Artículo en PDF
Cómo citar el artículo
Número completo
Más información del artículo
Página de la revista en redalyc.org
Sistema de Información Científica
Red de Revistas Científicas de América Latina y el Caribe, España y Portugal
LA GESTIÓN DE LOS RESIDUOS SÓLIDOS MUNICIPALES EN LA
CUENCA DEL LAGO DE CUITZEO, MÉXICO
Otoniel BUENROSTRO
1
e Isabel ISRADE
2
1
Instituto de Investigaciones sobre los Recursos Naturales, Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, Apar-
tado Postal 12, Morelia 58141 Michoacán, México. Correo electrónico: otonielb@zeus.umich.mx
2
Departamento de Geología y Mineralogía. Instituto de Investigaciones Metalúrgicas. Universidad Michoacana de San
Nicolás de Hidalgo. Correo electrónico: aisrade@zeus.umich.mx
(Recibido septiembre 2003, aceptado noviembre 2003)
Palabras clave: residuos sólidos, generación, tiraderos municipales, consumo
RESUMEN
En México, el conocimiento sobre la cantidad y la composición de los residuos sólidos urbanos
es escaso, ya que no existen sistemas de monitoreo permanente de estos parámetros. Los datos
sobre la generación y el contenido de los residuos sólidos proceden de investigaciones realiza-
das en zonas urbanas, por lo que el desconocimiento de estos parámetros para zonas rurales es
aún mayor. Esta investigación tuvo como objeto el analisis de los residuos sólidos en ocho
municipios rurales ubicados en los márgenes del lago de Cuitzeo, en México. Se realizaron
muestreos en generadores residenciales y no residenciales y se aplicó una encuesta para cono-
cer las características socioeconómicas de los habitantes del área. También se ubicaron y midie-
ron las superficies de los tiraderos de la zona y se tomaron muestras de residuos de estos sitios
para determinar el peso volumétrico y cuantificar la cantidad de residuos acumulados. Los
resultados mostraron tasas de generación estadísticamente diferentes entre cada uno de los
municipios y menores con respecto a las reportadas con anterioridad para áreas urbanas; sin
embargo los subproductos encontrados indican patrones de consumo similares a los de áreas
urbanas.
Keywords: solid wastes, generation, dumping-grounds, consumption
ABSTRACT
In Mexico the information about the quantity and the composition of urban solid wastes is
scarce, since there does not exist a permanent monitoring system with these parameters. The
available solid waste generation and composition data come from investigations performed in
urban zones, for this reason there is a greater lack of knowledge with regard to these parameters
in rural zones. The object of this investigation was to analyze the generation and composition
of solid wastes in eight rural municipalities located along the outskirts of lake Cuitzeo in
Mexico. The sampling took place in residential and nonresidential sources. A poll was taken in
order to learn about the socio-economic characteristics of the area. Each dumpsite in the zone
was located and its surface area measured. Solid waste samples were collected from each site to
determine the site’s volumetric weight and to quantify the amount of accumulated solid wastes.
The results showed generation rates that were statistically different between each municipality
and the quantities less than those previously reported for urban areas, however, the sub
products that were found indicate similar consumption patterns to those of urban areas.
Rev. Int. Contam. Ambient. 19 (4) 161-169, 2003
O. Buenrostro e I. Israde
162
INTRODUCCIÓN
El conocimiento sobre la composición de los resi-
duos sólidos y de las fuentes que los generan, es impor-
tante para la toma de decisiones que conduzcan a una
gestión adecuada de éstos, por lo que es necesario rea-
lizar estos estudios (Bernache
et al
. 2001).
En México,
el 30 % de la población del país aún habita en
asentamientos rurales (INEGI 2000), que cuentan con
escasos recursos económicos para dotar y administrar
los servicios básicos a la población, son la electricidad,
agua potable, recolección de residuos sólidos, etc. La
carencia de recursos económicos, junto con la crecien-
te demanda de la población por servicios, ocasiona que
estos municipios enfrenten serios problemas para ad-
ministrar y planear adecuadamente la gestión de los
residuos sólidos, lo cual se refleja en sistemas de aseo
público deficientes para recolectar, tratar y disponer los
residuos sólidos que se generan en sus circunscripcio-
nes territoriales. Ello repercute en una disminución de
la calidad de vida de los habitantes y en un creciente
impacto ambiental por la emisión de gases, humos y
lixiviados hacia el aire, a los sistemas de agua subterrá-
nea y al suelo (Buenrostro 2001).
Tal es el caso de la cuenca del lago de Cuitzeo, en
Michoacán, la cual ha sido generada por continuos pro-
cesos tectónicos y volcánicos que le confieren su mor-
fología actual (Israde y Garduño 1996). En particular, el
vulcanismo ha aportado en muchos casos materiales
porosos y /o permeables y ello determina que estos
sustratos sean vías de infiltración para los lixiviados (lí-
quidos emitidos por la descomposición de los residuos
urbanos e industriales) hacia la cuenca y hacia el lago
(Israde y Garduño 1999).
