Artículo en PDF
Cómo citar el artículo
Número completo
Más información del artículo
Página de la revista en redalyc.org
Sistema de Información Científica
Red de Revistas Científicas de América Latina y el Caribe, España y Portugal
DIFERENCIAS EN CONCENTRACIÓN DE PLAGUICIDAS ORGANOCLORADOS PERSISTENTES
EN SUELO, PAJA Y GRANOS DE TRIGO
Stefan M. WALISZEWSKI y Rosa M. INFANZÓN
Instituto de Medicina Forense de la Universidad Veracruzana, SS Juan Pablo II s/n, Boca del Río 94290 Veracruz,México.
Correo electrónico: swal@uv.mx
(Recibido abril 2002, aceptado febrero 2003)
Palabras clave: plaguicidas organoclorados, suelo, trigo
RESUMEN
Los cultivos agrícolas incorporan residuos de plaguicidas del suelo por las raíces y adsorben
vapores y partículas en su superficie. Para este trabajo se analizaron los niveles de plaguicidas
organoclorados en suelo y plantas de trigo para observar su distribución desde el suelo hacia
las plantas, utilizándose la técnica de cromatografía de gases. La menor concentración corres-
pondió al HCB (hexaclorobenceno) y fue de 0.7 μg/kg en suelo, 0.9 μg/kg en granos y 1.3
μg/kg
en paja. El isómero
α
-HCH (hexaclorociclohexano) presentó 0.7 μg/kg en suelo, 4.6 μg/kg en
granos y 5.8 μg/kg en paja. El Lindano mostró 3.9 μg/kg en suelo, 5.8 μg/kg en granos y 30.9 μg/
kg en paja. De los DDT, el nivel más bajo correspondió al pp’DDE con 1.0 μg/kg en suelo, 7.4 μg/
kg en granos y 10.8 μg/kg en paja. El op’DDT mostró el nivel de 30.0 μg/kg en suelo, 21.5 μg/kg
en granos y 25.6 μg/kg en paja. El insecticida pp’DDT reveló 65.6 μg/kg en suelo, 63.6 μg/kg en
granos y 46.9 μg/kg en paja. En conclusión, al movilizarse los plaguicidas acumulados en los
suelos agrícolas penetran a las plantas de trigo y son una fuente de contaminación adicional
para los consumidores.
Keywords: organochlorine pesticides, soil, wheat
ABSTRACT
Crops incorporate pesticide residues through the roots and adsorb particles and vapors on their
surface. The concentrations of organochlorine pesticides were determined in soil and wheat
plants in order to observe their distribution from soil through growing plants. The determina-
tions were done by gas chromatography. The minor concentrations corresponded to HCB
(hexachlorobenzene), they were
0.7 μg/kg in soil, 0.9 μg/kg in grains, and 1.3 μg/kg in straw. The
isomer
α
-HCH (hexachlorcyclohexane) presented 0.7 μg/kg in soil, 4.6 μg/kg in grains and 5.8
μg/kg in straw. The Lindane concentrations were 3.9 μg/kg in soil, 5.8 μg/kg in grains, and 30.9
μg/kg in straw. For the DDT’s, the minor concentrations corresponded to pp’DDE, and they
were 1.0 μg/kg in soil, 7.4 μg/kg in grains, and 10.8 μg/kg in straw. The op’DDT presented levels
of 30.0 μg/kg in soil, 21.5
μg/kg in grains, and 25.6 μg/kg in straw. The insecticide pp’DDT
concentrations were 65.6 μg/kg in soil, 63.6 μg/kg in grains, and 46.9 μg/kg in straw. In conclu-
sion, the accumulated pesticides in agricultural soils were mobilized permitting their penetration
and adsorption through the growing plants, producing an unexpected source of contamination
for consumers.
Rev. Int. Contam. Ambient.
19
(1) 5-11, 2003
S.M. Waliszewski y R.M. Infanzón
6
INTRODUCCIÓN
Los cultivos agrícolas participan en el movimiento de
los plaguicidas aplicados para su protección, debido a su
habilidad de retenerlos, modificando el proceso de inter-
cambio de sustancias volátiles entre el suelo y el aire (Bro-
Rasmussen 1996). Una de las consecuencias de este fe-
nómeno es la introducción de los plaguicidas al forraje de
los rumiantes (Simonich y Hites 1994, McLachlan 1996,
1997, Douben
et
al.
1997, Wagrowski y Hites 1997, Smith
et al
. 2001a). Existen diferentes vías de entrada de los
plaguicidas volátiles a las plantas. Estas vías incluyen su
penetración por las raíces y su translocación en el xilema
(McCrady
et al.
1990, Wild y Jones 1991, Waliszewski
1993, Schroll
et al.
