Artículo en PDF
Cómo citar el artículo
Número completo
Más información del artículo
Página de la revista en redalyc.org
Sistema de Información Científica
Red de Revistas Científicas de América Latina y el Caribe, España y Portugal
RIESGO AMBIENTAL POR PESTICIDAS EN UNA CUENCA DEL SUR DE LA PROVINCIA DE
SANTA FE, ARGENTINA
Sergio MONTICO* y Néstor DI LEO
Centro de Estudios Territoriales, Facultad de Ciencias Agrarias, Universidad Nacional de Rosario, Casilla de
Correo Nº 14, (C2125ZAA) Zavalla, Santa Fe, Argentina
*Autor de correspondencia: smontico@unr.edu.ar
(Recibido noviembre 2013; aceptado junio 2014)
Palabras clave: IRA, unidad de paisaje, uso del suelo
RESUMEN
El objetivo de este trabajo fue establecer relaciones entre la gestión de uso de la tierra
y el riesgo ambiental por la utilización de pesticidas en una cuenca rural del sur de la
provincia de Santa Fe. Se identifcaron diez unidades de tierra, en las cuales se calculó
un índice de riesgo ambiental por la aplicación de pesticidas en los cultivos de soja,
maíz y trigo. Se asumieron pautas de gestión de los pesticidas relacionadas con el tipo
de principio activo, dosis promedio y oportunidad de aplicación. El índice consideró
atributos de suelo y agua de las unidades de tierra y tuvo valores de menor a mayor
riesgo según soja-trigo/soja-maíz. La cuenca posee el 34.9 % de la superfcie con riesgo
bajo o nulo, 40.5 % con riesgo medio y 8.1 % con riesgo alto. Los resultados obtenidos
proveen un soporte útil para la formulación de políticas que fomenten interacciones
sustentables entre la agricultura y el ambiente a manera de poder incorporarse en los
planes de los tomadores de decisiones como estrategias proactivas.
Key words: IRA, landscape unit, soil use
ABSTRACT
The aim of this study was to establish relationships between land use management
and environmental risk by the use of pesticides in a rural basin at the south of Santa
Fe province. Ten land units were identifed in which an environmental pesticide risk
index was calculated for soybeans, corn and wheat. Pesticide management patterns
related to the type of active ingredient, average dose and opportunity for application,
were assumed. The index considered attributes of soil and water from land units, and
had values from lowest to highest risk according to soybean-wheat / soybean-corn.
The basin has 34.9% of the surface with little or no risk, 40.5% with medium and 8.1%
with high risk. Results obtained provide useful support for the formulation of policies
promoting sustainable interactions between agriculture and the environment, so they
can join with the plans of decision makers as proactive strategies.
Rev. Int. Contam. Ambie. 31 (2) 165-172, 2015
S. Montico y N. Di Leo
166
INTRODUCCIÓN
Los agroquímicos y en particular los plaguicidas,
han llegado a ser una parte integral de los sistemas
modernos de agricultura, con los que se ha logrado
mejorar el rendimiento de las cosechas. A pesar de su
visible contribución, producen residuos indeseables
en el medio (Pimentel 1998). Torres y Capote (2004)
advierten sobre la necesidad de determinar la presen-
cia de los plaguicidas en el ambiente y realizar un
programa de seguimiento para analizar cada uno de
los entornos que estén sujetos a posibles alteraciones
como producto de su uso. Los indicadores son herra-
mientas valiosas dado que sintetizan la información
y por lo tanto pueden ayudar a las partes interesadas
y a los responsables de las decisiones a comprender
sistemas complejos (Trevisan
et al
. 2009). Son medi-
das o parámetros que proveen información acerca del
estado de un fenómeno y cuyo signiFcado va más allá
del valor que se asocia de manera directa al parámetro
(Montico y Di Leo 2008). Respecto a los indicadores
utilizados para predecir el impacto de los plaguici-
das, la sencillez es una característica generalmente
reconocida y muy valorada. Esto a menudo hace
que sean aceptables, utilizables incluso con datos
escasos, rápidos de calcular y fáciles de comunicar,
aún en detrimento de una representación más realista
de los impactos que producen los plaguicidas (Reus
et al.
1996, Castoldi
et al.
2007). Feola
et al.
