmente).
Adentrémonos, pues, en el análisis de la imagen física de Barcelona representada por
Vicky Cristina Barcelona
y la manera en que es integrada dentro de la narración, la
forma en la que la narración nos mueve y guía por la ciudad. Tras los créditos iniciales,
el filme abre directamente con la imagen de un mural de Miró. Lentamente la cámara se
desplaza hacia un lado, abriendo el campo para situar al espectador dentro del espacio
narrativo, informándole que se encuentra en las afueras del Aeropuerto de Barcelona,
donde las dos protagonistas del filme, Vicky (Rebecca Hall) y Cristina (Scarlett
Johansson), llegan a la ciudad para pasar el verano. Cada una, como indica la narración
en voz
over
, llega con una forma de vivir las relaciones y el amor, y con una intención:
la primera busca trabajar sobre su tesis en identidad catalana, mientras que la segunda
está dispuesta a vivir una nueva experiencia. La escena, de función expositiva, condensa
una gran cantidad de información, resultando interesante por varios motivos. Primero,
introduce la trama que vertebrará la narración, basada en la visita de una pareja de
amigas turistas a la ciudad, lo que justificará narrativamente toda representación de ―la
Barcelona más cansinamente reconocible‖ (Calvo, 2008) pero de mayor reclamo
turístico (para las protagonistas y para el público en su condición de turista potencial).
Su condición de turistas lleva a una construcción de la narración alrededor del motivo
del <<descubrimiento>>: el descubrimiento de Barcelona, sus monumentos y sus
rincones escondidos; el descubrimiento de alguno de sus habitantes, con sus visiones y
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
opiniones; y el autodescubrimiento de sí mismas, al verse enfrentadas a nuevas
experiencias vitales.
Segundo, la escena inicial sitúa claramente la narración en un espacio concreto, la
ciudad de Barcelona, acto ejecutado múltiples veces en los minutos iniciales: por el
título del filme cuando aparece en pantalla; por la elección del plano donde aparece el
letrero del aeropuerto; por las reiteradas referencias de la voz
over
del narrador al
nombre de la ciudad; y por las señales en la carretera por la que viajan con el taxi.
Tercero, el mural de Miró como primera imagen del filme resulta una declaración de
intenciones explícita que antecede las reiteradas referencias verbales y visuales al
diseño y arte autóctono que están por venir. Y cuarto, pone sobre la mesa una cuestión
esencial dentro del discurso nacionalista-cultural de la región: la identidad catalana. A
pesar de no ser un tema desarrollado a lo largo de la película
12
más de allá de su función
como elemento motivador de algunas de las acciones de Vicky, la mención de la
identidad catalana como un objeto estudio por parte de una de las protagonistas resalta,
por un lado, la existencia de unas características culturales idiosincrásicas de la región
que la diferencian de otros potenciales destinos turísticos nacionales e internacionales, y
por otro lado, que estas características tienen suficiente entidad como para merecer el
estudio en profundidad de académicos y el interés de habitantes y visitantes. Cataluña,
nos dice el film, es diferente, tiene identidad propia, una identidad que sólo se puede
conocer
y vivir visitando la región,
y que está construida sobre una tradición
suficientemente
amplia
como
ofrecer
múltiples
satisfacciones
a
quienes
deciden
adentrarse en ella. Esta estrategia de diferenciación resultará determinante a lo largo de
todo el filme, ya sea recurriendo a la cuestión identitaria, como a la oferta de lugares,
costumbres y placeres que ofrece la ciudad.
Como era de esperar, tras desempaquetar sus maletas las protagonistas deciden visitar la
Barcelona más monumental, la Barcelona de Gaudí y Miró, como puntualiza el
narrador. La narración ofrece una secuencia de montaje donde narrador y música
acompañan a protagonistas y espectador por una visita, real para unas, virtual para otros,
a la Barcelona más conocida y publicitada, un viaje narrativo que convierte la ciudad
condal en, utilizando el término de un crítico, una ―ciudad postal‖ (Quintana, 2008), un
vídeo turístico donde una sucesión de imágenes de los espacios más reconocibles y
visitados de la ciudad se presentan acompañadas por una canción alegre y desenfadada,
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
que invita a la diversión. Cámara en mano, las dos turistas pasean, contemplan y
capturan imágenes de la ciudad sin cesar. El día continúa con un paseo en barco de vela
con sus anfitriones por las costas catalanas, tan encantadoras y bonitas como la ciudad,
pasaje que subraya la localización costera de Barcelona, que permite disfrutar a la vez
de su belleza urbana y del cálido y agradable Mediterráneo. Y para terminar el día, las
chicas cenan y toman un vino en un acogedor patio donde son seducidas por la melodía
de la guitarra española. Un día turístico completo, en el que las protagonistas visitan
desde lo más reconocible a lo más exclusivo, sin importar precios, sólo el encanto y la
belleza de los lugares, una Barcelona que parece tenerlo todo, pero que según un crítico
―está lejos de ser la ciudad reconocible por el urbanita de a pie‖ (Calvo, 2008).
