Artículo en PDF
Cómo citar el artículo
Número completo
Más información del artículo
Página de la revista en redalyc.org
Sistema de Información Científica
Red de Revistas Científicas de América Latina y el Caribe, España y Portugal
Rev. Int. Contam. Ambient. 22 (1) 49-58, 2006
EVALUACIÓN DE LA CALIDAD DEL AIRE MEDIANTE EL USO DE BIOINDICADORES EN
LA PROVINCIA DE SAN LUIS, ARGENTINA
Celina Sofía SANTONI y Rubén LIJTEROFF
Departamento de Bioquímica y Ciencias Biológicas, Facultad de Química, Bioquímica y Farmacia, Universidad
Nacional de San Luis, Chacabuco y Pedernera 5700 San Luis, Argentina.
(Recibido octubre 2004, aceptado mayo 2006)
Palabras clave: calidad de aire, líquenes, bioindicadores, índice de pureza atmosférica
RESUMEN
Se estudió la comunidad de líquenes, en la ciudad de Juana Koslay, San Luis (Argen-
tina), asumiendo que son bioindicadores de la calidad del aire de la zona. Se comparó
un área urbana de crecimiento poblacional rápido, con fuentes fijas y móviles de
contaminación, versus dos áreas testigo sin fuentes de contaminación. Se utilizó el
método del Índice de Pureza Atmosférica (IPA), como variable de análisis para deter-
minar la existencia de contaminación aérea. El método supone la disminución en la
frecuencia de especies a medida que aumenta la contaminación del aire. Se determi-
naron parámetros ecológicos: diversidad, riqueza y equitatividad. Los resultados ob-
tenidos muestran que las tres áreas evaluadas no presentan diferencias estadística-
mente significativas en los valores de IPA ni en los valores de diversidad. Los resul-
tados indican homogeneidad en los ambientes estudiados, a pesar de las diferencias
que tienen en cuanto al uso del suelo (área urbana vs. áreas naturales).
Key words: air quality, lichens, bioindicators, index of atmospheric purity
ABSTRACT
The lichen comunity was evaluated in Juana Koslay City, San Luis (Argentina), as
environmental pollution bio-indicators. The urban area was compared against two
control areas with no pollution sources. In the urban area there is a growing human
population and fixed and movile sources of pollutants. The Index of Atmospheric
Purity (IAP) was calculated to determinate the presence of air pollution. The as-
sumption of the method is that the frequency of species will be reduced when the
pollutants increase. Ecological parameters like diversity, richness and equitativity
were determined. According to the results, the areas evaluated do not present differ-
ences in the values of IAP neither in lichen diversity. The results would indicate ho-
mogeneity in the air in the study areas, even though the areas chosen have remarkable
differences in ground use (urban area vs. natural areas).
C.S. Santoni y R. Lijteroff
50
INTRODUCCIÓN
Es adecuado el uso de comunidades liquénicas para
la evaluación de la calidad del aire con el objeto de
realizar las primeras aproximaciones al problema de
la contaminación, en áreas naturales y urbanas no
exploradas previamente.
Los líquenes pueden colonizar numerosos am-
bientes aparentemente hostiles, como son las altas
montañas y los desiertos. Sin embargo, el sensible
balance entre los simbiontes (algas: Clorofitas o
Cianofitas; y hongos: Ascomycetes, Basidiomycetes
o Phycomycetes) puede ser fácilmente alterado. Esto
los vuelve vulnerables a variaciones ambientales,
como por ejemplo la contaminación aérea (Kricke y
Loppi 2002).
Los cambios en la composición de las comunida-
des liquénicas son correlacionados con los que ocu-
rren a nivel de la contaminación atmosférica. Los
líquenes pueden ser usados como bioindicadores o
biomonitores en dos formas diferentes: la primera,
por mapeo de todas las especies presentes en un área
específica; la segunda, mediante el muestreo indivi-
dual de las especies liquénicas y la medición de los
contaminantes acumulados en sus talos (transplante
de líquenes, cambios morfo fisiológicos, evaluación
de bioacumulación) (Conti y Cecchetti 2001).
Los líquenes son comúnmente utilizados como
biomonitores, bioacumuladores o bioindicadores
(Rubiano 1988, Geiser
et al
. 1994, Ariño Vila
et al
.
1997, Pignata 1998, Loppi
et al
. 1998, Calatayud
Lorente y Sanz Sánchez 2000, Van Dobben
et al
.
2001, Nimis y Purvis 2002, Loppi
et al
. 2002a, b,
Brunialti y Giordani 2003, Ferretti
et al
. 2004, Loppi
et al
. 2004).
