Artículo en PDF
Cómo citar el artículo
Número completo
Más información del artículo
Página de la revista en redalyc.org
Sistema de Información Científica
Red de Revistas Científicas de América Latina y el Caribe, España y Portugal
153
La radiodifusión universitaria
y los circuitos cerrados de radio en las
instituciones de educación superior:
una propuesta para la expresión
de los estudiantes
L
UIS
D
AVID
P
ÉREZ
R
OSAS
*
Resumen
En este artículo, el autor analiza
tanto el concepto de radiodifusión universitaria, —sus
características y el estado actual en el ámbito jurídico de las radiodifusoras universitarias
en la ciudad de México— así como su impacto en la sociedad. Asimismo, se hace alusión
a los circuitos cerrados de radio en las universidades y a las radiodifusoras alternativas o
comúnmente llamadas “piratas, ilegales o alegales”, en particular a las que son realizadas
en forma clandestina por universitarios.
Abstract
In this article, the autor analyzes much as the concept of
universitary broadcasting –—
his characteristics and the present state of the legal field of the universitary broadcastings
in Mexico City— and his impact in the society. As well, makes mention to the closed cir-
cuits of radio in universities and to the alternative broadcastings or commonly named
“pirates, illegals or outlaws”, particularly
to those that are underground broadcasted by
university students.
Palabras clave
: radiodifusión, radio, radiodifusión universitaria, educación, comunicación,
radios alternativas, circuitos cerrados de radio, radio pirata, sociedad.
Introducción
E
n la actualidad es imposible escapar de la acción de la radio,
pues la música de fondo, la historieta, la radionovela, el radio-
* Universidad Latina, Eje 10 Sur, Pedro Henríquez Ureña No. 173, Col. Los Reyes Coyoacán,
Col. Los Reyes Coyoacán C.P. 04330
154
drama, el concurso, el noticiario, la charla, el comercial, se suceden
y se imponen llenando nuestro espacio acústico y nuestra mente.
En primera instancia, para comprender el concepto de radiodi-
fusión, es necesario partir de la definición que propone el investigador
Romeo Figueroa:
[...] la radiodifusión es una forma de telecomunicación, (co-
municación a distancia) de carácter público, representada por
la emisión, el transporte y la recepción de voces, música y
efectos sonoros por medio de ondas electromagnéticas que,
sin el empleo de cables y conexiones, viajan desde una fuen-
te centralmente localizada (estación) hasta el radioescucha
(receptor).
1
Así, la radio sirve para un sinnúmero de fines; los sujetos se
pueden sentir acompañados en su soledad o alejarse de la multitud
que les rodea y, así, crear un lazo de participación en cuanto a la per-
cepción, selección, interpretación de los mensajes.
La mayoría de nosotros dependemos de los productos de la
comunicación de masas, entre ellas la de la radio, en cuanto a una
gran cantidad de información y entretenimiento que recibimos
durante la vida. Es evidente que lo que sabemos de las figuras y
decisiones públicas dependen en gran medida de lo que nos dicen
los medios de comunicación. Por lo que la radio, particularmente,
juega un papel fundamental en nuestras vidas cotidianas.
La radio, por su naturaleza, es un medio que tiene una amplia
cobertura y es una extensión que utiliza el hombre para comunicarse
con los demás. En otras palabras, Mario Alberto Pérez Hernández
apunta: “[.
..] la Radio es el medio eficaz, el más penetrante, el más
escuchado, el que llega a un mayor número de personas”.
2
Con base en esta aportación, se puede decir que dada la amplia
penetración del medio, el uso de la radio es un factor potencial que
1
Romeo Figueroa, ¡
Qué onda con la radio
!,
México, Alhambra Mexicana, 1996. p. 87.
2
Mario Alberto Pérez Hernández,
Prácticas Radiofónicas. Manual del Productor
, México, Porrúa,
1998. p. 19.
155
promueve en la audiencia la imaginación y el entretenimiento prin-
cipalmente.
Legislación Radiofónica
Para referirnos estrictamente a la radiodifusión universitaria se debe
necesariamente aludir a su carácter legal, o sea, de acuerdo con la
Ley Federal de Radio y Televisión en la que los artículos primero,
segundo, tercero y cuarto del Capítulo Único del Título Primero
“Principios Fundamentales” se estipula que corresponde a la nación
el dominio de la propagación de las ondas electromagnéticas, por
consiguiente el uso del espacio y los canales para la difusión de no-
ticias, ideas y otras formas de expresión que deben estar regidas por
el Estado.
3
Así, la radio de las universidades tiene fines académicos relacio-
nados directamente con la difusión de la cultura y del conocimiento
a los sectores sociales, con el fin de lograr un enriquecimiento educa-
tivo a la nación. Sobre esto, el investigador de la Universidad de
Yucatán (institución que cuenta con emisora universitaria propia),
destaca lo siguiente:
La radio universitaria en México es una voz con tonos, tesi-
turas y colores diferentes. Una y múltiple a la vez, la diferencia
depende de los contextos regionales, históricos, sociales y
educativos en los que se enclava. [.
..] La radio universitaria
nacional existe desde los inicios de la radio en México. Para-
lela a la llamada radio comercial, forma parte de las emisoras
permisionadas que representan desde su fundación la alteridad
de los modelos dominantes encaminados al fortalecimiento
del mercado interno
y
de las industrias culturales nacionales.
[...] En el espíritu de la ley vigente, las emisoras ‘concesionadas’
Sociedad y Política
3
Cfr. Legislación en comunicaciones,
en "Art. 1, 2, 3 y 4 del Capítulo Único del Título Primero
"Principios Fundamentales". México, Delma, 1999. p. 435.
156
y ‘permisionadas’ tienen idénticos lineamientos que, sin em-
bargo, se matizan al entregarse o caminar al margen de las
presiones del mercado. Las primeras son radios cuya autosu-
ficiencia financiera obliga atención privilegiada a lo vendible
bajo ciertas condiciones del público consumidor, enfatizando
la rentabilidad de la empresa y no la naturaleza del interés
público. Las segundas son garantía de complementariedad y
supuesta libertad para diseñar sus propuestas de carácter edu-
cativo o cultural sin los condicionamientos que imponen las
leyes de la oferta y la demanda.
4
Entonces, la radiodifusión universitaria es la expresión de la cul-
tura y el conocimiento científico, producido en las instituciones de
nivel superior. Para ubicarla en su contexto legal a nivel nacional, es
necesario partir del concepto de radiodifusión ya mencionado, del
cual se desprenden dos formas de concebir la utilización de este medio:
las comerciales
y las no comerciales. “La primeras requieren de una
concesión
otorgada por el gobierno federal, a través de la Dirección
General de Concesiones y Permisos de Telecomunicaciones de la
Secretaría de Comunicaciones y Transportes; a las demás les basta
un
permiso
otorgado por la misma instancia.”
5
De esto se deriva que las radiodifusoras sean legalmente recono-
cidas como
concesionadas
, las que tienen como finalidad principal el
comercio de diversos artículos y servicios; y las
permisionadas
, cuyo
fin es transmitir contenidos de carácter social y educativo a la po-
blación.
6
Según la
Ley Federal de Radio y Televisión
, dentro de estas
últimas encontramos diversos tipos de emisoras: las oficiales, cultu-
rales, escuelas radiofónicas, de experimentación.
Sin embargo, dicha Ley, además de no especificar con claridad
cómo se entiende a las radiodifusoras culturales y las educativas, y
4
Irving Berlín Villafaña, "El derecho a decir: radios universitarias y educativas en México", en
Revista Latina de Comunicación Social
, versión electrónica www.ull.es/publicaciones/latina/
aa2000tma/125/irving.html, noviembre de 1999, p. 1-3.
5
Cristina Romo Gil,
La otra radio: voces débiles, voces de esperanza
, México, IMER, 1991. p. 7.
6
Cfr. Legislación en comunicaciones,. en "Art. 13 del Título Tercero: Concesiones, permisos e
instalaciones; Capítulo Primero: Concesiones y permisos". México, Delma, 1999. p. 438.
157
soslaya a las radiodifusoras universitarias. Por lo tanto, debe iniciarse
una reforma o una reestructuración en los artículos de dicha Ley,
con el fin de que se expliquen con legitimidad los conceptos de cul-
tura, educación, y la relación que pueden y deben establecer con los
medios de comunicación masiva, y el papel que juega en ella la
radiodifusión universitaria, principalmente.
