Artículo en PDF
Cómo citar el artículo
Número completo
Más información del artículo
Página de la revista en redalyc.org
Sistema de Información Científica
Red de Revistas Científicas de América Latina y el Caribe, España y Portugal
ÍNDICES DE INTENSIDAD DE CONTAMINACIÓN ATMOSFÉRICA: UNA APLICACIÓN PARA EL
ÁREA METROPOLITANA DE MONTERREY, NUEVO LEÓN, MÉXICO
Ramón GUAJARDO QUIROGA y Javier ARRAMBIDE OLVERA
Facultad de Economía, Universidad Autónoma de Nuevo León. Loma Redonda 1515 Pte., Col. Loma Larga, Monterrey
64710 Nuevo León, México. Correo electrónico: rguajard@ccr.dsi.uanl.mx
(Recibido marzo 2002, aceptado noviembre 2002)
Palabras clave: regulación ambiental, análisis de insumo-producto, contaminación directa, contaminación indirecta, con-
taminación inducida
RESUMEN
En este estudio se estiman índices de intensidad de generación para seis contaminantes del aire:
partículas suspendidas totales (PST), dióxido de azufre (SO
2
), monóxido de carbono (CO), óxi-
dos de nitrógeno (NOx), hidrocarburos (HC) y plomo (Pb) para el área metropolitana de Monterrey,
Nuevo León, México. Estos índices relacionan la contaminación total generada (directa, indirec-
ta e inducida) por millón de pesos de producto para los diversos sectores de la economía del
estado de Nuevo León. Se construyó un modelo de insumo-producto que incorpora la interde-
pendencia de la estructura económica y la generación de contaminación. Los resultados indican
que los índices de intensidad de generación de contaminación derivados de los modelos de
insumo-producto son una herramienta útil en la cuantificación del impacto de políticas ambien-
tales reguladoras sobre los sectores económicos, tales como estándares y cargos por contami-
nar, así como el impacto de metas económicas sobre la generación de contaminación.
Keywords: environmental regulation, input-output analysis, direct pollution, indirect pollution, induced pollution
ABSTRACT
This study estimates pollution generation intensity indexes for six air pollutants: total sus-
pended particles (TSP), sulfur dioxide (SO
2
), carbon monoxide (CO), nitrogen oxides (NOx),
hydrocarbons (HC), and lead (Pb) for the metropolitan area of Monterrey, Nuevo Leon, Mexico.
These indexes link up total pollution (direct, indirect, and induced) per every product million of
pesos in all economic sectors in Nuevo Leon. An input-output model that incorporating the
interdependence between the economic structure and pollution generation was created. The
results show that intensity indexes for pollution generation derived from input-output models
are a useful tool to assess the impact of environmental regulation policies on the economicsectors,
such as emission standards and pollution fines, as well as the impact of economic targets on air
pollution generation
Rev. Int. Contam. Ambient.
18
(4) 179-189, 2002
INTRODUCCIÓN
El problema de la contaminación atmosférica es un
elemento cada vez más importante en la planeación eco-
nómica. A través de un modelo económico que incorpora
factores ambientales es posible considerar la contamina-
ción de una manera explícita y racional en los procesos
de planeación económica y en el diseño de políticas y
programas que permitan regularla. La introducción de
enlaces de los contaminantes y aspectos económicos de
la producción permite la consideración de implicaciones
de la demanda por protección ambiental. Los intercam-
R. Guajardo Quiroga y J. Arrambide Olvera
180
bios de la contaminación y de los factores económicos
que están presentes pero que no son obvios pueden ser
capturados e incluidos en los costos de limpiar o proteger
el ambiente, con una base más amplia del conocimiento
del problema.
En México, el establecimiento de políticas ambienta-
les y en particular las relacionadas con calidad del aire
basadas en la administración de recursos ambientales son
obstaculizadas por la escasez de conocimientos acerca
de la relación entre el ambiente y los aspectos económi-
cos. En particular, no se cuenta con las herramientas re-
queridas para la estimación y la evaluación del impacto
de políticas reguladoras tales como estándares, cargos
por emisiones, etc., sobre la actividad económica o el
impacto de las metas económicas sobre la generación de
contaminantes atmosféricos.
La cuantificación de las relaciones entre la genera-
ción de contaminantes atmosféricos y la actividad eco-
nómica es fundamental para el diseño y la aplicación de
políticas eficientes. Se debe reconocer que es importan-
te estimar los costos verdaderos de limpiar el ambiente y
de buscar la aplicación de metodologías que aumenten
las posibilidades de lograrlo, dado que éstos y las
implicaciones verdaderas de limpiar el ambiente y de la
aplicación de políticas reguladoras depende en gran me-
dida de cómo se estiman estos costos.
El propósito de este trabajo es construir índices de
intensidad de contaminación que midan la cantidad total
de emisiones por millón de pesos de producto, para los
sectores productivos de la economía del estado de Nue-
vo León y aplicarlos para el área metropolitana de
Monterrey, Nuevo León, México (AMM)
.
1
Estos índi-
ces incluyen no sólo los impactos directos sino también
los indirectos y los inducidos derivados del crecimiento
económico. Por lo tanto, éstos proveen una estimación
mejorada de los contaminantes que se generan en una
región. Se estudian 6 contaminantes del aire: partículas
suspendidas totales (PST), dióxido de azufre (SO2),
monóxido de carbono (CO), óxidos de nitrógeno (NOx),
hidrocarburos (HC) y plomo (Pb).
Para lograr lo anterior, se construye un modelo de
insumo-producto que es extendido para estimar las rela-
ciones e interdependencia de la estructura económica y
de la generación de contaminación del aire; de esta ma-
nera, es posible aclarar simultáneamente las percepcio-
nes intuitivas de cómo interactúan las actividades econó-
micas y la generación de contaminantes. Una ventaja de
esta metodología consiste en que permite estimar los
impactos totales en la producción de contaminantes en
contraposición a la práctica común de estimación de im-
pactos en la contaminación basada en los coeficientes
directos, que sólo incluye los impactos parciales.
