Artículo en PDF
Cómo citar el artículo
Número completo
Más información del artículo
Página de la revista en redalyc.org
Sistema de Información Científica
Red de Revistas Científicas de América Latina y el Caribe, España y Portugal
Análisis Económico
Núm. 67, vol. XXVIII
Primer cuatrimestre de 2013
(Recibido: febrero/012–aprobado: octubre/012)
Yesenia Verónica Polanco Pantoja*
Resumen
En este artículo se aborda el proceso de administración de recursos humanos con un enfo-
que hacia los expatriados. El propósito consiste en realizar una revisión teórica sobre los
retos que enfrentan los ejecutivos de empresas multinacionales enviados a desempeñar
tareas específcas en el extranjero. Estos desaFíos implican la separación de la Familia y
demás lazos emocionales, así como la presión por el desempeño en la función para la que
fue expatriado. Seguidamente, se aborda el proceso de gestión internacional de recursos
humanos y los elementos a valorar en cada etapa a fn de contratar al personal idóneo para
asignaciones internacionales exitosas.
Palabras clave:
expatriados, administración, recursos humanos, multinacionales.
Clasifcación JEL:
M12.
*
Directora de la Escuela de Ciencias Económicas y Administrativas de la Universidad Evangélica Nica
-
raguense Martin Luther King Jr., Doctorante por la Universidad Antonio de Nebrija, España (ypolancop@
alumnos.nebrija.es).
El proceso de administración
de recursos humanos.
Enfoque hacia los expatriados
78
Polanco
Introducción
La globalización, entre los tantos retos que trae consigo para las organizaciones
plantea la necesidad de enviar personal a realizar tareas en otros países. El empleado
puede tomar esta oportunidad como un proceso de aprendizaje enriquecedor, pero
también implica que en algunos casos el empleado deberá sacrifcar ciertos aspectos
de su vida Familiar y sus relaciones en el país de origen.
En el contexto de las migraciones internacionales, los expatriados son
desplazados por voluntad propia hacia el exterior del país de origen, y al igual que
cualquier otro migrante suFren aFectaciones en diversos aspectos de su vida y en sus
roles sociales y Familiares. Según la Organización Internacional para las Migraciones
(
OIM
), a nivel mundial aproximadamente entre 60 y 65 millones de trabajadores mi
-
grantes se encuentran trabajando en un estado distinto al suyo. En el caso particular
de los expatriados, necesaria una idónea gestión de recursos humanos que se ocupe
de aspectos que van desde el momento mismo en que aceptan la expatriación hasta su
repatriación y posterior readaptación en la empresa matriz.
En la última década las empresas recurren cada vez más a la expatriación al
internacionalizarse, por esta razón han cobrado conciencia en cuanto a la relevancia
del tema, lo que ha despertado el interés por conocer las particularidades de su gestión.
El envío de profesionales a otras naciones, plantea un reto de grandes magnitudes
sociales, culturales y económicas por ello deberá aFrontarse con una visión global.
Considerando los altos costos económicos que representa para la empresa y
para los expatriados una misión internacional fallida, el presente artículo tiene como
propósito analizar la situación en la última década por la cual atraviesan los expa
-
triados iberoamericanos, empleados de empresas multinacionales, que son enviados
lejos de su país de origen a realizar tareas específcas por un tiempo determinado
para la empresa matriz. A partir del análisis se plantea el proceso de administración
de recursos humanos y los elementos que deberían ser considerados en cada una de
las etapas, a fn de que las asignaciones se realicen de Forma exitosa.
1. Marco conceptual
1.1 ¿Qué es un expatriado?
El término expatriados ha sido defnido de muchas maneras, por ejemplo: los ex
-
patriados son empleados que las empresas multinacionales destinan, generalmente
en muy buenas condiciones, a vivir y trabajar en el extranjero por un tiempo deter
-
minado (Bonache y Cabrera, 2002).
El proceso de administración de recursos humanos…
79
Para Mondy (2010), un expatriado es un empleado que no es ciudadano del
país en el cual se localizan las operaciones de una empresa, pero es ciudadano de la
nación en el cual la organización tiene sus ofcinas centrales. Un expatriado es pues
un trabajador más de la empresa asignado a una misión especial en el extranjero.
Al proFundizar en la literatura sobre el tema, surgen varias interrogantes:
¿a qué retos se enFrentan los expatriados y sus Familias? ¿cómo debería el departa
-
mento de recursos humanos gestionar estos recursos? Con el fn de encontrar una
posible respuesta a éstas y otras interrogantes se procedió a realizar una revisión
teórica de la bibliografía que aborda la temática.