La conocida eficacia de los líquenes en la evalua-
ción de la calidad del aire deriva de sus característi-
cas biológicas: carecen de raíz y de sistemas de con-
ducción; dependen completamente de la atmósfera y
del sustrato en el que viven para su metabolismo; no
tienen estructuras selectivas o protectoras del medio
externo (epidermis o cutícula) que actúen como ba-
rrera ante las sustancias del ambiente (por esto, los
procesos de absorción de aerosoles y gases ocurren
sobre toda la superficie de sus talos); no poseen me-
canismos de eliminación de los contaminantes; son
cosmopolitas, pero al mismo tiempo se desarrollan
en ambientes con características bien definidas; son
perennes, con crecimiento lento y gran longevidad.
Los líquenes epifitos resultan ser muy efectivos
como sistemas de alerta ya que permiten detectar
tempranamente signos de cambio ambiental (Loppi y
Pirintsos 2003) que pueden manifestarse en modifi-
caciones en las comunidades liquénicas (Loppi
et al
.
1998).
La disminución en la calidad del aire va ligada a la
reducción y a la desaparición de los grupos de líque-
nes más sensibles y a la dominancia de los más resis-
tentes. Las comunidades se van empobreciendo y
pasan a estar constituidas por unos pocos grupos de
especies liquénicas.
Se han propuesto diversos métodos para evaluar
la calidad del aire utilizando líquenes y sus valores de
diversidad (Brunialti y Giordani 2003).
El método del Índice de Pureza Atmosférica (IPA)
permite evaluar la calidad del aire con líquenes, com-
binando el número de especies presentes en un sitio
con la sensibilidad de éstas a ciertos contaminantes
ambientales. La fórmula del IPA que utiliza la fre-
cuencia como parámetro de bioindicación
ha demos-
trado ser la más eficaz (Kricke y Loppi 2002); ade-
más que aporta datos sobre la cobertura liquénica y
la diversidad de especies (Calatayud Lorente y Sanz
Sánchez 2000). Este índice puede ser también iden-
tificado en la bibliografía como “Lichen Biodiversity”
(LB) (Ferretti
et al
. 2004).
En el presente trabajo se estudió la comunidad de
líquenes epifitos presentes en la ciudad Juana Koslay,
en la Provincia de San Luis, Argentina. Juana Koslay
es un área urbana de aproximadamente 450 hectá-
reas, donde existen simultáneamente dos esquemas
de uso del suelo: uno estrictamente urbano-residen-
cial y otro de fabricación artesanal de ladrillos, anti-
guo en la zona. La cocción de los ladrillos se realiza
en hornos que se ubican en distintos puntos de esta
ciudad, utilizando para ello combustibles fósiles y
madera.
Esta área urbana ha registrado un importante in-
cremento poblacional en los últimos 10 años, dupli-
cando su población de 4,186 (censo 1991) a 8,770
(censo 2001) habitantes (INDEC 2004). El incremento
poblacional, generalmente trae aparejado un aumen-
to en los niveles de contaminación atmosférica, ge-
nerada tanto a nivel domiciliario como por la circula-
ción vehicular (Seinfeld 1978). Por lo tanto, se reco-
nocen fuentes móviles (vehículos) y fijas de conta-
minación (calefacción domiciliaria y hornos de fabri-
cación de ladrillos). Las fuentes fijas pueden ser de
tipo estacional (domiciliario) o permanentes (hornos
ladrilleros).
Partiendo del conocimiento de la clara relación
existente entre actividades antrópicas y contamina-
ción ambiental, se plantea el problema de la existen-
cia de un proceso de contaminación del aire en la
ciudad de Juana Koslay, producto de las fuentes fijas
y móviles de contaminación presentes en la zona.
BIOINDICADORES Y CALIDAD DEL AIRE EN SAN LUIS (ARGENTINA)
51
La hipótesis del presente trabajo es que en el área
urbana existen niveles de contaminación del aire, pro-
ducto de fuentes fijas y móviles de contaminación,
que pueden ser identificados por medio del método
del IPA.
Se fijaron como objetivos la determinación del IPA
en el área urbana de Juana Koslay y en áreas testigo
cercanas, a partir de datos de frecuencia liquénica, y
la descripción de características generales de las co-
munidades de líquenes presentes, aportando datos
nuevos para la región.
MATERIALES Y MÉTODOS
En este trabajo se consideraron 3 áreas de estu-
dio: un área urbana (ciudad de Juana Koslay) ubica-
da en el centro de la provincia de San Luis (33º 16’S
- 66º16’W); un área rural ubicada a 11 km. del área
urbana (localidad de Donovan: 33º21’S - 66º 14’W) y
un área de reserva, a 35 km. del área urbana (reserva
floro-faunística La Florida: 33º 07’S - 66º 02’W). Es-
tas áreas testigo fueron consideradas como “natura-
les” como lo proponen Loppi
et al
. (2002b). El régi-
men de vientos predominante de la región es de di-
rección SE y en menor media del N, por lo que los
contaminantes generados en el área urbana, no se-
rían trasladados a las áreas testigo.
