Artículo en PDF
Cómo citar el artículo
Número completo
Más información del artículo
Página de la revista en redalyc.org
Sistema de Información Científica
Red de Revistas Científicas de América Latina y el Caribe, España y Portugal
Revista de Investigación Educativa 4
enero-junio  2007  |  ISSN 1870-5308  |  Xalapa, Veracruz
© Todos los Derechos Reservados
Instituto de Investigaciones en Educación  |  Universidad Veracruzana
CPU
-e
Jessica Badillo Guzmán
Instituto de Investigaciones en Educación
Universidad Veracruzana
Los retos de México en el futuro de la educación
Para citar este artículo:
Badillo, J. (2007, enero-junio).Los retos de México en el futuro de la educación.
CPU-e, Revista de
Investigación Educativa, 4
. Recuperado el [fecha de consulta], de http://www.uv.mx/cpue/num4/
resena/badillo_retos_educacion.htm
El libro reseñado constituye la primera publicación del Consejo de Especialistas en Educación,
creado en el 2005 como una instancia en materia de planeación y política educativa de la Secreta-
ría de Educación Pública. La obra se centra en el análisis de las políticas y acciones que en materia
educativa se emprendieron en el sexenio foxista; sin embargo, su alcance no se reduce únicamente
a este período, tocando además cuestiones que históricamente han afectado a la situación de la
educación en nuestro país y aquellas que aparecen como retos marcados para el futuro. Ante los
diversos desafíos que la educación mexicana enfrenta, el Consejo da una serie de recomendaciones
puntuales a partir de tres propósitos generales para la educación: una educación para la equidad y
la justicia; una educación para la democracia, la cohesión social y la responsabilidad ciudadana
y
una educación para la productividad y el desarrollo económico. El texto cierra con la presentación
de tres estrategias que el Consejo propone para conseguir los propósitos planteados: profesiona-
lización de docentes y directivos, gobernabilidad del sistema educativo y financiamiento de la
educación.
Palabras clave: sistema educativo, calidad, estrategias.
The reviewed book constitutes the first publication of the Council of Specialists in Education,
created in 2005 like an instance in the matter of planning and educative policy of the Secretaria
of Public Education. The work is centered in the analysis of the policies and actions that in
educative matter were undertaken in the foxista period; nevertheless, its reach is not reduced
only to this period, touching in addition questions which historically have affected to the si-
tuation of the education in our country and those that appear like challenges marked for the
future. Before the diverse challenges that the Mexican education faces, the Council gives a
series of precise recommendations from three general intentions for the education: an education
for the fairness and justice; an education for the democracy, the social cohesion and the citizen
responsibility and an education for the productivity and the economic development. The text
closes with the presentation of three strategies that the Council proposes to obtain the raised
intentions: profesionalization of teachers and directives, governability of the educative system
and financing of the education.
Key words: Educative system, quality, strategies.
Jessica Badillo Guzmán
2
CPU
-e
Los retos de México en el futuro de la educación
Revista de Investigación Educativa 4
enero-junio 2007 | ISSN 1870-5308
© Todos los Derechos Reservados  |  Xalapa, Veracruz
Instituto de Investigaciones en Educación  |  Universidad Veracruzana
Los retos de México en el futuro de la educación
Consejo de Especialistas para la Educación. (±006).
Los retos de México en el futuro
de la educación
. México: Autor.
J
usto al finalizar el periodo presidencial ±000-±006, el Consejo de Especia-
listas para la Educación saca a la luz la obra titulada
Los retos de México en el
futuro de la educación
, una obra de 1±7 páginas, a lo largo de las cuales el Consejo
plantea los principales retos que en materia de educación tendrá que afrontar
nuestro país.
Cabe mencionar que el Consejo de Especialistas en Educación es de crea-
ción muy reciente, surgió apenas a finales del año ±005 como una instancia en
materia de planeación y política educativa de la Secretaría de Educación Pública.
