Artículo en PDF
Cómo citar el artículo
Número completo
Más información del artículo
Página de la revista en redalyc.org
Sistema de Información Científica
Red de Revistas Científicas de América Latina y el Caribe, España y Portugal
Sociedad y Política
55
La radio cultural indigenista en México: dilemas actuales
I
NÉS
C
ORNEJO
P
ORTUGAL
*
Resumen
En el presente artículo se exponen tres de los mo-
mentos más relevantes de la investigación en la
radio indigenista. Se argumenta que la radio cultural
indigenista ha forjado un modelo de comunicación sin
precedentes en el país y en la región. Asimismo, se se-
ñalan las principales características de dicho formato
radial: interlocución con sus audiencias; a quiénes
interpelan a partir de su lengua y cultura; reactiva-
ción de repertorios culturales implícitos en la palabra
y recreación de elementos de ident idad indígena. Por
otro lado, también se analizan los nuevos desafíos
comunicativos (radio migrante, usos sociales de los
teléfonos celulares, internet); los contenidos bajo
el discurso de una relación igualitaria y los medios
para crear espacios a las manifestaciones culturales
contemporáneas de la región, entre otros.
Palabras clave:
radio indigenista, investigación
radiofónica indigenista, modelo de comunicación.
Abstract
This article examines three of the most relevant
research periods on indigenous radio, arguing that
this branch of broadcasting has forged a model of
communication without precedent in the country or
region. It identifies as well, the main characteristics
of the aforementioned radio format: interaction
with an audience that participates through culture
and language, and the reactivation of meaningful
cultural repertoires implicit in the words that re-
create elements of a native identity. Finally, the
article also discusses new challenges that this kind
of broadcasting is now facing,( migrant radio, social
uses of cellular phones, internet); of how to rethink
its content in the context of a more egalitarian rela-
tionship, and how to provide spaces for contemporary
cultural manifestations emanating from the regions
involved, among others
Keywords:
indigenous radio, research on indigenous
radio, model of communication.
c
*
Universidad Iberoamericana, Prolongación Paseo de la Reforma 880, Lomas de Santa Fe, México, 01219.
Revista Mexicana de Ciencias Políticas y Sociales
56
¿
Cómo una radiodifusora indigenista, además
de ser un medio de comunicación, incide en
algunos repertorios culturales de los pueblos
indígenas bajo su cobertura? ¿Esta particular forma
de hacer la radio estaría contribuyendo al “nosotros
indígena”, al interpelar a los receptores desde sus
propios repertorios culturales? Las emisoras cultu-
rales son parte sustancial de la vida cotidiana de
las diversas colectividades a las que atienden; en
efecto, ¿la radiodifusión en lengua indígena sería
una alternativa para romper el eslabón que une al
indígena con la pobreza? ¿Las prácticas de inves-
tigación en las radios indigenistas constituyen un
aporte en este sentido?
1
En México, el Poder Ejecutivo federal ha pau-
tado, durante más de cincuenta años, la práctica
indigenista, desde fines de los años setenta, cuando
el proyecto radiofónico (Sistema de Radiodifusión
Cultural Indigenista) fue promovido por el Instituto
Nacional Indigenista (
INI
), además de estipular el
papel que las emisoras debían cumplir en las áreas
interétnicas. En 1979, la radio, bajo la óptica desa-
rrollista, se utilizó con fines educativos y de caste-
llanización, procurando dotar a los pueblos indios
de las competencias suficientes (agropecuarias y de
salud) para adecuarlos y hacerlos partícipes en los
programas de desarrollo rural instrumentados por
el gobierno.
En los años ochenta, rescatar, conservar y difun-
dir la cultura indígena, junto con la propuesta de
participación de la audiencia, constituyó el modelo
de trabajo radiofónico. La programación organizada
a través de la música local y regional, así como el
servicio de avisos, se perfilaron como los pilares más
fuertes de dicho modelo.
En los noventa, los objetivos de las emisoras se
revisaron para convocar la participación de organi-
zaciones productivas y culturales de los indígenas a
través de proyectos como los centros de producción
radiofónica, los corresponsales comunitarios y los
consejos consultivos. Asimismo, se constató que,
en gran parte de las zonas atendidas, las emisoras
indigenistas constituyen el medio más importante
de comunicación para los pueblos indios.
En 2003, el entonces presidente Vicente Fox
Quezada (2000-2006), anunció la sustitución del
INI
por la Comisión Nacional para el Desarrollo de
los Pueblos Indios (
CDI
).
2
Así, en el presente siglo,
muchas cosas han cambiado. La práctica indigenis-
ta, y particularmente la experiencia radiofónica
indigenista,
3
pareciera estar siendo rebasada por las
multifacéticas demandas de los pueblos indios, los
cuales reivindican su pleno derecho a la libre deter-
minación y a la autonomía como expresión de ésta.
Actualmente es difícil renovar la política –ya
cincuentenaria– indigenista; se debe admitir que
los indígenas son sujetos de derecho y no objetos
de asistencia social, hay que aceptar que el trabajo
en los espacios interétnicos debe dejar de ser exclu-
yente y vertical.
La investigación en las radiodifusoras indige-
nistas nace con la primera emisora que funda el
INI
,
hace ya tres décadas. Con ésta inicia un trabajo de
producción radiofónica que implica innovar las for-
mas tradicionales de investigación para hacer radio;
sobre todo si se trata de radiodifusoras que surgen
con dos características: la primera es que trabajan
con indígenas en sus propias comunidades y, la se-
gunda, que inician un modelo de radiodifusión sin
antecedentes en este país ni en América Latina.
Las radios culturales indigenistas se han dedicado
generalmente a la producción y a diversas tareas,
más que a la investigación propiamente dicha, pues
existía una idea proclive a ‘hacer’ la radio más que
a investigarla. Cabe mencionar que en cada emisora
se ha realizado la investigación de campo que mejor
Introducción
1
Las lenguas indígenas más habladas son el náhuatl (1,659,029 hablantes), el maya (892,723), el mixteco (510,800) y el zapoteco (505,992
hablantes).