En la
figura 1
se presenta la ubicación de la pro-
vincia de San Luis en la República Argentina y en
ampliación la provincia con las 3 áreas de estudio.
Juana Koslay y Donovan se encuentran en la for-
mación bosque de quebracho blanco (
Aspidosperma
quebracho-blanco
) y algarrobo (
Prosopis flexuosa
),
mientras que la reserva La Florida es parte de la for-
mación pastizales y bosques serranos (Anderson
et
al
. 1970). Según Cabrera (1976), estas tres áreas se
encuentran en la Provincia Fitogeográfica Chaqueña.
En clasificaciones actualizadas, las tres áreas perte-
necen al extremo sur del Gran Chaco Sudamericano,
específicamente a la región del Chaco árido y serra-
no (Naumann y Madariaga 2004), por lo tanto, si-
guiendo la clasificación actual, todas las áreas inclui-
das en el estudio se encuentran en una misma región
fitogeográfica.
La localidad de Juana Koslay es un área periur-
bana de la ciudad de San Luis, donde se encuentran
áreas no degradadas con relictos de bosque nativo.
La localidad de Donovan responde fisonómicamen-
te a las características de un parque (bosque abier-
to) cuya especie arbórea predominante es el alga-
rrobo (
Prosopis
sp.). La reserva floro faunística
La
Florida, también responde fisonómicamente a las ca-
racterísticas de un parque, con predominio de
Prosopis
sp. y con gran presencia de pastizales en
el estrato herbáceo. Se aclara que La Florida no
tiene influencia antrópica por ser un área de reserva
estricta.
La región donde se encuentran las áreas de estu-
dio se caracteriza por presentar temperatura media
anual de 17.2 ºC y precipitaciones medias de 628
mm anuales (datos 1961-1990, Servicio Meteoroló-
gico Nacional), ubicándose entre las isoyetas de 400-
600 mm anuales (Naumann y Madariaga 2004)
La
altura media es de 853 msnm.
Todos los muestreos de líquenes cortícolas fue-
ron realizados en árboles del género
Prosopis
sp. con
un perímetro de tronco mayor o igual a 30 cm. Los
árboles dañados por el fuego o que presentaran alte-
raciones fitosanitarias fueron excluidos del estudio.
Las evaluaciones se realizaron a través de transectos
lineales, de largo variable.
El cálculo de la muestra mínima de árboles a eva-
luar se realizó con la siguiente fórmula (Bonham
1989):
n = S
2
.
t
2
/(x-
µ
)
2
n= núm. de árboles requeridos.
S= desviación estándar de la muestra.
t= desviación normal en el nivel de límite de confian-
za y grados de libertad dados.
x= media de la muestra
µ
= media poblacional
En todos los casos el número de árboles mues-
treado, superó la muestra mínima.
El área urbana de estudio se dividió en 5 parcelas,
aproximadamente de 90 ha cada una (
Fig. 2
). Se cal-
1: JUANA KOSLAY
2: DONOVAN
3: RESERVA LA FLORIDA
3
2
1
Fig. 1.
República Argentina. Detalle de ubicación de la provin-
cia de San Luis
BIOINDICADORES Y CALIDAD DEL AIRE EN SAN LUIS (ARGENTINA)
53
entre ellas (
p
= 0.19386) y al comparar entre todas
las áreas analizadas (5 urbanas y 2 testigo), no se
hallaron diferencias estadísticamente significativas en
los valores de IPA (
p
= 0.31771), lo que evidencia la
homogeneidad en la calidad del aire analizado con la
metodología seguida en el presente trabajo.
CUADRO I.
LISTADO DE TAXA ENCONTRADOS EN LAS PARCELAS URBANAS Y EN LAS ÁREAS TESTIGO. FRECUEN-
CIA Y VALORES DEL IPA DE CADA ÁREA
Frecuencias
Áreas Urbanas – Juana Koslay
Áreas Testigo
Parcela 1
Parcela 2
Parcela 3
Parcela 4
Parcela 5
Donovan
La Florida
Buellia punctata
(Hoffm.) Massal
18.47
18.11
19.24
17.54
17.76
9.94
15.47
Physconia
sp.
13.18
15.42
15.12
13.85
14.29
4.33
14.95
Hyperphyscia syncolla
(Nyl.) Kalb
11.94
10.05
7.65
10.62
8
12.5
3.58
Candelaria concolor
(Dicks.) Stein
10.65
6.74
9.76
5.15
9.82
18.61
9.63
Lecanora
aff.
flavidomarginata
Lesd.
12.24
9.53
8.94
12.08
8.94
5.56
1.11
Punctelia microsticta
(Müll. Arg.) Krog
3.18
1.11
1.71
0.54
2.06
10.94
14
Xanthoria candelaria
(L.) Th. Fr.
