Artículo en PDF
Cómo citar el artículo
Número completo
Más información del artículo
Página de la revista en redalyc.org
Sistema de Información Científica
Red de Revistas Científicas de América Latina y el Caribe, España y Portugal
Rev. Int. Contam. Ambie. 28 Sup. (1) 117-124, 2012
EMISIONES DE LAS QUEMAS DE PAJA DE TRIGO EN EL VALLE DE MEXICALI, 1987-2010
Marcos Alberto CORONADO ORTEGA
1
, Gisela MONTERO ALPÍREZ
1*
,
Conrado GARCÍA GONZÁLEZ
1,2
, Armando PÉREZ SÁNCHEZ
1
y Laura Janet PÉREZ PELAYO
1
1
Instituto de Ingeniería, Universidad Autónoma de Baja California, Calle de la Normal s/n, Col. Insurgentes
Este, CP 21280, Mexicali, B.C
2
Instituto Tecnológico de Mexicali, Academia de Química y Bioquímica, Av. Tecnológico s/n, Col. Elías Calles,
CP 21396, Mexicali, B.C
*Autor responsable; gmontero@uabc.edu.mx
(Recibido agosto 2011, aceptado enero 2012)
Palabras clave: biomasa, contaminación atmosférica, energía, simulación dinámica
RESUMEN
Baja California, México, se ubica en tercer lugar a nivel nacional con mayor superFcie
de trigo cultivada (13.5 %). Mexicali, capital de dicho estado, es el principal productor
de trigo y representa el cultivo más importante de su valle, con una superFcie cultivada
en el periodo 2009-2010 de 87 724 ha. Esto conlleva a la generación de grandes canti-
dades de paja de trigo como residuo agrícola. Tradicionalmente el 85 % de este residuo
es dispuesto mediante la quema
in situ
a cielo abierto con el objetivo de preparar la
tierra para el próximo ciclo agrícola, el 15 % restante tiene diversas aplicaciones. Tal
práctica repercute considerablemente en las emisiones de CO, material particulado
(MP) y CH
4
al ambiente, ocasionando un deterioro de la calidad del aire del Valle y
ciudad de Mexicali, así como problemas en la salud de la población. Por otra parte,
se desaprovecha la energía contenida en la paja de trigo, que es potencialmente útil
como biocombustible y que en el año 2010 fue de 6.8 PJ. Se presenta un inventario
de las emisiones generadas por las quemas de la paja de trigo realizadas
in situ
a cielo
abierto, para el periodo 1987-2010. En los resultados destaca que las emisiones tota-
les, considerando las quemas agrícolas progresivas en dirección del viento, pasaron
de 25 370 t (1987) a 41 913 t (2010). Considerando las enormes cantidades tanto de
energía desaprovechada, como de las emisiones provocadas por las quemas de paja,
es recomendable evaluar la factibilidad técnica y económica para reconvertir tal bio-
masa residual y utilizarla como materia prima para la obtención de biocombustibles o
directamente en procesos de generación eléctrica.
Key words: biomass, atmospheric pollution, energy, dynamic simulation
ABSTRACT
The state of Baja California, Mexico, ranks third nationally, with the largest area of
wheat cultivation (13.5 %). Mexicali, BC capital is the main wheat producer and it
represents the most important crop in the valley, with 87 724 ha as cultivated surface
for the period 2009-2010; this leads to the generation of large amounts of wheat straw
as agricultural residue. Traditionally 85 % wheat straw is burned
in situ
in order to
M.A. Coronado Ortega
et al.
118
prepare the farmland for the next agricultural cycle. The remaining 15 % have various
applications. This practice has a considerable impact on CO, particulate matter and
CH
4
emissions to environment, causing deterioration in air quality of Mexicali city and
Valley, as well as problems in population health. In addition, the wheat straw energy
content is wasted, which is potentially useful as a biofuel and it was estimated at 6.8 PJ
in 2010. In this research, it is presented an emissions inventory by wheat straw
in situ
burning, for the period 1987-2010. The results show that total emissions, considering
a head fre burning increased From 25 370 t (1987) to 41 913 t (2010). Considering the
enormous amounts of wasted energy and emissions from wheat straw burning, it is
advisable to evaluate the technical and economic feasibility to reconvert waste biomass
and use it as feedstock for biofuels production or directly into power generation process.