(2011)
consideran que aún no está claro qué indicadores
podrían ser más apropiados para evaluar los riesgos
ambientales y sanitarios de los plaguicidas y por lo
tanto proveer información correcta sobre la gestión
agrícola. Actualmente se aplican indicadores ecotoxi-
cológicos, de impacto ambiental, de peligrosidad y de
riesgo a la salud, simples o complejos, multicriterios
y de criticidad, entre otros.
El impacto de las tecnologías utilizadas en las
tierras de la región pampeana norte argentina, espe-
cialmente las asociadas a la aplicación de agroquí-
micos y sus externalidades, no son adecuadamente
monitoreadas (Montico 2011). En la región sur santa-
fesina, el doble cultivo trigo-soja y la soja de primera
siembra ocupa el 88 % de la superFcie agrícola. En
este escenario, el herbicida más aplicado es una
glicina (glifosato), en menor medida los bipiridilos
y los insecticidas piretrinas y piretroides. Asimismo
los triazoles y estrobirulinas, son los más utilizados
como funguicidas y en menor proporción, los car-
bamatos. Aunque la superFcie destinada al cultivo
de maíz es aproximadamente del 10 %, se aplican
importantes cantidades de atrazina y acetoclor. Existe
una preocupación social sobre la cantidad y calidad
de los pesticidas utilizados en los esquemas agropro-
ductivos extensivos locales, fundamentalmente en
los sectores del periurbano (Di Leo
et al.
2013). El
objetivo de este trabajo es establecer relaciones entre
la gestión del uso de la tierra y el riesgo ambiental
por la utilización de pesticidas en una cuenca rural
del sur de Santa Fe en Argentina.
MATERIALES Y MÉTODOS
El trabajo se desarrolló en la cuenca del arroyo
Ludueña (70 000 ha) en el sureste de la provincia
de Santa Fe, Argentina. Se ubica entre los paralelos
32º 45´ y 33º 08´ S y los meridianos 61º 04´ y 60º
39´ O (
Fig. 1
). El clima es subhúmedo mesotermal,
con una temperatura media anual de 17 ºC y con
un monto de precipitaciones totales promedio de
1110 mm. La cabecera de la cuenca está formada
por un bloque elevado y dirigido hacia el NE, que
deFne la trayectoria de las cañadas que conectan este
bloque elevado con el hundido hacia el margen del
río Paraná. La red de cursos de agua permanentes y
transitorios mide 140 km, con una pendiente media
de 1.0 %. El caudal base del arroyo es de 0.50 m
3
/s,
en tanto que en crecidas ordinarias se alcanzan los
80 m
3
/s y en extraordinarias (R > 50 años) caudales
superiores a 400 m
3
/s.
El trabajo se desarrolló en cuatro etapas: a) deFni
-
ción de las unidades de paisaje (UP), b) relevamiento
de unidades tierra (UT), c) selección de los sistemas
agrícolas con soja, trigo/soja y maíz, d) actualización
de la información de gestión de uso de pesticidas
en los cultivos y e) evaluación del riesgo ambiental
por el uso de plaguicidas en las UT y en la cuenca, a
través del Índice de Riesgo Ambiental (IRA).
Córdoba
Cuenca Arroyo
Ludueña
Entre Ríos
Buenos Aires
Río Paran
á
Fig. 1.
Ubicación geográFca de la cuenca en estudio
RIESGO POR PESTICIDAS EN UNA CUENCA DEL SUR DE SANTA FE, ARGENTINA
167
El territorio fue dividido en UP a escala 1:50 000
mediante el procedimiento aplicado por Bonel
et al.
(2005). Como resultado se defnieron y georreFeren
-
ciaron a través del sistema de inFormación geográfca
(SIG) ArcView 3.2, cuatro UP (
Fig. 2
), cuyas carac-
terísticas principales se describen a continuación.
Unidad de paisaje 1 (UP1)
Abarca posiciones de relieve correspondientes a
lomas extensas y ligeramente onduladas, con pen-
dientes menores al 1 % (0.5-1 %). El escurrimiento
es moderado a bueno y el drenaje es bueno. No existe
peligro de anegamiento o inundación y la napa freáti-
ca, por su proFundidad, no in±uye en las propiedades
edáfcas. En las áreas con mayor pendiente existe li
-
gero peligro de erosión. La capacidad de uso de tierra
de acuerdo al Departamento de Agricultura de E.U.