Sus fines son:
a) Dar opinión al secretario de educación pública sobre los asuntos que éste le
encomiende acerca de la situación educativa del país, así como proponerle
alternativas de acciones, estrategias y políticas.
b) Emitir opinión sobre los planes sectoriales en materia educativa, y propo-
ner periódicamente al secretario de educación pública una ponderación de
prioridades para la atención de los problemas educativos.
c) Previa autorización del secretario de educación pública, dar a conocer de
manera periódica y sistemática a la opinión pública los resultados de los
estudios que realice, así como otras cuestiones que defina la autoridad edu-
cativa federal en el marco de sus atribuciones y facultades.
d) Proponer a la autoridad educativa federal la realización de mesas de debate
y discusión sobre la problemática educativa.
e) Expedir sus normas de operación.
Entre sus integrantes figuran: Guillermo Fernández de la Garza, Enrique Flo-
rescano Mayet, Gilberto Guevara Niebla, María de Ibarrola Nicolín, Edgar Ji-
ménez Cabrera, Pablo Latapí Sarre, Miguel Limón Rojas, Adolfo Martínez Pa-
lomo, Felipe Muñoz Izquierdo, Alfonso Rangel Guerra, Roberto A. Rodríguez
Gómez G., Pablo Rudomín Zevnovaty, Sylvia I. Schmelkes del Valle, Fernando
Solana Morales y Margarita Zorrilla Fierro.
El libro que nos presentan, y del que se ocupa esta reseña, se compone de cua-
tro grandes apartados (además de una presentación y una introducción), a saber:
Jessica Badillo Guzmán
3
CPU
-e
Los retos de México en el futuro de la educación
Revista de Investigación Educativa 4
enero-junio 2007 | ISSN 1870-5308
© Todos los Derechos Reservados  |  Xalapa, Veracruz
Instituto de Investigaciones en Educación  |  Universidad Veracruzana
1.- Tres propósitos centrales para la educación.
2.- Un criterio conductor: la calidad.
±.- Tres políticas para alcanzar los propósitos.
4.- Hacia una agenda en educación en México.
La obra se centra en el análisis de las políticas y acciones que en materia educa-
tiva se emprendieron en el sexenio foxista; sin embargo, su alcance no se reduce
únicamente a este periodo, tocando además cuestiones que históricamente han
afectado a la situación de la educación en nuestro país y aquellas que aparecen
como retos marcados para el futuro. Ante los diversos desafíos que la educación
mexicana enfrenta, el Consejo da una serie de recomendaciones puntuales.
La presentación constituye una aproximación general al documento; en
ella el Consejo explica cómo el libro surge a solicitud del entonces Secretario
de Educación Pública, Dr. Reyes Tamez Guerra, como una reflexión en torno
a la situación del sistema educativo mexicano y las políticas que en materia de
educación se han desarrollado. De manera muy detallada, los integrantes del
Consejo hacen referencia a los propósitos generales que consideran debería
tener la educación: una educación para la justicia y la equidad; una educa-
ción para la democracia, la cohesión social y la responsabilidad ciudadana; y
una educación para la productividad, la competitividad y el desarrollo, siendo
esta la parte con mayor peso a lo largo del texto. Se reafirma además que el
propósito fundamental debería ser la formación de las personas, de las nuevas
generaciones, la formación de ciudadanos capaces de hacer crecer el país, con-
tribuyendo a su propio bienestar y al de su entorno. Por último, el Consejo su-
braya la necesidad de un compromiso por la educación, pues la visualiza como
un factor estratégico para la solución de los problemas sociales que requiere ser
incluida dentro de un esquema de política mucho más amplio, es decir, consi-
derándola en las políticas económicas y sociales, desde donde se promueva su
desarrollo.
La introducción lleva por título “La visión de México”; en ella se reconoce
a nuestra nación como un país de contrastes, pues aun cuando ha habido avances
significativos, persisten grandes desequilibrios, como la alta desigualdad social
y la marginación. En este sentido, el Consejo hace énfasis en varios aspectos
del modelo de desarrollo, y da una serie de recomendaciones, entre las cuales
figuran: avanzar a una economía más competitiva, hacer adecuaciones a la po-
lítica hacendaria, el desarrollo del mercado interno y el comercio internacional,
encarar el problema de la justicia social y fortalecer el estado de derecho y de las
instituciones.