Este último argumento en contra del filme demuestra nuevamente el impacto del
imperativo económico en la articulación narrativa. John Urry señala que la lógica del
turismo
funciona
a
partir
de
la
división
binaria
entre
lo
ordinario/diario
y
lo
extraordinario/especial, indicando que el acto turista se lleva a cabo en muchas
ocasiones con el deseo de buscar experiencias alejadas de lo mundano, de lo cotidiano.
Según el autor, el turismo ―trata sobre el consumo de servicios que son en cierto modo
innecesarios. Son consumidos porque supuestamente generan experiencias placenteras
que son diferentes de las que se encuentran típicamente en la vida diaria‖ (Urry, 2002,
p. 1).
13
Un argumento que puede explicar el exceso visible en ésta y otras escenas de la
película en relación a la representación de la ciudad de Barcelona vivida por las
protagonistas, una representación que tiene que distanciar la experiencia de visitar/vivir
la ciudad de la prisión de la vida diaria, incluso de la de los habitantes autóctonos.
Como señala el autor en otro texto, el turismo tiene un ―profundo impacto en la creación
de realidades virtuales y lugares fantaseados‖ (Sheller y Urry, 2004, p. 4)
14
, y por lo
tanto en la transformación de la materialidad de un espacio con el fin de amoldarlo
física o virtualmente a los requisitos turísticos.
El primer viaje por la ciudad no es la única visita a Barcelona llevada a cabo por los
personajes a lo largo de la película. Esta actividad será uno de los motivos narrativos
recurrentes
a
lo
largo
del
metraje,
apareciendo
más
adelante
varias
escenas
perfectamente motivadas dentro de la trama que llevan a los personajes a visitar una y
otra vez diferentes partes de la ciudad. La llegada algo más tarde de Doug, prometido de
Vicky y nuevo turista ansioso por contemplar las maravillas de la ciudad será una de
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
estas excusas. Y las investigaciones en identidad catalana por parte de una de las
protagonistas, que la llevan a ―investigar‖ la oferta cultural de la ciudad, otra. Además,
la aparición de Juan Antonio (Javier Bardem), un artista vividor, seductor, romántico y
de gran solvencia económica (vista su casa, su estilo de vida, su coche.
.. y su avioneta),
motivará nuevos viajes por la ciudad como estrategia de seducción, a la vez que servirá
de guía (justificada narrativamente) de las protagonistas por los rincones más recónditos
y especiales de la ciudad. Cabe destacar el periplo por Oviedo al que el artista invita a la
pareja de protagonistas, ofertado bajo la excusa de visitar una escultura muy inspiradora
que se encuentra en la ciudad
15
. Juan Antonio hace de guía en una nueva ruta turística,
esta vez por la ciudad asturiana, donde las protagonistas fotografían edificios y
monumentos a la vez que disfrutan de la gastronomía ―casera‖ que les ofrecen. Con
Cristina indispuesta, Juan Antonio abre a Vicky las puertas de los rincones más
acogedores y encantadores de la ciudad, desde el paseo marítimo a la casa de su padre,
pasando por un tranquilo restaurante y una nueva sesión de guitarra flamenca cuasi-
privada. La charla, el alcohol y el seductor ambiente conseguirán que Vicky, con la
boda planificada y hasta el momento segura de sí misma, caiga rendida en los brazos del
Don Juan español. La visita a Oviedo, concesión de un cineasta agradecido, acaba
presentando la ciudad como lo ha hecho con Barcelona, un destino turístico tan bello
como interesante.
De vuelta en Barcelona, de la que no volverán a ―escapar‖ los personajes, cambian las
tornas y es Cristina quien comienza a mantener una relación con el artista, mientras
Vicky se debate entre la culpa, el deseo y la incertidumbre, tres estados que se verán
acrecentados cuando su prometido decida acompañarla en sus vacaciones y casarse con
ella en la ciudad condal. Cristina, por su parte, entablará una relación con Juan Antonio
a la que pronto se sumará la ex-novia de éste, una histérica pintora de sangre caliente,
tan creativa y arrebatadora como celosa y vengativa, réplica eterna del mito de Carmen
(Quintana, 2008). Entre los dos alentarán a Cristina para que saque su lado más creativo
y vuelque todo su potencial sobre la fotografía. La omnipresencia de la cámara
fotográfica, motivada primero por el turismo y luego por la creatividad artística, servirá
nuevamente de excusa perfecta para establecer la fotogenia de la ciudad. La fotografía
resulta una actividad esencial para entender la actividad turística. Según John Urry
(2002, p. 128):
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
La fotografía da forma al viaje. Es la razón para parar, tomar una
fotografía,
y
entonces
seguir
adelante.
