Artículo en PDF
Cómo citar el artículo
Número completo
Más información del artículo
Página de la revista en redalyc.org
Sistema de Información Científica
Red de Revistas Científicas de América Latina y el Caribe, España y Portugal
TECNOLOGÍA ALTERNATIVA COMPATIBLE CON EL AMBIENTE PARA EL
TRATAMIENTO DE AGUAS DE ENFRIAMIENTO: IONIZACIÓN DE PLATA Y COBRE
Susana SILVA MARTÍNEZ, Esteban MARTÍNEZ MEZA y Alberto ÁLVAREZ GALLEGOS
Instituto de Investigaciones Eléctricas, Av. Reforma No. 113, Col. Palmira, Temixco 62490 Morelos, México.
ssilva@iie.org.mx
(Recibido noviembre 2001, aceptado mayo 2002)
Palabras clave:bacterias coliformes, bacterias relacionadas con hierro, bacterias sulfato reductoras, corrosión influída
microbiológicamente, cloro, biopelícula
RESUMEN
En este trabajo se propone una alternativa novedosa, con gran potencial de uso, para sustituir
al cloro por otro biocida con menor impacto ambiental en los sistemas de enfriamiento para
establecer un control microbiológico de las bacterias que comúnmente se encuentran en estos.
El biocida propuesto son iones de plata y de cobre generados electroquímicamente.
Adicionalmente, se investigó el efecto del cloro y su combinación con estos iones sobre la
disminución de la agresividad y el abatimiento de la población bacteriana presente en el agua
estudiada. Se encontró que las relaciones de concentración 1.2 mg L
-1
plata/0.6 mg L
-1
cobre y la
concentración 0.3 mg L
-1
cloro combinada con 0.2 mg L
-1
plata y 1.2 mg L
-1
cobre son una buena
alternativa para sustituir o disminuir en forma apreciable el consumo de cloro en los sistemas de
enfriamiento empleando concentraciones relativamente bajas, de plata y cobre, ocasionando un
impacto ambiental mínimo. Estas relaciones de concentración abatieron las bacterias relaciona-
das con hierro y las bacterias sulfato reductoras, mostrando que la efectividad del tratamiento
fue de 99 %. El cloro por sí sólo, a concentraciones de 1 y 3 mg L
-1
, logró abatir algunas de estas
bacterias, siendo más efectivo para las relacionadas con hierro. Estos sistemas fueron capaces
de aniquilar las poblaciones bacterianas promotoras de la corrosión influenciada
microbiológicamente y del ensuciamiento biológico a niveles de 1000 ufc/ml y menores compi-
tiendo con los tratamientos de aguas de enfriamiento convencionales. Adicionalmente, las bac-
terias coliformes son reducidas por debajo de los niveles aceptados (1000 NMP/100 ml)
por la
Norma Oficial Mexicana.
Key words: coliform bacteria, iron related bacteria, sulfate reducing bacteria, slime forming bacteria, microbiologically
influenced corrosion, chlorine, biofilm
ABSTRACT
A novel alternative with great potential of use is proposed to replace chlorine with another
biocide in cooling systems. This alternative has a minimum environmental impact and allows the
establishment of a microbiological control of cooling systems by decreasing the bacteria popu-
lation commonly present in cooling water. The proposed alternative to be used as biocide is the
electrolytically generated silver and copper ions. The effect of chlorine and its combination with
these ions on decreasing the aggressivenees and discouraging bacterial population growth was
also studied. The concentration relation of 1.2 mg L
-1
silver/0.6 mg L
-1
copper and 0.3 mg L
-1
of
chlorine combined with 0.2 mg L
-1
silver/1.2 mg L
-1
copper are a good alternative to replace or
decrease significantly chlorine consumption in
cooling systems. In this way, a minimum envi-
ronmental impact will be produced with relatively low concentrations of silver and copper ions.
Rev. Int. Contam. Ambient.
18
(3) 117-130, 2002
S. Silva Martínez
et al.
118
These concentration relation showed that iron related bacteria and sulfate reducing bacteria can
be killed establishing a very effective treatment with 99 % control. Chlorine at concentrations of
1.0 mg L
-1
and 3.0 mg L
-1
killed some of these bacteria proving to be more effective for iron related
bacteria compared with conventional cooling water treatments. These systems were able to
lower the bacterial population that promote the microbiologically influenced corrosion and
biofilm formation to levels of 1000 ufc/ml. Coliform bacteria were also reduced below the ac-
cepted
levels (1000 NMP/100 ml) under the Mexican Official Norm.
INTRODUCCIÓN
Los microorganismos se desarrollan en forma natural
en agua potable, aguas de recreación, fuentes de ornato,
sistemas calientes, torres de enfriamiento, etc. Estos
microorganismos pueden ser protozoarios, bacterias o
virus y pueden además ser patógenos al poner en riesgo
la salud. Un tratamiento adecuado del agua para contro-
lar la proliferación de microorganismos patógenos es in-
dispensable. El agua puede ser tratada empleando la ac-
ción química mediante el uso de halógenos y sus deriva-
dos (Cl
2
, Br
2
, I
2
, HOCl, OCl
-
, ClO
2
, HOBr, HOI, resinas
aniónicas de poliyodo, etc.), compuestos oxigenados y
compuestos muy oxidantes, iones metálicos (Ag
+
, Cu
2+
,
etc.), ácidos y bases fuertes y enzimas o empleando la
acción física mediante radiación electromagnética, ra-
diación de partículas y corriente eléctrica (Rajeshwar e
Ibáñez 1997). Los microorganismos pueden encontrarse
en agua, aire, tierra y bajo condiciones ambientales ex-
tremas. Estos microorganismos juegan un papel muy
importante en la rotación de elementos en la naturaleza y
en el mantenimiento del balance ecológico. Cambios
ecológicos adversos frecuentemente se reflejan en un
incremento del número de ciertas especies en particular
en un periodo dado (LeChevallier 1990). La contamina-
ción microbiológica del agua es preocupante por la posi-
ble propagación de enfermedades y los problemas serios
encontrados en procesos industriales debidos a la corro-
sión influída microbiológicamente y al ensuciamiento
cau-
sado principalmente por la formación de biopelículas. La
biopelícula es un medio adecuado para la supervivencia
de bacterias. Las biopelículas se forman a partir de sus-
tancias excretadas por microorganismos y tienen la pro-
piedad de adherirse. Adicionalmente, las biopelículas oca-
sionan problemas de ensuciamiento biológico causando
daños serios a superficies, tuberías, sistemas de conduc-
ción de agua, etc. Asimismo, las biopelículas protegen a
los microorganismos patógenos de la acción del desin-
fectante. Gracias al metabolismo de estos microorga-–
nismos se desarrollan condiciones ácidas que promue-
ven la disolución del material de las superficies. En los
sistemas de enfriamiento se producen condiciones am-
bientales ideales que favorecen el crecimiento de
microorganismos y proveen un balance adecuado de
nutrientes para su reproducción. Adicionalmente a los
nutrientes, la recirculación del agua y las diferentes zo-
nas de pH y temperatura son importantes para su super-
vivencia y el desarrollo de sus múltiples actividades en
detrimento del sistema y del funcionamiento del mismo.
La mayoría de estos microorganismos entran a los siste-
mas de enfriamiento a través del aire, agua y polvo. El
ensuciamiento biológico, la corrosión y la formación de
precipitados en los sistemas de enfriamiento son los pro-
blemas más comunes que dañan al equipo del sistema,
ocasionan pérdida de producción, aumentan los costos
de mantenimiento, reducen la eficiencia en la transfe-
rencia de calor y aumentan el consumo de energía.
El tratamiento microbiológico de los sistemas de en-
friamiento se lleva a cabo generalmente mediante el uso
de cloro. Sin embargo, se ha observado que el cloro ori-
gina problemas de seguridad inherentes a su manejo y
almacenamiento. Una de las desventajas del uso del clo-
ro es la formación de compuestos organoclorados en el
agua que pueden tener efectos muy nocivos para el am-
biente y los componentes del proceso (White 1992). Otra
desventaja del uso de cloro es que tiende a reaccionar
con amoniaco o nitrógeno, cuando éstos se encuentran
presentes en el agua, formando así cloraminas que han
sido consideradas dañinas tanto para el medio como para
los seres vivos. La alternativa que se propone aquí para
establecer un control microbiológico en el agua de en-
friamiento es la ionización. La ionización consiste en
la generación electroquímica de iones de cobre y plata
en el agua contaminada con materia orgánica. Las pro-
piedades biocidas de los iones de cobre y plata han sido
empleadas para tratar agua de albercas, estanques y
hospitales principalmente. Los iones de cobre tienen la
capacidad de aniquilar las algas, mientras que los iones
de plata lo hacen con una gama amplia de bacterias y
virus (Richards 1981, Kutz
et al.