1994, Nakumura
et al.
1995), por
adsorción directa de vapores por las hojas (Waliszewski
1995, Nerin
et al.
1996, Trapp y Matthies 1997, Smith
et
al.
2001b) ó el depósito directo seco o húmedo en su su-
perficie. Adicionalmente, las partículas en suspensión del
suelo contaminado arrastradas por el viento y la lluvia son
capturadas por las plantas. Estas partículas pueden contri-
buir a una contaminación adicional, afectando grandes áreas
de suelos (Edwards 1983).
La depositación de partículas y vapores, es un fenó-
meno de gran importancia en la interacción de la at-
mósfera con las plantas (Smith
et al
. 2001b). Los resi-
duos de plaguicidas en el aire pueden existir en forma
gaseosa o ser enlazados o atrapados por las partículas
en suspensión en el mismo (Jantunen
et al.
2000). Se
ha realizado un gran esfuerzo para modelar las relacio-
nes de transferencia entre los vapores de los contami-
nantes agrícolas y su depositación en las partículas, tanto
en condiciones secas como húmedas (Chrostowski y
Foster 1996, McLachlan 1997, Trapp y Matthies 1997,
Schweizer
et al
. 2000).
Los datos bibliográficos sugieren que el depósito at-
mosférico de partículas puede ser un suministro impor-
tante de contaminantes orgánicos semi-volátiles para las
plantas y que la liberación de vapores del suelo hacia la
superficie vegetal significa un importante reingreso de
éstos al ambiente (Waymann y Rüdel 1995, Rüdel 1997,
Jantunen
et al
. 2000, Schweizer
et al
. 2000). El objetivo
de este estudio fue comparar los niveles encontrados de
plaguicidas organoclorados persistentes (HCB,
α,γ
HCH,
pp’DDE, op’DDT y pp’DDT) en el suelo y en partes de
la planta de trigo (tallo y granos), para observar su distri-
bución en la planta originada por el transporte interno y
la adhesión externa de vapores o partículas, debida a la
contaminación ambiental procedente del uso previo de
estos plaguicidas en la protección de cultivos.
MATERIALES Y MÉTODOS
Se obtuvieron muestras de plantas y suelo en el otoño
del 2000, antes de la cosecha en 20 diferentes campos
de cultivo de trigo en el estado de Puebla, México. En las
áreas estudiadas no se utilizó DDT ni lindano como in-
secticidas durante los últimos 10 años. Sin embargo, el
lindano fue aplicado en algunas ocasiones para la pro-
tección de semillas en la siembra.
Toma y manejo de muestras
Las 20 muestras de suelo, se tomaron con el bastón de
Engler (5 cm di.) a 10 cm de profundidad, de acuerdo con
el método para cubrir la superficie total propuesto por
Cochran (1963), tomando aproximadamente 4 litros de sue-
lo. En el campo, las muestras se mezclaron para obtener
otra mezcla representativa y una parte de aproximada-
mente 500 g se guardó en un frasco de cristal con tapa de
teflón. En el laboratorio se extendió la muestra sobre una
hoja de papel filtro y se secó durante 2 a 3 días en condi-
ciones ambientales del laboratorio. Posteriormente, se cer-
nió por el tamiz de 0.2 mm
2
de diámetro para obtener una
muestra seca y homogénea que se guardó en un frasco de
vidrio con tapa de teflón a -20 ºC hasta su análisis.
Las muestras de plantas de trigo se obtuvieron cor-
tando 20 plantas enteras a 10 cm de altura en los lugares
donde se tomaron las muestras de suelo. En el campo,
las plantas se envolvieron con papel filtro y se transpor-
taron al laboratorio, en donde se separaron los tallos de
las espigas para obtener los granos. Los granos y la paja
se molieron con un molino para obtener un polvo unifor-
me y muestras representativas, que se guardaron en fras-
cos de cristal con tapa de teflón a -20 ºC hasta su análi-
sis.
Determinación cualitativa y cuantitativa
La determinación se realizó por cromatografía de ga-
ses separando los plaguicidas organoclorados en un
cromatógrafo de gases marca Varian 3400CX en una
columna capilar megaboro SPB-608 de 320 μm di. y 30
m de longitud, con un programa de temperatura de 193
ºC (7 min) con un aumento de 6 ºC/min hasta 250 ºC,
manteniendo esta temperatura durante 20 minutos. El gas
de arrastre fue nitrógeno con flujo de 6.3 mL/min; se
inyectó 1 μL del extracto en modo
splitless
.