Los conceptos de la radiodifusión universitaria y el circuito
cerrado de radio en las universidades
Antes de iniciar este apartado, es necesario destacar que en las insti-
tuciones universitarias se llevan a cabo actividades académicas que se
desarrollan en tres ámbitos: la docencia, la investigación, la difusión
cultural y extensión universitaria; en ésta última se inscriben las la-
bores de radiodifusión universitaria. Sobre esto, Cristina Romo dice:
En términos generales, la existencia de las radiodifusoras uni-
versitarias responde explícitamente a la
tercera función de la
universidad que es la extensión académica y difusión cultural.
La universidad como creadora de conocimientos y cultura
busca los medios adecuados para que ese saber y esa expresión
trasciendan al espacio universitario y colaboren en la transfor-
mación de la realidad.
7
Entonces, la función de difusión cultural y extensión universitaria,
consiste en transmitir los continuos avances en materia de inves-
tigación, las recientes innovaciones en el terreno humanístico y
tecnológico; además de debates, análisis, reflexiones y propuestas
acerca del contexto.
Ahora bien, una vez dicho esto, cabe mencionar que en este
apartado se expondrán algunos puntos de vista de especialistas en el
tema referido, o sea, la radiodifusión universitaria, con el fin de
Sociedad y Política
7
C. Romo,
op. cit.
, p. 28.
158
conocer con detalle cuál es el límite de la radiodifusión universitaria
con las llamadas producciones radiofónicas que se realizan sólo al
interior de las propias universidades. Esto es saber qué es radiodifu-
sión universitaria y qué no lo es. Para ello es necesario conocer los
diversos planteamientos de los investigadores en el medio radiofó-
nico, lo que estimula el debate en torno al término.
Primeramente, el maestro de la UPN, Juan Pablo Méndez Pozos,
señala:
[...]
la radiodifusión universitaria es una actividad, que como
tal se puede realizar sin que la institución de educación supe-
rior tenga una radiodifusora. El hecho de que la UPN no
tenga una radiodifusora, no significa que no tenga actividad
de radiodifusión universitaria. De hecho, yo creo que la UPN
ha practicado, desarrollado, realizado la radiodifusión univer-
sitaria. La UPN no tiene radiodifusora, pero eso no significa
que no realice radiodifusión.
8
Con base en lo anterior, cabe hacer el señalamiento de que para
que exista radiodifusión universitaria, estrictamente, es imprescin-
dible una antena para lograr la transmisión al exterior. En el caso
de la UPN, dado que no tiene una antena ni un transmisor no puede
ser concebida como una radiodifusora universitaria, propia-
mente dicha; pero sí como productora de programas radiales con
sentido educativo y cultural.
Siguiendo esta tesitura, el profesor de la UPN, Carlos Padilla
González, indica:
[...] la radio
universitaria es opuesta a los contenidos de la
radio comercial, porque tiene objetivos muy diferentes. La radio
universitaria tiene fines que tienen qué ver con la educación,
la cultura, la ciencia, la tecnología y el interés social, lo principal.
8
Entrevista realizada el 18 de diciembre de 2002 a Juan Pablo Méndez Pozos, investigador y pro-
fesor de la Universidad Pedagógica Nacional
159
Es radio
universitaria en cuanto se hace uso del medio desde la
universidad. Las radios universitarias que tienen una cobertura
más amplia es porque son instituciones que históricamen-
te tienen renombre y son el
alma matter
del conocimiento de
este país. En esas radios que no son más que a nivel interno
hay mucha riqueza que se puede explotar, y deberían utilizarse
para que la sociedad tenga mayores alternativas de expresión
de conocimientos y de adquirir el conocimiento, y no siga-
mos sumidos en este marasmo de la radio comercial, que lo
único que hace es empobrecer hasta nuestro espíritu.
Entonces, la radios universitarias aunque sean a nivel interno
de la institución y que no tengan emisora y lugar en el dial sí
son actividades de radiodifusión universitarias, por el uso del
medio y los contenidos que se transmiten. La radio de la
UPN sí ha sido una auténtica radio universitaria.
Sin embargo, yo veo pocos cambios en la radio universitarias,
muchas se quedan en los mismos esquemas que conocemos
desde hace años. Yo creo que en esas radiodifusoras inter-
nas y locales es en donde se están elaborando nuevas propuestas
que no tenemos oportunidad de conocer; estoy seguro de que
existen. Son propuestas novedosas para la radio.
9
Entonces, la radio universitaria tiene no tiene fines lucrativos, sino
educativos, culturales y de divulgación del conocimiento producido
por la universidad respectiva. Sin embargo, es prudente distinguir
entre el uso del radio y la radiodifusión universitaria; esto porque,
el uso del radio puede ser a niveles internos o muy locales, y la radio-
difusión universitaria debe ser con carácter masivo y desde la
propia universidad, por lo que no basta sólo utilizar al medio radiofóni-
co, sino con producir y transmitir desde el recinto universitario con
una frecuencia en el cuadrante, ya sea en amplitud modulada (a.m.)
o frecuencia modulada (f.m.).
Sociedad y Política
9
Entrevista realizada el 18 de diciembre de 2002, a Carlos Padilla González, investigador y pro-
fesor de la Universidad Pedagógica Nacional
160
Por lo tanto, aunque no podemos desdeñar a los circuitos de radio
a nivel interno de las universidades, pues sus contenidos hacen re-
ferencia a la información general, la educación y la cultura y además
como estimuladores de la expresión estudiantil, que es algo muy
importante para esta tesis, sí debemos incluirlos en una clasificación
que no sea estrictamente de radiodifusión universitaria.
En este sentido, la investigadora de la UPN, Lourdes de Quevedo,
apunta:
[...] la radiodifusión universitaria es la posibilidad de que las
universidades tengan un canal de comunicación, a través del
cual puedan difundir sus conocimientos, el quehacer univer-
sitario. Es importante que si las universidades tienen esos
canales, pues los abran para los estudiantes y la comun idad
completa de la universidad.
La radiodifusión universitaria tendría que tener su propio
espacio, su propio canal. Toda actividad de radiodifusión que
se lleve a cabo desde la universidad es radiodifusión universi-
taria, tenga o no frecuencia, aunque sea a nivel interno.
10
En efecto, la radiodifusión de las universidades se torna una
oportunidad más para la comunicación y la extensión de los cono-
cimientos científicos a la sociedad. Pero, como ya hemos señalado,
no toda actividad de radio que se lleve a cabo en la universidad puede
ser considerada como radiodifusión universitaria, como producción
radial a nivel interno de la institución, prácticas radiofónicas y pro-
gramas realizados en las universidades pero transmitidos en otras
emisoras. Además, no menos importante es la necesidad de que los
estudiantes universitarios tengan un canal de expresión vía radiofó-
nica.
Por otro lado, Javier Olmedo Badia, quien encabeza la Dirección
de Difusión Cultural y Extensión Universitaria de la UPN, destaca:
10
Entrevista realizada el 18 de diciembre de 2002 a Lourdes de Quevedo, investigadora y profe-
sora de la Universidad Pedagógica Nacional
161
[...] se puede entender por radio universitaria una estación de
radio que es de una universidad.
Las radios internas no pueden ser consideradas como radios
universitarias, por que su función son las prácticas de los es-
tudiantes. En este sentido, la radio es un medio de aprendi-
zaje, técnico, pero no comunica nada a nadie. En el caso de
la Ibero, la UIC y la UVM, las actividades de radio están pen-
sadas más bien como un laboratorio para los estudiantes de
comunicación; en esos casos, lo de menos es si se transmite o
no se transmite, quién lo oye o a dónde llega la frecuencia.
Eso no importa, porque finalmente los estudiantes hacen sus
prácticas de guionismo, diseño, producción, transmisión,
etc., y no importa qué tan lejos llegue la señal.
11
De acuerdo con esto, cabe reafirmar que las radios internas, o
sea, los circuitos cerrados de radio en las universidades no pueden
ser considerados como radiodifusoras universitarias, debido a que
no poseen una antena, un transmisor y una frecuencia en el dial, lo
principal. De ahí que, se les considere como medios para que los estudian-
tes universitarios realicen ensayos de programaciones y prácticas
radiofónicas.
