Artículo en PDF
Cómo citar el artículo
Número completo
Más información del artículo
Página de la revista en redalyc.org
Sistema de Información Científica
Red de Revistas Científicas de América Latina y el Caribe, España y Portugal
Rev. Int. Contam. Ambie. 30 (4) 407-416, 2014
RELACIONES ENTRE VARIABLES SOCIALES DE APRENDIZAJE EN EL DESARROLLO
SUSTENTABLE: EL CASO DEL INSTITUTO TECNOLÓGICO DE TLÁHUAC, D.F., MÉXICO
Katia Lorena AVILÉS COYOLI
1*
, Beatriz PÉREZ ARMENDÁRIZ
2
y Genoveva ROSANO ORTEGA
3
1
Departamento de Ciencias Básicas del Instituto Tecnológico de Tláhuac
2
Centro Interdisciplinario y Posgrado en Investigación y Consultoría, Universidad Popular Autónoma del Estado
de Puebla
3
Facultad de Ciencias Biotecnoambientales, Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla
* Autor de correspondencia: katiacoyoli@gmail.com
(Recibido junio 2014; aceptado: agosto 2014)
Palabras clave: cultura de sustentabilidad, desarrollo competencias, educación superior
RESUMEN
El número de estudiantes de la educación tecnológica superior en México forma parte
importante de la matrícula nacional total en ese ámbito. Las competencias del apren-
dizaje en desarrollo sustentable que los futuros profesionistas adquieran, contribuirán
al fortalecimiento de la sociedad de manera justa y equilibrada. El objetivo de esta
investigación fue conocer las competencias adquiridas por los estudiantes del Instituto
Tecnológico de Tláhuac que cursaron la materia de Desarrollo Sustentable a través del
Índice de cultura de sustentabilidad (ICS). Se aplicaron encuestas (n = 254) a estudiantes
de las carreras de Ingenierías en sistemas computacionales, en electrónica, en meca-
trónica y Arquitectura. Se generó el ICS con valores de 0 a 10 en los conocimientos de
cuatro factores: (1) la sustentabilidad, las dimensiones (2) ambiental
,
(3)
social y
(4)
económica, con tres variables: a) visión profesional y sensibilidad, b) el estilo de vida
y acciones para el cuidado del ambiente y c) competencias adquiridas en desarrollo
sustentable. Los resultados mostraron que no hubo diferencias signiFcativas en los
cuatro factores de estudio, con ICS menores a 7. Destaca el ICS promedio en el nivel
de competencias adquiridas con un valor de 4.27, con respecto al género no existieron
diferencias signiFcativas en el ICS con valores que van de 4.28 a 7.7. En México la
educación para el desarrollo sustentable aún está en sus etapas iniciales, la adquisición
de competencias en ésta área debe fortalecerse si se desea contar con profesionistas
que posean un pensamiento crítico en relación con la sustentabilidad.
Key words: competencies, sustainability culture, higher education
ABSTRACT
The number of students in higher technological education in Mexico is an important
part of the national enrollment in this Feld. The learning competencies in sustainable
development that future professionals acquire, will contribute to the strengthening soci-
ety in a more just and balanced manner. The objective of this research was to know the
competencies acquired by the students of The Technological Institute of Tlahuac, who
studied the Sustainable Development subjects through the Sustainability Culture Index
K.L. Avilés Coyoli
et al.
408
(SCI). Surveys were conducted (n = 254) to students majoring in Computer Engineering,
Electronics Engineering, Mechatronics Engineering, and Architecture. SCI was gener-
ated with values from 0 to 10 on the expertise of four factors: (1) the sustainability, (2)
the environmental dimension, (3) the social dimension, and (4) the economic dimension,
with three variables: a) professional vision and sensitivity, b) life style and actions in
environmental care, and c) acquired competencies in sustainable development. Results
showed no signifcant diFFerences in the Four Factors oF study, with an SCI less than 7. The
average SCI that stands out in acquired competency is with a value of 4.27. Regarding
to gender, there are no signifcant diFFerences in SCI with ranging values From 4.28 to
7.7. The education of sustainable development in Mexico is still in its early stages. The
acquisition oF this feld´s competency should be strengthened, iF it´s expected to have
professionals who possess a critical thinking in relation to sustainability.
INTRODUCCIÓN
Durante las últimas cuatro décadas el término de-
sarrollo sustentable se ha defnido a partir de diFeren
-
tes enfoques o corrientes de pensamiento. Destacan
los aspectos económicos, ecológicos y sociales, que
tienen como factor común un consenso acerca de
la crisis ambiental que impera en el mundo actual.
Para confrontar y superar los desafíos ambientales se
requiere un cambio en las estrategias, estilos de vida
y conciencia del ser humano. Con relación a este im-
portante tema, la educación está estrictamente ligada
en todas estas discusiones, porque su labor es forta-
lecer la sociedad civil, el capital social, el bienestar
de los seres humanos, así como la consolidación de
una sociedad más justa y equilibrada, con objetivos
a largo plazo que permitan lograr las condiciones
necesarias y sufcientes para que el mundo sea un
lugar confortable para las futuras generaciones.