(USDA, por sus siglas en inglés) corresponde a tierra
de cultivo con algunas limitaciones (I) y a suelos con
limitaciones moderadas (II). Los suelos son argiudo-
les típicos de la serie Peyrano (Py) y consociación se-
rie Peyrano fase suavemente ondulada (Py8). La UP1
está atravesada por áreas inclinadas hacia los cauces
situados al pie de la loma constituyendo áreas cónca-
vas, cuyos suelos corresponden a las consociaciones
serie Peyrano moderadamente engrosada (Py2x) y
serie Peyrano bien drenada y engrosada (Py20), la
clasifcación por capacidad de uso corresponde a
suelos con limitaciones moderadas y riesgo de ero-
sión (II
e
) y a suelos con limitaciones moderadas y
agua que interfere con la capacidad de arado (II
w
),
respectivamente.
Unidad de paisaje 2 (UP2)
Abarca lomas extendidas. Algunos sectores co-
rresponden a inter±uvios entre vías de drenaje. Están
presentes numerosos microrrelieves dando un aspecto
“cribado”. La permeabildad del suelo es lenta y el perfl
edáfco tiene características hidromórfcas. Los suelos
son afectados por la alcalinidad sódica y presentan un
escurrimiento lento. Las posiciones más altas están
ocupadas por suelos de la serie Roldán (Rd) y en menor
medida por la serie Monte Flores (MF). Las microde-
presiones están ocupadas por suelos de la serie Gelly
(Ge), Monte Flores (MF) y Zavalla (Za), con capacidad
de uso: suelos con limitaciones moderadas, agua que
interfere con la capacidad de arado y una zona radi
-
cular moderada (II
w-s
) y II
w
. El área está atravesada
por sectores cóncavos con pendientes menores al 1 %,
de lenta permeabilidad, anegables y de escurrimiento
lento. Estos sectores también están afectados por la
alcalinidad sódica. Los suelos presentes corresponden
a las series MF y Rd (fases erosionada y engrosada) y
Ge, con capacidad de uso: suelos con severas limita-
ciones, agua que interfere con la capacidad de arado
y una zona radicular limitada (IV
w-s
). La clasifcación
taxonómica de las series corresponde a Natralbol típico
(Ge), Argialbol típico (MF) y Natracualf típico (Za).
Los suelos de la UP2 abarcan las consociaciones Rd8,
Rd12, Rd15y Rd11.
Unidad de paisaje 3 (UP3)
Abarca posiciones en el paisaje correspondiente
a áreas planas, bajas, amplias y vías de avenamiento
digitiforme, de permeabilidad lenta a muy lenta y
drenaje impedido a pobre. Los gradientes de pendien-
tes son menores a 0.5 % y el escurrimiento es lento.
Los suelos presentan alcalinidad sódica y sales, son
consociaciones de las series Rd, Ge, Za, Manantiales
(Ma), Za y MF, con capacidades de uso que com-
prenden las clases suelos inadecuados para el cultivo,
agua que interfere con la capacidad de arado y una
zona radicular limitada (VIw-s) y suelos adecuados
únicamente para cultivar forraje o para silvicultura,
agua que interfere con la capacidad de arado y una
zona radicular limitada (VII
w-s
).Taxonómicamente
corresponden a Argiudoles vérticos (Rd), Argiudol
Referencias:
Unidad de paisaje 1 (lomas extensas y
ligeramente onduladas)
Unidad de paisaje 2 (lomas extendidas e
interfluvios entre vías de drenaje)
Unidad de paisaje 3 (áreas planas,
bajas, amplias y vías de avenamiento digitiforme)
Unidad de paisaje 4 (lomadas amplias)
Uso urbano
Fig. 2.
Mapa de Unidades de Paisaje en la cuenca de estudio
S. Montico y N. Di Leo
168
ácuico (Ma), Argialboles típicos (MF), Natralboles
típicos (Ge) y Natracualfes típicos (Za), están presen-
tes en las consociaciones Rd10, Za2 y Za3.
