Artículo en PDF
Cómo citar el artículo
Número completo
Más información del artículo
Página de la revista en redalyc.org
Sistema de Información Científica
Red de Revistas Científicas de América Latina y el Caribe, España y Portugal
91
Resumen
El presente artículo consta de dos partes: en la primera se ofrecen argumentos que permiten
definir a los
hackers
como un grupo de expertos en informática que, mediante la práctica de
unos principios éticos tales como “el acceso a las computadoras debe ser libre”, “Crea
software
y compártelo con la comunidad internet”; han inaugurado una nueva dinámica de trabajo
entre los usuarios de la red para desarrollar
software
libre. En la segunda parte se analiza la his-
toria de Linux, un sistema operativo gratuito que busca competir con las generaciones Win-
dows de Microsoft, a fin de proporcionar un ejemplo de cómo se desarrolla la cultura
hacker
a través del trabajo colectivo, la innovación tecnológica y la economía regalo. El trabajo cierra
con una referencia al proyecto del e-México, proponiendo que los
hackers
y el
software
libre
(Linux) podrían generar una nueva cultura de apropiación y usos tecnológicos para el país.
Abstract
The present article is developed in two parts: the first is about the hackers like a group of com-
puter experts that follow a basic ethic rules: “the access to the computer must be free”, “make
software and share it with the internet community”, etc. With the hackers brought out a new
way of work, between internet’s users, for the developed of the free software. In the second
part, we talk about linux history, a free operative system that find to compete with Microsoft’
Windows generations, and the perfect example to understand the hackers’ culture throught
the technology innovation, colective work and the gift economy. The present article ends with
a one refence about the e-México, proyect where the hackers and the free software (Linux)
could be to developt a new culture of tecchnological uses for the country.
Palabras clave
:
hackers
,
software
, Linux, cultura
hacker
, e-México.
Introducción
H
oy en día la sociedad de la información, las nuevas tecnologías
de comunicación y, en particular, la Internet se están convir-
Hackers
: de piratas a defensores
del
software
libre
J
ORGE
L
IZAMA
M
ENDOZA
*
*
.
Programa de Posgrado en Ciencias Políticas y Sociales, Facultad de Ciencias Políticas y
Sociales, División de Estudios de Posgrado, Edificio “F”, Planta Baja., Circuito Mario de la Cue-
va s/n, Ciudad Universitaria, Col. Copilco Universidad, Coyoacán, México D.F., c.p. 04510,
teléfonos: 56 22 94 07/32/33/44.
92
tiendo en el eje central desde el cual los Estados planean su desarro-
llo. Proyectos gubernamentales como lo fue en su momento Minitel
en Francia, la autopista de la información en los Estados Unidos, o
más recientemente el programa e-México y su correspondiente e-go-
bierno en nuestro país, son ejemplo de ello. Paralelamente Internet,
también llamada red de redes, ha ido gestando manifestaciones
inéditas en el campo de la apropiación y los usos tecnológicos, entre
los cuales destaco el caso de los
hackers
, tema que me propongo
analizar en este artículo.
Los
hackers
se han interesado en llevar la apropiación de las nue-
vas tecnologías de información y comunicación (
NTIC
) hasta el terre-
no de la cooperación colectiva y el beneficio distribuido. Este pro-
pósito los transforma en punta de lanza de un fenómeno donde los
usuarios se expresan y reclaman con el objeto de ser incluidos en
el diseño de las políticas tecnológicas prospectadas por los Estados;
aduciendo en sus reclamos que son elaboradas por una elite tecno-
crática que muchas veces actúa siguiendo los intereses del sector al
cual representan.
En el contexto de este escenario, quiero sustentar la afirmación
que los
hackers
no son los delincuentes informáticos que nos han he-
cho creer los medios de comunicación, sino los impulsores de un
modelo de apropiación de la Internet basado en el desarrollo de los
conocimientos tecnológicos de los usuarios y en el trabajo colectivo.
Recordemos, por ejemplo, que fueron los
hackers
quienes crearon
Linux, el único sistema operativo gratuito que permite al usuario
mejorarlo, segmentarlo e incluso copiarlo y distribuirlo gratuitamen-
te, lo que me permite contar con una perspectiva diferente de apro-
piación del
software
, altamente comercializado y en manos de em-
presas. Desde mi perspectiva tanto los
hackers
como Linux son una
forma de asimilar positivamente el impacto social que han traído
consigo las
NTIC
, un fenómeno que además nos puede servir de pará-
metro para reflexionar cuáles son las condiciones tecno-sociales que
se están gestando en nuestro país a partir de iniciativas como e-Mé-
xico, proyecto de largo alcance que apenas inicia, pero que a futu-
ro generará situaciones sobre las que no habrá un punto de regreso.