También, la investigadora de la UNAM en temas sobre radio,
Alma Rosa Alva de la Selva, asegura lo siguiente:
[...] la radio universitaria tendría en un país como el nuestro
tareas muy importantes, que no están cumpliendo otros mode-
los radiofónicos en México. Pero la propia radio universitaria
está muy acotada, su modelo ha sido desestimulado históri-
camente y otros sectores de la sociedad tampoco la han defen-
dido entonces lo que nosotros percibimos es una condición
de sobrevivencia de esta radio, más que una situación de
expansión de su proyecto como ocurre en otros países, porque
Sociedad y Política
11
Entrevista realizada el 19 de diciembre de 2002 a Javier Olmedo, Director de Difusión
Cultural y Extensión Universitaria de la Universidad Pedagógica Nacional
162
en algunos países la radio universitaria cumple la función de
radio pública. En México, la radio universitaria penosamente
ha sobrevivido en el cuadrante; eso realmente es muy desafortu-
nado porque tendría objetivos muy importantes que cumplir.
Si nos atenemos a las clasificaciones legales, las radios univer-
sitarias aunque no tengan frecuencia deberían ser consideradas
como radios universitarias, y creo que tienen derecho de pre-
sentar un proyecto de envergadura, acerca de tareas sociales;
tienen el derecho de funcionar como emisoras universitarias
a plenitud. Hoy en día, las radios son más bien radio emiso-
ras locales, de casas de estudio, pero como se ha venido
entendiendo al menos en México, la radiodifusión universi-
taria es un espectro más amplio, porque ha buscado al menos
en el pasado un impacto social mayor.
Dado que, son estaciones manejadas por universitarios son
radios universitarias aunque sin el respaldo institucional. Antes,
la radio universitaria está respaldada por las propias insti-
tuciones, por eso era minoritaria; ahora, teniendo muchas
frecuencias operadas informalmente, digámoslo así, por gente
de universidades, entonces, eso yo creo que impulsaría mucho
el modelo de la radiodifusión universitaria y la acercaría, in-
cluso, a la radio pública, en cierto sentido, no a la que hacen
las autoridades universitarias, sino la que hace la gente de las
universidades, con otro tipo de preocupaciones que van más
allá de las que una institución universitaria tiene.
Yo pienso que la radio universitaria puede ser vanguardia en
materia de radio, tiene mucho que dar ahora, incluso a través
de estas pequeñas radios que están en ebullición. A mi me
parece muy estimulante saber de todas estas nuevas pequeñas
radios que pueden enseñarles mucho a las radios instituciona-
les, que por otro lado las autoridades de las instituciones no
las impulsan como deberían.
163
Entonces, la radio universitaria es una radio que se produce
en la universidad y por propios universitarios, con contenido
social. Me parece muy importante que la radio universitaria
sea estudiada en México con profundidad y no sólo en sus
expresiones institucionales, sino en estas otras que van sur-
giendo de las comunidades. Me parece importante estudiar
ese nuevo espectro.
12
Es cierto, que la radiodifusión universitaria en México, al menos
en la ciudad de México, ha sobrevivido con mucho esfuerzo y no ha
tenido el éxito en comparación con la radio comercial, la que goza
de altos ratings. La radiodifusión universitaria es un modelo de hacer
radio que ha transitado por un proceso de estancamiento; de hecho,
lo sigue estando en comparación con las radios que tienen altos
niveles de audiencia.
Asimismo, se puede distinguir que en el espectro de las radiodi-
fusoras universitarias, existe la radio universitaria realizada y avalada
por una determinada institución educativa del nivel superior, y
la radio universitaria (porque es hecha por estudiantes universitarios)
que es no institucional, la que no está avalada por la universidad,
por consiguiente es la que no sólo atiende las necesidades institu-
cionales sino que aborda otros temas de interés social, incluso, sin
censura institucional.
Este tipo de radio coincide con los objetivos de la crítica y el
análisis acerca de diversos acontecimientos económicos, políticos,
sociales y culturales, que conciernen al ámbito nacional e in-
ternacional. Dichas formas “libres” en que se puede realizar la
radiodifusión universitaria, también han sido catalogadas como
“radios piratas”, y no están registradas en la Secretaría de Gober-
nación debido a que operan de manera clandestina.
Así, el debate ahora gira en torno a la radiodifusión universitaria
y a las prácticas radiofónicas que se realizan al interior de la institu-
Sociedad y Política
12
Entrevista realizada el 9 de enero de 2003, a Alma Rosa Alva de la Selva, presidenta de la
Asociación Mexicana de Creadores e Investigadores de la Radio, quien ha tenido una larga trayecto-
ria como investigadora en medios de comunicación y nuevas tecnologías de la información.
164
ciones de educación superior. La cuestión teórica estriba en diferen-
ciar un concepto del otro.
Más explícitamente, Florence Toussaint Alcaraz aclara:
[...] la radiodifusión universitaria tiene como fin difundir
la cultura y lo que hacen las universidades, así como propor-
cionar al público la mayor cantidad de conocimientos, y de
esa manera realiza una labor cultural hacia fuera de la uni-
versidad.
Si vamos a considerar que radio es todo aquello que pasa a
través de un aparato emisor, no importando su cobertura y
alcance, entonces las radios que operan a nivel interno de
las instituciones de educación superior sí son radios univer-
sitarias. Pero, si consideramos a la radio desde el punto de
vista
de sus efectos sociales, entonces tendremos que refe-
rirnos a la radio que está dentro de las especificaciones de
la ley, que tenga un lugar en el espectro radiofónico, que
tenga una frecuencia y que tenga una potencia de radiación
por lo menos de una ciudad. De lo contrario, estamos ha-
blando realmente de un aparato que utiliza la radio para
hacer difusión. Es como la televisión en circuito cerrado; sí
es televisión porque utiliza el aparato, pero socialmente
hablando no.
Las radios universitarias que no tienen frecuencia y que
operan a nivel interno son instrumentos para la educación
intramuros, de apoyo a la docencia y para que los propios
alumnos aprendan a hacer radio. Pero desde mi punto de
vista eso no sería radiodifusión. La única radiodifusora uni-
versitaria de la ciudad de México es Radio UNAM, ya que
tiene la cobertura en toda la ciudad.
13
13
Entrevista realizada el 22 de enero de 2003 a Florence Toussaint Alcaraz, investigadora y pro-
fesora de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM.
165
En este sentido, como ya hemos mencionado, una radiodifusora
universitaria es aquella que contiene una frecuencia en el cuadran-
te, como requisito indispensable para serlo, ya que el mismo
concepto de radiodifusión alude a su carácter de masivo, grandes
audiencias. Pero no es necesario ni imprescindible que deba abarcar
a toda la ciudad o el estado en que se encuentra, ya que no todas las
frecuencias de las radios universitarias de la ciudad de México abar-
can a la misma. Radio UNAM no es la única radiodifusora univer-
sitaria, también existen otras instituciones del nivel superior que
realizan actividades de radiodifusión universitaria.
Al respecto, el investigador de la UNAM, Fernando Mejía
Barquera, con base en su experiencia define a la radiodifusión uni-
versitaria como:
[...] una emisora con objetivos de una cierta universidad. Se
dedica al análisis, la reflexión, la crítica hacia la sociedad, sin
estar comprometida con algún partido político. Pero, para
que sea radiodifusión universitaria es necesario que tenga una
frecuencia en el dial y que la difusión sea al exterior,
porque
el mismo concepto de radiodifusión implica una difusión de
carácter masivo, a diversos públicos y a través de ondas hert-
zianas. En cambio, las radios que se realizan a nivel interno
de la institución son sólo circuitos cerrados de radio en las
universidades; más no radiodifusión universitaria.
14
Otro aspecto fundamental de las radiodifusoras universitarias es
que deben asumir un carácter académico y no político, porque la
difusión que se hace del conocimiento científico y la cultura debe
llevarse a cabo sin algún fin tendencioso ni de manipulación, como
lo pudieran hacer otros medios de comunicación.
Con base en lo dicho anteriormente, se dejan ver dos cuestiones:
la primera es el reconocimiento que las universidades realizan acti-
Sociedad y Política
14
Entrevista realizada el 31 de enero de 2003 a Fernando Mejía Barquera, estudiante de la
maestría en comunicación del Programa de Posgrado en Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM.