1988, Landeen
et al.
1989a, Yahya
et al.
1990). Se ha reportado que uno de los
principales procesos biocidas de estos iones es su pene-
tración en la célula microbiana (Domek
et al.
1987,
Thurman y Gerba 1989). Durante este proceso los iones
de cobre, cargados positivamente, forman enlaces elec-
trostáticos con sitios de la pared celular cargados negati-
vamente, resultando en un debilitamiento de la membrana
celular. Esta situación facilita que los iones de plata pene-
tren en la célula a través de sitios específcos. Los iones
de plata forman enlaces con
proteínas celulares y con
enzimas respiratorias desactivando en esta forma la es-
tructura de la célula.
TECNOLOGÍA ALTERNATIVA PARA TRATAMIENTO DE AGUAS DE ENFRIAMIENTO
119
Debido a la ionización de grupos prototrópicos tales
como carboxilos, amino, guanidilos e imidazol, Park (1976)
y Murray (1978) reportaron que los microorganismos
presentan superficies cargadas. Estos grupos ionizados
pueden ser responsables de las cargas negativas de los
microorganismos cuando los valores de pH están cerca-
nos a la neutralidad. Cationes, tales como cobre y plata,
son atraídos electrostáticamente por la carga negativa
de los microorganismos pudiéndose llevar a cabo reac-
ciones de superficie. Es sabido que las especies neutras
cruzan la membrana celular mejor que las ionizadas. Una
vez que las especies neutras se encuentran dentro de la
célula, la ionización puede ocurrir debido a cambios en el
pH que permiten a los iones metálicos actuar en sitios de
RNA, DNA ó enzimas. Este mecanismo de penetración
a través de la barrera de la carga ha sido sugerido para
explicar la eficiencia de desinfección de HOCl en com-
paración con el ion OCl
-1
(Sletten 1974). Gran variedad
de factores influyen en la eficiencia de desinfección, ta-
les como: tiempo de contacto, naturaleza química y con-
centración del ion metálico (agente desinfectante), ma-
nera inicial de mezclado, punto de inyección, temperatu-
ra, tipo, concentración y edad de los microorganismos,
así como la naturaleza del líquido que los contiene.
Las sales de plata tienen efectos bactericidas y esta
capacidad la refieren Just y Szniolis (1936) a su concen-
tración sin importar su naturaleza física.Woodward (1963)
observó que los iones plata se adsorben a la superficie
proporcionando un efecto germicida continuo aún des-
pués de interrumpir su adición a la solución
acuosa.Thurman y Gerba (1989) agregaron 100 μg L
-1
de plata al agua, la almacenaron durante 3 años en reci-
pientes de polipropileno y notaron que la calidad del agua
no disminuyó. Durante el tiempo de almacenamiento casi
toda la plata se había adsorbido en las superficies del
recipiente y aún así evitó el crecimiento de bacterias.
Los iones de cobre se han empleado principalmente como
alguicidas y se ha reportado que es uno de los metales
más tóxicos para bacterias heterotróficas en medios acuá-
ticos.
Se han propuesto tres posibles mecanismos para la
inhibición de microorganismos por la plata (Tilton y
Rosenber 1978): interferencia en el transporte de elec-
trones, unión con el DNA e interacción con la membra-
na celular. La formación de complejos con grupos
sulfhidrilo sobre la superficie de la célula impide los pro-
cesos de deshidrogenación. La capacidad de desinfec-
ción de la plata se debe a su facilidad para formar com-
puestos insolubles con aniones, grupos sulfhidrilo y
biomoléculas tales como enzimas. Chang (1970) reportó
que la plata requiere un tiempo prolongado de contacto
para desinfectar y no penetra a la célula. La manera en
que la plata actúa en el proceso de desinfección es for-
mando complejos sulfhidrilo reversibles sobre la superfi-
cie de la célula, previniendo el proceso de deshidro-
genación. Asimismo observó que niveles de 50 μg L
-1
de
plata son muy bajos para producir cualquier efecto des-
infectante. La desnaturalización de las proteínas es más
difícil que la oxidación de grupos sulfhidrilo lo que permi-
te explicar el requerimiento de mayor contenido de plata
residual para aniquilar virus con relación a las bacterias.
El cobre puede atacar a las enzimas respiratorias en la
superficie de la bacteria
Escherichia coli,
como lo su-
giere la disminución del uso de oxígeno y el incremento
de las vías de fermentación durante la recuperación de
la bacteria cuando ésta ha sido dañada (Thurman y Gerba
1989). También se considera que el cobre facilita la
hidrólisis o el desplazamiento de reacciones nucleofílicas
en cadenas de péptidos o ácidos nucleicos. Asimismo, el
cobre es capaz de quelatarse con grupos fosfato resul-
tando en posibles rompimientos de enlaces dobles. Aún
cuando existen numerosos estudios que muestran cam-
bios en el metabolismo y en la inactivación de
microorganismos debido al daño ocasionado por iones
metálicos o por halógenos, no existen publicaciones a ni-
vel molecular que los liguen de manera definitiva (Thurman
y Gerba 1989).
Las propiedades biocidas de los iones de plata y co-
bre en medios acuosos (albercas, fuentes decorativas,
agua potable y desechos acuosos de hospitales) conta-
minados por microorganismos, han sido descritas por di-
versos investigadores (Richards 1981, Domek
et al
. 1987,
Kutz
et al
. 1988, Landeen
et al.
1989b, Thurman y Gerba
1989, Yahya
et al.
1990). Con base en esto, los mencio-
nados iones metálicos han sido seleccionados en el pre-
sente estudio para observar la capacidad de los mismos
para establecer controles microbiológicos en aguas de
enfriamiento. El control microbiológico se enfoca hacia
el abatimiento de la población bacteriana comúnmente
encontrada en los sistemas de enfriamiento. Las bacte-
rias bajo estudio son sulfato reductoras, relacionadas con
hierro, formadoras de biopelículas y coliformes (totales y
fecales).
El objetivo de este estudio es determinar la factibilidad
técnica de sustituir el cloro por otro biocida (iones de
plata y/o de cobre) no peligroso en aguas de enfriamien-
to. El biocida bajo estudio podría ser empleado para tra-
tar el agua de procesos industriales en general. El agua
tratada de esta forma podría ser empleada para riego e
incluso podría recircularse en el sistema de enfriamiento
si ésta se trata previamente para disminuir el potencial
incrustante.
MATERIALES Y MÉTODOS
Metodología experimental
En este trabajo se utilizaron dos tipos de agua con
características físicas, químicas y biológicas similares, la
primera se obtuvo directamente del sistema de enfria-
S. Silva Martínez
et al.
120
miento (agua de repuesto) de la Central Termoeléctrica
de Valle de México (CTVM)
y la segunda se tomó de la
planta de tratamiento (agua residual) del Instituto de In-
vestigaciones Eléctricas (IIE). Las muestras se colecta-
ron antes del punto de cloración y los análisis químico y
bacteriológico promedio aparecen en la
tabla I
. La ex-
perimentación se llevó a cabo en un sistema hidráulico
continuo y parcialmente cerrado, con capacidad de 20
litros de agua, donde se simuló la operación de un siste-
ma de enfriamiento real (
Fig. 1)
. El sistema hidráulico
se acondicionó durante 24 horas antes de iniciar la prue-
ba microbiológica bajo estudio. Para el caso de los iones
plata y cobre el acondicionamiento consistió en recircular
11 litros de una solución conteniendo los iones a la con-
centración de interés para minimizar su adsorción en los
componentes del sistema durante la experimentación.
Para el caso del cloro el acondicionamiento consistió en
recircular primeramente 11 litros de una solución de áci-
do nítrico al 12 % para eliminar los iones metálicos que
pudieron adsorberse durante las pruebas microbiológicas.
Posteriormente el sistema hidráulico trabajó unas horas
con agua destilada y finalmente éste se acondicionó con
una solución de cloro, a la concentración de interés, en la
forma antes descrita para los iones. Durante la experi-
mentación se controlaron principalmente el pH (entre 7 y
8), mediante la adición de ácido sulfúrico, la temperatura
(25 ± 5
0
C),así como el flujo (1.8 gpm). El pH, la tempe-
ratura, el flujo y la conductividad se midieron en forma
continua. El electrodo de pH y el conductivímetro se ca-
libraron cada 12 horas. Para la experimentación, las so-
luciones de biocidas (iones o cloro) se prepararon con
agua destilada y las muestras de agua problema (residual
o de repuesto) fueron siempre de 11 litros, este volumen
no se mantuvo constante durante la experimentación que
duró 72 horas aproximadamente, debido a la evapora-
ción natural y al muestreo que se efectuó a diferentes
intervalos de tiempo para analizar las bacterias presen-
tes en el agua.