1.2 Principales retos para los expatriados
“La expatriación es una herramienta estratégica para alcanzar determinados obje
-
tivos de la organización y debe ser utilizada como tal” (Maurer y Li, 2006). Las
empresas, debido al fenómeno de la globalización, continuarán moviendo sus
recursos califcados a otras naciones con el fn de encontrar nuevos mercados o
desarrollar los existentes. “A medida que las organizaciones se integran más pro
-
fundamente en la economía mundial, los empleados de empresas multinacionales
se mueven en todo el mundo continuamente, como lo demuestra la frecuencia con
la que las empresas envían a sus empleados en las tareas de expatriados” (Caligiuri,
2000). Esto es así, dada la relevancia e interés hacia los expatriados por parte de las
empresas multinacionales: éstos son empleados que suelen pertenecer al grupo de
trabajadores clave de la compañía. Asimismo las Funciones que desarrollan para la
empresa son sustantivas dadas sus capacidades.
Aquí es donde surge un considerable problema: la evidencia muestra que
los gerentes occidentales expatriados en su mayoría Fracasan en los trabajos asig
-
nados en otras ciudades. Los expatriados fallan por otras razones más allá de las
diFerencias culturales. Se afrma que uno de los problemas más costosos a los que
se enFrentan los ejecutivos de Occidente desarrollando ciudades, es el alto nivel de
falla en el desempeño. “La importancia del regreso prematuro de los expatriados
puede atribuirse en parte a los altos costos asociados con ella, que se estiman en un
rango de $250,000 hasta $ 1.25 millones por expatriado (Swaak, 2002).
Estos altos costos podríamos considerarlos directos y ¿qué decir de los
indirectos? “Los costos indirectos son muchos y van desde la reducción de la
productividad de los repatriados, la reducción de la productividad de las fliales
extranjeras, la pérdida de oportunidades de mercado, hasta las difcultades en la
relación con las partes interesadas del país anftrión”.
80
Polanco
Por otro lado, es preciso señalar que no solamente en el ámbito económico
los costos son elevados sino también “(…) los costos personales de las asignaciones
fallidas incluyen la pérdida de la autoestima, conFanza en sí mismo, y prestigio
entre sus pares, y menor motivación y falta de voluntad para proporcionar apoyo a
otros expatriados” (Garonzik
et al
., 2000).
En muchos casos, los expatriados no muestran ni por asomo la habilidad
para simplemente sobrevivir a sus asignaciones. La evidencia muestra que alrededor
de 70% de los ejecutivos designados a posiciones en países desarrollados, regresan
a EUA antes de concluir el periodo para el cual fueron asignados.
Estudios similares de desempeño de expatriados entre ejecutivos nor-
teamericanos que fueron capaces de permanecer en sus tareas, muestran que de
30 a 50 fueron considerados por sus empresas a ser, como mucho, sólo de forma
marginal efectiva y que cerca de alrededor de un tercio de todos ellos no satisFzo
las expectativas de desempeño organizacional.
Según el estudio de investigación titulado “La complejidad de la adaptación
de los expatriados”. El expatriado puede sufrir un shock cultural a su llegada al país
de expatriación “(…) el concepto de shock cultural como el elemento central de la
adaptación como proceso, no está claramente deFnido, abarca diferentes aspectos”.
Taft (1977), ha encontrado que el término se ha utilizado en el sentido de la tensión,
una sensación de pérdida y los sentimientos de privación, el rechazo, confusión,
sorpresa, ansiedad, disgusto e indignación, y sentimientos de impotencia.
En caso de pertenecer al sexo femenino la cuestión se torna aún más
difícil comparada con sus pares masculinos. Las ejecutivas expatriadas se en-
frentan a la:
[…] falta de modelos de conducta y los sentimientos de aislamiento, frente a los prejuicios
y los estereotipos sexuales, y la discriminación indirecta de sus compañeros de trabajo, los
empleadores, y la estructura y clima organizacional. Las mujeres en puestos directivos son
sometidas a aislamiento impuesto por los hombres en el trabajo, y esto puede restringir el
espacio de vida social. Para una mujer en la gestión, la tarea de entrar en este club domi-
nado por machos puede resultar difícil, y a ella se le puede negar la información política,
las oportunidades, contactos y el apoyo social (Linehan y Scullion, 2004).
