Artículo en PDF
Cómo citar el artículo
Número completo
Más información del artículo
Página de la revista en redalyc.org
Sistema de Información Científica
Red de Revistas Científicas de América Latina y el Caribe, España y Portugal
RIESGO DE CONTAMINACIÓN POR DISPOSICIÓN FINAL DE RESIDUOS.
UN ESTUDIO DE LA REGIÓN CENTRO OCCIDENTE DE MÉXICO
Gerardo BERNACHE PÉREZ
Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social, CIESAS, Unidad Occidente. Ave. España
1359 Col. Moderna Guadalajara, Jalisco
Correo electrónico; gerardo.bernache@gmail.com
(Recibido agosto 2011, aceptado diciembre 2011)
Palabras clave: residuos sólidos, basura, rellenos sanitarios, lixiviados, ciudades mexicanas
RESUMEN
Este es un estudio sobre la forma en que funcionan los vertederos de residuos sólidos
que dan servicio a ciudades de diversos tamaños en el país. Los sitios de disposición
fnal son el punto más débil de los procesos de manejo de residuos municipales y esto
resulta en vectores de contaminación ambiental que afectan directamente las fuentes
de agua, la calidad del aire regional y, en ocasiones, a los asentamientos de población
aledaños. La Región Centro Occidente de México comprende nueve estados de la
república, con 68 municipios urbanos que albergan ciudades medias, grandes y zonas
conurbadas. La investigación se centró en este universo de zonas urbanas, de las cuales
se logró obtener información de 41 ayuntamientos. Esta información permite analizar
una diversidad de condiciones, recursos e infraestructura que tienen estos ayuntamien-
tos para la disposición fnal de residuos sólidos. Los municipios estudiados albergan
una población total de 10.95 millones de personas (INEGI 2011) que producen 11 170
toneladas de residuos por día. Los responsables de manejo de residuos de los ayunta-
mientos estudiados autoevaluaron sus procesos de disposición fnal con una califcación
promedio de 76 en un sistema de 100 puntos. Esta califcación es “regular” e indica
que los vertederos de la región son un factor de riesgo que puede estar ocasionando
un nivel importante de contaminación de los ecosistemas municipales y regionales.
Key words: solid wastes, garbage, landflls, leachate, Mexican cities
ABSTRACT
This study Focuses on the operation oF landflls located in urban areas oF México. Land
-
fll operation is the weakest point in the process oF solid waste management, thereFore
there are pollution vectors that have a direct impact on water sources, air quality and,
even local populations living in nearby areas. The West-Central Region of Mexico
comprises nine states and 68 urban municipalities with medium-sized, large-sized cities
and metropolitan areas. This research focused on such a universe of urban areas. The
study successfully obtained valuable data on waste management from 41 municipalities.
Such data presents the diversity of conditions, resources and infrastructure available
For solid waste management and fnal disposition oF urban wastes. There are 10.95
million people living on those 41 municipalities (INEGI 2011) which generate 11 170
Rev. Int. Contam. Ambie. 28 Sup. (1) 97-105, 2012
G. Bernache Pérez
98
metric tons of solid wastes per day. Municipal ofFcials in charge of waste manage
-
ment operation on those municipalities evaluated the quality of their work in the area
of waste disposal and management of landFll, the average score was 76 points in a
100-point scale. Such evaluations points out a “regular” standard and might indicate
also that landFlls on the region posse an environmental risk factor since they may be
source of a signiFcant pollution for local and regional ecosystems.
INTRODUCCIÓN
Los sitios de disposición Fnal de los residuos
sólidos municipales son un eslabón clave en la ges-
tión sustentable de los desechos que se producen en
las ciudades (Bernache 2006). Sin embargo, en la
actualidad son un eslabón débil, que sufre de muchos
problemas en su operación cotidiana.
Las ciudades son los principales centros de
producción de residuos, dada su concentración de
actividades económicas y el número de habitantes.
Este estudio se enfoca en obtener datos relevantes
sobre la producción de residuos en las principales
zonas urbanas de la Región Centro Occidente de
México (RCO). Esta región se conforma por nueve
estados: Aguascalientes, Colima, Guanajuato, Jalis-
co, Michoacán, Nayarit, Querétaro, San Luis Potosí
y Zacatecas (
Fig. 1
). En esta zona se identiFcaron
68 municipios urbanos con mayor población. El ob-
jetivo fue trabajar con esos ayuntamientos y obtener
información sobre su producción y el manejo de los
residuos sólidos municipales, en particular los proce-
sos de disposición Fnal y tratamiento de los residuos.