93
Los
hackers
Actualmente es común encontrarse con un número creciente de gen-
te que comparte una opinión: los
hackers
son un fenómeno negativo
para la Internet y sus usuarios. Desde mi punto de vista la opinión
pública se ha inclinado a pensar de esta forma por varias razones.
En primer lugar, porque la mayor parte de los discursos que se refie-
ren a ellos invariablemente los definen como un grupo de ladrones
informáticos, interesados únicamente en servirse de la arquitectura
y posibilidades de las redes digitales para su beneficio personal. En
segundo lugar, porque a partir de lo anterior se ha creado una ima-
gen de los
hackers
que los presenta como un movimiento aislado,
clandestino y minoritario, que por lo tanto, no aspira a tener una re-
percusión directa en beneficio de las prácticas informáticas habitua-
les de los ya 407
,
000
,
000 usuarios de la Internet.
La mayor parte de estos discursos en contra de los
hackers
provie-
nen y se alimentan básicamente de dos fuentes:
a
) del sector empre-
sarial (America On Line-Time Warner, Microsoft, Amazon, etc.) que
tiene apostado una gran parte de su capital en las
NTIC
y que, para
obtener rentabilidad, requieren convertir a la Internet en un mercado
global de servicios y a los usuarios en consumidores aislados de in-
formación privatizada; y
b
) de una investigación académica que al
no estar lo suficientemente ilustrada en la dimensión tecnológica del
fenómeno, termina por realizar, sin quererlo, lecturas parciales so-
bre éstos. Ambos discursos son reproducidos por los medios masi-
vos de comunicación, obteniendo un gran impacto en la opinión pú-
blica.
Sin embargo, contrarrestando dichos discursos es posible desta-
car que los
hackers
no son delincuentes informáticos, ni siquiera son
un fenómeno nuevo: poseen una historia de más de 40 años (de he-
cho, gracias a ellos se construyó una gran parte de lo que hoy es la
Internet) en donde han elaborado toda una serie de principios y di-
námicas de cooperación colectiva que vale la pena reseñar, a fin de
entender hacia dónde marcha el fenómeno en el marco de la apro-
piación social de la tecnología.
En este sentido, los
hackers
son un grupo social interesado en
el desarrollo y mejora de la tecnología digital, fundamentalmente el
software
, que debido a la desinformación que existe sobre el tema,
94
han pasado a ser confundidos con otros grupos que utilizan la Inter-
net para realizar acciones que se inscriben dentro de la delincuencia
informática (espionaje, robo de información, sabotaje a servidores,
etc). A continuación, se argumenta este punto: La protohistoria de los
hackers
inicia en el siglo
XX
, a finales de los años cincuenta, cuando
un grupo de personas interesadas por los sistemas computacionales
e influenciadas por el comienzo de la ideología, libertaria que tiem-
po después impactaría a los Estados Unidos: los integrantes del Club
de ferromodelismo del Instituto de Tecnología de Massachussets
(
MIT
), elaborara una declaración de principios sobre actitudes con
relación a la tecnología informática y su uso.
En aquella época relacionarse con el Club del ferromodelismo sig-
nificaba practicar y promover el siguiente septálogo de ideas:
1. El acceso a las computadoras —y a todo lo que pueda enseñar-
te algo sobre cómo funciona el mundo— debería ser ilimitado
y total.
2. ¡Rendirse siempre al imperativo de tocar! (Hands-On Impera-
tive).
3. Toda la información debería ser libre.
4. Desconfía de la autoridad. Promueve la descentralización.
5. Los
hackers
deberían ser juzgados por su
hacking
(es decir,
por sus aportaciones tecnológicas) y no por criterios como gra-
dos escolares, edad, raza o posición.
6. Puedes crear arte y belleza en tu computadora.
7. Las computadoras pueden cambiar tu vida mejorándola.
1
Eran los albores de los años sesentas y la declaración de la gente
del
MIT
dio paso al nacimiento de la cultura
hacker.
Por entonces el
gobierno estadounidense inició el desarrollo de la
ARPA
net, un pro-
yecto que si bien estaba financiado por la esfera militar, requería de
la consulta y el trabajo constante de los tecnólogos expertos de las
universidades de Berkeley, la Universidad de California en Los Án-
geles (
UCLA
) o el
MIT
. Ellos eran quienes diseñaban las nuevas estra-
1
.
Levy, Steven,
Hackers: Heroes of the Computer Revolution
, Penguin-
USA
, Nueva York, edi-
ción revisada, 2001.
95
tegias informáticas para resolver los problemas del tratamiento y
circulación de los paquetes de información digital.
