Artículo en PDF
Cómo citar el artículo
Número completo
Más información del artículo
Página de la revista en redalyc.org
Sistema de Información Científica
Red de Revistas Científicas de América Latina y el Caribe, España y Portugal
Revista Mexicana de Ciencias Políticas y Sociales
Universidad Nacional Autónoma de México
Nueva Época, Año LX, núm. 223
enero-abril de 2015
pp. 209-236
ISSN-0185-1918
D
ESIGUALDADES
SOCIALES
E
INTERDEPENDENCIAS
GLOBALES
209
1
Este documento está basado en las discusiones que se llevaron a cabo en el contexto de la red investigativa interdisci-
plinaria internacional
desiguALdades.net
(Red Internacional de Investigaciones sobre Desigualdades Interdependientes
en América Latina), financiada por el Bundesministerium für Bildung und Forschung. La red se estableció de manera
conjunta a fines de 2009, por el Lateinamerika-Institut de la Universität Berlin y por el
Ibero-Amerikanisches Institut del
Sti±ung Preußischer Kulturbesitz. Los autores agradecen a Frank Adloff, Manuela Boatcă, (
continúa siguiente página
)
Profesora de Ciencias Políticas en la Freie Universität Berlin, Lateinamerika-Institut (Alemania).
Desde 2009 ha
sido portavoz de
desiguALdades.net
como coordinadora de la dimensión investigativa ²²: desigualdades sociopolíticas.
Ha sido profesora invitada en universidades de Brasil, México y Chile. Sus líneas de investigación son: género y movili-
dad, cultura política, Estado, entramados y desigualdades transregionales y globales. Entre sus últimas publicaciones
destacan: “Globalización de la naturaleza y ciudadanía: resistencias, conflictos, negociaciones”
(2013, coeditado con
Barbara Göbel);
Entre espacios. Movimientos, actores y representaciones de la globalización
(2013, coeditado con Carlos
Alba, Stefan Rinke, y Guillermo Zermeño). Correo electrónico:
mbraig@zedat.fu-berlin.de
∗∗
Profesor de Sociología en la Freie Universität Berlin, Lateinamerika-Institut
(Alemania). Desde 2009 ha sido portavoz
de
desiguALdades.net
como coordinador de la dimensión investigativa ²V: teoría y metodología. Sus líneas de investigación
son: democracia y diferencia cultural, racismo y anti-racismo, desigualdades sociales y procesos políticos transnacionales.
Entre sus últimas publicaciones destacan:
Decolonizing European Sociology. Transdisciplinary Approaches
(2010, coeditado
con
Encarnación Rodríguez y Manuela Boatcă);
Democracia y reconfiguraciones contemporáneas del derecho en América
Latina
(2012, coeditado
con
Stefanie Kron y Marianne Braig). Correo electrónico: sergio.costa@fu-berlin.de
∗∗∗
Antropóloga Social y directora del Ibero-Amerikanisches Institut der Sti±ung Preußischer Kulturbesitz (Alemania).
Desde 2009 ha sido portavoz de
desiguALdades.net
como coordinadora de la dimensión investigativa ²²²: desigualdades
socio-ecológicas. Investigadora principal del Consejo del Excellence Cluster “Image, Knowledge, and Gestaltung”, en la
Humboldt-Universität en Berlín. Sus líneas de investigación son: relaciones humano-ambientales, formas y prácticas
del conocimiento. Entre sus últimas publicaciones destacan: “Globalización de la naturaleza y ciudadanía: resistencias,
conflictos, negociaciones”
(2013, coeditado con
Marianne Braig);
Ideas viajeras y sus objetos: el intercambio científico entre
Alemania y América Austral
(2011, coeditado con Gloria Chicote). Correo electrónico: goebel@iai.spk-berlin.de
Desigualdades sociales e interdependencias globales
en América Latina: una valoración provisional
1
Social Inequalities and Global Interdependences in Latin America:
A Provisional Appraisal
Marianne Braig
Sérgio Costa
∗∗
Barbara Göbel
∗∗∗
Recibido el 1 de septiembre de 2014
Aceptado el 21 de septiembre de 2014
RESUMEN
El artículo expone las bases desde las que se de-
sarrolló la perspectiva de investigación de la red
de investigaciones
desiguALdades.net
. Partiendo
ABSTRACT
Te following working paper lays out the base-
line from which the research approach of the
research network
desiguALdades.net
was de-
Revista Mexicana de Ciencias Políticas y Sociales
Universidad Nacional Autónoma de México
Nueva Época, Año LX, núm. 223
enero-abril de 2015
pp. 209-236
ISSN-0185-1918
M
ARIANNE
B
RAIG
, S
ÉRGIO
C
OSTA
Y
B
ARBARA
G
ÖBEL
210
de las diversas dimensiones de la desigualdad so-
cial en América Latina, se busca poner énfasis en
la multidimensionalidad de las desigualdades y
sus interdependencias transregionales, tomando
en cuenta una perspectiva sincrónica y diacrónica.
De esta manera abreva, en primer lugar, del dis-
curso de los puntos de vista globales para el estudio
de las desigualdades, en particular del enfoque del
sistema-mundo y del transnacionalismo. En se-
gundo lugar, se fundamenta en el examen crítico
de conceptos clave (configuración y régimen). Por
último, busca vincular estos conceptos a temas y
áreas, en especial a la dimensión medioambiental,
que hasta ahora ha recibido poca consideración en
la investigación sobre desigualdades.