166
vidades de radio aún sin tener una frecuencia en amplitud o fre-
cuencia modulada, ya sea a nivel interno de la institución educativa
del nivel superior o a través de otra emisora; y la segunda, es que
existe una diferencia notable entre el concepto de circuito cerrado
de radio en las universidades de la ciudad de México y la radiodi-
fusión universitaria. Esto porque el primero alude a todo tipo de
comunicación vía radial que se realiza dentro del recinto universitario
y por ende con difusión a nivel interno. Para ello no se requiere
estar registrado ante la Secretaría de Comunicaciones y Transportes
y la Dirección General de Radio, Televisión y Cinematografía de la
Secretaría de Gobernación.
Además, la radiodifusión universitaria hace referencia también a
su carácter de difusión masiva, es decir, toda aquella producción
que se lleva a cabo en la universidad y se difunde al exterior de la
misma, de acuerdo con los fines de la función de difusión cultural
y extensión universitaria de determinada institución de educación
superior. Para ello, es imprescindible contar con un transmisor, una
antena y, consiguientemente, un lugar en el cuadrante aún sin la
transmisión con una gran cantidad de watts.
Al respecto, la investigadora de la Universidad Autónoma
Metropolitana (UAM) de Aztapotzalco, Ana María Peppino
Barale, afirma que las radiodifusoras universitarias “[.
..] pertenecen
propiamente dicho a la radiodifusión educativa porque tienen
como objetivo inicial propiciar educación previa determinación
de un núcleo específicamente escogido de conocimientos teóri-
cos o prácticos, para ser transmitidos sistemáticamente según un
plan previamente delimitado.”
15
Además, Cristina Romo señala
su opinión: “Por su propia naturaleza y atendiendo a los fines
universitarios, las radios de las instituciones de educación su-
perior deben combinar la emisión de programas culturales,
educativos, informativos y de análisis.”
16
Ambas posturas se
complementan.
15
Ana María Peppino Barale,
Radiodifusión educativa
, México, Gernika, 1991. p. 75.
16
C. Romo Gil,
Op Cit.
, p. 29.
167
De lo anterior, podemos decir que la radiodifusión universitaria
es un instrumento tecnológico que ejerce un impacto social para la
expresión y la difusión de la educación y la cultura universitaria. Su
finalidad es difundir hasta los sectores sociales más desprotegidos,
los avances científicos de vanguardia, y los contenidos relativos a
“[.
..] la educación, la cultura, el entretenimiento creativo, la parti-
cipación social, la información significativa, el interés nacional”;
17
ésta es una forma para promover una mentalidad crítica, reflexiva y
propositiva, para transformar activamente el entorno.
Este tipo de radio surge de las inquietudes y necesidades concre-
tas de la población académica. “Como proyecto cultural, la radio
universitaria surgió ligada a la difusión. Se le concibió como un
vehículo para extender los beneficios del saber a núcleos amplios de
población que no tienen acceso a las aulas.”
18
Así, la radiodifusión
universitaria puede ser entendida como una oportunidad más para
la difusión del saber y de la cultura de las universidades, así como
un potencial medio para la educación. Sin embargo, es prudente
distinguir entre los conceptos de radiodifusión universitaria y cir-
cuitos cerrados de radio en las instituciones de educación superior.
Circuitos cerrados de radio en las universidades de la
ciudad de México
Dado que no he podido encontrar un documento u obra que men-
cione hasta la actualidad el total de universidades que realizan labo-
res de radio, a nivel interno en la ciudad de México, me he dado a
la interesante tarea de investigar en cada institución de educación
superior la posible existencia de dichas actividades radiales.
Obviamente, existe un mayor número de universidades en el
Distrito Federal que realizan actividades radiofónicas, pero éstas no
Sociedad y Política
17
Ibidem
., p. 166.
18
Florence Toussaint Alcaraz, "La radiodifusión universitaria nacional: 50 años de persistencia",
en María Antonieta Rebeil Corella
et al
.
Perfiles del cuadrante. Experiencias de la radio
. México, Trillas,
1991. p.
81 y 82.
son registradas en la Secretaría de Gobernación debido a que dichas
actividades son de carácter interno, es decir, que se llevan a cabo a
través de una red de comunicación dentro de la propia universidad,
además de que cuentan con una onda corta y no sobrepasan el lí-
mite de consumo de energía, que es de 1,000 watts de potencia, y
por esta razón tampoco pagan impuestos, lo cual es legalmente
permitido.
En este sentido, los circuitos cerrados de radio en las universidades,
no requieren permiso para operar; cuando es una frecuencia en el
cuadrante sí se requiere un permiso de la Secretaría de Comunica-
ciones y Transportes (SCT).
A continuación se listan las instituciones del nivel superior, en el
Distrito Federal, que realizan actividades radiofónicas a nivel inter-
no de la institución, o sea, como circuitos cerrados de radio:
1.- Universidad Simón Bolívar
2.- Universidad Anáhuac del Sur
3.- Universidad Latinoamericana
4.- Universidad Autónoma Metropolitana (Xochimilco)
5.- Universidad de la Comunicación
6.- Universidad Mexicana
7.- Universidad Justo Sierra
8.- Universidad del Valle de México
9.- Instituto Tecnológico de América Latina
Ahora bien, en los circuitos cerrados de radio de las universidades
participan, generalmente, los estudiantes universitarios de diversas
licenciaturas, no forzosamente de la carrera en comunicación,
aunque son los más frecuentes. En cambio, en la radiodifusión uni-
versitaria como en Radio UNAM, Radio Ibero, Radio del ITESM
y El Politécnico en Radio sí existen profesionales de la comunica-
ción y, en algunos casos, estudiantes de diversas licenciaturas que
transmiten contenidos, música, ideas, a la sociedad en general. En
ambos casos el interés es social de acuerdo con los objetivos de cada
institución de educación superior; pero en su forma y alcance son
168
169
distintos. Asimismo, cabe decir que la participación estudiantil en
las radiodifusoras universitarias es menor que en los circuitos cerra-
dos de radio en las universidades.
En este trabajo se considera que las actividades del circuito
cerrado de radio en las universidades contribuyen activamente al
aprendizaje y a la difusión interna del conocimiento producido
en las universidades; pero lo hace de mayor alcance la radiodifu-
sión universitaria, que se torna imprescindible para lograr el
avance de la función de difusión cultural y extensión universitaria
de las universidades y la divulgación del conocimiento universitario
al exterior.
Además, si revisamos la historia de las radiodifusoras univer-
sitarias podemos decir que ha sido en su mayoría desafortunada
debido a problemas políticos, de financiamiento y equipo técnico.
Es decir, las radios universitarias han transitado por situaciones
difíciles y obstáculos que han tenido que enfrentar, y así lo han he-
cho para sobrevivir. Al respecto, cabe destacar que, las actividades
de radiodifusión universitaria son imprescindibles para el desarrollo
armónico e integral de la institución, ya que contribuyen al óptimo
funcionamiento de la tercera
línea de acción que toda universidad
está encomendad a realizar: la difusión de la cultura, dentro de la
cual la expresión de los estudiantes se ha incluido de manera esca-
sa; sin embargo, cabe resaltar que los estudiantes son el alma de
toda institución educativa.
En la actualidad, algunas emisoras universitarias han incorpora-
do sus transmisiones al sistema de internet, además de continuar
con su lugar en el cuadrante radiofónico, como la Universidad de
Guadalajara.
Ahora bien, cabe recapitular lo siguiente: ya vimos que la radiodi-
fusión se puede comprender desde dos perspectivas: la concesionada
y la permisionada (sin embargo, también podemos distinguir otra
clasificación: la “Radio Pirata o Ilegal”, la que explicaremos más
adelante).
Por otro lado, actualmente, según la información de la Dirección
General de Radio, Televisión y Cinematografía, existe un total de
Sociedad y Política
170
43 radiodifusoras universitarias que operan en todo el país, existen-
tes en el año 2002.
18
De éstas 43 emisoras universitarias para el año 2003, en el Dis-
trito Federal sólo se encuentran registradas ante dicha dependencia
de la Secretaría de Gobernación la cantidad de tres, que son: Radio
UNAM, Radio del Instituto Politécnico Nacional y Radio de la
Universidad Iberoamericana; sin embargo, la radio del ITESM no,
aún cuando posee una frecuencia en el cuadrante. A continuación
se presenta una breve historia de las mismas.