De acuerdo con la Organización de las Naciones
Unidas (ONU), “el desarrollo sustentable (DS), es
la satisfacción de las necesidades de la generación
presente, sin comprometer la capacidad de las gene-
raciones futuras para satisfacer sus propias necesida-
des” (ONU 1987). En las últimas décadas el DS ha
surgido como el principio rector para el desarrollo
mundial a largo plazo que busca alcanzar de manera
equilibrada, el desarrollo económico, el desarrollo
social y la protección del ambiente.
Un elemento importante en estos temas, ha sido
la ONU para la Educación, para la Ciencia y para la
Cultura (UNESCO) que en la Conferencia Mundial
de Educación superior realizada en París en 1998,
denominada “La educación superior en el siglo
XXI”, afrmaba que en los albores del nuevo siglo
la educación superior (ES) tenía una demanda sin
precedentes. Además de estar acompañada de una
gran diversifcación y una mayor toma de conciencia
de la importancia fundamental que tiene ésta para
el desarrollo sociocultural y económico (UNESCO
1998). En diciembre de 2002, la Asamblea general de
las naciones unidas aprobó la resolución 57/254 en la
que se proclamó la Década de la Educación para la
sustentabilidad desde el año 2005 al 2014 con el prin-
cipal objetivo de “lograr una educación de calidad y
reorientación de los programas educativos actuales en
todos los niveles escolares hacia el desarrollo humano
de las capacidades relativas a los conocimientos, ha-
bilidades y valores relacionados con estilos de vida y
prácticas sustentables” (ONU 2002). En el año 2005
la UNESCO declaró “La educación, en todas sus
formas y niveles, no es só
lo un fn en sí misma, sino
también uno de los instrumentos más poderosos con
que contamos para inducir los cambios necesarios
para lograr un desarrollo sustentable” (UNESCO
2005). Posteriormente en la conferencia “Las nuevas
dinámicas de la educación superior y de la investi-
gación para el cambio social y el desarrollo” llevada
a cabo en París en el año 2009, se estableció que la
educación superior tiene una responsabilidad social
en problemas con dimensiones económicas, sociales,
científcas y culturales contribuyendo de esta Forma al
desarrollo sustentable, la paz y el bienestar humano
(UNESCO 2009).
En este contexto surge esta investigación cuyo
objetivo fue conocer la relación entre variables
sociales y niveles de competencia en el aprendizaje
de la materia de DS, en estudiantes del Instituto
Tecnológico de Tláhuac a través del Índice de cultura
sustentable (ICS).
ANTECEDENTES
La educación superior para la sustentabilidad
en México
La incorporación de la temática ambiental en las
instituciones de educación superior (IES) en México,
APRENDIZAJE EN EL DESARROLLO SUSTENTABLE: EL CASO DEL INSTITUTO TECNOLÓGICO DE TLÁHUAC, D.F.
409
se inició en el año de 1985. Al principio, las estrategias
establecidas por el sector gubernamental, consistieron
en la organización de grupos de trabajo conjunto entre
los sectores gubernamental, académico y científco
(González 2000). Una de estas estrategias dio como
resultado los trabajos realizados por diferentes IES: el
Centro de Educación y Capacitación para el Desarrollo
Sustentable (CECADESU) de la Secretaría de Medio
Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) y la
Asociación Nacional de Universidades e Instituciones
de Educación Superior (ANUIES) quienes integraron
el Consorcio Mexicano de Programas Ambientales
Universitarios para el Desarrollo Sustentable (
Com-
plexus
)
1
el 7 de diciembre del año 2000. En esa
fecha
la ANUIES y la SEMARNAT también suscribieron en
la XVI sesión del Consejo de Universidades Públicas
e Instituciones Afnes (CUPIA) un convenio de cola
-
boración. Así como el proyecto “Plan de acción para
el desarrollo sustentable” en las IES
cuya fnalidad
consistió en aportar soluciones a los problemas del
desarrollo sustentable mediante acciones estratégicas
de investigación, docencia y difusión de la cultura.
Es claro que las IES tienen un papel estratégico
en la educación ambiental para la construcción de
una perspectiva de desarrollo con niveles crecien-
tes de sustentabilidad. De forma que tanto en el
Programa Nacional de Educación como en el del
Medio Ambiente, se estableció la urgente necesidad
de incorporar la perspectiva ambiental en la ES. Lo
anterior con el fn de generar los cambios internos
requeridos y así crear una capacidad que posibilite
a las IES para ofrecer respuestas pertinentes a los
problemas ambientales y participar activamente en
la construcción de escenarios deseables de desarrollo
(Carrillo
et al
. 2009).
Actualmente en el Plan Nacional de Desarrollo
(PND) 2013-2018 del gobierno mexicano, en la meta
México próspero se menciona y asume el compromiso
y responsabilidad de impulsar el crecimiento verde,
incluyente y facilitador que preserve el patrimonio
natural de la nación mexicana (evitando la explotación
irresponsable de los recursos naturales), generando al
mismo tiempo riqueza, competitividad y empleo. En
este sentido la educación es una parte fundamental,
al establecer en la meta México con educación de
calidad, que el desarrollo científco, tecnológico y la
innovación son pilares fundamentales para el progreso
económico y social sostenible (PND 2013).
