Artículo en PDF
Cómo citar el artículo
Número completo
Más información del artículo
Página de la revista en redalyc.org
Sistema de Información Científica
Red de Revistas Científicas de América Latina y el Caribe, España y Portugal
Boletín de Geología
Vol. 32, N° 1, enero-junio de 2010
95
PETROGRAFÍA Y GEOQUÍMICA DE LAS ROCAS
ANCESTRALES DEL VOLCÁN NEVADO DEL RUIZ
Luz Mary Toro Toro
1
; Carlos Alberto Borrero-Peña
1
;
Luis Fernando Ayala Carmona
1
.
RESUMEN
Se propone un modelo del magmatismo asociado al estadio “Ruiz Ancestral”
del Volcán Nevado del Ruiz
entre 2 a 1 Ma,
mediante la cartografía de los remanentes de lavas
en los alrededores Noreste-Norte-Noroeste
del edifcio actual del volcán,
que cubren un área de 200 Km
2
. Las rocas son andesitas y en menor proporción
andesitas-basálticas y dacitas de medio a alto K y con afnidad calcoalcalina. Los rangos de variación de elementos
trazas vs SiO
2
sugieren un grado de evolución por cristalización fraccionada de minerales ferromagnesianos y
plagioclasa cálcica. El patrón de elementos traza es el típico de ambientes de arco, con un enriquecimiento en
Sr, K, Rb, Ba y Th y un empobrecimiento en Nb.
El diagrama de tierras raras muestra una pendiente moderada
y un enriquecimiento general en
tierras raras ligeras.
Palabras clave:
Ruiz Ancestral, Arco Volcánico, Andesitas, Calcoalcalino, Colombia
ABSTRACT
A model oF the “Ruiz Ancestral” stage (2 to 1 Ma) at the Nevado del Ruiz Volcano is proposed. The extension
of the lava remnants of this stage covered an area of about 200 Km
2
and they were cartographied around the
Northeast-North-Northwest oF the present edifce oF the volcano. Whole-rock geochemical data oF andesitic,
basaltic-andesitic and dacitic samples From the diFFerent outcrops share the calcalkaline aFfnity with medium
to high K contents. The trace elements range variation compared with SiO
2
suggests a fractional crystallization
mechanism from the ferromagnesian minerals and the calcic plagioclase. The trace elements pattern is typical of
a volcanic arc with Sr, K, Rb, Ba y Th enrichments and
Nb impoverishment. The REE diagram shows a smooth
slope and the typical LREE enrichment.
Keywords:
Ancestral Ruiz, Volcanic Arc, Andesites, Calcalkaline, Colombia
1
Departamento de Ciencias Geológicas, Universidad de Caldas. luz.toro@ucaldas.edu.co,
borrero_c@yahoo.com, fernandohf4@yahoo.com
96
Petrografía y Geoquímica de las rocas ancestrales del Volcan Nevado del Ruiz
INTRODUCCIÓN
La subducción de la Placa Nazca por debajo del margen
NW de Suramérica es la responsable por la actividad
magmática Plio-Cuaternaria en la Zona Volcánica
Norte (
ZVN
, Bourdon et al., 2003). El Volcán Nevado
del Ruiz (
VNR
) se localiza al Sureste de la ciudad de
Manizales (departamento de Caldas)
y forma parte
del Complejo Ruíz-Tolima (Herd, 1982) ubicado en
la parte más septentrional
de la ZVN. Este complejo
está constituido por siete edifcios volcánicos, seis
estratovolcanes y una caldera de colapso, y a menor
escala por una serie de campos volcánicos defnidos
por
pequeños
aparatos
monogenéticos,
muy
poco
estudiados. La composición de los magmas asociados a
este complejo es dominantemente andesítica-dacítica y
en menor proporción andesita-basáltica.
Las investigaciones en el
VNR
se han centralizado
principalmente sobre los productos de la erupción del
13 de Noviembre de 1985 y las amenazas asociadas a
estos eventos explosivos. Varios autores han discutido
el modelo estratigráfco para el
VNR
con diferentes
aproximaciones: geomorfológicas (Thouret et al.,
1990), petrológicas (Vatin-Perignon et al., 1990) y
geoquímicas (SchaeFer, 1995). Por lo tanto, la actividad
del
VNR
claramente puede ser defnida por tres estadios
principales (Borrero et al., 2009):
El “Ruiz Ancestral” (2 a 1.0 Ma), construcción
del edifcio basal del
VNR
por el apilamiento de
gruesas secuencias de lavas andesíticas y dacíticas
producidas por varios centros de emisión volcánicos
que coalescieron como una sola unidad, Formando el
edifcio basal que posteriormente colapsó de manera
parcial para formar una caldera, este remanente del
edifcio basal inFrayace los edifcios de los estadios
siguientes. A este mismo estadio pertenecen una
serie de domos y coladas muy pequeñas (centros
de emisión monogenéticos) alineados de manera
paralela a
la
Falla de Villa María-Termales con
dirección N75°W y localizados entre el edifcio
del estadio “Ruiz Actual “ del
VNR
y la ciudad de
Manizales.