La metodología de insumo-producto es particularmen-
te relevante cuando se consideran los enlaces sectoria-
les y la contaminación ambiental, dado que cualquier ac-
ción orientada a combatir la contaminación debe tomar
en consideración sus efectos y costos no sólo en el sec-
tor bajo consideración, sino en todos los sectores relacio-
nados de la economía. Similarmente, en los estudios orien-
tados a valorar los beneficios y los costos de reducción
de la contaminación, puede ser de particular importancia
contabilizar no sólo la contaminación que de manera di-
recta genera o deja de generar un sector, sino también la
que se produce o se deja de producir en otros sectores
de manera indirecta e inducida; estas últimas pueden ser
más relevantes que la primera.
De la combinación de datos en unidades físicas de
contaminación y la tabla de insumo-producto en térmi-
nos monetarios, es posible obtener una herramienta con-
sistente, sistemática y precisa para la construcción de
índices de intensidad de la contaminación y de esta ma-
nera cuantificar el impacto de cambios en las variables
económicas sobre la contaminación ambiental. El índice
y por lo tanto los impactos son separados en efectos di-
rectos, indirectos e inducidos y cuantifican la contribu-
ción sectorial a la generación de contaminantes.
El resto del artículo es organizado de la manera si-
guiente: la segunda sección presenta antecedentes rele-
vantes del área de estudio. La tercera sección revisa de
manera concisa la metodología de insumo-producto y la
construcción de los índices de intensidad de contamina-
ción atmosférica. La cuarta sección expone la construc-
ción del modelo de insumo-producto con énfasis en la
contaminación atmosférica para el estado de Nuevo León.
En la quinta se presentan los resultados. Finalmente, en
la sexta se remarcan las conclusiones más relevantes.
ANTECEDENTES
La contaminación ambiental en México ha alcanzado
niveles insospechados generando en algunos casos pre-
ocupación alarmante. Particularmente, en las áreas más
pobladas e industrializadas del país, tales como las me-
tropolitanas de la ciudades de México (D.F.), Guadalajara
(Jalisco) y Monterrey (Nuevo León), el crecimiento per-
sistente de la contaminación es una de las mayores pre-
ocupaciones.
Este estudio está enfocado al AMM del estado de
Nuevo León, ubicado en el Noreste de México. Este es-
tado está caracterizado por su desarrollo industrial, así
como por su ingreso percápita por arriba de la media
1
El AMM está integrada por los siguientes municipios: Apodaca, Cadereyta Jiménez, Escobedo, García, Guadalupe, Juárez, Monterrey, San
Nicolás de los Garza, San Pedro Garza García y Santa Catarina
ÍNDICES DE INTENSIDAD DE CONTAMINACIÓN ATMOSFÉRICA
181
nacional. El 85 % de la población del estado se localiza
en el AMM, que es una zona conurbada de 10 munici-
pios
1
que albergan a una población de más de 3.3 millones
de habitantes.
2
El dinamismo económico del estado tiene su origen,
principalmente, a partir de la década de los cuarenta;
convirtiéndolo en un importante polo de crecimiento eco-
nómico del país. Sin embargo, a la par con este creci-
miento, la contaminación de la cuenca atmosférica del
AMM ha surgido como uno de los problemas prioritarios
de esta región.
El nivel actual de contaminación del Estado tiene su
origen en diversas causas, entre ellas se señalan la im-
plantación de políticas de fomento industrial basadas en
precios subsidiados de energéticos, agua, basura, trans-
porte, etc. Por ejemplo: la aplicación de subsidios a las
tarifas eléctricas promovió el alto consumo de energía y
redujo los incentivos para la utilización de tecnologías
ahorradoras de energía. Similarmente, la deficiencias del
transporte colectivo y las regularizaciones de autos usa-
dos provenientes de los EUA facilitaron el crecimiento
acelerado del parque vehicular.
El crecimiento urbano de Nuevo León ocurrido en la
segunda parte del siglo XX se señala también como res-
ponsable del incremento en la contaminación. Este pro-
ceso de crecimiento urbano se mantiene en la actualidad
haciendo cada vez más agudos los problemas de trans-
porte urbano, incrementando el consumo de combusti-
bles y consecuentemente agravando los problemas de
contaminación atmosférica. Aunado a lo anterior, el AMM
no está favorecida geográficamente para eliminar la con-
taminación ya que está rodeada de cerros que dificultan
la dispersión del aire contaminado.
MATERIALES Y MÉTODOS
Los modelos de insumo-producto son herramientas
para la simulación y la predicción económica. El modelo
es una representación simple del equilibrio general que
contabiliza los enlaces o cadenas productivas entre los
sectores de la economía, provee una representación con-
cisa del flujo de bienes entre los sectores y además, per-
mite la estimación de los efectos de cambios en ciertas
variables sobre otras.
3
Esta metodología describe la in-
terdependencia de la economía, dado un determinado ni-
vel de consumo y producción; tradicionalmente es utili-
zada para la cuantificación y el análisis de
las relaciones
intersectoriales en la producción y consumo de bienes
económicos que son intercambiados por medio del mer-
cado; sin embargo es posible utilizarla para cuantificar y
analizar las relaciones económicas intersectoriales en la
generación de contaminación. Igualmente, el uso de esta
técnica provee información importante en el diseño de
políticas ambientales (Fankhauser y McCoy 1995, Casler
y Blair 1997, Frickman 2000, Machado 2000).
Esta metodología supone que todos los sectores man-
tienen una proporción constante en el mercado de cada
producto; que los insumos que se utilizan en la elabora-
ción de un producto están relacionados con la produc-
ción industrial por una función de producción de coefi-
ciente lineal y fijo (al menos a corto plazo); que los pro-
cesos de producción de estos sectores son tecnológica-
mente interdependientes y caracterizados por una rela-
ción lineal entre la cantidad de insumos requeridos y el
producto final de cada sector. Por lo tanto, las relaciones
de insumo-producto se transforman en relaciones técni-
cas y cada columna de la matriz de coeficientes repre-
senta una técnica de producción.
La interdependencia capturada por este modelo se
debe principalmente al hecho de que cada industria em-
plea productos de otras industrias como materia prima;
además de que los sectores de demanda final compran
los productos de cada industria como bienes de consumo
final. De esta manera se puede visualizar la interrelación
de los diversos sectores productivos y los impactos di-
rectos, indirectos e inducidos sobre algunas variables
económicas (producto, ingreso, empleo, contaminantes,
etc.) de un incremento o una reducción en la demanda
final o en el tamaño de una industria (Miller y Blair 1985).