INTRODUCCIÓN
La quema de biomasa es considerada como una
Fuente global y signifcativa de emisiones, contribu
-
yendo con aproximadamente 40 % de CO
2
. El 90 %
de las quemas son iniciadas por el ser humano. Estas
quemas inducidas son utilizadas con una diversidad
de fnalidades, como son deForestación, control de
plagas, quemas de maleza y residuos, así como
prácticas poscosecha. Se ha estimado que 8700 Tg
de materia seca es quemada en el mundo cada año y
representa uno de los factores más importantes que
afectan el cambio climático (Koppmann
et al.
2005).
Los sistemas agrícolas en todo el planeta producen
grandes cantidades de residuos. La quema de los
residuos en el campo es una práctica común, sobre
todo en los países en desarrollo. Tal es el caso de
México, donde el sector agrícola se ubica como una
fuente importante de emisiones de gases de efecto
invernadero (SEMARNAT e INE 2006).
Una de las zonas agrícolas más importante del
noroeste del país, es el Valle de Mexicali. Este valle
se encuentra ubicado en el estado de Baja Califor-
nia, al noroeste de México y comparte la misma
cuenca atmosférica con el Valle Imperial, EUA. Su
cultivo principal es el trigo, y es conocido como el
de mayor rendimiento comercial en el país, con una
productividad media en los últimos años de 6.3 t/ha.
Dicho Valle, está posicionado a nivel nacional, como
uno de los que cuenta con mayor superfcie de trigo
cultivada. Si bien las condiciones climáticas han sido
favorables para este cultivo en la región, el uso de
variedades mejoradas de alto potencial productivo
y la experiencia del productor en la aplicación de
los paquetes tecnológicos para su manejo han sido
determinantes para lograr este nivel de producción
(SAGARPA 2011a). La cosecha de trigo tiene aso-
ciada la generación de grandes cantidades de paja
como residuo agrícola. Tradicionalmente 85 % de
este residuo es dispuesto mediante la quema
in situ
a
cielo abierto con el objetivo de preparar los campos
para dobles cultivos o para el siguiente ciclo agrícola,
el 15 % restante tiene diversas aplicaciones (Quintero
y Moncada 2008).
Los productores de trigo del Valle de Mexicali
que llevan a cabo estas prácticas, señalan que la
quema constituye una práctica tradicional, mientras
que otros consideran que la incineración de residuos
agrícolas es una necesidad, ya que se elimina maleza
perenne, enfermedades y plagas. Sin embargo, se
ha demostrado que contrario a las creencias de los
productores, la quema calcina el nitrógeno, fósforo
y materia orgánica del suelo, además de generar
costos adicionales y disminución de rendimientos
y por ende mermas en la utilidad al obtener menos
volúmenes por hectárea de trigo entre ciclo y ciclo
(SFA 2010). Otros señalan que al quemar la paja de
trigo, se evita el paso de maquinaria, se ahorra tiempo
para la preparación del suelo para el siguiente ciclo
y dinero en maquinaria, diesel y mano de obra del
tractorista. Tal práctica repercute considerablemente
en las emisiones de CO, MP y CH
4
al ambiente, oca-
sionando un deterioro de la calidad del aire del Valle
y de la ciudad de Mexicali así como problemas en la
salud pública, como son enfermedades respiratorias.
Cabe destacar que Mexicali es una de las ciudades
con mayor incidencia de morbilidad por infecciones
respiratorias agudas del país. Por otra parte, la quema
de la paja de trigo representa un desaprovechamiento
de la energía contenida en la misma, la cual es poten-
cialmente útil como biocombustible en la generación
de electricidad y energía calorífca, así como en el
transporte, una vez que es transformado en bioetanol
(McKendry 2002). De esta manera se contribuiría a
diversifcar la matriz energética regional, incremen
-
tando la participación de fuentes renovables.
En 1996, se estimaron 14 325 t y 2143 t de emi-
siones de CO y MP
respectivamente, provenientes
de las quemas agrícolas (INE 1996), mientras que
para 2003 y 2004, fueron de 13 870.5 t y 1 667.8 t
QUEMAS DE PAJA DE TRIGO EN EL VALLE DE MEXICALI
119
respectivamente (Quintero y Moncada 2008). Actual-
mente no existen estimaciones para años anteriores
y posteriores a los mencionados. Es por ello que el
presente trabajo tiene como objetivo la estimación
de las emisiones asociadas a las quemas
in situ
a
cielo abierto de la paja de trigo generada en el Valle
de Mexicali, para el periodo histórico 1987-2010.