El equipo de investigación se puso en contacto con
todos los ayuntamientos y solicitó la información,
sólo 41 ayuntamientos respondieron.
De acuerdo con el último Censo de Población y
Vivienda en México, para el año 2010, los 41 muni
-
cipios urbanos que participaron en el estudio tienen
una población total de 10 951 406 habitantes (INEGI
2011), mismos que generan 11 170.4 toneladas de
residuos sólidos cada día y 335 113 toneladas men-
suales. Estos montos son enormes y pueden ocasionar
graves problemas de contaminación regional si su
tratamiento y disposición Fnal no son ambiental
-
mente sustentables.
La Norma Oficial Mexicana NOM-083-SE-
MARNAT-2003 establece los parámetros para el
diseño, operación y clausura de sitios de disposición
Fnal. En términos generales, un sitio debe contar
con una infraestructura básica para controlar los
vectores que podrían causar un impacto ambiental,
además de estar 500 metros alejado de asentamien
-
tos humanos y de fuentes de agua. La NOM-083-
SEMARNAT-2003 determina que para su operación
un sitio de disposición Fnal debe controlar el ingreso
Colima
Jalisco
Michoacán
Guanajuato
Querétaro
Nayarit
Zacatecas
San Luis Potosí
Aguascalientes
La Región Centro Occidente
Fuente: Observatorio Urbano de la Región Centro Occidente.
Fig. 1.
Estados que conforman la región de estudio
RIESGO DE CONTAMINACIÓN POR RESIDUOS
99
de residuos, disponerlos de manera sistemática de
acuerdo con un plan, compactarlos y cubrirlos de
manera cotidiana, así como el control de la gene-
ración de biogás y el manejo de los lixiviados para
mantenerlos dentro del sitio (SEMARNAT 2004,
SEMARNAT y GTZ 2009).
El INEGI presentó a fnales de la década de los
noventa una clasifcación de sitios controlados, sitios
no controlados y tiraderos a cielo abierto. Los sitios
controlados pasaron de 22 % a 27 % en el periodo
de 1991 a 1996 (INEGI 1998). Este tipo de sitios
eran una minoría en el país, la mayoría (73 %) eran
sitios con poco o ningún control sobre los residuos
depositados y sobre los vectores de contaminación
ambiental. El sitio de Pátzcuaro, Michoacán es un
ejemplo de disposición no controlada (
Fig. 2
). Mien-
tras que como ejemplo de un sitio de disposición
fnal controlado se tiene a Los Laureles en Tonalá,
Jalisco (
Fig. 3
).
La Norma Oficial Mexicana NOM-083-SE-
MARNAT-2003 clasifca a los sitios en controlados
y no controlados, estos sitios son defnidos como
instalaciones inadecuadas porque tienen un control
parcial o no tienen control de la contaminación que
produce la basura enterrada. El relleno sanitario
es el sitio que sí previene y controla, de manera
integral, la contaminación por entierro de residuos
sólidos (SEMARNAT 2004). Dos buenos ejemplos
de rellenos sanitarios son los sitios que operan en la
ciudad de León, Guanajuato (
Fig. 4
) y en la ciudad
de Aguascalientes, Aguascalientes (
Fig. 5
).
Pero en la práctica se observa que los sitios de
disposición fnal de residuos municipales presen
-
tan un amplio rango de condiciones de tamaño y
ubicación del predio, de diseño y construcción, de
infraestructura necesaria, de la calidad de la opera-
ción diaria del sitio y de las acciones efectivas para
control de la contaminación.
Fig. 2.
Sitio de disposición fnal no controlado. Pátzcuaro,
Michoacán
Fig. 3.
Sitio de disposición fnal controlado. Producción de
lixiviados, Los Laureles, Tonalá, Jalisco
Fig. 4.
