Artículo en PDF
Cómo citar el artículo
Número completo
Más información del artículo
Página de la revista en redalyc.org
Sistema de Información Científica
Red de Revistas Científicas de América Latina y el Caribe, España y Portugal
Rev. Int. Contam. Ambie. 29 (Sup. 3) 19-24, 2013
INFLUENCIA DEL NIVEL DE INGRESOS ECONÓMICOS EN LA RECOGIDA SELECTIVA DE
RESIDUOS URBANOS
Antonio GALLARDO*, Ana GÓMEZ, María Dolores BOVEA, Francisco J. COLOMER MENDOZA
y Mar CARLOS
Departamento de Ingeniería Mecánica y Construcción. Escuela Técnica Superior de Tecnología y Ciencias
Experimentales. Universidad Jaume I. Avda. Sos Baynat, s/n. 12071 - Castellón, España
*Autor responsable; gallardo@emc.uji.es
(Recibido agosto 2011, aceptado noviembre 2012)
Palabras clave: residuos, municipales, reciclaje, envases, socioeconomía
RESUMEN
En este artículo se presentan los resultados obtenidos en un estudio que analiza la in-
fuencia del Factor nivel de ingresos económicos en la recogida selectiva, aplicado a la
ciudad de Castellón de la Plana (España). Estos resultados serán de gran utilidad para
proponer posibles modi±caciones en el sistema actual de recogida y nuevos programas
de educación ambiental diFerenciados. Para determinar la infuencia de dicho Factor en
la e±ciencia de la recogida se han elegido dos zonas diFerentes: una de nivel de ingresos
medio-bajo y otra de medio-alto. Dicha e±ciencia se expresa en Función del grado de
separación y del grado de calidad de los residuos depositados en los contenedores. En
este trabajo se han analizado los de envases, de vidrio y de papel-cartón. El grado de
separación se ha calculado a partir de la estimación de la tasa de recogida diaria de
residuos. Ésta se ha determinado realizando seguimientos diarios del nivel de llenado
de los contenedores. Como resultado se obtuvieron unas tasas de recogida superiores
en la zona de renta media-alta, para las Fracciones de envases y papel-cartón. La ca
-
lidad de la separación se expresa en Función del porcentaje de materiales impropios
que aparecen en el contenedor, para ello se realizó una caracterización de los residuos
en laboratorio, donde se observó que no había diFerencias signi±cativas entre las dos
zonas de estudio.
Key words: waste, municipal, recycling, packaging, socio-economy
ABSTRACT
The results oF a study to determine the infuence oF the income Factor on the selective
collection oF household waste in the city oF Castellon de la Plana (Spain) are presented
in this paper. These results will be very useFul to propose Future modi±cations in the
current model oF waste collection and to de±ne new environmental education programs.
To analyze the infuence oF the socioeconomic Factor on the eF±ciency oF the collection
model, two diFFerent areas were chosen: medium-low and medium-high income groups.
The eF±ciency is represented in terms oF separation rate and quality oF the waste depos
-
ited in the bins. In our case, the packaging, glass and paper/cardboard bins were chosen
For analysis. The degree oF waste separation was determined through the estimation oF
A. Gallardo
et al.
20
the daily waste collection rate. This rate was calculated by daily monitoring the flling
level oF the bins. The results obtained showed a higher daily waste collection rate For the
packaging and paper/cardboard bins at the medium-high income area. The quality oF the
separation was expressed as a Function oF the percentage oF inappropriate materials Found
in the bins; with this purpose a waste characterization was perFormed at the laboratory,
where no signifcant diFFerences were observed between the two studied areas.
INTRODUCCIÓN
En las últimas décadas, el crecimiento econó-
mico a nivel mundial ha ocasionado un incremento
desmesurado de la producción de residuos urbanos
(RU). En Europa las nuevas estrategias de gestión
de residuos abordan este problema creando planes
de prevención en la generación, separación en ori-
gen, valorización y eliminación en vertedero de los
residuos no valorizables.
En España la separación en origen de los residuos
recuperables se ha planteado mediante la implan
-
tación de diFerentes sistemas de recogida selectiva
(Gallardo
et al.
2010), dependiendo de cada comu-
nidad autónoma o incluso de la ciudad. Sin embargo,
reducir la producción de los residuos y aumentar el
reciclaje sólo se logra mediante la participación y
colaboración de los ciudadanos.