MATERIALES Y MÉTODOS
Paja de trigo
En la realización de evaluaciones de recursos
biomásicos residuales, se requiere información re-
lacionada con la disponibilidad del recurso original
del cual provienen. Es por ello, que se consultaron las
bases de datos de la Ofcina Estatal de InFormación
para el Desarrollo Rural Sustentable (OEIDRUS) de
Baja California, en relación al sistema producto trigo,
con el fn de obtener la serie histórica de superfcie
cosechada de trigo en el Valle de Mexicali para el
periodo bajo estudio que se ilustra en el
cuadro I
(SAGARPA 2011b).
La paja de trigo es un remanente que se genera
en grandes cantidades durante la cosecha del trigo.
Es un material lignocelulósico cuya composición (%
en peso) es aproximadamente 53.5 % celulosa, 21 %
lignina, 15 % agua y 10.5 % cenizas. Para realizar la
estimación de la cantidad de paja de trigo generada
para cada ciclo agrícola, se consideró un índice de
generación de 7.3 t/ha (SENER
et al.
2006). Todo
recurso biomásico tiene asociado un contenido
energético. La energía disponible de la biomasa está
expresada de 2 Formas: a) Poder calorífco superior
(PCS) y b) Poder calorífco inFerior (PCI).
Para el petróleo, por ejemplo, la diferencia entre
estos dos parámetros, en raras ocasiones es mayor
al 10 %, mientras que para la biomasa que presenta
gran variabilidad en cuanto al contenido de humedad,
la diFerencia puede ser mayor. El PCS se refere a la
energía total que puede ser liberada en el proceso de
combustión dividida entre la masa del combustible.
Es ampliamente utilizado en muchos países. El PCI
se refere a la energía disponible a partir de la com
-
bustión después de las pérdidas energéticas como
consecuencia de la evaporación del agua. El PCI
siempre es menor que el PCS, principalmente por
el hecho de que no incluye dos formas de energía
térmica liberada durante la combustión: a) la energía
para evaporar el agua contenida en el combustible,
y b) la energía para formar agua a partir del hidró-
geno contenido en las moléculas de hidrocarburos y
evaporarla (Rosillo-Calle
et al.
2009). Por lo tanto,
al momento de realizar estudios o evaluaciones de
potencial energético, se considera el PCI.
En el caso de la paja de trigo, McKendry (2002)
reporta un PCI de 17.5 MJ/kg; para el cálculo de la
energía total que se libera a partir de su combustión,
se consideró un poder calorífco de 12.5 MJ/kg,
debido a que la paja de trigo generada en el Valle de
Mexicali no ha sido caracterizada.
Factores de emisión
Para la estimación de las emisiones de CO, MP y
CH
4
asociadas a las quemas de la paja de trigo
in situ
a cielo abierto, se adoptaron los factores de emisión
reportados por EPA AP-42 (1995) que se muestran
en el
cuadro II
. Dentro del reporte de la EPA desta-
can dos series de factores que dependen del tipo de
técnica de quema agrícola que se implemente:
a) Quema frontal. Técnica de quema en la cual
el fuego avanza en la dirección del viento.
b) Quema en contracandela. Técnica de quema en
la cual el fuego progresa en dirección opuesta
al viento.
Debido a incertidumbre existente acerca de la
técnica de quema que se utiliza en mayor proporción
en el Valle de Mexicali, se realizaron los cálculos
considerando ambas.
CUADRO I.
SERIE HISTÓRICA DE LA SUPERFICIE CO-
SECHADA DE TRIGO, 1987-2010
Periodo
Superfcie
cosechada de trigo
[ha]
Periodo
Superfcie
cosechada de trigo
[ha]
1987-88
53 098
1999-00
74 273
1988-89
50 572
2000-01
68 033
1989-90
48 374
2001-02
64 926
1990-91
60 366
2002-03
74 394
1991-92
79 683
2003-04
85 320
1992-93
79 683
2004-05
80 555
1993-94
80 018
2005-06
75 989
1994-95
69 658
2006-07
79 946
1995-96
53 159
2007-08
81 958
1996-97
67 224
2008-09
88 937
1997-98
54 913
2009-10
87 724
1998-99
50 636
CUADRO II.
