Artículo en PDF
Cómo citar el artículo
Número completo
Más información del artículo
Página de la revista en redalyc.org
Sistema de Información Científica
Red de Revistas Científicas de América Latina y el Caribe, España y Portugal
151
Resumen
Las transformaciones derivadas de la convergencia tecnológica han impactado a los diferentes
sectores de la comunicación y la información. La prensa, la radio y la televisión no sólo presen-
tan nuevos usos sino también nuevas formas de producción de contenidos a partir de la incor-
poración de las Nuevas Tecnologías de Información y Comunicación (
NTIC
). En este marco
surge un nuevo tipo de reportero, el multimedia, quien requerirá de nuevas habilidades y co-
nocimientos para desempeñar su trabajo. El presente artículo tiene como finalidad analizar
las transformaciones que ha sufrido el trabajo periodístico a partir de la convergencia tecno-
lógica en los diarios
El Universal
y
Reforma
de la ciudad de México.
Abstract
The transformations derived from the technological convergence have affected the different
sectors of the communication and the information. The press, the radio and the television pre-
sent not only new uses but also new forms of production of contents from the incorporation
of the New Technologies of Information and Communication (
NTIC
). In this frame a new ty-
pe of reporter arises, the multimedia reporter, that will need of new skills and knowledge to
carry out his work. The present article has as purpose present the transformations that the jour-
nalistic work has suffered from the technological convergence in Mexico City’s dailies
El Uni-
versal
and
Reforma
.
Palabras clave:
sociedad de la información y el conocimiento (
SIC
), nuevas tecnologías de in-
formación y comunicación (
NTIC
), convergencia tecnológica, periodista multimedia.
E
l aumento de intercambio informativo, característico de la socie-
dad de la información y el conocimiento (
SIC
), impone la necesi-
dad de volver a analizar la función de los trabajadores de la informa-
ción,
1
y de modo particular de los reporteros (actores fundamentales
Periodismo en la convergencia
tecnológica: el reportero
multimedia del Distrito Federal
C
LAUDIA
Z
ARAGOZA
*
*
.
Programa de Posgrado en Ciencias Políticas y Sociales, Facultad de Ciencias Políticas y
Sociales, División de Estudios de Posgrado, Edificio “F”, Planta Baja, Circuito Mario de la Cueva
s/n, Ciudad Universitaria, Col. Copilco.
1
.
Al hablar de trabajadores de la información nos estamos refiriendo de manera general
a todos aquellos cuya tarea principal sea la producción, el procesamiento o la distribución
de la información, o la producción de la tecnología de la información.
152
en este tipo de sociedad al desempeñarse como productores de in-
formación), quienes con la incorporación de nuevas tecnologías se
enfrentan a un auténtico desafío en el desarrollo de sus rutinas de
trabajo y, desde luego, en las habilidades con las que debe contar pa-
ra ejercer su profesión.
Al hablar de sociedad de la información y la comunicación nos
estamos refiriendo al tipo de sociedades contemporáneas perfiladas
por la información, el conocimiento y la convergencia de nuevas tec-
nologías. En esta sociedad la información constituye el recurso y el
medio de producción más útil, así como también la materia prima
y el producto principal.
Concretamente en los sectores de la comunicación y la informa-
ción de esta sociedad, la convergencia de las industrias de la infor-
mática, las telecomunicaciones y el audiovisual implican transfor-
maciones en los usos de la prensa, la radio y la televisión, así como
en la producción de sus contenidos. Particularmente en el caso de
los periódicos, las nuevas tecnologías de información y comunica-
ción (
NTIC
) han invadido las redacciones, revolucionado los hábi-
tos de trabajo y ofreciendo a los editores la posibilidad de incursionar
en la Web con la creación de periódicos en línea.
En el caso de México tenemos, por ejemplo, al periódico
La Jor-
nada
que el 6 de febrero de 1995 se convirtió en el primer diario me-
xicano que estableció su sitio en la Web.