Unidad de paisaje 4 (UP4)
Abarca posiciones de paisaje correspondiente a
amplias lomadas, con pendientes de 0.5 %, escu-
rrimiento lento a moderado y drenaje moderado a
bueno. La napa freática se encuentra entre 5 y 15 m
de profundidad. El suelo representativo es un Argiu-
dol vértico que corresponde a la serie Roldán, cuya
capacidad de uso es I y II.
Las superfcies de las UP se mencionan a conti
-
nuación. UP1: 21 432.3 ha, UP2: 20 324.1 ha, UP3:
19 036.6 ha, UP4: 6096.5 ha. Desde el enfoque
agroproductivo las UP2 y UP3 son las de menor
aptitud relativa, siendo la UP1 la que mejores
condiciones presenta para sustentar la producción
agrícola y ganadera extensiva. También desde la
perspectiva ambiental y tal como lo indican Montico
et al.
(2006), las UP3 y UP4 son más vulnerables,
principalmente a eventos hidrológicos extremos,
debido a sus características topográfcas y a los tipos
de suelo que poseen. En estas últimas se establecen
relaciones geoquímicas sistémicas uni y bidireccio-
nales muy marcadas.
Los mismos autores defnieron las UT a través de
la relación de las UP con la modalidad de producción
más representativa a partir de una estratifcación por
superfcie total operada (ES). Los estratos defnidos
con base en encuestas dirigidas, correspondieron al
siguiente rango de superfcies: estrato A (20 a 150 ha),
estrato B (151 a 450 ha), estrato C (más de 451 ha).
Con la información disponible se realizó la vincu-
lación de las UP con los ES mediante intersección
espacial de las coberturas UP y ES, con lo que se
obtuvieron diez nuevas coberturas con las UT inte-
gradas (A1, A2, A3, A4, B1, B2, B4, C1, C2 y C3).
Las UT se ubicaron espacialmente en la cuenca me-
diante el SIG ArcView 3.2. Su distribución espacial
se muestra en la
fgura 3
, las proporciones relativas
de superfcie Fueron las siguientes: A1 (9.5 %), A2
(1.2 %), A3 (1.8 %), A4 (1.1 %), B1 (20.4 %), B2
(13.4 %), C1 (19.5), C2 (1.6 %), C3 (26.7).
En las UT se seleccionaron los sistemas agrícolas
donde se produce soja, trigo/soja y maíz. En estos
cultivos, mediante encuestas sistematizadas realizadas
a informantes clave (agricultores, tomadores de
decisiones y asesores profesionales) se actualizó la
información de gestión de uso de pesticidas como
herbicidas, insecticidas y Funguicidas, específcamente
el tipo, la dosis y la oportunidad de aplicación. Además
se recabó información base sobre el tipo, la densidad
y la superfcie sembrada; tipo y dosis de Fertilizantes;
operaciones realizadas para la preparación de la cama
de cultivo, siembra, protección, fertilización y cosecha.
Para evaluar el riesgo ambiental por el uso de
plaguicidas en las UT y en la cuenca, se recurrió al
cálculo del Índice de Riesgo Ambiental (IRA). Esta
herramienta fue elaborada por Arregui
et al.
(2009)
y respaldada en la propuesta del sistema experto
Ipest (Van der Werf y Zimmer 1998). Consiste en un
programa basado en el Ipest que vincula información
de la gestión de uso de plaguicidas y componentes
agroambientales (relieve, suelo y agua), es de acceso
libre y se encuentra en línea en el sitio TIC-Tambo-
Facultad de Ciencias Agrarias-Universidad Nacional
index.php/modItox/select).
Para los tres cultivos, se evaluaron los principios
activos registrados en la Guía de productos ftosani
-
tarios (SENASA 2012). En las UT se seleccionaron
los pesticidas cuyo uso es más representativo, tanto
como la dosis media y la oportunidad de aplicación
más frecuente.
Los herbicidas incluyeron a los derivados del
ácido clorofenoxiacético, fosfonatos, bipiridílicos,
glufosinato, triazinas, imidazolinonas y sulfonilu-
reas. Por otro lado, los insecticidas incluyeron a los
carbamatos y piretrinas y fnalmente los Funguicidas
a los triazoles y estrobirulinas.