Aquellos expertos en informática, que se hacían llamar
hackers
entre ellos, no sólo sentaron las bases para la aparición del protocolo
http (protocolo de alta transferencia de texto) y
UNIX
(el primer sis-
tema operativo para las computadoras), también empezaron a pro-
mover un perfil de habilidades y acciones encaminadas a mejorar
colectiva y libremente a la Internet. Este perfil ha quedado anotado
en el
New Hackers’s Dictionary
(—El nuevo diccionario de los
hack-
ers—
también conocido como
The Jargon File —el Archivo de la jer-
ga hacker—
),
2
un documento que recopila todas las definiciones so-
bre los
hackers
y su cultura, que se actualiza constantemente gracias
a las cientos de aportaciones que ellos mismos realizan desde to-
das partes del mundo.
De acuerdo con el
New Hackers’s Dictionary:
Existe una comunidad, una cultura compartida, de programa-
dores expertos y brujos de redes, cuya historia se puede rastrear
décadas atrás, hasta las primeras minicomputadoras de tiem-
po compartido y los primigenios experimentos de
ARPA
net. Los
miembros de esta cultura acuñaron el término
hacker
. Los
hack-
ers
construyeron la Internet. Los
hackers
hicieron del sistema
operativo
UNIX
lo que es en la actualidad. Los
hackers
hacen
andar Usenet. Los
hackers
hacen que funcione la www. Si usted
es parte de esta cultura, si usted ha contribuido a ella y otra gen-
te lo llama a usted
hacker
, entonces usted es un
hacker
.
Por lo tanto si usted quiere ser un
hacker
repita lo siguiente
hasta que lo crea:
1. El mundo está lleno de problemas fascinantes que esperan
ser resueltos.
2. Nadie debería tener que resolver un problema dos veces.
3. Lo aburrido y lo rutinario es malo.
4. La libertad es buena.
2
.
El proyecto de
The Jargon File
, fue iniciado por Raphael Finkel en la Universidad de Stan-
ford en 1975, y ha sido desarrollado por
hackers
tan influyentes como los del
MIT
de Ma-
ssachussets, el Cult of the Dead Cow e incluso por ideólogos del movimiento como Eric S.
Raymond (autor de
El bazar y catedral
). Hoy en día
The Jargon File
se encuentra en su versión
413.
96
5. “La actitud no es sustituto para la competencia” (para trans-
formarse en
hacker
no basta el deseo de serlo; se necesita
inteligencia, práctica, dedicación, y trabajo pesado).
3
Históricamente, esta interpretación de los
hackers
hacia los usos
de la Internet y los sistemas digitales permanecieron constantes
hasta la década de los ochenta, años en que el código fuente de
UNIX
(antes de libre acceso) finalizó un largo proceso de privatización.
Fue entonces cuando el gobierno estadoundense a través de una
serie de leyes comenzó a controlar la información que intercambiaban
los usuarios, al mismo tiempo el nacimiento de la www comenzó
a atraer a un sinnúmero de empresas interesadas en invertir en la
Internet.
En este nuevo contexto la Internet dejó de ser un terreno libre para
la información y las acciones de los usuarios, por lo que los
hackers
reaccionaron con una nueva serie de principios. En 1983 Richard
Stallman, en reacción a la privatización definitiva de los códigos
fuente de
UNIX
, fundó la Free Software Foundation (La fundación pa-
ra el software libre,
FSF
)
4
e invitó a los
hackers
de todas partes del
mundo a unirse en un trabajo colectivo para comenzar a desarrollar
software
libre. Es decir,
software
gratuito y de libre distribución, de-
sarrollado integramente por
hackers
, sin ninguna relación con el
soft-
ware
de la industria y que permita a los usuarios de las computadoras
contar con una segunda opción tecnológica en dicho rubro.
La
FSF
definió su propia declaración de principios en cinco puntos:
a
) Los verdaderos
hackers
deben escribir y compartir generosa-
mente el
software
que desarrollan.
b
) Contribuir activamente a probar y depurar el
software
libre que
desarrollan.
c
) Aportar información verdaderamente relevante para la exten-
sa y compleja comunidad de Internet.
3
.
Raymond, Eric,
How to be a Hacker
html>.
4
.
Richard Stallman, es un exprogramador del laboratorio de Inteligencia Artificial del
MIT
,
que un buen día decidió renunciar a su trabajo para dedicarse a crear
software
libre y defender
la libertad de contenidos en la Internet. Considerado como un ideólogo de la cultura
hacker
por los integrantes del “Computer Underground”, en mi opinión es el
hacker
más importante
que ha existido en toda la historia.
97
d
) Contribuir al adecuado funcionamiento de la infraestructura
de la red de redes.
e
) Extender positivamente la cultura
hacker
.