Aunado a las diFcultades que deben atravesar tales ejecutivas por el hecho
de ser mujeres “(…) experimentan más estrés que los hombres en el trabajo, y las
fuentes de estrés se relacionan con los roles esperados y reales de las mujeres en la
sociedad y el hecho de que las mujeres siguen ocupando la condición de minoría
en las organizaciones” (Caligiuri y Lazarova, 2002).
El proceso de administración de recursos humanos…
81
En el caso de los latinoamericanos como expatriados su situación se torna
difícil, dadas las profundas raíces familiares y los valores culturales tan arraigados
que imperan en dichas sociedades. Aunque existen ejecutivos latinos que están a
favor de la estrategia de expansión geográFca de las empresas y ocupan cargos
de responsabilidad en el extranjero, preFeren la cercanía con la familia nuclear.
Un alto ejecutivo de Coca-Cola en América Latina señaló en una entrevista: “Por
personalidad y cultura, en general, los latinoamericanos no tienen esa ±exibilidad
que se necesita. En EUA, las familias se juntan una sola vez al año, en Thanksgi
-
ving (Acción de Gracias). En México, como en Brasil, las familias se reúnen cada
domingo” (Elvira y Dávila, 2005).
Tomando en consideración estos elementos, los departamentos de recursos
humanos tienen bajo su responsabilidad una carga enorme al seleccionar al perso-
nal que será expatriado. Dado que hay escasez en el mercado laboral de personal
capacitado para la expatriación, la concurrencia de altos niveles de fracaso en la
expatriación y los costos de este fallo es considerablemente alto para las multinacio
-
nales; el departamento de recursos humanos requiere personal altamente caliFcado
con conocimientos especializados y capacidades humanas especíFcas para lidiar con
todos estos problemas.
Los expatriados constituyen recursos humanos clave en el desarrollo de
la multinacional, por lo que su proceso de administración debe estar especialmente
enfocado a reclutar, colocar, capacitar y desarrollar de manera diferenciada a estas
personas en comparación con el resto de los miembros de la organización.
A continuación se expone el proceso y los elementos a valorar con el Fn
de contratar al mejor personal, al más competente y experimentado en las asigna
-
ciones en el extranjero.
2. Desarrollo
2.1 El proceso de la administración de recursos humanos: un enfoque hacia los
expatriados
La administración de recursos humanos se reFere a la dirección del talento humano
que conforma la organización. “Es la función administrativa mediante la cual los
gerentes reclutan, seleccionan, capacitan y desarrollan a los miembros de la orga
-
nización” (Stoner
et al
.: 412).
De acuerdo con Stoner, el proceso de administración de recursos humanos
comprende seis actividades básicas.
82
Polanco
2.1.1 La planifcación de los recursos humanos
Esta actividad dentro del proceso garantiza que la empresa cuente en todo momento
y de Forma adecuada con el personal que se necesita. Para esto, se lleva a cabo un
análisis que implica estudiar Factores internos como las necesidades actuales y pro
-
yectadas de personal, posibles vacantes, expansiones, Fusiones, etcétera. Asimismo
debe analizarse a lo externo de la empresa para conocer el mercado de trabajo en
general, necesidades que se presentarán en el mediano y largo plazo.
Es en esta etapa en donde se detecta la necesidad de expatriar, la empresa
establece los objetivos y prioridades de la expatriación, entendiendo ésta como
una movilidad internacional planifcada, que se produce para la cobertura de una
posición concreta dentro de la estructura organizacional; de nueva creación, cuando
así lo requiere el negocio. Lo anterior, signifca que las empresas, deben analizar
primero las necesidades que tendrán de enviar expatriados en el mediano y largo
plazo, una vez realizado este análisis deberán estudiar el mercado laboral para
este tipo de proFesionales, con el fn de tener una idea sobre qué tipo de recursos
requerirá y en qué cantidad.
En cuanto a las proyecciones del mercado laboral se espera que el nú
-
mero de expatriados continúe en ascenso, según una encuesta de Mercer Human
Resource Consulting, señala que 44% de las multinacionales confrma un aumento
del número de expatriados.
1
Las compañías multinacionales estadounidenses, más a menudo que en
décadas anteriores, contratan a directores ejecutivos nacidos en el extranjero, por citar
algunos ejemplos se puede mencionar a PepsiCo, Coca-Cola Company, Citigroup.
Todas ellas tienen algo en común: cuentan con directores ejecutivos extranjeros,
cargos en los que las compañías multinacionales quieren al personal mejor califcado
a nivel global. A las empresas actualmente no les interesa mucho el origen de los
ejecutivos, simplemente requieren el mejor recurso posible.