Para confir-
mar algunos picos de plaguicidas organoclorados, se co-
rroboró su presencia durante la determinación por
cromatografía de gases–espectrometría de masas (Varian
Modelo 3800–Saturn 2000 GC-MS-MS), comparando los
espectros de masas obtenidos de las muestras en el de-
tector de trampa iónica con los estándares correspon-
dientes.
Método analítico
Suelo
El análisis se realizó de acuerdo con el método descri-
to por Waliszewski y Szymczynski (1985). La muestra de
suelo de 20 gramos se pasó a un matraz de fondo redondo
PLAGUICIDAS ORGANOCLORADOS EN SUELO Y TRIGO
7
(250 mL), se agregaron 50 mL de una mezcla acetonitrilo–
ácido acético–agua (30:10:10) y se dejó reposar durante
16 horas en la oscuridad. El contenido se hirvió bajo re-
flujo por 15 minutos, se enfrió y se decantó en un matraz
de separación (500 mL). A la muestra de suelo se aña-
dieron otros 50 mL de la mezcla de extracción y se hirvió
nuevamente bajo reflujo por 15 minutos. Enfriado el ex-
tracto, se filtró en un matraz de separación combinando
ambos extractos, a los que se agregaron 300 mL de agua
destilada y se mezcló el contenido. Los plaguicidas
organoclorados, se extrajeron con tres porciones de 50
ml de hexano. Los extractos hexánicos reunidos en un
matraz de separación, se lavaron con dos porciones de
50 mL de agua para remover los restos de ácido acético
y acetonitrilo. Posteriormente, se secaron pasándolos por
una capa de sulfato de sodio a un matraz de fondo re-
dondo y se concentraron en un rotavapor a unos mililitros.
El extracto concentrado, se traspasó cuantitativamente
con hexano a un tubo con tapón ajustando el volumen a
10 mL. Se purificó el extracto agregando 1 mL del ácido
sulfúrico concentrado y se agitó vigorosamente durante 1
minuto. Se dejó reposar 3 minutos para separar las fases y
se filtró la fase orgánica por una capa de sulfato de sodio.
Se enjuagó el sulfato de sodio con hexano y el extracto
con los enjuagues colectados en un matraz de fondo re-
dondo, se concentraron a unas gotas. El extracto, se trans-
firió a un vial volumétrico aforando el volumen final a 1.0
mL con hexano.
Paja y granos
El análisis se realizó de acuerdo con el método des-
crito por Waliszewski
et al
. (1985). Se pesaron 10 gra-
mos de muestra en un matraz Erlemeyer (250 mL) y se
agregaron 150 mL de una mezcla de acetonitrilo + agua
(65 + 35). La muestra se dejó reposar durante 16 horas
en la oscuridad. El contenido se homogeneizó con un
homogeneizador Ultra-turrax durante 3 minutos. El
sobrenadante, se decantó filtrándolo en un matraz de
separación (1000 mL). La extracción, se repitió dos ve-
ces más, cada vez con 100 mL de una mezcla de
acetonitrilo y agua. A los extractos, se les agregaron 500
mL de solución acuosa de sulfato de sodio al 5 % y se
mezcló el contenido. Los plaguicidas organoclorados se
extrajeron con 3 porciones de 100 mL de hexano. Los
extractos hexánicos se secaron pasándolos por una capa
de sulfato de sodio y se concentraron en un
rotaevaporador a 5 mL. El extracto concentrado, se tras-
pasó cuantitativamente con hexano a un tubo con tapón
ajustando el volumen a 10 mL. Se purificó el extracto
agregando 1 ml del ácido sulfúrico concentrado y se agi-
tó vigorosamente durante 1 minuto. Se dejó reposar por
3 minutos para separar las fases y se filtró la fase orgá-
nica por una capa de sulfato de sodio. Se enjuagó el sulfato
de sodio con hexano y el extracto con los enjuagues co-
lectados en un matraz de fondo redondo, se concentró a
unas gotas. El extracto, se transfirió a un vial volumétrico
aforando el volumen final a 1.0 mL con hexano.
En la purificación de los extractos de suelo, paja y
granos, se utilizó ácido sulfúrico, cuya ventaja consiste
en precipitar las sustancias orgánicas vegetales e
hidrolizar el complejo de plaguicidas con los compues-
tos orgánicos endógenos (Waliszewski y Szymczynski
1982, 1983). El ácido sulfúrico, también remueve mu-
chos componentes ambientales como ésteres de ftalatos
que, siendo ubicuos, se propagan en el ambiente e inter-
fieren en la determinación cromatográfica cubriendo las
cavidades de picos de varios plaguicidas organoclorados,
incluyendo los DDT (Waliszweski y Szymczynski 1990).