Un modelo de insumo-producto en su forma más sim-
ple consiste en un sistema de ecuaciones lineales, en el
que cada ecuación describe la distribución del producto
a través de la economía. Las relaciones pueden ser ex-
presadas en notación matricial tal que,
X
= AX +Y
(1)
Donde
X es un vector de productos a nivel sector,
A es una matriz cuadrada de coeficientes técnicos (di-
rectos) de insumo-producto,
Y es un vector de demanda final de producto a nivel sec-
tor.
Dado que los valores de los coeficientes técnicos son
conocidos y el nivel de demanda final es también conoci-
do o supuesto, la solución (los niveles de producto del
vector X) de la ecuación (1) depende de la no-singulari-
dad de la matriz A, de la siguiente manera,
X = AX +Y
X – AX = Y
[I – A]X = Y
X = [I – A]
–1
Y
2
XII Censo General de Población y Vivienda 2000
3
Un tratamiento completo de los modelos insumo–producto se encuentra en Miller y Blair (1985) y en Naciones Unidas (1999)
R. Guajardo Quiroga y J. Arrambide Olvera
182
La matriz [I–A]
–1
es comúnmente conocida como la
inversa de Leontief o matriz de interdependencia. Cada
elemento de esta matriz representa la cantidad de pro-
ducto directo e indirecto del sector
i
requerido para satis-
facer los requerimientos de la demanda final de una uni-
dad del sector
j
. Esta matriz puede ser usada para saber
la respuesta de cambios en la demanda del producto de
un sector que impacta en la producción de otros sectores.
Cálculo de los multiplicadores de insumo-producto
Los multiplicadores del producto se obtienen de la
suma de columnas de la matriz [I – A]
–1
. El multiplicador
del producto para el sector
j
contabiliza el valor total en
la producción de todos los sectores de la economía que
es necesario para satisfacer el valor de una unidad mo-
netaria (peso, dólar, etc.) de demanda final por el pro-
ducto del sector
j
y proveen una medida del grado de
integración e interdependencia entre los sectores de la
economía.
4
Frecuentemente se calculan dos tipos de mul-
tiplicadores del producto, 1 y 2. Los primeros se obtienen
de los elementos de la inversa de Leontief para un mode-
lo abierto con respecto al consumo de las familias. Esto
es, el consumo de las familias es una variable exógena
de [I – A]
–1
. Los multiplicadores llamados tipo 2 se ob-
tienen del modelo cerrado respecto al consumo de las
familias. El vector de consumo de las familias es una
variable endógena de [I – A]
–1
(Miller y Blair 1985, Na-
ciones Unidas 1999).
Los multiplicadores tipo 1 capturan los efectos direc-
tos e indirectos de un cambio exógeno en la demanda
final. Los efectos indirectos resultan de la vinculación
regresiva interindustrial.
5
Los multiplicadores tipo 2 cap-
turan además de los efectos directos e indirectos, el in-
ducido derivado de los gastos de los ingresos obtenidos a
través del pago por los servicios de trabajo (Naciones
Unidas 1999).
6
Cálculo de índices de intensidad de contaminación
La metodología de insumo producto ha sido extendida
para cuantificar la generación y el abatimiento asociada
con la actividad interindustrial. El principal aspecto que
debe ser resuelto en modelos ambientales de este tipo es
encontrar las unidades de medida apropiadas para cada
caso de los elementos ambientales considerados, por
ejemplo, en unidades monetarias, unidades físicas o una
combinación de ambas.
En este estudio se sigue la técnica de los modelos de
insumo-producto generalizados. Éstos, en una de sus va-
riantes, consisten en aumentar la matriz de coeficientes
técnicos con hileras y columnas que representan la ge-
neración y el abatimiento de contaminantes por los sec-
tores de la economía. Los coeficientes técnicos de con-
taminación representan la cantidad de contaminante tipo
k
, por ejemplo, plomo o dióxido de azufre, que se genera
por unidad monetaria, dólar o peso, de valor del producto
del sector
j
. Se supone que los coeficientes de contami-
nación varían linealmente con la generación de produc-
to; de aquí, los niveles de contaminación asociados con
el nivel de producto de los diversos sectores de la econo-
mía puede ser representado utilizando el modelo de
Leontief, en donde
v
representa la matriz de coeficientes
de contaminación y
v*
es el vector de niveles de conta-
minación como función de la demanda final de la econo-
mía; esto es, la contaminación total de cada contaminan-
te generado en la economía de manera directa, indirecta
e inducida para satisfacer esa demanda final:
v*
= [
v
(I – A)]
–1
Y
El resultado de las operaciones de los elementos en-
tre los paréntesis rectangulares es una matriz de coefi-
cientes de impacto total o índices de intensidad de conta-
minación; de aquí, cada elemento de esta matriz refleja
el impacto total en contaminación generado por dólar de
producto requerido para satisfacer la demanda final de
la economía.
7
Estos índices cuantifican el cambio total
en un contaminante del aire (en toneladas) para cada
industria debido al cambio de una unidad (millón de pe-
sos) en el producto total de la economía.
Construcción del modelo de insumo-producto con
énfasis en la contaminación atmosférica
La construcción periódica de matrices de insumo–
producto con técnicas de investigación directa es costo-
sa en términos de tiempo, recursos e información. Por
las razones señaladas, se hace conveniente la aplicación
de métodos de investigación no-directa o la combinación
de ambos (modelos híbridos) para estimarlas (Babcock
1993, Braschler y Devino 1993). En este estudio se com-
binan datos obtenidos directamente con otros publicados
por organizaciones oficiales.
El proceso de construcción del modelo de insumo-
4
En este estudio no se incluyen los multiplicadores del ingreso y del empleo
5
Incrementos en la demanda del producto j de un sector j requerirá de incrementos de aquellos productos de otros sectores que son utilizados como
insumos en la producción adicional del producto j “backward linkages”
6
El efecto inducido refleja el hecho de que productos adicionales serán requeridos para satisfacer el gasto anticipado de los consumidores resultante
del incremento en el ingreso
7
Los índices de intensidad de contaminación pueden también ser considerados como multiplicadores de la contaminación
ÍNDICES DE INTENSIDAD DE CONTAMINACIÓN ATMOSFÉRICA
183
producto del estado de Nuevo León con énfasis en la
contaminación atmosférica incluye tres etapas: la prime-
ra corresponde a la actualización de la matriz insumo-
producto para México. En la segunda etapa se efectúa
la regionalización de la matriz mencionada para obtener
la de insumo-producto para el estado de Nuevo León.