La estimación del IRA para cada situación y tipo
de cultivo, surge a partir de insumos como la textura
del suelo, la pendiente, la materia orgánica, el pH,
A1 Estrato A y UP 1)
A2 Estrato A y UP 2)
A3 Estrato A y UP 3)
A4 Estrato A y UP 4)
B1 Estrato B y UP 1)
B2 (Estrato B y UP 2)
B4 (Estrato B y UP 4)
C1 (Estrato C y UP 1)
C2 (Estrato C y UP 2)
C3 (Estrato C y UP 3)
Sin datos
Usos urbanos
Fig. 3.
Mapa de Unidades de Tierra obtenidas para la cuenca en
estudio
RIESGO POR PESTICIDAS EN UNA CUENCA DEL SUR DE SANTA FE, ARGENTINA
169
la distancia a una fuente de agua, el principio activo
del pesticida, la dosis y el momento de aplicación.
El IRA se obtiene posterior a la aplicación de los
pesticidas entre siembra y cosecha del cultivo. Toma
valores entre cero (máximo riesgo de contaminación)
y 10 (sin riesgo). Valores entre cero y 5 se consideran
de alto riesgo, 6 y 7 de riesgo medio y mayores a 7
de riesgo bajo a nulo.
Los valores de textura del suelo, pH y materia
orgánica, se obtuvieron de las Cartas de suelos (INTA
1975). Las pendientes de las cartas topográfcas del
Instituto Geográfco Militar (IGM) y para la distancia
a la fuente de agua, se consideró el módulo propuesto
por el Ipest. El riesgo de contaminación de aguas
subterráneas se consideró a partir de la distancia a la
primera napa. Este rasgo fsiográfco se obtuvo de la
encuesta a informantes clave. Con el SIG ArcView 3.2,
se georreferenció la distribución del IRA en la cuenca.
El programa utilizado para el cálculo del IRA está
orientado a situaciones de lotes o sitios y en este tra-
bajo se aplicó a un nivel escalar que involucra varios
establecimientos o unidades productivas y hasta a la
cuenca misma. Por esta razón se asumió que la gestión
de los pesticidas para las diferentes UT contempló
siempre en cada cultivo el tipo de principio activo
más utilizado, la dosis promedio de cada producto y
la oportunidad de aplicación más frecuente.
RESULTADOS Y DISCUSIÓN
De acuerdo con las etapas del trabajo los resultados
se centran en la evaluación del IRA en los diferentes
usos de la tierra.
En el
cuadro I
, de acuerdo con la superfcie que
ocupa cada uno de los cultivos evaluados (la secuen-
cia trigo/soja, se adopta como un cultivo), se indica el
IRA individual y el ponderado (IRAP). En general, a
excepción de C2 y C3, los índices tuvieron valores de
mayor a menor según soja-trigo/soja-maíz. El mayor
valor correspondió a soja en A4 (8.73) y el menor a
maíz en C3 (4.86). Se aprecia que el cultivo de maíz
en esta combinación de ambientes por principios
activos, tiene un potencial de impacto ambiental ne-
gativo, superior a soja (5.95) y trigo/soja (6.27). Los
mayores IRA se presentaron en las UT que pertenecen
a UP1 y UP4, con menos limitantes agroambientales.
El cultivo de soja por cubrir la mayor superfcie de
siembra (excepto en la A4) le confere al IRAP altos
valores que no resultan sustancialmente modifcados
CUADRO I.
ÍNDICE DE RIESGO AMBIENTAL POR CADA CULTIVO Y
PONDERADO EN LAS UNIDADES DE TIERRA
UT
Soja
Trigo/Soja
Maíz
IRAP
Cp
IRA
Cp
IRA
Cp
IRA
A1
0.75
8.48
0.22
7.95
0.03
6.25
8.30
A2
1.00
6.92
-
-
-
-
6.92
A3
0.65
6.84
0.27
6.25
-
-
6.67
A4
0.33
8.73
0.33
7.89
-
-
8.31
B1
0.76
8.67
0.20
7.91
0.04
6.61
8.44
B2
0.59
6.71
0.25
7.12
0.13
6.32
6.76
B4
0.66
8.24
0.14
7.33
0.20
6.99
7.86
C1
0.69
7.88
0.19
7.21
0.10
5.86
7.54
C2
0.61
6.07
0.22
6.46
0.00
5.12
6.17
C3
0.57
5.95
0.26
6.27
0.10
4.86
5.92
UT: Unidad de Tierra - Cp: coefciente proporcional de la superfcie que corres
-
ponde a cada cultivo en la UT - IRA: Índice de Riesgo Ambiental - IRAP: Índice
de Riesgo Ambiental Ponderado
CUADRO II.