5
Un año después de la fundación de la
FSP
,
6
John Perry Barlow, una
exestrella de rock convertido a la cultura libertaria de las computadoras,
fundó junto con Steve Wozniak la Electronic Frontiers Fundation
(Fundación de las Fronteras Electrónicas,
EFF
), con el propósito de
organizar a los usuarios en contra de los intentos del gobierno esta-
dounidense para regular los contenidos de la Internet. Si bien la
EFF
no es un proyecto pensado en y para los
hackers
sino en todos los
internautas interesados en defender su derecho a la información, su
declaración de principios se convirtió en un discurso importante al
interior de la cultura
hacker
, en especial en los siguientes aspectos:
a
) La información es una actividad: la información es un verbo,
no un nombre; la información se experimenta, no se posee; se
transmite por propagación, no por distribución; la información
tiene que moverse.
b
) La información es una forma de vida: La información quiere
ser libre, quiere cambiar y es perecedera y
c
) La información es conectividad: es más importante el conoci-
miento que la escasez; la exclusividad, el punto de vista y la
autoridad tienen valor; la información es su propia recom-
pensa.
7
De 1994 a la fecha los
hackers
y sus declaraciones de principios
se han tenido que enfrentar a un contexto que los estudiosos del te-
ma llaman “tolerancia cero”, porque tanto gobiernos como empresas
inician las mayores campañas de desprestigio contra los
hackers
. Es-
ta posición intolerante se hace más sólida con la llegada a la Internet
5
.
The Jargon File
6
.
De hecho 1984 es un año paradigmático para los
hackers
, no sólo Richard Stallman en-
contró un apoyo importante para la
FSF
; también William Gibson, un escritor de la corriente
cyberpunk de la ciencia ficción, publicó su primera novela larga,
Neuromancer
, donde los
términos “ciberespacio” y “vaquero electrónico” sentaron las bases para que un mayor número
de personas comenzara a interesarse por los
hackers
y sus propuestas.
7
.
Barlow, John Perry,
The Economy of Ideas
philosophy/fmp/economy_of_ideas.html>.
98
de las empresas <.com> (como Microsoft,
AOL
, Amazon, etc.), cuyos
intereses están encaminados a centralizar y privatizar la información,
generando el discurso más importante en contra de las visiones idea-
lizadas de los
hackers
.
Si tomamos en cuenta que es en este contexto de la tolerancia cero
cuando se inicia en todo el mundo la multiplicación de usuarios que
comienzan a conectarse a la Internet, entonces no es de extrañar
que los
hackers
sean vistos como un grupo de delincuentes informá-
ticos.
A partir de este breve recuento de la manera de entender y apro-
piarse de la Internet con el que se autodefinen los
hackers
, considero
que se los puede caracterizar como expertos en informática y siste-
mas de redes, que trabajan de manera colectiva para:
a
) Explorar y descubrir nuevas aplicaciones en el diseño tecno-
lógico de la Internet.
b
) Difundir información sobre su funcionamiento tecno ope-
rativo.
c
) Promover el interés de la gente por las computadoras y las re-
des digitales.
d
) Desarrollar
software
libre.
e
) Defender el derecho y la libertad de la información en la
Internet.
El caso Linux
A partir de la conceptualización de
hackers
que he enunciado y con
los antecedentes descritos, en este apartado quisiera retomar su rela-
ción con la producción de
software
libre, en particular con Linux, a
fin de entender la importancia que el universo de lo libre puede lle-
gar a tener tanto en el diseño tecnológico de la Internet como en la
actitud de los usuarios.
Va la pena recordar que los
hackers
son, hasta ahora, los únicos
productores de
software
libre, es decir, de productos que cuentan
con la opción de desensamblarlos, corregirlos o mejorarlos. Algunas
personas creen que el
software
libre es sinónimo de
freeware
, sin em-
99
bargo, aunque éste también es gratuito no se puede modificar ni dis-
tribuir a gran escala. El
freeware
en realidad es un producto cerrado
cuya utilización no implica el ingresar a una dinámica creativa. En
cambio, inscribirse en el universo del
software
libre es formar parte
de un proceso que tiende a acrecentar el dominio de los usuarios so-
bre la tecnología digital, ya que los involucra directamente en la in-
geniería inversa, o sea, en lo que podríamos definir como la decom-
pilación de un
software
con el propósito de conocerlo y mejorarlo.
Hoy en día el
software
libre se encuentra en prácticamente cual-
quier sistema, aplicación o protocolo informático, oponiendo una re-
sistencia frontal y real a sus contrapartes privadas. Por ejemplo, para
las generaciones del sistema operativo Windows existe Linux; pa-
ra la paquetería que integra Microsoft Office existe Open Office;
para el formato mp3 existe Ogg Vorbis; para el sistema de compre-
sión de video DivX existe Xvid; para el protocolo Fast Track, en el
cual operan las redes
peer to peer
, existe la red Gnutella; para los que
no se sienten intelectualmente capacitados para entender el sistema
de comandos mediante el cual funciona Linux, existe Gnome como
interfaz amigable, etcétera.