Biocida empleado
Los sistemas de plata, plata/cobre, cloro y plata/co-
bre/cloro fueron empleados como biocidas en las prue-
bas microbiológicas. La concentración de éstos se esta-
bleció con base en los valores reportados en la
tabla II
(Just y Szniolis 1936) y en estudios previos (Silva y
Álvarez 2001a, b, c, Martínez 2002).
Electrogeneración de plata y cobre
La electrogeneración de iones de plata y cobre se
llevó a cabo potenciostáticamente (marca BRINKMAN
Autolab/Pgstat 30) aplicando de 7 a 10 voltios en un arreglo
experimental de dos electrodos a temperatura ambiente.
El electrodo de trabajo fue de plata (para electrogenerar
iones plata) o cobre (para electrogenerar iones cobre).
El contraelectrodo fue del mismo material del electrodo
de trabajo. La ionización se llevó a cabo en agua destila-
da y con frecuencia se empleó una solución de plata o
cobre previamente electrogenerada. La concentración
de los iones de plata y cobre se analizó espectrofotométri-
camente al término de la ionización. Los electrodos de
plata y cobre se fabricaron empleando láminas de plata
(99 % de pureza) y láminas de cobre (100 % de pureza)
de 1mm de espesor. Las láminas metálicas se adquirie-
ron en un taller de Taxco, Guerrero, México. El área de
los electrodos fue de 20 a 30 cm
2
aproximadamente. Los
electrodos se pulieron con lija de agua fina (No. 500), se
secaron con papel absorbente y se conectaron a la celda
Tipo de
Parámetros químicos,
mg L
-1
Bacterias coliformes,
agua
NMP/100 mL
pH
Calcio*
Magnesio
Sulfatos
Cloruros
Alcalinidad*
Fosfatos
Sílice
CT
CF
CTEVM
8.0
80
120
20
110
390
19
68
10
8.7
10
8.3
IIE
7.8
70
32
22
75
98
6
60
10
8.4
10
8.4
TABLA I.
CARACTERIZACIÓN PROMEDIO DEL AGUA RESIDUAL DE LA PLANTA DE TRATAMIENTO DEL IIE Y DE REPUES-
TO
AL SISTEMA DE ENFRIAMIENTO DE LA CTEVM
CTEVM-agua de enfriamiento de la Central Termoeléctrica de Valle de México. IIE- agua residual de la planta de tratamiento de las instalaciones del
Instituto de Investigaciones Eléctricas. CT- coliformes totales. CF- coliformes fecales. * mg/L como CaCO
3
Dirección de flujo
Intercambiador de calor
Termómetro
Testigo para
evaluar la
velocidad de
corrosión
Medidores en linea
Sistema de BioGeorge
Válvulas
Punto de muestreo
Agua
bombeada
desde un
depósito
abierto
ácido
sulfúrico
Medidor de
flujo
T
T
T
T
Dirección del flujo
Medidores en línea
Fig. 1.
Circuito hidráulico empleado para la evaluación de los iones
de plata y cobre como biocidas en los sistemas de enfriamien-
to. La probeta BioGeorge sirve para monitorear la actividad
bacteriana
TECNOLOGÍA ALTERNATIVA PARA TRATAMIENTO DE AGUAS DE ENFRIAMIENTO
121
para ser empleados. La eficiencia de electrogeneración
de los iones metálicos de plata y cobre depende de la
calidad (concentración y composición química) del agua
empleada y del grado de pureza de la superficie metálica
del ion por electrogenerar. En este estudio se realizaron
pruebas de electrogeneración de iones plata empleando
agua de la llave, agua destilada con electrolito de fondo
(NaNO
3
y Na
2
SO
4
) y agua destilada. Ésta fue la que
mejor calidad y producción de plata originó debido a que
los otros tipos de agua probados formaban precipitados
con el ion plata (AgCl, AgSO
4
, etc.) disminuyendo así la
cantidad de plata libre en el agua para ser empleada en
el abatimiento de la carga bacteriana en las pruebas
microbiológicas. Se procedió de la misma manera para
electrogenerar los iones de cobre empleando agua desti-
lada con el fin de eliminar posibles problemas de forma-
ción de precipitados del cobre con los aniones presentes
en agua no destilada. La cantidad de iones electroge-
nerados (concentración) puede ser conocida teóricamente
mediante una relación matemática sencilla (Bard y
Faulkner 1980, Southampton Electrochemistry Group
1993). Sin embargo, por las razones antes expuestas, se
consideró importante partir de concentraciones conoci-
das experimentalmente. Just y Szniolis (1936) manifes-
taron que la composición mineral del agua influye enor-
memente en el consumo de la corriente eléctrica durante
la generación de los iones resultando en una eficiencia
aproximadamente de 50 % en la generación de iones
plata. Es importante mencionar que los iones cobre son
interferentes para determinar la concentración de plata.
Con base en esta observación, en las pruebas microbio-
lógicas llevadas a cabo con el sistema plata/cobre, se
procedió a generar los iones metálicos por separado (en
vez de usar la aleación de cobre-plata), determinar su
concentración experimentalmente y preparar la mezcla
plata/cobre a la concentración deseada para la prueba.
Análisis químicos
Se empleó una solución comercial de hipoclorito de
sodio con un contenido de cloro libre del 6 %. Se analiza-
ron el cloro libre y el cloro total mediante el método DPD
(Hach Company 1997) usando un espectrofotómetro
marca Hach DR 2010. Los contenidos de sodio, potasio,
calcio, nitratos y fosfatos del agua residual se determina-
ron con electrodos selectivos (marca Hach). Los cloruros,
la dureza total y la alcalinidad se determinaron por
volumetría. Las concentraciones de plata y cobre con un
espectrofotómetro marca Hach DR 2010 (Hach
Company 1997) inmediatamente después de haber
electrogenerado a los iones de plata y cobre.
Análisis bacteriológicos
Bacterias coliformes
. Se cuantificaron empleando
un estuche de Pruebas Colilert (IDEXX 2000) que per-
mite la detección y la confirmación simultánea de
coliformes totales y
Escherichia
coli
(coliformes fecales)
en agua. Las pruebas Colilert consisten en la determina-
ción del número más probable de coliformes por 100 ml
(NMP / 100 ml). El reactivo colilert se adiciona a 100 ml
de muestra de agua contenida en un recipiente esteriliza-
do (frasco lechero). Una vez disuelto el reactivo, esta
mezcla se coloca en un dispositivo Quanti-Tray/2000, que
se sella (Quanti-Tray Sealer) y se incuba por 24 horas a
35
°
C. Posteriormente se cuenta el número de celdas
positivas y con la tabla de NMP, adjunta con el estuche
de pruebas, se determina el número más probable de
bacterias coliformes. Las bacterias coliformes totales
desarrollan celdas amarillas y las bacterias coliformes
fecales desarrollan celdas que fluorescen con luz
ultravioleta.
Bacterias relacionadas con hierro (IRB), bacterias
sulfato reductoras (SRB) y bacterias formadoras de
biopelículas (SLYM)
. Las bacterias IRB, SRB y SLYM
se determinaron empleando las pruebas de reacción de la
actividad biológica BART-Test (BART
2000). Estas
pruebas detectan la actividad (agresividad) de las bacte-
rias presentes en el agua con base en el tiempo, T
L
, que
tarda en aparecer la primera reacción desde el inicio de la
prueba. Entre mayor sea el T
L
, antes de observar la pri-
mera reacción, menos agresivas son las bacterias en la
muestra en particular. Una población mayor de 1000 uni-
dades formadoras de colonias por mililitro (ufc/ml) se con-
sidera como muy agresiva, resultando ésta en la forma-
ción de la biopelícula en los intercambiadores de calor y en
general en los componentes del sistema de enfriamiento y,
como consecuencia, el posible desarrollo de corrosión
microbiológica. Una agresividad media está relacionada
con una población de 1000 a 100 ufc/mL mientras que una
agresividad baja se presenta en poblaciones de 10 ufc/mL
ó menor. Las reacciones se relacionan con la manera en
la cual los microorganismos interactúan dentro del am-
biente de las pruebas BART. Estas reacciones pueden ser
cambios de color, desarrollo de gas y precipitación. La
característica única de las pruebas BART, que las hace
diferentes y posiblemente superiores a las técnicas de cul-
tivo en agar, es que el agua usada en ellas proviene total-
mente de la muestra y contiene los microorganismos en su
hábitat natural, mientras que los métodos de cultivo de
agar aportan superficies para el crecimiento de los micro-
Tipos de agua
Concentración de plata, μg L
-1
Agua potable y agua mineral
25-100
Agua de albercas
150-200
Agua para hacer hielo artificial
400
Agua para lavar vajillas y
utensilios de fábricas
preparadoras de alimentos
25-600
TABLA II.