PROPORCIÓN RELATIVA (%) DE LOS PES-
TICIDAS UTILIZADOS EN LAS UNIDADES
DE TIERRA
UT
Proporción de Aplicación de Pesticidas (%)
Herbicidas
Funguicidas
Insecticidas
A1
100.0
-
-
A2
96.8
-
3.2
A3
96.7
-
3.3
A4
97.1
1.7
1.2
B1
93.8
5.3
1.0
B2
94.7
1.1
5.2
B4
92.6
3.7
3.7
C1
69.6
4.3
26.1
C2
91.4
2.9
5.7
C3
90.9
4.5
4.5
UT: Unidad de Tierra
S. Montico y N. Di Leo
170
por la ocupación con trigo/soja y maíz. Las combi-
naciones que superaron el valor 7 del IRAP son: A1,
A4, B1, B4 y C1. La UT C3 presenta el menor valor
relativo (5.92, mayor riesgo).
Del análisis de la participación de los insumos
para el control de malezas, plagas y enfermedades
en los usos agrícolas en las UT (
Cuadro II
), surge
que los herbicidas son los pesticidas de mayor uso
respecto a funguicidas e insecticidas y se utilizan
cantidades diferentes según el tipo de UT. Condición
que se relaciona con las distintas capacidades de
gestión agronómica que poseen las diversas escalas
de producción para cada uno de los tres usos. Los
herbicidas son los pesticidas que mayores problemas
ambientales y a la salud humana ocasionan debido
a la combinación de la Dosis Letal (DL50) en su
formulación con la cantidad aplicada por campaña
agrícola, siendo en el cultivo de maíz donde se pre-
senta la peligrosidad más alta respecto a soja y trigo/
soja. (Di Leo
et al.
2013).
Se obtuvo el mayor IRA en la superfcie total
operada entre 151 y 450 ha y el menor en la de más
de 450 ha (
Cuadro III
). Aunque sería necesario
contar con inFormación más específca, como men
-
cionan Montico
et al.
(2011) respecto a la gestión
integrada de insumos, las grandes escalas producti-
vas posibilitan disponer de mayor capacidad capital
para la adquisición de insumos y recurrir a una gama
más amplia de recursos para controlar adversidades.
Por lo tanto ésto contribuiría al incremento de las
posibilidades de riesgo por su impacto negativo al
ambiente.
Respecto a las UP, la 1 y la 4 a diferencia de la 2
y la 3 tienen los más altos IRA. Bonel
et al.
(2007)
consideran que es posible que en ambientes poco
propicios para la agricultura extensiva, exista una
mayor dedicación en la gestión agronómica (moni-
toreo de plagas, ajuste de dosis, control de la opor-
tunidad de aplicación de insumos), los agricultores
que cultivan en ambientes desfavorables, extreman
las medidas de control de plagas, por lo que utilizan
mayores dosis de pesticidas. Debe mencionarse que
un aumento de la proporción relativa de maíz en las
UP de menor calidad agroambiental (UP2 y UP3)
aumenta los riesgos de contaminación debido a la
vulnerabilidad de estas UP y a los bajos valores
del IRA en maíz.
En la
fgura 4
se muestra el IRA de la cuenca
para los tres usos agrícolas. Las proporciones de su-
perfcies Fueron: bajo a sin riesgo (IRA > 7) 34.9 %,
riesgo medio (6 < IRA > 7) 40.5 %, riesgo alto
(IRA < 6) 8.1 %, sin datos 16.4%. Esto indica que
la cuenca posee 48.6 % de su superfcie total con
riesgo medio a alto de contaminación por pesticidas
y el resto de la superfcie con IRA inFerior a 7, nivel
sugerido como aceptable (Bockstaller 2004).
Más allá de la necesidad de disponer de herra-
mientas de mayor precisión para valorar estos riesgos
(Castoldi
et al.