FACTORES DE EMISIÓN DE LA QUEMA DE
PAJA DE TRIGO A CIELO ABIERTO
Tipo de quema
Factores de emisión [kg/t]
CO
CH
4
MP
Quema frontal
64
2
11
Quema en contracandela
54
1.3
6
M.A. Coronado Ortega
et al.
120
Modelo de simulación
Las emisiones asociadas a las quemas agrícolas
dependen de una gran cantidad de parámetros, por
ello, se seleccionaron aquéllos que estaban res-
paldados con información actual y conFable. Los
parámetros utilizados para alimentar el modelo fue-
ron los siguientes: a) serie histórica de la superFcie
cosechada de trigo b) índice de generación de paja
de trigo, c) poder caloríFco inferior de la paja de
trigo, d) factores de emisión de CO, CH
4
y MP, para
técnicas de quema agrícola, e) factor de eFciencia de
generación eléctrica a partir de biomasa y fracción
de biomasa considerada para su combustión. La se-
cuencia y relación entre ellos se ilustra en la
fgura 1
.
Con base en los parámetros seleccionados y con
la Fnalidad de facilitar el análisis de las emisiones
asociadas a las quemas de paja de trigo durante el
periodo 1987-2010, se desarrolló un modelo dinámico
en Stella
©
, cuya versión simpliFcada se ilustra en la
fgura 2
.
El desarrollo del modelo en Stella, permite esta-
blecer y observar de manera gráFca y práctica, las in
-
terrelaciones de las distintas variables utilizadas para
estimar las emisiones correspondientes a la quema
de la paja de trigo y la cantidad de energía generada
durante la combustión de los residuos agrícola bajo
estudio y las emisiones asociadas.
RESULTADOS Y DISCUSIÓN
Emisiones asociadas a la quema de paja de trigo
Los resultados indican que las emisiones totales
(CH
4
, CO y MP) se habrían incrementado de 25 370
t (1987) a 41 913 t (2010) considerando el tipo de
quema frontal, mientras que para la quema en contra-
candela las emisiones habrían aumentado de 20 197
t (1987) a 33 367 t (2010). Ambos casos representan
un incremento del 60.5 %.
Las
fguras 3
y
4
muestran las emisiones acumu-
ladas para el periodo bajo estudio. En el caso de la
quema frontal, el CO destaca en el primer lugar con
639 140 t, enseguida el MP con 109 852 t, y por último
el CH
4
con 19 973 t. En la quema en contracandela
las emisiones de CO, PM y CH
4
son 539 274 t, 59 919
t y 12,982 t, respectivamente.
La quema en contracandela evidencia una dismi-
nución en emisiones en comparación con la quema
frontal, debido a que ésta progresa en dirección opuesta
al viento, propiciándose una mayor interacción con el
oxígeno. Esto favorece que los residuos ardan más len-
tamente y la combustión de la paja sea más completa.
Los resultados obtenidos a partir del modelo se
ajustan con bastante aproximación a los calculados,
con un error porcentual del 1.07 %. En la
fgura 5
se expone el comparativo de emisiones acumuladas
entre las calculadas y las obtenidas del modelo, con-
siderando ambas técnicas de quema.
Energía disponible de la paja de trigo
La energía total disponible a partir de la combus-
tión de la paja de trigo periodo 1987-2010 se estimó
en 124.8 PJ lo que equivale aproximadamente a 19.5
millones de barriles de petróleo, esto representa el
1.27 % de la producción de energía primaria nacio-
nal del año 2009 (SENER 2009). La energía dispo-
nible de la paja de trigo que es incinerada, varía año
con año, sin embargo, la tendencia mostrada en la
fgura 6
, indica que va en incremento desde los 4 PJ
en 1987, hasta los aproximadamente 7 PJ en 2010.
Índice de
generación de
paja de trigo
Superficie
cosechada
de trigo
Generación de
paja de trigo
Cantidad de
paja de trigo a
quema
Emisiones
Energía total
Fracción de
paja de trigo
que se quema
Factores de
emisiones EPA
AP 42
PCI
Fig. 1.