Jessica Badillo Guzmán
4
CPU
-e
Los retos de México en el futuro de la educación
Revista de Investigación Educativa 4
enero-junio 2007 | ISSN 1870-5308
© Todos los Derechos Reservados  |  Xalapa, Veracruz
Instituto de Investigaciones en Educación  |  Universidad Veracruzana
Lograr lo anterior, según los especialistas, concierne también a la educa-
ción, por lo que señalan que es necesario avanzar hacia un sistema educativo
de alta calidad. Es importante mencionar que la noción de calidad que manejan
sigue estando ligada a cuestiones de tipo cuantitativo, tales como la mayor co-
bertura y mayores índices de permanencia, dejando fuera aspectos cualitativos
que son igualmente importantes y que siguen estando pendientes en la agenda
educativa.
En este mismo apartado se hace un balance de la situación de la educación
mexicana a partir del entorno nacional y el global. En el
entorno nacional
, el do-
cumento resalta los contrastes económicos, sociales, culturales y ambientales, así
como el carácter multicultural y las insuficiencias de desarrollo del país. De igual
forma, los especialistas subrayan la existencia de una relación dialéctica entre
educación y desarrollo, misma que plantea una serie de retos para la educación,
entre los que destacan: la formación de capacidades para el desarrollo local y re-
gional atendiendo a las vocaciones de las entidades; el desarrollo de competencias
para una economía más competitiva; el cultivo de una mentalidad para el cui-
dado de sí mismo y del entorno; la formación de ciudadanos con un alto grado
de comprensión en cuanto al impacto que sobre el medio ambiente puede traer
el desarrollo sustentable; proteger la diversidad cultural como fundamento de la
identidad nacional; una mayor retención y cobertura en los tipos y niveles de en-
señanza media y superior; creación de opciones de formación para la población
adulta, haciendo uso de opciones de educación a distancia y el establecimiento
de programas de renovación de la planta trabajadora que tomen en cuenta las
necesidades de ampliación de la oferta y el tipo de perfil profesional adecuado a
los distintos tipos, niveles y modalidades educativas.
Con referencia al
entorno global
, se considera que fenómenos como la globa-
lización y el surgimiento de una sociedad del conocimiento hacen necesario el
desarrollo de un conjunto de nuevas “alfabetizaciones”, que incluyen la ética,
la cívica, la intercultural, la tecnológica y la informática. En cuanto a niveles
de calidad educativa, los especialistas reconocen que en el ámbito internacional
las pruebas de aprovechamiento indican una calidad muy baja en la educación
básica que se imparte en nuestro país.± Por lo que corresponde a financiamiento
educativo, el gasto por estudiante en México sigue siendo muy bajo en compara-
ción con otras naciones, y los niveles de acceso, retención y egreso en educación
1 Basta revisar los resultados del Programme for Internacional Student Assesment (PISA) en
donde México sigue ocupando los últimos lugares de aprovechamiento escolar.
Jessica Badillo Guzmán
5
CPU
-e
Los retos de México en el futuro de la educación
Revista de Investigación Educativa 4
enero-junio 2007 | ISSN 1870-5308
© Todos los Derechos Reservados  |  Xalapa, Veracruz
Instituto de Investigaciones en Educación  |  Universidad Veracruzana
media superior son preocupantes, al igual que la cobertura, calidad y pertinencia
en la educación superior.
Así mismo, el grupo de especialistas reafirma un hecho que ya hace algunas
décadas se viene dibujando en el contexto mexicano: la tendencia hacia carreras
pertenecientes a las profesiones liberales y al sector de los servicios por parte de
la población demandante, lo que trae consigo la baja en carreras científicas y tec-
nológicas,± además de un creciente desempleo y subempleo para los egresados,
emigración de talentos y una mayor demanda de estudios de posgrado, pues el
campo laboral se ha saturado y cada vez más se requieren mayores credenciales
para aspirar a un mejor trabajo.