Estudio de calidad analítica
Para valorar los métodos analíticos, se realizaron es-
tudios de adición de mezcla de estándares a nivel de 1 a
5 μg/kg de los siguientes plaguicidas organoclorados:
HCB,
α
-HCH,
γ
-HCH, pp’DDE, op’DDT y pp’DDT
a las muestras de suelo, paja y granos con un nivel mí-
nimo de contaminación por abajo del límite de
detectabilidad de 0.2 μg/kg. Los valores obtenidos del
promedio de la recuperación y su desviación estándar,
se presentan en la
tabla I
. Para el suelo oscilan entre
94.3 y 99.1 %, para la paja entre 90.9 y 94.6 % y para
los granos entre 92.2 y 95.3 % con desviación estándar
entre 1.8 y 8.8 %, indicando una recuperación excelen-
te de los plaguicidas de las muestras fortificadas.
Análisis estadístico
Se realizaron cálculos de los niveles promedio (
X
) para
cada plaguicida y tipo de muestra (suelo, paja y granos)
con su desviación estándar (DE), los cuartiles primero
(Q1) y tercero (Q3) de la distribución, así como un estu-
dio apareado de los resultados entre los tipos de mues-
tras (suelo, paja y granos) para expresar el grado de re-
lación lineal entre ellos, calculando el coeficiente de co-
rrelación de Pearson (
r
), por medio del paquete estadís-
tico Minitab versión 12 (Dawson-Saunders y Trapp 1997,
Anónimo 1998) .
Plaguicida
Suelo
Paja
Granos
HCB
98.3 ± 2.6
91.2 ± 3.6
93.4 ± 3.1
α
-HCH
99.1 ± 2.2
94.6 ± 2.9
95.3 ± 4.2
γ
-HCH
98.9 ± 1.8
93.8 ± 4.1
95.1 ± 4.9
pp’DDE
97.9 ± 1.9
92.7 ± 6.5
93.3 ± 6.1
op’DDT
97.1 ± 2.7
90.9 ± 7.1
92.2 ± 6.5
pp’DDT
94.3 ± 2.8
94.6 ± 8.8
95.1 ± 5.9
TABLA I.
ESTUDIO DE CALIDAD ANALÍTICA. RECUPERA-
CIÓN (X
% ± DE) DE LOS PLAGUICIDAS DE MUES-
TRAS DE SUELO, PAJA Y GRANOS
S.M. Waliszewski y R.M. Infanzón
8
RESULTADOS Y DISCUSIÓN
Se tomaron 20 muestras de suelo y plantas de trigo
separando la paja y las espigas para obtener los granos.
Se analizaron las muestras para evaluar el nivel de
plaguicidas organoclorados persistentes en las plantas de
trigo expuestas a sus vapores. Su procedencia se consi-
deró como ambiental, originada por el uso sanitario en el
combate del paludismo, de los ectoparásitos del ganado y
la preservación de semillas, así como a su acumulación
antigua en suelos agrícolas y su volatilización posterior.
Para clasificar el tipo de suelo se realizó el análisis quími-
co, cuyos resultados se presentan en la
tabla II
. Por su
alto contenido de arena (54.8 a 62.7 %), arcilla (18.7 a
21.9 %) y cieno (17.6 a 22.2 %), y baja cantidad de ma-
teria orgánica (0.98 a 1.29 %) y carbono (0.61 a 0.78
%), se pueden clasificar como suelos arenosos. Estos
tienen limitada actividad microbiana con baja intensidad
de procesos metabólicos.
La
tabla III
resume las frecuencias de las determi-
naciones, los valores promedios (μg/kg) y sus desviacio-
nes estándar (
X
± DE) y los cuartiles Q1 y Q3 de los
resultados obtenidos a través del análisis cromatográfico
de los plaguicidas organoclorados HCB,
α
-HCH,
γ
-HCH,
Σ
-HCH pp’DDE, op’DDT, pp’DDT y
Σ
-DDT en las
muestras de suelo, paja y granos. En las muestras de
suelo, la menor frecuencia de sólo 10 % la presenta el
pp’DDE, que es el metabolito más persistente del insec-
ticida pp’DDT. Este fenómeno se explica por la baja
cantidad de sustancias orgánicas y la limitada actividad
microbiana de los suelos monitoreados, también indica
poca actividad bioquímica para metabolizar los
plaguicidas. En 75 % de las muestras de suelo, se de-
terminó el isómero
α
-HCH, siendo éste un producto de
bioisomerización del lindano (
γ
-HCH). En condiciones
ambientales, el lindano se transforma bajo la influencia
de la luz solar en el isómero
α
-HCH (Steinwandter 1976).