De este amplio escenario del
software
libre me interesa retomar
el caso particular del desarrollo tecnológico de Linux para ejempli-
ficar cómo es que los
hackers
logran unirse para trabajar en un pro-
yecto colectivo y descentralizado.
Linux es un kernel (un núcleo de sistema operativo) que nació co-
mo idea en el año de 1991, cuando Linus Torvalds, un estudiante de
informática de la Universidad de Helsinki (Finlandia), fastidiado
de tener que depender de las licencias privadas de
MINIX
, una deriva-
ción de
UNIX
, comenzó a elaborar por cuenta propia un nuevo siste-
ma operativo. Debido a lo complicado y laborioso del proyecto, Li-
nus decidió establecer contacto con algunas comunidades virtuales
de
hackers
(fundamentalmente, las organizadas a través de los fo-
ros de discusión para solicitar su apoyo tanto en el diseño como en
el desarrollo de lo que posteriormente sería Linux). La respuesta de
éstos no se hizo esperar: pronto había miles de
hackers
trabajando
colectivamente en un proyecto que, si bien no sería de nadie, bene-
ficiaría a todos por igual.
La historia del desarrollo de Linux ejemplifica los sucesivos grados
de trabajo colectivo y desinteresado de los
hackers
:
100
a
) En primer lugar hay que hacer notar que en los conocimientos
y la actitud frente a la tecnología, el estudiante Linus Torvalds
era un
hacker
en potencia. A pesar de su condición de estudian-
te de informática, Linus tenía la actitud y conocía lo suficiente
de
UNIX
como para intentar construir su propio proyecto. Si Li-
nus no hubiera tenido la curiosidad de intentar crear su propio
sistema operativo y resolver así el problema de las licencias
privadas, hoy en día formaría parte del ejército anónimo de
estudiantes de informática. El interés por entender la tecnolo-
gía e intentar innovarla (la actitud de los
hackers
desde la épo-
ca del Club del ferromodelismo) fue lo que marcó la diferencia
en Torvalds.
b
) Cuando Linus difundió su proyecto a través de los foros de dis-
cusión, el principio del Hands-On Imperative (rendirse al ope-
rativo de tocar y crear) de los
hackers
comenzó a cobrar vida:
a través de este entorno descentralizado de comunicación,
cientos de personas interesadas en el
software
Linux comenza-
ron a aportar gratuitamente ideas e información para su desa-
rrollo:
A principios del año 2000 son probablemente más de mil
hackers
los que le dan soporte al
kernel
y se calculan veinte mi-
llones de usuarios del conjunto
GNU
/Linux. En suma, dispone-
mos libre y gratuitamente de un sistema operativo completo,
potentísimo y fiable [.
..].
8
De estas aportaciones, quisiera destacar en particular la de la Free
Software Foundation (Fundación del software libre) de Richard Stall-
man, y su idea de imponer a los miles de desarrolladores de Linux
la licencia
GNU
/Linux (Licencia Pública General, que no es
UNIX
, para
Linux), a fin de asegurase que todos los participantes en el proyec-
to Linux cedan sus derechos al beneficio colectivo. Un claro ejemplo
de cómo los
hackers
son capaces de crear sus propias estrategias
para asegurar la preservación de los ideales colectivos.
En términos de su valor económico para el conjunto de la socie-
dad, Linux es superior a lo que nos ofrecen, por ejemplo, los sistemas
8
.
Qué es el software
101
operativos Windows de Microsoft. Linux es gratuito, no cuesta nada,
en tanto que la licencia privada para poder utilizar un producto de
Windows varía entre 200 y 350 dólares, dependiendo si se trata
de
software
para una computadora personal (Windows, 95, 98, Mille-
nium o
XP
) o para un sistema de redes (
NT
, 2000,
XP
Server). En los
países de escaso desarrollo económico esto representa una diferen-
cia significativa.
Otra ventaja comparativa frente al
software
comercial, es que a
Linux se le puede rediseñar para que trabaje en función de los in-
tereses particulares del usuario, en tanto que las generaciones de
Windows no dejan hacerlo, ya que la lógica de Windows no permite
el desarrollo ni la participación de los usuarios. Se puede hacer la
siguiente analogía: es como si al adquirir una casa sólo se permitiera
habitarla pero no cambiarle los acabados, los muebles, la pintura o
las cañerías.
Desde mi perspectiva, apostar por un
software
libre del tipo de
Linux y por todos los principios de la cultura
hacker
, podría trans-
formar radicalmente el contexto socio-tecnológico de países como
México.