2
La
CDI
se creó por decreto, publicado en el
Diario Oficial de la Federación
el 21 de mayo de 2003; mientras que la ley que creó el
INI
data
del 4 de diciembre de 1948.
Sociedad y Política
57
ha funcionado en la producción radiofónica, y cada
una de éstas lo ha hecho con diferentes grados de
sistematización.
Desde mediados de los ochenta, seis años después
de haberse instalado la pr imera radio indigenista (
La
Voz de la Montaña
de Tlapa de Comonfort, Guerrero),
es cuando en determinadas emisoras se proponen, de
manera particular, investigar acerca de sus audien-
cias. Es decir, de qué manera estas radiodifusoras,
con vocación de servicio y comprometidas con los
múltiples receptores (mayas, nahuas, pames, triquis,
mixtecos, por citar algunos), atendían sus necesida-
des y expectativas culturales y comunicativas.
Al respecto, es importante mencionar que de
acuerdo con el Censo de 2005, se cuenta con 110
millones de mexicanos, de los cuales 12 millones
son indígenas. En valores absolutos es la población
indígena más grande de América. Cabe anotar que
de los 62 grupos étnicos que existen en México, los
mayores movimientos migratorios se registran en-
tre purépechas, mayas, mixtecos, otomíes, nahuas,
totonacas, mazahuas y choles. De las 32 entidades
federativas del país, Chiapas, Oaxaca, Veracruz y
Yucatán concentran al 47% de la población indígena
nacional. De acuerdo con datos del Consejo Nacional
de Población (Conapo), las comunidades de origen
de los indígenas se caracterizan por: alta tasa de
natalidad, carencia de servicios de salud y agua
potable, habitan en viviendas con piso de tierra y
hacinamiento, analfabetas o primaria incompleta,
los niños no asisten a la escuela, hay conflictos por
la tenencia de la tierra focalizados en las áreas de
las reservas naturales, además de un alto índice de
migración laboral. La esperanza de v ida es siete años
inferior al resto de la población. Así, “los más pobres
de los pobres son los indígenas”.
4
Antecedentes. La radio indigenista como objeto de estudio
Gran parte de los trabajos de investigación sobre las
emisoras indigenistas se basaron en la preclasifica-
ción denominada “otras radios”.
5
Con dicha preclasi-
ficación se intenta dar cuenta, en la mayoría de las
indagaciones, de lo que sucede con el conjunto de
radiodifusoras no comerciales
,
es decir, radios permi-
sionadas sin derecho a comercializar el tiempo aire,
las cuales están constituidas por estaciones ligadas
a universidades y organismos gubernamentales.
A las radios indigenistas también se les clasifi-
ca como “culturales”, “populares”,“comunitarias”,
“participativas”, además de que se les agrupa junto
con las emisoras estatales, civiles y universitarias.
6
El eje del análisis en esta propuesta es el aspecto
educativo en el que se intenta establecer la viabi-
lidad o funcionamiento educativo de cada tipo de
emisora.
Otros acercamientos definen recortes geográ-
ficos y establecen la conformación de cuadrantes
regionales o estatales.
7
En dichos acercamientos,
principalmente históricos, se encuentran referencias
a la presencia y desarrollo de las emisoras indige-
nistas.
A principios de los ochenta, existía un reduci-
do número de investigaciones relativas a la radio
indigenista, pese a que algunos años atrás el
INI
reconoció su relevancia al diseñar y poner en marcha
su proyecto radiofónico.
3
Conformada, en 2003, por veinte radioemisoras locales en amplitud modulada (AM), además de cuatro en frecuencia modulada (FM) de
baja potencia, las cuales transmiten en 31 lenguas indígenas y en español.
4
Arnulfo Embriz Osorio “Los universos indígenas de Chiapas”, en Cesáreo Morales (coord.),
Chiapas: una nueva visión para una nueva
política,
México, Senado de la República, Grupo Galileo, 1998, p. 160-162.
5
Clasificación propuesta por María Cristina Romo Gil, investigadora de la Universidad de Guadalajara.
Vid
. su trabajo “Las radios no
comerciales en México. Una diversidad de opciones de crecimiento”, en
Renglones,
año 5, núm. 15, diciembre de 1989.
6
José Espinoza,“Los conceptos de educación y cultura y en funcionamiento actual de nueve radiodifusoras educativas y culturales”, en
Francisco de Jesús Aceves González,
et al.
(comps.),
Radiodifusión regional en México. Historias. Programas. Audiencias,
Guadalajara, Univer-
sidad de Guadalajara, 1991.
7
Fátima Fernández Christlieb,
La radio mexicana. Centro y regiones
, México, Juan Pablos, 1993, p. 188.
Revista Mexicana de Ciencias Políticas y Sociales
58
Tres momentos de investigación sobre la radio indigenista
En este apar tado,
8
se intenta agrupar analít icamente
el conjunto de estudios e investigaciones que, pese
a sus diversos niveles de rigurosidad y calidad, han
intentado, de una u otra manera, dar respuestas
confiables a preguntas específicas relacionadas con
la radio indigenista. Las preguntas de fondo en las
que converge el estudio de determinados fragmentos
de esta realidad radiofónica permiten organizar en
tres momentos los acercamientos investigativos de
esta práctica comunicativa.
Primer momento de investigación (1985-1990)
El primer momento intuitivo y exploratorio inaugura,
desde la teoría de la comunicación, el análisis de
esta realidad radiofónica que hasta ese entonces
fue un campo particularmente interpelado desde las
miradas educativa y antropológica.
9
Los estudios se
realizaron para formular preguntas y aprehender este
medio de comunicación ajeno a la cultura indígena.
Conjeturando interrogantes e hipótesis, los investi-
gadores emprenden rutas tentativas, pero rigurosas,
para entender este proceso comunicativo. El periodo
incluye los acercamientos desarrollados entre 1985 y
1990, en la Subdirección de Investigación del
INI
, así
como los resultados de diversas tesis de maestría y
licenciatura,
10
elaboradas a partir del estudio de los
auditorios de las radios indigenistas. Estos trabajos
arrojaron datos reveladores sobre la presencia de las
emisoras indigenistas en las zonas de influencia.