0.24
0.26
0.12
-
-
0.11
1
Teloschistes chrysophtalmus
(L.) Beltr.
5.00
4.95
1.82
0.92
4.65
8.00
0.74
Parmotrema melanothrix
(Mont.) Hale.
1.24
0.47
0.29
-
0.12
1.89
0.26
Caloplaca erythranta
(Tuck.) Zahlbr
0.24
0.05
0.06
0.85
0.29
-
-
Physcia
sp. (A)
6.35
3.26
2.18
6
4.53
3.06
0.42
Physcia
sp. (B)
-
-
-
-
-
-
0.11
Lepraria
sp.
-
-
-
-
-
-
3.95
Rimelia reticulata
(Taylor) Hale y Fletcher
-
-
-
-
-
-
1.58
Rimeliella conferenda
Kurok
-
-
-
-
-
-
0.11
Rimeliella uruguensis
Kurok
-
-
-
-
-
-
0.42
Canomaculina muelleri
(Vain.) Elix y Hale
-
-
-
-
-
-
0.32
Ramalina ecklonii
(Spreng.) Meyen y Flot.
-
-
-
-
-
-
0.05
Usnea amblyoclada
(Müll. Arg.) Zahlbr.
-
-
-
-
-
-
0.05
I.P.A. área
82.71
69.95
66.88
67.54
70.47
74.94
68.00
CUADRO II.
VALORES DEL IPA DE LOS ÁRBOLES MUESTREADOS. VALO-
RES PROMEDIO (X) Y NÚMERO DE ÁRBOLES MUESTREADOS
POR PARCELA
Áreas Urbanas – Juana Koslay
Áreas Testigo
Parcela 1 Parcela 2
Parcela 3
Parcela 4
Parcela 5
Donovan
La Florida
64
49
67
52
72
69
78
68
21
93
59
91
60
54
99
68
73
48
106
65
82
50
36
59
57
72
74
59
35
53
21
90
120
45
62
34
66
69
68
55
68
45
109
51
69
43
75
70
62
83
83
74
79
62
97
60
75
86
88
43
78
66
81
73
67
52
99
53
70
75
135
75
74
63
88
91
67
139
72
65
93
66
99
45
64
60
59
84
32
66
97
110
121
44
60
51
64
100
96
70
31
88
56
71
83
87
64
91
54
97
95
73
73
95
65
73
84
85
74
101
x
82.71
69.95
66.88
67.54
70.47
74.94
68.00
n
1
71
91
71
3 1
7
1
8
1
9
S
30.65
22.76
17.15
19.53
22.86
15.94
15.93
C.S. Santoni y R. Lijteroff
54
Descripción de la comunidad: diversidad, rique-
za y equitatividad
En la reserva floro-faunística La Florida, se en-
contró mayor cantidad de especies (S= 18) en com-
paración con el área urbana y la testigo Donovan,
que presentaron valores semejantes entre sí. Con res-
pecto a la diversidad, los valores más altos corres-
ponden a las parcelas 1 y 2 (área urbana). Por su
parte, en los testigos se obtuvieron valores bajos de
equitatividad, posiblemente por la baja cobertura que
presentaron muchas de las especies allí presentes
(
Cuadro III
).
Se realizó un análisis estadístico para comparar los
valores de diversidad entre las áreas estudiadas. Para
el análisis estadístico los datos de diversidad en cada
árbol debieron ser normalizados. De la comparación
entre todas las áreas analizadas (5 urbanas y 2 testi-
gos), no se hallaron diferencias estadísticamente signi-
ficativas en los valores de diversidad (
p=
0.12224).
Orientación de los líquenes sobre el tronco
El análisis de la distribución de los líquenes sobre
los troncos de los árboles mostró variaciones según
los puntos cardinales. Estos datos se tomaron sólo
para las parcelas del área urbana y para el área testi-
go La Florida.
Para Juana Koslay se observó una predominancia
clara de presencia de líquenes en la superficie orien-
tada hacia el sur (28.31 % de los casos), siguiéndole
la SE (con el 19.31 %) y finalmente la SW (el 19.82
% de las veces). La orientación que mostró menor
presencia de individuos fue la N, con un 2 % del
total, mientras que las ubicaciones NE y NW tam-
bién se mostraron en valores bajos (
Fig. 3
). En el
caso de La Florida, la NE es la que muestra mayor
presencia liquénica, con porcentaje de 31.57 %, mien-
tras que las N y E fueron las que siguieron (15.79
%). Las orientaciones del tronco hacia el S, SE y W
fueron de 10.53 %, mientras que en la NW de 5.26
%. La que en ningún caso mostró una cobertura
liquénica considerable fue la SW (
Fig. 4
).
DISCUSIÓN
En el presente estudio se realizó la comparación
CUADRO III.