PLATA REQUERIDA PARA DESINFECCIÓN DE
DIFERENTES CALIDADES DE AGUA
S. Silva Martínez
et al.
122
organismos, creando así un ambiente no apto para muchos
de ellos, por lo que los posibles resultados son: no creció,
no aparece, no se puede contar, etc. Las pruebas BART
contienen nutrientes selectivos para que grupos específi-
cos de microorganismos se desarrollen y exhiban su acti-
vidad biológica mediante las reacciones descritas anterior-
mente. Consisten en la adición aséptica, de 15 ml de la
muestra de agua sin diluir a la prueba BART y en la ob-
servación diaria durante 8 días registrando los códigos co-
rrespondientes a las reacciones desarrolladas para cada
tipo de prueba (IRB, SRB y SLYM).
La frecuencia de muestreo en cada experimento para
las pruebas BART se llevó a cabo cada 0, 24, 48 y 72
horas. El muestreo correspondiente a las 0 horas se re-
fiere a la muestra colectada al inicio del experimento y
es considerado como la muestra de referencia o muestra
testigo.
Efectividad del tratamiento con los iones metálicos
Se evaluó empleando el tiempo que tarda en apare-
cer la primera reacción y que es representado por T
LD
.
Éste es medido comúnmente en días de retardo e indica
la agresividad del grupo bacteriano que se está estu-
diando. Los tiempos de retardo para los diversos grados
de agresividad son diferentes para cada prueba BART
y cada comunidad bacteriana. Como resultado
la dife-
rencia en el tiempo de retardo, antes y después del tra-
tamiento, puede ser usada para determinar la efectivi-
dad de este último. Lo anterior se expresa por la ecua-
ción
T
LD
= T
LAT
- T
LBT
Donde T
LD
es la diferencia de tiempo creada por el trata-
miento expresado en días. Esto reflejaría el desplazamien-
to del logaritmo de la población como resultado del trata-
miento. T
LAT
representa los días que tarda en aparecer la
primera reacción después del tratamiento y T
LBT
repre-
senta los días que tarda en aparecer la primera reacción
antes del tratamiento. Un valor negativo de T
LD
significa
no sólo que el tratamiento ha sido inefectivo sino que tam-
bién ha habido liberación de bacterias de la biopelícula ha-
cia el agua, lo que les confiere mayor agresividad. Si el
T
LD
se encuentra en el intervalo de - 0.1 a + 0.1 entonces
podría considerarse que el tratamiento no tuvo un impacto
significativo sobre la comunidad bacteriana que se está
estudiando con las pruebas BART. Un impacto significati-
vo en el tratamiento resultaría en un valor de T
LD
mayor
de 0.9. La efectividad del tratamiento se obtuvo mediante
el cálculo de T
LD
(
tabla III
.)
RESULTADOS
Se tomaron 11 litros de agua problema (residual o de
repuesto) para estudiar diferentes sistemas biocidas con
el fin de establecer un control microbiológico con plata,
plata/cobre, plata/cobre/cloro y cloro en los intervalos de
concentración de 0.2 mg L
-1
a 1.2 mg L
-1
de plata, de 0.6
mg L
-1
a 1.2 mg L
-1
de cobre y de 0.3 mg L
-1
a 3.0 mg L
-1
de cloro. El pH se mantuvo en el intervalo entre 7 y 8
mediante la adición de ácido sulfúrico y se conservó un
delta de temperatura de 10
°
C (27
°
C
±
5
°
C).
Abatimiento de bacterias coliformes totales y
fecales
El abatimiento de las bacterias coliformes totales y
fecales se estudió, en experimentos separados, con seis
muestras de 11 litros de agua cada una (residual o de
repuesto), en el sistema hidráulico mostrado en la
Fig. 1
,
empleando los siguientes sistemas biocidas: a) 0.6 mg L
-1
plata/0.6 mg L
-1
cobre, b) 0.6 mg L
-1
plata/1.2 mg L
-1
cobre, c) 1.2 mg L
-1
plata/0.6 mg L
-1
, d) 0.2 mg L
-1
plata/
1.2 mg L
-1
cobre/1.0 mg L
-1
cloro y e) 1.0 mg L
-1
cloro.
Durante los experimentos se mantuvieron constantes el
pH (entre 7 y 8), la temperatura (27
o
C ± 5
o
C) y el flujo
de agua (1.8 gpm) y se midió la conductividad y la tem-
peratura en forma continua. En intervalos regulares de
tiempo se tomaron muestras representativas del sistema
hidráulico y se analizó el número más probable de bacte-
rias fecales y totales. En los dos primeros experimentos
con agua residual se evaluaron los sistemas biocidas a) y
b). La
figura
2
muestra dos gráficas del número más
probable de coliformes totales y fecales presentes en el
agua residual en función del tiempo. La línea punteada
indica el máximo valor permitido del número más proba-
ble de bacterias en las descargas, establecido por la Norma
Oficial Mexicana (NOM-001-ECOL-1996/NOM-003-
ECOL-1997). Los sistemas biocidas b) y c) se probaron
en dos experimentos por separado, bajo condiciones ex-
perimentales similares a los anteriores, usando agua de
repuesto. La
figura
3
muestra dos gráficas del número
más probable de coliformes totales y fecales presentes
en el agua de repuesto en función del tiempo. De forma
similar a la antes descrita, se probaron los sistemas
biocidas d) y e) con muestras de agua residual. La
figu-
Intervalo de
Efectividad del Tratamiento
T
LD
>
-1.0
El tratamiento falló y las bacterias se han vuelto más
agresivas en el agua.
-0.9 a -0.1
El tratamiento falló en reducir la carga microbiana en
el agua.
-0.1 a +0.1
Tratamiento no efectivo.
+0.2 a +0.9
Tratamiento marginalmente efectivo.
+1.0 a +2.9
Tratamiento efectivo, sin embargo es probable que el
bioensuciamiento se inicie otra vez.
>
+3.0
Tratamiento muy efectivo control
>
99.9 % .
TABLA III.
EVALUACIÓN DEL TRATAMIENTO
T
LD
es la diferencia de tiempo creada por el tratamiento expresado en
días
TECNOLOGÍA ALTERNATIVA PARA TRATAMIENTO DE AGUAS DE ENFRIAMIENTO
123
ra
4
muestra el número más probable de coliformes to-
tales y fecales presentes en el agua residual en función
del tiempo. Los sistemas biocidas estudiados en el abati-
miento de las bacterias coliformes totales y fecales, con-
sideran el efecto de la variación del pH (controlado con
adición de ácido sulfúrico), el delta de temperatura de 10
°
C
aproximadamente, el flujo de agua, la concentración de
sales debido a la evaporación y el impacto de la atmósfe-
ra sobre el comportamiento de los agentes biocidas con
respecto al abatimiento de las bacterias presentes en dos
tipos de agua (residual y de repuesto). Estos sistemas
biocidas lograron abatir en 99 % las bacterias coliformes
totales y fecales en las primeras dos horas de contacto.
Sin embargo, todos muestran diferentes velocidades de
recuperación del crecimiento de las bacterias a partir de
las primeras
10 horas de contacto. Los mejores resulta-
dos se obtienen con los sistemas biocidas c) y d) (
Figs.
3
y
4
) que logran mantener el NMP/100 ml de coliformes
totales y fecales por debajo de 100, durante al menos 80
horas de contacto. El sistema biocida b) también mantie-
Fig. 2.
Número más probable de bacterias coliformes en los sistemas a) 0.6 mg L
-1
plata/0.6 mg L
-1
cobre, b) 0.6 mg L
-1
plata/1.2 mg L
-1
cobre, en
agua residual de la planta de tratamiento del IIE a 27 °C ± 5 °C.
Fig. 3.