Reforma
salió de manera
electrónica el 6 de abril de ese mismo año. Le siguieron los diarios
regiomontanos
El Norte
y
El Diario
, luego
Excélsior
y periódicos que
establecieron convenios con la
UNAM
como
El Economista
y
El Uni-
versal
, este último publicó por primera vez su página en línea el 1º
de abril de 1996.
El presente trabajo, derivado de un estudio mayor titulado
El im-
pacto de las Nuevas Tecnologías de Información y Comunicación en
el trabajo de los reporteros de prensa del Distrito Federal
, tiene como
finalidad mostrar cómo enfrentan los reporteros los retos que la con-
vergencia y la
SIC
impone a su trabajo cotidiano. Para ello, definire-
mos qué entendemos por convergencia tecnológica, sintetizaremos
el proceso de producción periodística y concluiremos con las trans-
formaciones en el desempeño laboral de reporteros de los periódi-
cos
El Universal
y
Reforma
de la ciudad de México.
153
Convergencia tecnológica
El final del siglo
XX
ha presenciado el advenimiento de tecnologías
nuevas nacidas de la convergencia entre la industria audiovisual, la
informática y las telecomunicaciones. Esta convergencia de tecno-
logías, que antes trabajaban separadas principalmente por cuestiones
técnicas, fue posible gracias al desarrollo, a partir de la década de
los setenta, de la microelectrónica y a la consiguiente digitalización.
La síntesis de esta conjunción de tecnologías la podemos encon-
trar en Internet, actualmente ya no es necesario contar con una com-
putadora para tener acceso a servicios como el correo electrónico,
2
sino que basta con un televisor (Web
TV
) o un teléfono celular (Inter-
net móvil).
De acuerdo con la
OCDE
(Organización de Cooperación y Desa-
rrollo Económico)
3
la convergencia tecnológica se puede distinguir
bajo tres ángulos:
1. La
convergencia técnica
, que indica la utilización de la digita-
lización de las señales por la industria de la comunicación.
2. La
convergencia funcional
, que hace referencia a la diversifica-
ción y a la hibridación de los servicios ofrecidos por soportes
de comunicación hasta ahora distintos.
3. La
convergencia de las empresas
, que refiere a las nuevas posi-
bilidades que tienen las empresas de comunicación de diver-
sificar sus fuentes de financiamiento.
Se observa así que la convergencia no es sólo técnica, sino que
se trata de una construcción social basada en las lógicas tecnológica,
económica, jurídica y política. En este sentido, una verdadera socie-
dad de la información y el conocimiento, además de contar con la
tecnología más avanzada requiere de la voluntad política, jurídica y
económica para impulsarla, hacerla accesible a la mayoría de la po-
2
.
Entre los servicios que Internet ofrece están la World Wide Web (www), el correo elec-
trónico, los grupos de discusión, el chat, la transferencia de archivos (
FTP
), la videoconferencia,
mensajería (Messenger), etcétera.
3
.
Lotfi Maherzi,
Informe mundial sobre comunicación
, pp. 31-36.
154
blación y dar a los usuarios la suficiente formación y preparación pa-
ra que puedan sacar provecho de ella.
En concordancia con la convergencia tecnológica, las
NTIC
son
agrupadas en tres bloques:
a
)
Audiovisual
: televisión y radio analógicas; comprensión digital
de señales de video (
DVC
); televisión por cable; televisión de
pago (“pay television services”); televisión interactiva; televi-
sión digital por satélite; cable sin hilos (“wireless cable”:
MMDS
); la televisión de alta definición y la radio digital.
b
)
Informática
: Internet y el World Wide Web (www); multimedia
interactiva;
CD
-
ROM
; videojuegos; informática y empresa; rea-
lidad virtual; digitalización y producción videográfica (profe-
sional y doméstica).
c
)
Telecomunicaciones
: telefonía local y de larga distancia; tec-
nologías de la red de banda ancha; satélites; telefonía; cable
y servicios de transmisión de datos a alta velocidad; telefonía
celular e informática; videofonía y videoconferencia, organi-
zación empresarial y enseñanza a distancia.