Radio UNAM
Radio UNAM es la experiencia más importante en materia de ra-
diodifusión universiaria, pues es la que más trayectoria histórica ha
tenido en la historia de las radiodifusoras universitarias de México.
En la década de los 40’s empieza a formarse la fonoteca de
Radio
UNAM
con el programa
Una Antología Caprichosa, Poetas del Siglo
XX
, producido por Octavio Paz y el poeta francés Pierre Comte. Para
estos tiempos,
Radio UNAM
era la vanguardia para todas las radio-
difusoras universitarias y cada vez adquiría mayor prestigio. En este
sentido, Fernando Chamizo, que fuera Subdirector de Planeación
de
Radio UNAM
, recuerda que
hay algo que todo mundo llama la
época de oro, en
Radio UNAM
estamos hablando de 1959 a 1966;
primero con un director llamado Pedro Rojas y posteriormente
con Max Aub, al que se le toma como el principal impulsor de
Radio UNAM
. Sin duda lo fue, porque tuvo dos grandes aciertos:
uno, defender la crítica; dos, tuvo el enorme acierto de “hacerse”
de gente joven, como Elena Poniatowska, Carlos Monsiváis, José
Emilio Pacheco. De hecho esta radio no tiene del todo una buena
memoria.
19
18 Información vigente al año 2002, que fue proporcionada por la Dirección de Radio,
Televisión y Cinematografía, que depende de la Secretaría de Gobernación.
19
Fragmentos de una entrevista realizada el día 30 de noviembre del 2000 a Fernando Chamizo.
171
Carlos Monsiváis protagonizaba la serie llamada
El Cine y la
Crítica
, programa de humor, de crítica al régimen. En aquél enton-
ces,
Radio UNAM
no se ubicaba en su domicilio actual que es en
la calle de Adolfo Prieto no. 133, Col. Del Valle, sino dentro del
circuito de la Universidad Nacional Autónoma de México, Campus
Ciudad Universitaria, enfrente de la Central Camionera y cerca de
la avenida insurgentes sur. Al llegar 1961,
Radio Universidad
trans-
mitía música clásica y folklórica de México y Latinoamérica; ade-
más, series de corte pedagógico y cultural. Igualmente, se lanzan al
aire boletines de información acerca de la vida universitaria, como
reglamentación de inscripciones, ciclos de conferencias, exposicio-
nes, representaciones del teatro estudiantil, novedades literarias.
Otra de las actividades que se llevaban a cabo fue la edición de
discos, como la serie
Voz Viva de México
, que constituyó un medio
para perpetuar la voz de intelectuales y artistas de ese tiempo.
20
1963
fue el año en el cual, además de la programación del anterior, se im-
pulsaron series sobre literatura, actualidad política desde el punto
de vista teórico, programas de poesía literaria crítica, y diariamente
el programa
Jazz en la Cultura
. Asimismo, se publicaron los discos
de: Bernal Díaz del Castillo, Sor Juana Inés de la Cruz, Octavio Paz,
Poesía Náhuatl, Justo Sierra, Fernando Benítez y Salvador Díaz
Mirón.
21
La década de los sesentas significó el auge de las labores acadé-
micas de la emisora; las actividades radiofónicas con sentido edu-
cativo y cultural se distinguieron por su calidad y relevancia para la
comunidad universitaria y el público. Más explícitamente, la experta en
radiodifusión, Florence Toussaint, menciona:
En el desarrollo de un estilo, las emisoras universitarias tienen
propuestas interesantes. Quizá la mejor de ellas sea protago-
nizada por la Universidad Autónoma de México. En una época de
su historia, entre 1960 y 1973, no sólo constituyó la vanguardia
Sociedad y Política
20
Cfr.
UNAM.
Anuario General UNAM
(1962). México, UNAM, 1962. p. 292 y 293.
21
Cfr. UNAM,
Anuario General UNAM
(1963). México, UNAM, 1962. p.
236 y 237.
172
de las universitarias, sino que se convirtió en la más avanzada
de toda la radio cultural. Cuando Max Aub fue director
(1960), se inició la grabación de radioteatros. Éstos se aleja-
ron de la tradicional radionovela para abrir cauce, por medio
de un género muy popular, al teatro y a la literatura nacional
y universal, creando un género al que podríamos denominar
radionovela cultural o no comercial.
También se llevaron a cabo experimentos como “Cine Sonora”
de Carlos Illescas, por medio del cual se contaban historias
utilizando únicamente sonidos mezclados a partir del uso de
los recursos técnicos de la radio.
22
En 1976 sale de Ciudad Universitaria y el rector Guillermo
Soberón inaugura las nuevas instalaciones ubicadas en la calle de
Adolfo Prieto 133, Col. del Valle, con oficinas administrativas,
locales especiales para la Fonoteca, la Discoteca, cuatro estudios
de grabación y el sistema de transmisión en Frecuencia Modulada
estereofónica con 50 000 watts de potencia. Se prevé el desarrollo
de servicios culturales a través de un auditorio además de una
audioteca públicos. Cabe agregar que, el intelectual, Miguel Ángel
Granados Chapa, complementa diciendo:
Radio Universidad de México ganó rango administrativo y
jurídico y se convirtió en Radio UNAM; ya no depende de la
Dirección General de Difusión Cultural, sino adscrita a la
Coordinación de Difusión Universitaria. En diciembre fue
inaugurada allí la audioteca “Augusto Novarro” compuesta
por más de 24 mil piezas, entre cintas, discos y casetes reco-
pilados durante los 41 años de
vida de la emisora, y destinada
al uso del público en general.
23
22
Florence Toussaint,
op cit.
, p.
83.
23
Miguel Ángel Granados Chapa,
Examen de la comunicación en México
, México, El Caballito,
1981.
p. 90.
173
Además, cabe destacar que en la tesis de licenciatura de Daria
Moncada Ibar, se expone lo siguiente: “Radio Universidad es expre-
sión de la alta cultura [.
..] y la misión de la Universidad es difundir
esa cultura, afirma Abelardo Villegas, quien fue director de la emi-
sora de 1977 a 1978. Otro de sus directores, Raúl Cosío, ha dicho
que el papel de Radio Universidad es la cultura, es el cerebro que el
pueblo mexicano necesita.”
24
Actualmente,
Radio UNAM
transmite a la semana un poco más
de 80 programas, entre los que se destacan contenidos de música,
de análisis político, de literatura, de economía, indígenistas, infan-
tiles. Los objetivos generales de esta emisora, son:
- Servir
de vínculo y enlace entre los universitarios y con la
sociedad en general;
- Participar en las tareas de extensión de la cultura y el que-
hacer universitario;
- Investigar nuevos métodos de producción radiofónica y, a
través de éstos experimentar formas diversas de expresión y
difusión didáctica y cultural.
25
Cabe señalar que hay académicos a los que les pertenece un es-
pacio en el aire, por ejemplo: Jaime Litvak, maestro emérito, quien
participa en el programa
Espacio Universitario
, en el cual habla
sobre diversos temas culturales. Asimismo, existen colaboradores
del Instituto de Investigaciones Económicas, como Rolando Corde-
ra; y con frecuencia se invita a participar a otros.
También el programa
Domingo 7
, del intelectual de izquierda
Tomás Mojarro, aborda críticamente algunos temas tales como la
emancipación de la clase obrera, el neoliberalismo y la globaliza-
ción, la política, las crisis económicas, la deuda externa, entre otros,
con el fin de despertar la conciencia social.
Sociedad y Política
24
Daria Moncada Ibar,
Radio Universidad: testimonios
, México, Facultad de Ciencias Políticas y
Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México, 1983 (tesis de licenciatura), p. 161.
25
Véase: www.serpiente.dgsca.unam.mx/radiounam/FM/
174
Sin embargo,
Radio UNAM
, actualmente adscrita a la Coordina-
ción de Difusión Cultural de la UNAM, enfrenta obstáculos, como
la limitación presupuestal, las estructuras sindicales, limitados
recursos humanos, desconocimiento del perfil de la audiencia,
negligencia laboral en algunos casos.