La
fotografía
implica
obligaciones. La gente siente que no debe perderse ver escenas
particulares ya que de otra manera las foto-oportunidades serán
perdidas. Las agencias de turismo gastan mucho tiempo indicando
donde deben ser tomadas las fotografías.
16
Los periplos fotográficos de Cristina la llevarán de los monumentos a las plazas y
calles, de la Sagrada Familia de Gaudí a las prostitutas del Raval. Cada rincón de la
ciudad resulta ―una obligación‖, merece ser capturado, explorado visualmente, para ser
presentado al espectador del film y a potenciales espectadores de las fotografías. Esta
poética de la ciudad, fetichista por momentos, invita no sólo a visitarla, sino a
consumirla con la mirada, a disfrutar de cada rincón, a la vez que abre a potenciales
turistas un mundo de imágenes anticipadas a ser reconocidas y revividas con la mirada
17
en futuras visitas motivadas por el anhelo a vivir de forma auténtica lo que el filme solo
ofrece como simulacro. Aunque como espectadores prácticamente no lleguemos a
contemplar las fotografías tomadas por la protagonista, la deliciosa fotografía de
Aguirresarobe ―captura la belleza singular de Barcelona y Oviedo‖ (Girgus, 2008), y
―hace que localizaciones y actores por igual se vean encantadores y deliciosos, pintando
todo en un agradable brillo soleado‖ (Rommey, 2008), permitiéndonos contemplar
espacios y personas bajo una luz arrebatadora y atrayente, imágenes que funcionan
como sustitutos perfectos de las fotografías tomadas por Cristina. La localización se
alza como protagonista en sí, y el filme como ―un enamorado de la ciudad‖ (Puig, 15 de
agosto de 2008).
Viviendo Barcelona
El filme no sólo ―vende‖ la ciudad a través de la sucesión de postales y la fotogenia que
presenta, sino que aprovecha el potencial de la ficción cinematográfica para llevar a
cabo
un
proceso
de
asociación
de
imágenes
y
espacios
con
experiencias
y
cosmovisiones, herramienta igual o más potente que la anterior. Sheller y Urry (2004, p.
4) señalan que ―los lugares [turísticos] no son simplemente encontrados, sino que son
representados a través de la actividad encarnada‖
18
, es decir, a través de las experiencias
vividas en el espacio determinado, a través de la interacción corporal con el lugar. En el
caso de un filme de ficción, estas experiencias son vividas vicariamente por el
espectador a través de los personajes, que funcionan como intermediadores entre éste y
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
el espacio representado, como una extensión corporal del espectador dentro del universo
diegético. Así, en el caso de
Vicky, Cristina, Barcelona
, la narración no sólo relata la
visita de dos norteamericanas a Barcelona, sino que se articula como un viaje hacia lo
auténtico, encantador, bello, y casi místico que un lugar como Barcelona puede ofrecer.
Una imagen centrada en las propias campañas publicitarias en temas como ―la
arquitectura, el diseño, y el estilo de vida, vendiendo una determinada versión del estilo
de vida mediterráneo reflejado en la transformación física de la ciudad y sus nuevas
prácticas culturales‖ (Degen, 2004, p.136).
19
La película integra las peripecias de las
protagonistas dentro del estilo de vida mediterráneo que la ciudad representa (y quiere
representar), basado en la mezcla entre modernidad y tradición, lo urbano y lo natural,
la actividad y la tranquilidad. Es la experiencia del viaje, más que el lugar en sí, lo que
aporta a la trama su valor más sugestivo para un posible turista.
La Barcelona (y, en menor medida, el Oviedo) por la que los personajes se mueven es
una Barcelona tranquila, contemplativa. Las diáfanas y enormes casas en las que viven
mezclan una arquitectura moderna con materiales y espacios tradicionales. Están hechas
de piedra, material que desprende un alo de antigüedad, atemporalidad, solidez y
armonía, y nos transporta a tiempos en los que materiales y trabajadores se asociaban a
conceptos como artesanía y trabajo manual. Las losas del suelo son de barro basto,
terrestres. Las casas disponen de amplios, pacíficos y muy verdes jardines, y se
encuentran integradas con plantas y árboles, rodeadas de vegetación que esconde y
protege a sus habitantes de la polución urbana, pequeños oasis secretos y exclusivos,
verdaderos ―paraísos perdidos‖. Los personajes no comen en la cocina ni delante del
televisor, sino en el jardín, sobre una robusta mesa de madera que muestra señales de su
creación y larga vida, hecha de alguna madera dura, oscura, cara y difícil de trabajar.