En este sentido, el Consejo recupera las experiencias internacionales que en-
señan cómo estas problemáticas se pueden minimizar mediante estrategias como
la revisión, actualización e innovación de los contenidos y métodos de enseñanza;
la focalización de las políticas en la mejora continua de la calidad; la evaluación
sistemática y transparente de todos los componentes del sistema; la implantación
de medios de regulación, supervisión y coordinación adecuados a la estructura
del mismo; el aprovechamiento intensivo e inteligente de tecnologías de la co-
municación y un esquema de gasto que otorgue prioridad al fortalecimiento de
los elementos críticos de la calidad educativa, tales como la formación del magis-
terio, la infraestructura escolar y los recursos de apoyo al aprendizaje.
Tomando como base las anteriores aseveraciones, llegamos a la primera y más
extensa parte del libro, “Tres propósitos centrales para la educación”, mismos que
darán respuesta, según el Consejo, a los desafíos más importantes del país.
El primer propósito es
una
educación para la equidad y la justicia
. El Consejo
reconoce a la desigualdad económica y social y a la tendencia a una creciente
polarización como dos de los principales problemas del país. Plantea que la edu-
cación ha contribuido a acentuar tales fenómenos al distribuir desigualmente sus
beneficios entre la población (al igual que teóricos como Bourdieu y Passeron
e investigadores mexicanos como De Garay, Casillas y Chaín, los especialistas
señalan que factores como el lugar de nacimiento y residencia, origen étnico y
nivel socio-económico, son condicionantes de la trayectoria escolar y del apren-
dizaje de los estudiantes)² pero, al mismo tiempo, encuentra en la educación la
2 Autores como Brunner, Casillas, Kent, han identificado que desde la época de la expansión
de la educación superior, situada entre 1960 y 1980, las profesiones más demandadas son las
liberales, mientras que las relacionadas con producción científica y tecnológica son menos re-
curridas.
3 Ver De Garay (2006),
Las trayectorias educativas en las universidades tecnológica
s, (2000),
La
Jessica Badillo Guzmán
6
CPU
-e
Los retos de México en el futuro de la educación
Revista de Investigación Educativa 4
enero-junio 2007 | ISSN 1870-5308
© Todos los Derechos Reservados  |  Xalapa, Veracruz
Instituto de Investigaciones en Educación  |  Universidad Veracruzana
capacidad de revertir las diferencias que ella misma ha creado. Según este grupo
de expertos, si el país quiere alcanzar altos niveles de desarrollo en el mundo del
siglo XXI, debe lograr una enseñanza obligatoria que cumpla sus fines, y ofrecer
opciones de estudio en la enseñanza media superior y superior, escolar y extra
escolar a todos los jóvenes que quieran hacerlo.
Sobre esta base, los especialistas recomiendan definir políticas para la equi-
dad, articuladas entre sí y evaluadas de manera consciente; como línea general
de política, apuestan por ofrecer insumos de calidad en todos los planteles y
asegurar la calidad de los procesos, para poder esperar una mayor equidad en los
resultados. Dichas políticas deberán ser políticas de estado, que estén plenamente
reconocidas e impulsadas desde los diversos ámbitos y niveles de la vida social,
para poder ser realmente efectivas.
Cabe señalar que la gran mayoría de las recomendaciones que da el Consejo
en este primer propósito retoma acciones que fueron iniciadas en la administración
federal anterior y otras más que quedaron pendientes de alcanzar en el Programa
Nacional de Educación 2001-200±; entre ellas podemos encontrar el mejoramien-
to de la calidad de la educación rural e indígena, los programas educativos hacia
la población jornalera agrícola migrante, las escuelas multigrado, la pertinencia
educativa en el nivel superior y el acercamiento de la misma a las zonas altamente
pobladas e indígenas, el fortalecimiento de la telesecundaria, la atención del reza-
go educativo adulto y la formación profesional de los profesores indígenas.
Como se puede observar, en cuanto a la noción de una educación para la
equidad y la justicia, el Consejo se manifiesta a favor de la continuidad en la
política educativa nacional, pero propone un seguimiento más puntual de las
acciones, a través de la revisión y evaluación permanente de las políticas y los
programas compensatorios que se implementan, elemento que estuvo un tanto
ausente en la administración foxista y que es necesario incorporar para identificar
si los recursos son aprovechados de la mejor manera posible.
El segundo propósito lo constituye
una educación para la democracia, la cohesión
social y la responsabilidad ciudadana.