Aunado a ello, la cuenca pre-
senta diferentes procesos de degradación, entre los que
se pueden citar el desbalance hídrico y la eutroficación
del embalse, como consecuencia del abatimiento de la
cubierta vegetal y el cambio en el uso del suelo, así
como la contaminación del agua por la disposición in-
adecuada en la cuenca de residuos líquidos y sólidos de
origen industrial y residencial (Gobierno del Estado de
Michoacán y Universidad Michoacana de San Nicolas
de Hidalgo 1996). No obstante,
a pesar de su deterioro,
la cuenca de Cuitzeo sustenta un ecosistema que ha
logrado permanecer a lo largo del tiempo y mantiene
una gran diversidad de especies, entre las que se cuen-
tan aves migratorias y peces, algunas de ellas endémi-
cas (Chacon
et al
. 2000).
En el decenio pasado se construyeron rellenos sani-
tarios en las ciudades con mayor densidad de habitan-
tes en Michoacán. Sin embargo, estos rellenos poco han
contribuido a revertir el problema ambiental, pues la
selección de los sitios y su funcionamiento no cumplen
con las normas ambientales vigentes (Gobierno del Es-
tado de Michoacán y Secretaría de Desarrollo Urbano
y Ecología 1999). Además, no se ha dado la importan-
cia requerida a asentamientos que por su ubicación geo-
gráfica y densidad de habitantes ejercen un impacto
importante sobre ecosistemas estratégicos, como son
los municipios asentados en la cuenca del lago de Cuitzeo
(Buenrostro 2002).
En el área no existen estudios referentes a las fuen-
tes de generación de residuos sólidos, ni de la cantidad y
de la composición de éstos. Asimismo, la información
existente sobre el impacto social y ambiental de los resi-
duos en la región es cualitativa (Comisión de Ecología
del H. Congreso de Michoacán LXVI Legislatura 1994,
Gobierno del Estado de Michoacán y Secretaría de De-
sarrollo Urbano y Ecología 1999). Se carece también de
información sobre parámetros físicos, químicos y biológi-
cos, que permitan establecer diagnósticos acertados y
diseñar programas de gestión, que disminuyan la conta-
minación ocasionada por los residuos sólidos y revertir el
deterioro ambiental de la cuenca (Buenrostro 2002).
Dada la importancia que tiene disminuir el impacto
ambiental y social que ocasiona el manejo y la disposi-
ción actuales de los residuos sólidos y de las necesida-
des de los municipios de la cuenca de Cuitzeo, de dise-
ñar e implementar estrategias de gestión adecuadas, se
realizó esta investigación cuyos objetivos específicos
fueron
caracterizar y cuantificar los residuos sólidos
urbanos que se producen, ubicar los sitios de depósito
final y cuantificar los residuos sólidos que se encuen-
tran confinados en estos sitios (tiraderos municipales)
en el área de estudio.
Descripción del área de estudio
Desde el punto de vista geológico, la región en la
que se asienta la cuenca del lago de Cuitzeo está con-
formada por sucesiones volcánicas en las que dominan
las lavas fracturadas, depósitos de caída piroclásticos
(cenizas y arenas de granulometría fina) y materiales
sedimentarios aún no compactados, conformados por
limos, arenas y diatomitas; éstas últimas dominan en el
sector sur de la cuenca. Todas estas sucesiones son
disectadas por sistemas de fallas de dirección este-oes-
te y noreste-sureste que han funcionado desde el
Mioceno superior (Israde y Garduño 1996, 1999).
La cuenca es una unidad hidrológica con una super-
ficie de 4,026 km
2
, en la cual quedan comprendidos par-
cial o totalmente los territorios de 23 municipios del es-
tado de Michoacán (Acuitzio del Canje, Álvaro Obregón,
Ciudad Hidalgo, Charo, Chucandiro, Cuitzeo, Copándaro
de Galeana, Huandacareo, Huaniqueo, Huiramba,
Indaparapeo, Lagunillas, Morelia, Morelos, Pátzcuaro,
Queréndaro, Quiroga, Santa Ana Maya, Tacámbaro,
Tarimbaro, Tzintzuntzan, Villa Madero y Zinapécuaro),
así como parte de los municipios de Acámbaro,
GESTIÓN DE RESIDUOS SÓLIDOS EN LA CUENCA DE CUITZEO
163
Moroleón, Salvatierra, Uriangato y Yuriria del Estado
de Guanajuato (Mendoza
et al.
2001) (
Fig. 1
). En los
23 municipios del estado de Michoacán que comprende
la cuenca vive el 30 % de la población del Estado, de la
cual el municipio de Morelia concentra el 16 % del total
(INEGI 2000). Asimismo, en el área se concentra la
mayor parte de la capacidad industrial y comercial del
Estado y se constituye como el principal polo de creci-
miento económico y poblacional de Michoacán.
MATERIALES Y MÉTODOS
Ubicación de los tiraderos municipales
La ubicación de los tiraderos municipales se realizó
mediante recorridos en el área de estudio, así como por
visitas y entrevistas con cada una de las personas encar-
gadas del servicio de recolección en los municipios. Una
vez en los sitios, se determinó la ubicación exacta de és-
tos mediante un sistema de posicionamiento geográfico
(GPS), los datos generados se digitalizaron sobre una base
cartográfica del área.
Cuantificación de los residuos sólidos acumulados
en los tiraderos municipales
Durante las visitas a los tiraderos se midió su super-
ficie con un medidor electrónico de distancias (modelo
UMC50) a lo largo y lo ancho de
los sitios para calcular
el área que ocupan. Para calcular el volumen de los
residuos se midió con cinta métrica la altura de la pila
que conforman éstos en los tiraderos y para medir lo
largo y lo ancho de ésta se utilizó el mismo medidor
electrónico; estas mediciones fueron corroboradas des-
pués con un levantamiento topográfico en cada uno de
los sitios. Posteriormente, se tomaron muestras de re-
siduos sólidos utilizando el método de cuarteo, con base
en la Norma Oficial Mexicana NOM-AA-15-1985
(SECOFI 1985) y se determinó el peso volumétrico de
éstos mediante la NOM-AA-19-1985 (SECOFI 1985).