Como
la
mesa,
todo
el
mobiliario
recuerda
al
trabajo
artesanal,
antigüedades
imperecederas que han pasado por mil manos, muebles en peligro de extinción con las
formas modernas de producción y consumo, imposibles de encontrar en el famoso
catálogo de Ikea.
Con la llegada de Doug, dan un paseo y acaban en el viejo parque de atracciones, donde
todo es, en palabras del narrador, ―antiguo y encantador, con una vista sobre toda
Barcelona‖ por un lado y, por el otro, atracciones de madera y metal que invitan a una
mirada nostálgica hacia el pasado. Los restaurantes por los que se mueven parecen
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
inencontrables (parte de la Barcelona irreconocible para el urbanita de a pie), rincones
secretos y exclusivos donde pequeñas y heterogéneas (lo homogéneo es símbolo de
masas) mesas de metal mil veces pintadas y tenuemente iluminadas se distribuyen por
un patio en sintonía con las casas descritas, donde el barro y cerámica se aúnan con
plantas y flores para crear un espacio encantador y subyugante, marrón y verde como la
naturaleza, un lugar cuasimístico perfecto para dejar que el amor fluya acompañado de
un buen vino español y la melodía de una guitarra flamenca. Como dice una crítica
norteamericana:
El sentimiento de la película por España y Cataluña está en el nivel de
una guía Fodor de hace unos 40 años: las americanas están todo el
tiempo visitando parques ‗antiguos y encantadores‘ y descubriendo
deliciosas tiendas de dulces y panaderias (Romney, 2008).
Cuando los tres pasean por Oviedo compran dulces ―caseros‖, hechos a mano,
deliciosos, y vuelven a escuchar un recital de flamenco en un bello parador sentados en
sillas y en el suelo alrededor del guitarrista. Con el despertar creativo de Cristina, María
Elena le aconseja que se deshaga de su cámara digital y consiga una más antigua,
analógica, una que le permita obtener imágenes más personales de la ciudad, una mirada
distinta a lo estandarizado. Mónica Degen, en relación a la experiencia turística, señala:
La intangibilidad intrínseca del producto turístico –la experiencia de
tomar parte en las actividades de un lugar comiendo su comida,
oliendo y sintiendo el mar, mediante las interacciones sociales con
habitantes locales y trabajadores de la industria turística- hacen de la
experiencia turística un compromiso altamente sensual (Degen, 2004,
p. 137).
20
Y
Vicky
Cristina
Barcelona
propone
a
sus
espectadores
un
viaje
por
dichas
experiencias, permitiéndoles disfrutar durante una hora y media de ellos, y abriéndoles
el apetito para que se decidan a disfrutar de ello en carne y hueso.
Lo pasional y auténtico no sólo da forma a los espacios por los que se mueven
incesantemente los personajes, sino que a toda la trama de relaciones entre los
protagonistas. Se puede leer el film como el viaje de dos turistas norteamericanas, una
racional, la otra deseosa de sentirse viva, hacia el encuentro con lo pasional e irracional,
el placer por vivir, la expresión creativa y experimentación. Este ―destino emocional‖
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
está representado por la figura de Juan Antonio, el artista bohemio de alto
standing
de
mantra vital ‗
carpe diem
‘. Directo, descarado por momentos, su invitación inicial sirve
como puerta de entrada hacia un mundo de romanticismo encandilador donde las
protagonistas tienen la posibilidad de ―vivir la vida‖, dejarse llevar por el placer. Toda
su filosofía de la vida es una apuesta por la sensualidad. El mundo que le rodea y que él
mismo se ha construido es un mundo de pseudo-romanticismo tan seductor para el que
está dentro como vacío para el que lo observa desde fuera. Frases como ―sólo los
amores inalcanzados son verdaderamente románticos", su viaje a Oviedo para ver una
escultura inspiradora que visita a menudo, o la historia del padre poeta que no publica
su maravilloso trabajo como venganza a un mundo que odia ―porque después de miles
de años de civilización, todavía no han aprendido a amar", ayudan a construir este
ambiente seductor. A lo que ha que añadir la profesión elegida para los personajes
interpretados por Javier Bardem (que al parecer inicialmente iba a ser torero) y
Penélope Cruz, que consiguen fusionar todo este universo de autenticidad y sensualidad
con otro de características similares, el mundo del arte y la creación, prácticas culturales
con las que Barcelona desea ser asociada, presentando una imagen que combina lo
antiguo y lo tradicional con las características de ciudad moderna, artística, cosmopolita
e interesante. Junto a los dos personajes españoles, las protagonistas descubren su lado
creativo, artístico, personal, a la vez que experimentan nuevos sentimientos y placeres.