Sitio de disposición fnal tipo relleno sanitario operado
por empresa PASA, León, Guanajuato
G. Bernache Pérez
100
Los señalamientos sobre los problemas ambien-
tales que ocasionan los sitios de disposición fnal no
son recientes, desde hace un par de décadas que se
nos ha alertado sobre los riesgos de contaminación
que se originan en los grandes entierros de basuras
municipales (Breen 1990, Restrepo
et al.
1991). En
México se han reportado un número de casos especí
-
fcos de vertederos con problemas de contaminación
no controlada.
El basurero de la ciudad de Hermosillo en la dé
-
cada de los noventa Fue descrito como un sitio “que
no cumple ni por asomo con las disposiciones de
relleno sanitario” (Encinas
et al.
1996). En el mismo
tenor se encontraba el vertedero El Lancandón en
las aFueras de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, sitio que
no cumple con los requisitos mínimos para el con-
trol de la contaminación, se ha caracterizado como
un sitio en condiciones deplorables (Escamirosa
et al
. 2001). Una situación similar se ha reportado
en el vertedero de Chetumal (Guevara 2002) y en
el vertedero de Tepic (Saldaña 2009). En la ciudad
de Sahuayo en Michoacán se ha reportado la con
-
taminación por cadmio en un tiradero abandonado
(Navarrete 2004).
En la ciudad de San Luis Potosí ha operado el
vertedero de Peñasco que ha pasado de ser un tirade-
ro a cielo abierto a un sitio controlado, pero aún así
continua experimentando problemas con el control
del biogás y de los lixiviados (Rangel 2003).
El caso del vertedero de la ciudad de Morelia
que estuvo en operación durante las décadas de los
ochenta y noventa fue estudiado por Israde y sus
colaboradores, aquí se realizaron estudios geológicos
e hidrológicos para detectar el impacto de los lixi-
viados contaminantes sobre el acuífero al poniente
de la zona urbana. Los estudios arrojaron que los
lixiviados se fltraban al subsuelo y alcanzaban el
acuífero, llevando consigo una carga de residuos
peligrosos, en particular metales pesados como cad-
mio, plomo, zinc, cromo, níquel y arsénico (Israde
et al.
1999, 2005).
Los vectores de contaminación que se originan en
los vertederos y rellenos sanitarios han sido descritos
en detalle por Robles, quien señala que las causas
principales de la contaminación ambiental en sitios de
disposición fnal son el biogás y los lixiviados (Robles
2008). Robles afrma que se ha mejorado el manejo y
la disposición de residuos sólidos en rellenos sanitarios
que pueden controlar estos dos vectores de contamina-
ción. Sin embargo, la mayoría de sitios de disposición
de residuos en zonas urbanas de México todavía no
pueden clasifcarse como rellenos sanitarios, persisten
los tiraderos y los diversos tipos de vertederos muni-
cipales como es el caso de las ciudades en la RCO.
En este trabajo se reporta sobre las condiciones
de infraestructura y la operación de los sitios de
disposición fnal en 41 municipios urbanos de una
región de México. Se considera que el rango de va
-
riabilidad de condiciones de operación de los sitios
sea una muestra de los tipos de disposición fnal que
imperan en la república en los albores de la segunda
década del siglo XXI. El corolario es que la Falta de
infraestructura, de personal y de recursos para una
operación adecuada en los sitios de disposición fnal
no permiten cumplir cabalmente con las disposicio-
nes normativas en materia ambiental en México.
MATERIALES Y MÉTODOS
Este estudio reporta los resultados obtenidos
en una investigación realizada durante el segundo
semestre de 2010. El objetivo de dicha investiga-
ción fue conocer los recursos, la infraestructura, las
estrategias y las acciones para el manejo de los sitios
de disposición fnal en los principales municipios ur
-
banos en la RCO de México. Esta región comprende
los nueve estados de la república identifcados en la
sección anterior.
En primer lugar se identifcaron los principales
municipios urbanos, considerando el tamaño de su
población. Se identifcaron 68 municipios distribui
-
dos en los nueve estados.
En segundo lugar se elaboró un directorio de los
presidentes municipales y las dependencias responsa-
bles de los procesos de manejo de residuos, mismas
que en ocasiones se ubican en servicios públicos,
otras veces en el área de ecología y medio ambiente,
de acuerdo con cada organigrama municipal.
Fig. 5.