Los análisis para determinar el peso volumétrico se rea-
lizaron durante la temporada seca del año (octubre) y
siempre se tomaron las muestras de los residuos más
recientes en el momento en que los vaciaba el camión
recolector, para evitar la pepena (separación de
subproductos con valor de uso o comercial) que se rea-
liza en estos sitios y que las muestras reflejasen en la
medida de lo posible la composición de los residuos tal
como son desechados por los generadores.
Análisis de generación de los residuos sólidos
urbanos
En
este estudio se considera a los residuos sólidos
urbanos (RSU) como aquellos residuos sólidos produ-
cidos por hogares, comercios e instituciones y servicios
en un asentamiento urbano, independientemente de su
tamaño poblacional; se excluye de esta categoría a los
residuos producidos por el sector agropecuario y el in-
dustrial. Dentro de los RSU se consideran los residuos
sólidos residenciales (RSR) como aquellos producidos
por las actividades de consumo dentro de las viviendas
y los residuos sólidos no residenciales (RSNR), los pro-
ducidos por las actividades de consumo, transforma-
ción, comercialización de bienes y servicios en el co-
mercio e instituciones públicas y privadas (Buenrostro
et
al.
2001a).
a. Análisis de generación de fuentes residenciales
Diseño del muestreo
El análisis de generación se realizó en las cabeceras
municipales de los ocho municipios ribereños más den-
samente poblados de la cuenca, cuyo número de mues-
tras por municipio para cada una de las dos fuentes
se
determinó de acuerdo con el procedimiento de Stein
(Mendenhall
et al
. 1986). Para determinar la generación
de los residuos sólidos se utilizó el método especificado
en la Norma Oficial Mexicana NOM-AA-61-1985
(SECOFI1985), que se modificó en el proceso de selec-
ción de las fuentes a muestrear. La selección de éstas se
Fig. 1.
Área de estudio y localización de los tiraderos municipales
(Fuente: mapa tomado de Mendoza
et al
. 2001)
O. Buenrostro e I. Israde
164
realizó dividiendo el grupo de trabajo en cuatro subgrupos,
a cada uno se le asignó para recorrer el área de trabajo
en una dirección de los cuatro grupos cardinales, selec-
cionando al azar una calle, la cual se recorrió, visitando a
los moradores a los cuales se les informaba sobre los obje-
tivos del proyecto y preguntando por su participación; si la
respuesta era afirmativa, se consideraba como una fuen-
te a muestrear.
Simultáneo al muestreo, se aplicó una encuesta en
cada una de las fuentes a analizar para conocer
parámetros socioeconómicos como el ingreso total men-
sual del hogar, número de habitantes por casa, sexo y
edad de cada uno de ellos, escolaridad de los jefes de
familia, régimen de propiedad de la casa y posesión de
automóvil. Para el caso de las fuentes no residenciales,
cada generador fue entrevistado para determinar la acti-
vidad económica, principales productos y/o servicios que
brinda, vende o fabrica, el horario y días de la semana
laborables. Los cuestionarios se clasificaron por munici-
pio y las respuestas se capturaron en el programa Excel,
versión 2000 (Microsoft 2001) para conformar una base
de datos que posteriormente se sometió a análisis de es-
tadística descriptiva.
b. Caracterización de subproductos
Con las mismas muestras de residuos para el análisis
de generación, se realizó la selección y la cuantificación
de subproductos con base en una variante del formato de
clasificación de subproductos incluido en la Norma Ofi-
cial Mexicana NOM-AA-22-1985 (SECOFI 1985). El
proceso de caracterización de subproductos consistió en
pesar las bolsas con la muestra, previamente etiquetadas
y se vaciaron para separar manualmente cada uno de los
subproductos en charolas de peso conocido. Posterior-
mente se pesó cada charola con cada uno de los
subproductos y se anotó en el formato. Finalizada la se-
paración y el pesado de los subproductos, se sumaron
todos los pesos para corroborar con el peso inicial de la
muestra. Los resultados se agruparon por municipio y se
conformó una base de datos para realizar los análisis es-
tadísticos y calcular los coeficientes de generación por
habitante y por vivienda de residuos residenciales, así
como los coeficientes de generación por fuente para los
residuos no residenciales.
RESULTADOS
Ubicación de los tiraderos municipales
Los recorridos realizados por 16 de los 28 municipios
que comprenden el área de estudio permitieron ubicar otro
número similar de sitios que funcionan como tiraderos
municipales (
Figura 1
). Este estudio no incluyó a los cin-
co municipios que están dentro de la jurisdicción del esta-
do de Guanajuato y a siete del estado de Michoacán, ya
que los sitios en los cuales se localizan los tiraderos muni-
cipales forman parte de otras cuencas hidrográficas. Los
16 tiraderos analizados están cerca de las cabeceras mu-
nicipales, por lo que brindan el servicio principalmente a
estas poblaciones y el acceso a los sitios es difícil, ya que
se ubican en barrancas y cárcavas originadas por proce-
sos erosivos o por la extracción de materiales para la cons-
trucción, además de que varios de estos predios se en-
cuentran rodeados por cultivos de o de hortalizas. En los
municipios de Álvaro Obregón y Zinapécuaro los tiraderos
se localizan a escasos 20 metros de la orilla de carreteras
y los de Chucándiro, Indaparapeo, Queréndaro y Huiramba
ocupan tierras de cultivo, por lo que es frecuente observar
ganado vacuno pastando en esos sitios.