Número más probable de bacterias coliformes en los sistemas a) 0.6 mg L
-1
plata/1.2 mg L
-1
cobre, b) 1.2 mg L
-1
plata/0.6 mg L
-1
cobre, en
agua de repuesto del sistema de enfriamiento de la CTEVM a 27 °C ± 5 °C.
0 1
02
03
04
05
06
07
08
0
10
10
1
10
2
10
3
10
4
10
5
10
6
10
7
10
8
b
NÚMERO MÁS PROBABLE / 100 mL
TIEMPO (Horas)
0 1
02
03
04
05
06
07
08
0
10
0
10
1
10
2
10
3
10
4
10
5
10
6
10
7
10
8
a
NÚMERO MÁS PROBABLE / 100 mL
TIEMPO (Horas)
COLIFORMES:
TOTALES,
FECALES
0 1
02
03
04
05
06
07
08
0
10
0
10
1
10
2
10
3
10
4
10
5
10
6
10
7
10
8
COLIFORMES:
TOTALES,
FECALES
a
NÚMERO MÁS PROBABLE / 100 mL
TIEMPO (Horas)
0 1
02
03
04
05
06
07
08
0
10
0
10
1
10
2
10
3
10
4
10
5
10
6
10
7
10
8
b
NÚMERO MÁS PROBABLE / 100 mL
TIEMPO (Horas)
S. Silva Martínez
et al.
124
ne a los microorganismos coliformes por debajo de 100
NMP/100 mL durante al menos 80 horas. De acuerdo
con los resultados experimentales, el sistema biocida e)
abate eficiente y únicamente a las fecales, mientras que
las coliformes totales muestran recuperación del creci-
miento superior a 1000 NMP/100 mL a partir de las pri-
meras 20 horas de contacto (
Fig.
4
).
Abatimiento de bacterias relacionadas con hierro y
las sulfato reductoras
Todos los experimentos se llevaron a cabo como se
describió anteriormente. Para el agua residual se proba-
ron los siguientes sistemas biocidas, compuestos única-
mente por relaciones plata/cobre en mg L
-1
, con un tiem-
po máximo de contacto de 48 horas: a) 1.2/0, b) 1.2/0.6,
c) 0.6/0.6, d) 0.2/1.2 y e) 0.6/1.2. En la
figura
5
se mues-
tran los principales resultados obtenidos por estos siste-
mas en el abatimiento de las bacterias relacionadas con
hierro (IRB) y las sulfato reductoras (SRB) para el agua
residual. Los resultados del sistema biocida a) (
Fig. 5
)
muestran que esta relación de concentraciones es efi-
ciente al inactivar 99 % y más de las bacterias relaciona-
das con hierro. Las bacterias heterotróficas se abatieron
en 90 % en el resto de las relaciones plata/cobre estudia-
das. La relación e) logró inactivar a las IRB con un ani-
quilamiento igual o mayor al 99 % exceptuando a las
bacterias heterotróficas. Esta misma relación resultó muy
efectiva en la inactivación de las SRB con un aniquila-
miento de 100 %. Para el agua de repuesto se estudiaron
los siguientes sistemas biocidas plata/cobre: a) 1.2/0.6 y
b) 0.6/1.2. Estos sistemas logran abatir en más de 99 %
a la mayoría de las bacterias IRB y SRB, exceptuando a
las bacterias heterotróficas y las de la comunidad bac-
teriana compleja presente que incluye a las SRB (
Fig.
6
). La relación 1.2 mg L
-1
plata/0.6 mg L
-1
cobre dismi-
nuye apreciablemente la agresividad de las bacterias SRB
e IRB, y abate en 90 % a las bacterias heterotróficas.
Esta relación es la que mejores resultados ofrece. El efec-
to del cloro y sus combinaciones con los iones metálicos
sobre las bacterias IRB y SRB para el agua residual se
presenta en la
figura
7
. Las relaciones estudiadas plata/
cobre/cloro (0.2/1.2/0, 0.2/1.2/0.3, 0.2/1.2/1.0, 0/0/1.0 y
0/0/3) en mg L
-1
mantienen a las bacterias IRB en valo-
res de 1000 ufc/ml ó menores excepto por las bacterias
heterotróficas que conservan su valor inicial.
Estas rela-
ciones lograron aniquilar a las bacterias anaerobias en
su totalidad, sin embargo, no se observa un apreciable
efecto de estas relaciones sobre el resto de las comuni-
dades bacterianas SRB.
Abatimiento de bacterias formadoras de biopelículas
(SLYM)
Siguiendo el mismo protocolo experimental se reali-
zaron dos experimentos con los siguientes sistemas
biocidas (1.2 mg L
-1
plata/0.6 mg L
-1
cobre y 0.6 mg L
-1
plata/1.2 mg L
-1
cobre) para probar su eficiencia en el
abatimiento de las bacterias formadoras de biopelículas
(SLYM) presentes en el agua de repuesto. Los princi-
pales resultados se muestran en la
figura
8
. Ambas
relaciones de concentración plata/cobre fueron capa-
ces de disminuir apreciablemente la agresividad de las
bcterias aerobias formadoras de biopelículas, de
Pseu-
domona aeruginosa
y de las aerobias facultativas aba-
tiéndolas en más del 99.9 %.
Fig. 4.
Número más probable de bacterias coliformes en los sistemas a) 1.0 mg L
-1
Cloro, b) 0.2 mg L
-1
plata/1.2 mg L
-1
cobre/1.0 mg L
-1
cloro,
en
agua de residual de la planta de tratamiento del IIE a 27 °C ± 5 °C.
0 1
02
03
04
05
06
07
08
0
10
0
10
1
10
2
10
3
10
4
10
5
10
6
10
7
10
8
a
NÚMERO MÁS PROBABLE / 100 mL
TIEMPO (Horas)
0 1
02
03
04
05
06
07
08
0
10
0
10
1
10
2
10
3
10
4
10
5
10
6
10
7
10
8
b
COLIFORMES:
TOTALES,
FECALES
NÚMERO MÁS PROBABLE / 100 mL
TIEMPO (Horas)
TECNOLOGÍA ALTERNATIVA PARA TRATAMIENTO DE AGUAS DE ENFRIAMIENTO
125
Fig. 6.
Población probable de IRB a) y SRB b) en función de las relaciones de concentración de plata/cobre para el agua de repuesto del sistema de
enfriamiento de la CTEVM. Las muestras permanecieron 48 horas en contacto con las respectivas relaciones a 27 °C ± 5 °C.
0/0
1.2/0.6
0.6/1.2
10
0
10
1
10
2
10
3
10
4
10
5
10
6
10
7
b
POBLACION PROBABLE
/
ufc mL
-1
plata, mg L
-1
/ cobre, mg L
-1
Bacterias anaerobias,
Bacteria aerobia
formadora de biopelícula y comunidad SRB
Comunidad bacteriana presente con SRB
0/0
1.2/0.6
0.6/1.2
10
0
10
1
10
2
10
3
10
4
10
5
a
POBLACION PROBABLE
/
ufc mL
-1
plata, mg L
-1
/ cobre, mg L
-1
Bacterias anaerobias,
Bacterias heterótrofas
Pseudomonas,
Bacterias aerobias formadoras
de biopelícula relacionadas con hierro
Pseudomonas y bacterias entéricas
Fig. 5.
Población probable de IRB a) y SRB b) en función de las relaciones de concentración de plata/cobre para el agua residual de la planta de
tratamiento del IIE. Las muestras permanecieron 48 horas en contacto con las respectivas relaciones a 27 °C ± 5 °C.
0/0
1.2/0 1.2/0.6 0.6/0.6 0.2/1.2 0.6/1.2
10
0
10
1
10
2
10
3
10
4
10
5
a
POBLACION PROBABLE
/
ufc mL
-1
plata, mg L
-1
/ cobre, mg L
-1
Bacterias anaerobias,
Bacterias heterótrofas
Bacterias entéricas,
Bacterias aerobias
formadoras de biopelícula relacionadas con hierro
Pseudomonas y bacterias entéricas
0/0
1.2/0 1.2/0.6 0.6/0.6 0.2/1.2 0.6/1.2
10
0
10
1
10
2
10
3
10
4
10
5
10
6
10
7
b
POBLACION PROBABLE
/
ufc mL
-1
plata, mg L
-1
/ cobre, mg L
-1
Bacterias anaerobias,
Bacteria aerobia
formadora de biopelícula y comunidad SRB
Comunidad bacteriana presente con SRB
S. Silva Martínez
et al.
126
Fig. 8.