En 95 % de las muestras de suelos se determinó la pre-
sencia del lindano, procedente de la actividad agrícola y
en 80 % del HCB (hexaclorobenceno), siendo éste con-
taminante ambiental de origen industrial. En 100 % de
las muestras de suelo, apareció el insecticida pp’DDT y
su isómero op’DDT. En las muestras de paja (tallos de
trigo), la menor frecuencia (95 %) correspondió al HCB
y los plaguicidas restantes estuvieron en el 100 % de las
muestras. Estos resultados pueden deberse a la gran
adsorción por el material vegetal de los plaguicidas que
se volatilizan de suelos agrícolas. En las muestras de gra-
nos monitoreados, la menor frecuencia (5 %) correspon-
dió al HCB, mientras que los plaguicidas restantes se
determinaron en 100 % de las muestras. Esto se debe a
la distribución interna con flujo ascendente desde las raí-
ces hacia diferentes partes de la planta, la acumulación
selectiva y la adsorción de vapores de los plaguicidas
procedentes del suelo (Waliszewski 1995).
El análisis de la distribución de los plaguicidas estu-
diados en tres compartimentos: suelo, paja y granos se
presenta en la
tabla III
y en la
figura 1
. El nivel supe-
rior del HCB correspondió a la paja y fue de 1.3 μg/kg,
que disminuyó a 0.9 μg/kg en los granos y 0.7 μg/kg en el
suelo. La contaminación mayor de la paja se puede ex-
plicar por su gran capacidad de adsorción y su contacto
con los vapores de los plaguicidas que circulan en el am-
biente. Los niveles de HCB fueron bajos y correspon-
dieron a valores 3 a 5 veces superiores al límite de detec-
tabilidad. En el caso del
α
-HCH, su menor concentra-
ción correspondió al suelo con 0.7 μg/kg, ascendiendo
Parámetros
Valores
P
2
0
5
(mg %)
10.3
– 13.7
K
2
0 (mg %)
8.6
– 27.3
Mg (mg %)
0.7
1.09
pH
4.6
4.80
% de carbono
0.61 –
0.78
% de materia orgánica
0.98 –
1.29
arcilla %
18.7
– 21.9
cieno %
17.6
– 22.2
arena %
54.8
– 62.7
TABLA II.
ANÁLISIS QUÍMICO DE LOS SUELOS
Suelo
Paja
Granos
Plaguicida
Frecuencia X ± DS
Q1
Q3
Frecuencia X
± DS
Q1
Q3
Frecuencia X ± DS
Q1
Q3
HCB
80%
0.7 ± 0.4
0.4
0.9
95%
1.3 ±
0.6
0.9
1.3
5%
0.9
α
-HCH
75%
0.7 ± 0.3
0.4
0.9
100%
5.8 ±
8.8
3.5
4.5
100%
4.6 ± 12.5
0.9
2.2
γ
-HCH
95%
3.9 ± 8.1
1.3
2.9
100%
30.9 ±
8.7 26.2
39.9
100%
5.8 ± 4.5
3.5
6.8
Σ
-HCH
4.5 ± 1.1
1.6
3.4
36.3 ±
8.1 30.1
44.2
6.8 ± 4.9
4.1
8.2
pp’DDE
10%
1.0 ± 0.0
100%
10.8 ±
3.1
9.0
13.0
100%
7.4 ± 5.8
3.0
9.8
op’DDT
100%
30.0 ± 27.9
2.3
33.5
100%
25.6 ±
8.9 18.8
32.5
100%
21.5 ± 20.5
6.3
30.0
pp’DDT
100%
65.6 ± 53.2 34.8
77.0
100%
46.9 ± 17.4 38.5
55.3
100%
63.6 ± 48.2 19.7
93.5
Σ
-DDT
95.6 ± 77.4 53.5
114.0
81.8 ± 28.6 58.3 100.0
92.4 ± 72.0 29.5
136.8
TABLA III.
VALORES PROMEDIOS Y DESVIACIONES ESTÁNDAR (X ± DE), LOS CUARTILES Q1 Y Q3 DE LOS NIVELES (μg·kg
-1
) DE
PLAGUICIDAS ORGANOCLORADOS DETERMINADOS EN MUESTRAS DE SUELO, PAJA Y GRANOS
PLAGUICIDAS ORGANOCLORADOS EN SUELO Y TRIGO
9
hasta 4.6 μg/kg en granos y 5.8 μg/kg en paja. La mayor
contaminación del material vegetal puede deberse a su
gran capacidad de adsorción y conjugación, atrapando al
plaguicida entre diversos enlaces de estructuras orgáni-
cas que constituyen la planta. La diferencia entre la paja
y los granos no se considera significativa indicando su
distribución interna a través de la circulación ascendente
en la planta. La menor concentración de lindano (
γ
-HCH),
se presentó en el suelo de 3.9 μg/kg que aumentó, aunque
no significativamente, hasta 5.8 μg/kg
en granos y
significativamente hasta 30.9 μg/kg en paja. Esta distri-
bución diferente se explica por una concentración mayor
de este plaguicida en el aire y su contacto y adsorción
por la planta (Leone
et al
. 2001). Analizando el valor
total del HCH (
α
-HCH +
γ
-HCH =
Σ
-HCH), la mayor
contaminación corresponde a la paja con 36.3 μg/kg se-
guida por los granos con 6.8 μg/kg y el suelo 4.5 μg/kg.