El “Ruiz Antiguo” (0.8 – 0.2 Ma), construcción de
un estratovolcán y posterior destrucción parcial en
un evento que Formo una pequeña caldera.
“El Ruiz Actual” (<0.15 Ma), Es el edifco actual
parcialmente cubierto por un glaciar, formando la
parte más superior del volcán, fue rellenada casi
totalmente por ±ujos de lava, domos andesíticos y
en menor proporción por depósitos piroclásticos
producidos durante este periodo. El glaciar actual
Forma una superfcie aplanada irregular sobre los
domos y coladas de lava desde aproximadamente
los 5.100 m.s.n.m.
En este artículo con base en la cartografía y mediante
un Modelo Digital de Terreno mostramos la distribución
de
las
lavas
y
domos
que
componen
el
estadio
“Ruiz Ancestral”
localizados
en
los
alrededores
e
inFrayaciendo el edifcio reciente del
VNR
y
describimos
sus
características
petrográfcas
y
químicas.
Esta
caracterización complementa los resultados de Toro et al.
(2008) sobre los domos y coladas de lava alineados con
la ²alla Villa María-Termales, que también pertenecen a
este
estadio, y de esta manera se revelan
nuevos indicios
sobre la vulcanología y dinámica de emplazamiento de
los magmas en el periodo de 2.0 a 1.0 Ma,
y se
enmarca
de una mejor manera la evolución del
VNR
.
MARCO GEOLÓGICO Y UBICACIÓN
GEOGRAFICA
La Zona Volcánica Norte (ZVN) está comprendida
entre
las latitudes 2° S y 5° N en los Andes
ecuatorianos y colombianos. En Colombia es defnida
por un arco volcánico bastante estrecho que se localiza
aproximadamente 150 Km por encima de la zona de
BenioFF (James and Murcia, 1984), esta zona defne
claramente un buzamiento de la corteza oceánica
subducente de 45º (Ojeda and Havskov, 2001). Dicha
corteza subduce actualmente a una tasa de 56 mm/a
(Trenkamp et al, 2002), pero la subducción tiene
una geometría discontinua, con diferente ángulo, lo
cual es marcado por los “gaps” de vulcanismo entre
los principales complejos volcánicos colombianos.
Información sobre
el espesor de la corteza continental
en los alrededores del VNR es muy limitada,
pero en
general para Colombia, el espesor de la corteza debajo
del arco volcánico a lo largo del eje de la Cordillera
Central es de alrededor de 40- 50 Km. Schaefer (1995)
describe en su trabajo que la corteza continental
debajo del VNR tiene una densidad anómala y que
probablemente puede ser menor de 35 Km de espesor.
El Volcán Nevado del Ruiz (
VNR
), es un estratovolcán
cubierto por un glaciar espeso, y uno de los volcanes más
activos de Colombia, , localizado en la parte media de
la Cordillera Central colombiana (4º 50’-55’N, 75º 14’-
20’ W, 5.390 msnm), en los límites de los departamentos
de Caldas y Tolima; formando parte del complejo
volcánico Ruiz-Tolima, eje volcánico con nueve
volcanes alineados Norte-Sur que defnen la cresta de
97
Luz Mary Toro Toro, Carlos Alberto Borrero-Peña
y Luis Fernando Ayala Carmona
la Cordillera Central en este sector.
El sector occidental
del
VNR
está construido directamente sobre los cuerpos
ígneos plutónicos del Paleoceno, Stocks de Manizales
y del Bosque, y el sector oriental sobre el basamento
metamórfco paleozoico, Complejo
Cajamarca, en
la (
FIGURA 1a
) se muestra la cartografía basada en
INGEOMINAS (1981 y b).
El
VNR
es, en general un volcán elongado (30 Km en
sentido E-W y 15 Km
en sentido N-S) con una forma
asimétrica con una base variando de 3.600 a 2.800 m en
elevación de Oeste a Este.
La parte más alta del
VNR
está defnida por tres cimas principales, el cráter activo,
Arenas y
dos centros de emisión inactivos, La Olleta
y Piraña.
Aunque el relieve en la parte más alta, por
encima de 5.000 msnm aún esta enmascarado por el
glaciar, desde un punto de vista geomorfológico el
área
cubierta por los tres diferentes estadios de construcción
del
VNR
muestra tres morfologías contrastantes.
La
parte
Noroeste y Norte
muestra una geometría desigual
provocada por la localización de
grandes anfteatros en
la parte alta del volcán
con forma de herradura en los
cañones de los ríos Azufrado y Lagunillas. La parte Este
y Sureste en los alrededores del cañón del Río Recio,
donde las lavas del Volcán El Cisne coalescen con las
del
VNR
, se presenta una pendiente moderada a fuerte
y un espesor importante de depósitos glaciales. La parte
Sur y Suroeste marcada por pendientes regulares muy
Fuertes relacionadas a gruesos paquetes de lavas, con
cañones alineados radialmente que corresponden a los
ríos Gualí y Molinos y la quebrada Nereidas.