Finalmente, en la tercera se incorporan los coeficientes
técnicos de 6 contaminantes: partículas suspendidas to-
tales, plomo, hidrocarburos, monóxido de carbono, óxi-
dos de nitrógeno y el dióxido de azufre.
El modelo incluye 17 sectores de demanda interna, 4
sectores de demanda final y 4 sectores de pagos finales.
Los sectores de demanda interna son agricultura, mine-
ría, alimentos, textiles, madera, papel, agentes químicos,
minerales no metálicos, metálicos, maquinaria y equipo,
otras industrias metálicas, construcción, electricidad, gas
y agua, comercio, transporte, bancos y servicios. Los sec-
tores de demanda final se componen de: consumo de las
familias, consumo del gobierno, exportaciones y forma-
ción bruta de capital y los sectores de pagos finales por:
salarios y otros ingresos de las familias, excedente bruto
de explotación, impuestos e importaciones.
En este estudio se parte del modelo nacional de
insumo-producto, el cual fue actualizado para cambios
en los precios y en la tecnología de 1987 a 1998.
8
En la
actualización se utilizó un programa computacional ba-
sado en las metodologías que combina el método de Henry
con el de McMenamin y Haring (1974). Estos procedi-
mientos permiten realizar ajustes por cambios en precios
relativos y de esta manera reducir substancialmente los
problemas de cambio tecnológico en la actualización de
matrices (Miller y Blair 1985). La información sobre de-
manda final de los sectores económicos para 1998 se
obtuvo de las cuentas nacionales para el ingreso y el pro-
ducto nacional publicadas por el Instituto Nacional de
Estadística, Geografía e Informática (INEGI) y el Ban-
co de México (BANXICO).
La matriz regional de insumo-producto para Nuevo
León se generó a partir de la matriz nacional actualizada
para 1998. La regionalización se efectuó bajo el procedi-
miento
Location Quotients
que compara la importancia
relativa de una industria en una región con respecto a la
nación (Guajardo y García 2001).
9
Este método es rela-
tivamente menos demandante de datos y puede ser apli-
cado con datos de las cuentas nacionales publicadas por
INEGI en los que se incluye el producto interno bruto
por entidad federativa y en el ámbito nacional y es repor-
tado como satisfactoriamente preciso. Por ejemplo,
Cartewright, Beemiller y Gustley citados por Braschler
y Devino (1993) encontraron que el procedimiento de
“Location Quotiens”
resultó en multiplicadores entre 5
y 10 % mayores que los esperados de modelos obtenidos
con muestreo directo.
RESULTADOS
Esta sección se centra en la presentación de los co-
eficientes técnicos ambientales y de los índices de inten-
sidad de la contaminación atmosférica estimados para
los seis contaminantes mencionados: partículas suspen-
didas totales, plomo, hidrocarburos, monóxido de carbo-
no, óxidos de nitrógeno y el dióxido de azufre. Se inclu-
yen los índices directos, indirectos, inducidos y totales.
Coeficientes técnicos ambientales
Los coeficientes técnicos de los contaminantes indi-
can la cantidad de cada contaminante emitida por unidad
de producción en cada sector de la economía, en este
caso la del estado de Nuevo León. En la
tabla I
se pre-
sentan los coeficientes técnicos ambientales estimados
para el estado de Nuevo León para el año de 1998.
10
Éstos se obtuvieron haciendo una proyección de los da-
tos publicados por la Subsecretaría de Ecología del Esta-
do de Nuevo León, SEMARNAP y Secretaría de Salud,
(1997) y actualizados proporcionalmente con el creci-
miento del producto interno bruto sectorial del estado de
Nuevo León. La información sobre emisiones se refiere
sólo a emisiones antropogénicas y la mayor parte de ésta
a emisiones industriales.
Índices de intensidad producto-ambientales
Los índices de intensidad de generación de conta-
minantes relacionan la cantidad total de contaminantes
generados en unidades físicas por cada millón de pesos
de demanda adicional de cada sector de la economía.
Estos se componen de la suma de los efectos directos,
indirectos e inducidos. Por ejemplo: los primeros expre-
san la contaminación que de manera directa genera un
sector
j
por cada millón de pesos de producto. Los indi-
rectos expresan la contaminación generada en otros sec-
tores como resultado de incrementos en la demanda de
este sector
j
en aquellos sectores cuyos productos son
usados como insumos en el sector
j
. Finalmente, los in-
ducidos reflejan el incremento en la contaminación re-
sultante de incrementos en la demanda de productos por
el sector familias del sector
j
.
En particular, el índice de intensidad producto-ambien-
8
La actualización a 1987 se encuentra en Guajardo-Quiroga (1990)
9
Una presentación detallada de la metodología de “Location Quotients” se encuentra en Miller y Blair op. cit.
10
La generación de contaminantes por cada millón de pesos de producto interno bruto de los 17 sectores en que es desagregada la economía del
estado de Nuevo León
R. Guajardo Quiroga y J. Arrambide Olvera
184
tal refleja el cambio total (la suma de los efectos direc-
tos, indirectos e inducidos) en la generación de un conta-
minante (en toneladas) para cada industria o sector debi-
do al cambio de una unidad (millón pesos) en el producto
total de un sector. En las
tablas II
a
VII
se presentan
los efectos producto-ambientales directos, indirectos, in-
ducidos y totales para los 6 contaminantes considerados,
para cada sector de la economía del estado de Nuevo
León.