Como podemos observar, en esta clasificación incluimos tecno-
logías no tan nuevas como el teléfono y la radio, por esta razón es ne-
cesario precisar que lo que va a distinguir a las
NTIC
de las anteriores
tecnologías de información y comunicación no es tanto el año en
que fueron inventadas sino su capacidad de integrarse en la conver-
gencia a partir de la digitalización, es decir, de la sustitución de se-
ñales analógicas a digitales, lo cual permite una poderosa capacidad
de acceso, recuperación y entrega de crecientes cantidades de infor-
mación. Cabe señalar que, con su nacimiento, las
NTIC
no desplazan
a la tecnología anterior, sino que convive con ella, como es el caso
de las redes.
Asimismo, las
NTIC
, a diferencia de las anteriores, ofrecen la posi-
bilidad de que los usuarios sean también productores de la infor-
mación, es decir, que ya no sean receptores pasivos sino que puedan
crear sus propios contenidos o modificar aquellos a los que tienen
acceso. Como veremos más adelante, esta última característica re-
presentará para el trabajo cotidiano de los periodistas un nuevo reto.
155
El trabajo periodístico
El principal trabajo de un reportero consiste en la producción de la
noticia, que es el proceso que lleva a cabo para definir y dar forma
a un suceso que será aceptado como real por el receptor de la no-
ticia.
Si bien la tecnología ha significado transformaciones en las redac-
ciones de los periódicos, el proceso de producción de la noticia, en
esencia, sigue siendo el mismo en los medios tradicionales o de ma-
sas, es decir, es un proceso que se inicia con un hecho o aconteci-
miento, el cual terminará convirtiéndose en noticia.
El paso de un acontecimiento a noticia involucra diferentes com-
ponentes: en primer lugar, la noticiabilidad, es decir, la aptitud de
un acontecimiento de convertirse en noticia. No todo lo que sucede
en el mundo puede ser noticia, para ello requiere reunir un conjunto
de elementos que le permita ser seleccionado. Para realizar esta se-
lección se recurre a los valores noticia, que son un componente de
la noticiabilidad y se definen como criterios para seleccionar, entre
el material disponible en la redacción, los elementos dignos de ser
incluidos en el producto final.
El siguiente componente es el conjunto de rutinas que se llevan
a cabo en el trabajo periodístico. Estas rutinas son los procesos de
trabajo articulados en cada una de las tres fases de la producción in-
formativa cotidiana: la recogida o recolección, la selección y la pre-
sentación de las notas. Cada una de ellas va a dar lugar a rutinas y
procesos de trabajo específicos.
La fase de recogida del material necesario para la elaboración del
periódico tiene como componente principal a las fuentes, que son
instituciones encargadas de proporcionar material informativo a las
redacciones. Estas instituciones pueden ser organismos públicos o
agencias de información. En esta fase, las rutinas están relacionadas
con la necesidad que tiene el periódico de disponer de una afluencia
constante de noticias, pues siempre será preferible dejar noticias fue-
ra de la edición que no tener el suficiente material para “llenar” todo
el espacio. El tiempo también es un factor importante. Todo medio
de comunicación masiva tiene un “cierre de edición”,
4
de ahí la nece-
4
.
Se entrecomilla
cierre de edición
, pues, como veremos más adelante, la tendencia de al-
gunos periódicos que trabajan en línea como
El Universal
y
Reforma
va hacia la transmisión
156
sidad de realizar una programación del trabajo que no siempre da
lugar al “descubrimiento” de hechos, de profundizar en los aconte-
cimientos y contextos; por esta razón, cuando sucede un hecho im-
previsto, como un atentado o un sismo en una localidad diferente,
los medios recurren a las agencias de información antes de obtener
la nota por cuenta propia.