2.1.2 El reclutamiento
Tiene como objetivo convocar a una serie de candidatos a un empleo, de acuerdo al
plan de los recursos humanos. En esta fase la empresa tiene que decidir si la dotación
de personal global contará con uno de los siguientes cuatro enFoques principales:
1
Encuesta de Asignaciones Internacionales 2005/2006, Mercer Human Resource Consulting, líder mundial en
consultoría de Recursos Humanos.
El proceso de administración de recursos humanos…
83
1) Dotación de personal etnocéntrica; en este caso la compañía contrata princi
-
palmente a expatriados, con el fn de ocupar las posiciones de más alto nivel
en el extranjero.
2) Dotación de personal policéntrica; se produce cuando se contrata a nacionales
del país anftrión para desempeñarse en cargos en toda la empresa, desde los
más altos hasta los más bajos.
3) Dotación de personal regiocéntrica; es similar al enFoque policéntrico, excepto
que los grupos regionales de las subsidiarias re±ejan la estrategia de la organi
-
zación, y la estructura Funciona como una unidad.
4) Dotación de personal geocéntrica; la empresa trata de contratar al mejor talento que
esté disponible destinado a ocupar un cargo, no importando de donde proceda la
persona. “Es más probable que el modelo de dotación de personal geocéntrica sea
adoptado y usado por empresas verdaderamente globales” (Mondy, 2010: 444).
En este documento se aborda la dotación de personal desde el enfoque
etnocéntrico y geocéntrico para el reclutamiento de expatriados.
2.1.3 La selección
Una vez que se ha evaluado a los diFerentes candidatos que llenan los requisitos
establecidos por la compañía, se elige al mejor califcado para ocupar el cargo. Este
componente del proceso es de vital importancia, puesto que si no se selecciona al
personal idóneo para el cargo, el resto del proceso y las asignaciones para las cuales
se le contrataron probablemente no serán llevadas a buen término de la Forma co
-
rrecta. Según las conclusiones de un estudio citado por Pascual y Escalera (2009),
la consultora de recursos humanos Mercer, en su estudio sobre las políticas para
“enviados especiales”, revela que los dos errores más comunes de muchos depar
-
tamentos de recursos humanos son:
[…] la Falta de planes, tanto en la
selección de expatriados
como a la hora de su repatria-
ción. Solamente 35% de las 104 multinacionales europeas encuestadas para este estudio,
tienen un procedimiento específco para seleccionar a sus expatriados, y en los que tienen
políticas específcas de selección, éstas se ciñen a las necesidades propias del puesto y
olvidan otras circunstancias importantes para llevar a cabo estas acciones con éxito.
La empresa debe elaborar el perfl del candidato adecuado (técnico y hu
-
mano), eFectuando un proceso lo más objetivo posible. Al momento de la selección
deben tomarse en cuenta no solamente los requerimientos y necesidades del cargo,
84
Polanco
sino otros elementos que podrían incidir en el éxito de los expatriados. Con los
conocimientos aportados por los estudios que se han realizado al respecto, se puede
ampliar el campo de conocimiento con miras a mejorar la toma de decisiones. Con-
siderando lo anterior, vale la pena preguntarse ¿qué es lo que debe tener en cuenta
la empresa para reclutar al personal idóneo para las asignaciones internacionales?
Al respecto Marta Álvarez-Novoa,
2
en su estudio “Las políticas generosas
se están restringiendo”, se refejan los Factores mayormente valorados por las empre
-
sas, para seleccionar a los expatriados, los más importantes son los conocimientos
técnicos y la experiencia, con 4.2 puntos sobre 5, seguidos de la consideración de
su carrera proFesional (3.9 puntos). Seguidamente y por orden de importancia se
encuentran otros aspectos, como la calidad de adaptación cultural, la capacidad de
liderazgo y las habilidades de negociación. Sin embargo, curiosamente, los dos
factores con menor consideración por parte de las empresas, son la experiencia
internacional previa y las circunstancias Familiares del candidato.
Según Vidal (2005: 82), las competencias clave para expatriados son las
siguientes:
1) Iniciativa y capacidad de plani±cación.
2) Amplitud de juicio y comprensión de los problemas.
3) ²lexibilidad y tolerancia al estrés.
4) Automotivación.
5) Sociabilidad.
6) Pensamiento multicultural y capacidad de adaptación a la diversidad.
