Artículo en PDF
Cómo citar el artículo
Número completo
Más información del artículo
Página de la revista en redalyc.org
Sistema de Información Científica
Red de Revistas Científicas de América Latina y el Caribe, España y Portugal
169
“Feminicidio: fenómeno con signi±cado político”
Reseña del libro de Diana E. Russell y Hill Radford (eds.),
Feminicidio. La política del ase-
sinato de las mujeres
, México, Universidad Nacional Autónoma de México, Centro de Investi-
gaciones Interdisciplinarias en Ciencias y Humanidades, Comisión Especial para Conocer y
dar Seguimiento a las Investigaciones Relacionadas con los Feminicidios en la República
Mexicana, 2006, 716 pp.
Karime Suri Salvatierra
L
a ±lósofa feminista Celia Amo-
rós ha dicho en reiteradas oca-
siones que nombrar es politizar; el
libro,
Feminicidio. La política del
asesinato de las mujeres,
es ejem-
plo claro de ello. Esta antología,
publicada originalmente en el año
de 1992 en Estados Unidos de Nor-
teamérica y el Reino Unido, articuló
una serie de esfuerzos que se hacían
no sólo desde la academia sino tam-
bién desde la sociedad civil por
conceptualizar el polémico sustan-
tivo.
EL texto, que se publica por
primera vez en México, forma par-
te de las acciones que realizó la
Comisión Especial para Conocer y
dar Seguimiento a las Investiga-
ciones Relacionada con los Femi-
nicidios en la República Mexicana,
en la LIX legislatura de la Cámara de
Diputados. Es precisamente Marce-
la Lagarde, quien presidiera esta co-
misión especial, la que formula la
presentación de
Feminicidio
y opina
que “esta obra remonta la visión
descriptiva sobre el enfoque que
homologa el homicidio de muje-
res con el homicidio de hombres
y fundamenta con claridad que la
condición de género de unas y de
otros no es un dato más”.
La lectura de esta antología
—que, además de la reflexión teó-
rica, ha inspirado diversos estu-
dios sobre los homicidios de niñas
y de mujeres en nuestro país— es
un instrumento indispensable pa-
ra comprender los mecanismos que
se ponen en práctica desde la “or-
ganización patriarcal del mundo”
y en el que la violencia de género,
desde la perspectiva de Lagarde,
“contribuye a mantener a las mu-
jeres excluidas de espacios funda-
mentales y permanecen marginales
o periféricas a éstos en condicio-
nes de subordinación y dependen-
cia de quienes monopolizan los
poderes, así como sujetas a diver-
sas formas de discriminación y ex-
plotación.”
Las autoras-editoras declaran que
la elaboración de la investigación
fue una tarea difícil y perturbado-
ra, de ahí la necesidad imposter-
gable de reconocer al feminicidio
como un problema urgente ya que
lo subyacente es la responsabili-
dad del Estado para garantizar a
mujeres y niñas una vida libre de
violencia.
El libro está dividido en seis
apartados integrados por las inves-
tigaciones de Jil Radford, Jane Ca-
puti y Diana E.H. Russell, Marianne
Hester, Ruthann Robson, Frances
Power Cobbe, Marielouise Jans-
1
Marcela Lagarde relata en la presentación de este libro que, cuando Diana Russell participó en el Seminario Internacional
Feminicidio, Justicia
y Derecho
(organizado por Comisión Especial para Conocer y dar Seguimiento a las Investigaciones Relacionada con los Feminicidios en la Re-
pública Mexicana) en 2005,
consideró apropiada la traducción de
femicide
como feminicidio para evitar que la traducción al castellano fuera
femicidio y, por lo tanto, condujera a considerarlo sólo como la feminización de la palabra homicidio.
Reseña
Revista Mexicana de Ciencias Políticas y Sociales
170
sen-Jurreit, Margo Wilson y Martin
Daly, Jacquelyn C. Campbell, Karen
D. Stout, Chris Domingo, Jane Ca-
puti y, fnalmente, Lucy Bland.
A través de sus páginas, se
aborda, desde la teoría Feminista,
el Feminicidio
1
en Estados Uni-
dos, el Reino Unido e India. Una
de las contribuciones más impor-
tantes de la obra es la defnición
misma del término que encabeza
el título: “…el
feminicidio
es la
Forma más extrema de terrorismo
sexista motivado por odio, des-
precio, placer o sentido de pro-
piedad”. Es decir, el asesinato
misógino de mujeres cometidos
por hombres, un tipo extremo de
violencia sexual, el conjunto de he-
chos violentos contra las mujeres
que, en ocasiones, culmina con
el homicidio de algunas niñas y
mujeres. Para Russell y RadFord,
el hecho de llamar al Feminicidio
asesinato misógino elimina la am-
bigüedad de los términos asexua-
dos de homicidio y asesinato. Es
pertinente aclarar que, en el con-
tenido del libro, las investigado-
ras no afrman que las mujeres son
asesinadas con mayor Frecuencia
que los hombres; lo que plantean
es la necesidad de discutir la def-
nición del neologismo, algunas de
sus Formas y contextos, y la cues-
tión de su prevalencia puesto que
el Feminicidio, como Fenómeno,
tiene un gran signifcado políti-
co. La obra también contribuye a
institucionalizar del término para
que, al nombrar a esta Forma ex-
trema de violencia sexual, se pro-
voque en la sociedad una amplia
y diFundida resistencia en contra
de ella.