2007), dada la creciente alteración de
los agroecosistemas pampeanos, se requiere evaluar la
vulnerabilidad ambiental que se presentan en la región
(Montico 2011). Cuando los plaguicidas se aplican
a los cultivos, solamente se alcanza al organismo
“blanco” en aproximadamente el 1 % de los casos,
mientras que el 25 % es retenido en el follaje, el 30
% llega al suelo y el 44 % restante es exportado a la
CUADRO III.
VALORES DE IRA EN LOS ESTRATOS DE TIERRA OPERADA Y EN LAS
UNIDADES DE PAISAJE
Componente
Superfcie Total Operada
Unidad de Paisaje
A
B
C
1
2
3
4
IRA
7.55
7.69
6.55
8.09
6.62
6.29
8.11
IRA: Índice de Riesgo Ambiental - A: 20 a 150 has; B: 151 a 450 has; C: más de 451 has
Fig. 4.
Mapa de Índice de Riesgo Ambiental para los usos
agrícolas en la cuenca de estudio
Referencias:
Riesgo alto
Riesgo medio
Riesgo bajo
Sin riesgo
Sin datos
Uso urbano
RIESGO POR PESTICIDAS EN UNA CUENCA DEL SUR DE SANTA FE, ARGENTINA
171
atmósfera y a los sistemas acuáticos por escorrentía
y lixiviación (Brady 1996). En la cuenca del arroyo
Ludueña tal situación no resulta lejana. Por ello, ade-
más de la solidez del recurso metodológico a aplicar
para estudiar los riesgos de contaminación derivados
de esta práctica, se debe tomar en cuenta el ajuste a
los atributos locales (Muhammetoglu y Uslu 2007).
El IRA es un recurso, que con algunas restricciones,
aporta a la valoración ambiental que surge del uso de
los pesticidas en agroecosistemas. El IRA es de senci-
lla construcción, utiliza datos reales y permite ajustar
y disminuir el uso de pesticidas, tal como aseveran
Burguer
et al.
(2011), cuando valoraron los atributos
de indicadores de riesgo en investigaciones similares
a las aquí desarrolladas.
CONCLUSIÓN
El índice aplicado consideró atributos de suelo y
agua de las unidades de tierra y tuvo valores de menor
a mayor riesgo según el tipo de cultivo soja-trigo/
soja-maíz. La cuenca posee el 34.9 % de la superfcie
con bajo o nulo riesgo, 40.5 % con riesgo medio y
8.1% con alto riesgo de contaminación ambiental
por las prácticas asociadas al uso de agroquímicos
destinados a la protección vegetal. El riesgo más alto
se presenta con el maíz en establecimientos de gran
escala y en ambientes vulnerables. Los herbicidas son
los pesticidas de mayor incidencia ambiental. Los
resultados obtenidos proveen un soporte útil para la
formulación de políticas que fomenten interacciones
sustentables entre la agricultura y el ambiente. De tal
forma que puedan incorporarse en la agenda de los
tomadores de decisiones como estrategias proactivas.
La elaboración de un Plan de gestión de ftosanitarios
en el marco de políticas públicas sujetas a planes de
ordenamiento territorial contribuiría a minimizar el
riesgo y a evitar problemáticas severas de contami-
nación en el medio.
REFERENCIAS
Arregui M. C., Sánchez D. E. y Grenón D. A. (2009).
Tablero de comando sobre riesgo de contaminación
ambiental por plaguicidas. Memorias. XXXVIII Jor-
nadas Argentinas de Informática. Mar del Plata, B.A.
24 al 28 de agosto 2009. CD-ROM.
Bockstaller C. (2004). Elaboration et utilization des indi-
cateurs. Exemple de I-PHY. En: Estimation des risqué
environnementaux des pesticides. (E. Barriuso, Ed.).
INRA Editions, París, Francia, pp. 75-86.
Bonel B. A., Montico S., Di Leo N. C., Denoia J. A. y
Vilche M. S. (2005). Análisis energético de las unida-
des de tierra en una cuenca rural. FAVE, Secc. Cienc.
Agrar. 4, 37-47.
Bonel B. A., Montico S., Denoia J. A. y Di Leo N. C.
(2007). Gestión de la energía ingresada por el hombre
en diferentes rotaciones agrícolas y en regiones con-
trastantes.Rev. Cient. Agropecu. 11, 33-43.
Brady N. y Weil R. (1996). The Nature and Properties of
Soils. Prentiss Hall. Nueva Jersey, EUA, 740 pp.