Cuantificación de los residuos sólidos acumulados
en los tiraderos municipales
a. Determinación del área de los tiraderos muni-
cipales
La medición de la superficie de los sitios visitados
permitió estimar un área total de 34.9 hectáreas y una
antigüedad promedio de 5.7 años (
Tabla I
); esta última
que se registró a raíz de la información proporcionada
por los responsables de los sistemas de aseo público en
cada uno de los municipios estudiados. Los municipios
de Lagunillas y Acuitzio del Canje no tienen tiradero
municipal, ya que los residuos sólidos de estos munici-
pios se depositan en el tiradero del municipio de Morelia,
el cual se localiza a 25 y 35 kilómetros respectivamente,
de las dos cabeceras municipales anteriores.
b. Determinación del peso volumétrico de los resi-
duos sólidos
Se determinó el peso volumétrico promedio de 160.8
kg/m3, que permitió estimar una cantidad total de resi-
duos sólidos acumulados en los tiraderos analizados de
424, 370 toneladas (
Tabla I
). Este análisis no se realizó
en los tiraderos de los municipios de Lagunillas, Acuitzio
del Canje, Charo y Huiramba, ya que los dos primeros no
cuentan con tiradero propio, en el tercero los residuos se
depositan en barrancas de muy difícil acceso en las que,
en la temporada de lluvias, se arrastran los residuos ver-
tiente abajo y en el cuarto sitio, los residuos se encontra-
ron totalmente dispersos en toda el área del tiradero por
la presencia de ganado vacuno que pasta ahí.
Análisis de la generación de los residuos sólidos
urbanos
En los ocho municipios analizados se entregaron un
total de 1,600 bolsas para las muestras de residuos, sien-
do 200 para cada municipio, de las cuales 100 fueron
para fuentes residenciales y 100 no residenciales. De
este total se recuperó y analizó un total de 354 muestras
de residuos sólidos provenientes de fuentes residencia-
GESTIÓN DE RESIDUOS SÓLIDOS EN LA CUENCA DE CUITZEO
165
les y 411 muestras de fuentes no residenciales. La ca-
racterización de estas muestras, dio como resultado un
total de 51 componentes diferentes, lo cual muestra una
composición similar a los residuos generados en áreas
urbanas cercanas a la zona de estudio (Buenrostro et al.
2001a). No obstante, es notoria la predominancia de com-
ponentes que indican el uso de productos y el estilo de
vida de las zonas rurales, como la presencia de tierra y
piedras y la de cenizas; éstas últimas se incluyeron con
el residuo fino y sobretodo, se determinó que la fracción
orgánica compuesta por los rubros de residuo fino, hue-
so, fibra vegetal, residuos alimenticios y de jardín suma-
ron en conjunto, alrededor del 56 % (
Tabla II
).
En la
tabla III
se muestran los coeficientes de ge-
neración por habitante y por vivienda de las fuentes
residenciales, así como de las fuentes no residenciales.
Se observó un amplio rango de diferencia entre los co-
eficientes de generación
per capita
de los 8 munici-
pios analizados, siendo de 0.29 el más bajo (Santa Ana)
hasta 0.58 kg por día para el más alto (Cuitzeo); sin
embargo, el promedio para el área de estudio (0.40 kg/
persona/día), se sitúa a la mitad del promedio nacional
(0.80 a 0.90 kg/persona/día) (SEDESOL 1999). Esta
diferencia hace necesario revisar la metodología de
análisis y el diseño experimental de los muestreos en
los cuales se basan las estadísticas oficiales, con el ob-
jeto de descartar una generalización y sobreestimación
de los tasas de generación reportadas por estas últimas
(Buenrostro y Bocco 2003).
Una posible causa de variación puede ser por la
predominancia de ciudades dentro de las muestras anali-
zadas, también al número de estas últimas que se utiliza-
ron para determinar las tasas de generación, así como al
número y el tipo de las fuentes de generación que se
analizaron. Otra posible causa de variación que fue ob-
servada en este estudio, es la permanencia de los
traspatios en las viviendas analizadas, los cuales pueden
estar influyendo en el desvío de los residuos sólidos del
sistema de recolección, ya que estos sitios continúan uti-
lizándose para el engorde de animales domésticos, de los
que complementan su alimentación con los residuos or-
gánicos, así como para depositar los residuos por cos-
tumbre o por deficiencias, tanto de la cobertura, como de
la frecuencia de recolección de los sistemas de aseo pú-
blico en estos municipios rurales.
Los resultados de los análisis de las varianzas
(ANOVA) de los coeficientes de generación per cápita
mostraron una diferencia estadísticamente significativa
entre estos promedios (Fc 7, 353, 0.05). La homogenei-
dad de las varianzas se corroboró con la prueba C de
Cochran (8, 353, 0.05) (Mendenhall
et al
. 1986). Con
respecto a las fuentes no residenciales, los resultados del
ANOVA mostraron que también existe una diferencia
estadísticamente significativa entre los promedios de ge-
neración para cada uno de los 8 municipios (Fc 7, 410,
0.05); igualmente la homogeneidad de las varianzas se
corroboró con la prueba C de Cochran (8, 410, 0.05).