El sistema de competencias como una respuesta a
favor de la cultura en desarrollo sustentable
Es urgente que hoy en día la humanidad responda
a las señales que indican que el crecimiento mundial
está alcanzando niveles insostenibles. En este sentido
la búsqueda de soluciones políticas, económicas y
sociales para alejar al mundo del borde del abismo
al que se asoma, implica la formación de individuos
para que actúen considerando la visión sistémica, el
pensamiento complejo, la globalización y los prin-
cipios del desarrollo sustentable (Vega
et al
. 2007).
En la actualidad la educación es un sistema que
se relaciona al tipo de sociedad e individuos que
prevalecen en ella, así como al grado de desarrollo
que se pretende lograr. Como parte de ésta, la dimen-
sión cultural es aquella mediante la que es posible
establecer relaciones con el mundo, con las que es
posible interpretarlo, además de ser un componente
inherente del individuo porque le proporciona tanto
identidad individual como colectiva. De acuerdo
con Vega
et al
. (2007), la educación es un elemento
fundamental en la promoción de una cultura de la
sustentabilidad, en la que las competencias tienen un
papel determinante para que los sujetos adquieran y
apliquen conocimientos, comportamientos y actitu-
des a favor del entorno, tanto en su vida cotidiana
como a nivel planetario dado que la enseñanza sólo
es efcaz cuando se consigue el aprendizaje.
De acuerdo con la Organización para la Coope-
ración y el Desarrollo Económicos (OCDE 2002), el
término competencia es la “capacidad de responder a
demandas complejas y llevar a cabo tareas diversas de
forma adecuada. Supone una combinación de habili-
dades prácticas, conocimientos, motivación, valores
éticos, actitudes, emociones y otros conocimientos
sociales y de comportamiento que se movilizan con-
juntamente para lograr una acción efcaz, en dónde
el saber se aplica y es susceptible de adecuarse a
una diversidad de situaciones y contextos a través
de un carácter integrador, abarcando conocimientos,
procedimientos y actitudes”.
Es así que educar para el DS exige métodos parti-
cipativos de enseñanza y aprendizaje que motiven a
los estudiantes dotándoles de autonomía. La fnalidad
es formar personas de una manera integral, prepara-
das para enfrentar al mercado laboral, pero también
para crear condiciones de trabajo que favorezcan la
calidad de vida de los seres humanos y del planeta,
1
La misión del
Complexus
es “impulsar el mejoramiento de la calidad de los procesos académicos en materia de ambiente y desarro-
llo sustentable, mediante la concurrencia y la colaboración de los programas o instancias ambientales de alcance institucional que
establezcan las IES”.
K.L. Avilés Coyoli
et al.
410
al modifcar su conducta y Facilitar la adopción de
medidas a favor del DS. Consecuentemente la EDS
promueve la adquisición de competencias como el
pensamiento crítico, la elaboración de hipótesis pen-
sando en el futuro, así como la adopción de decisiones
colectivas (UNESCO 2014).
Tecnológico Nacional de México (TNM)
En México, los institutos tecnológicos iniciaron
actividades en las ciudades de Durango y Chihuahua
en 1948, con el objetivo de oFrecer oportunidades a
los estudiantes de educación superior en su región de
origen (DGEST 2010). Hoy en día, con un respaldo
histórico de 65 años, los institutos tecnológicos están
ubicados en los 31 estados de la República Mexicana
y en el Distrito Federal. El TNM está constituido por
262 instituciones, de las cuales 126 son instituciones
federales, 130 descentralizadas y seis centros especia-
lizados. En ellos se atiende a 470 359 estudiantes en
licenciatura y posgrado, cifra que representa el 37.4
% de la matrícula nacional de ingeniería y tecnología
(DGEST 2013).
Los institutos tecnológicos de Iztapalapa, Milpa
Alta y Tláhuac iniciaron actividades en el Distrito Fe-
deral en 2008, como una respuesta para incrementar
la cobertura en ES en estas delegaciones de acuerdo
con lo proyectado por el gobierno federal en el PND
2007-2012. En este plan nacional, la atención a la
educación superior se debía incrementar de 25 a 30 %
ya que cada año en la zona metropolitana del valle
de México miles de jóvenes que aspiran a realizar
estudios de nivel superior quedan al margen de las
IES con mayor demanda (
Cuadro I
).
La delegación Tláhuac está catalogada como una
de las tres delegaciones con mayor marginación,
menor ingreso per cápita, mayor porcentaje de
pobreza extrema y mayor índice de rezago social
(IRS). El IRS considera el carácter multidimensio-
nal de la pobreza e incorpora indicadores de edu-
cación, de acceso a servicios de salud, de servicios
básicos de calidad y de espacios en la vivienda, así
como de activos en el hogar (CEFP 2009 y CONE-
VAL 2012). Hasta antes de la apertura del Instituto
Tecnológico de Tláhuac no existía oferta educativa
pública de nivel superior en dicha delegación. En
2008, la institución inició actividades con 350 estu
-
diantes distribuidos en tres licenciaturas: Ingeniería
en sistemas computacionales, Ingeniería electrónica
e Ingeniería mecatrónica. En 2010 se incrementó
la oferta educativa con la carrera de Arquitectura.