26
Las nuevas tecnologías se hacen presentes, en 1996 se instaló una
antena de recepción vía satélite, captando señales desde Francia, In-
glaterra y Holanda. En 1997,
Radio UNAM
ingresa en sintonía a
Internet. Por último, cabe decir que
Radio UNAM
también cuenta
con un circuito cerrado de radio en la Facultad de Ciencias Políticas
y Sociales, en el cual participan estudiantes y se invita a personas del
exterior para conversar sobre diversos temas, como el cine, la eco-
nomía, la política, la educación, lo que acontece en la facultad y en
la universidad, entre los más destacados.
Radio Ibero
Para el caso de la radiodifusión de la Universidad Iberoamericana
Radio Ibero, los responsables del área de radio de dicha institución
de educación superior tuvieron la iniciativa de instalar un sistema
radial experimental dentro de la institución, con el fin de ofrecer a los
alumnos de la licenciatura en comunicación
una práctica acerca del
manejo del medio, además de establecer un sistema radial que faci-
litara e incrementara la información y la intercomunicación entre la
comunidad universitaria.
27
Así, en 1987, se propuso la instalación de un sistema de bocinas
colocado en la cafetería, conectado vía cable; pero no se llevó a ca-
bo. Fue hasta marzo de 1990 cuando comenzó sus funciones en el
dial con 20 watts de potencia y adscrita a la Universidad Iberoame-
ricana en frecuencia modulada XHUIA-FM 90.9. Dos años más
tarde, se solicitó un permiso a la Secretaría de Comunicaciones y
26
Ibidem
, p. 37 y 38.
27
Cfr
Adriana María De Cecco Reca,
La radio experimental universitaria en el D.F. Caso práctico:
Estéreo UIC
, México, 1992 (Tesis-UIC), p. 119-120.
175
Transportes para emitir con una potencia de 100 watts, lo que ya
contribuido para que esta radiodifusión universitaria extiende su
campo de penetración y sea escuchada en zonas del Distrito Fede-
ral, como Polanco, Santa Fé y Coyoacán, básicamente el poniente
de la ciudad, con un horario de 8 a.m. a 8 p.m. y transmitiendo
programaciones, hasta la actualidad, principalmente elaboradas por
los propios universitarios de la institución, sin omitir a los docen-
tes; ambos de las diversas carreras, como: filosofía, arquitectura,
psicología, comunicación, etcétera.
28
Cabe señalar que, los objetivos de
Radio Ibero
son los siguientes:
1.- Instalar y operar un sistema experimental de transmisión de
radio en frecuencia modulada, con cobertura limitada al campus
universitario, con un watt de potencia, en donde se ofrezca una
programación de interés para la comunidad, permitiéndole así ex-
perimentar las posibilidades reales de operación de una radio cultu-
ral universitaria.
2.- Disponer de la información necesaria para valorar la oportu-
nidad de contar con una emisora universitaria y poder decidir su
gestión e instalación con base en las posibilidades de obtener una
frecuencia radiofónica.
29
Entonces,
Radio Ibero
es una radio universitaria en la que los
propios estudiantes son los gestores y los productores de la barra
programática, lo cual estimula el diálogo entre la comunidad uni-
versitaria y la sociedad. Cabe decir que, en la actualidad Radio Ibero
ya cuenta con una cobertura a nivel de todo el Distrito Federal.
El Politécnico en Radio
La radiodifusión que se lleva a cabo en el Instituto Politécnico Na-
cional, El
Politécnico en Radio
, tuvo su origen en 1984 y se conci-
Sociedad y Política
28
Véase: www.uia.com.mx en la sección de radio.
29
Cfr.
A.M. De Cecco Reca,
op. cit
., p. 120 y 121.
176
bió como un apoyo académico a la carrera de ingeniería en comu-
nicaciones y electrónica. Desde entonces se iniciaron las gestiones
ante la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.
Fue hasta el año de 1995 cuando se iniciaron las transmisio-
nes formalmente, adquiriendo las siglas de identificación
XHUIPC
95.7 f.m., la que salió al aire desde la Escuela Supe-
rior de Ingeniería Mecánica y Eléctrica (ESIME Culhuacán),
institución adscrita al Instituto Politécnico Nacional, lo que se
conoce en la actualidad como El
Politécnico en Radio
XHUPC, con
una cobertura a todo el Distrito Federal, con una potencia de 12
mil watts.
Actualmente, El Politécnico en Radio cuenta con más de 30
programas al aire en los cuales se abarcan temas culturales, sociales,
tecnológicos y musicales. Los objetivos de esta radio son:
1.- Difundir y defender la cultura nacional, la historia, las tradicio-
nes, costumbres y nuestra idiosincrasia respecto al extranjero.
2.- Apoyar la función social educativa encomendada al Instituto
Politécnico Nacional, especialmente la que realiza por medio
de la modalidad extraescolar o enseñanza abierta.
3.- Informar sobre los acontecimientos de México y el mundo.
4.- Coadyuvar y difundir la educación y la cultura popular.
5.- Divulgar las manifestaciones de la cultura universal y los
avances de la investigación científica y tecnológica.
6.- Transmitir programas recreativos de carácter artístico, cultu-
ral, deportivo y programas de servicio socialmente útiles a la
comunidad.
30
Este es un estilo de radiodifusión que pretende ser divertido, no
formal, es decir, que no sea de lo más serio y “acartonado” como
otras radiodifusoras, así como se propone ser abierto, pues los estu-
diantes de dicha casa de estudios superiores en colaboración con
otros universitarios de la UVM, UNAM, UIC, por ejemplo, además
30
Véase:
www.radio.ipn.mx
177
de pertenecer a una diversidad de licenciaturas, al realizar su servi-
cio social colaboran activamente en la realización y locución de la
programación, en la que se transmiten contenidos culturales, musical,
literario, e incluso también existen emisiones dirigidas al público
infantil.
Radio del ITESM
En este apartado se mencionará brevemente la historia de una ra-
diodifusora universitaria más. Sin embargo, no existe una memoria
escrita sobre la historia de esta radio, por ello he tenido que recurrir
a entrevistas de personas implicadas en esto y así hacer una recons-
trucción histórica.
31
El Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey
(ITESM),
campus
del Distrito Federal, incursionó en el medio
radiofónico desde el año de 1997. Así, un grupo de estudiantes de
las diversas licenciaturas que se imparten en dicha universidad ins-
tauraron un circuito cerrado de radio y lo llamaron
Rockotec
; los
estudiantes eran quienes producían, realizaban y editaban todos
los programas, pero esto era sólo a nivel interno.
Ya para el año 2000, dicha experiencia radiofónica cobró un ma-
yor vigor y tuvo su auge, pues en esa fecha por primera vez se le
asigna al ITESM un lugar en el cuadrante, que es 94.9 fm y con un
marco de acción de 1
1/2
km., o sea, sólo en aquella circunferencia
radial se puede escuchar dicha radiodifusora universitaria. Pero ya
no se llamaría
Rockotec
sino
Concepto Radial.
En la inauguración de dicha estación radial, estuvieron locutores
famosos como Toño Risique y Enrique Aguilera de Alfa Radio. En-
tonces, la radio del ITESM se formaliza en términos legales con la
Secretaría de Comunicación y Transportes, además de que se vuelve
Sociedad y Política
31
La información sobre la radio del ITESM fue proporcionada gracias a la entrevista que realicé
a la Coordinadora de Concepto Radial, Lic. Verónica Orihuela Vera y a los estudiantes José Luis
Rodríguez y Alberto, quienes se dedican a la producción y realización radiofónica en dicha emisora.
32
Información recopilada de la página de internet de la ¡Ke Huelga!: www.kehuelga.com.mx
un área que depende del departamento de Centro de Medios, el que
a su vez forma parte de la División de Humanidades, la que se su-
pedita en términos administrativos a la Dirección General del
ITESM.
Esta radiodifusora universitaria además de contar con financia-
miento por parte de la institución, también tiene una estructura
definida para su operación: hay un coordinador de la serie y un
ingeniero, quienes reciben sueldo; además existe el cargo de Coor-
dinador General, el cual es desempeñado por un estudiante que
coordina las áreas de relaciones públicas, locución, programación,
edición y realización. En dichas áreas participan los estudiantes de
diversas licenciaturas, como administración financiera, economía,
comunicación, entre otras, y no reciben sueldo por su labor en
dicha radio.