El
VNR
estructuralmente está localizado en el cruce de
dos sistemas de fallas (
FIGURA 1 a
), el sistema de fallas
de rumbo de Palestina con dirección N20ºE y el sistema
de fallas normales de Villa María-Termales con dirección
N75ºW. Thouret et al. (1990) realizaron estudios detallados
de la historia eruptiva del
VNR
y propusieron una
estratigrafía general con tres estadios: Ancestral, Antiguo
y Reciente. Borrero et al. (2009) ampliaron el estadio del
Ruiz Ancestral a los fuentes volcánicas monogenéticas
localizadas al SE de Manizales y alineadas con la Falla de
Villa María-Termales. Pero, también es claro que existieron
varios “eventos volcánicos” anteriores a la construcción
del
VNR
como las lavas Pre-Ruiz (Thouret et al., 1990), o
Fases destructivas de edifcios más antiguos, de las cuales
no hay remanentes actuales, localizados en el eje de la
Cordillera Central, y que Fueron el área Fuente probable
para los depósitos volcaniclásticos secundarios localizados
alrededor de varios volcanes del complejo volcánico Ruiz-
Tolima, como la Formación Casabianca (2.5 – 1.5 Ma)
(Borrero and Naranjo, 1990).
ESTADIO RUIZ ANCESTRAL
En
Colombia,
otros
estratovolcanes
complejos
cuaternarios con un paleo-volcán bien defnido que
muestran claros estadios ancestrales son: Chiles,
Cumbal y Azufral en la Cordillera Occidental, Galeras
al Oeste del graben interandino, Morasurco en el centro
del graben, Doña Juana en el límite Este del graben
con la Cordillera Central y Puracé en la Cordillera
Central (Ramírez, 1982 en Droux & Delaloye, 1996).
Pero no existen estudios geoquímicos ni radiométricos
detallados de sus estadios ancestrales que permitan una
comparación con el
VNR
(
FIGURA 1 b
).
En la
Tabla 1
se muestra la estratigrafía del
VNR
,
de acuerdo con los datos radiométricos aportados
por diferentes autores y donde está resumida toda la
actividad hasta ahora reconocida.
La primera descripción de la química, aunque de manera
incompleta, de las lavas del
estadio “Ruiz Ancestral”
corresponde a Vatin-Perignon et al. (1990), quienes
defnieron un episodio de actividad basal del
VNR
llamado “
Old Ruiz lavas”
depositado entre 1.8-0.6 Ma.
Siendo la parte más antigua de este episodio, eventos
eFusivos que produjeron gruesos apilamientos de lavas,
y luego una más reciente,
con erupciones explosivas
que defnieron espesos depósitos de ±ujos piroclásticos
sobre todo al Este del
VNR
.
SchaeFer
(1995)
defnió
el
primer
estadio
de
construcción
del
VNR
llamándolo “
Pre-Ruiz lavas
y lo ubicó entre 1.8 ± 0.1 a
0.97 ± 0.05 Ma, el cual
formaba una cubierta lávica, parcialmente erodada y
localizada principalmente al Norte y Noreste del
VNR
.
MÉTODOS DE ESTUDIO
El trabajo de campo consistió en la cartografía de los
depósitos de ±ujos de lavas y domos los alrededores
del edifcio actual del
VNR
y en la recolección y
localización mediante GPS (Garmin GPSMAP 60CSx)
de 15 muestras de roca para análisis petrográfcos
y geoquímicos, así como muestras para dataciones
radiométricas (localización en la FIGURA 1).
Los
estudios petrográfcos se realizaron en los laboratorios
de Petrología del Departamento de Ciencias Geológicas
de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la
Universidad de Caldas.
98
Petrografía y Geoquímica de las rocas ancestrales del Volcan Nevado del Ruiz
FIGURA 1 a.
Mapa
geológico modifcado de Ingeominas. 1990. Mostrando la ubicación de las estaciones.
FIGURA 1 b.
Cartografía de los remanentes de la actividad del estadio ancestral
VNR.
99
Luz Mary Toro Toro, Carlos Alberto Borrero-Peña
y Luis Fernando Ayala Carmona
Los análisis químicos se realizaron en los laboratorios
AcmeLabs (Acme analytical laboratorios Ltd Vancouver,
Canada), utilizando fuorescencia de rayos X (FRX) para
determinación de elementos mayores y espectrometría
de masa en plasma inductivamente acoplado (ICPMS)
para los elementos traza y tierras raras.
Con el objeto
de completar la estratigrafía mostrada en la Tabla
1, se enviaron tres muestras para datación Ar/Ar al
laboratorio COAS de la Universidad de Oregón, pero
aún no tenemos los resultados de±nitivos.
CARACTERIZACIÓN PETROGRAFICA
DE LAS ROCAS ANCESTRALES DEL
VOLCAN NEVADO DEL RUIZ
Las rocas ancestrales del volcán son de manera general
lavas, que se presentan en potentes paquetes de hasta
20 m de espesor formando paredes verticales, siendo
muy normal que
hacia la base se presenten paquetes
menos gruesos de brechas volcánicas (
block-lavas
),
la disposición original ²ue modi±cado por inversión
del relieve. Son lavas andesíticas por±ríticas de uno o
dos piroxenos, de colores gris medio a gris muy claro.