VALORES DE RIQUEZA (S), ÍNDICE DE DIVERSIDAD
SHANNON-WEAVER (H) Y EQUITATIVIDAD (J)
DE LAS AREAS
ESTUDIADAS
Área
s Urbanas - Juana Koslay
Áreas Testigo
Parcela 1 Parcela 2
Parcela 3 Parcela 4
Parcela 5
Donovan
La Florida
S
11
11
11
9
10
10
18
H
1.78
1.63
1.41
1.31
1.30
1.40
1.44
J
0.87
0.84
0.76
0.70
0.72
0.67
0.73
0%
5%
10%
15%
20%
25%
30%
N
NE
E
SE
S
SW
W
NW
Fig. 3.
Porcentaje de árboles con mayor presencia liquénica
según los puntos cardinales, en la localidad de Juana
Koslay
0%
5%
10%
15%
20%
25%
30%
35%
N
NE
E
SE
S
SW
W
NW
Fig. 4.
Porcentaje de árboles con mayor presencia liquénica
según los puntos cardinales en la reserva La Florida
BIOINDICADORES Y CALIDAD DEL AIRE EN SAN LUIS (ARGENTINA)
55
entre un área urbana (con presencia de fuentes fijas
y móviles de contaminación) y áreas testigo que no
presentan fuentes de contaminación.
Con respecto a la distribución de los líquenes al-
rededor del tronco, Rubiano (1988) observó mayor
número de especies en la cara
opuesta a la fuente de
contaminación. En el presente trabajo, la margen sur
(de menor insolación), es donde se esperaba la ma-
yor cantidad de líquenes. Esto se observó en el área
urbana, donde la gran mayoría se ubicó en la direc-
ción sur. En la reserva La Florida, la mayor presen-
cia, se observó en la margen NE, donde hay más
exposición a la radiación solar. Es probable que vien-
tos con direcciones localmente modificadas por la
topografía puedan influenciar la distribución de los
líquenes en la corteza del árbol en este sector, y no
necesariamente una fuente de contaminación como
en el trabajo antes citado.
Los resultados obtenidos, utilizando el IPA como
variable de análisis, no son los esperados, ya que no se
encontraron diferencias significativas en cuanto a con-
taminación entre el área urbana y las áreas testigo.
Los valores del IPA pueden interpretarse como
estimaciones de la calidad del aire: valores altos co-
rresponderían a una condición de contaminación aé-
rea baja, mientras que valores bajos indicarían una
calidad de aire inferior. Por lo tanto, este índice apor-
ta información sobre la disminución en el número de
especies, su frecuencia y cobertura en la comunidad
liquénica en estudio ante la presencia de ciertos con-
taminantes gaseosos, como SO
2
o NO
x
(Asta
et al
.
2002, Loppi
et al
. 2002a).
Como una de las áreas testigo es una reserva pro-
vincial de flora y fauna, pueden confirmarse sus ca-
racterísticas de área “natural”, pudiendo considerar-
se los datos del IPA obtenidos allí como de buena
calidad del aire. De igual manera puede considerarse
el área testigo Donovan, ubicada a pocos kilómetros
del área de estudio y donde no hay registros de fuen-
tes fijas de contaminación.
Si bien no se han medido los contaminantes gene-
rados por los hornos de ladrillo presentes en el área
urbana, se sabe que para lograr la combustión se uti-
liza madera y combustibles fósiles. Esto, sumado a
que los hornos funcionan de forma ininterrumpida a
lo largo de todo el año, lleva a considerar que estas
fuentes fijas de contaminación son un factor muy
importante en la composición del aire de la zona ur-
bana. A su vez, existe una fuerte presencia estacional
en el uso de calefacción domiciliaria, considerada
como una fuente secundaria de contaminación. Por
otro lado, como en toda área urbanizada, existe trán-
sito vehicular que aporta gases y partículas contami-
nantes. El aporte de todas las fuentes de contamina-
ción probablemente afecte a las comunidades de lí-
quenes, tal como lo indican los supuestos de la bioin-
dicación.
Al analizar los valores del IPA en las distintas par-
celas urbanas, se desprende que no existen diferen-
cias entre ellas. Sin embargo, es interesante observar
que la parcela 1 es la de mayor IPA de todo el mues-
treo, aún por encima de las áreas testigo. Esto resulta
contradictorio con los supuestos de la metodología
del uso de bioindicadores para determinar calidad de
aire empleada en el presente estudio.
Como ya se mencionó, no existen antecedentes
de estudios de bioindicación para la región utilizando
IPA. Sin embargo, el método es ampliamente utiliza-
do en otras regiones, aún bajo denominaciones como
“LB: Lichen biodiversity” (Loppi
et al.
2002c).