Ahora bien, para que los estudiantes puedan participar en
dichas áreas de radio, se les imparte un curso de capacitación
sobre el medio radiofónico, con el fin de introducirlos al medio,
a su conocimiento y a su potencialidad. También y en menor
medida participan maestros de la institución cuando los estudian-
tes los invitan a
Concepto Radial,
por ejemplo, para hacer algún
comentario.
La radio del ITESM transmite de 8 a.m. a 7 p.m. diversos
programas sobre música (pop, electrónica), cultura, sociedad, se-
xualidad, entre otros, además de que cuenta con un noticiario
diario de 8 a 10 a.m.
En materia de elementos técnicos, a pesar de ser una radiodifu-
sora universitaria joven con respecto a las demás cuenta con el
soporte necesario para transmitir, como cabina de radio, equipo de
grabación, transmisor, antena, estudios de audio, discos, caseteras,
long players
, grabadoras, reproductores de discos compactos, micró-
fonos, entre otros.
Por último, lo más reciente de este sistema es que
Concepto
Radial
se transmite también por
internet
desde el año 2002 hasta la
actualidad, al ingresar a la página: www.ccm.itesm.mx/noticias/cr
178
La Radio Universitaria Libre o Pirata
Por “radios piratas” se entienden todas aquellas que sin el permiso
requerido por la Secretaría de Gobernación transmiten en el aire y
se encuentran en la candestinidad, no ejercen pago alguno de im-
puestos e incluso invaden otras frecuencias, sobrepasando así el
límite de 1,000 watts de potencia; por ejemplo,
Radio Zapote
, la ra-
diodifusión universitaria que realizan los estudiantes de la Escuela
Nacional de Antropología e Historia (ENAH), sin ser esta actividad
de carácter institucional sino libre, que aborda temas musicales, de
política, sociedad y cultura.
Otro ejemplo fue la “¡
Ke Huelga!
”, radiodifusora que mantu-
vo una crítica situaciones que se dieron en la vida cotidiana en el
país y rompió con alguna definición institucional de radiodifusión
universitaria, pues la
Ke Huelga
no fue respaldada por institución
alguna.
La emisora “¡
Ke Huelga
!” tuvo la sintonía en el 102.1 megahertz
fm fue creada por los estudiantes denominados como “paristas” de la
UNAM, una semana después de iniciado el conflicto, con el fin de
ampliar su espectro de expresión al público en general, y no solamente
al sector universitario. Fue una radio que aunque tuvo frecuencia y
fue elaborada por universitarios, no se encontró con respaldo de la
UNAM como institución educativa del nivel superior.
La cobertura de la
Ke Huelga
comprendió Ciudad Universitaria
y lugares más alejados como San Ángel, Coyoacán e incluso
Mixcoac, operando así con la tecnología más elemental y sin apoyo
financiero de alguna institución educativa ya sea pública o privada.
También fue conocida como una radio libre porque estuvo abierta
a la participación directa de los unviersitarios.
La historia de estas radiodifusoras llamadas como “libres o pira-
tas” se mantiene prácticamente en el anonimato, es decir, ha sido
poco conocida y difundida, por lo que ha sido valorada como expe-
riencia importante para la sociedad mexicana. Otros casos de este
tipo de emisoras en México, D.F., han sido: Televerdad, Radio
Pirata, Radio Vampiro, Radio Neza.
179
Sociedad y Política
Existe una gran diferencia entre los locutores de dicha estación
que los de cualquier otra emisora comercial, pues los universitarios
utilizan otro tipo de inflexiones verbales y el ritmo radiofónico es
distinto, así como su programación es de crítica al sistema guberna-
mental imperante.
Otras opciones de transmisión para las actividades de
radio de las universidades
Recapitulando un poco, es prudente decir que encontramos a la
producción radiofónica que se realiza en las universidades; pero
unas la realizan desde el cuadrante y otras a nivel interno, o sea, del
campus universitario. Sin embargo, también se puede apreciar que
existe otra forma de transmisión radial de las universidades que no
tienen asignada una frecuencia; tal es el caso del Instituto de Estu-
dios Superiores del Colegio Holandés, y de hecho, la Universidad
Pedagógica Nacional (UPN).
La UPN cuenta con cabina de radio; el Instituto de Estudios Su-
periores del Colegio Holandés no. Pero ambos se asemejan en que
dichas instituciones de educación superior han adquirido espacios y
transmiten en radiodifusoras comerciales en determinados horarios.
La UPN ha transmitido en los espacios asignados por los tiempos
oficiales en la XEB, La B grande de México y Radio Mil, por ejem-
plo; en cambio, la segunda ha transmitido (y lo sigue haciendo) a
través de Radio Chapultepec.
Así, estas radios de la universidad adquieren espacios en otras
emisoras, que no necesariamente deben ser de carácter comercial, y
así sin tener frecuencia en el dial, pueden transmitir una variedad
de contenidos a la sociedad. Sobre esto, cabe mencionar que, en el
Distrito Federal las dos únicas universidades que han llevado a cabo
sus transmisiones radiales ocupando espacios de otra emisora, son:
La Universidad Pedagógica Nacional y El Instituto de Estudios Su-
periores del Colegio Holandés.
180
Conclusión: la radiodifusión universitaria como medio de
difusión de la cultura
La radio producida desde las universidades representa la expresión
de ideas, reflexiones, críticas, análisis y propuestas para interpretar
con mayor claridad y profundidad la diversidad de temas y el con-
texto. Además, puede servir como una herramienta educativa, mate-
rial didáctico o como medio de expresión. Entonces, las actividades
de radiodifusión universitaria pertenecen al rubro de la educación
no formal, la que abarca
todo tipo de programas pedagógicos que
tienen como objetivo generar diversos aprendizajes.
Este tipo de enseñanza advierte la necesidad de contribuir al
enriquecimiento educativo y cultural de la colectividad, a través de
programas que atiendan el interés nacional e incluso de impartir
clases, cursos académicos y talleres, vía radio o televisión. Por ejem-
plo, Radio Universidad ha transmitido programaciones en las que
se imparten materias
para enseñar diversos contenidos, como:
Espacio universitario, Diálogo jurídico, Impulso humano, La ciencia al
día, En la ciencia, El blues inmortal, La ciencia para todos, Se regala
cascajo, Clérigos, juglares y trovadores, La música en la vida, Los bie-
nes terrenales, Pensamiento musical en la historia, Saint John’s Wood los
Beatles, Concierto OFUNAM, En alas de la trova yucateca, Caminos
del ayer, Cien años de tango. Buen provecho,
entre otros.
En este sentido, estas emisiones radiales significan nuevas opor-
tunidades y medios didácticos para suscitar en la población una
mejor comprensión acerca de las diversas situaciones del entorno.
Ahora bien, la radiodifusión que nos ocupa posee evidentes carac-
terísticas, de las cuales Ana María Peppino nos habla:
— Elimina distancias y
llega a comunidades inaccesibles, ais-
ladas y remotas.
— Amplía las oportunidades educativas de la población, no sólo
por multiplicar el número de “aulas” disponibles sino también
por apoyar y favorecer el trabajo de los maestros, alfabetiza-
dores e instructores, sobre todo en aquellas regiones o países
181
Sociedad y Política
182
con poco personal con el adecuado nivel de escolaridad y
capacidad.
— Multiplica y acelera el factor tiempo en el proceso de apren-
dizaje.
—Aporta continuidad al proceso educativo, mediante su
acción diaria e ininterrumpida.
—Facilita al auditorio su utilización, por la simplicidad de su
manejo y bajo costo.
33
Así, la existencia de las radiodifusoras universitarias cobra
importancia en la medida en que sus mensajes pueden llegar a
sectores lejanos, y por ello se convierte en potencial transmisor de
contenidos, culturales, científicos. De esta manera, el beneficio que
recibe la sociedad es la recepción de programas del interés nacional,
lo que le proporcionará elementos críticos y reflexivos para interpretar
con mayor amplitud y profundidad su entorno y así transformarlo
creativa y activamente.