El nivel más bajo de los DDT se determinó para el
metabolito pp’DDE en los suelos monitoreados, con 1.0
μg/kg, que se disparó hasta 7.4 μg/kg en granos y 10.8
μg/kg en paja. Esta diferencia concuerda con las obser-
vaciones de Waliszewski (1995) y de Leone
et al
. (2001)
sobre el aumento de la concentración de plaguicidas
organoclorados desde el suelo hacia la planta y disminu-
ción posterior de su concentración con la altura de ésta.
Además, el nivel bajo del pp’DDE en los suelos, se debe
al limitado proceso metabólico causado por el bajo con-
tenido de materia orgánica en los mismos, lo que impide
el desarrollo microbiano necesario para
esta actividad.
El op’DDT presentó una tendencia diferente, mostrando
21.5 μg/kg en granos, 25.6 μg/kg en paja y 30.0 μg/kg en
suelo. Los depósitos adsorbidos por las partículas del suelo
se consideran como fuente de contaminación de las plan-
tas que crecen en suelos contaminados. Los tallos y los
granos del trigo almacenaron el op’DDT por la distribu-
ción interna con circulación ascendente y la mayor con-
taminación de paja pudo deberse a la adhesión de vapo-
res del op’DDT procedentes del suelo. La concentra-
ción más elevada del insecticida pp’DDT, se presentó en
el suelo con 65.6 μg/kg y en granos 63.6 μg/kg, disminu-
yendo en la paja hasta 46.9 μg/kg. La pequeña diferen-
cia en la concentración del pp’DDT entre suelo y granos
indica el equilibrio entre las distintas partes de la planta
de trigo. La mayor concentración determinada para gra-
nos comparado con paja pudo deberse a una acumula-
ción más específica causada por la diferente composi-
ción bioquímica entre los mismos. La sumatoria de los
DDT (
Σ
-DDT = pp’DDE + op’DDT + pp’DDT) indicó
un nivel alto en los suelos de 95.6 μg/kg que disminuyó
ligeramente hasta 92.4 μg/kg en granos y hasta 81.8 μg/
kg en paja.
Al comparar las concentraciones de los isómeros
HCH y los DDT entre suelo, paja y granos (
Fig. 1)
, los
HCH presentaron mayor concentración en la paja, mien-
tras que los de DDT fueron detectados en el suelo. Esta
diferencia se explica por la mayor volatilidad de los HCH
(presión de vapor del
γ
-HCH 5.6 mPa) comparada con
la de los DDT (presión de vapor del pp’DDT 0.025 mPa)
y mayor posibilidad de ser adsorbidos por las plantas
(Tomlin 2000).
suelo
paja
grano
HCB
α
-HCH
γ
-HCH
Σ
-HCH
pp’DDE
op’DDT pp’DDT
Σ
-DDT
0
50
40
30
20
10
90
80
70
60
100
suelo
paja
grano
Fig. 1.
Comparación de los niveles (μg/kg) de plaguicidas organoclorados en suelo, paja y granos
S.M. Waliszewski y R.M. Infanzón
10
Para determinar la significancia estadística de las di-
ferencias entre los datos obtenidos para cada grupo de
muestras, se realizó la prueba de apareado para calcular
la correlación circunstancial expresada por el coeficien-
te de correlación de Pearson (
r
). Los resultados se pre-
sentan en la
tabla IV
. Para el HCB fue posible calcular
sólo la relación entre suelo y paja, obteniéndose el coefi-
ciente de correlación
r
= 0.67 y expresando una relación
adecuada. Para
α
-HCH y
γ
-HCH, los coeficientes de
correlación fueron bajos 0.37 y 0.12, respectivamente,
indicando una relación no adecuada. Para el op’DDT, el
coeficiente reveló el valor de 0.89 mostrando una corre-
lación significativa (
α
= 0.05) y para el pp’DDT 0.74 y
una relación adecuada entre las concentraciones de es-
tos plaguicidas en suelo y paja. La evaluación del par
suelo-granos indicó para el
α
-HCH una baja correlación
(
r
= 0.43), mientras que para
γ
-HCH,
Σ
-HCH y op’DDT
los coeficientes 0.79, 0.72, 0.76 indicaron una relación
adecuada y 0.87 y 0.92 para pp’DDT y
Σ
-DDT mos-
trando una relación significativa (
α
= 0.05).