Segundo momento de investigación (1991-1996)
El segundo momento descriptivo-explicativo y de
avance da cuenta de los procesos de recepción de las
dist intas comunidades a las cuales la radio indigenista
atendía. En esta etapa, la emisora se conceptualizó co-
mo radio participativa, una de cuyas preocupaciones
más importantes de los analistas fue, precisamente,
estudiar las formas de par t icipación de la audiencia en
la radio. Estas investigaciones, realizadas hasta 1996,
si bien continúan la línea anterior, se proponen revisar,
desde otras miradas, esta experiencia radiofónica.
Merece especial atención el trabajo desarrollado
por Vargas,
11
de la Universidad de Carolina del Norte,
en Chapel Hill, quien evalúa el proyecto radiofónico
indigenista en general, y el caso
La Voz de la Frontera
Sur
(XEVFS), en Las Margaritas, Chiapas (emisora
también conocida como
Radio Margaritas
), en par-
ticular.
A diferencia del primer momento investiga-
tivo, esta investigadora desarrolla un acercamiento
integral, considerando la producción, transmisión,
programación de la emisora, los usos sociales de la
ofer ta radiofónica por par te de las familias indígenas
tojolabales y, además, reflexiona sobre la situación
de la mujer indígena, en relación con la problemática
radiofónica.
Cabe destacar que este estudio analiza por pri-
mera vez la práctica radiofónica indigenista desde el
papel que el racismo
desempeña en la conformación
de la organización interna y gerencial de las emisoras,
el control indígena del proyecto y las políticas de
8
No se incluyen las investigaciones diagnósticas que realizó el
INI
para la instalación de las emisoras ni los trabajos que, desde la aca-
demia, dan cuenta de esta problemática. No obstante, los textos revisados en los tres momentos de investigación me permiten marcar el
camino por donde han transcurrido los intereses de los especialistas. El
corpus
está compuesto por 18 investigaciones y estudios realizados
entre 1985 y 2000, la mayoría de las cuales están reunidas en tesis de licenciatura y de maestría, así como de ponencias. Solamente una
minoría se publicó en forma de artículos y libros.
9
Vid
. Silvia Schmelkes,
La investigación de las escuelas radiofónicas de la Sierra Tarahumara,
México, Centro de Estudios Educativos, 1971;
Verónica Valenzuela y Josefina Aranda,
La presencia radiofónica de La Voz de la Montaña en las Comunidades,
México, Instituto Nacional
Indigenista, 1982 y Héctor Vélez Aretia, “La
Voz de la Montaña,
una radiodifusión en tránsito”, ponencia presentada en la
Tercera Reunión
Nacional de la Asociación Mexicana de Investigadores de la Comunicación,
llevada a cabo en la Universidad Iberoamericana de la ciudad de
México del 13 al 14 de marzo de 1985.
10
Vid
. Lissete Alvarado Ruiz, “Los efectos radiofónicos en la comunidad indígena purépecha”, México, Universidad Iberoamericana, 1987 (tesis
de licenciatura en comunicación); Inés Cornejo Portugal y Silvia Luna,
Una voz en la Chinantla,
México,
Instituto Nacional Indigenista, 1991.
11
Vid
. Lucila Vargas,
Social Uses and Radio Practices. The Use of Participatory Radio by Ethnic Minorities in Mexico,
Boulder Co., Westview
Press, 1995.
Sociedad y Política
59
programación, entre otros. Para recabar la informa-
ción empírica que originó su estudio, Vargas utilizó
instrumentos como la observación directa, entre-
vistas abiertas a informantes claves, entrevistas
familiares, grupos focales y también la aplicación de
cuestionarios a los usuarios. La profesora reconoce
que las radios indigenistas han hecho un esfuerzo
concreto para preservar y reevaluar las tradiciones
indígenas; sin embargo, precisa que el reto de estas
radiodifusoras es convertirse en catalizadores del
desarrollo de los pueblos indígenas, puesto que pare-
ce que estos pueblos sacan provecho de los recursos
provistos por las estaciones y los usan no sólo como
estrategias de supervivencia, sino también como una
forma de lucha contra el racismo.
Las investigaciones producidas en este periodo
mostraron que las radios indigenistas, pese a sus
limitaciones y contradicciones, se habían conver-
tido tanto en instrumentos de comunicación, como
en revitalizadoras de recursos simbólicos (música,
lengua, avisos comunitarios) que los pueblos indios,
de una u otra forma, reconocieron y utilizaron como
propios.
El estudio de las manifestaciones de racismo
dentro del proyecto radiofónico constituye, en esta
etapa de investigación, uno de los aportes más im-
portantes. Exceptuando el trabajo de Vargas,
12
nin-
guno de los revisados anteriormente cuestionaron la
limitada par t icipación de los indígenas en la gest ión
de las emisoras. Esta preocupación se desarrolla en
el tercer momento de investigación.
Tercer momento de investigación (1996-2000)
Éste se caracteriza por una mayor profundización
analítica y cuestionamiento de la labor del
INI
y
del papel que debía cumplir respecto del Sistema
Cultural de Radiodifusoras Indigenistas (
SCRI
). Las
reivindicaciones formuladas por el Ejército Zapatista
de Liberación Nacional (
EZLN
) en los Acuerdos de San
Andrés Larráinzar marcan algunos de los estudios
elaborados durante este periodo.
De este tercer momento, la investigación de Mar-
tínez
13
versa sobre una preocupación fundamental:
cómo incide la mediación (ac t iv idad que alude al cú-
mulo de influencias de la vida cotidiana con las que el
receptor se apropia, estructura, reorganiza y rediseña
los mensajes transmitidos a través de este medio,
lo cual involucra dos consideraciones principales de
esta ac t iv idad: en pr imer lugar, la apreciación del re-
ceptor como sujeto activo en el proceso de recepción;
en segundo, la presencia y relación de la actividad
de los medios masivos de comunicación en el terreno
de la cultura y la ident idad)
14
que desarrolla la
XEQUIN
en el proceso identitario de la comunidad migrante
indígena (mixtecos, triquis, zapotecos) residente en
el valle de San Quintín, Baja California.