Actualmente el Instituto atiende a 2057 estudiantes
distribuidos en los cuatro programas educativos
(DGEST 2013).
Conscientes del factor de cambio en la sociedad a
través de los egresados, así como de la relevancia que
tiene la sustentabilidad en sus tres dimensiones para
el entorno, los institutos tecnológicos pertenecientes
al TNM incorporaron la asignatura de DS en todos sus
programas educativos a partir de 2009. La enseñanza
de este tópico está basada en el programa de compe-
tencias profesionales, en el que se pretende formar
ciudadanos con valores de justicia social, equidad,
respeto y cuidado del entorno físico y biológico,
capaces de afrontar desde su ámbito profesional las
necesidades emergentes del desarrollo y los desafíos
que se presentan en los escenarios natural, sociocul-
tural y económico. El reto es preparar individuos
que hagan suya la cultura de la sustentabilidad y
que transferan esta cultura a la sociedad en general
(SNEST 2012).
MATERIALES Y MÉTODOS
Diseño de la investigación
Se realizó una investigación de tipo concluyente,
descriptiva y transversal simple (Malhotra 2008),
en la que se consideraron cuatro factores: la susten-
tabilidad y las tres dimensiones que la conforman
(ambiental, social y económica), con tres grupos de
variables de estudio: a) visión profesional y sensibi-
lidad, b) estilo de vida y acciones para cuidado del
ambiente y c) competencias adquiridas en desarrollo
sustentable. Como variables independientes se con-
templaron los aspectos sociales de población y la
selección de la muestra.
CUADRO I.
DEMANDA DE EDUCACIÓN SUPERIOR EN EL DISTRITO FEDERAL
IES
Número de
aspirantes
Número de
aspirantes aceptados
Estudiantes
rechazados (%)
Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)
126 753
10 916
92
Instituto Politécnico Nacional (IPN)
90 600
24 200
73.2
Universidad Autónoma Metropolitana (UAM)
62 682
6 500
89.7
Totales
280 035
41 616
84.97
Fuente: Olivares (2013).
APRENDIZAJE EN EL DESARROLLO SUSTENTABLE: EL CASO DEL INSTITUTO TECNOLÓGICO DE TLÁHUAC, D.F.
411
Muestra
El criterio para la muestra fue haber cursado y
aprobado la asignatura de DS en las cuatro carreras:
Ingeniería en sistemas computacionales, Ingeniería en
electrónica, Ingeniería en mecatrónica y Arquitectura,
que ofrece el Instituto Tecnológico de Tláhuac, ciudad
de México. El total de alumnos con estas característi-
cas fue de 744 (36.17 % de la población total
estudian-
til). Estos jóvenes cursaban del 4º al 10º semestre. El
tamaño de la muestra se obtuvo mediante un muestreo
probabilístico simple, con un nivel de confanza del
95 %, n = 254 alumnos (Malhotra 2008).
Instrumento de evaluación
Se diseñó un cuestionario mediante la adaptación
del instrumento utilizado por Murga (2009), en el
que se consideraron los factores de sustentabilidad
y los aspectos social, económico y ambiental en las
primeras 30 preguntas. En la parte de competencias se
construyeron 15 preguntas tomando como referencia
el programa académico de la asignatura de desarrollo
sustentable (
Cuadro II
). El cuestionario integrado por
45 preguntas se aplicó durante el mes de abril de 2013.
A cada sección del instrumento se le asignó un puntaje
mínimo y máximo para las respuestas. Los puntajes
obtenidos de acuerdo con los valores asignados a cada
una de las secciones fueron sumados para generar la
variable índice de cultura de sustentabilidad (ICS) con
base en lo propuesto por Isaac-Márquez
et al
. (2011).
El valor máximo del índice propuesto es 180 y el
mínimo 0
.
El
cuadro II
resume como está integrado
el instrumento para la recolección de información en
relación con factores, variables de estudio y el ICS.
Para el análisis del ICS se consideró la expresión (1),
en donde la máxima califcación es 10 y la mínima es 0,
con base en la escala de califcaciones de la Secretaría
de Educación PÚblica (SEP) en México.
Calificación de ICS =
× 10
ICS obtenido
ICS total
(1)
Análisis de los datos
Se realizaron pruebas de medias, empleando el
análisis de varianza considerando que la variable de
respuesta fue el ICS y la muestra fue mayor a 100
(Hernández 2004).
Se determinó si existían diFerencias signifcativas
entre las variables sociales: carrera, edad, semestre e in-
gresos y los niveles de competencia determinados como
ICS (variable de respuesta). Para el análisis de signif
-
cancia de los factores y los niveles de estudio con respec-
to a la variable género se utilizó la prueba “t” de student
(p < 0.05). Los resultados fueron analizados estadís-
ticamente empleando el paquete SPSS, versión 19
SPSS® (licencia UPAEP 2012).