En sección delgada, la
matriz puede alcanzar hasta
un 60-75%, es microcristalina o criptocristalina con
o sin vidrio, con microlitos de plagioclasa de±niendo
una textura fuidal –traquítica
FIGURA 2
, y
los
fenocristales
pueden alcanzar hasta un 50-55%.
Cuando la matriz es parcialmente vítrea se reconoce
localmente la textura perlítica y también se
distinguen vesículas y esferulitos. Los fenocristales
son
generalmente
plagioclasa,
clinopiroxenos
y
oxihornblenda,
ocasionalmente
ortopiroxeno,
mientras que los micro²enocristales son plagioclasa,
oxihornblendas, opacos y piroxenos. Los minerales
accesorios opacos y apatitos.
FIGURA 2.
Microfotografías de los rasgos texturales y mineralógicos de las rocas ancestrales.
a.
Fenocristales de (Pl) plagioclasas en una masa fundamental vitrofídica. Muestra BT-21.
b.
Textura glomeropor±rítica de Opx (ortopiroxeno) y Cpx (clinopiroxeno). Muestra BT-5.
c.
Fenocristales de oxihornblendas con corte basal en una masa fundamental microlítica. Ohbl (oxihornblenda).
Muestra BT- 17.
d.
Fenocristal de Cpx (clinopiroxeno) con textura esqueletal en una masa ²undamental traquítica. Muestra BT-15
100
Petrografía y Geoquímica de las rocas ancestrales del Volcan Nevado del Ruiz
Las plagioclasas alcanzan un porcentaje de 47.5 a 76.6%
del total de fenocristales (
FIGURA 2 a)
,
variando del
tipo Andesina (An
30
- An
50
) al tipo labradorita (An
50
– An
70
) de acuerdo con el método de Michel- Levy y
presentan comúnmente maclas de Albita, Albita –
Periclina , Albita – Carsbald
y Periclina – Carsbald .
Son cristales subhedrales a euhedrales, de hábito tabular,
con lados principalmente rectos y algunos irregulares
y otros curvos; con tamaño de grano fno a medio (en
promedio 0.8 mm y máximo 2 mm),
presentan texturas
seriadas y frecuentemente se observan texturas en
cedazo con inclusiones de vidrio y en menor proporción
texturas esqueletales. Son comunes las inclusiones
de minerales accesorios como apatitos, opacos, y en
algunas ocasiones inclusiones de piroxenos.
Los piroxenos se encuentran en una proporción de
20 a 43% del total de porcentaje de los fenocristales
y por sus características ópticas se logró diferenciar
entre ortopiroxenos y clinopiroxenos con texturas
glomeroporfríticas (
FIGURA 2 b
).
Se presentan como
cristales euhedrales a subhedrales, en cortes basales y
longitudinales, de lados semirrectos, con tamaño de grano
fno (0.25 mm, haciendo parte de la masa Fundamental) a
medio (promedio 0.6 mm.; máximo
2,5 mm).
Los clinopiroxenos
del tipo Augita, con un leve
pleocroísmo verde y extinción de 36 a 39°, están entre
un 12 y 24.8 % del total
porcentaje de piroxenos
y constituyen después de la plagioclasa la fase más
desarrollada alcanzando tamaños de grano mayores a
2mm. Los ortopiroxenos tipo hipersteno, con un típico
pleocroísmo rosado leve, extinción paralela, están en
una menor proporción entre el 0.8 y 18.8%
del el total
de piroxenos. Se caracterizan por presentar tamaños
promedios de 0.4
mm
y máximos hasta 2 mm.
En general los piroxenos, se observan maclados, o
con intercrecimientos a manera de lamelas, textura
“Schiller”.
Las texturas más comunes que presentan los
piroxenos son
cumuloporfríticas y glomeroporfríticas
en masa Fundamental vitroFídica, microlítica y traquítica
(
FIGURA 2 d
), además de inclusiones aisladas de opacos
y apatitos; así como centros de reabsorción y texturas
esqueletales. En los cortes basales de ortopiroxenos,
en algunas muestras, se observa una textura en corona
formada por un borde de microcristales
de piroxenos.
Las oxihornblendas representan la fase mineralógica
menos abundante de los fenocristales con un fuerte
pleocroísmo de pardo a pardo rojizo (
FIGURA 2 c
),
variando entre un
0.8 y 23% del total de los fenocristales.
Son cristales euhedrales a subhedrales, con hábito
prismático, corto y largo, con lados rectos y en cortes
basales, con tamaños de grano fno (microcristales
desde 0.25mm) hasta medio (en promedio 0.6 mm. y
máximo 1,8 mm.).
GEOQUÍMICA
Para el análisis químico (Tabla
2) se seleccionaron 15
muestras, algunas de las cuales presentan una ligera
alteración hidrotermal generalizada (perdida por
ignición variable entre 1,2
a 8,3).