El e-México desde la perspectiva
hacker
E-México es un proyecto que está desarrollando la administración
del presidente Vicente Fox, cuyo objetivo central es modernizar al
Estado en los ámbitos de la participación, los contenidos y el com-
promiso cultural, basándose prioritariamente en el uso de la Inter-
net. Me parece importante incluir en estas reflexiones un análisis de
este proyecto a partir de los principios de la cultura
hacker
y en par-
ticular de Linux como
software
libre.
Proyectado para estar listo (tecnológicamente hablando) en el
año 2006, e-México pretende instalar:
12,443 Centros Comunitarios Digitales (
CCD
), dotados con cin-
co a diez computadoras con acceso a Internet [.
..] De estos Cen-
tros, 2,443 se localizarán en cabeceras municipales y 10,000 en
ciudades pequeñas, donde vive más de 75% de la población.
A través del Sistema e-México, el gobierno del presidente Vi-
102
cente Fox pretende triplicar el acceso de los ciudadanos a Inter-
net, para lograr que al final de su administración 10,000,000 de
personas en el país sean usuarias del ciberespacio.
9
En un segundo momento e-México pretende fortalecer un pro-
yecto de desarrollo sociocultural integrado por los rubros del e-go-
bierno, el e-comercio, la e-educación y la e-salud, con el propósito
de crear una serie de enlaces que aumenten las posibilidades de
consulta de contenidos y servicios entre la sociedad civil.
Ahora bien, ¿qué puntos de reflexión sugiere e-México desde la
perspectiva de la cultura
hacker
construida a partir de una dinámica
descentralizada, basada en el beneficio social y no en los fines de
lucro, pero que a la vez es muy criticada por la opinión pública?
Sin duda son muchos y quisiera comenzar a desarrollarlos por or-
den de importancia:
1.
Software libre
Quisiera destacar la enorme trascendencia que el
software
libre po-
dría tener para e-México, ya que hasta el momento la administración
foxista tiene planeado distribuir de cinco a diez computadoras en
alrededor de 12
,
443 Centros Comunitarios Digitales. Si las autorida-
des se inclinan por elegir un sistema operativo basado en los am-
bientes Windows de Microsoft, tendrían que erogar unos 200 pesos
por cada computadora a fin de adquirir su licencia de uso. Es decir,
entre 1
,
244
,
300 a 2
,
488
,
600 pesos (dependiendo del caso) sólo por
disponer de la parte blanda o lógica de la tecnología computacional;
esto sin tomar en cuenta que el desarrollo de los sistemas de Win-
dows requieren actualizarse cada tres años.
¿Cuenta el gobierno con los fondos necesario para comprar y ac-
tualizar el
software
?
La elección de un
software
libre, en este caso Linux, representa
una serie de ventajas: no se tendría que gastar en sistemas operati-
vos; los usuarios podrían ir actualizándolos progresivamente de
acuerdo con sus necesidades, y no tendrían que preocuparse por el
envejecimiento del
hardware
, ya que Linux trabaja por sectores y no
por unidades, lo cual le permite funcionar satisfactoriamente incluso
9
.
El Universal
, “e-México, uno de los mayores retos del gobierno”, 4 de febrero de 2002,
computación, p. 1.
103
en computadoras 386 y 486. Estas ventajas de Linux como sistema
operativo lo han llevado a ser adoptado por gobiernos como Francia,
Alemania e Italia, un sinnúmero de empresas digitales e incluso por
la mayoría de
ONG
s de América Latina y Asia.
2.
Apropiación tecnológica
En el ámbito social, adoptar a Linux como sistema base transformaría
sustancialmente la actitud de los beneficiados por el e-México ante
la tecnología digital. Cabe aclarar que Linux no es fácil de usar, de he-
cho para mucha gente resulta incomprensible pues carece de una in-
terfaz amigable. Al emplear Linux el usuario se encontrará con una
pantalla negra (parecida al modo ms-dos) sobre la cual se tendrá que
escribir llamados a funciones específicas. Sin embargo, es esta diná-
mica operativa la que en un primer momento puede parecer compli-
cada, la que paulatinamente adiestrará a los usuarios a desensamblar,
mejorar o transformar cualquier parte que quieran del sistema Linux
e incluso otro
software
. Así, pasarían de ser usuarios dependientes
y consumidores (en el caso de Windows) a estar más orientados ha-
cia una cultura de libertad y creatividad como la que promueven los
hackers.
Cabe agregar que en tanto usuarios independientes y pro-
ductores de
software
, algunas
ONG
s de América Latina ya producen
sus propios programas de acuerdo con sus necesidades y problemá-
ticas tecnológicas. Algo similar, aunque en menor medida, ocurre
con las
ONG
s de México, debido a la preferencia de los usuarios por
Windows.
3.