Una vez que la redacción ha reunido todo el material recogido por
reporteros, corresponsales, enviados especiales y agencias de infor-
mación, es necesario escoger aquellas noticias que formarán parte
de la edición. Ésta es la fase de selección.
Dada la gran cantidad de información que suele llegar a las redac-
ciones, esta fase también se ve en la necesidad de establecer rutinas
de trabajo. De esta manera, la selección no es una elección subjeti-
va de la noticia, sino que es un proceso productivo que involucra
diversas instancias que van desde las fuentes hasta el redactor indivi-
dual y que, por supuesto, está ligado a los valores noticia e intereses
del medio informativo como empresa periodística.
El proceso de selección de noticias puede ser comparado a un
embudo, en el que son introducidos muchos datos y sólo una
cantidad limitada pasará el filtro; también podría compararse
a un acordeón, ya que algunas noticias son añadidas, cambia-
das de sitio, incorporadas en el último momento.
5
Finalmente, la presentación de la noticia tiene que ver con la re-
dacción de la nota en la estructura de pirámide invertida (es decir,
lo más importante en un primer párrafo y los detalles en el desa-
rrollo), así como su encabezamiento (ponerle título que llame la
atención del lector) y su integración al cuerpo del periódico.
Con la introducción de las
NTIC
la producción de la noticia sufrirá
transformaciones sobre todo en sus fases de recogida y presenta-
ción. En todo este proceso con las nuevas tecnologías, traerá como
consecuencia una serie de cambios que afectará los hábitos de tra-
bajo de los reporteros.
en
tiempo real
, es decir, la información no se va acumulando sino que se da a conocer jus-
to en el momento en que está ocurriendo.
5
.
Mauro Wolf,
La investigación de la comunicación de masas
, p. 277.
157
Impacto tecnológico en el trabajo del reportero
De acuerdo con entrevistas enfocadas realizadas a periodistas de los
diarios
Reforma
y
El Universal
, los requerimientos informativos lle-
van a los periodistas a incorporar nuevos instrumentos de trabajo
como computadoras en red,
laptops
o computadoras portátiles, telé-
fonos celulares y radiolocalizadores, que establecen nuevas rutinas
y dinámicas laborales.
De las fases de producción de la noticia, el reportero participa en
dos: recogida y presentación de la misma. En el primer caso, pode-
mos decir que las rutinas de los reporteros se modifican al incorporar
Internet a su trabajo cotidiano. Esta herramienta se presenta como
una nueva fuente que permite el acceso a la información de una ma-
nera más rápida y sencilla, en consecuencia, los periodistas ocupan
menos parte de su tiempo en las búsquedas, amén de que contactar
a las fuentes está ahora al alcance de un “click”.
Encontramos, sin embargo, dos inconvenientes para los reporte-
ros que utilizan Internet como fuente. En primer lugar, tenemos que
hay sitios informativos cuyo acceso está permitido al público en ge-
neral, como es el caso de las oficinas gubernamentales y de agencias
y medios de comunicación como
CNN
. El problema aquí es que al
tratarse de fuentes accesibles para “todo el mundo”, el reportero se
enfrenta a un reto adicional: la originalidad. En consecuencia, el pe-
riodista debe hacer uso de sus habilidades, conocimientos e incluso
de su creatividad para presentar contenidos que destaquen en pro-
fundidad y contexto, y que ofrezcan una lectura diferente de los he-
chos que todos comparten o pueden compartir por otras vías. Esta
lectura, en consecuencia, puede hacer la diferencia entre no sólo ser
o no ser leído, sino de convertirse en información útil que contribuya
al conocimiento.