Bürger J., Günther A., de Mol F. y Gerowitt B. (2011).
Analysing the inFuence o± crop management on pesti
-
cide use intensity while controlling for external sources
of variability with Linear Mixed Effects Models. Agr.
Syst. 111, 13-22.
Castoldi N., Finizio A. y Bechini L. (2007). Agro-ecolog-
ical indicators o± feld-±arming system sustainability.
II. Nutrients and pesticides. Ital. J. Agromet. 12, 6–23.
Di Leo N., Bonel B. A. y Montico S. (2013). Estrategia
para la racionalización del uso y manejo de ftosani
-
tarios en espacios periurbanos. Actas VIII Jornadas
Interdisciplinarias de Estudios Agrarios y Agroindus-
triales. Buenos Aires, Argentina. 29 de Octubre al 1 de
Noviembre, 2013. CD-ROM.
Feola G., Rahn E. y Binde C. R. (2011). Suitability of
pesticide risk indicators for Less Developed Coun-
tries: A comparison. Agr. Ecosyst. Environ. 142,
238-245.
INTA (1975). Carta de suelos: Carcarañá, Andino, Cañada
de Gómez-Rosario, Casilda, Arroyo Seco-San Nicolás
de los Arroyos. Instituto Nacional de Tecnología Ag-
ropecuaria. Buenos Aires, Argentina. 214 pp.
Montico S. (2011). Cuestiones asociadas a la gestión del
agua en el sector rural de la región pampeana argen-
tina. En: Estudios sociales del riego en la agricultura
argentina. (O. Miranda, Ed.). Ediciones INTA, Buenos
Aires, Argentina, pp. 197-213.
Montico S., Bonel B. A., Di Leo N. C. y Denoia J. A.
(2006). Flujos de energía en sistemas agrícolas de
una cuenca de la región centro de Argentina. Cuad.
CURIHAM. 12, 7-14.
Montico S., Bonel B. A., Di Leo N. C., Denoia J. A. y
Costanzo M. (2011). Cadena integrada de bioetanol:
balance de energía y de CO
2
en diferentes sistemas de
producción de maíz. Memorias. V Jornada de Ciencia
y Tecnología de la Universidad Nacional de Rosario.
Rosario, S.F. 16 de noviembre 2011, pp. 147.
Montico S. y Di Leo N. C. (2008). Cambio de la sostenibi-
lidad bio±ísica en cuencas hidrográfcas: tres décadas
de reemplazo de pastizales naturales por agricultura.
Cuad. CURIHAM. 13, 1-7
.
Muhammetoglu A. y Uslu B. (2007). Application of
environmental impact quotient model to Kumluca
S. Montico y N. Di Leo
172
region, Turkey to determine environmental impacts of
pesticides. Water Sci. Technol. 56, 139-145.
Pimentel D. (1998). Environmental and economic issues
asociated with pesticide use. En: Memorias. Interna-
tional Conference on Pesticide Use in Developing
Countries. San José, Costa Rica. 23 de febrero al 1 de
marzo, 1998, pp. 8-11.
Reus J., Leendertse P., Bockstaller C., Fomsgaard I., Guts-
che V., Lewis K., Nilsson C., Pussemier L., Trevisan
M., van der Werf H., Alfarroba F., Blumel S., Isart J.,
McGrath D. y Seppala T. (1999). Comparing Environ-
mental Risk Indicators for Pesticides. Results of the
European CAPER project. Center for Agriculture and
Environment, Utrecht, Holanda, 184 pp.
SENASA (2012). Guía de productos fitosanitarios
Servicio nacional de sanidad y calidad agroalimen-
php?to=n&in=524&io=2956 14/12/12.
Torres D. y Capote T. (2004). Agroquímicos un problema
ambiental global: uso del análisis químico como herra-
mienta para el monitoreo ambiental. Ecosistemas 13, 2-6.
Trevisan M., Di Guardo A. y Balderacchi M. (2009).
An environmental indicator to drive sustainable pest
management practices. Environ. Modell. Softw. 24,
994-1002
Van der Werf H. M. y Zimmer C. (1998). An indicator of
pesticide environmental impact based on a fuzzy expert
system. Chemosphere 36, 2225-2249.
logo_pie_uaemex.mx