Son diversas las investigaciones que se han cen
-
trado en determinar qué Factores in±uyen en dicha
participación. Por una parte, se ha descrito que las
difcultades que perciben los ciudadanos a la hora
de separar los residuos son la limitación de espacio
en los hogares (Gamba y Oskamp 1994, ²ranco y
Huerta 1996) y la lejanía de los contenedores al
domicilio (Vinning y Ebreo 1990, Ludwig
et al
.
1998, Valle
et al
. 2004, Gallardo
et al.
2010), y
por otra parte, la Falta de inFormación (De Young
1989), las características sociodemográfcas como
la edad, el sexo y el nivel de educación (Gamba y
Oskamp 1994, Scott 1999), y el nivel de ingresos
económicos (Owens
et al
. 2000, Purcell y Magette
2009).
Este trabajo tiene por objetivo aportar inFormación
sobre cómo in±uye el Factor “ingresos económicos” y
de qué Forma, en el Funcionamiento de los programas
de recogida selectiva, para posteriormente establecer
las medidas preventivas oportunas. Para ello se ha
estudiado el caso particular de la ciudad de Castellón
de la Plana (España).
Descripción de la recogida selectiva en Castellón
de la Plana
En esta ciudad existe un sistema de recogida selec-
tiva en el que los RU se separan en origen en cuatro
Fracciones: envases (de metal, plástico y cartones
para bebida), papel-cartón, vidrio y resto (residuos
de comida y otros).
La Fracción de resto se recoge a nivel de acera
en contenedores de 1100 litros y las otras Fracciones
se recogen a nivel de área de aportación (AA), en
contenedores de 3200 litros, con un radio de acción
medio de 100 metros.
El radio de acción es la distancia, en línea recta,
más alejada del contenedor. En cada AA hay nor
-
malmente un contenedor de envases, papel-cartón
y vidrio. En grandes áreas de la ciudad estas AA
están Formadas por una batería de tres contenedores
enterrados, uno para cada tipo de residuo.
También existe la recogida específca de otros
residuos como pilas, tubos Fluorescentes, ropa,
medicamentos, aceite usado y voluminoso, ya sea a
nivel de acera, en establecimientos o en el ecoparque
(también llamado punto limpio).
MATERIALES Y MÉTODOS
Determinación de la zona de estudio
Para el estudio de la distribución de la población
por nivel de ingresos económicos, también llamado
nivel de renta, se utilizaron los datos del último censo
municipal, con Fecha de 8 de octubre de 2010 (datos
Facilitados por el Ayuntamiento de Castellón). Éste
divide la ciudad en nueve distritos, y cada distrito
se subdivide en secciones, que tienen entre 1000 y
2000 habitantes.
El censo proporciona el número de personas que
vive en cada sección, nivel de estudios, nacionalidad,
etc., pero no da inFormación sobre el nivel de ingre
-
sos económicos de las Familias que habitan en las
viviendas. En España no existen datos económicos
publicados por distritos (ni por secciones), por lo que
se optó por clasifcar las secciones en Función de las
características de sus edifcios.
Se realizó un trabajo de campo en el que se ana-
lizaron y clasifcaron las secciones en aquellas con
edifcios Formados por viviendas de precio medio-
INFLUENCIA SOCIOECONÓMICA EN LA RECOGIDA SELECTIVA DE R.U.
21
alto (Zona 1), en las que la mayoría de la población
tiene un nivel de ingresos medio-alto; secciones con
edifcios viejos de precio medio-bajo (Zona 2), en las
que la población tiene un nivel de ingresos medio-
bajo, y secciones mixtas (mezcla de edifcios nuevos
y viejos), este último grupo no tiene valor para el
estudio. El número de habitantes en la Zona 1 es de
10 935 y en la Zona 2 de 27 227.
Determinación de la tasa de recogida
Para determinar la tasa de recogida (volumen de
residuos recogidos por habitante y día) Fue indis
-
pensable la colaboración de la empresa que realiza
la recogida de cada una de las Fracciones a estudiar
(envases, papel-cartón y vidrio). La empresa FCC,
encargada de la recogida de las Fracciones de envases
y papel-cartón, colaboró y suministró toda su inFor
-
mación. Se disponía así de las rutas de recogida que
pasan por las dos zonas de estudio, pero la empresa
no registra las pesadas de cada ruta, sino simplemente
las globales. Por tanto, no se pudo discriminar entre
las dos zonas de estudio y se tuvo que defnir otra
estrategia.
Se decidió estimar la tasa de recogida a partir del
estudio del grado de llenado de los contenedores.