Parámetros utilizados en el modelo de generación de emisiones
QUEMAS DE PAJA DE TRIGO EN EL VALLE DE MEXICALI
121
El promedio anual de energía disponible estimada
fue de 5.43 PJ, magnitud energética que representa
el 1.55 % de la energía proveniente de la biomasa en
México (SENER 2009). Sin embargo, su utilización
plantea una serie de retos y oportunidades que deben
tenerse en cuenta. Para ello, es necesario llevar a
cabo evaluaciones integrales de factibilidad técnica
y económica, con la fnalidad de determinar cuál es el
proceso más adecuado para la conversión de energía
de la paja de trigo. Si se considera su procesamiento
para obtener biocombustibles, es posible obtenerlos
en alguno o algunos de los siguientes estados físicos:
a) Líquido (bioetanol). Para llevar a cabo la trans-
formación del material lignocelulósico (paja
Escenario emisiones
Quema frontal
MP
Barriles de petróleo equivalentes
PCI PT
Litros equivalentes diesel
Generación eléctrica
Energía total contenida
Escenario generación
de electrcidad
Escenario emisiones
Escenario emisiones
Quema en contracandela
MP acumulado
Emisiones MP
Emisiones CO
CO acumulado
CO
Emisiones CO
Factor CO
Factor CO B
Emisiones CH
4
Factor CH
4
Emisiones CH
4
Factor CH
4
C
CH
4
acumulado
CH
4
Emisiones MP
Factor eficiencia
PT fracción quema
Paja trigo generada
Paja de trigo quema
Superficie cosechada trigo
Índice generación PT
Factor MP
Factor MP A
Administración de
recursos a lo largo del año
Administración de recursos
en periodo crítico verano
Fig. 2.
Modelo para análisis de emisiones
CH
4
MP
CO
800
700
600
500
400
300
200
Emisiones (miles de toneladas)
1987-88
1989-90
1991-92
1993-94
1995-96
1997-98
1999-00
2001-02
2003-04
2005-06
2007-08
2009-10
100
0
Fig. 3.
Emisiones acumuladas, quema frontal
CH
4
MP
CO
800
700
600
500
400
300
200
Emisiones (miles de toneladas)
1987-88
1989-90
1991-92
1993-94
1995-96
1997-98
1999-00
2001-02
2003-04
2005-06
2007-08
2009-10
100
0
Fig. 4.
Emisiones acumuladas, quema en contracandela
M.A. Coronado Ortega
et al.
122
de trigo) a bioetanol se requiere de un proceso
bioquímico. Es necesario un pretratamiento
con un ácido fuerte para separar la fracción
de lignina de la celulosa y que esta sea más
accesible para la sacarifcación subsiguiente,
mejorando la digestibilidad enzimática. Las
enzimas celulasas son introducidas para hi-
drolizar los carbohidratos y obtener una gran
variedad de azúcares que son fermentados para
producir etanol. La porción de lignina gene-
ralmente no reacciona y puede ser recuperada
y utilizada como combustible o materia prima
en procesos de conversión termoquímicos
(Kaparaju
et al.
2009, Kent 2009).
b) Gaseoso. La conversión de material lig-
nocelulósico a un combustible en estado
gaseoso puede efectuarse mediante procesos
termoquímicos o bioquímicos. En el caso de
un proceso termoquímico de gasifcación,
se realiza una descomposición del material
lignocelulósico a alta temperatura, seguido
de una oxidación parcial para producir gas
de síntesis compuesto principalmente por
CO y H
2
(Kent 2009). Por otra parte, el pro-
ceso de conversión bioquímico o digestión
de biomasa orgánica es un proceso natural
que involucra varios procesos bacterianos
y enzimáticos simultáneamente. El método
más común de producción de biogás es la
digestión anaerobia en un tanque cerrado
denominado biodigestor. El biogás obtenido
es una mezcla de gases combustibles y su
composición depende del tipo de material
orgánico utilizado para su producción, así
como de las condiciones de operación de los
reactores donde ocurre la transformación
(Silva 2002).
c) Sólido. Uso directo como combustible en
una planta de ciclo combinado de generación
eléctrica.