El cálculo del IPA se ha realizado siguiendo una
técnica estandarizada por distintos autores, cuyo va-
lor resulta de la suma de frecuencias individuales de
las especies que son muestreadas en una cuadrícula.
Cuando se observa el tipo y el número de especies
presentes en las áreas y parcelas muestreadas (
Cua-
dro I
) y se analiza la contribución de cada una al
valor del IPA de la zona, puede mostrar que existen
variaciones. La conformación del valor final del IPA
está muy influenciado por la presencia de algunas
especies con frecuencias altas de aparición, como
ocurre con
Buellia punctata
y
Physconia
sp. en el
área urbana. En el área testigo La Florida, en cam-
bio, se registran otras especies con frecuencias altas
(por ej.
Punctelia microsticta
). Por otro lado, en el
área de Reserva se muestrearon ciertas especies pro-
puestas como sensibles (
Punctelia microsticta
,
Usnea
amblyoclada
), y también mayor riqueza de especies,
que desafortunadamente no se expresa en el valor
final del IPA, ya que cada especie presenta una fre-
cuencia baja de aparición.
Según Van Haluwyn y Van Herk (2002), existen
siete factores principales que alteran el estado natural
de las comunidades liquénicas: luz, temperatura,
continentalidad, humedad, pH, eutrofización y efec-
tos tóxicos de los contaminantes. Por ello, se mantu-
vo constante el tipo de sustrato, los muestreos se
realizaron durante los meses estivales (estación hú-
meda), se evitó la alteración por radiación solar o
viento muestreando siempre el lado del tronco con
mayor presencia liquénica. Con esto se buscó dismi-
nuir el efecto de otras variables ambientales sobre las
comunidades de líquenes, diferentes de la contami-
nación.
Dada la similitud entre los valores del IPA obteni-
dos en las áreas evaluadas y teniendo en cuenta todos
C.S. Santoni y R. Lijteroff
56
los factores que afectarían a las comunidades de líque-
nes, se podría afirmar que éstas son homogéneas des-
de el punto de vista de la contaminación del aire.
Los resultados del presente trabajo dejan planteados
nuevos interrogantes en cuanto a la utilidad del IPA para
la región estudiada. La similitud entre los ambientes en
cuanto a contaminación que indican los valores de IPA
no se expresa cuando se analizan parámetros de las co-
munidades, como la riqueza (S) de cada área. Los valo-
res de riqueza del área urbana y de Donovan son simila-
res, pero el número de especies en la reserva La Florida
es mucho mayor y se destaca una cantidad elevada de
taxa hallados que están ausentes en las otras zonas ana-
lizadas. A esto se agrega la presencia en la reserva de
Usnea amblyoclada
que, como ya se mencionó, es sen-
sible a los contaminantes (Estrabou 1998).
La clara diferenciación en la riqueza de especies de
un área con respecto a las otras, induce a pensar que
hay diferencias en la calidad del aire de La Florida en
comparación con los ambientes de Donovan y Juana
Koslay, pero desafortunadamente el método aplicado
no tendría la sensibilidad suficiente para detectarlo, al
menos en la región analizada. Si se tiene en cuenta la
riqueza entre las áreas, se podría considerar que la del
área testigo La Florida, es diferente a la de Donovan y a
la de las parcelas urbanas de Juana Koslay. Posiblemen-
te, algunas de las especies encontradas en estas últimas
sean tolerantes a los contaminantes allí presentes y lo-
gren desarrollarse en mayor magnitud, dando valores
altos de frecuencia en la cuadrícula y, por consiguiente,
en los valores del IPA. Por otro lado, algunas de las
especies encontradas exclusivamente en el área testigo
La Florida,
podrían tomarse como especies sensibles.
Existen numerosas fórmulas de IPA para determi-
nar las características de una comunidad de líquenes
con relación a los contaminantes aéreos, sin embargo
sólo en una de ellas se considera el número de espe-
cies, incluyendo otros factores como la toxifobia, lo
que resulta difícil de estudiar en comunidades de las
que se tiene poca información (Kricke y Loppi 2002).
En vista de lo anterior, la fórmula utilizada y en vigen-
cia, puede ser modificada incluyendo otros factores
que la fortalezcan como la riqueza o equitatividad de
las comunidades analizadas. La introducción de algu-
no de estos factores, podrían aportar mayor sensibili-
dad al método, especialmente en áreas de climas
semidesérticos, donde el número de taxa es menor por
la rigurosidad climática. Los esfuerzos que se obser-
van en la literatura, no han sido tendientes a modificar
la fórmula en este sentido.
Del análisis de la diversidad de especies en las áreas
estudiadas, no se encontraron diferencias entre ellas.
Posiblemente la baja diversidad que se observa en los
datos obtenidos (tanto en la zona urbana como en las
testigo) se deba a un proceso de exclusión competitiva
entre especies, que afecte este índice y no a un efecto
de contaminación.