En segundo lugar, tenemos la falta de credibilidad y confiabilidad
en muchos de los contenidos que circulan por el ciberespacio, ya
que al ser un sitio en donde
cualquiera
puede ser productor de in-
formación se presta a que podamos encontrar falsedades, imprecisio-
nes, incongruencias, plagios, rumores y mentiras; lo que añade a la
rutina cotidiana del reportero la tarea de verificar y confirmar los da-
tos obtenidos de esta manera. Si bien es cierto que Internet nos ofre-
ce la oportunidad de convertirnos en “editores”, el verdadero profe-
158
sional de la información tiene muy en claro su responsabilidad social
y por ello ofrece al lector las herramientas para que pueda distinguir
la verdad de la ficción.
Por otra parte, la introducción de la microelectrónica en esta mis-
ma fase de recogida, permite que el reportero ya no esté obligado
a permanecer siempre en la sede del periódico, pues con el uso de
una computadora portátil las notas informativas pueden ser escritas
en el mismo lugar en el que suceden los hechos e incluso, con la fo-
tografía digital, allí mismo pueden agregarse las imágenes; sólo fal-
ta una red de telecomunicaciones (proporcionada, por ejemplo, por
un teléfono celular) para introducir el texto y fotos en el sistema de
producción del diario. Asimismo, tecnologías como el teléfono celu-
lar y el radiolocalizador hacen posible que las redacciones se comu-
niquen con sus reporteros, con el fin de darles a conocer detalles de
última hora o la agenda que deben seguir para el día.
Cabe señalar que saber utilizar las
NTIC
no se concreta a apretar
botones sino que implica poseer habilidades cognitivas para sacar
el mayor provecho de ellas. Por ejemplo, en el caso de Internet, sa-
bemos que en la red existe una gran cantidad de datos que de nada
nos servirían si no sabemos cómo encontrar la información o, lo que
es peor, una vez que la tenemos no sabemos cómo utilizarla. Lo mis-
mo sucede con tecnologías menos “complicadas” como los radiolo-
calizadores, pues se requiere de destreza hasta para enviar un men-
saje; es decir, en el caso del trabajo periodístico, un mensaje como
“Comunícate a la redacción” obliga al reportero a dejar lo que está
haciendo para reportarse, cuando tal vez la razón por la que lo lla-
maron no era tan urgente o podía posponerse para otro momento.
Un mensaje como “Se canceló la conferencia de las cuatro” podría
significar un ahorro de tiempo y esfuerzo para el destinatario del
mensaje y de recursos para la empresa periodística.
En lo que se refiere a la fase de presentación de la información,
el periódico
Reforma
tiene una distinción frente a los otros periódi-
cos: ellos trabajan en tiempo real, lo que hace que los reporteros ten-
gan que darle diferentes presentaciones a una misma noticia. Esto
quiere decir que conforme está sucediendo el acontecimiento los re-
porteros deben estar enviando a la agencia de información del perió-
dico “sus avances” que son pequeñas notas que les dictan a los co-
editores conforme se van desarrollando los acontecimientos. Los
159
avances aparecen en la página Web del periódico con la hora en que
se actualizaron. Esta dinámica de trabajo hace que las notas se com-
pongan de textos inmediatos, ágiles, cortos y concisos que puedan
ser editados fácilmente y publicados en línea casi al instante. Para
la presentación de las noticias en línea,
Reforma
utiliza un
software
de manufactura propia llamado Administrador de Contenidos Edi-
toriales en Línea (
ACEL
), el cual consta de tablas prediseñadas que
permiten editar y formar las notas. Por supuesto, la profundización
se deja para la versión impresa, cuya nota será redactada por el mis-
mo reportero que recogió la información. También se da el caso de
que varios reporteros cubren diferentes aspectos de un mismo he-
cho, con lo que si bien envían sus avances de manera individual y
en línea aparecen separados, en la edición impresa las notas de cada
uno se reúnen en una sola nota informativa.