Características de proactividad en los ámbitos proFesional y Factores
emocionales, al parecer, facilitan el proceso de adaptación del expatriado más rá-
pidamente a su nuevo lugar de trabajo, así como hacer Frente al estrés que provoca
el cambio de ambiente y la capacidad de establecer lazos sociales con las personas
de culturas, creencias y valores que di±eren del propio.
Otros autores como Gibson, Ivancevich y Donelli (2001), señalan como ca
-
racterísticas esenciales que deben reunir un trabajador expatriado, las siguientes:
a) Gran conocimiento técnico.
b) Buena competencia del idioma.
2
Socia responsable del Área de Expatriados de Ernest and Young Abogados durante la presentación del estudio:
El proceso de expatriación en empresas multinacionales: visión del expatriado
(2008), elaborado por la multina
-
ciona y por la Escuela de Negocios
IESE
.
El proceso de administración de recursos humanos…
85
c) Fuerte deseo de trabajar en el extranjero.
d) Conocimiento especifco de la cultura extranjera.
e) Situación familiar estable.
F) Apoyo completo del cónyuge.
g) Flexibilidad de comportamiento.
h) Adaptabilidad.
i)
Capacidad para relacionarse.
j)
Marcada competencia para administrar.
Este autor plantea elementos o competencias proFesionales y emocionales
como Factores claves de éxito. Las empresas al momento de elegir al expatriado con
mayor potencial de éxito se enFocan en varios aspectos. Un estudio realizado por
Ernst & Young Abogados, a partir de una muestra de 510 participantes ha realizado
un perfl medio del expatriado español: hombre, casado, titulado universitario, con el
inglés como principal idioma y Europa como primer destino. Pero estas caracterís
-
ticas pueden diFerir en las últimas décadas puesto que autores como Álvarez-Novoa
(2008), afrma que se buscan cada vez más personas solteras sin cargas Familiares.
Actualmente existe una política de expatriación que tiene en cuenta al cónyuge, el
perfl y las circunstancias de cada uno. Dada la crisis económica por la que atra
-
viesan algunos países es probable que dentro de las características del perfl de los
próximos expatriados se incluya lo siguiente: personas solteras, jóvenes, con cierta
experiencia pero con pocas responsabilidades Familiares y económicas.
Al respecto se puede concluir que los criterios de selección de expatriados
deben incluir una serie de elementos más allá de los de tipo profesional como la
adaptabilidad a la cultura de acogida, habilidades interpersonales, de comunicación,
seguridad en sí mismo, motivación, capacidad de liderazgo, experiencia global, ex-
periencia en el país especifco, habilidad para hablar idiomas, ±exibilidad Familiar
y consideraciones especifcas del país o de la región.
2.1.4 La socialización
El objetivo de la socialización es facilitar la adaptación del nuevo miembro a la
organización. Dado que el expatriado deberá adaptarse al entorno del lugar de
acogida, la sociabilización se llevará a cabo una vez que se haya instalado en el
extranjero. De contar la empresa matriz con ofcinas o sucursales en el país de
destino del expatriado, los responsables de la socialización serán empleados nativos
del país lo cual facilitaría la adaptación del trabajador. La socialización contribui-
rá a poner en contacto al expatriado con otros trabajadores de la compañía para
86
Polanco
charlar, intercambiar opiniones, puntos de vista, recomendar lugares, personas,
cosas, gastronomía del país de acogida del trabajador, entre otros. De este proceso
depende en gran medida, que la labor del expatriado sea más exitosa al acortar el
periodo de adaptación.
De no ser así será aún más difícil que este nuevo integrante logre un grado
de ajuste más rápido a la cultura y costumbres de la comunidad.
2.1.5 La capacitación y el desarrollo
La capacitación y desarrollo tienen como propósito aumentar las capacidades de
los empleados, a efecto de incrementar la efectividad de la organización. La capa-
citación sirve para mejorar las habilidades en el trabajo actual; los programas de
desarrollo sirven para preparar a los empleados para los ascensos.
En cuanto a la formación del futuro expatriado lo ideal sería que ésta se
realizara en dos momentos:
ex ante
expatriación y
ex post
expatriación. De suma
importancia es este aspecto y debe ser tratado de la misma manera por el departamen
-
to de recursos humanos. Antes de enviar al ejecutivo a la asignación en el extranjero
debería pasar por un proceso de capacitación y desarrollo al mismo tiempo.
En la literatura analizada es relevante el hecho de que las multinaciona-
les, han notado que parte de su culpa en las expatriaciones fallidas se debe a que
se ha preparado muy poco a los recursos humanos, antes de ubicarse en el país de
acogida.