Población probable de SLYM en función de las relaciones de
concentración de plata/cobre para el agua de repuesto del
sistema de enfriamiento de la CTEVM. Las muestras perma-
necieron 48 horas en contacto con las respectivas relaciones a
27 °C ± 5 °C.
0/0
1.2/0.6
0.6/1.2
10
0
10
1
10
2
10
3
10
4
10
5
10
6
10
7
POBLACION PROBABLE
/
ufc mL
-1
plata, mg L
-1
/ cobre, mg L
-1
Aerobios facultativos
Bacterias aerobias formadoras de biopelícula
Pseudomona aeruginosa
Fig. 7.
Población probable de IRB a) y SRB b) en función de las relaciones de concentración de plata/cobre/cloro para el agua residual de la planta
de tratamiento del IIE. Las muestras permanecieron 48 horas en contacto con las respectivas relaciones a 27 °C ± 5 °C.
0/0/0
0.2/1.2/0 0.2/1.2/0.30.2/1.2/1.0
0/0/1
0/0/3
10
0
10
1
10
2
10
3
10
4
10
5
a
POBLACION PROBABLE
/
ufc mL
-1
plata, mg L
-1
/ cobre, mg L
-1
/ cloro mg L
-1
Bacterias anaerobias,
Bacterias heterótrofas
Bacterias entéricas,
Bacterias aerobias
formadoras de biopelícula relacionadas con hierro
Pseudomonas y bacterias entéricas
0/0/0
0.2/1.2/0 0.2/1.2/0.30.2/1.2/1.0
0/0/1
0/0/3
10
0
10
1
10
2
10
3
10
4
10
5
10
6
b
POBLACION PROBABLE
/
ufc mL
-1
plata, mg L
-1
/ cobre, mg L
-1
/ cloro, mg L
-1
Bacterias anaerobias,
Bacteria aerobia
formadora de biopelícula y comunidad de SRB
Comunidad bacteriana presente con SRB
Los resultados de la efectividad del tratamiento con
los iones metálicos se presentan en las
figuras
9
y
10
para las bacterias IRB y SRB y se obtuvieron después
de haber estado en contacto las relaciones de plata/
cobre/cloro durante 48 horas con las bacterias presen-
tes en el agua de repuesto del sistema de enfriamiento
de la CTEVM y del agua residual de la planta de trata-
miento del IIE, respectivamente. El tratamiento con la
relación de concentraciones de 1.2 mg L
-1
plata/0.6 mg
L
-1
cobre (
Fig. 9
) resultó muy efectivo con 99 % de
control para las bacterias SRB e IRB, excepto para las
heterotróficas. Las relaciones de 0.2 mg L
-1
plata/1.2
mg L
-1
cobre/0.3 mg L
-1
cloro (
Fig. 10
) muestran que
el tratamiento es muy efectivo para las bacterias
anaerobias, bacterias entéricas y pseudomonas y efec-
tivo para las bacterias heterotróficas. El tratamiento en
la relación plata/cobre/cloro (0.2 mg L
-1
/1.2 mg L
-1
/1.0
mg L
-1
) resultó muy efectivo para las pseudomonas, bac-
terias anaerobias, bacterias entéricas y bacterias
aerobias. La concentración de 3 mg L
-1
cloro (0 mg L
-1
plata/ 0 mg L
-1
cobre /3 mg L
-1
cloro) fue muy efectiva
para las bacterias entéricas y efectiva para las pseudo-
monas, bacterias entéricas y bacterias aerobias. Sin em-
bargo, para las bacterias heterotróficas y las aerobias,
el tratamiento del resto de las relaciones plata/cobre/
cloro fue efectivo marginalmente, observándose lo mis-
mo para el caso de la relación 0.2 plata mg L
-1
/1.2 co-
bre mg L
-1
/0 cloro mg L
-1
, excepto para las bacterias
anaerobias cuyo tratamiento controló a éstas en 99 %.
Respecto a las SRV, el tratamiento resultó muy efecti-
vo para la relación 0.2 plata mg L
-1
/1.2 cobre mg L
-1
/
0.3 cloro mg L
-1
, siendo ésta la mejor relación de con-
centraciones investigada para estas bacterias. Los sis-
temas biocidas afectaron ligeramente a las bacterias
TECNOLOGÍA ALTERNATIVA PARA TRATAMIENTO DE AGUAS DE ENFRIAMIENTO
127
1.2/0.6
0.6/1.2
-2.0
-1.0
0.0
1.0
2.0
3.0
4.0
5.0
6.0
a
V
IV
III
II
I
EFECTIVIDAD DEL TRATAMIENTO (días)
plata, mg L
-1
/ cobre, mg L
-1
Bacteria anaerobia,
Pseudomonas
Bacteria heterótrofa,
Bacterias
aerobias formadoras de biopelícula relacionadas
con hierro,
Pseudomonas y bacterias entéricas
1.2/0.6
0.6/1.2
-1.0
0.0
1.0
2.0
3.0
4.0
5.0
6.0
7.0
8.0
b
IV
III
II
I
Bacterias anaerobias,
Bacteria anaerobia
formadora de biopelícula y comunidad SRB
Comunidad bacteriana presente con SRB
EFECTIVIDAD DEL TRATAMIENTO (días)
plata, mg L
-1
/ cobre, mg L
-1
Fig. 9.
Efectividad del tratamiento con los sistemas plata/cobre para el agua de repuesto del sistema de enfriamiento de la CTEVM. Las muestras
Efectividad del tratamiento del agua de repuesto del sistema de enfriamiento de la CTEVM con los sistemas plata/cobre para IRB a) y SRB
b). Las muestras permanecieron 48 horas en contacto con las respectivas relaciones a 27 °C ± 5 °C. I. Tratamiento muy efectivo con un >
99.9% control, II. Tratamiento efectivo con la probabilidad de que el bioensuciamiento se inicie otra vez, III. Tratamiento marginalmente
efectivo, IV. Tratamiento no efectivo, V. El tratamiento falló en reducir la carga microbiana en el agua.
Fig. 10.
Efectividad del tratamiento del agua residual de la planta de tratamiento del IIE con los sistemas plata/cobre/cloro para IRB a) y SRB b).
Las muestras permanecieron 48 horas en contacto con las respectivas relaciones a 27 °C ± 5 °C. I. Tratamiento muy efectivo con un >
99.9% control, II. Tratamiento efectivo con la probabilidad de que el bioensuciamiento se inicie otra vez, III. Tratamiento marginalmente
efectivo, IV. Tratamiento no efectivo, V. El tratamiento falló en reducir la carga microbiana en el agua.
0.2/1.2/0 0.2/1.2/0.3 0.2/1.2/1.0
0/0/1
0/0/3
-4.0
-3.0
-2.0
-1.0
0.0
1.0
2.0
3.0
4.0
5.0
6.0
b
Bacterias anaerobias,
Bacteria aerobia
formadora de biopelícula y comunidad de SRB
Comunidad bacteriana presente con SRB
V
IV
III
II
I
Efectividad del Tratamiento, días
plata, mg L
-1
/ cobre, mg L
-1
/ cloro, mg L
-1
0.2/1.2/0 0.2/1.2/0.3 0.2/1.2/1.0
0/0/1
0/0/3
-2.0
-1.0
0.0
1.0
2.0
3.0
4.0
5.0
6.0
a
V
IV
III
II
I
Efectividad del Tratamiento, días
plata, mg L
-1
/ cobre, mg L
-1
/ cloro, mg L
-1
Bacteria anaerobia,
Bacterias entéricas
Bacteria heterótrofa,
Bacterias aerobias
formadoras de biopelícula relacionadas con hierro
Pseudomonas y bacterias entéricas
S. Silva Martínez
et al.
128
heterotróficas, posiblemente una concentración mayor del
biocida las hubiera disminuído en forma apreciable, sin
embargo esta acción incrementa el costo en el control
microbiano.
Evaluación de costos
En esta sección se presenta una comparación del cos-
to anual de cloro con respecto al costo del uso de los iones
plata/cobre y su combinación con cloro para controlar a
los microorganismos. El cálculo de la cantidad de metal de
plata y cobre está basado en el consumo anual de agua de
enfriamiento (6,135,564 m
3
) para una unidad de un siste-
ma de enfriamiento de una central particular y en las rela-
ciones consideradas como óptimas en el tratamiento para
el agua residual y de repuesto tratadas con los biocidas
empleados en este estudio: 1.2 mg L
-1
plata/0.6 mg L
-1
cobre y 0.2 mg L
-1
plata/1.2 mg L
-1
cobre/0.3 mg L
-1
clo-
ro. El costo de los metales plata y cobre se consideró con
base en la cotización internacional del mercado de los
metales. La onza troy de plata (31.10 g) fue cotizada a
4.57 dólares el 25 de septiembre. El gramo de cobre se
cotizó a $0.75 en la misma fecha.