Por su parte, las actualizaciones en línea en
El Universal
están a
cargo de redactores que monitorean las agencias de información y
no es común ver, como en el caso del
Reforma,
que los reporteros lla-
men a la sala de redacción para dictar la nota con el fin de que apa-
rezca en tiempo real. La sección
Minuto x Minuto
, la cual se actualiza
automáticamente cada dos minutos, retoma principalmente cables
de agencia, la noticia es trabajada por el reportero con más tiempo
y se presenta posteriormente en la portada de la edición en línea.
Podemos decir, entonces, que los cierres de edición se están mo-
dificando. Por un lado, cada vez se retrasan más con el fin de abarcar
los hechos de mayor actualidad para la edición impresa del día si-
guiente; y, por el otro, para la versión en línea sucede lo contrario,
hay una ruptura de la periodicidad, la edición se actualiza constan-
temente, es decir minuto a minuto, por lo que ya no cabría hablar
de cierres de edición, sino de trabajo en tiempo real; esto significa
que los receptores nos enteramos de los hechos de manera instan-
tánea, en el momento mismo en que están teniendo lugar.
Los cambios en estas fases de la producción de la noticia imponen
a los reporteros el reto de capacitarse y actualizarse para manejar la
tecnología, así como la adquisición de diferentes habilidades que les
permitan desempeñarse con más eficiencia en sus labores diarias.
De acuerdo con Salvador Camarena,
6
subdirector editorial de <re-
6
.
Salvador Camarena, “La empresa periodística digital”; conferencia dictada en el marco
del 2º Congreso Americano de Periodismo en Internet, 13 de noviembre de 2000.
160
forma.com>, las habilidades y destrezas que caracterizan a los reporte-
ros que trabajan con
NTIC
, especialmente Internet, son las siguientes:
1.
Flexibilidad
. Cambiar el patrón de su rutina laboral tantas ve-
ces sea necesario.
2.
Adaptabilidad
. Disposición a enfrentar cargas de trabajo fre-
cuentemente mayores a las de sus colegas de otros medios.
3.
Cambio en las rutinas
. Existen más fuentes informativas y tam-
bién más trabajo cotidiano. Además de un manejo de más de
un lenguaje periodístico, es decir, no sólo debe redactar pa-
ra una edición del periódico impresa, sino también para la ver-
sión en línea y algunos reportan para los programas de radio
de la página de Internet.
4.
Políglotas
. Deben dominar más de una lengua. Al menos el
inglés, además del español.
5.
Iniciativa
. No sólo deben de cumplir su encargo, sino explorar
lo que no se les ha pedido. Realizar una búsqueda constante
de información con el fin de enriquecer sus materiales.
6.
Conocimiento tecnológico
. Debe mantenerse al tanto de los
avances tecnológicos y de las tendencias de la industria de la
información, e incluso debe tener una plataforma de conoci-
mientos básicos sobre programación y funcionamiento téc-
nico de una página electrónica en la red. Debe contar con un
interés permanente por aprender a utilizar las nuevas herra-
mientas.
7.
Capacidad de concentración
. En la redacción es común tener
la televisión encendida, la radio, el
ICQ
, mientras el teléfono
suena y alguien más está hablando, por lo que los reporteros
deben tener la capacidad de concentrarse en medio de tanto
caos o en momentos de mucha presión.
Estas habilidades se unen a las ya antes deseadas características
de todo periodista como la honestidad, la ética, el cuestionamien-
to de los acontecimientos, la actitud crítica, los contactos y el estilo
del reportero, lo que nos lleva a concordar con Klinenberg
7
cuando
7
.
Eric Klinenberg, “Los periodistas ‘multiusos’ del Chicago Tribune. Multimedia, ‘rendimien-
to’ y menos información”,
Sala de Prensa
, núm. 21, año
III
, vol. 2, julio de 2000; en <www.sala
deprensa.org/art142.htm>.
161
afirma que la incorporación de nuevas tecnologías en el trabajo pe-
riodístico ha traído más presión para los periodistas, pues “trabajan
más, disponen de menos tiempo para realizar investigaciones y para
escribirlas y producen informaciones más superficiales”. La incur-
sión de los periódicos a Internet mediante la instalación de sus pá-
ginas Web y la fusión de diferentes medios de comunicación en uno
solo, ha traído una nueva figura al periodismo tanto internacional co-
mo mexicano: el periodista multimedia.