Esta imagen de lugar pasional, combinación de belleza urbana y natural, se ve a lo largo
del metraje contrastada con el mundo de las multinacionales, alta tecnología y grandes
urbes deshumanizadas, representado por el personaje de Doug. Mientras que éste se
encuentra aún en EEUU, las llamadas por teléfono entre los prometidos permiten
comparar los espacios en los que cada uno se encuentran: frente a la belleza
encandiladora de los lugares desde los que habla Vicky, Doug llama desde su casa,
minimalista, sin rastros de vida, o desde un puerto con toques industriales y grandes
rascacielos de fondo. Éste se mueve y representa el mundo urbano contemporáneo,
deshumanizado, anónimo, prefabricado, estresante, imperio del metal y el cristal, de los
teléfonos móviles y los portátiles en constante funcionamiento. Su llegada al aeropuerto
se rueda desde el interior de éste, lugar frío, mecanizado, de paso, lo que contrasta con
la imagen inicial del film en la que las dos protagonistas, en el mismo aeropuerto, eran
presentadas ya en el exterior, frente a la fachada del edificio y el mural de Miró,
cercanos a la imagen que el filme desea construir de la ciudad. Su portátil le acompaña a
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
todas partes, y las conversaciones que mantiene durante una cena con un compañero de
trabajo versan sobre televisores de alta definición y reproductores portátiles, lo que lleva
a Vicky a evadirse para rememorar la experiencia vivida junto a Juan Antonio y re-
pensar su futuro.
Tanto el contenido como los espacios donde se desarrolla la vida ordinaria en las
sociedades desarrolladas adquieren una connotación negativa, motivando el deseo de
evasión hacia un estilo de vida y unos espacios capaces de ofrecer algo extra-ordinario.
Frente a los no-lugares (Augé, 2000) y la vida desubstancializada (Bauman, 2005) que
se extienden a causa del proceso globalizador, otras consecuencias de este mismo
proceso, la internacionalización del turismo, ofrece una solución: la escapada, el viaje
turístico, la experiencia de visitar y vivir Barcelona. La ciudad condal se alza como un
lugar con vida, donde sentirse humano, donde naturaleza y ciudad, tradición y
contemporaneidad, conviven. Un lugar que huele a mar y vegetación, escenario perfecto
para desatar las pasiones y disfrutar de la vida sin bajarse del carro de lo moderno, que
permite ―estar a la última‖ y a la vez disfrutar de lo antiguo. Los monumentos refuerzan
esta visión, integrándose dentro de la urbe para unificar el legado cultural y las marcas
arquitectónicas de una ciudad en crecimiento, a lo que hay que añadir la propia estética
de las obras de Gaudí, herederas de las formas de la naturaleza. La película propone a
Barcelona como una ciudad que se integra dentro de los ritmos de la globalización sin
caer en los pecados de ésta, sin sufrir sus aspectos negativos. Un oasis dentro de la vida
contemporánea que vale la pena visitar, ver y experimentar.
Conclusiones: Barcelona… Vicky y Cristina
En definitiva, conjugando la presentación sucesiva e incansable de imágenes visuales de
la ciudad, y exponiendo las extraordinarias y enriquecedoras experiencias de las
protagonistas en los diferentes rincones de ella junto a sus habitantes, la película
construye una imagen sugerente y atractiva de Barcelona que familiariza al espectador
con la ciudad y le invita a visitarla y vivirla. Varias críticas señalan que la historia
rodada por Allen podría haber transcurrido en Londres, Roma o cualquier otra ciudad, y
no están lejos de tener razón. Espacio y personajes funcionan como dos capas
independientes a lo largo del filme, dos capas que se relacionan pero donde la
sustitución de una de ellas por una diferente no afectaría en gran medida a la otra. A
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
pesar de que la ciudad de Barcelona en el filme es ―una protagonista más‖, la relación
entre trama y espacio no es dependiente, no están íntimamente interrelacionados. Para
estarlo la trama debería construirse sobre la especificidad del espacio, sobre sus
elementos identificativos e identitarios. La identidad catalana no sólo no se desarrolla a
lo largo del filme, sino que queda desdibujada ante la ausencia del idioma y de cualquier
atisbo de cultura y costumbres propias de la región, resultando el filme un viaje por las
costumbres y la cultura española en general (hasta llegar al tópico, dirán los críticos
patrios). A excepción de una pequeña secuencia de transición, la identidad catalana no
da ningún juego en la narración. La relación de Vicky, la doctoranda en la materia, con
el lugar no supera el grado de interés propio de cualquier turista: más allá de ir a la
biblioteca y entrar en la cocina de un restaurante, su inmersión en la cultura del lugar no
dista mucho de la de Cristina u otro personaje extranjero. La ―excusa‖ no sólo acaba
siendo innecesaria, sino que actúa en perjuicio de la obra en sí como filme. Para que el
espacio resultase determinante en la trama, el director debería haber desarrollado la
mencionada identidad catalana, sumergiendo a los personajes en ella, y haciendo que la
trama gire en torno a aquello que sólo es posible encontrar dentro del espacio concreto,
dentro de Barcelona (que, en el filme, poco se diferencia de Oviedo). Es decir, que el
espacio dirija la historia, que la historia emerja de la relación de los personajes con el
espacio. Lo más cerca que está la película de ello es al mostrar los diferentes
monumentos de la ciudad, pero el acercamiento de las protagonistas a éstos es tan
superficial y poco influyente en la trama que podrían haberse sustituido por los propios
de cualquier otra ciudad. Los personajes
simplemente están ahí
, en el espacio, tomando
fotos y observándolo minuciosamente, pero no se relacionan con él.