El coeficiente de correlación para las concentracio-
nes de
α
-HCH en paja y granos fue de 0.77 mostrando
una relación adecuada, mientras que para
γ
-HCH la co-
rrelación no fue significativa (
r
= 0.16). El pp’DDE pre-
sentó un coeficiente bajo (
r
= 0.47) indicando una corre-
lación no adecuada entre las muestras. El coeficiente de
correlación para el op’DDT fue 0.83, para el pp’DDT,
0.63, evidenciando una relación adecuada y para
Σ
-DDT,
0.88, teniendo una relación significativa (
α
= 0.05). Los
datos presentes en la
tabla IV
muestran la ausencia de
procesos uniformes de transporte de los plaguicidas orga-
noclorados desde el suelo hasta los granos. La contami-
nación de las plantas que crecen en suelos con residuos
de plaguicidas, se debe más a los procesos de volatiliza-
ción y adsorción que a la distribución uniforme a través
del sistema de circulación ascendente. Este fenómeno
concuerda con las observaciones previas de Waliszewski
(1995) y Leone
et al
. (2001), que indican la disminución
de la concentración de plaguicidas organoclorados con-
forme aumenta la altura de las plantas cultivadas en sue-
los contaminados.
CONCLUSIONES
Se pudo comprobar la existencia de contaminación
del ambiente agrícola mexicano por los residuos de
plaguicidas organoclorados y su migración a través de
diversos procesos como volatilización, movilización con
partículas del suelo y con el transporte interno ascenden-
te de la planta. Los plaguicidas presentes en el aire son
adsorbidos por las plantas, mientras que los que se en-
cuentran en el suelo se movilizan mediante el transporte
activo dentro de las plantas de trigo, permitiendo su acu-
mulación específica en las semillas. Los análisis indica-
ron que los granos de trigo pueden contener plaguicidas
no utilizados para la protección de las plantas, constitu-
yendo una fuente adicional de contaminación para los
consumidores. Los niveles determinados fueron bajos,
residuales que no constituyen riesgo a la salud para los
consumidores.
REFERENCIAS
Anónimo (1998).
Minitab statistical software. User´s guide 2:
Data analysis and quality tools.
Minitab Inc., State College,
PA, EUA.
Bro-Rasmussen F. (1996). Contamination by persistent chemi-
cals in food chain and human health. Sci. Total Environ.
188
, 45-60.
Chrostowski P.C. y Foster S.A. (1996). A methodology for as-
sessing congener-specific partitioning and plant uptake of
dioxins and dioxin-like compounds. Chemosphere
32
, 2285-
2304.
Cochram W.G. (1963).
Sampling techniques
. Wiley, Nueva York,
pp. 28-63.
Dawson-Saunders B. y Trapp R.G. (1997).
Bioestadística mé-
dica
. El Manual Moderno, México D.F.
Douben P.E.T., Alcock R.E. y Jones K.C. (1997). Congener spe-
cific transfer of PCDD/Fs from air to cow’s milk: an evalua-
tion of current modelling approaches. Environ. Pollut.
95
,
333-344.
Edwards N.T. (1983). Polycyclic aromatic hydrocarbons (PAH’s)
in the terrestrial environment–a review. J. Environ. Qual.
12
, 427-441.
Jantunen L.M.M., Bidleman T.F., Harner T. y Parkhurst W.J.
(2000). Toxaphene, chlordane, and other organochlorine
pesticides in Alabama air. Environ. Sci. Technol.
34
, 5097-
5105.
Leone A.D., Amato S. y Falconer R.L. (2001). Emission of chiral
organochlorine pesticides from agricultural soils in the
Plaguicida
suelo–paja
suelo–granos
paja–granos
HCB
0.67
n.c.
n.c.
α
-HCH
0.37
0.43
0.77
γ
-HCH
0.12
0.79
0.16
Σ
-HCH
0.09
0.72
0.20
pp’DDE
n.c.
n.c.
0.47
op’DDT
0.89
0.76
0.83
pp’DDT
0.74
0.87
0.63
Σ
-DDT
0.89
0.92
0.88
TABLA IV.
COEFICIENTE DE CORRELACIÓN PEARSON (
r
)
DE NIVELES DE PLAGUICIDAS ORGANO-
CLORADOS EN SUELO, PAJA Y GRANOS
n.c.= no fue posible calcular
PLAGUICIDAS ORGANOCLORADOS EN SUELO Y TRIGO
11
cornbelt region of the U.S. Environ. Sci. Technol.
35
, 4592-
4596.