Si bien en Estados Unidos las fusiones en los medios de comuni-
cación han dado lugar al llamado reportero multimedia, en México
durante las últimas dos décadas del siglo
XX
la modalidad imperante
fue la especialización. Sin embargo, son tan rápidos los cambios que
se están dando en el sector y tanta la fuerza ejercida por la compe-
tencia y las presiones de incursionar en Internet, que además de las
habilidades y destrezas mencionadas anteriormente, el reportero de-
be ser ahora también polivalente.
En el caso específico de
Reforma
, se sigue el modelo de periodista
multimedia ya probado en Estados Unidos y que obedece a una ló-
gica de fusiones y asociaciones de diversas empresas informativas
quienes, con el fin de bajar costos, mantienen una reducida nómina
de reporteros encargados de generar información en distintos len-
guajes informativos, para satisfacer los requerimientos de los diver-
sos medios (prensa, radio, televisión, página Web) que conforman
la cadena. Así, el reportero se enfrenta al desafío de una flexibilización
que lo obliga a trabajar rápido y sin precisión, y a enriquecer su for-
mación para ser capaz de expresar el mismo hecho en el lenguaje
propicio para cada medio.
De esta manera, tenemos un cambio en el oficio del periodista (en
este caso del
Reforma
), quien ya no es el profesional de un solo me-
dio sino que ahora es
polivalente
, es decir, está capacitado para ma-
nejar varios lenguajes informativos, lo que hace posible su evolución
de un medio a otro. Sin embargo, la
polivalencia
implica mayores
cargas de trabajo y menos tiempo para profundizar e investigar, lo
que trae en consecuencia una superficialidad en la información. Se
ofrece como producto final una nota breve, concisa y de fácil deco-
dificación, con un diseño pensado en un receptor acostumbrado al
contenido audiovisual, pero sin una verificación. La urgencia por
emitir una información en diferentes formatos, aunado a las presio-
162
nes de la transmisión en tiempo real, propicia errores que tendrán
que corregirse y afirmaciones que tendrán que desmentirse. Cabría
entonces recordarle a estos periódicos que la prensa de calidad se
distingue por la seriedad de sus contenidos, y que entonces, ¿qué se-
riedad puede ofrecer una noticia no confirmada?
En resumen, la convergencia tecnológica ha impuesto nuevos
retos a la labor periodística; la práctica polivalente y la adquisición
de competencias profesionales y de habilidades cognitivas nos ha-
bla de un nuevo periodismo cuyas consecuencias aún están por es-
tudiarse. Cabe señalar que entre los desafíos a los que se enfrenta
México ante la
SIC
está la necesidad de profesionales que además de
producir información, la apliquen y la desarrollen para generar co-
nocimiento, de ahí la importancia de crear conciencia entre los re-
porteros sobre su papel en dicha sociedad, y la necesidad de que
cuenten con la formación y capacitación que les permita darle un va-
lor agregado a la información que producen.
Recibido el 29 de agosto de 2002
Aceptado el 13 de septiembre de 2002
Bibliografía
Guía para el Telecurso: Documentación audiovisual y nuevas tec-
nologías de información
, 1a. ed.,
CETE
, México, enero de 2000.
Los designios del futuro: El Universal, 25 años decisivos
, Ediciones
Gernika, 1994, 155 pp.
Albarrán de Alba, Gerardo, “De espaldas al público. Prensa e Inter-
net: opciones de interactividad en 14 medios de la Ciudad de
México”, en Octavio Islas
et al.
,
Internet: el medio inteligente
,
Grupo Patria Cultural, México, 2000, pp. 72-89.
Altheide, David,
Creating Reality. How
TV
News Distorts Events
, vol.