De acuerdo con el Consejo, la equidad y los
enfoques pertinentes de orden cultural y lingüístico contribuirán a la cohesión
de la sociedad, con su especificidad multicultural. En este tenor, destacan dos
tipos de políticas:
incorporación de los jóvenes al sistema universitario
; Casillas (1990),
La transición de la universidad
moderna
; Chain (1995),
Estudiantes universitarios. Trayectorias escolares
, (2001),
Estudiantes, deman-
da y elección
.
Jessica Badillo Guzmán
7
CPU
-e
Los retos de México en el futuro de la educación
Revista de Investigación Educativa 4
enero-junio 2007 | ISSN 1870-5308
© Todos los Derechos Reservados  |  Xalapa, Veracruz
Instituto de Investigaciones en Educación  |  Universidad Veracruzana
1) La formación cívica y ética
, fundamentada, por un lado, en la existencia de
una serie de fenómenos sociales que repercuten negativamente en la juven-
tud y afectan la cohesión social (tales como la violencia, la desintegración
familiar, la influencia negativa de la televisión y la falta de referentes de
identidad sociales y éticos); por otro lado, la presencia de antivalores como
racismo, elitismo e individualismo egoísta en los ambientes escolares, cada
vez más acentuada.
2) La multiculturalidad del país
, la cual parte de la necesidad de ofrecer a toda la
población una educación con enfoque intercultural, entendiendo por ello
la que se orienta a propiciar el conocimiento, respeto y aprecio de la diver-
sidad cultural del país. La noción de multiculturalidad como una forma de
llegar a niveles superiores de cohesión social.
Entre las recomendaciones de los expertos para alcanzar este propósito, se obser-
va nuevamente la tendencia a la continuidad, ya que sugieren mantener y ampliar
las políticas de formación cívica y ética adoptadas por la Secretaría de Educación
Pública, buscando devolver a la escuela su misión formativa. En este sentido,
señalan que la formación cívica y ética debe considerarse como la tarea central
de la educación y no como una reforma curricular más, ni verse como una asig-
natura, además de que debe ser tarea de la comunidad escolar en su conjunto,
donde los padres de familia juegan un papel fundamental.
Por otro lado, el Consejo recomienda abundar en la investigación sobre jó-
venes, para conocerlos y conocer los contextos en que se desenvuelven. Esta es
una noción muy rescatable y digna de ser tomada en cuenta por las autoridades
educativas y científicas de nuestro país, ya que el conocimiento en México acerca
de los jóvenes es escaso, pues la investigación también es escasa y, por lo tanto, no
hay una producción científica amplia al respecto, aún cuando es muy necesaria
debido a que a partir de ella, y no de las suposiciones, es que se deberían formular
las políticas y reformas dirigidas al sector juvenil. Otra idea muy acertada es la
sugerencia que este grupo de especialistas hace de promover la oferta de progra-
mas televisivos con contenidos científicos y culturales, pues es una parte que en
la televisión abierta mexicana ha quedado en el olvido.
El tercer propósito es
Una educación para la productividad y el desarrollo econó-
mico
; para el Consejo, el sistema educativo tiene la responsabilidad de conso-
lidar la formación integral de los estudiantes para una vida ciudadana plena,
sobre todo en los niveles medio superior y superior.
Reconoce además que
lejos de contribuir al desarrollo económico, las condiciones del sistema edu-
cativo han llevado a problemas como el desempleo friccional y la falta de
Jessica Badillo Guzmán
8
CPU
-e
Los retos de México en el futuro de la educación
Revista de Investigación Educativa 4
enero-junio 2007 | ISSN 1870-5308
© Todos los Derechos Reservados  |  Xalapa, Veracruz
Instituto de Investigaciones en Educación  |  Universidad Veracruzana
habilidades múltiples y relevantes para las demandas de la sociedad actual. En
este sentido, algunas de las recomendaciones que el Consejo hace son relati-
vas a educación media y superior, así como a la relación educación-desarrollo
económico, a saber:
• En cuanto a educación media, su revisión y redefinición, tendiendo a me-
diano plazo a su obligatoriedad. También se señala que se debe precisar el
perfil deseable de los docentes, así como la supresión de la segmentación
que dificulta el tránsito estudiantil entre los subsistemas.