En el diagrama de clasifcación química basado en el
contenido total de álcalis versus el contenido total de
sílice, diagrama TAS de Le Bas et al. (1986), donde los
análisis son recalculados en base anhidra (
FIGURA 3
),
se aprecia el agrupamiento de la mayoría de las muestras
en el campo de las andesitas,
y sólo
dos de ellas en el
campo de las andesitas –basáltica y otras dos en campo
de las dacitas. Para investigar si el sodio y el potasio
pudieron hubieran sido movilizados en alguna medida
por alteración, se utilizó una clasifcación en la que se
emplearon elementos traza y tierras rara – elementos
considerados inmóviles (
FIGURA 3A
). Los resultados
en ambas
fguras son coincidentes.
De acuerdo con los contenidos de SiO
2
en los análisis
no recalculados que oscila
entre 53,69 - 63,26 %,
estas rocas se proyectan en el campo de las andesitas
de alta sílice y medio a alto K en el diagrama de K
2
O
versus SiO
2
(
FIGURA 4
). En el diagrama AFM (Irvine
y Baragar 1971) en el cual se proyectan las muestras
analizadas muestran una neta tendencia de diferenciación
calcoalcalina. (
FIGURA 4 a
); aunque no es claro el hiato
que se detecta a nivel del diagrama A±M y, TAS.
Los rangos de variación del MgO (8,67 a 2,96%),
Fe
2
O
3
(8,29 a 4,89%) y CaO (7,88 a 4,76%) sugieren
un grado de evolución por cristalización fraccionada de
minerales ferromagnesianos y plagioclasa cálcica.
Las
correlaciones encontradas entre SiO
2
y
P
2
O
5
y TiO
2
corroboran
también la evolución por cristalización
fraccionada (
FIGURA 5
).
En la (
FIGURA 6
) se comparan las concentraciones
de elementos trazas normalizados respecto a manto
primitivo según los valores de normalización de
Sun & Mc Dough(1989). El patrón de elementos
traza es el típico de andesitas en ambientes de arco,
con un enriquecimiento en Sr, K, Rb ,Ba y Th y un
empobrecimiento en
Nb.
Los contenidos de Zr, Hf
y Sm muestran valores normalizados próximos a 1,
101
Luz Mary Toro Toro, Carlos Alberto Borrero-Peña
y Luis Fernando Ayala Carmona
FIGURA 3
. Diagramas de clasifcación geoquímica.
a.
Diagrama Alcalis vs SiO
2
(Le bas et al, 1981, 1989)
FIGURA 4
.
Diagrama de K
2
O vs SiO
2
(Perecillo y Taylor )
c
. Diagrama AFM (Irvine y Baragar, 1971).
FIGURA 5.
Diagramas de Harker de las rocas ancestrales del VNR
102
Petrografía y Geoquímica de las rocas ancestrales del Volcan Nevado del Ruiz
mientras que Ti, Y, Yb, Sc y Cr presentan valores
normalizados < 1. La dispersión observada en los
elementos incompatibles Sc y Cr corrobora lo observado
con los elementos mayores en donde la evolución de
estas rocas esta controlado fundamentalmente por
el fraccionamiento de minerales ferromagnesianos,
además de plagioclasa.
En el diagrama de tierras raras normalizado a condrito
(
FIGURA 7
) muestra un diseño con una pendiente
moderada y un enriquecimiento general de tierras raras
que, en el caso de las tierras raras ligeras, varía entre >
20 hasta 90 del valor normalizado al condrito y entre
10 a 6 para las pesadas. El análisis de las tierras raras,
nos muestran que el grado cristalización fraccionada
es pequeño como un proceso dominante durante la
evolución del estadio ancestral del VNR, además
los análisis químicos de estos patrones muestran un
subparalelismo, reaFrmando una misma fuente.
DISCUSIÓN
La mayoría de los estratovolcanes de la
ZVN
tienen una
historia similar de construcción y destrucción de ediFcios
apilados. Un buen ejemplo es el Complejo Volcánico
Pichincha (
CVP
) localizado al Occidente de Quito en la
Cordillera Occidental Ecuatoriana. El
CVP
consiste
de un
primer volcán ediFcio basal efusivo (El Cinto),
seguido por
la construcción de un estratovolcán grande principalmente
efusivo y antiguo (Rucu Pichincha) y ediFcios sucesivos más
recientes (entre ellos el estratovolcán Guaga Pichincha) con
volúmenes menores con respecto a los primeros ediFcios y
con gran actividad de domos (Samaniego et al., 2006). El
VNR
tiene una historia similar con tres estadios constructivos
principales: Ruiz Ancestral, Ruiz Antiguo y el Ruiz Presente
construidos sobre las lavas Pre-Ruiz (Thouret et al., 1990).
Las lavas del estadio “Ruiz Ancestral” del
VNR
deFnieron
un
ediFcio
basal
de
composición
dominantemente andesítica de acuerdo con los resultados
de los análisis petrográFcos de las muestras.