33, Sage Library of Social Research, Sage Publications, First Print-
ing, 1976.
Armañanzas, Emy, Javier Díaz Noci, Koldo Meso,
El periodismo elec-
trónico. Información y servicios multimedia en la era del ci-
berespacio
, Ariel Comunicación, Barcelona, 1996, 245 pp.
163
Bermont, Charles,
Information Technology. New Direction for the 21
st
Century
, Computer Technology Research Group, 1995, 178 pp.
Bettetini, Gianfranco, Fausto Colombo,
Las nuevas tecnologías de la
comunicación
, núm. 13, 1a. ed., Paidós, Col. Instrumentos Pai-
dós, Barcelona, 1995, 303 pp.
Bosch Torrano, Ángel, “Nueva imprenta digital”, en Octavio Islas
et
al.
,
Internet: el medio inteligente
, Grupo Patria Cultural, Méxi-
co, 2000, pp. 53-71.
Burton, Paul F.,
Information Technology and Society. Implications
for the Information Professions
, Library Association Publishing,
Londres, 1992.
Cafassi, Emilio,
Internet. Políticas y comunicación
, núm. 3, Biblos, Col.
Comunicación, medios, cultura, Buenos Aires, 1998, 283 pp.
Carrascosa, José Luis,
Informacción. De la era industrial a la socie-
dad de la información
, Espasa-Calpe, Madrid, 1991.
Camarena, Salvador, “La empresa periodística digital”, conferencia
dictada en el marco del
2º Congreso Americano de Periodismo
en Internet
, 13 de noviembre de 2000.
Castells, Manuel,
La era de la información
, vol. I, La sociedad red,
Siglo
XXI
, México, 1999, 590 pp.
Colombo, Furio,
Últimas noticias sobre el periodismo. Manual de pe-
riodismo internacional
, Anagrama, Colección Argumentos, Bar-
celona, 1997.
Díaz Noci, Javier, Koldo Meso Ayerdi,
Medios de comunicación en
Internet. Guía de navegación
, Anaya Multimedia, Madrid,
1997, 190 pp.
Drudge, Matt,
Drudge manifesto
, New American Library, Nueva
York, 2000, 247 pp.
Gómez Mompart, Josep Lluis y Enric Marín Otto, “De los nuevos re-
porteros al periodismo digital” en Josep L. Gómez Mompart,
Enric Marín Otto (eds.),
Historia del periodismo universal
, Sín-
tesis, Madrid, 1999, 271 pp.
Gómez Palacio y Campos, Carlos,
Comunicación y educación en la
era digital. Retos y oportunidades
, Diana, México, 1998.
Klinenberg, Eric, “Los periodistas ‘multiusos’ del Chicago Tribune.
Multimedia, ‘rendimiento’ y menos información”,
Sala de pren-
sa
,
núm. 21, año
III
, vol. 2, julio de 2000, en <www.saladeprensa.
org/art142.htm>.
164
Maherzi, Lotfi,
Informe mundial sobre la comunicación. Los medios
frente al desafío de las nuevas tecnologías
, Ediciones
UNESCO
/
ACENTO
/Fundación Santa María, España, 1999, 300 pp.
Rodrigo Alsina, Miguel,
La construcción de la noticia
, Paidós Comu-
nicación 34, 2ª. reimpresión, Barcelona, 1996, 208 pp.
Trejo Delarbre, Raúl,
La nueva alfombra mágica. Usos y mitos de
Internet, la red de redes
, Diana/Fundesco, México, 2ª. impre-
sión, 1997, 276 pp.
Tuchman, Gaye,
La producción de la noticia. Estudio sobre la cons-
trucción de la realidad
, Gustavo Gili, Barcelona, 1983, 291 pp.
Wolf, Mauro,
La investigación de la comunicación de masas
, Instru-
mentos Paidós 2, Barcelona, 1998, 317 pp.
logo_pie_uaemex.mx