• En cuanto a educación superior, procurar la articulación de las institucio-
nes de nivel superior y la flexibilidad del sistema; asegurar la calidad de la
educación privada; poner especial atención al problema de las jubilaciones
y reemplazo de la generación de académicos que envejece, así como la si-
tuación de los profesores de asignatura.
• En cuanto a la relación educación-desarrollo económico, acortar distan-
cias entre la formación para el trabajo y el sector productivo, impartiendo
educación vocacional en instituciones en cuya administración y financia-
miento participen representantes del sector productivo o bien, implemen-
tando programas de inserción-formación. También se recomienda desa-
rrollar políticas para evitar el desempleo friccional y el estructural, tales
como la creación de observatorios laborales y la preparación profesional
para realizar funciones de carácter general. Por último, fomentar, desarro-
llar y alentar la vocación de los jóvenes para estudiar ciencia y tecnología,
aspecto trascendental para mejorar la formación científica de las nuevas
generaciones.
En la segunda parte de la obra, titulada “Un criterio conductor: La calidad”, el
Consejo caracteriza a la calidad educativa como:
a) Una buena definición de objetivos y contenidos de planes y programas de
estudio, pertinentes y contextualizados;
b) La existencia de recursos materiales e infraestructura actuales, suficientes y
con niveles adecuados;
c) La regularidad de procesos que tienen lugar en las aulas y escuelas, desde el
respeto de calendario y jornada escolares, hasta el cumplimiento del pro-
grama, planeación, trabajo colegiado, buen ambiente escolar;
d) Personal docente, directivo y de apoyo calificado, comprometido y res-
ponsable.
Las recomendaciones que el Consejo da para mejorar la calidad de la educación
aparecen divididas por subsistema:
Jessica Badillo Guzmán
9
CPU
-e
Los retos de México en el futuro de la educación
Revista de Investigación Educativa 4
enero-junio 2007 | ISSN 1870-5308
© Todos los Derechos Reservados  |  Xalapa, Veracruz
Instituto de Investigaciones en Educación  |  Universidad Veracruzana
• En educación básica, se recomienda abandonar la idea de un plan de es-
tudios único e incorporar un currículum que precise objetivos y conteni-
dos comunes a todas las escuelas, pero que deje espacios de adaptación a
condiciones regionales, poniendo atención en el desarrollo de habilidades
más que en conocimientos sobrecargados. Particularmente en educación
secundaria, reformarla mejorando las estrategias pedagógicas y de gestión,
así como la sustitución de la reprobación escolar por una evaluación forma-
tiva que corrija fallas oportunamente.
• En educación media superior, se sugiere una redefinición de la identidad
de la enseñanza pasando por la diversificación de la oferta.
• En educación superior, se propone una política que fortalezca los mecanis-
mos de evaluación, investigación educativa y planeación estratégica.
La tercera parte del libro hace referencia a “Tres estrategias para conseguir los
propósitos”. Dichas estrategias son:
profesionalización de docentes y directivos, gober-
nabilidad del sistema educativo y financiamiento de la educación
.
La profesionalización de docentes y directivos
incluye el dominio sobre un campo
profesional cada vez más complejo, que integra conocimiento en sí, y la manera
de enseñarlo; también la capacidad de reflexionar, autoevaluarse e innovar; así
como una ética profesional renovada. Para lograrlo, las políticas se deberán di-
rigir hacia dos dimensiones; en primer lugar, la formación inicial y continua de
profesores y, en segundo lugar, las condiciones institucionales de trabajo labora-
les y salariales, que inciden en su formación continua. En este mismo punto, el
Consejo exhorta a implantar un nuevo paradigma de formación profesional para
los profesores, diseñando y fortaleciendo estrategias de estímulos al desempeño,
incentivar su representación a través de cuerpos colegiados e impulsar su cultura
general.
La segunda estrategia,
gobernabilidad del sistema educativo
, tiene que ver con la
manera en que se definen las políticas educativas y la forma en que se toman las
decisiones en el sector. Se propone profundizar el proceso de federalización del
sistema educativo, establecer mecanismos para la participación social y ciudadana
y la rendición de cuentas.