En el primer apartado de esta
obra colectiva, intitulado
El fe-
minicidio es tan antiguo como el
patriarcado
, se evidencia la pre-
sencia del Feminicidio en el trans-
currir de la historia y se afrma
que éste ha sido ejecutado “por
los hombres para asegurar las re-
laciones sociales del patriarcado,
esto es, el dominio masculino y
la subordinación Femenina”. Las
prácticas del Feminicidio en estas
sociedades patriarcales “se Fueron
confgurando debido a los arre-
glos sociales, políticos y econó-
micos de las distintas culturas en
periodos diFerentes.”
Hacer una historiograFía del Fe-
minicidio se convierte en una ta-
rea harto compleja, ya que dado
que éste no es un término legal
reconocido “no hay datos estadís-
ticos ofciales al respecto desde el
pasado hasta el presente”. La his-
toria del Feminicidio se da para-
lela a una historia de resistencia
por parte de las mujeres.
Asimismo, se clarifca la fc-
ción de que hubo un tiempo en el
que las mujeres podían salir a la
calle por la noche y estar seguras,
dado que se evidencia que nunca
existió una época dorada, las ca-
lles no son el espacio para las mu-
jeres, éstas han sido confnadas a
la casa y quienes experimenten su
salida están inFringiendo la regla
no escrita y recibirá violencia como
respuesta a esta transgresión.
La segunda parte,
La casa pa-
triarcal: el lugar más letal para las
mujeres
, estudia uno de los mitos
más extendidos de la cultura pa-
triarcal: que el hogar proporciona
un paraíso de seguridad para las
mujeres. Los trabajos demuestran
que el hogar es el lugar donde las
mujeres corren mayor riesgo. Pa-
ra demostrarlo, se concentra en
testimonios y reflexiones teóri-
cas que tienen como eje central el
asesinato de mujeres en sus pro-
pios hogares “a manos de hom-
bres con los que tenían o tuvieron
relaciones”. También se evidencia
la manera en la el inFanticidio de las
niñas continua siendo práctica co-
tidiana en algunas culturas.
La tercera sección,
Feminicidios
y racismo
, demuestra la limitada
respuesta de la policía en las in-
vestigaciones de los asesinatos
de mujeres, especialmente si ellas
pertenecían a un grupo racial dis-
tinto al caucásico. El Feminicidio
no hace distinción de grupo ra-
cial, clase o cultura u orientación
sexual. Los artículos que inte-
gran este bloque hacen hincapié
en que es necesario, al tratar de
desentrañar un Fenómeno como el del
Feminicidio, tomar en cuenta las
complejas
maniFestaciones
en
las que se conjunta el racismo y
que se evidencia en las respues-
tas policiales, del sistema judicial
y de los medios de comunicación.
La cuarta división,
Medios masi-
vos de comunicación, pornografía
y gorenografía
, examina la Forma
en la que los medios de comunica-
ción tratan al Feminicidio y cómo
presentan a las mujeres víctimas
de la violencia contra ellas. Se de-
171
muestra que, desde los medios de
comunicación, se dejan de identi-
fcar los aspectos políticos de pro-
blemáticas como la violencia de
género. Se enFatizan también las
relaciones entre la pornograFía, la
violencia sexual y el Feminicidio
al tiempo que se denuncia una su-
puesta libertad de expresión que,
amparándose en intereses liberta-
rios, justifca la pornograFía. En
este particular sentido, la “liber-
tad… puede ser mortal para las
mujeres”.
La quinta unidad,
Feminicidio
y parodias de justicia
, está com-
puesta por una serie de ensayos
que estudia la respuesta del Es-
tado al Feminicidio y analiza los
métodos que los aparatos de jus-
ticia adoptan para culpabilizar a
las mujeres y hacer que los críme-
nes y asesinatos contra ellas que-
den impunes.
El sexto módulo,
La lucha de las
mujeres contra el feminicidio,
es-
tá integrado por testimonios que
relatan los esFuerzos de las muje-
res que luchan contra el Feminici-
dio al tiempo que se ilustran las
variadas Formas en las que aqué-
llas se han organizado para retar
al Feminicidio, generando no só-
lo acciones de protesta sino actos
de resistencia.
Esta antología fnaliza con un
amplio apartado de resumen y
conclusiones. En éste, se afrma
que uno de los propósitos del ma-
terial es nombrar el Feminicidio e
identifcarlo como una Fenómeno
que requiere, por parte de los Es-
tados, urgente atención ya que no
se puede reFerir al ejercicio ple-
no de los derechos humanos en el
mundo si no se observa antes el
estado que guardan los derechos
humanos de las mujeres y las ni-
ñas. Se desmitifca, además, la
creencia de que el Feminicidio es
un Fenómeno que se da en socie-
dades carentes de desarrollo, o
con altos índices de criminalidad,
o que éste es perpetrado por hom-
bres con comportamientos ma-
niaco-sexuales misteriosos o por
“monstruos sobrenaturales.”
Feminicidio. La política del ase-
sinato de las mujeres,
es pues una
obra que pone de manifesto la
existencia de este Fenómeno y
nos reta no sólo a reflexionar en
torno a la condición humana, si
no la manera en la que queremos
vivir; nos expone la necesidad de
erradicar la violencia, de generar
Estados democráticos que asegu-
ren la vida y el pleno ejercicio de
los derechos humanos de mujeres
y niñas.
Reseña
logo_pie_uaemex.mx