McCrady J.K., McFarlane C. y Gander L.K. (1990). The transport
and fate of 2,3,7,8-TCDD in soybean and corn. Chemosphere
21
, 359-376.
McLachlan M.S. (1996). Bioaccumulation of hydrophobic
chemicals in agricultural food chains. Environ. Sci. Technol.
30
, 252-259.
McLachlan M.S. (1997). A simple model to predict the accumu-
lation of PCDD/Fs in agricultural food chain. Chemosphere
34
, 1263-1276.
Nakumura M., Suda R., Matsueda T., Karokawa Y., Takada S. y
Fukamachi K. (1995). Uptake of PCDDs and PCDFs by
radish plant. Organohalogen Compd.
24
, 497-500.
Nerin C., Polo T., Domeño C. y Echarri I. (1996). Determination
of some organochlorine compounds in the atmosphere.
Intern. J. Environ. Anal. Chem.
65
, 83-94.
Rüdel H. (1997). Volatilisation of pesticides from soil and plant
surfaces. Chemosphere
35
, 143-152.
Schroll R., Bierling B., Cao G., Dorfler U., Lahaniati M.,
Langenbach T., Scheunert I. y Winkler R. (1994). Uptake
pathways of organic chemicals from soil by agricultural
plants. Chemosphere
28
, 297-303.
Schweizer A., Turgut C. y Hurle K. (2000). Untersuchung
zur Verflüchtigung von Pflanzenschutzmitteln von
Pflanzenoberflächen in Abhängigkeit von Temperature
und relativer Luftfeuchte. Z. PflKrankh. PflSchutz.
XVII
,
791-798.
Simonich S.L. y Hites R.A. (1994). Importance of vegetation in
removing polycyclic aromatic hydrocarbons from the atmo-
sphere. Nature
370
, 49-51.
Smith K.E.C., Green M., Thomas G.O. y Jones K.C. (2001a).
Behavior of sewage sludge-derived PAHs on pasture.
Environ. Sci. Technol.
35
, 2141-2150.
Smith K.E.C., Thomas G.O. y Jones K.C. (2001b). Seasonal and
species differences in the air-pasture transfer of PAHs.
Environ. Sci. Technol.
35
, 2156-2165.
Steinwandter H. (1976). Zum Lindanmetabolismus an Pflanzen.
I. Bildung von alfa- HCH. Chemosphere
4
, 221-225.
Tomlin C.D.S. (2000).
The pesticide manual.
Twelfth edition,
British Crop Protection Council, pp. 254-256, 502-504
Trapp S. y Matthies M. (1997). Generic one-compartment model
for uptake of organic chemicals by foliar vegetation.
Environ. Sci. Technol.
29
, 2333-2338.
Wagrowski D.M. y Hites R.A. (1997). Polycyclic aromatic hy-
drocarbon accumulation in urban, suburban, and rural veg-
etation. Environ. Sci. Technol.
31
, 279-282.
Waliszewski S.M. (1993). Residues of lindane, HCH isomers
and HCB in the soil after lindane applications. Environ.
Pollut.
82
, 289-293.
Waliszewski S.M. (1995). HCH isomers and HCB residues in
root vegetables after the application of Lindane (
γ
-HCH)
to the soil. Rev. Int. Contam. Ambient.
11
, 13-19.
Waliszewski S.M. y Szymczynski G.A. (1982). Simple, low-cost
method for determination of selected chlorinated pesticides
in fat samples. J. Assoc. Off. Anal. Chem.
65
, 677-679.
Waliszewski S.M. y Szymczynski G.A. (1983). Determination of
selected chlorinated pesticides, bound and free in human
semen. Arch. Environ. Contam. Toxicol.
12
, 577-580.
Waliszewski S.M. y Szymczynski G.A. (1985). Inexpensive, pre-
cise method for the determination of chlorinated pesticide
residues in soil. J. Chromatogr.
321
, 480-483.
Waliszewski S.M. y Szymczynski G.A. (1990). Determination of
phthalate esters in human semen. Andrologia
22
, 69-73.
Waliszewski S.M., Szymczynski G.A. y Rogowska Z. (1985).
Rapid and low-cost method for monitoring determination
of selected chlorinated pesticides in feed mixtures. Bull.
Environ. Contam. Toxicol.
34
, 518-526.
Waymann B. y Rüdel H. (1995). Influence of air velocity,
application dose, and test area size on the volatilisation of
lindane. Intern. J. Environ. Anal. Chem.
58
, 371-378.
Wild S.R. y Jones K.C. (1991). Studies on the polynuclear aro-
matic hydrocarbon content of carrots (
Daucus carota
).
Chemosphere
23
, 243-251.
logo_pie_uaemex.mx