RESULTADOS Y DISCUSIÓN
Características de la población
Las principales características sociales y eco-
nómicas de los estudiantes encuestados se dan a
conocer en la
fgura 1
, donde se puede apreciar que
el mayor porcentaje de estudiantes corresponde al
género
masculino con 71.70 %; como lo afrman
Mendoza (2004) y Suárez (2012) en México aún
existe la in±uencia en los estereotipos de género
por área de conocimiento. La carrera del Instituto
que mayor participación tuvo fue la de Ingenie-
ría en sistemas computacionales con 46.50 %.
Esta carrera es la que tiene un mayor número de estu-
diantes inscritos (972), cifra que representa el 47.25 %
de la población total de la institución (DGEST
2013). La edad que predominó en los encues-
tados fue entre 17 y 24 años con 79.50 %, y
rango etario promedio para estudiar licencia-
tura (19 a 23 años) de acuerdo con la SEP. Por
último el nivel de ingresos familiares menor a
$325 diarios fue el predominante con el 65 %,
cifra que concuerda con los datos reportados por
el Consejo Nacional de Evaluación de la Política
CUADRO II.
ELEMENTOS DEL INSTRUMENTO UTILIZADOS PARA LA INVESTIGACIÓN. DS = DESARROLLO SUSTEN-
TABLE, ICS = ÍNDICE DE CULTURA SUSTENTABLE, TP = TOTAL DE PREGUNTAS
Factores
Niveles de estudio
1. Visión profesional y
sensibilidad con el DS
2. Estilo de vida y acciones
para cuidado del ambiente
3. Competencias
adquiridas en DS
TP
ICS máximo
= (TP × 4)
1. Ambiental
4
3
10
17
68
2. Económico
7
1
1
9
36
3. Social
6
3
1
10
40
4. Sustentabilidad
3
3
3
9
36
Total de preguntas
20
10
15
45
180
K.L. Avilés Coyoli
et al.
412
de Desarrollo Social (CONEVAL 2012), en dónde
Tláhuac es la segunda delegación más pobre
del
Distrito Federal.
Índice de cultura de sustentabilidad (ICS)
En los resultados obtenidos de cada una de las
variables de estudio que conforman el ICS, se observa
que el valor promedio para la visión profesional y
sensibilidad corresponde al mínimo aprobatorio, que
es siete. Con esta califcación se determin
ó que existe
una conciencia moderada hacia la sustentabilidad
en los jóvenes del Instituto. Sin embargo, para los
niveles de estilo de vida y acciones para cuidado del
ambiente, los valores promedio se encuentran por
debajo de siete, mínimo aprobatorio acorde con lo
estipulado en el reglamento para los estudiantes del
TNM (DGEST 2013).
Es importante destacar que en el nivel de com-
petencias adquiridas la califcación promedio (4.27),
está muy por debajo de los otros niveles (
Fig. 2
).
Este resultado es similar a los obtenidos en estudios
realizados por Ritcher y Schumacher (2011) en Ale-
mania, quienes afrman que después de 30 años de
esfuerzo para implementar la EDS, aún existe una
brecha entre los proyectos denominados piloto y el
interés del personal académico y de los estudiantes
en temas de sustentabilidad. Asimismo, Alea (2006)
en Cuba e Isaac-Márquez
et al
. (2011) en México,
encontraron que el nivel de conocimiento en materia
ambiental en los estudiantes es bajo.
Los resultados obtenidos del ICS permiten afrmar
que aún cuando la asignatura de DS fue incorporada
a todas las carreras del Instituto Tecnológico en el
año de 2009, es evidente que las competencias de
los estudiantes son defcientes. Un argumento para
explicar este resultado puede ser el escaso interés
por parte de los jóvenes en la materia, al considerar-
la carente de relevancia dentro de su currículo. En
este sentido, se afrma que en México durante varios
años se le otorgó mínima importancia a las temáticas
ambientales y que para aspirar a una educación só-
lida en temas de sustentabilidad, se requiere incluir
la realidad que los estudiantes viven, los problemas
sociales, económicos y ambientales de la localidad
que permitan ejercer acciones y comportamientos a
favor de la misma (García 2007).
Comparación de medias entre el ICS y las varia-
bles: carrera, semestre, edad e ingresos
No se encontraron diFerencias signifcativas entre
la carrera y el ICS (p < 0.05). El valor del índice
resultó bajo para todos
los estudiantes de cualquier
carrera, específcamente: en Ingeniería en sistemas
computacionales 6.21, en Arquitectura 6.20, en
Ingeniería en electrónica 6.19 y en Ingeniería en
mecatrónica 6.17. Los resultados obtenidos permi-
ten suponer que los principales retos de la EDS en
la Formación de ingenieros, son el desafar las ideas
conservadoras y la renuencia al cambio en estos
temas (Tomkinson 2011).