La perturbación del ambiente, las limitaciones fi-
siológicas que imponen los factores ambientales y la
cantidad de recursos de la comunidad, son tres facto-
res importantes, determinantes de la diversidad y de
las propiedades ecológicas de las especies en la comu-
nidad. En esta visión de las interacciones entre las es-
trategias ecológicas y la composición de la comunidad,
las situaciones de estrés, de perturbación y la cantidad
de recursos dan como resultado una baja diversidad
de especies debido a causas muy diferentes. Las espe-
cies comunes en lugares con gran abundancia de re-
cursos y escasa perturbación presentarán rasgos típi-
cos de buenas especies competidoras. La máxima ri-
queza de especies en las comunidades vegetales apa-
rece en lugares con niveles medios de perturbación,
limitación y fertilidad. En los lugares muy fértiles, las
especies con mayor capacidad competitiva desplazan
a las competidoras menos efectivas y evitan su coloni-
zación. Por lo tanto, la diversidad de especies es baja
debido a una exclusión competitiva. En lugares muy
alterados o con fuertes limitaciones, sólo algunas es-
pecies con estrategias ecológicas especializadas para
explotar dichos ambientes serán capaces de sobrevivir
y también la diversidad de especies será baja (Mc
Naughton y Wolf 1984).
Los datos encontrados en el presente trabajo, con-
tradicen en cierto modo los principios del biomonitoreo
(a mayor contaminación, menor diversidad y frecuen-
cia de aparición de especies), pero cabe preguntarse si
el método es aplicable sólo en áreas urbanas con fuer-
te presencia industrial o de tráfico vehicular con ema-
naciones de óxidos de azufre y de nitrógeno o puede
ser útil para caracterizar un ambiente con otros conta-
minantes atmosféricos.
AGRADECIMIENTOS
Se agradece en especial a las licenciadas Betsabée
Prieri y Lidia Ferraro por su colaboración en la identifi-
cación taxonómica de los líquenes utilizados en el pre-
sente estudio. Agradecemos al Dr. Antonio Mangione
por su colaboración en aspectos estadísticos.
REFERENCIAS
Anderson D. L., Del Águila J. A. y Bernardon A. E.
(1970). Las formaciones vegetales en la provincia
BIOINDICADORES Y CALIDAD DEL AIRE EN SAN LUIS (ARGENTINA)
57
de San Luis. Revista de Investigaciones Agropecua-
rias, INTA, Buenos Aires. Serie 2, Biología y Pro-
ducción Vegetal 7, 153-162.
Ariño Vila X., Azuaya García T. y Gómez-Bolea A. (1997).
Els líquens com a bioindicadors de la qualitat atmos-
fèrica: el cas de la vall de Fumanya (Cercs, Barcelo-
na). Butll. Inst. Cat. Hist. Nat. 65, 5-13.
Asta J., Erhardt W., Ferretti M., Fornasier F., Kirschbaum
U., Nimis P. L., Purvis O. W, Pirintsos S., Scheidegger
C., van Haluwyn C. y Wirth V. (2002). Mapping lichen
diversity as an indicator of environmental quality. .
En:
Monitoring with lichens-Monitoring lichens
(P.
L. Nimis, C. Scheidegger y P. A. Wolseley, Eds.).
Kluwer Academic Publishers, Netherlands, pp. 273-
284.
Bonham, C. D. (1989). Measurements for terrestrial
vegetation. Wiley, New York, pp. 66-67.
Brunialti G., Giordani P. (2003). Variability of lichen
diversity in a climatically heterogeneous area
(Liguria, NW Italy). Lichenologist 35, 55-69.
Cabrera A. L. (1976). Fitogeografía de la República Ar-
gentina. Bol. Soc. Argent. de Bot. 14, 1-42.
Calatayud Lorente V. y Sanz Sánchez M. J. (2000).
Guía de líquenes epífitos
. Ministerio de Medio
Ambiente-Parques Nacionales, Serie Técnica,
Madrid,
185 pp.
Conti M. E. y Cecchetti G. (2001). Biological monitor-
ing: lichens as bioindicators of air pollution assess-
ment – a review. Environ. Pollut. 114, 471-492.
Estrabou C. (1998). Lichens species identification and
distribution according tolerance to airborne con-
tamination in the city of Córdoba (Argentina). En:
Lichenology in Latin America: history, current
knowledge and applications
(M. P. Marcelli y M.
R. D. Seaward, Eds.). CETESB, Sao Paulo, pp.165-
169.
Ferretti M., Brambilla E., Brunialti G., Fornasier F.,
Mazzali C., Gioirdani P. y Nimis P. L. (2004).
Reliabiliy of different sampling densities for esti-
mating and mapping lichen diversity in biomonitoring
studies. Environ. Pollut. 127, 249-256.