La
tabla
IV
muestra la comparación de costos entre
el uso de cloro y el uso de las relaciones de concentra-
ción óptimas de plata/cobre/cloro en agua de enfriamiento
de la CTEVM. El costo de la relación de plata/cobre y
plata/cobre/cloro es de 12.3 y 6.8 veces mayor al costo
por concepto del uso de cloro y biocida. Actualmente el
cloro y el bromo son los biocidas oxidantes más usados
para controlar el crecimiento de los microorganismos.
Obviamente la ventaja del cloro es su bajo costo y fácil
manejo. Sin embargo, tiene importantes limitaciones y
algunas de ellas se han vuelto más severas en la última
década:
1. Oxidación de aleaciones de cobre, las más usadas en
intercambiadores de calor en los sistemas de enfria-
miento.
2. Efluentes industriales con altos contenidos de cobre y
cloro.
3. Es tóxico, no solamente contra los organismos que se
desea abatir sino contra otros que no fueron contem-
plados en el programa del tratamiento.
4. En algunos casos una técnica de descloración en el
efluente es necesaria.
5. La eficiencia de la cloración depende del pH y de la
temperatura.
6. Impacto ambiental alto.
Estas limitaciones han justificado la búsqueda de mejo-
res alternativas para el control de los microorganismos
en aguas de enfriamiento. En este contexto, otros enfo-
ques han sido investigados, por ejemplo la aplicación de
agentes biostáticos (McCall
et al
. 1999). Sin embargo,
los pocos programas de dosificación de agentes biostáticos
que controlan efectivamente el crecimiento de microor-
ganismos son entre dos y diez veces más caros que el
cloro. Además, el uso de estos agentes enfrenta el mis-
mo problema que el cloro, impacto ambiental alto (Lutey
2000).
La investigación y el desarrollo de nuevos enfoques
tecnológicos que permitan reemplazar al cloro como
biocida en los sistemas de enfriamiento, están todavía
abiertos y la frontera tecnológica apunta a varias direc-
ciones que actualmente están siendo estudiadas para los
sistemas de enfriamiento: dosificación de agents
biostáticos en forma de tabletas (Colclasure 2001), apli-
cación de luz ultravioleta (Gump 2001), aplicación de
impulsos eléctricos (Opheim 2001), variaciones dramáti-
cas en la presión (Kelsey
et al
. 2001), limpieza mecáni-
ca en línea (Jones
et al
. 2000), dosificación de biocidas
oxidantes al vacío (Court
et al
. 2000). Todos estos enfo-
ques tecnológicos tienen aún importantes interrogantes
sin respuesta y son, por ahora, más costosos que el cloro.
La evaluación económica de los sistemas biocidas pla-
ta/cobre y plata/cobre/cloro presentada en la
tabla IV
Concepto
Costos y Consumos
1.2 mg L
-1
plata
0.2 mg L
-1
plata / 1.2 mg L
-1
cobre
/ 0.6 mg L
-1
cobre
/ 0.3 mg L
-1
cloro
cloro
plata
cobre
plata
cobre
cloro
Costo anual por
concepto de
$ 360,806.00
$10 307,752.00
$ 2 761,004.00
$1 717,958.00
$ 5 522,008.00
$ 18,020.15
Costo unitario de
$ 9.79 / kg
$ 1,400.00 / kg
$ 750.00 / kg
$ 1,400.00 / kg
$ 750.00 / kg
$ 9.79 / kg
Consumo anual de
36,854.58 kg
7,362.68 kg
3,681.34 kg
1,227.11 kg
7,362.68 kg
1,840.67 kg
Consumo específico
anual de
6x10
-3
kg/m
3
1.2x10
-3
kg/m
3
6x10
-4
kg/m
3
2x10
-4
kg/m
3
1.2x10
-3
kg/m
3
3x10
-4
kg/m
3
Total anual
$ 1 060,806.00
$10 307,752.00
$2 761,004.00
$1 717,958.00
$ 5 522,008.00
$ 18,020.15
Gran total anual
$ 1 060,806.00
$13 068,756.00
$7 257,986.15
Consumo anual de agua de enfriamiento: 6135,564 m
3
TABLA IV.
COMPARACIÓN DE COSTOS ENTRE EL USO DE CLORO Y EL USO DE LAS RELACIONES DE CONCENTRACIÓN
ÓPTIMAS DE PLATA/COBRE/CLORO EN AGUA DE ENFRIAMIENTO (TORRE #4) DE LA CTEVM
TECNOLOGÍA ALTERNATIVA PARA TRATAMIENTO DE AGUAS DE ENFRIAMIENTO
129
es solamente una aproximación y debería tomarse con
cautela. Efectivamente, una evaluación económica de-
bería de calcularse una vez que se hayan realizado un
conjunto de pruebas, con el biocida aquí propuesto, en
una planta termoeléctrica. De esta forma se incluirían
fenómenos que no pueden reproducirse en el laboratorio,
por ejemplo: 1. La adsorción (o absorción) de los iones
en el material del sistema de enfriamiento; 2. El tiempo
de contacto efectivo entre el biocida y la carga bacteriana,
3. El tiempo de residencia promedio para los iones plata
y cobre en el sistema de enfriamiento y sus concentra-
ciones en el efluente. 4. El impacto ambiental y el riesgo
del personal en el manejo de cloro. En general, las nue-
vas tecnologías son, al principio, más caras que la tecno-
logía que se pretende sustituir y conforme aumenta la
cantidad de usuarios de una tecnología cara el precio
también disminuye. Por otro lado, muchas de las pregun-
tas que actualmente están abiertas en este enfoque pro-
puesto, podrían inclinar la balanza en una u otra direc-
ción al ser respondidas con evidencias experimentales.
Por ejemplo, está documentado (Woodward 1963,
Thurman y Gerba 1989) que los iones plata se adsorben
a las superficies del recipiente que los contiene, propor-
cionando un efecto germicida continuo, aún después de
interrumpir la adición de iones plata al sistema acuoso. Si
este comportamiento se observa en un sistema de en-
friamiento real, los costos seguramente bajarán. Algo si-
milar pasaría si se logra abatir el riesgo en el manejo del
cloro y su impacto ambiental.
DISCUSIÓN
La población bacteriana en los sistemas de enfria-
miento abiertos con recirculación puede exceder a un
millón de ufc/ml. Los niveles de la población bacteriana
que se deberían alcanzar con los tratamientos conven-
cionales se encuentran en el orden de miles de ufc/ml.
Cuando la población bacteriana alcanza o excede a
500,000 ufc/ml existe el riesgo de un crecimiento de
legionela. Altos niveles de bacterias pueden también au-
mentar el riesgo del desarrollo de corrosión influida
microbiológicamente y favorecer la formación de la
biopelícula sobre las superficies húmedas. Se ha obser-
vado que la biopelícula puede proteger a las capas inter-
nas de la misma de la acción del biocida aplicado. Bajo
estas circunstancias, el nivel de oxígeno de las capas in-
teriores es deficiente promoviendo el crecimiento de bac-
terias anaerobias incluyendo a las bacterias sulfato
reductoras y a las bacterias que metabolizan el hierro
(IRB). Las bacterias sulfato reductoras producen ácido
al reducir a los sulfatos, las bacterias relacionadas con el
hierro pueden literalmente consumirlo del sistema para
cubrir la demanda de las necesidades de su metabolismo
y de esta forma estos dos tipos de bacterias pueden oca-
sionar grandes estragos por corrosión. Las bacterias tie-
nen la capacidad de desarrollar resistencia a la acción
destructora de los biocidas por medio de la producción
de enzimas, cambios en la estructura interna de la célula,
cambios en la permeabilidad de la membrana y cambios
en la composición de la pared celular así como mutacio-
nes y transferencia genética. Con base en las caracterís-
ticas de “aprendizaje” de las bacterias es recomendable
la rotación de biocidas.
La acción biocida de la plata y sus relaciones con el
cobre mostraron principalmente un apreciable impacto
sobre las bacterias coliformes, las bacterias relacionadas
con hierro, las bacterias sulfato reductoras y las bacte-
rias formadoras de biopelículas. La concentración de 0.3
mg L
-1
-
de cloro combinada con 0.2 mg L
-1
de plata y 1.2
mg L
-1
de cobre es una buena alternativa para disminuir
apreciablemente el consumo de cloro en los sistemas de
enfriamiento empleando concentraciones de plata y co-
bre relativamente bajas. Esta relación de concentracio-
nes logró alcanzar un abatimiento de las bacterias IRB y
SRB mostrando que el tratamiento fue muy efectivo con
99 % de control excepto por las bacterias aerobias. El
cloro por sí sólo, 1 y 3 mg L
-1
logra abatir a algunas de las
bacterias IRB y SRB y es más efectivo para las IRB.