RESULTADOS Y DISCUSIÓN
En el área de estudio, ninguno de los municipios ana-
lizados cuenta, dentro de su organigrama administrativo,
con una instancia responsable del manejo del sistema de
Tiradero
Área (m
2
)
Volumen de los
Peso volumétrico de
Antigüedad de los
residuos (m
3
)
los residuos (kg/m
3
)
tiraderos (años)
Santa Ana Maya
17007
10204.200
163.75
3
Uriangato
24400
87018.193
ND
3
Cuitzeo
11036.1
11897.520
207.5
3.5
Huandacareo
6899.23
3104.654
152.5
7
Huandacareo 2
3480.267
2784.214
152.5
3
Charo
978.937
1957.870
158.75
2.5
Indaparapeo
8423.24
14253.095
107.5
2
Querendaro
13104.09
26208.180
72.5
9
Zinapecuaro
4968.664
9258.888
89.5
18
Älvaro Obregón
10796.07
8636.856
157.5
5
Villa Morelos
6412.77
12825.540
152.5
4
Chucándiro
945.755
756.604
147.5
2
Copandaro
2605.4712
3908.207
120
3.5
Tarímbaro
39780.03
27918.741
218.75
6
Huiramba
5508.26
4957.434
ND
3
Morelia
192 737.190
2413425.738
350
17
Total/Promedio
349083.074
2639115.930
160.8
5.7
TABLA I.
PARÁMETROS DE LOS TIRADEROS MUNICIPALES Y DE LOS RESIDUOS SÓLIDOS ANALI-
ZADOS EN LA CUENCA DE CUITZEO
*ND, No se determinó
O. Buenrostro e I. Israde
166
aseo público, por lo que la carencia de información sobre
generación de residuos y la ubicación de los sitios en los
cuales se encuentran los tiraderos municipales es enor-
me. Existe un desconocimiento generalizado entre la po-
blación y frecuentemente, entre las mismas autoridades
sobre la ubicación de los tiraderos, ya que es común que
esta última, sea sólo del conocimiento de los trabajado-
res y del encargado del servicio de aseo, el cual por lo
general, es el Oficial Mayor o el Tesorero del municipio.
La escasez de registros es consecuencia de la falta
de asesoría técnica para implementar procesos de se-
guimiento en la gestión de los residuos sólidos, y ello
repercute en deficiencias para administrar y planificar
adecuadamente los sistemas de aseo público en estos
municipios. Sin embargo, la falta de asesoría técnica
para el manejo y la disposición final de los residuos só-
lidos tiene implicaciones ambientales más serias, ya que
ninguno de los sitios visitados cumple con los criterios
de ubicación y funcionamiento especificados en las
Normas Oficiales Mexicanas NOM-083-ECOL-1994
y NOM-084-ECOL-1994 para rellenos sanitarios mu-
nicipales (SEDESOL, 1994a, 1994b). Durante las visi-
tas a los tiraderos se constató la falta de vigilancia en
estos sitios y la llegada continua de personas a deposi-
tar sus residuos, argumentando la escasa cobertura del
servicio de recolección municipal, que sucede por el
control nulo del acceso de personas y de los residuos
sólidos. Asimismo, se observaron personas separando
materiales de los residuos sólidos (pepenadores) en la
mayoría de los sitios y se detectaron residuos hospitala-
rios mezclados con los urbanos, así como residuos pro-
venientes de la industria cárnica, de la elaboración y del
entintado de telas y de la talabartería, que incrementan
los riesgos de contaminación del acuífero inmediato en
el subsuelo de la zona (Israde 2000). Aunado a esto,
también se observó la quema de los residuos sólidos
como una práctica común para disminuir su volumen y
la presencia de fauna nociva. Fue muy notoria la apari-
ción de restos de animales porcinos, que también son
quemados, por lo que la emanación de humos y olores
hace irrespirable el aire para las personas que acuden
al sitio a depositar los residuos o a separar materiales
de éstos.
La cuantificación de los residuos sólidos acumulados
en los tiraderos municipales, incluyó sólo los residuos
sólidos generados en las cabeceras municipales, ya que
la mayor parte de las tenencias (localidades más peque-
ñas de los municipios) carece del servicio de recolección
por parte del municipio, por lo que éstas últimas se ven
obligadas a depositarlos clandestinamente en terrenos,
que por lo común, no son propiedad del ejido donde se
asienta la comunidad. Esto último, además de agravar el
riesgo social por enfrentamientos entre diferentes gru-
pos, incrementa la dificultad técnica de analizarlos debi-
do a la variabilidad y fluctuación con las que se modifica
la ubicación de estos tiraderos clandestinos.
La compactación de los residuos sólidos, como trata-
miento previo a su disposición final es mínima, pues se
determinó un peso volumétrico promedio de 160.8 kg/
m
3
, que es bajo en comparación con los promedios de
compactación óptimos reportados en la bibliografía.
TABLA II.