Quemadores para el tratamiento de biogás. Relleno sani
-
tario. Aguascalientes, Aguascalientes
RIESGO DE CONTAMINACIÓN POR RESIDUOS
101
En tercer lugar se diseñó un cuestionario con 27
puntos relacionados con la producción, la recolección
y la disposición fnal de residuos sólidos municipa
-
les. En este artículo se toman en consideración las
preguntas relacionadas con los residuos que llegan
a los vertederos y cómo operan los vertederos en las
principales zonas urbanas de la región.
Por último, se enviaron los cuestionarios, por
correo normal y por correo electrónico a los respon-
sables de manejo de residuos en los 68 ayuntamientos
identifcados para el estudio. Se habló directamente
con la mayoría de los funcionarios municipales. Un
grupo numeroso asistió a un Taller de Gestión de
Residuos realizado en la ciudad de Guanajuato hacia
fnales de 2010, ahí se pudo administrar el cuestio
-
nario a los participantes. Previamente se visitaron
más de 10 municipios y se obtuvo la inFormación en
entrevista personal con el funcionario responsable.
En otros casos se habló por teléFono y se concertaron
citas telefónicas para responder al cuestionario. El
correo electrónico también Fue una herramienta de
comunicación con los funcionarios responsables y la
mayoría enviaron sus respuestas vía archivo adjunto
por correo electrónico.
Al fnal del periodo semestral del trabajo, un total
de 41 ayuntamientos respondieron al cuestionario
sobre manejo y disposición de residuos sólidos.
Esto es el 60 % de los ayuntamientos identifcados
accedieron a participar en el estudio, el 40 % no res-
pondió a nuestra solicitud o la respuesta fue negativa.
Sin embargo, los datos obtenidos son valiosos y dan
un panorama amplio de las condiciones actuales de
disposición y sus principales retos para alcanzar una
disposición fnal que no tenga un impacto negativo
sobre el ambiente, ni sobre la calidad de vida en las
comunidades vecinas.
RESULTADOS
Lo primero que indican los datos es que los
habitantes de estos 41 municipios urbanos generan
1020 gramos de residuos por persona por día, lo que
arroja un total de 11 170 toneladas diarias de residuos
sólidos urbanos.
Un problema que salta a la vista es que los ayun-
tamientos reportan una cobertura, de sus servicios
públicos de recolección, de 91 % de la población.
Es decir, del total producido se recolectan 10 165
toneladas que terminan, en su mayor parte, enterradas
en vertederos municipales. Los residuos que no se
recolectan suman 1005 toneladas por día (el 9 % del
total). En un mes se acumulan, en los 41 municipios
que participaron en el estudio, un total de 30 160 to-
neladas que quedan abandonadas en predios baldíos,
barrancas, cauces de arroyos, a lo largo de caminos
y carreteras, y en otros espacios naturales de los
territorios municipales en la RCO.
Una buena estrategia de gestión de residuos en-
fatiza los programas y acciones que evitan que los
residuos terminen enterrados en vertederos munici-
pales. En los municipios estudiados, se separa para
el reciclaje el 8 % de los residuos, se entierra 91.4 %
y 0.6 % se quema de manera incontrolada dentro de
tiraderos y vertederos de la región (
Cuadro I
).
En relación con la inFraestructura básica de los
sitios de disposición fnal, sólo un sitio cuenta con
planta de tratamiento de lixiviados (el 2 %). Las ca-
rencias son evidentes, como lo muestra el
cuadro II
.
Los dos datos más relevantes del cuadro son que
el 46 % de los sitios no tiene una fosa para captar
lixiviados, y que el 61 % no tiene instalada una capa
protectora de geomembrana. Estos dos factores indi-
can que sólo una parte de los lixiviados se controla
dentro del sitio, pero los lixiviados escaparían en la
mitad de los casos, ya que no se tiene una fosa de
captación y éstos escurren pendiente abajo. También
se podrían estar fltrando al subsuelo ya que 6 de cada
10 sitios no tiene geomembrana para impermeabilizar
la base del sitio.
Bajo las condiciones anteriores, no es sorpresa
que al pedirle a los funcionarios responsables que
evaluaran sus operaciones de disposición fnal, la
respuesta indica que los procesos de disposición fnal
CUADRO I.