Asimismo, se debe considerar y estimar la re-
ducción de emisiones de gases de efecto inverna-
dero (GEI) para cada proceso y compararla con las
emisiones asociadas por la quema de combustibles
fósiles y los costos de tratamiento de tales emisio-
nes, teniendo en cuenta el efecto de los GEI sobre
el cambio climático. De esta manera, se agregarían
benefcios a un proyecto de reconversión de residuos.
La reutilización de la biomasa residual con fnes de
producción de energía coadyuvaría en la diversifca
-
ción de energéticos de Baja California, aseguramiento
del suministro energético, y disminución de la de-
pendencia hacia los combustibles convencionales.
Desde el punto de vista económico, apoyaría en la
reactivación del crecimiento y desarrollo del campo
y mayores fuentes laborales.
700
600
500
400
300
200
100
0
0
5
10
15
Periodo
CO - Quema frontal - Calculado
CO - Quema frontal - Simulación
MP - Quema frontal - Simulación
CH4 - Quema frontal - Simulación
MP - Quema frontal - Calculado
CH4 - Quema frontal - Calculado
CO - Quema contracandela- Calculado
CO - Quema contracandela- Simulación
MP - Quema contracandela- Simulación
CH4 - Quema contracandela- Simulación
MP - Quema contracandela- Calculado
CH4 - Quema contracandela- Calculado
Emisiones (miles de toneladas)
20
25
Fig. 5.
Comparativo de resultados estimados y simulados
Fig. 6.
Energía disponible de la paja de trigo
8
7
6
5
4
3
Energía (PJ)
2
Periodo
1
1987-88
1988-8
9
1989-90
1990-9
1
1991-9
2
1992-93
1993-94
1994-95
1995-96
1996-97
1997-98
1998-99
1999-00
2000-01
2001-02
20
02-0
3
20
0
3-04
20
0
4-05
2005
-0
6
2006-07
2007-08
2008-09
2009-10
0
QUEMAS DE PAJA DE TRIGO EN EL VALLE DE MEXICALI
123
CONCLUSIONES
La agricultura es una actividad intensiva y de gran
importancia para el desarrollo económico de la región.
Asimismo, signifca la generación de grandes cantida
-
des de biomasa residual como la paja de trigo, que al
ser dispuesta mediante la quema
in situ
a cielo abierto,
emite año tras año cantidades considerables de CO,
CH
4
y MP, contaminantes que afectan la calidad del
aire de Mexicali y su valle. Es necesario implementar
medidas para controlar y minimizar las quemas agrí-
colas y por ende reducir las emisiones asociadas. Por
otra parte, existe un alto potencial biomásico que abre
una gama de oportunidades para su aprovechamiento
en procesos productivos como resultado de su conte-
nido energético, que puede ir desde la generación de
electricidad y energía térmica hasta la producción de
bioetanol. Se estimó que la energía total disponible a
partir de la combustión de la paja de trigo del periodo
1987-2010 es de 124.8 PJ lo que equivale aproxima-
damente a 19.5 millones de barriles de petróleo.
El desarrollo del presente trabajo permitió estimar
las emisiones correspondientes como resultado de la
quema de paja de trigo en el periodo bajo estudio, lo
cual hace evidente la gravedad de dicha problemática y
contribuye con inFormación que justifca la necesidad
de fomentar alternativas sustentables de disposición de
residuos agrícolas con un menor impacto ambiental,
entre los agricultores de la región. De acuerdo con el
modelo de quema a contracandela, las emisiones to-
tales (CH
4
, CO y MP), para el periodo 1987-2010, se
incrementaron de 20 197 toneladas a 33 367 toneladas,
lo cual representa un incremento del 60.5 %.
El modelo puede adaptarse para efectuar proyec-
ciones y establecer diferentes escenarios, por ejem-
plo: a) cambio de los hábitos y tradiciones en cuanto
a la disposición de la paja de trigo y b) continuar
con la misma dinámica actual de quema de residuos
agrícolas como principal acción de disposición.
Por otra parte, este modelo puede utilizarse como
base en la elaboración de futuras evaluaciones y
estudios sistemáticos, para estimar la disponibilidad
de biomasa residual que se genera en el estado de
Baja California, así como su potencial energético,
impacto ambiental e inventario de emisiones. Asi-
mismo, serviría como una herramienta de toma de
decisiones para inversionistas interesados en generar
energía eléctrica utilizando la biomasa residual, en
una región en donde se genera principalmente a partir
del gas natural y de vapor geotérmico.