Así, 72% de los participantes en “La encuesta de asignaciones internacio
-
nales 2005/2006”, entre más de 200 Frmas multinacionales de todo el mundo y para
una variedad de industrias, las organizaciones encuestadas aFrman que imparten
formación en el idioma del país de destino. También, 60% de las compañías parti
-
cipantes (y más de 75% de las norteamericanas y europeas) ofrecen apoyo práctico
a las asignaciones internacionales: ayuda al traslado, visas, visitas al país anFtrión,
consultas con asesores Fscales y alojamiento provisional.
Otras empresas como Deloitte tiene un
Global Development Programs
para profesionales entre 26 y 40 años de edad, con más de dos años de experiencia
en la Frma. “Para contratos de 16 meses en cualquier país del mundo, la consultora
forma al candidato durante seis meses, le asigna un tutor, le Fnancia todos los viajes
de ida y vuelta y le asegura un ascenso en categoría y sueldo a su vuelta” (Sarries
y Casares; 2008: 205).
La orientación y la capacitación previas a la mudanza de los empelados ex
-
patriados y de sus familias son esenciales antes de establecerse en el país de acogida.
La orientación podría estar enfocada en la familiarización con el idioma, la cultura,
El proceso de administración de recursos humanos…
87
la historia, las condiciones de vida, y las costumbres y particularidades locales. La
preparación transcultural permitirá a los candidatos a destinos internacionales, tomar
conciencia de las culturas, costumbres, lengua y formas de gobierno locales.
Una vez que el expatriado se instala en el país de destino y, en su caso,
la familia se han trasladado, la siguiente fase del proceso es la adaptación al nuevo
entorno profesional, social y cultural (Gómez, 2009). Es en esta fase donde se re
-
quiere el mayor apoyo por parte de la oFcina matriz, a Fn de que la adaptación sea
lo menos traumática posible para el expatriado y su familia. Cuando se ha instala
-
do en el país de acogida, muchas organizaciones establecen un sistema formal de
compañeros para ayudarles a paliar los efectos del cambio de ambiente, se espera
que esto contribuya a aminorar el tiempo de ajuste para que el expatriado comience
a operar con normalidad. “Los compañeros de trabajo informan con frecuencia a
los expatriados acerca de las normas y políticas de la oFcina del país anFtrión, los
invitan a sus casas, los presentan a sus amigos y sus redes sociales, y los ayudan a
reforzar su credibilidad en la oFcina” (Mondy, 2010: 447).
La formación de lazos sociales en esta etapa debe ser un área crítica sobre
la que el departamento de recursos humanos debe prestar especial interés, puesto
que éstos pueden sustituir en algunos casos los lazos familiares que los trabajadores
dejaron atrás: amigos, novios, cónyuges, padres, entre otros. El establecer vínculos
con personas del país de acogida, puede contribuir a disminuir el estrés que sufren
los expatriados y a disminuir el periodo de adaptación.
En el caso especíFco de España, existe desde el año 2004, el ±oro Espa
-
ñol de Expatriación (
FEEX
), que tiene por misión promover la movilidad laboral
internacional. La misión del
FEEX
es la defensa de los intereses de las empresas
asociadas ante todo tipo de instituciones españolas o extranjeras, en los procesos
relacionados con la gestión de la expatriación, así como el intercambio de infor-
mación entre las empresas asociadas sobre sus prácticas y políticas de gestión de
expatriados, características de los países en los que se encuentran y situación
de sus profesionales desplazados. Entre los servicios que presta esta asociación está
el asesoramiento a las empresas socias en materia de extranjería, legislación Fscal,
laboral, seguridad social y compensación de los expatriados. Organizaciones
como ésta, puede contribuir a apoyar a las multinacionales a lograr con éxito la
expatriación y obtener todas las ventajas que este proceso puede ofrecer.
Una vez que el trabajador ha cumplido su cometido en el país de acogida
deberá entrar en la fase de repatriación. “La orientación y la capacitación también son
necesarias antes de la repatriación, que es el proceso de llevar de regreso a casa a los
expatriados” (Mondy, 2010: 447). Según un estudio de Gómez (2009), señala que en
la vuelta al país de origen, el repatriado experimenta una readaptación que se puede
88
Polanco
evaluar en términos de reajuste profesional a un puesto de trabajo. El departamento
de recursos humanos debe garantizar que a su regreso pueda adaptarse nuevamente
a un ritmo similar de vida al que tenía antes de ser enviado a su asignación en el
extranjero. En este sentido la empresa puede ofrecer garantías de continuidad en ella
con unas funciones y responsabilidades determinadas, retribución, comunicación,
valoración y reconocimiento de la experiencia adquirida y estatus profesional y
social a Fn de facilitar este nuevo reajuste.