DESTINO DE LOS RESIDUOS SÓLIDOS MU-
NICIPALES EN LA RCO
Residuos recolectados
Porcentaje
Toneladas
Sitio disposición fnal
91.4
9 280.81
Residuos separados
8.0
813.20
Quema en vertedero
0.6
60.99
100
10 165.00
CUADRO II.
INFRAESTRUCTURA EN LOS SITIOS DE
DISPOSICIÓN FINAL DE LA RCO
Carencias en los sitios,
no cuentan con:
Frecuencia
Porcentaje
Malla perimetral
7
17
Báscula al ingreso
23
56
Geomembrana
25
61
Fosa captación lixiviados
19
46
G. Bernache Pérez
102
van desde un nivel muy precario, en el cual 12.8 %
de los municipios urbanos de la región se anota una
autoevaluación reprobatoria con menos de 59 pun-
tos, mientras que otro 10.3 % apenas se asigna una
califcación mínima aprobatoria de 60 a 69 puntos.
Mientras que un 28.2 % tiene una califcación regu
-
lar, el 20.5 % califca bien y el 28.2 % muy bien y
excelente (
Cuadro III
).
El punto crucial para evitar la contaminación am-
biental que es el manejo apropiado de los procesos
de disposición fnal de residuos municipales. En este
caso, la califcación promedio de los procesos Fue
de 76 puntos. Esta es una califcación “regular” que
nos indica que los vertederos de la región no siempre
son operados de manera apropiada, por lo que se
constituyen en un factor de riesgo que puede estar
ocasionando un nivel importante de contaminación
de los ecosistemas municipales y regionales.
La contaminación del aire se deriva de dos puntos
importantes en el manejo de residuos: evitar la quema
incontrolada de basuras por parte de los habitantes; y el
manejo que se le da al biogás que se genera en el sitio.
Por una parte ya se anotó que el 0.6 % de los
residuos municipales se queman en los vertederos,
lo cual representa 61 toneladas diarias de residuos
que se incineran dentro de los sitios de disposición
fnal y liberan sus humos sin control a la atmósFera.
Por otra parte, la quema incontrolada de basura
por parte de los mismos usuarios que la juntan en el
traspatio o en lotes baldíos y tienen la costumbre de
prenderle fuego para deshacerse de ella. El cuestio-
nario incluyó una pregunta al respecto. ¿Se practica
la quema de residuos por parte de los habitantes
de su municipio? Los resultados se presentan en el
cuadro IV
.
En casi la mitad de los casos sí hay quema incon-
trolada de residuos, clasifcada como “sí, pero poco”
en el 44 % y “a diario” en el 4 % de los municipios.
Aunque el tipo de pregunta no permite cuantifcar los
montos de humos tóxicos liberados a la atmósfera,
se puede apreciar que es un problema persistente que
debe analizarse y controlarse en el futuro inmediato.
Se tiene, entonces, la quema de residuos en los
vertederos en micro escala y la quema incontrolada
de basura en traspatios que es de una escala también
pequeña, pero la realidad es que la combinación de
ambos tipos de quemas contribuye de manera impor-
tante a la contaminación atmosFérica local y regional.
En particular la quema de basura que contiene plás
-
ticos y hules, los humos son peligrosos y ocasionan
una contaminación severa del aire que se dispersa de
acuerdo con la fuerza y la dirección de los vientos.
Un punto importante en la operación de un sitio es
la Forma en que manejan las emanaciones de biogás.
El principal componente de estas emanaciones es el
gas metano que es producto de la descomposición
de la materia orgánica en el vertedero. El manejo del
metano en el vertedero es importante por dos razones.
Primero porque puede explotar si se acumula en un
ambiente cerrado. En este caso la recomendación es
construir pozos de ventilación para que no se acu-
mule y pueda causar explosión. Segundo, es un gas
de efecto invernadero y su producción en grandes
volúmenes contribuye, de manera importante, a la
contaminación atmosFérica en una zona urbana. En
este caso se recomienda, de acuerdo el Protocolo de
Kyoto, la destrucción controlada como un primer
paso y luego preparar la infraestructura para pasar a
la combustión con generación de energía.