Partículas suspendidas totales
En la
tabla II
se muestra los índices producto-am-
Sector*
PST
SO
2
CO
NOX
HC
Pb
2
1
30.11396
0
0
4.4829E-04
0.13338
0
2
46.84672
0
0
4.1494E-03
1.23455
0
3
1.25557
3.0224E-03
5.0373E-03
1.1929E-02
8.0911E-02
0
4
3.79865
0
0
0
0.1267
0
5
15.71125
0.33534
3.7693E-02
0.20907
0.52709
0
6
3.26912
0
0
3.6653E-04
0.10905
0
7
1.05895
0.14475
3.3804E-02
4.1657E-02
0.1876
0
8
3.64157
1.07554
1.8905E-02
0.2708
4.6235E-02
0
9
1.38571
1.162E-03
5.1016E-02
2.175E-02
6.6608E-02
0
10
0.27183
3.2325E-05
5.075E-03
2.141E-03
1.5183E-02
0
11
6.30252
2.6039E-04
1.302E-03
5.6521E-03
0.47706
0
12
11.29793
0
0
1.6141E-04
4.8022E-02
0
13
3.4713
0.48742
8.4362E-02
1.62399
0.12172
0
14
0.41907
0
0
4.6986E-05
0.11216
0
15
0.65615
5.3866E-02
19.73297
0.74769
1.98409
2.5308E-03
16
0.5256
0
0
5.893E-05
1.7533E-02
0
17
0.30277
0
0
3.3947E-05
0.11724
0
*El sector 1 es agricultura, el 2 es minería y así sucesivamente de acuerdo con el orden presentado en la sección 4.1
1
Los datos de esta tabla provienen del inventario de emisiones publicado por el Programa de Administración de la
Calidad de Aire del Área Metropolitana de Monterrey 1997-2000 y fueron actualizados utilizando una relación
simple entre PIB y generación de contaminación
2
La Subsecretaría de Ecología del estado de Nuevo León, la Secretaría del Medio Ambiente, Recursos Naturales y
Pesca y la Secretaría de Salud sólo estiman la generación de plomo para el sector transporte, por lo que los resultados
de este estudio pudiesen subestimar la existencia de plomo en el aire
TABLA I.
TONELADAS DE CONTAMINACIÓN POR MILLÓN DE PESOS DE PRODUCTO EN EL ESTADO
DE NUEVO LEÓN EN 1998
1
Sector
Directo
Indirecto
Inducido
Total
1
Agricultura
30.11396
0.85977
0.28224
31.25597
Minería
46.84672
0.34468
0.2663
47.4577
Alimentos
1.25557
1.46561
0.14751
2.8687
Textiles
3.79865
0.95711
0.27074
5.0265
Madera
15.71125
2.68989
0.28390
18.68504
Papel
3.26912
1.16089
0.44472
4.87473
Agentes químicos
1.05895
0.72453
0.31651
2.09999
Minerales no metálicos
3.64157
1.12127
0.51104
5.27388
Metálicos
1.38571
1.11464
0.31412
2.81447
Maquinaria y equipo
0.27183
0.70125
0.41867
1.39175
Otras industrias metálicas
6.30252
0.9618
0.27698
7.5413
Construcción
11.29793
1.43896
1.12499
13.86188
Electricidad, gas y agua
3.4713
1.53405
0.84388
5.84922
Comercio
0.41907
0.52283
1.10077
2.04268
Transporte
0.65615
0.54316
0.95686
2.15617
Bancos
0.5256
0.67554
0.81271
2.01385
Servicios
0.30277
0.50622
1.75587
2.56487
TABLA II.
ÍNDICES DE INTENSIDAD PRODUCTO-AMBIENTALES POR SEC-
TOR DE LA GENERACIÓN DE PARTÍCULAS SUSPENDIDAS TOTA-
LES (PST) EN EL AIRE DEL ESTADO DE NUEVO LEÓN EN 1998 (TO-
NELADAS POR MILLÓN PESOS DE PRODUCTO)
1
Es la suma de los efectos directo, indirecto e inducido
ÍNDICES DE INTENSIDAD DE CONTAMINACIÓN ATMOSFÉRICA
185
bientales para la emisión de partículas suspendidas tota-
les se incluyen los índices de impacto directo, indirecto,
inducido y el total. Su interpretación es la siguiente, por
ejemplo, para la industria química: si la producción total
de la industria química se incrementa en un millón de pe-
sos, la cantidad (en toneladas) de partículas suspendidas
totales se incrementa en 2.1 toneladas; este total está
compuesto de: 1.06 que se genera de manera directa,
0.72 de manera indirecta y 0.32 de manera inducida.
El sector minero tiene el mayor índice de intensidad
de generación de partículas suspendidas totales; por cada
millón de incremento en su producto total genera 47.46
toneladas de PST. El índice total está integrado por 46.85
de generación directa, 0.34 toneladas de generación indi-
recta y 0.27 toneladas de generación inducida.
Con respecto a la generación de partículas suspendi-
das totales, se encontró que el sector minero tiene el índi-
ce de generación mayor, principalmente debido a su ge-
neración directa. Sin embargo, el sector que arroja más
partículas suspendidas totales de manera indirecta es la
madera, seguido por la electricidad, el gas y el agua, el de
la construcción y el sector que reporta mayor efecto in-
ducido es el de servicios, seguido por los de la construc-
ción y el comercio. En general, los resultados muestran
que para los sectores alimentos, maquinaria y equipo, co-
mercio, trasporte, bancos y servicios, la contaminación
indirecta e inducida son más relevantes que la contami-
nación generada de manera directa.
Bióxido de azufre
En la
tabla III
se presentan los índices de intensi-
dad de generación contaminación para el bióxido de azu-
fre asociado con la producción de cada sector de la eco-
nomía del estado de Nuevo León. El sector de productos
no metálicos tiene el mayor índice de intensidad de gene-
ración de bióxido de azufre generando 1.23 toneladas de
dióxido de azufre por cada millón de pesos de producto.
Este total está compuesto por 0.14706 toneladas de ge-
neración directa, 0.000012 toneladas de indirecta y
0.00122 toneladas de inducida.
En la generación de bióxido de azufre se observa
que el sector con el mayor índice de contaminación es el
de minerales no metálicos, principalmente debido a su
generación directa. Sin embargo, el índice indirecto más
alto lo tiene el sector de la construcción y el de servicios
tiene el mayor índice inducido.
Se observa que a pesar de que en algunos secto-
res como agricultura, minería, textiles, papel, construc-
ción, comercio, bancos y servicios no generan de mane-
ra directa dióxido de azufre, si lo producen de manera
indirecta e inducida. Esto se debe a que incrementos en
la demanda de su producto requerirán insumos o bienes
de otros sectores que si lo generan. En particular, es evi-
dente en los resultados de que se presentan en la
tabla
III
que la generación indirecta e inducida de dióxido de
azufre, en la mayoría de los casos, es más relevante que
la generación directa.