Aunque,
es difícil precisar la extensión general de la actividad
efusiva durante este estadio, la (
FIGURA 8
) muestra un
modelo 3D de distribución probable de dicha actividad
de acuerdo con los resultados de la cartografía, donde se
deFnieron cuáles eran los remanentes de los
diversos
centros de emisión del “Ruiz Ancestral” que se localizan
alrededor del ediFcio actual del
VNR
. La principal
base de identiFcación fue la inversión de relieve de los
campos de lava de este estadio, los cuales se ubican
principalmente entre los inter±uvios de la red de drenaje
actual del área
estudiada. También optamos en nuestro
modelo por la ubicación de varios conos de escoria que
podrían representar actividad medianamente explosiva
que acompaña normalmente la actividad efusiva, pero
de la cual no se tienen remanentes en la actualidad.
La extensión lateral de la actividad efusiva del estadio
“Ruiz Ancestral”, de acuerdo con el modelo propuesto
es de
aproximadamente 200 Km
2
(
FIGURA 8
) y se
distribuye en los sectores de los ±ancos Noroeste, Norte,
y Noreste con respecto al ediFcio actual del
VNR
y
posiblemente tenían una
elevación media sobre el
basamento metamórFco e ígneo de la Cordillera Central
menor a la actual,
debido al levantamiento continuo de
la Cordillera Central desde el Plioceno tardío.
La actividad volcánica del
VNR
correspondiente
al “Ruiz Ancestral” comenzó probablemente
hace
aproximadamente 2 Ma
y se localizó en la intersección
del Sistema de Fallas de Palestina (de rumbo dextral)
con dirección N20ºE y la falla
Villa María-Termales
(normal) con dirección N75ºW. El cruce de estos
fallamientos permitió la formación de un fracturamiento
FIGURA 6.
Diagramas Multielementos normalizados según
Sun & Mc Donough (1989).
FIGURA 7.
Distribución de tierras raras (REE) normalizados
al condrito de Nakamura (1974).
103
Luz Mary Toro Toro, Carlos Alberto Borrero-Peña
y Luis Fernando Ayala Carmona
inicial, una vez la red de fracturas fue creada, magma
bouyant
” entró en el sistema rellenando las fracturas.
Poco después, la conectividad entre las fracturas
fue aumentando, y así
facilitando el movimiento del
magma hacia arriba.
Para Borrero et al. (2009) esta
situación corresponde probablemente al sistema de
almacenamiento intermedio durante el estadio “Ruiz
Ancestral” del
VNR.
La
asociación
mineralógica
predominante
de
Plagioclasa + Piroxenos ± Oxihornblenda determinada
petrográFcamente en este trabajo, caracteriza la facies
andesítica
de las lavas que formaron el ediFcio basal del
VNR
durante el estadio “Ruiz Ancestral” y
contradice
lo propuesto por Thouret et al. (1990) y Vatin-Perignon
et al. (1990) en el sentido de que el ediFcio basal era
poco evolucionado y era formado predominantemente
por andesitas basálticas. Toro et al. (2008)
también
mostraron cómo las rocas mas evolucionadas
de este
estadio son riodacitas localizadas en los pequeños
centros de emisión monogenéticos localizados al SE de
Manizales paralelos a la Falla Villa María- Termales.
Desde el punto de vista
químico, los resultados también
corroboran que las lavas del estadio “Ruiz Ancestral”
del
VNR
son
dominantemente andesíticas y
en menor
proporción andesitas –basálticas y dacitas, típicas de un
magmatismo de arco; la paragénesis mineral y los diagramas
Harker de elementos mayores (±IGURA 5) deFnen un
proceso dominante de cristalización fraccionada para las
muestras analizadas; es de anotar que en los diagramas
TAS y de Winchester & Floyd se observa un hiato en tres
muestras más básicas que el resto, estas muestras básicas
pueden marcar el inicio evolutivo del emplazamiento de
la cámara magmática. También estos análisis permiten
conFrmar
lo propuesto por trabajos previos (Toro et al.,
2008, Vatin-Perignon et al., 1990, Schaefer, 1995), en cuanto
que la cristalización fraccionada de magmas parentales
comunes fue el principal mecanismo para producir las
rocas del
VNR
en todos sus estadios. Los datos de Thorpe
et al. (1984) de
87
Sr/
86
Sr de ~0,704 de lavas de volcanes
de la
ZVN
permiten apoyar un carácter cogenético para
las muestras estudiadas con
una poca participación de
componentes corticales. Los magmas que formaron estas
lavas probablemente fueron transportados a través del
mismo tipo de corteza continental, y con
posición similar
con respecto a la actual a lo largo del frente volcánico,
con similares factores tectónicos y geometría de la zona
de subducción, igual marco de referencia es discutido por
James and Murcia (1984) basado en isótopos de Oxígeno
y Estroncio
que indican que los magmas andesíticos del
VNR
han asimilado entre un 10 a 20% de material cortical.