Innovación en la producción
En el rubro económico, hay que hacer notar que ingresar a Linux es
entrar a la cultura promovida por los
hackers
del intercambio, el tra-
bajo colectivo y la economía regalo en cuanto a
software
. Uno de los
principios de esa cultura es promover la descentralización, y a través
del
software
libre se desarrolla una dinámica que se percibe como
mucho más eficaz en relación con el modelo taylorista de produc-
ción, en donde la innovación está separada de la producción y usos.
A partir del caso Linux se podría proponer para e-México la pri-
macía del valor de uso, de la utilidad social, no sólo del producto
sino también de lo que éste contiene en cuanto a saber, innovación
y proceso. Esto es, existiría la posibilidad, al menos en las bases teó-
104
ricas, de generar Centros Comunitarios Digitales más ilustrados en
lo tecnológico, creadoras de su propio
software
, e incluso partícipes
de los procesos de innovación tecnológica del país. En este sentido,
quiero hacer mención del caso de Miguel de Icaza, un
hacker
mexi-
cano que se encuentra desarrollando Gnome, una interfaz de usua-
rios para hacer más amigable la utilización de Linux, que es sólo un
ejemplo de cómo puede llegar a canalizarse la creatividad informá-
tica, sin que esto implique grandes costos para los usuarios, cuando
se parte de una cultura que promueve la libertad de acceso y circu-
lación de la información.
A modo de conclusión
Considero que los
hackers
y su dinámica de trabajo basada en la ex-
ploración tecnológica, usos colectivos y economía del regalo, po-
seen las bases potenciales para transformar positivamente la rela-
ción entre los usuarios de la Internet, propiciando una producción,
discusión y distribución permanente de ideas e información.
El caso de Linux, donde usuarios de todo el mundo han sabido
organizarse intelectual y técnicamente para la elaboración de un pro-
yecto común, no sólo debe ser visto como un nuevo proceso de co-
operación sin mando a través de las redes digitales, sino también
como un nuevo modelo de producción que permite emancipar la es-
fera de la innovación. Como sabemos, en el sistema de producción
taylorista esta esfera está en manos de una elite privilegiada, mien-
tras que actualmente esta emancipación de la innovación llega hasta
el terreno de la sociedad civil y, por supuesto, hasta el terreno del
usuario común de la Internet.
Las posibilidades de cambio que esto conlleva son varias, poner
en manos de un mayor número de gente el diseño de la tecnología
que se ha convertido en la piedra angular para el desarrollo de la so-
ciedad de la información; generar producciones de
software
mucho
más eficientes: “con muchas miradas todos los errores saltaran a la
vista (Ley de Linus)” y transformar el perfil de los usuarios de la inter-
net de consumidores a productores de información.
En cuanto al programa e-México, desde mi perspectiva un tipo de
apropiación tecnológica como la que promueven los
hackers
debe-
105
ría ser vista, al menos, como un complemento para articular en el
país una estrategia social que permita a la mayoría de la población
acceder a la revolución digital.
Sabemos que México en materia de inversiones en tecnologías
de la información ocupa un lugar poco destacado en el contexto de
América Latina (debajo de Brasil, Chile y Argentina) y muy rezagado
en relación con el contexto internacional. Hoy en día, con la llegada
del programa e-México existe la posibilidad de cambiar al menos
una parte del panorama tecnológico del país. Sin embargo, desde mi
punto de vista para que este escenario no rinda frutos sólo en el apar-
tado de las estadísticas y los logros sexenales sino también en rubro
de lo social, es necesario recurrir a algunos de los puntos defendidos
por los
hackers
, a los que entiendo como impulsores de proyectos
de colaboración y beneficios colectivos al interior de la Internet y no
como piratas de las redes.
Recibido el 29 de agosto de 2002
Aceptado el 13 de septiembre de 2002
Glosario
Amazon
: Empresa exclusivamente digital dedicada a vender libros
electrónicos a través de la Internet.
America On Line
(
AOL
): El proveedor de servicios de Internet más
importante de Estados Unidos y el que cuenta con más usuarios
suscritos a nivel mundial.
ARPA
net
: El proyecto tecnológico del cual derivó la Internet, encami-
nado a crear una red de comunicación descentralizada.
Divx
: formato de licencia privada para comprimir video sin perdida
importante de calidad.
Fast Track
: formato de licencia privada que permite a las redes
peer
to peer
comunicarse entre sí.
Freeware
:
software
gratuito que, a diferencia del elaborado por los
hackers
, no se puede modificar en ningún sentido.
Gnome
: una interfaz gráfica para que los usuarios de Linux puedan
trabajar en un entorno de pantalla parecido al que ofrece Win-
dows.
106
GNU
(
GNU
no es Linux)
: Un proyecto de los
hackers
para desarrollar
software
libre, es decir, gratuito, de libre distribución, con posi-
bilidades de ser modificado y totalmente diferente al
software
de la industria.