Este trabajo revela cómo la radio se transforma
en un nexo de comunicación fundamental para las
comunidades indígenas migrantes, además de fun-
cionar como elemento reforzador de su identidad.
Cabe señalar que esta emisora es la única estación
del sistema indigenista ubicada en una zona que no
es el lugar de origen de las comunidades que atiende,
lo cual brinda un matiz especial en cuanto a las fun-
ciones y prácticas comunicativas que desarrolla.
La reflexión y análisis acerca de la participación
de los indígenas en la gestión de las radiodifusoras
del
INI
será estudiada a profundidad por Muratalla,
15
quien se aboca al análisis de la representatividad y
participación de los pueblos indios en los medios
de comunicación que administraba y operaba el
INI
.
Para ello, analiza la figura de los consejos consultivos
de las emisoras
La Voz de los Purépechas
(
XEPUR
) de
Cherán, Michoacán, y
La Voz de la Sierra Nor te
(XECTZ)
12
Ibid.
13
Vid
. Consuelo Patricia Martínez Lozano, “Comunicación y región: el caso de la XEQUIN,
La Voz del Valle de San Quintín
, Baja California”,
Tijuana, Colegio de la Frontera Norte, 1998 (tesis de maestría en desarrollo regional).
14
Ibid.
, p. 4.
15
Vid.
Benjamín Muratalla, “Los consejos consultivos de las radiodifusoras culturales indigenistas y su relación con la demanda de auto-
nomía manifestada en los Acuerdos de San Andrés Larráinzar, Chiapas; los casos de la XEPUR,
La Voz de los Purépechas
, y la XECTZ,
La Voz de
la Sierra Norte
”, México, Escuela Nacional de Antropología e Historia, 2000 (tesis de licenciatura en etnología).
Revista Mexicana de Ciencias Políticas y Sociales
60
de Cuetzalan, Puebla. En cuanto a la participación
y ‘autonomía’ de los consejos consultivos, dentro de
la estructura y funcionamiento del
SCRI
, Muratalla
encontró, para los casos citados, la existencia de
reglas institucionales y normativas “poco claras”.
En suma, se diría lo siguiente: la participación
indígena en el
SCRI
es realmente un proceso acotado,
al no tener un lugar ni funciones definidas; además,
las funciones “poco claras” que existen, se destinan a
“apoyar” la gestión de la dirección de la emisora.
16
Si
a esto añadimos que el personal indígena que labora
en la radio funge como locutores, programadores,
productores, entre otras responsabilidades, y que los
puestos directivos recaen en los mestizos (ladinos)
que impone el
SCRI
desde el centro, se concluye que es
muy reducida la participación de los pueblos y orga-
nizaciones indias dentro del mismo sistema, creado,
entre otras razones, para “fortalecer y fomentar” la
participación en las emisoras.
Ciertamente, no se cuestiona al
SCRI
, sino los
mecanismos que instituyó y desarrolló en la práctica,
con los que deja fuera de la administración, gestión
y planeación radiofónica a los indígenas.
Un último trabajo confirma las reflexiones men-
cionadas en torno a la limitada participación de
los pueblos indios en la gestión del
SCRI
: la tesis de
Bañuelos, quien estudia el origen y desarrollo del
modelo de las radios culturales indigenistas desde
un enfoque documental.
17
Con respecto a la partici-
pación indígena en las emisoras, aquél revela que la
propuesta radiofónica del entonces Inst ituto Nacio-
nal Indigenista ha variado según las políticas de este
organismo. En ese sentido, la instalación, desaten-
ción, clausura de las emisoras o la modificación de
sus objetivos obedece siempre a intereses ajenos a
las comunidades indígenas. Asimismo, señala que no
han fructificado las prácticas empleadas por el
SCRI
para lograr la colaboración directa y horizontal de los
indígenas en las estaciones. Por ejemplo, son pocos
los centros de producción radiofónica aún activos
(pequeñas cabinas ubicadas en las diferentes comu-
nidades indígenas que proporcionan capacitación y
conocimientos básicos para el manejo de los equipos
de radio); en suma, otra forma de vinculación entre
la comunidad y la radio. A pesar de ello, Bañuelos
rescata que las emisoras indigenistas representan,
en la mayoría de los casos, el único medio de comu-
nicación al alcance de los pueblos indios. También
señala la vulnerabilidad técnica de las instalaciones
y los limitados recursos financieros, factores muy
importantes para que la señal de las emisoras salga
del aire por periodos prolongados.
Si bien este académico demanda que los micró-
fonos y las cabinas de las emisoras permisionadas
instaladas en zonas indígenas sirvan a las comuni-
dades y organizaciones indígenas sin intermediario
alguno, como lo señalan los Acuerdos de San Andrés
Larráinzar, no propone formas y mecanismos de par-
ticipación para lograr la efectiva presencia indígena
en la planeación y gestión radiofónica.
Por encima de las limitaciones y dificultades que
estos mecanismos de participación han tenido, los
pueblos indios y sus representantes han manifestado
una clara disposición para involucrarse en aquéllos.
Pese a todo, los consejos consultivos se han consti-
tuido en espacios de creatividad y fortalecimiento
de la diversidad de las culturas indias. El
SCRI
, a
pesar de sus propias trabas, ha logrado despertar
y convocar en el auditorio la necesidad de formar
parte del proyecto.
Como se observa, en este tercer momento los
investigadores han estudiado la radio indigenista
desde diversos ‘accesos’ o puertas de entrada. Así,
una vez más examinaron las expectativas y demandas
de los radioescuchas, como en el caso de la XEPUR. El
tema de las emisoras como dinamizadoras de la cul-
tura e identidad indígenas se analizó en los trabajos
de la XEQUIN y la XEVFS, pero desde ángulos comple-
tamente diferentes. La investigación sobre la XEQUIN
se centra en la reconfiguración de identidades y
fronteras y, simultáneamente, explora el papel que
desempeña la estación como nexo de comunicación
16
Ibid.,
pp. 143-145.