Stroh y Caligiuri (1998), aFrman que las empresas necesitan dedicar más
atención antes de su repatriación para ayudar al trabajador y su familia a desarrollar
expectativas realistas. La empresa debe preocuparse por cumplir cabalmente las
condiciones que prometió al expatriado a su regreso, esto con el Fn de mitigar el
nuevo proceso de adaptación que habrá de experimentar junto con su familia, si
fuere el caso.
Ahora bien, este empleado que ha regresado y Fnalizado exitosamente su
asignación, es una útil fuente de riqueza en cuanto a conocimientos y experiencia
laborando en el extranjero, por esta razón quizá la empresa podría pensar en nom-
brarlo como mentor para los próximos expatriados. Algunos autores como Dessler
(2004), provee algunas sugerencias a los departamentos de recursos humanos de la
casa matriz, para ayudar a reducir los problemas que pueden afectar al expatriado a
su regreso, por ejemplo: establecer contratos de expatriación, conservarlo conectado
con los negocios de la empresa matriz, ofrecer apoyo económico para conservar la
casa del expatriado y ofrecer programas de reinducción para él y su familia. Accio
-
nes como ésta contribuirían a promover el deseo de participación en misiones de
expatriación para otros empleados que todavía no han participado en ellas.
2.1.6 La evaluación del desempeño
La evaluación del desempeño permite comparar el desenvolvimiento de la persona
con los parámetros estipulados para el cargo. No siempre resulta fácil juzgar el
desempeño de un trabajador con exactitud. El proceso de evaluación del desempe-
ño de expatriados es sumamente complejo “(…) por la necesidad de que tanto los
supervisores locales como los de la oFcina matriz proporcionan información de la
revisión del desempeño del expatriado” (Dessler, 2001: 634).
Por medio de los sistemas de evaluación de desempeño se caliFca la actua
-
ción de los gerentes, respecto a los criterios que la empresa considera importantes
para la aplicación de estrategias y para la obtención de ventajas competitivas. Los
sistemas de evaluación de desempeño de una empresa son elementos importantes
de sus sistemas de control, siendo un componente central de la estructura organi-
El proceso de administración de recursos humanos…
89
zacional, y un asunto problemático en muchos negocios internacionales a la hora
de evaluar a sus gerentes expatriados.
El prejuicio no intencionado difculta la evaluación objetiva del desempeño
de tales gerentes de manera objetiva. En la mayoría de los casos, dos grupos evalúan
su desempeño: los gerentes del país receptor y los gerentes del país de origen. Los
primeros pueden presentar prejuicios debido a su propio marco de referencia cultural
y sus expectativas; las evaluaciones de los gerentes del país de origen pueden tener
prejuicios por la distancia y por su propia Falta de experiencia en el extranjero.
Para reducir el problema de los prejuicios en la evaluación del desempeño
de los expatriados, se le puede dar mayor peso a la califcación de los gerentes del
país receptor que hayan estado en el mismo lugar al del expatriado.
2.1.7 Los ascensos, los traslados, los descensos y los despidos
Este es el último de los procesos en la gestión de los recursos humanos. Los ascensos,
traslados o descensos y despidos re±ejan el valor del empleado para la organización.
“Los expatriados que regresan a menudo se enfrentan a un “choque cultural inver-
so” (Negro, 1992 y ²orster, 1994). Tendrán que readaptarse nuevamente a la rutina
que tenía antes de convertirse en expatriado, y esto será más diFícil mientras más
tiempo haya pasado en el extranjero. Se inFormó que 25.10% de ellos abandonan
la empresa un año después de la repatriación (Negro, 1992; Salomón, 1995; Negro,
Gregersen, Mendenhall, y Stroh, 1999).
Es importante la claridad por parte de la administración, al formular
políticas precisas que establezcan las estrategias a utilizar una vez que se haya
producido la repatriación del empleado. ¿Qué pasará con el expatriado, se le
ascenderá a su regreso, se le trasladará a un puesto distinto al que ocupaba antes
de la asignación internacional, hallará cabida en la empresa, se le despedirá o el
mismo renunciará? Éstas y muchas más son interrogantes que pasan por la mente
de todo expatriado al acercarse el fn de su misión en el extranjero. Una buena
política de expatriación ha de conducir a la convicción de que los que acepten
serán ayudados signifcativamente en la carrera proFesional, para lo que se fjarán
previamente los salarios, categorías y Funciones que generará su retorno una vez
fnalizado el periodo establecido.