Asimismo, disminuye a las bacterias coliformes fecales
por debajo de los niveles que la Norma Oficial Mexicana
recomienda.
Las relaciones de concentración de 1.2 mg L
-1
plata/
0.6 mg L
-1
cobre y 0.2 mg L
-1
plata/1.2 mg L
-1
cobre/0.3
mg L
-1
cloro ofrecieron un tratamiento muy efectivo re-
sultando en una buena alternativa con un mínimo impac-
to ambiental para sustituir al cloro o disminuir su uso en
aguas de sistemas de enfriamiento a nivel laboratorio.
Estos sistemas lograron abatir a las poblaciones bacte-
rianas promotoras de la corrosión influida microbioló-
gicamente y del ensuciamiento biológico a niveles de 1000
ufc/mL y menores compitiendo con los tratamientos de
aguas de enfriamiento convencionales. Asimismo, la ca-
pacidad de adherencia de las biopelículas sobre las su-
perficies del sistema de enfriamiento es seriamente afec-
tada debido a que la plata se adsorbe a la superficie que
la contiene y continúa su efecto bactericida (Thurman y
Gerba 1989). Adicionalmente, las bacterias coliformes
son reducidas por debajo de los niveles aceptados por la
Norma Oficial Mexicana. Este nuevo enfoque tecnoló-
gico podría competir, en el control bacteriológico, con el
cloro y los agentes biostáticos, ya que presenta proble-
mas ambientales menores.
AGRADECIMIENTOS
Los autores agradecen al Consejo Nacional de Cien-
cia y Tecnología el apoyo otorgado para la realización de
este trabajo de investigación.
S. Silva Martínez
et al.
130
REFERENCIAS
Bard A. J. y Faulkner L. R. (1980).
Electrochemical Methods.
Fundamentals and Applications
. Wiley, Nueva York, 19 p.
BART
™ (2000)
Chang
S.L. (1970). Modern concept of disinfection. Proc. Natl.
Special Conf. Disinfection, American Society of Civil Engi-
neers, Nueva York, 635 p.
Cloclasure R. (2001). Managing microbiological fouling
potentials with a non-oxidizing biocide tablet in cooling
tower systems. 62
nd
International Water Conference. Paper
12, October 21-25, Pittsburgh.
Court A. W., Grant D. y Callery A. G. (2000). Dosing liquid
disinfection chemicals under vaccum: experiences from
within the UK and USA water industry. 61
st
International
Water Conference. Paper 13, October 22-26, Pittsburgh.
Domek M.J., LeChevallier M.W., Cameron S.C. y McFeters G.A.
(1984). Evidence for the role of copper in the injury process
of coliform bacteria in drinking water. Appl. Environ.
Microbiol.
48
, 289-293.
Domek M.J., Robbins J.E., Anderson M.E. y McFeters G.A.
(1987). Metabolism of
Escherichia coli
injured by copper.
Canad. J. Microbiol.
33
, 57-62.
Gump D. J. (2001). Utilization of ultraviolet disinfection systems
in industrial process. 62
nd
International Water Conference.
Paper 13, October 21-25, Pittsburgh.
HACH Company. (1997).
Water analysis handbook
, Loveland
Colorado, 379 p y 1111 p.
IDEXX (2000). Quanti-Tray/2000. INDEXX Laboratories, INC.
US Patent Numbers 4.925,789; 5,429,933; 5,518892.
Jones R., Echols J. F., Freeman T. y Long M. (2000). Eliminating
oxidizing biocides from condenser cooling water systems.
61
st
International Water Conference. Paper 10, October 22-
26, Pittsburgh.
Just J. y Szniolis A. (1936). Germicidal properties of silver in
water. J. Am. Water Works Assoc.
28
, 492.
Kelsey R., Koontz D. y Wang W. (2001). An innovative
andalternative method for cooling water treatment. 62
nd
International Water Conference. Paper 55, October 21-25,
Pittsburgh.
Kutz S. M., Landeen L. K., Yahya M.T. y Gerba Ch.P. (1988).
Microbiological evaluation of copper: silver disinfection
units. Procedings of the Conference on Progress in Clinical
Disinfection. State University of
New York, Bighamton,
Nueva York, pp. 351-357.
Landeen L.K., Yahya M.T. y Gerba Ch.P. (1989a). Efficacy of
copper and silver ions and reduced levels of free chlorine
in inactivation of
Legionella pneumophilia
. Appl. Environ.
Microbiol.
55
, 3045-3049.
Landeen L. K., Yahya M. T. y Kutz S. M. (1989b). Microbiologi-
cal evaluation of copper: silver disinfection of units for use
in swimming pools. Water. Sci. Tech.
21
, 267-270.
LeChevallier M. W. (1990). Coliform regrowth in drinking water:
a review. J. Amer. Water Works Assoc
. 82
, 74 -80.
Lutey R. (2000) Microbiological control in process water
systems: an overview. 61
st
International Water Conference.
Paper 1, October 22-26, Pittsburgh.
McCall E., Stout J. E. y Yu L.V. (1999). Efficacy of biocides
against biofilm-associated
Legionella
in a Model System.
60
th
International Water Conference. Paper 19, October 18-
20, Pittsburgh.
Martínez M. E. (2002). Tratamiento de agua industrial mediante
la técnica de ionización: una alternativa para sustituir el
uso del cloro. Tesis de Maestría, Facultad de Ingeniería,
UNAM (en preparación).
Normas Oficiales Mexicanas para la Protección Ambiental.
Norma Oficial NOM-001-ECOL-1996 y NOM-003-ECOL-
1997.
Opheim D. (2001). Biological control in cooling towers treated
with pulsed-power systems. 62
nd
International Water
Conference. Paper 13, October 21-25, Pittsburgh.
Park G. A. (1976). Adsorption in the marine environment. En:
Chemical Ocean
(J.P. Riley y G. Skirrow, Eds.). Vol. 1, Aca-
demic Press, Nueva York, 241p.
Rajeshwar K. e Ibañez J. (1997). Environmental electrochemis-
try-fundamentals and applications in pollution abatement.
Academic Press, San Diego.
Richards R. M. E. (1981). Antimicrobial action of silver nitrate.
Microbios
31
, 83 -91.
Silva M. S. y Álvarez G. A. (2001a). Cooling water bacteria disin-
fection by using electrolytically generated silver and copper
ions. Proceedings of the 62
nd
International Water Confe-
rence. Paper 53. October 21-25, Pittsburgh.
Silva M. S. y Álvarez G. A. (2001b). Estudio de una alternativa
novedosa para sustitución del uso del cloro en sistemas de
enfriamiento.
Reporte final. IIE/44/11727/I001/F.
Silva M. S. y Álvarez G. A. (2001c). Estudio de una alternativa
novedosa para sustitución del uso del cloro en sistemas de
enfriamiento.
Reporte Anual IIE/44/11727/I001/P.
Sletten O. (1974). Halogen and their role in disinfection. J. Am.
Water Works Assoc., December, pp. 690-697.
Southampton Electrochemistry Group (1993)
(1993).
Instru-
mental methods in electrochemistry
. University of
Southampton, Ellis Horwood, Inglaterra, 18 p.
Thurman R.B. y Gerba Ch. P. (1989). The molecular mechanisms
of copper and silver ion disinfection of bacteria and viruses.
Crit. Rev. Environ. Contr.
18
, 295-315.
Tilton R.C. y Rosenberg B. (1978). Reversal of the silver inhibi-
tion of microorganisms by agar. Appl. Environ. Microbiol.
35
, 1116-1120.
White C. (1992).
Handbook of chlorination and alterna-
tive disinfectants
. Van Nostrand Reinhold, Nueva York,
3a. ed.
Woodward R. L. (1963). Review of the bactericidal effective-
ness of silver. J. Am. Water Works Assoc.
7
, 881-886.
Yahya M.T., Landeen L.K., Messina M.C., Kutz S. M., Schulze
R. y Gerba Ch.P. (1990). Disinfection of bacteria in water
systems by using electrolytically generated copper:silver
and reduced levels of free chlorine. Canad. J. Microbiol.
36
, 109-116.
logo_pie_uaemex.mx