17
Vid
. Daniel Bañuelos Beaujean, “La radio indigenista en México: fundamentos y perspectivas”, México,
UNAM
,
FCP
y
S
, 1999 (tesis de
licenciatura en ciencias de la comunicación).
Sociedad y Política
61
para los indígenas migrantes; en cambio, el estudio
de la XEVFS insiste, a la manera tradicional, en la
‘preservación’ de la identidad tojolabal por encima
de lo que el público demanda.
Mediante el análisis de la XEJAM, Bañuelos
introdujo el tema de la administración y dirección
de las radios, pero desde una mirada normativa e
institucional. Tanto éste como Muratalla, se cues-
tionaron por la gestión y autonomía que ejercen los
pueblos indios en las radios del otrora
INI
. Asimismo,
el primero detecta que los consejos consultivos no
funcionan, mientras que el segundo –para el caso
de la XEPUR y la XECTZ– precisa que esto se debería
a la “poca claridad” existente en la reglamentación
y normatividad institucional respecto de la estruc-
tura y funciones de los consejos consultivos; esto
se interpretaría como que dichos consejos no tienen
un espacio o lugar decisivo en la gestión del
SCRI
,
ya que la participación o presencia de los pueblos
indios, a través de ellos, es acotada.
En la década en curso, se estudia la radio indi-
genista como factor de cohesión y fortalecimiento
cultural de los pueblos indígenas. En este periodo,
los investigadores sociales mixturan los métodos de
estudio e intentan construir un análisis integral de la
práctica comunicativa, entendida como el conjunto
de procesos sociales y simbólicos de apropiación
(recreación, resignificación) de los productos comu-
nicativos.
18
Ahora bien, en esta etapa radiofónica,
uno de los avances más destacados es reconocer la
pluralidad cultural vigente en los modos y formas de
expresión y comunicación de los pueblos indígenas
y campesinos.
La preocupación por conocer las prác t icas comu-
nicativas en las regiones interétnicas, la necesidad
de explorar y estudiar el papel que cumplen las radios,
el interés por profundizar en las formas tradicionales
y nuevas de comunicación en los grupos indígenas
y la disposición de responder a las expectativas de
las audiencias de cada una de las emisoras, fueron
algunos de los retos que motivaron la investigación
sobre esta experiencia radiofónica que involucra a
los propios interesados.
Actualmente, gracias a estos aportes, es posible
subrayar de este tema las siguientes coincidencias
y discrepancias de los diversos hallazgos señalados.
En términos de las coincidencias:
Se reitera la función de interlocución de las radios
indigenistas con sus audiencias, al ‘interpelarlas’
a partir de su lengua y su cultura. Al igual que en
los ochenta, se mantienen como interlocutoras
válidas, pues atienden al radioescucha con men-
sajes que identifican y sirven al grupo étnico: la
lengua, la música, los cuentos, las noticias locales
y los avisos.
Se ratifica que escuchar la lengua a través de
las radiodifusoras indigenistas parece reactivar
repertorios culturales implícitos en la palabra,
recreando así elementos de identidad.
Se confirma
que la radio parece un recurso para
que, a través de la lengua, se evoque la memoria
colectiva de quienes afirman no hablar, por ejem-
plo, la “maya auténtica” o no ser los “verdaderos
mayas” sino tan sólo “mayeros” o los que “hablan
la maya”.
En cuanto a las discrepancias:
Hace algunos años, se hizo notar el uso de la ra-
diograbadora como práctica frecuente. Hoy, con
la compra de nuevos aparatos de sonido (estéreo,
disco compacto), la radiograbadora ya no es tan
utilizada para registrar y rememorar el acervo
musical indígena; lo mismo parece ocurrir con
la frecuencia en AM frente a la FM, debido a las
18
Vid
. José Ramos, “Radio, cambio cultural y etnicidad: dos décadas de radiodifusión indigenista en México”, México,
UNAM
,
FCP
y
S
, 2005
(tesis de
doctorado en ciencias políticas y sociales); Inés Cornejo Portugal y Elizabeth Bellón Cárdenas, “Palabra colectiva: prácticas y re-
presentaciones sobre identidad y migración en
La Voz de los Mayas
”, en
Revista Iberoamericana de Comunicación (
RIC
)
, núm. 10, 2006; Antoni
Castells iTálens, , “Fissures in Mexican State Identity: Unanticipated Uses of Indigenous-language Radio,”, ponencia presentada en la
56th
Conference of the University of Florida Center for Latin American Studies, “Indigenous Peoples in Digital Cultures”
, llevada a cabo en Gainesvi-
lle, Flo., en febrero de 2007; Maya Lorena Pérez Ruiz (coord.),
Jóvenes indígenas y globalización en América Latina,
México,
INAH
, 2008; Inés
Cornejo Portugal
et al., La otra ruta maya: migración, comunicación y salud
, México, Programa
PIMSA
/Universidad de California, 2007 .
Revista Mexicana de Ciencias Políticas y Sociales
62
dificultades para sintonizar la señal y la calidad
de ésta. Cabe acotar, sin embargo, que los adultos
aún conservan el uso de la radiograbadora.
En los años ochenta y noventa, se afirmó la centra-
lidad cultural de la radio en el ámbito campesino
e indígena. El contexto social actual y el cambio
generacional constituyen factores que modifican
la relación con el medio radiofónico. Mientras
que los jóvenes suelen escuchar música tropical,
romántica, ranchera o grupera en FM y español;
para los adultos y los adultos mayores, en espe-
cial de las mujeres, la radio parece conformar la
preferencia y constituye una fuente privilegiada
de información.
Hace dos décadas, diversas investigaciones seña-
laron que la audiencia contaba de manera funda-
mental con un receptor de radio y un muy limitado
acceso a la televisión y a los medios impresos.
Actualmente, la televisión, la radio y el teléfono
celular son los medios de comunicación de mayor
aceptación.