Dejar despejadas estas interrogantes propiciará un ambiente de mayor
confanza y contribuirá a disminuir la presión e incertidumbre del expatriado y su
familia.
90
Polanco
Conclusiones
La expatriación constituye una necesidad para toda empresa que se ha internacio
-
nalizado, ya que de una u otra forma se verá en la necesidad de enviar personal al
extranjero por distintas razones. En el mediano y largo plazo, las compañías conti
-
nuarán gestionando la administración de recursos humanos en el extranjero.
La expatriación es un proceso complejo que demanda el compromiso
tanto de la empresa matriz como del empleado y su familia en el caso que la tuviere.
Dada esta complejidad, es que los departamentos de recursos humanos deben estar
conscientes de las diFcultades que afrontan estas personas desde el momento que
reciben la noticia de que serán transferidos en una misión especial.
Dos grandes retos representa la expatriación para el empleado: la adap
-
tación y el desempeño en el país de destino. La adaptación implica desligarse de
los lazos familiares y emocionales y crear nuevos, lidiar con un nuevo idioma,
cultura y costumbres del lugar de destino. Adaptarse en el menor tiempo posible
se convierte en un objetivo primordial para el éxito de la misión. Por otra parte,
el expatriado tiene la presión por su desempeño en las funciones para las que fue
asignado. Lidiar con estas presiones requiere personal especialmente caliFcado y
con una serie de características que permitan a la empresa cumplir sus objetivos
con el menor costo posible.
El gran reto del departamento de recursos humanos para captar este tipo
de recurso inicia desde el momento del reclutamiento pasando por la selección,
socialización y repatriación del empleado. El contexto actual obliga a este depar
-
tamento a conocer las políticas adecuadas para gestionar y velar cuidadosamente
en cada una de las etapas de la administración del capital más valioso con el que
cuenta cualquier organización: las personas.
Referencias bibliográFcas
Álvarez Novoa, M. y S. Gómez López (2008).
El proceso de expatriación en
empresas multinacionales: visión del expatriado
, Ernst y Young/
IESE
Business
School.
Bonache Pérez, J. y A. Cabrera (2005).
Dirección de personas. Evidencias y pers-
pectivas para el siglo
XXI
, Madrid: Prentice Hall.
Dessler, G. y R. Varela (2004).
Administración de recursos humanos: enfoque
latinoamericano
, Madrid: Prentice Hall.
Elvira, M. y A. Davila (2005).
Managing Human Resources in Latin America
, New
York: Routledge, Matter and Selection.
El proceso de administración de recursos humanos…
91
__________
(2009).
Best human resource management practices in Latin America
,
Taylor and Francis collection.
Gómez López-Egea, S. (2005).
Políticas de expatriación y repatriación en multina-
cionales:visión de las empresas y de las personas,
España:
IESE
Business School,
Universidad de Navarra.
Linehan, M. y H. Scullion (2004). “Towards an understanding of the female expa
-
triate experience in Europe”,
Human Resources Management Review
, No. 14,
pp. 433-448.
Mirabal Martínez, A. y G. Zapata Rotundo (2009). “Estructura y expatriación: riesgos
en la asignación externa para expatriados que aprenden”,
Ciencias Económicas
27
, núm. 2, pp. 21-32.
Maurer, S. D. y S. Li (2006). “Understanding expatriate manager performance:
Effects of governance enviroments on work relationships in relation-based eco
-
nomies”,
Human Resources Review
, No. 16, pp.29-46.
Organización Internacional para las Migraciones (
OIM
). “Factores determinantes
clave de la estadística de Migración Nacional” (http://www.iom.int/jahia/Jahia/
about-migration/developing-migration-policy/migration-labour/lang/es).
Pascual. M. y G. Escalera, “Consideraciones previas al proceso de expatriación”,
Capital Humano
, núm. 171, pp. 76-80.
Sarries, L. y E. Casares (2008).
Buenas prácticas de recursos humanos
,
ESIC
.
Varela Juárez, R. (2006).
Administración de la compensación. Sueldos, salarios y
prestaciones
, México: Pearson Educación.
Vidal Domínguez, M. A. (2005). “El desarrollo internacional de recursos humanos:
los expatriados de carrera”,
Capital humano
, núm. 186, p. 82.
logo_pie_uaemex.mx