En cuanto a los semestres que se evaluaron (4º
al 10º), los resultados del ICS oscilaron entre (6.95
y 5.95). Es importante mencionar que aún cuando
no hay diFerencias signifcativas entre los diFerentes
100
80
74
26
47
29
10
15
6
9
39
14
30
2
1
80
17
65
30
0
2
6
60
20
40
%
Masculino
Femenino
Sistemas
Mecatrónica
Electrónica
Arquitectura
4
5
6
7
8
9
10
17-25
25-34
35-39
Más
<$325
$325-$650
>$650
0
Género
Carrera
Semestre
Edad
Ingresos
Fig. 1.
Características demográfcas de la muestra
APRENDIZAJE EN EL DESARROLLO SUSTENTABLE: EL CASO DEL INSTITUTO TECNOLÓGICO DE TLÁHUAC, D.F.
413
semestres con relación al ICS, los resultados
obtenidos en los tres niveles evaluados en los semes-
tres superiores (7, 8, 9 y 10), presentan valores mayores
a los de semestres menores (4, 5 y 6). Sin embargo no
son estadísticamente diferentes, lo que indica una deF
-
ciencia en las competencias de DS para los estudiantes
próximos a egresar, por tanto pobres expectativas en
incluir al DS en sus tareas técnicas profesionales. De
acuerdo con la investigación realizada por Koch
et al.
(2013) en Indonesia, los estudiantes que cursan los úl-
timos semestres en áreas de administración de recursos
naturales presentaron pequeñas mejoras numéricas en
los ámbitos ecológico y socioeconómico con relación
a los de tercer semestre. Sin embargo, é
sto no se re±ejó
en el mejoramiento del ambiente institucional, lo que
hace notar que el plan de estudios de DS, tiene poco
impacto en los estudiantes.
En cuanto a la variable edad, los resultados de
los grupos de personas encuestadas de 17 a 34 años
tuvieron caliFcaciones que oscilaron de
6.29 a 6.20,
sin presentar diferencias signiFcativas entre los dife
-
rentes rangos de edad. A pesar de ello, la población
de estudiantes de mayor edad (35 a 39 años) fue la
que obtuvo la menor caliFcación (
Cuadro III
). Es
posible que este resultado se deba a que en México
el DS se incorporó recientemente, por lo que los es-
tudiantes de mayor edad podrían mostrar una falta de
sensibilidad hacia estos temas. En contraste, el Centro
de Investigaciones Sociológicas de España, publicó
en una investigación que el ciudadano español entre
las cohortes de edad de 30 - 45 y 45 - 60 son los que
están mayormente interesados en los temas de sus-
tentabilidad, en tanto que los ciudadanos con edades
entre 18 y 30 años son los que mostraron menor
interés en este tema (Valencia
et al.
2010).
Niveles de estudio en función del género
No existieron diferencias signiFcativas entre el
género y los factores de este estudio. Los valores
del ICS fueron cercanos a siete (
Cuadro IV
) lo que
representa una caliFcación mínima aceptable. Lo que
sugiere que existe una sensibilidad en ambos géneros
hacia los temas de DS. Este resultado coincide con el
trabajo de Murga (2009), en el que la percepción de
la sustentabilidad entre hombres y mujeres tampoco
mostró diferencias signiFcativas.
Vale la pena destacar que las estudiantes en-
cuestadas parecieron tener una mayor sensibilidad
en todos los factores analizados. Por ejemplo, en
las preguntas que corresponden al factor ambiental
el 76.50 % de los promedios de caliFcación de
ICS más altos correspondieron a las mujeres. Ellas
mostraron una clara conciencia en temas como el
uso de los recursos naturales condicionado sola-
mente a su capacidad de renovación, el límite de la
capacidad de sostenimiento del planeta, los daños
irreversibles que el ser humano está ocasionando
a la Tierra y la realización de acciones para el
cuidado del ambiente.
En los factores económicos y sociales el 100 % de
las preguntas evaluadas resultaron con promedios más
elevados para el género femenino, quienes declararon
que las empresas comprometidas con el desarrollo
sustentable tienen ventajas competitivas. También se
muestran conscientes de la distribución no equitativa
de la riqueza porque aFrman que todos los habitantes
del planeta tienen igual derecho a disfrutar de los re-
cursos naturales y perciben el creciente desequilibrio
entre los seres humanos en el uso de estos recursos
y de los bienes sociales. En cuanto a la capacidad de
consumo de bienes aFrman que éste no es un indicador
Fig. 2.
Estadísticos descriptivos de los niveles de estudio e índice de cultura en sustentabilidad ± desvia-
ción estándar
10
9
8
7
6
5
4
3
Calificación
2
1
0
Calificación medi
a7
.3
76
.7
94
.2
76
.19
ICS
Visión profesional y
sensibilidad con el
ambiente
Estilo de vida y
acciones para el
cuidado del
ambiente
Competencias
básicas adquiridas
en educación para
el desarrollo
sustentable
K.L. Avilés Coyoli
et al.