Pero
es Barcelona
: el título del filme lo indica; en los primeros minutos del filme, tras
llegar al aeropuerto, las dos protagonistas se montan en un taxi cuyo destino, como bien
vemos indicado en una señal de tráfico, es Barcelona; la voz del narrador nos lo
recuerda en varias ocasiones; los personajes, especialmente el protagonizado por
Rebecca Hall, lo explicitan en diferentes ocasiones. La narración se encarga de
orientarnos constantemente, de situarnos en Barcelona, de recordarnos que lo que
estamos observando
y experimentando tiene lugar en Barcelona.
El film busca
diferenciarse de características propias de la cultura y el turismo español, especialmente
las promocionadas durante el franquismo bajo el lema ‗
Spain is different
‘: los toros, las
sevillanas, la playa, la fiesta. Frente a ellos, la película antepone otros valores menos
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
folklóricos, relacionados con el arte, el diseño, la arquitectura modernista, y estilos de
vida urbanos modernos. Pero, a la vez, el viaje de las protagonistas por la cultura
catalana no sólo se construye sobre arquetipos nacionales (el Don Juan encarnado por
Bardem, y el de Carmen por Penélope Cruz), sino que presenta una versión de dicha
cultura construida en gran parte a partir de la apropiación de otros elementos propios de
toda la cultura española, los cuales inscribe dentro de su territorio: la guitarra, el vino,
los patios interiores o los bares de tapas no son, desde luego, patrimonio catalán, pero
son elementos reconocibles españoles que el turista busca y, como bien indica el film,
en Barcelona puede encontrar, junto a mucho más. A pesar de no desarrollar en ningún
momento el concepto de ―identidad catalana‖, el hecho de introducir este elemento en la
trama consigue inscribir todo aquello que muestra propio de la cultura española dentro
de la catalana (lo cual no es ni erróneo ni negativo), enriqueciendo el ―paquete turístico‖
a la vez que localizándolo espacialmente. Parafraseando a Ángel Quintana, el filme es la
historia de ―dos americanas que con la excusa de analizar la arquitectura de Gaudí
acaban conociendo los tópicos de la España eterna‖ (Quintana, 2008)
y de la Barcelona
moderna
, se debería añadir, tópicos que probablemente busquen y disfruten tanto ellas
como los turistas que decidan, tras ver el film, vivir la ciudad y las experiencias que
oferta en carne y hueso. ‗
Barcelona is different
‘.
Bibliografía
Libros y artículos
Augé, M. (2000).
Los <<No lugares>>: Espacios del anonimato. Una antropología de
la Sobremodernidad
. Barcelona: Gedisa.
Bauman, Z. (2005).
Modernidad y ambivalencia
. Barcelona: Anthropos.
Calvo, Alejandro G. (2008, septiembre). Postales imposibles.
Dirigido por…
, 381, 40-
41.
Carl, D., Kindon, S. & Smith, K. (2007). Tourists
Experiences of Film Locations: New
Zealand as ‗Middle-Earth‘.
Tourism Geographies
, 9 (1), 49-63.
Degen, M. (2004). Barcelona´s games: the Olympics, urban design, and global tourism.
En Sheller, M. & Urry, J. (Eds.),
Tourism Mobilities: Places to play, places in play
(131-142). Londres: Routledge.
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
Eco, U. (1986).
Travels in Hyperreality. Essays
. San Diego: Harcourt Brace &
Company.
Freydkin, D. (2009, 19 de junio).
Woody Allen: On location in New York is getting
hard
to
do.
USA
Today
.