Los resultados indican que sólo tres municipios
(7 %) están llevando a cabo una destrucción contro
-
lada del gas metano, mientras que la mayoría (54 %)
sólo tiene pozos de ventilación para dejar escapar el
biogás a la atmósFera y evitar explosiones en el sitio.
Por último, el 39 % de los municipios no hacen nada
respecto al manejo del biogás en el vertedero.
Otro vector importante de contaminación en los
sitios de disposición fnal es el lixiviado no con
-
trolado. El controlarlo implica mantener el ±ujo de
lixiviados dentro del sitio de disposición fnal y darle
un tratamiento apropiado para neutralizar sus residuos
peligrosos, principalmente tóxicos (metales pesados).
Cuando estos lixiviados escapan del sitio pueden oca-
sionar contaminación de fuentes de agua y suelos. En
la
fgura 6
se presentan las respuestas a esta pregunta.
CUADRO III.
AUTOEVALUACIÓN DE LOS PROCESOS
DE DISPOSICIÓN FINAL
Auto-Evaluación
Frecuencia
Porcentaje
50 – 59
5
12.8
60 – 69
4
10.3
70 – 79
11
28.2
80 – 89
8
20.5
90 – 99
8
20.5
100
3
7.7
CUADRO IV.
PERSISTENCIA DE LA PRÁCTCA DE QUE
-
MAR RESIDUOS EN TRASPATIOS
¿En su municipio hay quema
incontrolada de residuos?
Porcentaje
No hay quema
51
Sí, pero poco
44
A diario
4
RIESGO DE CONTAMINACIÓN POR RESIDUOS
103
Los datos indican que en el 71 % de los casos los
lixiviados escapan del sitio durante el ciclo anual.
El problema es más grave durante la estación de
lluvias donde 46 % de los sitios pierde el control y
se escapan los lixiviados. Esto es además del 15 %
de los casos en que los lixiviados escapan a diario y
del 10 % de los casos que “a veces” tienen escapes.
Es decir, el lixiviado escapa del sitio de manera
constante pero con periodos irregulares. Se puede
afrmar que 7 de cada 10 sitios de disposición fnal
tiene un problema de escape de lixiviados durante
al menos 3 meses por cada año. Se tiene que tomar
en cuenta que aproximadamente 80 % de la pro-
ducción anual de lixiviados se genera de manera
concentrada en los meses de la temporada de lluvias
en cada localidad.
El escape de lixiviados provoca un riesgo de con-
taminación del agua por lixiviados que, por lo gene-
ral, contienen residuos considerados como peligrosos
de acuerdo con la normatividad mexicana. El
cuadro
V
muestra que 47 % de los casos tienen situaciones
de riesgo. El lixiviado entra en contacto con fuentes
de agua de manera cotidiana en el 5 % que reporta
que sucede a diario, también el 10 % que reporta que
sucede a veces. Así mismo, una tercera parte de los
casos reporta que los lixiviados contaminan fuentes
de agua durante la temporada de lluvias.
Por otra parte, los lixiviados que escapan pueden
afectar directamente a zonas habitacionales que se
encuentran en predios cercanos al vertedero. Las
respuestas al cuestionario indican que 12 municipios
(29 %) reportan al menos una zona habitacional que
ha sido afectada por la contaminación que resulta de
la operación del sitio de disposición fnal. De acuer
-
do con los reportes de los funcionarios responsables
de operar los sitios, son 43 colonias afectadas por la
contaminación que originan los sitios de disposición
fnal en los 12 municipios urbanos de la RCO que
reportaron problemas en este rubro.
DISCUSIÓN
Los resultados de esta investigación confrman
que los procesos de disposición fnal en los munici
-
pios urbanos de la RCO son un punto problemático
que es el origen de contaminación local y regional
tanto por el manejo del gas metano que se libera
a la atmósfera, como por la falta de control de los
lixiviados con residuos peligrosos que escapan de
los vertederos.
Los escurrimientos de lixiviados fuera del sitio
contaminan fuentes de agua y afectan un sector
pequeño (pero importante) de la población regional.
En la minoría de casos hay afectaciones graves, en
otros casos las afectaciones son serias. En cualquier
escenario, el punto es que no debería tenerse esca-
pe de lixiviados que contaminen el agua y afecten
población.