414
del desarrollo, coinciden en que el desarrollo susten-
table requiere de cambios en la forma de pensar, de la
organización social y de la cultura.
Por último, en el factor sustentabilidad sólo
en el 11.11 % de los casos el género masculino
tuvo mayores promedios. En las preguntas que
conforman este factor, los estudiantes negaron su
interés por trabajar en una empresa que considere
factores ambientales, sociales y económicos. Llama
la atención su opinión respecto a la investigación
científca, en la que consideran se debe desarrollar
sin importar los valores éticos y sociales (Factores
sociales;
CuadroV
).
CONCLUSIONES
En esta investigación es posible concluir que la
adquisición de la cultura de DS en los estudiantes
del Instituto Tecnológico de Tláhuac requiere
ir más alla de la implementación de programas
de estudio a nivel curricular. En este sentido, es
fundamental que se lleven a cabo estrategias enca-
minadas hacia la sensibilización y concientización
de la comunidad estudiantil para vincular los con-
tenidos teóricos con las competencias adquiridas
durante su formación profesional. Asimismo, se
deberán incluir acciones que incidan en mejoras a
CUADRO III.
ANÁLISIS DE VARIANZA DE LAS VARIABLES CARRE-
RA, SEMESTRE, EDAD E INGRESOS CON RESPECTO AL
ÍNDICE DE CULTURA DE SUSTENTABILIDAD
Variable
N
Media
Desviación
típica
Signifcancia
Carrera
Sistemas
118
6.21
1.23
0.997
Mecatrónica
73
6.17
1.07
Electrónica
26
6.19
1.31
Arquitectura
37
6.20
1.40
Semestre
4
15
6.04
1.04
0.663
5
23
5.95
0.87
6
98
6.27
1.25
7
36
6.25
1.23
8
76
6.12
1.31
9
4
6.95
0.83
10
2
6.90
1.41
Edad
17-24
202
6.20
1.17
0.447
25-34
43
6.29
1.36
35-39
9
5.72
1.47
Ingresos
<$325 diarios
165
6.26
1.09
0.433
$325-$650 diarios
75
6.04
1.48
>$650 diarios
14
6.24
1.05
CUADRO IV.
CALIFICACIÓN MEDIA OBTENIDA EN CADA NIVEL DE ESTUDIO
CON RELACIÓN A LA VARIABLE GÉNERO
Nivel de estudio
Género
N
Media
Signifcancia
1- Visión profesional y sensibilidad con el
desarrollo sustentable.
Masculino
182
7.24
0.064
Femenino
72
7.70
2- Estilo de vida y acciones para el cuidado
del ambiente.
Masculino
182
6.72
0.205
Femenino
72
7.00
3- Competencias adquiridas en sustentabilidad.
Masculino
182
4.26
0.90
Femenino
72
4.28
4- Índice de cultura de sustentabilidad.
Masculino
182
6.12
0.123
Femenino
72
6.38
APRENDIZAJE EN EL DESARROLLO SUSTENTABLE: EL CASO DEL INSTITUTO TECNOLÓGICO DE TLÁHUAC, D.F.
415
favor de la comunidad local y del entorno de los
futuros profesionistas.
Otro aspecto importante de considerar es la
formación de grupos académicos interesados en la
problemática de la creciente insostenibilidad actual,
que sustenten los programas educativos por medio
de un mayor impulso al desarrollo de proyectos de
investigaciones multidisciplinarias. Lo anterior per-
mitirá generar conocimientos y alternativas viables
para la solución de los problemas relacionados con
la sustentabilidad, que a su vez, propagarán y trans-
ferirán las competencias que permitan llevar a cabo
estrategias en benefcio de la sociedad.
REFERENCIAS
Alea A. (2006). Diagnóstico y potenciación de la edu-
cación ambiental en jóvenes universitarios. Odiseo,
revista electrónica de pedagogía 6, 1-29.
Carrillo G., Chávez M., González O., Juárez M. y
Mendieta E. (2009). La responsabilidad ambiental
en las instituciones de educación superior. El caso
del PIHASU-UAM. Administración y organizaciones
23, 9-22.
CEFP (2009). Perfl socioeconómico del Distrito Federal.
Centro de Estudios de las Finanzas Públicas de la
Cámara de Diputados H. Congreso de la Unión [en
cefp/2009/cefp0372009.pdf 30/05/2013
CONEVAL (2012). Informe de pobreza y evaluación en
el Distrito Federal 2012. Consejo Nacional de Evalua-
ción de la Política de Desarrollo Social, México D.F.,
México, 58 pp.
DGEST (2010). Tiempo y espacio de los Institutos
Tecnológicos. Dirección de Educación Superior
Tecnológica. Consejo editorial nacional del SNEST,
México D.F., México, 100 pp.
DGEST (2013). Estadística básica. Dirección General
de Educación Superior Tecnológica [en línea]. http://
www.snit.mx/ 20/05/2013
García M. (2007). Los conocimientos ambientales de
estudiantes universitarios. Memorias. IX Congreso
Nacional de Investigación Educativa, COMIE. Mérida,
Yucatán. 6 al 9 de noviembre, 2007. CD-ROM.