Disponible
en:
Girgus, S.B. (2008, invierno). Vicky, Cristina, Barcelona.
Cineaste
34 (1).
Hudson, S. & Brent Ritchie, J.R. (2006). Film tourism and destination marketing: The
case of Captain Corelli's Mandolin.
Journal of Vacation Marketing
, 12 (3), 256-268.
Kim, H & Richardson, S.L. (2003). Motion Picture Impacts On Destination Images.
Annals Of Tourism Research
, 30 (1), 216–237.
Lerman, G. (2008, septiembre). Woody Allen. Tengo una visión pesimista de las
relaciones amorosas.
Dirigido por…
, 381, 42-46.
Puig, C. (2008, 15 de agosto). ‗Barcelona‘: A destination for passion.
USA Today
.
Disponible
en:
cristina-barcelona_N.htm
Quintana, A. (2008, septiembre). Vacaciones en la ciudad postal: Vicky, Cristina,
Barcelona.
Cahiers du Cinéma: España
, 15, 26.
Riley, R., & Van Doren, C (1992). Movies as Tourism Promotion: A Push Factor in a
Pull Location.
Tourism Management
, (13), 267-274.
Riley, R., Baker, D. & Van Doren, C. (1998). Movie Induced Tourism.
Annals of
Tourism Research
, 25 (4), 919-935.
Romney, J. (2008, julio-agosto). Vicky Cristina Barcelona Review.
Film Comment.
Disponible
en:
barcelona-review
Sheller, M. & Urry, J. (2004). Places to play, places in play. En Sheller, M. & Urry, J.
(Eds.),
Tourism Mobilities: Places to play, places in play
(1-10). Londres: Routledge.
Schofield, P. (1996). Cinematographic images of a city. Alternative heritage tourism in
Manchester.
Turism Management
, 17 (5), 333-340.
Stanishevski, K. (2007). La comunicación de los destinos turísticos. En Del Rey-
Reguillo, A. (Ed.),
Cine, Imaginario y Turismo. Estrategias de seducción
(245-265),
Valencia: Tirant lo blanch.
Tooke, N. & Baker, M. (1996). Seeing is believing: the effect of film on visitor numbers
to screened locations.
Tourism Management
, 17 (2), 87-94.
Urry, J. (2002).
The Tourist Gaze
, London: SAGE publications.
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
Prensa
Woody Allen quiere rodar en España. (2003, 13 de octubre),
El Mundo
. Disponible en:
Woody Allen dice que las negociaciones para rodar en Barcelona están 'muy avanzadas'.
(2005,
14
de
mayo),
El
Mundo
.
Disponible
en:
Woody Allen rodará en Barcelona con actores españoles antes de junio de 2007. .
(2005,
30
de
diciembre),
El
Mundo
.
Disponible
en:
Woody Allen ficha a Pe para su próxima película. (2007, 2 de febrero),
El País
.
Disponible
en:
ul/20070202elpepucul_6/Tes
Javier Bardem se une a Penélope Cruz en la nueva película de Woody Allen. (2007, 21
de
febrero),
El
País
.
Disponoble
en:
a/Woody/Allen/elpepucul/20070221elpepucul_5/Tes
Woody Allen rodará en Oviedo escenas de la película en la que participarán Cruz y
Bardem.
(2007,
6
de
marzo),
El
Mundo
.
Disponible
en:
Woody Allen será investido doctor 'honoris causa' por la Universidad Pompeu Fabra.
(2007,
24
de
mayo),
El
Mundo.
Disponible
en:
Woody Allen inicia con polémica en Barcelona el rodaje de su nueva película. (2007, 9
de
julio),
El
Mundo
.
Disponible
en:
Las dos películas de Allen no se rodarán en España por las 'presiones mezquinas'.
(2007,
27
de
noviembre),
El
Mundo
.
Disponible
en:
Woody Allen presenta su nueva película y opina que Barcelona ha 'rejuvenecido' su
cine.
(2008,
20
de
septiembre),
El
Mundo
.
Disponible
en:
Woody Allen: "Barcelona es la mejor ciudad del mundo". (2010, 28 de marzo),
La
Vanguardia
.
Disponible
en:
barcelona-es-la-mejor-ciudad-del-mundo-new-orleans-jazz-band-nueva-orleans-eddy-
davis-nu.html
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
1
La primera versión de este artículo se escribió en 2010, como trabajo final para la asignatura
Geopolíticas del
Audiovisual, impartida en el Máster Oficial en Investigación
Aplicada a la
Comunicación, en la Universidad Carlos III de Madrid.