Se puede intentar clasifcar los tipos de sitios en
estos 41 municipios de la región. De tal manera que
el 23 % pueden catalogarse como tiraderos a cielo
abierto, 49 % como vertederos controlados y, fnal
-
mente, otro 28 % podría clasifcarse como relleno
sanitario. A pesar de que podemos tratar de agrupar
los sitios en tres tipos principales, es importante se-
ñalar que no todos los sitios son iguales, hay rangos
de cumplimiento de la normatividad y hay diferen-
cias en la operación que caracterizan a cada sitio de
disposición fnal.
Los rellenos sanitarios están localizados, por lo
general, en las ciudades de mayor tamaño y en las
capitales de los estados. Por lo tanto, estos rellenos
sanitarios captan más de la mitad de los residuos só
-
lidos municipales que producen los centros urbanos
de la RCO.
Aunque no es una regla propiamente, los sitios
denominados tiraderos a cielo abierto se encuentran
en los municipios de menor tamaño (20 mil a 150
mil habitantes) ya que son los que tienen mayores
CUADRO V.
CONTAMINACIÓN DEL AGUA POR ESCAPE
DE LIXIVIADOS
¿Contaminan el agua los
lixiviados que escapan del
sitio de disposición fnal?
Porcentajes
Nunca
54
En temporal de lluvias
32
A veces
10
Diario
5
Fig. 6.
Manejo de lixiviados en los municipios urbanos de la RCO
Diario
A veces
En lluvias
Nunca
0
10
20
30
40
50
¿Escapan los lixiviados del sitio de
disposición final de residuos?
Porcentajes %
G. Bernache Pérez
104
difcultades presupuestales para construir y mantener
obras de infraestructura complejas como las requiere
un relleno sanitarios.
CONCLUSIONES
La disposición fnal de residuos es un proceso
complejo y que tiene un costo signifcativo para las
fnanzas de un municipio. Por lo anterior, un sitio que
opera como relleno sanitario requiere personal direc-
tivo profesional con conocimientos y experiencia en
este tipo de actividades, trabajadores especialistas
(para operación de maquinaria y organización de la
disposición) y también requiere de un presupuesto
anual de acuerdo cone el tamaño del sitio y el tonelaje
de residuos que recibe semanalmente.
Además de lo anterior, la gestión sustentable de
residuos demanda un compromiso ambiental del
presidente y su cabildo, el desarrollo de políticas
públicas apropiadas y campañas de educación am-
biental para involucrar a la población.
Tenemos entonces que para operar efcientemente
y con una lógica ambiental un sitio de disposición
fnal se requiere de una plantilla de personal ade
-
cuada, de infraestructura y presupuesto, de compro-
miso político y de participación social. Todo esto se
reFeja en las di±erentes etapas de la gestión de los
residuos y particularmente en la disposición fnal
que termina siendo el punto más débil en la gestión
de los residuos.
La califcación promedio de 76 puntos que se
asignan los propios responsables de la operación de
sitios de disposición fnal en la región indica muy
claramente que se tienen problemas por resolver,
obstáculos que manejar y situaciones por mejorar.
Es una califcación mínima aprobatoria, muy le
-
jos de una evaluación en el rango de muy bien y
excelente (superior a los 90 puntos). En este caso,
una califcación baja es un indicador de problemas
ambientales, contaminación y afectaciones a la po-
blación y a los recursos naturales en el ecosistema
local y regional.
AGRADECIMIENTOS
Al Instituto Nacional de Desarrollo Social (IN-
DESOL) por el apoyo fnanciero para desarrollar
el proyecto de investigación CS-09-I-DS-095-10,
titulado
El desarrollo sustentable y la gestión de
residuos sólidos en los municipios urbanos de la
Región Centro Occidente
(mayo 2010).
Al Fideicomiso para el Desarrollo de la Región
Centro Occidente (FIDERCO) y al Observatorio Ur-
bano de la Región Centro Occidente (OURCO) por
su apoyo fnanciero a través del Convenio ²IDERCO
075/10 al proyecto titulado
Estudio de la gestión de
residuos municipales en zonas urbanas de la Región
Centro Occidente. Tercera etapa de los trabajos del
OURCO.
(agosto 2010).
REFERENCIAS
Bernache Pérez G. (2006).
Cuando la basura nos alcance.
El impacto de la degradación ambiental.