COMPOSICIÓN DE LOS RESIDUOS SÓLIDOS EN
OCHO MUNICIPIOS DE LA CUENCA DE CUITZEO
(% PESO FRESCO)
Subproducto
Residenciales
No residenciales
Algodón
0.162
0.164
Cartón
2.028
7.094
Cuero
0.041
0.736
Residuo fino
3.582
4.291
Cartón encerado
0.050
0.898
Tetrapak
0.367
0.678
Tetrabrick
0.111
0.101
Papel encerado
0.111
0.135
Fibra dura vegetal
1.388
2.023
Fibras sintéticas
0.421
5.819
Hueso
0.290
0.516
Hule
0.144
0.635
Loza y cerámica
0.478
0.231
Madera
0.444
0.672
Material de construcción
0.226
0.218
Material ferroso
1.542
0.911
Material no ferroso
0.902
1.363
Papel
2.538
3.751
Papel higiénico
2.829
1.385
Pañal desechable niño
3.885
1.043
Pañal desechable adulto
0.066
0.243
Toalla femenina
0.062
0.019
Heces fecales
0.051
0.258
Plástico en película
4.045
4.735
Bolsas
de botana
0.635
0.801
Plastico rígido
1.118
2.634
Tereftalato de polietileno
3.657
4.080
Cloruro de polivinilo
0.400
0.441
Hule espuma
0.056
0.050
Poliestireno
0.754
0.960
Polipropileno
0.914
0.348
Residuos alimenticios
43.963
15.095
Residuos de jardín
8.016
8.543
Trapo
0.597
3.561
Vidrio transparente
4.294
9.827
Vidrio de color
0.497
6.772
Pilas eléctricas
0.065
0.289
Tierra/piedras
7.913
3.805
Papel celofán
0.083
0.900
Material eléctrico
0.043
0.778
Colillas
0.124
0.789
Plastilina
0.015
0.093
Detergente
0.023
0.093
Vísceras
0.003
0.100
Papel metálico
0.105
0.170
Envases de medicamentos
0.359
0.483
Zapatos
0.224
0.130
Cabello
0.379
0.172
Cera
0.031
0.034
Pelo /plumas
0.028
0.472
Placenta
0.663
Total
100
100
GESTIÓN DE RESIDUOS SÓLIDOS EN LA CUENCA DE CUITZEO
167
McKerracher (1978), sugiere una compactación de 450
a 600 kg/m
3
para que sea económicamente viable su trans-
porte y confinamiento. En los municipios analizados, la
baja compactación de los residuos sólidos seguramente
repercute en la ineficiencia y el encarecimiento de los
servicios de recolección, ya que los camiones además de
recorrer grandes distancias por calles y caminos en ma-
las condiciones, sólo transportan un promedio de tres to-
neladas por viaje en unidades cuya capacidad pudiera
ser hasta de seis a ocho toneladas.
Los resultados del estudio de generación de los resi-
duos sólidos urbanos en los ocho municipios, confirman
la tendencia hacia la homogeneización del consumo de
bienes y servicios que ha modificado los patrones re-
gionales de estratos de población de ingreso económico
bajo (Buenrostro
et al
. 2001), así como en las zonas
rurales de países en vías de desarrollo (Lohani
et al
.
1991). Lo anterior se demuestra por el hecho de que en
la composición de éstos se encontraron hasta 52
subproductos, entre los que destacan los plásticos y vi-
drio en una gran diversidad de empaques, los cuales
sumaron el 40% contra un 20% reportado en los años
50’s (CONADE, 1992). No obstante que se encontra-
ron subproductos otrora característicos de las áreas
urbanas como son los pañales desechables y varios ti-
pos de empaques de cartón y papel, fue notoria la can-
tidad de subproductos que hablan todavía del estilo de
vida y del uso de materiales característicos de las zo-
nas rurales, como la tierra y piedras que alcanzaron el
8% en las viviendas, y la ceniza derivada del uso de
leña, la cual abarcó el 3.5 y 4.3% para las fuentes resi-
denciales y no residenciales respectivamente. Durante
la aplicación de las encuestas se constató que en mu-
chas viviendas se emplea la leña en combinación con el
gas y que su uso se deriva de la costumbre y gusto por
cocinar ciertos alimentos, más que por una necesidad
económica; esto fue similar en las fuentes no residen-
ciales dedicadas a la venta de alimentos en las cuales
se observó el uso de la leña como una forma de atraer
clientes.
Con respecto a la fracción orgánica de los residuos
se observó que ésta continúa en un promedio del 52% en
las fuentes residenciales y del 24% en las no residencia-
les; la proporción observada en estas últimas se puede
atribuir a que muchas de las fuentes muestreadas co-
rrespondieron al microcomercio (negocios con uno o dos
empleados que por lo general son los mismos propieta-
rios)
y en los cuales las personas realizan el consumo y
muchas veces la preparación de alimentos en las nego-
ciaciones, ya que forman parte de las mismas viviendas.
En este estudio, se determinaron índices de genera-
ción por habitante más bajos que los reportados para áreas
urbanas. Esto último, hace importante la ampliación de
investigaciones sobre producción de residuos sólidos en
los asentamientos en que prevalece la población rural, ya
que en éstos todavía predominan los traspatios, por lo
cual sería de gran utilidad, investigar su influencia en el
desvío de los residuos orgánicos del sistema de recolec-
ción, pues todavía continúan utilizándose para la alimen-
tación de animales domésticos, o para depositar estos
residuos en estos sitios por costumbre, o por deficien-
cias, tanto de la cobertura, como de la frecuencia de re-
colección de los sistemas de aseo público en estos muni-
cipios rurales. Por esto, es importante que las investiga-
ciones en zonas rurales, incluyan también la entrevista y
la observación sistematizada para analizar los sistemas
de recolección y de variables socioculturales, bajo un
enfoque etnográfico (Goetz y LeCompte, 1988), ya que
es frecuente que la metodología de análisis existente, no
es aplicable en estas áreas.