Para ello se propuso hacer un seguimiento de los
contenedores de envases, papel-cartón y vidrio. Se
disponía de las rutas de recogida y de los horarios,
por lo que se optó por anotar el grado de llenado de
cada uno de los contenedores unas horas antes de
ser vaciados.
Para determinar el tamaño de la muestra, es decir,
el número de meses a muestrear, se utilizaron las Fór
-
mulas descritas por Bartlett
et al
. (2001) para datos
continuos. La Fórmula correspondiente se presenta
en el ecuación 1.
2
0
=
X
e
tS
n
(1)
Donde
t
es el nivel de confanza que viene deter
-
minado por el valor de α. Habitualmente se utiliza una
confanza del 95% (α = 0.05), con lo cual
t
= 1.96.
S
es la desviación estándar.
X
es la media, en este caso es el número medio de
contenedores llenados al mes en cada AA, y
e
es el error aceptable para la media que se estima,
se toma el 10 %.
Si el tamaño muestral resultante supera el 5 % del
tamaño poblacional, debe utilizarse la Fórmula
del tamaño muestral corregida (Ecuación 2), Bartlett
et al
. (2001).
N
n
n
n
0
0
1
+
=
(2)
Donde
N
es el tamaño de la población.
Se determinó el tamaño de muestra a partir de la
recogida selectiva de envases, ya que se disponía de
datos previos obtenidos en una experiencia piloto
realizada por el grupo de investigación. De dicho
trabajo se tiene que
S
= 0.13 y
X
= 2.32, y aplicando
la ecuación 1 se obtiene que
n
o
= 1. Como
n
o
es ma-
yor que el 5 % de 12 (12 meses del año), se aplica la
ecuación 2. El resultado es que
n
= 1. Por tanto será
necesario muestrear durante un mes.
Dado que la recogida se realiza con una Frecuencia
de dos veces por semana, se tomaron datos durante
cuatro semanas consecutivas. Lo que consistió en ir
punto por punto revisando todos los contenedores.
Una vez fnalizado el periodo de toma de datos
se procedió a su procesado y análisis. Para determi-
nar la tasa de recogida, en volumen, en cada zona
se disponía de la siguiente inFormación: número de
contenedores, su capacidad, número de habitantes y
el periodo de muestreo. Con todo ello se puede cal-
cular la tasa de recogida, en litros por habitante y día.
Para poder comparar entre las dos zonas se deben
tomar aquellas AA con un mismo radio de acción. En
este proceso se tuvieron que descartar los datos de
vidrio, pues existían AA en las que no había conte
-
nedores de este material. Las AA comparables tienen
un radio de acción de 100 ± 5 m.
Composición de los residuos
La siguiente etapa del estudio Fue determinar la
calidad de los residuos recogidos selectivamente en
cada una de las dos zonas. Respecto a las Fraccio
-
nes de vidrio y papel-cartón, por reFerencia de las
empresas que los procesan, el contenido en peso de
impropios es muy bajo (entre 1-3 %). Por impropio
se entiende el material no deseado en el contenedor
y que no puede ser reciclado dentro del proceso
industrial. Por ello, es de esperar que no haya diFe
-
rencias signifcativas entre las zonas 1 y 2 y por esta
razón, no se estudiaron estas Fracciones. El estudio
de composición se centró en la Fracción de envases,
que es más proclive a que contenga mayor porcen-
taje de impropios debido a la heterogeneidad de los
materiales que se recogen conjuntamente y a la des-
inFormación ciudadana sobre el tipo de residuo que
debe depositarse en este contendor, según Gallardo
et al.
(2010).
En este segundo caso también se utilizaron las
ecuaciones 1 y 2 para determinar el número de
A. Gallardo
et al.
22
muestras necesarias. Se plantea determinar el número
de puntos a muestrear para estimar el porcentaje de
envases dentro del contenedor de envases. Se realiza
la operación para la Zona 1 (con un total de 51 conte-
nedores) y para la Zona 2 (con 32 contenedores). Los
datos previos de media y desviación de la fracción de
envases en el contenedor se han obtenido de la base
de datos publicada por Ecoembes (www.ecoembes.
es), donde aparecen datos referidos a la ciudad de
Castellón. A partir de la ecuación 1, y tomando
t
=
1.96,
e
= 0.05,
S
= 5.99 y
X
= 87.57 (porcentaje de
envases en el contenedor de envases) se obtiene que
n
o
= 7. Para la Zona 1, con
N
= 51 contenedores,
n
o
es superior al 5% de
N
, por tanto se aplica la ecua-
ción 2. El resultado es que
n
= 6. Por tanto, hay que
tomar muestra en un mínimo de seis contenedores.