Geiser L. H., Deer C. C. y Dillman K. L. (1994).
Air
quality monitoring on the Tongass Nacional Forest.
Methods and basilenes using lichens
. United States,
Department of Agriculture – Forest Service, Alaska,
85 pp.
INDEC (Instituto Nacional de Estadísticas y Censos,
cionales/datos/c6c1374.xls
Kinnunen H., Holopainen T. y Karenlampi L. (2003).
Sources of error in epiphytic lichen variables mapped
as bioindicators: needs to modify the Finnish stan-
dard. Ecol. Indicat. 3, 1-11.
Kricke R. y Loppi S. (2002). Bioindication: The I.A.P.
approach. En:
Monitoring with lichens-Monitoring
lichens
(P. L. Nimis, C. Scheidegger y P. A. Wolseley,
Eds.). Kluwer Academic Publishers, Netherlands, pp.
21-37.
Loppi S., Frati L., Paoli L., Bigagli V., Rossetti C.,
Bruscoli C. y Corsini A. (2004). Biodiversity of
epiphytic lichens and heavy metal contents of
Flavoparmelia caperata
thalli as indicators of tem-
poral variations of air pollution in the town of
Montecatini Terme (central Italy). Sci. Total Environ.
326, 113-122.
Loppi S. y Pirintsos S. A. (2003). Epiphytyc lichens as
sentinels for heavy metal pollution at forest
ecosystems (central Italy). Environ. Pollut. 121, 327-
332.
Loppi S., Ivanov D. y Boccardi R. (2002a).
Biodiversity of epiphytic lichens and air pollution
in the town of Siena (Central Italy). Environ.
Pollut. 116, 123-128.
Loppi S., Giordani P., Brunialti G., Isocrono D. y
Piervittori R. (2002b). Identifying deviations from
naturality of lichen diversity
for bioindidations
purposes. En:
Monitoring with lichens-Monitoring
lichens
(P. L. Nimis, C. Scheidegger y P. A. Wolseley,
Eds.). Kluwer Academic Publishers, Netherlands, pp.
281-284.
Loppi S., Giordani P., Brunialti G., Isocrono D. y
Piervittori R. (2002c). A new scale for the
interpretation of lichen biodiversity values in the
Tyrrenian side of Italy. Bibliot. Lichenologica 82,
237-243.
Loppi S., Putorti E., Signorini C., Fommei S., Pirintsos
S. A. y De Dominicis V. (1998). A retrospective study
using epiphytic lichens as biomonitors of air quality:
1980 and 1996 (Tuscany, central Italy). Acta Oecol.
19, 405-408.
Mc Naughton S. J. y Wolf L. L. (1984). Ecología Gene-
ral. Ediciones Omega, Barcelona, pp. 378-395.
Naumann M. y Madariaga M. C. (2004). Atlas del Gran
Chaco Sudamericano. Sociedad Alemana de Coope-
ración Técnica (GTZ). Hereje y Asoc. Buenos Aires,
95 pp.
Nimis P. L. y Purvis O. W. (2002). Monitoring lichens
as indicators of pollution. En:
Monitoring with
lichens-Monitoring lichens
(P. L. Nimis, C.
Scheidegger y P. A. Wolseley, Eds.). Kluwer
Academic Publishers, Netherlands, pp. 7-10.
Pignata M. L. (1998). Studies on lichens and atmospheric
pollution in Argentina. En:
Lichenology in Latin
America: history, current knowledge and
applications
(M. P. Marcelli y M. R. D. Seaward,
Eds.). CETESB, Sao Paulo, 155-164.
C.S. Santoni y R. Lijteroff
58
Rubiano L. J. (1988). Líquenes como indicadores de
contaminación en el Complejo Industrial de Betania
y la Termoeléctrica de Zipaquira, Cundinamarca. Acta
Biol. Colombiana 1, 95-125.
Seinfeld J. H. (1978).
Contaminación atmosférica.
Fundamentos físicos y químicos
. Instituto de Estu-
dios de Administración Local, Madrid, pp. 558.
Servicio Meteorológico Nacional. Fuerza Aérea Argen-
tina. Comando de Regiones Aéreas. http://
www.meteonet.com.ar
Van Dobben H. F., Wolterbeek H. Th., Wamelink G. W.
W. y Ter Braak C. J. F. (2001). Relationship between
epiphytic lichens, trace elements and gaseous
atmospheric pollutants. Environ. Pollut. 112, 163-
169.
Van Haluwyn C. y Van Herk C. M. (2002). Bioindication:
The community approach. En:
Monitoring with li-
chens-Monitoring lichens
(P. L. Nimis, C. Scheideg-
ger y P. A. Wolseley, Eds.). Kluwer Academic Pub-
lishers, Netherlands, pp. 39-64.
logo_pie_uaemex.mx