Publicaciones
de la Casa Chata. CIESAS. México, D.². 551 p.
Breen B. (1990). Getting rid o± garbage. Landflls are # 1.
Garbage, Vol. II, 42-47.
Encinas L., Valenzuela B. y Garibaldi L. (1996). El im-
pacto ecológico de los desechos sólidos en el mundo
actual.
Revista Universidad,
núm. 5, Universidad de
Sonora, 37-42.
Escamirosa L.²., del Carpio C., Castañeda G. y Quintal C.
(2001).
Manejo de los residuos sólidos domiciliarios
en la ciudad de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.
Universidad
Autónoma de Chiapas – CONACyT – Plaza y Valdez,
México, D.². 129 p.
Guevara J.L. (2002). Aprovechamiento y recuperación
de desechos sólidos municipales
.
Informe Final de
Investigación, proyecto fnanciado por el Sistema
de Investigación Justo Sierra del CONACYT, Uni-
versidad de Quintana Roo, Chetumal, Disponible en
de octubre de 2005.
INEGI (1998).
Estadísticas del medio ambiente. México,
1997.
INEGI, Aguascalientes. 461 p.
INEGI (2011).
Censo de Población y Vivienda 2010.
Insti-
tuto Nacional de Estadística Geogra±ía e In±ormática
.
México.
En la página web:
mx/monografas/de±ault.aspx?tema=me
. Consultado
el 25 septiembre 2011.
Israde I., Buenrostro O. y Carrillo A. (1999). El tiradero de
Morelia y sus lixiviados. Vinculación, núm. 6, Univer-
sidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, 35-43.
Israde I., Buenrostro O. y Carrillo-Chávez A. (2005).
Geological characterization and environmental im-
plications o± the Placement o± the Morelia landfll,
Michoacán. Central Mexico. J. Air Waste Manage.
55, 755-764.
Navarrete López R.E. (2004). Riesgo por cadmio en un
tiradero abandonado en el municipio de Sahuayo,
Michoacán. Tesis de Maestría en Ciencias de la Salud
Ambiental. C.U.C.B.A., Universidad de Guadalajara,
Zapopan, México. 82 p.
RIESGO DE CONTAMINACIÓN POR RESIDUOS
105
Rangel Martínez F.J. (2003). La gestión de los residuos
sólidos municipales en el área del municipio de San
Luis Potosí. Tesis de Maestría en Administración y
Políticas Públicas. El Colegio de San Luis. San Luis
Potosí, México. 162 p.
Restrepo I., Rathje W.L. y Bernache G. (1991).
Los demo-
nios del consumo. Basura y contaminación.
El Centro
de Ecodesarrollo. Distrito Federal, México. 270 p.
Robles Martínez F. (2008).
Generación de biogás y lix-
iviados en los rellenos sanitarios.
Segunda Edición.
Instituto Politécnico Nacional. Distrito Federal,
México. 115 p.
Saldaña Durán C.E. (2009). Políticas públicas y sociedad.
El caso de la gestión de los residuos sólidos urbanos
en la ciudad de Tepic, Nayarit. Tesis de Doctorado en
Ciudad, Territorio y Sustentabilidad. Universidad de
Guadalajara, Centro Universitario de Arte, Arquitec-
tura y Diseño. Guadalajara. 195 p.
SEMARNAT (2004). Norma Ofcial Mexicana NOM-083-
SEMARNAT-2003. Especifcaciones de protección
ambiental para la selección del sitio, diseño, construc-
ción, operación, monitoreo, clausura y obras comple-
mentarias de un sitio de disposición fnal de residuos
sólidos urbanos y de manejo especial. Secretaría de
Medio Ambiente, Recursos Naturales. Diario Ofcial,
Miércoles 20 de octubre de 2004. En la página web:
http://www.pro±epa.gob.mx/innovaportal/fle/1306/1/
nom-083-semarnat-2003.pdf. Consultado el 22 de
septiembre de 2011.
SEMARNAT y GTZ (2009).
Guía para la realización de
planes de regularización conforme a la NOM-083-
SEMARNAT-2003.
Secretaría de Medio Ambiente,
Recursos Naturales y el Organismo de Cooperación
Alemana GTZ. Distrito Federal, México. 66 p.
logo_pie_uaemex.mx