Para localizar la cámara magmática probable, sistema
de almacenamiento intermedio, durante el estadío “Ruiz
Ancestral”, tomamos como referencia los resultados
del estudio tomográFco sísmico de Londoño and Sudo
(2002). Ellos sugieren un modelo con tres zonas de
bajas velocidades de las ondas S, asociadas a las fuentes
de calor. La zona intermedia, a profundidades
someras
a medias entre 5 -10 Km corresponden a extensión en
la vertical de la cámara magmática principal, localizada
en la intersección de los sistemas de fallamiento
de
Palestina y Villa María -Termales.
Esta situación es similar para otros volcanes en la
ZVN
como el Volcán Guagua Pichincha en Ecuador (García-
Aristizábal et al., 2007), donde ellos deFnen una región
de almacenamiento intermedio localizada debajo del
volcán con una extensión vertical de 7-8 Km. También,
De Natale et al. (2006) deFnieron para el Volcán Somma-
Vesubio en Italia, una cámara magmática localizada a una
profundidad de 5 Km y discuten como esta situación es
común para muchos otros estratovolcanes en el mundo.
Una vez formada la cámara magmática en el estadio
“Ruiz Ancestral” era necesario un sistema de transporte
que conectará
el sistema de almacenamiento con
el sistema eruptivo, éste último
estaría localizado
en la parte
más alta del sistema magmático y podría
correlacionarse con la
zona más somera
de baja
velocidad de las ondas S de Londoño and Sudo (2002),
localizada entre 2-4 Km. Este sistema funcionó
a través
de la zona de fractura, cuando la tasa de ascenso prevalece
sobre la tasa de aporte magmático, y probablemente
el magma ascendería como parches individuales
de magma. Durante el estadio “Ruiz Ancestral” el
sistema de transporte alimentó los posibles centros de
emisión mostrados en el modelo de la
FIGURA 8
y su
distribución fue ampliFcada al Oeste del
VNR
a través
de
la actividad de la Falla Villa María-Termales y su
enrejado de fracturas asociado (Toro et al., 2008).
La presencia de asociaciones de fenocristales en
equilibrio y el porcentaje constante de masa fundamental
en las muestras estudiadas de las lavas del estadío “Ruiz
Ancestral” sugieren que el magma ascendió lentamente
desde el sistema de almacenamiento, y probablemente se
localizó por largos periodos en el sistema de transporte.
Sin embargo, se debe tener en cuenta que el transporte
magmático tiene una escala de tiempo de menor orden
en relación con la escala de mayor orden para los
tiempos de residencia en el sistema de almacenamiento
(cf Costa et al., 2007).
104
Petrografía y Geoquímica de las rocas ancestrales del Volcan Nevado del Ruiz
CONCLUSIONES
La extensión lateral de la actividad efusiva del estadio
“Ruiz Ancestral”, de acuerdo con el modelo 3D propuesto
es de
aproximadamente 200 Km
2
y se distribuye en los
sectores de los fancos Noroeste, Norte, y Noreste con
respecto al ediFcio actual del
VNR
.
Las rocas ancestrales del VNR son rocas andesíticas
y
en menor proporción dacíticas
y andesitas –basálticas
de medio a alto K y con aFnidad calcoalcalina
típicas de un magmatismo de arco. Los diagramas de
Harker así como el subparalelismo en el diagrama de
Tierras raras (REE) muestran un grado pequeño de
evolución fraccionada del magma con una asociación
mineralógica predominante de plagioclasa + piroxenos
+ oxihornblenda +opacos en una matriz vitrofídica ,
microlítica y traquítica.
AGRADECIMIENTOS
Los autores desean expresar su agradecimiento a la
Vicerrectoría de Investigaciones de la Universidad de
Caldas por el Fnanciamiento del proyecto.
REFERENCIAS
Borrero, C.A., Toro, L.M., Alvarán, M. and Castillo,
H. 2009. Geochemistry and tectonic controls of the
effusive activity related with the ancestral Nevado del
Ruiz volcano, Colombia. Geofísica Internacional Vol
48, No. 1, pp.149-169.
Borrero, C.A. and Naranjo, J.L. 1990. Casabianca
Formation: a Colombian example of volcanism-induced
aggradation in a fuvial basin. J. Volcanol. Geotherm.
Res. Vol 41, pp. 253-267.
Bourdon, E., Eissen, J.P., Gutscher, M.A., Monzier, M.,
Hall, M. and Cotton, J. 2003. Magmatic response to
early aseismic ridge subduction: the Ecuadorian margin
case (South America), Earth and Planetary Science.
Letters
Vol 205. pp. 123-138.
Costa, A., Melnik, O. and Sparks, R.S.J. 2007. Controls
of conduit geometry and wallrock elasticity on lava
dome eruptions. Earth and Planetary Science Letters.
Vol. 260. pp. 137-151.
FIGURA 8
.
Modelo Tridimensional de Ruiz ancestral en el área noreste con respecto al Ruiz presente. ±ase 2. (<1Ma).