También, cabe indicar que la radiodifusión universitaria no tie-
ne fines lucrativos, ya que no transmite anuncios comerciales que
incitan al consumo, sino se dedica a difundir el conocimiento
producido en las universidades, la cultura y diversas opiniones
acerca de los acontecimientos de interés social y nacional. Sobre
esto, la investigadora en radiodifusión universitaria, Ana María
Pepino Barale, destaca lo siguiente:
Con un medio masivo de tan alta penetración en los ho-
gares, tanto urbanos como rurales, es imperdonable que
sea utilizado preponderantemente con fines mercantiles
que dejan al margen no sólo a los radioescuchas sino tam-
bién a los que laboran, con bajísimos salarios, en las esta-
ciones de radio. No es posible que un bien de la nación
sea manejado para beneficio de unos pocos. Es responsa-
bilidad de todos, particulares e instituciones, luchar por
33
Ana María Pepino Barale,
Radiodifusión Educativa
, México, Gernika, 1991. p. 80 y 81.
183
que las ondas hertzianas respondan a las necesidades de la
población.
34
En contraste, la radio comercial se rige por las dinámicas del
mercado, por los intereses mercantilistas que sólo benefician a unos
cuantos; en contraste, la radiodifusión universitaria es democrática
pues sus contenidos abordan aspectos de interés social, lo cual sus-
cita el pensamiento crítico, analítico, reflexivo y propositivo.
Por lo tanto, las series radiofónicas educativas producidas en las
universidades estimulan la retroalimentación en el público, despier-
tan inquietudes; pero ante todo debe ser un medio que “propicie la
discusión abierta de los problemas locales, regionales, nacionales,
e internacionales [.
..]; auxilie las tareas educativas; estimule las
expresiones artísticas y culturales locales, y esté abierta para apoyar
el devenir cotidiano de la sociedad.”
35
Asimismo, es
el medio
que permite el ejercicio de imaginar, de
comprender y analizar con amplitud y profundidad el entorno,
de innovar formas de pensamiento y acción. “En el caso concreto
de la radio, en virtud de su particular naturaleza tecnológica, los ele-
mentos expresivos que pueden ser utilizados son exclusivamente de
carácter auditivo.”
36
Lo positivo de esto es que cuando escuchamos
ideas, palabras, nuestra capacidad de reflexionar y abstraer diversos
tópicos puede desarrollarse potencialmente.
Recibido el 18 de marzo del 2003
Aceptado el 28 de noviembre del 2003
Sociedad y Política
34
Ana María Peppino Barale, "La radio permisionada: ¿para qué?", en
La radio permisionada en
México: el caso de Hidalgo
, México, Fundación Friedrich Ebert, 1990. p. 15.
35
C. Romo Gil,
op cit
., p. 168 y 169.
36
C. Romo Gil,
Introducción al conocimiento y práctica de la radio
, México, Diana, 1987. p. 49.
184
Bibliografía
Anuario General UNAM 1962
, México, Universidad Nacional
Autónoma de México, 1962.
Anuario General UNAM 1963
, México, Universidad Nacional
Autónoma de México, 1963. UNAM.
De Cecco Reca, Adriana María,
La radio experimental universitaria
en el D.F. Caso práctico: Estereo UIC
., México, 1992, (Tesis-
UIC).
Figueroa
Bermúdez, Romeo, ¡
Qué onda con la radio
!, México,
Alhambra-Mexicana, 1996.
Granados Chapa, Miguel Angel,
Exámen de la comunicación en
México
, México, El Caballito, 1981.
Gutiérrez, Francisco,
El lenguaje total: Pedagogía de los medios de
comunicación
. México, Hvmanitas, 1989.
———,
Pedagogía de la comunicación
, prol. de Telmo Meirone,
Buenos Aires, Hvmanitas, 1975.
Informe Universidad Nacional Autónoma de México 1998
. México,
Universidad Nacional Autónoma de México, 1988.
Legislación en comunicaciones
, México, Delma, 1999.
Moncada Ibar, Daria,
Radio Universidad: testimonios
, México,
Universidad Nacional Autónoma de México, Facultad de
Ciencias Políticas y Sociales, 1983 (Tesis de licenciatura).
Peppino Barale, Ana María,
El papel de la radiodifusión en la
enseñanza superior a distancia
, México, Universidad Nacional
Autónoma de México, Facultad de Filosofía y Letras, 1991,
(tesis de maestría).
———, "La radio permisionada: ¿para qué?", en Ana María
Peppino Barale (coord.),
La radio permisionada en México: el
caso de Hidalgo
, México, Fundación Friedrich Ebert, 1990.
———,
Las ondas dormidas. Crónica Hidalguense de una pasión
radiofónica
, México, Universidad Autónoma Metropolitana,
1989 (Biblioteca de Ciencias Sociales y Humanidades).
———,
Radiodifusión educativa
,. México, Gernika, 1991
(Ensayos,
36).
Pérez Hernández, Mario Alberto,
Prácticas radiofónicas. Manual del
productor
, México, Porrúa, 1998.
Rebeil Corella, María Antonieta,
et al., Perfiles del cuadrante.
Experiencias de la radio
, México, Trillas, 1989.
Romo Gil, Cristina,
Introducción al conocimiento y práctica de la
radio
, México, Diana, 1987.
———,
La otra radio: voces débiles, voces de esperanza
, México,
IMER, 1990.
Entrevistas
1) Entrevista realizada el 18 de diciembre de 2002, en su cubícu-
lo de la universidad, al profesor e investigador de la UPN, Juan
Pablo Méndez Pozos (comunicólogo a nivel licenciatura y
maestría por la FCPyS-UNAM), quien ha participado en las
actividades de radio dicha institución de educación superior.
2) Entrevista realizada el 18 de diciembre de 2002, en su cubí-
culo de la UPN, al profesor Carlos Padilla González (licen-
ciado en comunicación por la FCPyS-UNAM y licenciado
en antropología por la ENAH), quien ha participado en las
actividades de radio de la UPN.
3) Entrevista realizada el 18 de diciembre de 2002, en su cubí-
culo de la UPN, a la profesora e investigadora Lourdes de
Quevedo, quien ha participado en las actividades de radio
de la UPN.
4) Entrevista realizada el 19 de diciembre de 2002 en su ofici-
na, al Lic. Javier Olmedo, Director de Difusión Cultural y
Extensión Universitaria de la UPN e investigador de dicha
institución.
5) Entrevista realizada el 9 de enero de 2003, en su cubículo de
la FCPyS-UNAM, a la investigadora Alma Rosa Alva de la
Selva (doctorante en el posgrado de dicha facultad y presi-
denta de la Asociación Mexicana de Creadores e Investigadores
185
Sociedad y Política
de la Radio), quien ha tenido una larga trayectoria como
investigadora en medios de comunicación y nuevas tecnolo-
gías de la información.
6) Entrevista realizada el 22 de enero de 2003, en la Sala de
Juntas de la Coordinación de la Licenciatura en Ciencias de
la Comunicación de la FCPyS-UNAM, a la investigadora
Florence Toussaint Alcaraz, (doctora en comunicación por
la FCPyS-UNAM), quien ha tenido una larga trayectoria
como investigadora en medios de comunicación y nuevas
tecnologías de la información.
7) Entrevista realizada el 31 de enero de 2003, en la Sala de Es-
tancia de las instalaciones de la UNAM en la calle de Orte-
ga, Delegación Coyoacán, al investigador Fernando Mejía
Barquera, (estudiante de maestría en comunicación del pos-
grado de la FCPyS-UNAM), quien ha tenido una larga tra-
yectoria como investigador en medios de comunicación.
8) Entrevista realizada a Fernando Chamizo, Subdirector de
Planeación de Radio UNAM, el día 30 de noviembre del
2000, en su oficina en
la Col. del Valle.
9) Entrevista a la Coordinadora de Concepto Radial, Lic. Ve-
rónica Orihuela Vera y a los estudiantes José Luis Rodríguez
y Alberto, quienes se dedican a la producción y realización
radiofónica en dicha emisora.
10) La Dirección de Radio, Televisión y Cinematografía, que de
pende de la Secretaría de Gobernación, me proporcionó in-
formación vigente al año 2002.
Electrónicas
www.ccm.itesm.mx/noticias/cr
www.radio.ipn.mx
www.kehuelga.com.mx
www.uia.com.mx
www.serpiente.dgsca.unam.mx/radiounam/FM/
www.ull.es/publicaciones/latina/aa2000tma/125/irving.htm
186
logo_pie_uaemex.mx