Monóxido de carbono
La
tabla IV
presenta los índices de intensidad pro-
ducto-ambientales y su descomposición en índices direc-
tos, indirectos, inducidos y totales para el monóxido de
carbono. Por ejemplo, por cada millón pesos de producto
adicional del sector transporte, principal generador de este
contaminante, se producen 22.03 toneladas de monóxido
de carbono; esta cantidad se compone de: 19.73 tonela-
das de efecto directo, 0.73 toneladas de efecto indirecto
y 1.57 toneladas de efecto inducido.
Sectores
Directo
Indirecto
Inducido
Total
Agricultura
0
4.0361E-03
6.19812E-03
1.0234E-02
Minería
0
9.6931E-03
5.84812E-03
1.5541E-02
Alimentos
3.0224E-02
3.6028E-03
3.23951E-03
3.7066E-02
Textiles
0
7.9966E-03
5.94572E-03
1.3942E-02
Madera
0.33534
1.2841E-02
6.23466E-03
0.35441
Papel
0
2.1637E-02
9.76627E-03
3.1403E-02
Agentes químicos
0.14475
2.7793E-02
6.9508E-03
0.1795
Minerales no metálicos
1.07554
0.14706
1.12228E-02
1.23383
Metálicos
1.162E-02
3.2024E-02
6.89828E-03
5.0543E-02
Maquinaria y equipo
3.2325E-05
3.3145E-02
9.19431E-03
4.2371E-02
Otras industrias metálicas
2.6039E-04
2.5608E-02
6.08266E-03
3.1951E-02
Construcción
0
0.14958
2.47055E-02
0.17429
Electricidad, gas y agua
0.48742
4.3568E-02
1.85321E-02
0.54952
Comercio
0
1.845E-02
2.41737E-02
4.2624E-02
Transporte
5.3866E-02
2.9288E-02
2.10134E-02
0.10417
Bancos
0
2.4013E-02
1.78476E-02
4.186E-02
Servicios
0
1.859E-02
3.8561E-02
5.715E-02
TABLA III.
ÍNDICES DE INTENSIDAD PRODUCTO-AMBIENTALES POR SECTOR DE LA GE-
NERACIÓN DE DIÓXIDO DE AZUFRE (SO
2
) EN EL AIRE DEL ESTADO DE NUEVO
LEÓN EN 1998 (TONELADAS POR MILLÓN PESOS DE PRODUCTO)
R. Guajardo Quiroga y J. Arrambide Olvera
186
El sector transporte tiene también el índice de gene-
ración directa mayor, pero el índice indirecto mayor lo
tiene la construcción, y el mayor índice inducido lo pre-
senta el sector servicios. Aquí también se observa que
aunque algunos sectores no producen directamente
monóxido de carbono, si lo generan de manera indirecta
e inducida; tal es el caso de los sectores agricultura, mi-
nería, textiles, papel, construcción, comercio, bancos y
servicios.
Óxidos de nitrógeno
Los índices de generación de óxidos de nitrógeno se
muestran en la
tabla V
. La interpretación de esta tabla
es similar a las anteriores. El sector transporte es el prin-
cipal generador de este contaminante y tiene un índice
de intensidad total de 0.87342, compuesto por 0.74769
toneladas por millón de pesos, generadas de manera di-
recta, 0.049469 producidas indirectamente y 0.0762592
debidas al efecto inducido de gasto de las familias.
Sectores
Directo
Indirecto
Inducido
Total
Agricultura
0
5.7853E-02
0.46392
0.52177
Minería
0
0.30089
0.43772
0.73862
Alimentos
5.0373E-03
6.5808E-02
0.24247
0.31332
Textiles
0
0.19381
0.44503
0.63884
Madera
3.7693E-02
0.26715
0.46666
0.7715
Papel
0
0.39143
0.73099
1.12242
Agentes químicos
3.3804E-02
0.35814
0.52026
0.9122
Minerales no metálicos
1.8905E-02
0.56264
0.84001
1.42156
Metálicos
5.1016E-02
0.64433
0.51633
1.21168
Maquinaria y equipo
5.075E-03
0.78286
0.68818
1.47611
Otras industrias metálicas
1.302E-03
0.50259
0.45528
0.95917
Construcción
0
1.16069
1.84917
3.00986
Electricidad, gas y agua
8.4362E-02
0.51343
1.3871
1.98489
Comercio
0
0.89497
1.80937
2.70434
Transporte
19.73297
0.72687
1.57282
22.03267
Bancos
0
0.58508
1.33587
1.92095
Servicios
0
0.36468
2.88617
3.25085
TABLA IV.
ÍNDICES DE INTENSIDAD PRODUCTO-AMBIENTALES POR SEC-
TOR DE LA GENERACIÓN DE MONÓXIDO DE CARBONO (CO) EN
EL AIRE DEL ESTADO DE NUEVO LEÓN EN 1998 (TONELADAS POR
MILLÓN PESOS DE PRODUCTO)
Sector
Directo
Indirecto
Inducido
Total
Agricultura
4.4829E-04
5.4923E-03
2.24935E-02
2.8434E-02
Minería
4.1494E-03
2.8029E-02
2.12233E-02
5.3402E-02
Alimentos
1.1929E-02
5.0084E-03
1.17564E-02
2.8694E-02
Textiles
0
1.4224E-02
2.15775E-02
3.5801E-02
Madera
0.20907
2.0702E-05
2.26261E-05
0.2524
Papel
3.6653E-04
4.9053E-02
3.54426E-02
8.4862E-02
Agentes químicos
4.1657E-02
4.5922E-02
2.5225E-02
0.1128
Minerales no metálicos
0.2708
0.14018
4.07286E-02
0.45171
Metálicos
2.175E-02
9.3453E-02
2.50344E-02
0.14024
Maquinaria y equipo
2.141E-03
5.9808E-02
3.33669E-02
9.5316E-02
Otras industrias metálicas
5.6521E-03
3.7576E-02
2.20745E-02
6.5303E-02
Construcción
1.6141E-05
0.11038
8.96583E-02
0.2002
Electricidad, gas y agua
1.62399
0.13301
6.72545E-02
1.82426
Comercio
4.6986E-05
6.2873E-02
8.77284E-02
0.15065
Transporte
0.74769
4.9469E-02
7.62592E-02
0.87342
Bancos
5.893E-05
5.485E-02
6.47706E-02
0.11968
Servicios
3.3947E-05
2.8657E-02
0.139938
0.16863
TABLA V.