La tercera estrategia tiene que ver con el
financiamiento de la educación
, el
Consejo sugiere la búsqueda de fuentes alternativas de financiamiento comple-
mentando la inversión pública y privada en el sector educativo y fortaleciendo los
sistemas de becas y crédito educativo.
Resulta interesante como el Consejo identifica los problemas, los convierte
en retos y los traduce en propósitos, pero no establece realmente estrategias de
Jessica Badillo Guzmán
10
CPU
-e
Los retos de México en el futuro de la educación
Revista de Investigación Educativa 4
enero-junio 2007 | ISSN 1870-5308
© Todos los Derechos Reservados  |  Xalapa, Veracruz
Instituto de Investigaciones en Educación  |  Universidad Veracruzana
acción, ya que nuevamente el Consejo presenta recomendaciones, las cuales no
pueden considerarse como estrategias en virtud de que una estrategia como tal
es el “patrón” de un conjunto de actos que deberán ser desarrollados para lograr
los objetivos más importantes, lo que implica definir y priorizar los problemas
a resolver, plantear soluciones, determinar responsables para realizarlas, asignar
recursos para llevarlos a cabo y establecer la forma para medir avances, detectar
desviaciones y realizar las correcciones pertinentes.
Ninguna de las estrategias que el Consejo presenta cumple con estas caracte-
rísticas; siguen siendo más bien líneas generales de política en las que no se com-
promete a los actores, ni es posible identificar formas de seguimiento, de eva-
luación ni de retroalimentación. Por ejemplo, cuando se habla de la formación
cívica y ética, no dice cómo se tendría que organizar la escuela para desarrollar
las propuestas que hace en este rubro, ni cuáles serían las estrategias y el papel
del Estado en esta nueva visión de la formación cívica y ética; es más, ni siquiera
hace referencia a su propia participación como elemento de la SEP para lograr
que la formación cívica y ética se aterrizara de tal forma en las aulas.
Enseguida nos encontramos con el último apartado del libro, el cual se de-
nomina “Hacia una agenda estratégica para la educación en México”; en él el
Consejo reconoce que ha habido avances significativos, pero siguen haciendo
falta cambios importantes en algunos aspectos para alcanzar los tres propósitos
centrales que se han identificado. En cuanto a la línea de política educativa que
se debe seguir, aún cuando a lo largo del libro se marca una tendencia hacia
la continuidad, en este apartado los especialistas expresan que hay una tensión
entre las posturas favorables a la continuidad y las que prefieren el cambio. Re-
conocen que en la educación resulta muy inconveniente una política de borrón y
cuenta nueva, al igual que una que reprodujera lo existente ateniéndose al pasado
sin impulsar nuevas transformaciones, por lo que se muestran a favor de “una
continuidad en las acciones con flexibilidad para mejorarlas”, puntualizando la
necesidad de hacer un balance de la calidad de las políticas educativas anterior-
mente implantadas.
El libro reseñado constituye un elemento importante para la revisión de
las diversas problemáticas que afectan a la educación y los retos que el futuro le
presenta para cumplir con su función social, pero sobre todo, para identificar la
visión que se tiene de la misma desde las esferas educativas oficiales de nuestro
país, pues recordemos que el Consejo de Especialistas en Educación es una ins-
tancia de la SEP y las consideraciones que de él emanen pueden resultar decisivas
en el rumbo que la educación mexicana tome en los próximos años.
Jessica Badillo Guzmán
11
CPU
-e
Los retos de México en el futuro de la educación
Revista de Investigación Educativa 4
enero-junio 2007 | ISSN 1870-5308
© Todos los Derechos Reservados  |  Xalapa, Veracruz
Instituto de Investigaciones en Educación  |  Universidad Veracruzana
Los retos de México en el futuro de la educación
es una obra que todo profesio-
nal inmerso en el ámbito educativo debe analizar reflexiva y críticamente; las
recomendaciones que hace el Consejo a través de esta publicación son dignas
de integrarse a la discusión en torno a la educación en México en los diversos
espacios en que ésta toma lugar, examinando cada una de ellas bajo los criterios
de pertinencia, eficacia y factibilidad.
logo_pie_uaemex.mx