Gnutella
: formato elaborado por los
hackers
que permite a las redes
peer to peer
funcionar y comunicarse entre sí.
Linux
: Un sistema operativo para computadoras elaborado por los
hackers
de distribución gratuita y con posibilidades de ser mo-
dificado por los usuarios de acuerdo con sus necesidades parti-
culares.
Microsoft Office
: El paquete de aplicaciones (Excell, Word, Power
Point, etc.) elaborado por Microsoft.
MINIX
: una derivación del sistema operativo
UNIX
para computadoras
con pocos recursos de
hardware
.
MP
3
: formato de licencia privada para comprimir música sin pérdida
importante de calidad.
Ogg Vorbis
: formato de compresión de música elaborado por los
hackers
que busca convertirse en una opción alternativa al
MP
3.
Open Office
: El paquete de aplicaciones elaborado por los
hackers
que busca convertirse en una opción alternativa a Microsoft
Office.
Peer to peer
: Redes comunitarias en donde los usuarios intercambian
todo tipo de formatos: música, video, textos, imágenes, etc.
USENET
: El foro de discusión más antiguo y más importante de la In-
ternet, abarca más de 30
,
000
,
000 de mensajes divididos en más
de 500 categorías temáticas.
Xvid
: formato de compresión de imagen elaborado por los
hackers
que busca convertirse en una opción alternativa al Divx.
Bibliografía
Barlow, John Perry,
The Economy of Ideas
, 1993, en <http://www.
ram. org/ramblings/philosophy/fmp/economy_of_ideas.html>.
Bey, Hakim, (
T.A.Z. the Temporary Autonomous Zone, Ontological
Anarchy, Poetic Terrorism
, Nueva York, Autonomedia, 1994.
Castells, Manuel,
La era de la información
, vol. 1, México, Siglo
XXI
,
1999.
107
Charles, Plat,
Anarchy Online
, Nueva York, Harper Prism, 1996.
Clough, Bryan y Paul Mungo,
Los piratas del chip
, Madrid, Ediciones
B, 1992.
Gibson, William,
El Neuromante
, Barcelona, Minotauro, 1989.
Hafner, Katie y John Markoff,
Cyberpunk : Outlaws and Hackers on
the Computer Frontier
, Nueva York, Simon & Schuster, 1991.
Hernández, Claudio,
Hacking en internet,
1998, Ciberlibro, en
,
Hackers piratas tecnológicos
, Madrid, Coelma, 1998.
,
Hackers Los clanes de la red
, Ciberlibro, 2000, en <http://
www.echonyc.com/~steven/hackers.html>.
Klander, Lars,
A Prueba de hackers
, Madrid, Anaya Multimedia,
1998.
Knightmare,
Secrets of a Super Hacker
Loompanics Unlimited
, 1994.
Kroker, Arthur y Marimouise Kroker,
Hacking the Future
, Canadá,
New World Perspective, 1996.
L@cybercuev@,
Crimen y castigo en el ciberespacio
, Ciberlibro, 1999,
Levy, Pierre,
La inteligencia colectiva
, 1994.
,
El anillo de oro
biblioweb/telematica>.
, “L’Intelligence Collective”,
Le Monde Diplomatique
, octu-
bre de 1995.
Levy, Steven,
Hackers: Heroes of the Computer Revolution
, Nueva
York, Penguin-
USA
, edición revisada, 2001.
Meyer, Gordon,
The Social Organization of the Computer Under-
ground
, Unpublished Master’s Thesis, University of Northern
Illinois, 1989.
Raymond, Eric (comp.)
The Hacker’s Dictionary
,
USA
The
MIT
Press,
1999. La versión electrónica “Jargon File Resources” está dis-
Roberti, Raquel y Fernando Bonsembiante,
Llaneros solitarios, hack-
ers, la guerrilla informática
, Madrid, Colección Fin de Siglo,
1996.
El Universal
, “e-México, uno de los mayores retos del gobierno”, 4
de febrero de 2002, computación, p 1.
Shimomura, Tsutomu,
Takedown
, Buenos Aires, El País Aguilar,
1997.
108
Sterling, Bruce,
The Hacker Crackdown. Law and Disorder on the
Electronic Frontier
, Nueva York-Toronto-Londres-Sydney-Auck-
land, Bantam Books, 1992.
McClure, Stuart, Joel Scrambray y George Kurtz,
Hackers: secretos y
soluciones para la seguridad de redes
, Madrid, Osborne-Mc
GrawHill, 2000.
Villate, Javier, “Mitos de internet: las aguas profundas y las islas per-
didas de la web”, en
Enredando
, 2001, en <http://www.enredan-
do. com/cas/cgi-bin/enredantes/plantilla.pl?ident=155>.
jargon.html>;
“Qué es el software”
net/biblioweb/telematica/softlibre>.
logo_pie_uaemex.mx