ÍNDICES DE INTENSIDAD PRODUCTO-AMBIENTALES POR SECTOR DE
LA GENERACIÓN DE ÓXIDOS DE NITRÓGENO (NO
X
) EN EL AIRE DEL
ESTADO DE NUEVO LEÓN EN 1998 (TONELADAS POR MILLÓN PESOS DE
PRODUCTO)
ÍNDICES DE INTENSIDAD DE CONTAMINACIÓN ATMOSFÉRICA
187
La emisión de óxidos de nitrógeno por unidad de pro-
ducto está en su mayor parte influida (si se toman todos
los efectos) por los sectores electricidad y agua. Tam-
bién se puede observar que el mayor efecto directo es
por parte de este mismo sector; sin embargo, el mayor
efecto indirecto lo reporta el sector de minerales no me-
tálicos y nuevamente los servicios producen el mayor
efecto inducido.
En esta
tabla V
también se hace evidente la impor-
tancia de la generación indirecta e inducida, por ejemplo
el sector de electricidad y agua tiene el mayor índice de
generación indirecta y el sector servicios el de mayor
efecto inducido. También se observa que, en general, la
producción de contaminantes indirectos e inducidos es
frecuentemente más relevante que la generación direc-
ta. Incluso, el sector textil aunque no produce óxidos de
nitrógeno de manera directa, si lo hace de manera indi-
recta e inducida.
Hidrocarburos
En
tabla VI
se presentan los índices producto-am-
bientales de la generación de hidrocarburos. Se obser-va
que el sector transporte tiene el índice de intensidad total
mayor en la economía del estado de Nuevo León, 2.31347
toneladas por cada millón de pesos de producto.
Este
índice total está compuesto por 1.98409 toneladas por
millón de pesos de generación directa, 0.12793 de gene-
ración indirecta y 0.201446 de generación inducida.
En lo referente a la emisión de hidrocarburos por uni-
dad de producción el sector con mayor índice de genera-
ción indirecta es la construcción y el que tiene el mayor
índice de generación inducida es el sector servicios. Tam-
bién para el caso de hidrocarburos se encontró que algu-
nos sectores para los cuales la generación directa es re-
lativamente pequeña su generación indirecta e inducida
es más relevante como en el caso de los sectores de
minerales no metálicos, metálicos, maquinaria y equipo,
comercio, bancos y servicios.
Plomo
La
tabla VII
presenta los índices de intensidad de la
generación de plomo en la atmósfera del estado de Nue-
vo León. El sector transporte es el principal generador
de plomo en el ambiente con un índice de 0.0028245 to-
neladas por cada millón de pesos de producto. Este índi-
ce se compone de 0.0025308 toneladas de plomo de ge-
neración directa y 0.00009234 toneladas de generación
indirecta y 0.00020136 toneladas de generación induci-
da.
En la
tabla VII
se hace evidente que el sector trans-
porte es el único sector reportado que contamina el aire
con plomo de manera directa; sin embargo, todos los sec-
tores lo hacen de manera indirecta e inducida. El sector
de la construcción tiene el mayor índice indirecto y el
sector de los servicios tienen el mayor índice de genera-
ción inducida.
CONCLUSIONES
En este trabajo, se utiliza un modelo de insumo-pro-
ducto que
incorpora la interdependencia de la estructura
económica y de la generación de contaminación para
obtener índices de intensidad de la generación de conta-
minación del aire. Los índices reflejan los efectos direc-
tos, indirectos e inducidos de la generación de 6 contami-
Sector
Directo
Indirecto
Inducido
Total
Agricultura
0.13338
1.6674E-02
5.94186E-02
0.20947
Minería
1.23455
4.6554E-02
5.60633E-02
1.33717
Alimentos
8.0911E-02
1.8234E-02
3.10557E-02
0.1302
Textiles
0.1267
4.4716E-02
5.6999E-02
0.22841
Madera
0.52709
5.8894E-02
5.97689E-02
0.64575
Papel
0.10905
8.961E-02
9.36249E-02
0.29229
Agentes químicos
0.1876
7.223E-02
6.66342E-02
0.32646
Minerales no metálicos
4.6235E-02
0.10605
0.107588
0.25988
Metálicos
6.6608E-02
0.11629
6.61307E-02
0.24903
Maquinaria y equipo
1.5183E-02
0.12486
8.81418E-02
0.22818
Otras industrias metálicas
0.47706
0.10064
5.83118E-02
0.63601
Construcción
4.8022E-02
0.18323
0.236841
0.46809
Electricidad, gas y agua
0.12172
0.11573
0.177659
0.41511
Comercio
0.11216
0.13346
0.231743
0.47736
Transporte
1.98409
0.12793
0.201446
2.31347
Bancos
1.7533E-02
0.12231
0.171098
0.31094
Servicios
0.11724
7.0452E-02
0.369659
0.55735
TABLA VI.
ÍNDICES DE INTENSIDAD PRODUCTO-AMBIENTALES POR SEC-
TOR DE LA GENERACIÓN DE HIDROCARBUROS (HC) EN EL AIRE
DEL ESTADO DE NUEVO LEÓN EN 1998 (TONELADAS POR MI-
LLÓN PESOS DE PRODUCTO)
R. Guajardo Quiroga y J. Arrambide Olvera
188
nantes atmosféricos; partículas suspendidas totales (PST),
dióxido de azufre (SO2), monóxido de carbono (CO), óxi-
dos de nitrógeno (NOx), hidrocarburos (HC) y plomo
(Pb); resultantes de incrementos en la demanda final de
cada sector de la economía.
Los índices de intensidad de la generación de conta-
minación del aire aquí presentados contribuyen al diseño,
a la evaluación y al seguimiento de políticas para regular
la contaminación. Estos índices incorporan los efectos
totales en la contaminación derivados del crecimiento eco-
nómico, o de otra manera, los costos económicos de la
regulación ambiental.
Además, éstos son una guía para
seleccionar los sectores que pudiesen ser objeto de regu-
lación y para trazar los avances o los retrocesos en ma-
teria de contaminación ambiental.