2
Ingeniero Técnico en Sistemas Informáticos y Licenciado en Comunicación Audiovisual. Doctorando en
Investigación en Medios de Comunicación en la Universidad Carlos III de Madrid. Técnico de Apoyo a la
Investigación en el grupo de investigación Laboratorio de Investigación Cultural, Universidad Carlos III
de Madrid. Email: vaertsen@db.uc3m.es.
3
―The result of [internationalization of tourism] is that different countries, or different places within a
country, come to specialise in providing particular kinds of objects to be gazed upon.‖
4
Traducción propia, al igual que el resto de citas tomadas de textos de habla inglesa. Para todos ellos se
incluye en las notas la cita original: ―Places are chosen to be gazed upon because there is an
anticipation.
... Such anticipation is constructed and sustained through a variety of non-tourist practices,
such as film, TV, literature, magazines, records and videos, which construct and reinforce that gaze‖.
5
―As tourists become more familiar with a destination, they are more likely to have specific knowledge
about holiday opportunities. This knowledge can provide a feeling of security and comfort, which can
lead to increased confidence in destination choice and an actual vacation experience less threatening and
more comfortable.‖
6
La polémica llevó a que la productora desplazara el lugar de rodaje de las otras dos películas acordadas
con el director al extranjero.
7
Un año después produjeron otro film tremendamente transnacional:
Mapa de los sonidos de Tokyo
, de
Isabel Coixet
8
"I wish I could afford to be here all the time, but it's a very expensive city to work in. It's gotten worse
for me. It's gotten better in that they give you tax breaks. But everything (else) has gone up. I work on a
very limited budget. If I had a bigger, more grand film to make, I wouldn't have a hard time." (cit. por
Freydkin
,
18 de junio de 2009).
9
Según datos de www.imdb.com, y siguiendo el orden cronológico: Espoo Film Festival, San Sebastián
Film Festival, Rio de Janeiro International Film Festival, Athens Film Festival, Morelia Film Festival,
Gent International Film Festival, Haifa Film Festival, São Paulo International Film Festival, London Film
Festival, Jakarta International Film Festival, B-Est International Film Festival.
10
―Film production is a ―locomotive‖ industry, similar to housing construction and automobiles, in that
the number of production workers directly working in the industry belies the true impact of the industry
on the economy because so many upstream, downstream, and peripheral industries depend on the primary
production plant. While several studies have attempted to estimate the ―multiplier‖ effect of film
production on the economy, ranging from twice to triple the figures cited above, many industry insiders
believe that these estimates underestimate the true economic impact.‖
Impact of the Migration of U.S.
Film and Television Production
, U.S. Department of Commerce, 2001, p. 5.
11
Datos obtenidos de www.boxofficemojo.com.
12
Lo que ha incitado múltiples críticas por parte del público español, contrariado al hacerse referencia a
una cuestión tan delicada y compleja de forma superficial, innecesaria y categórica.
13
―[Tourism] is about consuming goods and services which are in some sense unnecessary. They‘re
consumed because they supposedly generate pleasurable experiences which are different from those
typically encountered in everyday life.‖
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
14
―[Tourism haves] a deep impact on the creation of virtual realities and fantasized places.‖
15
Que bien podría ser la escultura de Woody Allen que la ciudad colocó tras otorgársele el Premio
Príncipe de Asturias a las Artes, pero que acaba siendo una escultura de Cristo crucificado.
16
―Photography gives shape to travel. It is the reason for stopping, to take (snap) a photograph, and then
to move on. Photography involves obligations. People feel that they must not miss seeing particular
scenes since otherwise the photo-opportunities will be missed. Tourist agencies spend much time
indicating where photographs should be taken (so-called viewing points).‖
17
―Involved in much tourism is a hermeneutic circle. What is sought for in a holiday is a set of
photographic images, which have already been seen in tour company brochures or on TV programmes
[…]. While the tourist is away, this then moves on to a tracking down and capturing of those images for
oneself. And it ends up with travellers demonstrating that they really have been there by showing their
version of the images that they had seen before they set off‖ (Urry, 2002, p. 129).
18
―Places are not simply encountered, then, but are performed through embodied play.‖
19
―Barcelona´s marketing campaigns are increasingly themed around architecture, design, and lifestyle,
selling a specific version of Mediterranean lifestyle reflected in the physical transformation of the city and
its new cultural practices.‖
20
―The intrinsic intangibility of the tourist product –the experience of taking part in the activities of a
place by eating its food, smelling and feeling the sea, the social interactions with locals and tourist
workers- make the tourist experience a highly sensuous engagement.‖
RAZÓN Y PALABRA
Primera Revista Electrónica en América Latina Especializada en Comunicación
www.razonypalabra.org.mx
NÚMERO 77
AGOSTO - OCTUBRE 2011
logo_pie_uaemex.mx