105
Luz Mary Toro Toro, Carlos Alberto Borrero-Peña
y Luis Fernando Ayala Carmona
De Natale, G., Troise, C., Pingue, F., Mastrolorenzo,
G. and Pappalardo, L. 2006. The Somma-Vesuvius
volcano (Southern Italy): Structure, dynamics and hazard
evaluation. Earth Science Review Vol 74: 73-111.
Droux, A. and Delaloye, M. 1996. Petrography and
Geochemistry
of
Plio-Quaternary
Calc-Alkaline
volcanoes of
Southwestern Colombia, Journal of South
America Earth Science. Vol. 9 Nos.1/2. pp. 27-41
García–Aristizabal, A., Kumagai, H., Samaniego, P.,
Mothes, P., Yepes, H. and Monzier, M. 2007. Seismic,
petrologic, and geodetic analyses of the 1999 dome-
forming eruption of Guagua Pichincha volcano,
Ecuador. Journal of Volcanology and Geothermal
Research Vol 161. pp. 333-351.
Herd D.G. 1982. Glacial and volcanic Geology of the Ruiz-
Tolima complex, Cordillera Central, Colombia. Publicaciones
Especiales 8, INGEOMINAS,
Bogotá, 48 pp.
Irvine, T.N. and Baragar, W.R.A. 1971. A guide to the
chemical classifcation oF the common volcanic rocks.
Canadian Journal of Earth Sciences,No. 8. Pp. 523-548.
INGEOMINAS. 1981a. Geología de la Plancha 206
Manizales, escala 1:100,000.
INGEOMINAS. 1981b. Geología de la Plancha 225
Nevado del Ruiz, escala 1:100,000.
James, D.E. and Murcia, L.A. 1984. Crustal
contamination in northern Andean volcanics. Journal of
the Geological Society of London Vol.141 pp. 823-830.
Le Bas, M., Le Maitre, R., Streckeisen, A. and Zanettin,
B. 1986.
A chemical classifcation oF volcanic rock son
the total alkali-silica diagram: Journal of Petrol. Vol 27,
No.3 pp. 745-750
Londoño, J.M. and Sudo, Y. 2002. Velocity structure
and a seismic model for Nevado del Ruiz Volcano
(Colombia). Journal of Volcanology
and Geothermal
Research. Vol. 119. pp. 61-87.
Nakamura, N. 1974. Determination of REE, Ba, fe,
Mg, Na and K in carbonaceous and ordinary chondrites.
Geochemical: Cosmochemical. Acta, . No. 39. Pp. 757-773.
Ojeda, A. and Havskov, J.
2001. Crustal structure
and
local seismicity in Colombia. Journal of Seismology.
Vol.5 pp.
575-593.
Peccerillo, R. and Taylor, S.R. 1974. Geochemistry
of Eocene calc-alkaline volcanic rocks from the
Kastomonu area, northern Turkey. Contribution
Mineralogy Petrology. No. 58. pp.63-81.
Samaniego, P., Robin, C., Monzier, M., Mothes, P.,
Beate, B. and García, A. 2006. Guagua Pichincha
Volcano, Holocene and Late Pleistocene Activity. 4
th
Conference Cities on Volcanoes, Quito. Field Trip-
guide A4, 15p.
Schaefer, S.J. 1995. Nevado del Ruiz Volcano,
Colombia: Magmatic System and Evolution, PhD.
Thesis, Arizona State University. 147 pp.
Sun, S.S., McDonough, W.F. 1989. Chemical and
isotopic systematics of oceanic basalts: implications for
mantle composition and processes.
In
Magmatism in the
Ocean Basins (Saunders, A.D.; Norry, M.J.; editors).
Geological Society, Special Publication,
No. 42. pp.
313-345
.
Thorpe R.S., Francis, P.W. and O’Callaghan, L.
1984. Relative roles of source composition, fractional
crystallization and crustal contamination in the
petrogenesis of Andean volcanic rocks. Philos. Trans.
R. Soc. London Ser. A, 310: 675-692.
Thouret, J.-C., Cantagrel, J.M., Salinas, R. and Murcia,
A. 1990. Quaternary eruptive history of Nevado del Ruiz
(Colombia). Journal of Volcanology
and Geothermal
Research Vol. 41. pp. 225-251.
Toro, L.M., Borrero, C.A. y Alvarán, M. 2008.
Rocas
con afnidad adakítica al sur-este de Manizales: rasgos
petrogenéticos y geoquímicos.
Boletín de Geología UIS.
Vol 30 , N° 2. pp. 49-60.
Trenkamp, R., Kellog, J.N., Freymueller, J.T. and Mora,
H. 2002. Wide plate margin deformation, southern
Central America and northwestern South America,
CASA GPS observations, Journal of South America.
Earth Science. 15: 157-171.
Vatin-Perignon, N., Goemans, P., Oliver, R. and Parra-
Palacio, E. 1990. Evaluation of magmatic processes for the
products of the Nevado del Ruiz Volcano, Colombia from
geochemical and petrological data. Journal of Volcanology
and Geothermal Research. Vol 41. pp.153-176.
Trabajo recibido: Marzo 15 de 2010
Trabajo aceptado: Abril 20 de 2010
logo_pie_uaemex.mx