Se encontró que todos los sectores productivos están
relacionados de manera directa o indirecta con la pro-
ducción de al menos un contaminante del aire, y que aun-
que algunos sectores, en particular, no producen algún
contaminante de manera directa si lo hacen en forma
indirecta o inducida.
Además, para la mayoría de los
sectores la contaminación que se genera de manera indi-
recta e inducida es más relevante que la contaminación
que se genera de manera directa. Por lo tanto, contrario
a la práctica común de estimación de impactos en la con-
taminación basada en los coeficientes directos, se reco-
mienda el uso de índices totales de intensidad de genera-
ción de contaminantes.
Finalmente, aunque son bien conocidas las ventajas y
limitaciones de los modelos de insumo-producto, se pre-
tende subrayar principalmente los problemas para llevar-
los al campo de la aplicación práctica. En general, sobre-
sale la colección de datos económicos que inciden en la
confiabilidad del modelo y en particular, la dificultad para
Sector
Directo
Indirecto
Inducido
Total
Agricultura
0
7.3223E-06
5.9395E-05
6.6717E-05
Minería
0
3.8385E-05
5.6041E-05
9.4425E-05
Alimentos
0
8.3814E-06
3.1043E-05
3.9425E-05
Textiles
0
2.4652E-05
5.6976E-05
8.1628E-05
Madera
0
3.4017E-05
5.9745E-05
9.3762E-05
Papel
0
4.9674E-05
9.3587E-05
1.4326E-04
Agentes químicos
0
4.5326E-05
6.6607E-05
1.1193E-04
Minerales no metálicos
0
7.0901E-05
1.0755E-04
1.7845E-04
Metálicos
0
8.0826E-05
6.6104E-05
1.4693E-04
Maquinaria y equipo
0
9.9373E-05
8.8106E-05
1.8748E-04
Otras industrias metálicas
0
6.3962E-05
5.8288E-05
1.2225E-04
Construcción
0
1.4732E-04
2.3675E-04
3.8406E-04
Electricidad, gas y agua
0
6.4889E-05
1.7759E-04
2.4248E-04
Comercio
0
1.1438E-04
2.3165E-04
3.4603E-04
Transporte
2.5308E-03
9.2342E-05
2.0136E-04
2.8245E-03
Bancos
0
7.463E-05
1.7103E-04
2.4566E-04
Servicios
0
4.6417E-05
3.6951E-04
4.1593E-04
TABLA VII.
ÍNDICES DE INTENSIDAD PRODUCTO-AMBIENTALES POR SECTOR DE
LA GENERACIÓN DE PLOMO (Pb) EN EL AIRE DEL ESTADO DE NUEVO
LEÓN EN 1998 (TONELADAS POR MILLÓN PESOS DE PRODUCTO)
obtener información relacionada con la generación de
contaminantes, resultado de la reticencia de organizacio-
nes públicas y privadas en proporcionar este tipo de in-
formación. Sin embargo, los resultados de este artículo
sugieren que los problemas de la contaminación y el di-
seño de políticas para combatirla deben apoyarse en es-
tudios de este tipo.
REFERENCIAS
Babcock M. W. (1993). A survey approach to developing an
input-output model. In:
Microcomputer-based input-out-
put modeling applications to economic development
(D.
M. Otto y T. G. Johnson, Eds.). Westview Press, Boulder,
pp. 57-69.
Braschler C. H. y Devino G. T. (1993). Nonsurvey approach to I/
O modeling. In:
Microcomputer-based input-output
modeling applications to economic development
(D. M.
Otto y T. G. Johnson, Eds.). Westview Press, Boulder,
pp.
70-78.
Casler S. D. y Blair P. D. (1997). Economic structure, fuel
combustion, and pollution emissions. Ecol. Econ.
22
,19-27.
Fankhauser P y McCoy D. (1995).
Modeling
the economic con-
sequences of environmental policies. In:
Principles of en-
vironmental and resource economics
. (H. Folmer, H. L.
Gabel y H. Opschoor, Ed.). Eduard Elger, Cheltenham, pp.
253-275.
Frickman C. E. (2000).
International
trade emissions in Brazil:
an input-output approach. In
XIII International Confer-
ence on Input-Output Techniques
, Macerata, pp. 1-23.
Guajardo-Quiroga R. (1990).
Economic impact of the
maquiladora industry in Mexico
. Ph.D. Dissertation, Texas
A&M University. College Station, pp. 68-70.
ÍNDICES DE INTENSIDAD DE CONTAMINACIÓN ATMOSFÉRICA
189
Guajardo-Quiroga R. y García-López P. (2001). Análisis de la
estructura del sector agua en Nuevo León y sus relaciones
intersectoriales. Estud. Econom.
16
, 253-270.
Instituto Nacional de Estadística Geografía e Informática,
INEGI:
- Clasificación Mexicana de Actividades y Productos, 1999.
(CMAP)
- Sistema de Cuentas Nacionales de México, 1999. Cuentas
de Bienes y Servicios 1988-1997, Tomo I.
- Sistema de Cuentas Nacionales de México: Producto Inter-
no Bruto por Entidad Federativa 1993-1996. Por gran divi-
sión y división industrial.
- XII Censo General de Población y Vivienda, 2000.
Machado G. V. (2000).
Energy
use, C0
2
emissions and foreign
trade: an input-output approach applied to the Brazilian
case. In
XIII International Conference on Input-Output
Techniques
, Macerata, pp. 1-12.
McMenamin D. G. y Haring J. E. (1974). An appraisal of
nonsurvey techniques for estimating regionals input-
output models.
Reg.
Science
14
, 191-205.
Miller R. E. y Blair P. D. (1985).
Input-output analysis:
Foundations and extensions
, Prentice Hall, Englewood
Cliffs, Nueva Jersey, pp. 237-252.
Naciones Unidas (1999).
Manual sobre la compilación y el
análisis de los cuadros de insumo-producto.
Naciones
Unidas, Nueva York, pp. 3-15.
Subsecretaría de Ecología del Estado de Nuevo León,
SEMARNAP y Secretaría de Salud, (1997).
Programa de
administración del aire del Área Metropolitana de
Monterrey 1997-2000
, Monterrey, Nuevo León.
logo_pie_uaemex.mx