La emisora indigenista está en el gusto de la
gente, pero hoy parece no detentar la fuerte pre-
ferencia de las emisoras comerciales, a diferencia
de los resultados encontrados en investigaciones
realizadas en los años ochenta y noventa.
Lo anterior se debe a la falta de interés de los medios
de comunicación masiva (privados o comerciales) por
los mensajes en los que intervengan los pueblos indí-
genas o, al menos, en los que se hable su lengua. En el
presente siglo y milenio,
¿qué desafíos comunicativos
se formulan? ¿cuál es la labor de la radio indigenista
hoy? En México, la propiedad de los medios de comuni-
cación es altamente oligopólica y no existe regulación
transparente de sus ac t iv idades. Asimismo, el marco re-
gulatorio es añejo; por ejemplo, la última reforma a Ley
Federal de Radio y Televisión de 2006, otorgó mayores
privilegios a los medios de comunicación comerciales
por sobre otros derechos de la ciudadanía y más aun
de grupos (indígenas, migrantes, mujeres, niños) que
requieren y demandan un tratamiento incluyente.
Así, se reitera la necesidad de una propuesta co-
municativa que se constituya en interlocutor válido
para las comunidades indígenas. Entre los medios
de comunicación presentes en las zonas indígenas y
campesinas, la radio es un instrumento para recordar,
afirmar, apropiarse y reconfigurar algunos elementos
de la identidad. Conformarse con el valor simbólico
de las emisoras indigenistas sería ignorar, una vez
más, las demandas actuales de estos pueblos, que
exigen una comunicación en donde no sólo se hable
su lengua, sino que se escuche su voz.
Joven indígena migrante y comunicación
De acuerdo con Urteaga Castro Pozo,
19
el tema de los
jóvenes indígenas no ha sido central en la investi-
gación antropológica y social; mucho menos en los
estudios y análisis de los medios de comunicación
dirigidos a este público específico. La migración de la
población indígena no es nueva en la historia del país;
por el contrario, ha aumentado considerablemente
en las últimas décadas, de manera especial, a partir
de los años ochenta. El sur-sureste de México, zona
donde se concentra la mayor parte de la población in-
dígena, ha venido emergiendo como la nueva región
expulsora de emigrantes del territorio nacional. Los
indígenas migrantes que provienen de esta región
han alcanzado una importante presencia en algunas
ciudades norteamericanas como Los Ángeles o San
Francisco, California. Los estudios e investigaciones
sobre este fenómeno demográfico confirman estas
tendencias. Ahora bien, según sostienen diversos
autores, desde hace pocos años la migración indígena
ha comenzado a recibir una atención diferenciada
dentro de las perspectivas teóricas y metodológicas
de la investigación social. El desarrollo nacional y
la aplicación de los programas gubernamentales,
han colocado a los indígenas migrantes frente a un
doble proceso de discriminación: primero, han sido
subordinados históricamente en su calidad de pobla-
19
Maritza Urteaga Castro-Pozo, “Jóvenes e indios en el México contemporáneo”, en
Revista Latinoamericana de Ciencias Sociales, Niñez y
Juventud,
vol. 6, núm. 2, julio-diciembre de 2008.
Sociedad y Política
63
ción indígena; segundo, han sido marginados en su
condición de migrantes y, se agrega, un tercer factor,
no se ha prestado atención política, académica y
social al joven indígena migrante. Algunos investi-
gadores del tema se han preguntado si la migración
tiene sexo, complementaría dicha interrogante
cuestionando sobre a qué segmento etario-cultural,
principalmente, pertenecen.
A este respecto, Urteaga
20
reconoce cambios
importantes en los estudios y aproximaciones a los
jóvenes indígenas en los cuales identifica cuatro gran-
des transformaciones socioculturales v inculadas a las
condiciones sociales de este “joven emergente”: el
peso demográfico de los jóvenes en la sociedad mexi-
cana; los flujos migratorios de fin de siglo
XX
a nivel
local, nacional y global; la extensión de la obligato-
riedad de la escuela secundaria o la introducción de la
(tele) secundaria en zonas indígenas; y la presencia de
los medios de comunicación (radio, televisión) en los
pueblos indios. A estas transformaciones se adiciona
la participación central y decisiva de los llamados
nuevos medios de comunicación (internet y el
uso
social
de los teléfonos celulares) en la vida cotidiana
de la población juvenil indígena; además de la pre-
sencia de estilos y formas de la “cultura migrante”
–vestimentas, peinados, tatuajes, adornos, música,
bailes, maneras de caminar, hablar y de gesticular–
en los jóvenes, tanto de los que regresan como de
los que permanecen en su lugar de origen. A manera
de ejemplo, valga mencionar que actualmente, en
Estados Unidos, hay 160 migrantes yucatecos entre
18 y 25 años de edad, en su mayoría hombres.
21
En consecuencia, resulta oportuno reflexionar sobre
cómo los medios masivos de comunicación, en parti-
cular la radio, en algunas de las lenguas de los pueblos
originarios, podría ser una alternativa para los migran-
tes indígenas en EUA y sus familias que permanecen en
sus comunidades en México; ya que la radio, junto con
otros medios –teléfonos celulares, internet– constituye
un nodo cardinal para las redes sociales y, en el caso
de los migrantes que viajan a Norteamérica, no sólo de
alcance local sino regional e internacional.
Nuevos desafíos comunicativos
1
o
Interrogarse sobre la representación del ‘no-
sotros indígena’ que el sistema radiofónico
indigenista promueve en la actualidad. ¿Cómo
se retoma esta preocupación recurrente por la
aparente pérdida de los símbolos, la herencia
cultural, los rituales propios de las múltiples
comunidades o grupos de indígenas?
2
o
Repensar los contenidos de la barra programá-
tica bajo el discurso de una relación igualitaria
y equitativa ‘entre culturas’ (indígenas y no
indígenas).