En la Zona 2, con
N
= 32, sucede lo mismo y
n
= 6.
Finalmente se necesita conocer la cantidad de
residuos que es necesario caracterizar en cada zona.
Para ello se vuelven a aplicar las fórmulas descritas
por Bartlett
et al
. (2001). En este caso
N
es la can-
tidad de residuos que se recogen en un itinerario.
Tanto para la Zona 1 (donde
N
= 638 kg) como para
la Zona 2 (donde
N
= 1589 kg), la cantidad necesaria
es de al menos 7.19 kg, la cual se extraerá de forma
distribuida de al menos seis contenedores.
Posteriormente se procedió a determinar la com-
posición, se hicieron dos muestreos en una semana en
cada una de las dos zonas. En la Zona 1 se tomaron
muestras martes y jueves por la mañana, tomando 18
y 22 kg respectivamente en 12 puntos cada día. En la
Zona 2 se procedió del mismo modo, se muestrearon
los mismos días por la tarde y se tomaron 21 y 24 kg
en 12 puntos de muestreo. En la caracterización se
determinaron los porcentajes, en peso, de envases de
metal, plástico, cartones para bebida e impropios. La
fracción de impropios está compuesta por aquellos
materiales que no deberían estar en el contenedor
de envases (textil, cartón, madera, restos de comida,
etc.).
RESULTADOS Y DISCUSIÓN
Los resultados obtenidos en la determinación
de la tasa de recogida se presentan en el
cuadro I
.
Observando la tabla es de destacar que en la Zona 2
las tasas de recogida son mucho menores que en la
Zona 1. Tras el análisis de los resultados se puede
decir que, a priori, en la zona de renta media-baja la
tasa de recogida es bastante menor. En la recogida
del contenedor de papel-cartón, en la Zona 1 la tasa
es de 6.4 l/hab.d, mientras que en la Zona 2 es de 1.8
l/hab.d. En la recogida de envases el comportamiento
es similar, en la Zona 1 la tasa de recogida es de 7.1
l/hab.d, en la Zona 2 es de 2.2 l/hab.d. Resulta desta
-
cable que dentro de la misma zona, ambos residuos
presentan tasas con valores similares.
Sin embargo, existen otros factores como el
porcentaje de extranjeros (Howenstine 1993) o el
grado de información ambiental (De Young 1989)
que no se han tenido en cuenta a la hora de dividir
la zona de estudio. Se deja como futuro trabajo la
determinación de su inFuencia en los resultados de
la tasa de recogida.
Respecto a la composición de los residuos depo-
sitados en el contenedor de envases, los resultados
obtenidos se presentan en las
fguras 1
y
2
. A la
vista de los resultados del análisis de la composi-
ción, se puede a±rmar que en ambas zonas existe
un porcentaje muy similar de impropios ya que se
diferencian en un punto porcentual. Mientas en la
Zona 1, con nivel de ingresos económicos medio-
alto, es del 16.66%, en la Zona 2 es del 17.77%. Se
puede decir que la diferencia de impropios entre la
Zona 1 y la Zona 2 no es estadísticamente signi±
-
cativa, por lo que se deduce que los ciudadanos de
ambas zonas que colaboran, tienen el mismo grado
de información sobre el funcionamiento del sistema
de recogida selectiva.
Por otro lado, la cantidad de impropios es muy
baja si se compara con la media de las ciudades
españolas que se sitúa en el 24 % (Gallardo
et al.
2010). Esto indica que los ciudadanos de Castellón
CUADRO I.
TASA DE RECOGIDA (l/hab.d)
Volumen de
papel-cartón/hab.d (litros)
Volumen de
envases/hab.d (litros)
Zona 1
6.4
7.1
Zona 2
1.8
2.2
Plástico 53.78
Metal 13.97
15.58
Envases de
cartones
para bebida
Impropios 16.66
Fig 1
.
Composición zona 1 (renta media-alta)
INFLUENCIA SOCIOECONÓMICA EN LA RECOGIDA SELECTIVA DE R.U.
23
conocen mejor los tipos de residuos que hay que
depositar en el contenedor de envases. Y en cuanto
a la composición de esta fracción de impropios, cabe
destacar que el porcentaje de materia orgánica en la
Zona 2 (32.25 %) es muy superior al de la Zona 1
(18.98 %), como se reFeja en el
cuadro II
.