El desarrollo de una industria sustentable a partir
de bioenergéticos residuales, requiere una cadena
de suministro grande y compleja, que incluya: a)
el aseguramiento del abastecimiento de la biomasa
residual, b) logística en cuanto a la transportación (de
preferencia su consumo deberá realizarse cercano a
las fuentes de generación), c) métodos efectivos de
separación de la biomasa residual y de preparación
para su utilización dependiendo el proceso de con-
versión, d) desarrollo de biorrefnerías e industrias
de transformación y e) sobre todo, el apoyo de los
actores gubernamentales, iniciativa privada, acadé-
mico e investigación y desarrollo, para impulsar y
materializar proyectos de esta naturaleza.
AGRADECIMIENTOS
Se agradece efusivamente a CONACyT y UABC,
por el apoyo brindado para la realización del presente
trabajo.
REFERENCIAS
EPA (1995). Compilation of air pollutant emission fac-
tors. Volume I, Chapter 2: Solid Waste Disposal, Open
Burning. Environmental Protection Agency. EPA AP
42, 5a ed.
Rosillo-Calle F., de Groot P. y HemstockS.L. (2009). The
biomass assessment handbook: bioenergy for a sustain-
able environment. Chapter 2: General Introduction
to the Basis of Biomass Assessment Methodology.
Earthscan, Reino Unido.
INE (1996). Inventario de emisiones de Mexicali. Insti-
tuto Nacional de Ecología, México. http://www2.ine.
gob.mx/publicaciones/libros/236/cap5.html [en línea]
02/05/2011.
Kaparaju P., Serrano M., Thomsen A., Kongjan P. y An-
gelidaki I. (2009). Bioethanol, biohydrogen and biogas
production From wheat straw in a biorefnery concept.
Bioresour. Technol. 100, 2562-2568.
Kent S. (2009). Biofuels in the U.S. – Challenges and
Opportunities. Renewable Energy, 34, 14-22.
Koppmann R., Czapiewski K. y Reid J. (2005). A review of
biomass burning emissions, part I: Gaseous emissions
of carbon monoxide, methane, volatile organic com-
pounds, and nitrogen containing compounds. Atmos.
Chem. Phys. Discuss. 5, 10455-10516.
McKendry P. (2002). Energy production from biomass
(part 1): overview of biomass. Bioresour. Technol.
83, 37-46.
M.A. Coronado Ortega
et al.
124
Quintero M., Moncada A. (2008). Contaminación y con-
trol de las quemas agrícolas en Imperial, California, y
Mexicali, Baja California. RyS XX, 3-24.
SAGARPA (2011a). Plan rector del sistema producto trigo,
Baja California. Secretaría de Agricultura, Ganadería,
Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, México.
SistemaProducto [en línea] 03/05/2011.
SAGARPA (2011b). Serie histórica de producción de
trigo grano, sistema producto trigo. Secretaría de
Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y
Alimentación, México. http://www.oeidrus-bc.gob.
mx/sispro/trigobc/ [en línea] 09/05/2011.
SEMARNAT INE (2006). Inventario nacional de emis-
iones de gases de efecto invernadero 1990-2002.
Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales,
Instituto Nacional de Ecología. http://books.google.
com.mx/books?id=VyWfWhoHkBwC&lpg=PR16&
pg=PR16#v=onepage&q&f=false. México D.F. 258 p.
SENER, BID, GTZ (2006). Potenciales y viabilidad del
uso de bioetanol y biodiesel para el transporte en
México. Secretaría de Energía, Banco Interamericano
de Desarrollo, Cooperación Técnica Alemana. http://
www.sener.gob.mx/res/169/Biocombustibles_en_
Mexixo_Estudio_Completo.pdf. México, D.F. 600 p.
SENER (2009). Balance nacional de energía. Secretaría
ance_Nacional_2009.pdf. México, D.F. 145 p.
SFA (2010). Estudio sobre la utilización de la paja de
línea] 09/05/2011.
Silva V. (2002). Tecnología del biogás. Biblioteca virtual
de desarrollo sostenible y salud ambiental. http://www.
bvsde.paho.org/bvsaar/e/fulltext/gestion/biogas.pdf
[en línea] 21/11/11.
logo_pie_uaemex.mx