3
o
Permitir la participación o darle el micrófono
a los indígenas no sólo en las acostumbradas
felicitaciones o avisos, sino también retomar las
necesidades y manifestaciones culturales con-
temporáneas de los jóvenes de la región, como
el rock en alguna de las 56 lenguas indígenas o
la propia radio migrante para atender a los que
se van ‘allá lejos’ (Estados Unidos).
4
o
Preguntarse ¿dónde se desenvuelve lo juvenil in-
dígena?, ¿los jóvenes constituyen una metáfora
de recreación cultural?, ¿conforman un proyecto
de identidad particular?, ¿cuál es el papel de los
llamados “nuevos” medios de comunicación en
todo este contexto?
5
o
Fortalecer la propuesta radiofónica en las diversas
lenguas indígenas, que sirva como herramienta
de información y educación para las comunidades
de origen y de destino y para quienes abordan
diversos temas sociales y de migración; además
de aportar elementos para la toma de decisiones
relativas a las políticas públicas en México y
Estados Unidos. Una propuesta radiofónica que
pueda ser difundida a través de formatos en len-
gua indígena (radio por internet y en frecuencia
de AM) que realce la importancia de promover
procesos de comunicación no violentos; para ello,
se retomarían los repertorios culturales de los
20
Ibid.
21
Según Abigail Uc Canché, directora del Instituto para el Desarrollo de los Mayas (Indemaya).
Revista Mexicana de Ciencias Políticas y Sociales
64
pueblos indígenas. Esta propuesta ser v ir ía como
registro sonoro de la experiencia migratoria, lo
que permitiría difundir dicha problemática a di-
versos públicos. Escuchar las lenguas indígenas a
través de la radio reactivaría repertorios cultura-
les implícitos en la palabra, evocando la memoria
colectiva y fomentando redes de comunicación
de los migrantes.
6
o
Prestar atención (por parte de la emisora indi-
genista) a la evaluación de los contenidos de la
barra programática, para que atienda las deman-
das sociales vigentes en las comunidades bajo
su cobertura; no sólo abriendo espacios a una
programación ‘multicultural’, que corresponda a
un México pluriétnico y democrático, sino que
poco a poco se construya un puente de comuni-
cación, pero bidireccional.
7
o
Estudiar al receptor cultural como un sujeto
propositivo y activo que despliega prácticas
significativas en la vida diaria: escuchar una es-
tación de radio acompañado de la familia, recibir
un mensaje de algún familiar residente (legal o
ilegalmente) en Estados Unidos, asistir al aniver-
sario de la difusora, solicitar una complacencia
musical, enviar un aviso a la comunidad, informar
sobre algún fallecimiento, entre otros.
8º Enfocar la reflexión social desde la construcción
socio-cultural del joven indígena migrante. Esto
es, hacer visible al joven indígena migrante en
la propuesta mediática en general.
9º Explorar el ‘uso social’ de los teléfonos celula-
res por parte de jóvenes indígenas (bilingües o
trilingües); en ese sentido, se podría elaborar
una propuesta de comunicación que atienda con
información y conocimientos sobre apoyo legal,
salud integral, asuntos migratorios, por men-
cionar algunas temáticas. La radio indigenista
podría ser factor fundamental de colaboración
y acompañamiento para dicha propuesta.
Conclusión
En la actualidad, se estudia la comunicación indige-
nista (medios tradicionales y nuevos) no como mate-
rialidad o espacio externo a la audiencia, sino como
experiencia vivida por ésta a través de sus diversas
prácticas, mediante las cuales se reconfiguraría su
identidad; esto es, aprehender al receptor como
sujeto propositivo y activo que despliega prácticas
significativas en la vida cotidiana –como conectar-
se con sitios electrónicos bilingües o escuchar una
estación de radio en alguna de las lenguas de los
pueblos indígenas de México. Todas son, como se
observa, tareas cardinales para los comunicadores
preocupados por el cambio y la igualdad social.
Asimismo,
los medios de comunicación masiva,
en particular la radio en las lenguas de los pueblos
originarios de México, serían una alternativa para
los indígenas y sus familias, ya que aquélla, junto
con otros medios (internet, teléfonos celulares),
constituye un nodo cardinal para las redes sociales.
El reto es encontrar propuestas que permitan a hom-
bres y mujeres crear procesos de comunicación no
violentos y redes de solidaridad en las que se apoyen
al momento de tomar la decisión de salir de una rela-
ción de violencia doméstica, o bien, de enfrentar la
violencia simbólica (discriminación, racismo)
22
que
experimentan por su condición de indígenas.
Las prácticas de comunicación no violenta en el
núcleo familiar, aunadas a los procesos de comuni-
cación vinculados con la producción de significados
por parte de los sujetos, a partir de los mensajes
producidos por los medios de comunicación masiva,
en particular la radio en lenguas indígenas, resultan
una opción significativa en la búsqueda y conquista
de relaciones equitativas e igualitarias, dadas las
demandas del contexto actual latinoamericano.
Recibido el 7 de octubre de 2009
Aceptado el 15 de marzo de 2010
22
La violencia simbólica se ejerce con la complicidad tácita de quienes la padecen y de quienes la practican, en la medida en que unos
y otros no son conscientes de padecerla o practicarla. Se ejerce en las relaciones sociales en general y en las de comunicación mediática.
Vid
. Pierre Bourdieu y Loic J. D. Wacquant,
Respuestas. Por una antropología reflexiva,
México, Grijalbo, 1995.
Sociedad y Política
65
Bibliografía
Alvarado Ruiz, Lissete, “Los efectos radiofónicos en la comunidad indígena purépecha”, México, Univer-
sidad Iberoamericana, 1987 (tesis de licenciatura en comunicación).
Bañuelos Beaujean, Daniel, “La radio indigenista en México: fundamentos y perspectivas”, México, Uni-
versidad Nacional Autónoma de México (
UNAM
),
Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (
FCP
y
S
), 1999
(tesis de licenciatura en ciencias de la comunicación).
Bourdieu, Pierre y Loic J. D. Wacquant,
Respuestas. Por una antropología reflexiva
, trad. Hèlène Levesque
Dion, México, Grijalbo, 1995.