No obstante, que en las ocho cabeceras municipales
analizadas predomina el modo de vida rural, se observó
una diferencia estadísticamente significativa en los co-
eficientes de generación por habitante y por fuente, lo
cual confirma la influencia del ingreso y de las activida-
des económicas en la generación y composición de los
residuos sólidos; se ha establecido que los ocho munici-
pios analizados tienen marcadas diferencias en los nive-
les de pobreza y marginación (SEDESOL, 2001), lo cual
reafirma esta tendencia.
TABLA III.
TASAS DE GENERACIÓN Y PRODUCCIÓN TOTAL DE RESIDUOS SÓLIDOS EN 8 MUNICIPIOS DE LA CUENCA DE
CUITZEO (PESO FRESCO)
Municipio
Generación/
Generación /
Generación/
Total de no
Total de
Total de
vivienda (g/día)
habitante (g/día)
fuente (g/día)
residenciales (kg/día)
residenciales (kg/día)
urbanos (kg/día)
Huandacareo
1008.54
335.91
884.41
255.86
3941.00
4196.86
Copandaro
1092.19
311.47
534.22
100.46
2628.00
2728.46
Cuitzeo
2240.40
578.76
1067.40
491.12
7347.00
7838.12
Chucándiro
1822.69
514.00
1081.26
43.79
2398.00
2441.79
Querendaro
1399.46
397.59
599.71
298.79
3743.00
4041.79
Zinapecuaro
1823.69
479.75
1133.17
1075.80
14630.00
15705.80
Santa Ana
1228.37
289.00
724.26
254.15
4102.00
4356.15
Charo
1200.71
337.65
844.22
82.42
5062.00
5144.42
Promedio/Total
1477.01
405.52
858.58
2602.39
43851.00
46453.39
O. Buenrostro e I. Israde
168
CONCLUSIONES
En México, el conocimiento sobre la generación y
composición de los residuos sólidos es escaso y los re-
sultados disponibles de estos estudios, se han realizado
mayoritariamente en las ciudades, lo cual puede incidir
en que las estadísticas nacionales con respecto a estos
parámetros para las zonas rurales se hayan sobreestimado
y generalizado. No obstante, al aumento observado en la
fracción inorgánica de los residuos sólidos en las comu-
nidades y pueblos, aún permanecen modos de vida en
éstos que desvían algunos componentes de los residuos
sólidos de los sistemas de recolección y por lo tanto, de-
terminan tasas de generación y composición diferentes a
los de las áreas urbanas. Además, aún predomina la ge-
neración de residuos consistente con el estilo de vida ru-
ral (ceniza), como del rezago (tierra, piedras) en infraes-
tructura urbana en estos asentamientos rurales.
Sin embargo, la diversidad de subproductos encontra-
dos al analizar la generación, confirma la tendencia hacia
la modificación de los patrones de consumo regionales en
las zonas rurales, por uno de productos con mayor nivel de
procesamiento y por ende, hacia una mayor heterogenei-
dad en la composición de los residuos sólidos.
La falta de asesoría técnica para la recolección efi-
ciente y la disposición final segura de los residuos sólidos,
fue la principal carencia detectada en los sistemas de aseo
público. De acuerdo con las observaciones realizadas en
los tiraderos visitados, ninguno de éstos cumple con los
requisitos de ubicación (NOM-083-ECOL-1994) y fun-
cionamiento (NOM-084-ECOL-1994), ya que todos los
tiraderos carecen de vigilancia para controlar el acceso
tanto de personas, como de los residuos. La determina-
ción de los pesos volumétricos de los residuos sólidos, así
como de las áreas de cada uno de los tiraderos, permitie-
ron estimar una cantidad de 424, 370 toneladas de resi-
duos sólidos acumulados en el área de estudio, que sugiere
impacto ambiental y a la salud pública por su disposición
inadecuada que rebasa la escala local de los tiraderos.
AGRADECIMIENTOS
Este trabajo fue financiado por el CONACyT al pri-
mer autor, a través del proyecto 135577-T y por la Coor-
dinación de la Investigación Científica de la UMSNH,
con el proyecto No. 5.9.
REFERENCIAS
Bernache G., Sánchez S., Garmendia A., Dávila A. y Sánchez M.
(2001). Solid waste characterization study in the Guadalajara
metropolitan zone, Mexico. Waste Manag. Res. 19, 413-424.
Buenrostro O. (2001).
La generación de residuos sólidos ur-
banos en la cuenca del lago de Cuitzeo, México
. Informe
final. Proyecto financiado por el fondo para retener en
México y repatriar investigadores mexicanos, con expedien-
te No. 000323 del
CONACyT, 36 p.
Buenrostro O., Bocco G. y Bernache G. (2001a). Urban solid
waste generation and disposal in Mexico. A case study.
Waste Manag. Res. 19, 169-176.
Buenrostro O., Bocco G. y Cram S. (2001b). Classification of
sources of municipal solid wastes in developing countries.
Resources, Conservation and Recycling
.
32, 29-41.
Buenrostro O. (2002).