También se pudo observar que la composición
global de los envases es parecida en ambas zonas,
como se representa en las
fguras 1
y
2
. De ello se
puede deducir que en las dos áreas estudiadas, la
generación de envases de plástico, metal y cartones
para bebida es muy similar, siendo la fracción de
envases de plástico la mayoritaria (65 %).
CONCLUSIONES
Las tasas de recogida para las fracciones de en
-
vases y papel-cartón han sido superiores en la Zona
1 respecto a la Zona 2. Sin embargo, la inFuencia
del nivel de ingresos económicos no puede ser del
todo concluyente ya que se detectó que existen otros
factores, como población extranjera y grado de in
-
formación ambiental, que pueden inFuir.
Respecto a la composición del contenedor de en-
vases, se concluye que en ambas zonas el porcentaje
de los diferentes envases (plástico, metal y cartones
para bebida) es muy parecido entre si, por lo que se
deduce que los ciudadanos que colaboran en las dos
áreas de estudio, tienen un grado de información
similar sobre el funcionamiento del sistema de re
-
cogida selectiva. En cuanto a la composición de los
impropios, existen diferencias signi±cativas en el
porcentaje de la materia orgánica.
AGRADECIMIENTOS
Al Ayuntamiento de Castellón (Sección Infraes
-
tructuras, Servicios Públicos y Medio Ambiente) y a
la empresa ²CC, por la información aportada.
REFERENCIAS
Bartlett J. E., Kotrlik J. W. y Higgins C. C. (2001). Orga-
nizational research: Determining appropriate sample
size in survey researches. Inform. Technol. Learn.
Perform. J. 19, 43-50.
De Young R. (1989). Exploring the differences between
recyclers and non-recyclers: The role of information.
J. Environ. Syst. 18, 341-351.
Franco J. y Huerta E. (1996). Determinantes de la par-
ticipación ciudadana en programas de reciclaje de
residuos sólidos urbanos. Investigaciones Económicas
20, 271-280.
Gallardo A., Bovea M.D., Colomer F.J., Pradres M. y
Carlos M. (2010). Comparison of different collection
systems for sorted household waste in Spain. Waste
Manage. 33, 2430-2439.
Gamba R. y Oskamp S. (1994). ²actors inFuencing com
-
munity residents participation in commingled curbside
recycling programs. Environ. Behav. 26, 587-612.
Howenstine E. (1993). Market segmentation for recycling.
Environ. Behav. 25, 86-102.
Ludwig T., Gray T. y Rowell A. (1998). Increasing recy-
cling in academic buildings: A systematic replication.
J. Appl. Behav. Anal. 31, 683-686.
Owens J., Dickerson S. y Macintosh D.L. (2000). Demo
-
graphic Covariates of Residential Recycling Ef±ciency.
Environ. Behav. 32, 637-650.
Purcell M. y Magette W.L. (2009). Prediction of house
-
Fig 2
.
Composición zona 2 (renta media-baja)
Plástico 53.99
Metal 14.61
13.63
Envases de
cartones
para bebida
Impropios 17.77
CUADRO II.
COMPOSICIÓN DE LA FRACCIÓN DE IM-
PROPIOS DEL CONTENEDOR DE ENVASES
MATERIAL
IMPROPIOS
Zona 1 (%)
IMPROPIOS
Zona 2 (%)
absoluto
relativo
absoluto
relativo
Cartón
2.47
14.84
2.60
14.66
Goma y cuero
0.31
1.89
0.03
0.17
Inertes
0
0
0.52
2.93
Juguetes
0
0
0
0
Madera
0
0
0
0
Materia orgánica
3.16
18.98
5.73
32.25
Papel
3.48
20.87
3.06
17.21
Residuos peligrosos
2.22
13.34
1.68
9.43
Textil y calzado
0.11
0.66
0.44
2.46
Vidrio
1.91
11.48
2.06
11.60
Otros
2.99
17.94
1.65
9.30
TOTAL
16.66
100
17.77
100
A. Gallardo
et al.
24
hold and commercial BMW generation according to
socio-economic and other factors for the Dublin region.
Waste Manage. 29, 1237-1250.
Scott D. (1999). Equal opportunity, unequal results. En-
viron. Behav. 31, 267-290.
Valle P., Reis E., Menezes J. y Rebelo E. (2004). Behav
-
ioral determinants of household recycling participa
-
tion: the Portuguese case. Environ. Behav. 36, 505-540.
Vinning J. y Ebreo A. (1990). An evaluation of the public
response to a community recycling education program.
Soc. Natur. Resour. 2, 23-36.
logo_pie_uaemex.mx