Castells iTálens, Antoni, “Fissures in Mexican State Identity: Unanticipated Uses of Indigenous-language
Radio,”, ponencia presentada en la
56th Conference of the University of Florida Center for Latin Ameri-
can Studies, “Indigenous Peoples in Digital Cultures”
, llevada a cabo en Gainesville, Flo.,
en febrero de
2007.
Cornejo Portugal, Inés,
Apuntes para una historia de la radio indigenista en México
, México, Fundación
Manuel Buendía, 2002.
––––––––––––, “Estudio de los procesos de recepción de la audiencia de la Radio Cadena en lengua maya”,
en
Anuario
CONEICC
de Investigación de la Comunicación
, núm. 7
,
2000
, pp. 165-188.
––––––––––––, “Radio cultural indigenista: punto de encuentro entre lo indígena y lo masivo”, en
Comunica-
ción y sociedad
, núm. 20, enero-abril de 1994, pp. 33-66.
––––––––––––,
Una voz en la Huasteca
, México, Instituto Nacional Indigenista (
INI
), 1991 (mimeo).
–––––––––––– y Elizabeth Bellón Cárdenas, “Acercamiento teórico-metodológico a la relación migración,
identidad y recepción cultural de
La Voz de los Mayas
”, en Adriana Peimbert Reyes y Rodrigo Gómez
García (coords.),
Comunicación para el desarrollo en México
, México
,
Asociación Mexicana de Investi-
gadores de la Comunicación/ Universidad Latina de América,
2006
.
––––––––––––, “Palabra colectiva: prácticas y representaciones sobre identidad y migración en
La Voz de los
Mayas
” en
Revista Iberoamericana de Comunicación (
RIC
)
, núm. 10, 2006, pp. 87-107.
–––––––––––– y Silvia Luna,
Una voz en la Chinantla
, México,
INI
, 1991 (mimeo).
–––––––––––– Elizabeth Bellón Cárdenas y María Eugenia Sánchez, “En la punta de la lengua: narrativas
sobre identidad y migración en diálogo con
La Voz de los Mayas
”, en Rocío Enríquez Rosas (coord.),
Los
rostros de la pobreza, tomo V: El debate
, México, Universidad Iberoamericana,
2008
.
––––––––––––, Patricia Fortuny, Ivette Flores y Elizabeth Bellón Cárdenas,
La otra ruta maya: migración,
comunicación y salud
, México, Programa
PIMSA
/Universidad de California, 2007 (mimeo).
Chan Concha, Lourdes, “¿Acceso de los pueblos indígenas a los medios? Las radiodifusoras surgidas al
amparo de la
CDI
en el Estado de Michoacán”, México,
UNAM
,
FCP
y
S
, 2008 (tesis de maestría en comu-
nicación).
Revista Mexicana de Ciencias Políticas y Sociales
66
Embriz Osorio, Arnulfo, “Los universos indígenas de Chiapas”, en Cesáreo Morales (coord.),
Chiapas: una
nueva visión para una nueva política,
México, Senado de la República, Grupo Galileo, 1998.
Espinoza, José, “Los conceptos de educación y cultura y en funcionamiento actual de nueve radiodifu-
soras educativas y culturales”, en Francisco de Jesús Aceves González, Pablo Arredondo Ramírez y
Carlos Eduardo Luna Cortés (comps.),
Radiodifusión regional en México. Historias. Programas. Audiencias,
Guadalajara, Universidad de Guadalajara, 1991, pp. 137-154.
Fernández Christlieb, Fátima,
La radio mexicana. Centro y regiones,
México, Juan Pablos, 1993.
Martínez Lozano, Consuelo Patricia, “Comunicación y región: el caso de la XEQUIN,
La Voz del Valle de San
Quintín,
Baja California”, Tijuana, Colegio de la Frontera Norte, 1998 (tesis de maestría en desarrollo
regional).
Muratalla, Benjamín, “Los consejos consultivos de las radiodifusoras culturales indigenistas y su relación
con la demanda de autonomía manifestada en los Acuerdos de San Andrés Larráinzar, Chiapas; los casos
de la XEPUR,
La Voz de los Purépechas,
y la XECTZ,
La Voz de la Sierra Norte
”, México, Escuela Nacional
de Antropología e Historia, 2000 (tesis de licenciatura en etnología).
Pérez Ruiz, Maya Lorena (coord.),
Jóvenes indígenas y globalización en América Latina
, México, Instituto
Nacional de Antropología e Historia, 2008
(Colección Científica).
Ramos, José, “Radio, cambio cultural y etnicidad: dos décadas de radiodifusión indigenista en México”,
México, UNAM, FCPyS, 2005 (tesis de
doctorado en ciencias políticas y sociales).
Romo Gil, María Cristina, “Las radios no comerciales en México. Una diversidad de opciones de crecimien-
to”, en
Renglones
, año 5, núm. 15, diciembre de 1989, pp. 19-23.
Schmelkes, Silvia,
La investigación de las escuelas radiofónicas de la Sierra Tarahumara,
México, Centro de
Estudios Educativos, 1971.
Urteaga Castro-Pozo, Maritza, “Jóvenes e indios en el México contemporáneo”, en
Revista Latinoamericana
Ciencias Sociales Niñez Juventud,
vol. 6, núm. 2, julio-diciembre de 2008, pp. 667-708.
Valenzuela, Verónica y Josefina Aranda,
La presencia radiofónica de La Voz de la Montaña en la Comunidades,
México, Instituto Nacional Indigenista, 1982.
Vargas, Lucila,
Social Uses and Radio Practices. The Use of Participatory Radio by Ethnic Minorities in Mexico,
Boulder Co., Westview Press, 1995.
Vélez Aretia, Héctor, “La
Voz de la Montaña,
una radiodifusión en tránsito”, ponencia presentada en la
Tercera Reunión Nacional de la Asociación Mexicana de Investigadores de la Comunicación
, llevada a cabo
en la Universidad Iberoamericana de la ciudad de México del 13 al 14 de marzo de 1985.
logo_pie_uaemex.mx