González E. (2000). La educación ambiental en México:
Logros perspectivas y retos de cara al nuevo milenio.
Memorias. III Congreso Iberoamericano de Educación
Ambiental. Caracas, Venezuela. 21 al 26 de octubre,
2000, 865-891.
Hernández O. (2004). Estadística elemental para ciencias
sociales. Universidad de Costa Rica, Costa rica, 201 pp.
Isaac-Márquez R., Salavarría R., Eastmond A., Ayala M.
y Arteaga M. (2011). Cultura ambiental en estudian-
tes de bachillerato. Estudio de caso de la educación
ambiental en el nivel medio superior de Campeche.
REDIE. 13, 83-98.
Koch S., Barkmann J., Strack M., Sundawati L. y Bögeholz
S. (2013). Knowledge of indonesian university students
on the sustainable management of natural resources.
Sustainability 5, 1443-1460. doi:10.3390/su5041443.
Malhotra N. K. (2008). Investigación de mercados. 5ª ed.
Pearson Educación, México, 713 pp.
Mendoza Y. J. (2004). Razones y sin razones para la elec-
ción de carreras: Estudio de género con estudiantes
de educación media superior. Tesis de Licenciatura,
Universidad Pedagógica Nacional Unidad Ajusco,
México D.F., México, 55 pp.
Murga M. A. (2009). Sobre las diferencias de género en la
percepción del desarrollo sostenible. Estudio empírico
en estudiantes universitarios de alto rendimiento. Rie.
27, 169-183.
OCDE (2002). Defnition and selection o± competences.
DESECO. Theoretical and conceptual foundation,
strategy paper [en línea]. http://www.oecd.org 31/05/14
ONU (2002). Resolución 57/254. Decenio de las Na-
ciones Unidas de la Educación para el Desarrollo
Sostenible. Asamblea General de las Naciones Unidas
[en línea]. www.un.org/depts/dhl/resguide/r57sp.htm‎
15/02/2013
PND (2013) Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018.
Gobierno de los Estados Unidos Mexicanos [en
codigo=5299465&fecha= 20/05/2013
Ritcher T. y Schumacher K. (2011). Who really cares about
higher education for sustainable development? J. Soc.
Sci./ Paramarimbo
7,
24-32.
SNEST (2012). Modelo educativo para el siglo XXI.
Formación y desarrollo de competencias profesionales.
CUADRO V.
ÍTEMS CON MAYOR PROMEDIO EN RELA-
CIÓN AL GÉNERO EN LOS CUATRO FACTO-
RES ANALIZADOS
Factores
analizados
Género
Número de preguntas
con mayor
promedio
Porcentaje
(%)
Ambiental
Masculino
4
23.50
Femenino
13
76.50
Económico
Masculino
0
0
Femenino
9
100
Social
Masculino
0
0
Femenino
10
100
Sustentabi-
lidad
Masculino
1
11.11
Femenino
8
88.89
K.L. Avilés Coyoli
et al.
416
Sistema Nacional de Educación Superior Tecnológica.
México D.F., México, 102 pp.
Suárez M. H. (2012). Educación superior pública y privada
en México. Desigualdades institucionales y opiniones
de los estudiantes. En: Juventud precarizada. De la
formación al trabajo, una transición riesgosa. (M.L.
Jiménez y R. Boso, Eds.) Centro de Investigacio-
nes Multidisciplinarias de la UNAM, México D.F.,
México, pp. 295-325.
Tomkinson B. (2011). Education to face the wicked chal-
lenges of sustainability. J. Soc. Sci./ Paramarimbo
7,
1-5.
UNESCO (1998). La educación superior en el SXXI.
Visión y acción. Organización de las Naciones Unidas
para la educación, la ciencia y la cultura [en línea].
declaration_spa.htm 12/02/2013
UNESCO (2005). Decenio de las Naciones Unidas de la
educación para el desarrollo sostenible (2005-2014).
Plan de aplicación internacional. Organización de
las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia
y la Cultura [en línea]. http://www.unesco.org.uy/
educacion/fleadmin/templates/educacion/archivos/
DecenioNUDesarrolloSostenible.pdf 30/01/2014
UNESCO (2009). Conferencia mundial sobre educación
superior 2009. Organización de las Naciones Unidas
para la Educación, la Ciencia y la Cultura [en línea].
nicado_es.pdf 14/03/2013
UNESCO (2014). Conferencia mundial sobre educación
para el desarrollo sostenible. [en línea]. http://www.
unesco.org/new/es/unesco-world-conference-on-
esd-2014/about-the-conference/ 15/01/2014
Valencia A., Arias M. y Vázquez R. (2010). Ciudadanía
y conciencia medioambiental en España. Opiniones
y actitudes. Centro de Investigaciones Sociológicas,
Madrid, España, 102 pp.
Vega P., Freitas M., Álvarez P. y Fleuri R. (2007). Marco
teórico y metodológico de educación intercultural para
un desarrollo sostenible. Eureka 4, 539-554.
logo_pie_uaemex.mx