Estudio de la contaminación por resi-
duos sólidos en la cuenca del lago de Cuitzeo, México
.
Informe final. Proyecto No. 135577-T del
CONACyT, 14 p.
Buenrostro O. y Bocco G. (2003). Solid waste management in
municipalities in Mexico. Goals and perspectives.
Resources, Conservation and Recycling
39, 251-263.
Comisión de Ecología del H. Congreso de Michoacán LXVI
Legislatura. (1994).
El deterioro ambiental de la cuenca
de Cuitzeo
. Morelia, Michoacán, 82 p.
CONADE (Comisión Nacional de Ecología). (1992).
Informe de
la situación general en materia de equilibrio ecológico y
protección al ambiente 1989-1990.
México, 210 p.
Chacón A.; Rosas C. y Alvarado J. (2000). The effects of
hypereutrophication in a tropical mexican lake. En:
Aquatic
ecosystems of Mexico: status and scope
(M. Munawar, S.G.
Lawrence, I.F. Munawar y D.F. Malley, Eds.). Ecovision
World Monograph Series. The Netherlands, pp. 89-101.
Gobierno del Estado de Michoacán y Universidad Michoacana
de San Nicolás de Hidalgo. (1996). Primer Foro de Análisis
de la Problemática Ambiental del Estado de Michoacán.
Cuenca de Cuitzeo.
Gobierno del Estado de Michoacán y Secretaría de Desarrollo
Urbano y Ecología. (1999). Programa Estatal de Medio Am-
biente y Recursos Naturales. Morelia, Michoacán, 139 p.
Goetz J. P. y LeCompte M. D. 1988. Etnografía y diseño cualita-
tivo en investigación educativa. Ediciones MORATA.
Madrid, 256 p.
INEGI. (Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informá-
tica). (2000).
XII Censo General de Población y Vivienda,
2000. Resultados Preliminares
,
México, 375 p.
INE/SEMARNAP (Instituto Nacional de Ecología/Secretaría
del Medio Ambiente Recursos Naturales y Pesca). (1995).
Norma Oficial Mexicana NOM-087-ECOL-1995
. Diario
Oficial de la Federación. Martes 7 de noviembre de 1995.
México, 10 p.
Israde I. y Garduño V. (1996). El neogeno del lago de Cuitzeo,
aspectos paleogeográficos y paleoambientales y su com-
paración con el lago actual. Memorias del I Foro de Análi-
sis de la Problemática Ambiental del Estado de Michoacán.
Cuenca del Lago de Cuitzeo, Morelia, Michoacán, México,
pp. 121.
Israde
I. y Garduño, V. (1999).
Lacustrine record in a volcanic
intra-arc setting: the evolution of the late neogene Cuitzeo
basin system (Central Western Mexico). En:
Ancient and
Recent lacustrine systems in convergent margins
(L. Ca-
GESTIÓN DE RESIDUOS SÓLIDOS EN LA CUENCA DE CUITZEO
169
brera y A. Saez Eds.). Vol.151, pp. 209-227.
Israde I. (2000). Evaluación del impacto ambiental al agua sub-
terránea del tiradero de Morelia y su afectación en las po-
blaciones del entorno. Informe final. Proyecto No.
19980306010 del sistema de investigación SIMORELOS-
CONACyT. 60 p.
Lohani B.N. y Baldisimo J.M. (1991). Scavening of solid waste
in Manila. Vol. VIII, 1, 2. P 69-88. En:
Man and waste. Popu-
lar recycling activities in the third world.
ENDA, Eds.,
Dakar, Turkía.
Mendenhall W., Scheaffer L.R. y Wackerly D.D. (2002).
Mathematical statistics with applications
. Duxburg Press,
Bellmont, California, 751 p.
Mendoza M., López E. y Bocco G. (2001). Regionalización
ecológica, conservación de recursos naturales y ordena-
miento territorial en la cuenca del lago de Cuitzeo,
Michoacán. Resultados. Proyecto No. 98306024 del siste-
ma de investigación SIMORELOS-CONACYT, 266 p.
Microsoft Corporation (2001). EUA.
McKerracher I. (1978). Técnicas aplicables a los procesos de
compactación, trituración e incineración. En:
Simposio Re-
gional Sobre Desechos Sólidos.
Organización Panameri-
cana de la Salud/Organización Mundial de la Salud. Serie
Técnica de la División de Salud Ambiental. Santo Domin-
go, República Dominicana. pp. 1-18.
SECOFI (Secretaría de Comercio y Fomento Industrial). (1985).
Relación de normas oficiales mexicanas aprobadas por el
comité de protección al ambiente. Contaminación del Sue-
lo. México, 104 p.
SEDESOL (Secretaría de Desarrollo Social). (1994).
Norma Ofi-
cial Mexicana NOM-083-ECOL-1994
. Diario Oficial de la
Federación. México. 3 p.
SEDESOL (Secretaría de Desarrollo Social). (1994a).
Norma
Oficial Mexicana NOM-084-ECOL-1994
. Diario Oficial de
la Federación. México, 8 p.
SEDESOL (Secretaría de Desarrollo Social, Subsecretaría de
Desarrollo urbano y Vivienda). (1999). México.
SEDESOL (Secretaría de Desarrollo Social). Programa Nacio-
nal de Atención a Regiones Prioritarias. Diario Oficial de la
Federación 15 de marzo de 2001. México.
logo_pie_uaemex.mx