Palabras claves:
configuración; desigualdades
interdependientes;
regímenes;
entramados
transregionales.
veloped. Starting from diverse social inequality
phenomena in Latin America, the network seeks
to underline the multidimensionality of inequal-
ities and their transregional interdependencies,
taking a synchronic as well as a diachronic per-
spective into account. It thereby draws, first, on
the discourse on global approaches to the study
of inequalities, particularly world system ap-
proaches and transnationalism. Secondly, it is
based on a critical examination of key concepts
(like figuration and regime). Lastly, it seeks to
link these to subjects and areas, especially the
environmental dimension, that until now have
received little consideration in research on in-
equalities.
Keywords:
figuration; interdependent inequali-
ties; regimes; transregional entanglements.
Introducción
La creciente brecha social entre ricos y pobres se ha vuelto una vez más una problemática
social importante. Junto con su prominencia en los debates políticos recientes, la temática
atrae una mayor atención en el área de las ciencias sociales. Aunque el estudio de las des-
igualdades sociales ha sido tema central de la sociología moderna desde hace tiempo, el
análisis enfrenta retos empíricos y heurísticos que revelan los límites de las teorías sociales
comunes, al a vez que pone énfasis en la necesidad de superar el nacionalismo metodoló-
gico. En el contexto de las crecientes implicaciones globales, ya no parece que sea adecuado
utilizar sólo al Estado-nación como unidad primaria de análisis. Más bien, se deben desa-
rrollar unidades de análisis relacionales alternativas que tomen en cuenta las estructuras
transregionales en las que se incrusta el Estado-nación. Una cooperación más sólida
2
con
Barbara Fritz, Bert Hoffmann, Elizabeth Jelin, Wolfgang Knöbl, Philip Lepenies, Carlos Reboratti, Hilda Sábato,
Imme Scholz, e Ingrid Wehr. No obstante, los autores de este documento son los únicos responsables de su conte-
nido. Traducción del original en inglés: Lucía Rayas.
2
Lo que incluye la cooperación con la investigación crítica sobre el desarrollo.
Revista Mexicana de Ciencias Políticas y Sociales
Universidad Nacional Autónoma de México
Nueva Época, Año LX, núm. 223
enero-abril de 2015
pp. 209-236
ISSN-0185-1918
D
ESIGUALDADES
SOCIALES
E
INTERDEPENDENCIAS
GLOBALES
211
estudios de área puede ampliar la perspectiva de las disciplinas de las ciencias sociales, y
salir de la camisa de fuerza tradicional del Estado-nación.
En este contexto, la red de investigación
desiguALdades.net
persigue diversos objeti-
vos. Uno de ellos es contribuir a la discusión sobre desigualdades en América Latina al
fomentar el intercambio de ideas entre estudios de área y otras ciencias sociales organiza-
das en disciplinas. Un segundo objetivo es proveer de insumos metodológicos y teóricos a
las discusiones actuales sobre desigualdades sociales en el contexto global. Por último, me-
diante la investigación empírica en América Latina, la red también busca contribuir a una
comprensión más diferenciada de las desigualdades sociales, que tome en cuenta las inter-
dependencias multidimensionales y transregionales.
América Latina representa un punto de arranque empírico apropiado por una variedad
de razones. América Latina –incluyendo el Caribe
-
es la región del mundo que muestra la
mayor desigualdad social: 40% de su población se considera pobre y casi 20% extremada-
mente pobre. Sus sociedades se caracterizan por una distribución del ingreso en extremo
polarizada. Los coeficientes Gini de la mayoría de los países latinoamericanos (después de
impuestos y transferencias) excede 0.5, mientras que en los países europeos occidentales
gravita 0.3 (±²³´µ, 2012). Aunque las diferencias de ingresos han disminuido recientemente
en algunos países, la estructura básica de las desigualdades económica y social difícilmente
ha cambiado. El gran nivel de desigualdades económicas y de asimetrías de poder en Amé-
rica Latina no es algo nuevo. Se trata de fenómenos históricamente persistentes, que no
se pueden considerar en su
longue durée
sin sus vínculos con la época colonial y el fun-
damento histórico de cada Estado-nación en el curso del siglo XIX. Al mismo tiempo, las
configuraciones tanto históricas como contemporáneas de las desigualdades en los países
latinoamericanos se han configurado
-
y lo siguen haciendo
-
por sus interdependencias
transregionales.
Además de estas razones empíricas, América Latina también representa un buen punto
de enfoque para promover un intercambio más concienzudo entre los estudios de área y
las disciplinas de las ciencias sociales en el contexto de los estudios sobre desigualdad. En
América Latina, la investigación científica social sobre desigualdades se ha desarrollado a
lo largo de varias décadas para llegar a captar su multidimensionalidad y pensar en térmi-
nos de dependencias. Con la excepción de las teorías de la dependencia de la década 1960,
el conocimiento que se produjo en esta tradición no ha llegado a un público amplio en Ale-
mania. Una de las metas del diseño de investigación de
desiguALdades.net
, por lo tanto, es
introducir los resultados de la investigación de las ciencias sociales latinoamericanas en los
debates de Alemania y Europa.
Revista Mexicana de Ciencias Políticas y Sociales
Universidad Nacional Autónoma de México
Nueva Época, Año LX, núm. 223
enero-abril de 2015
pp. 209-236
ISSN-0185-1918
M
ARIANNE
B
RAIG
, S
ÉRGIO
C
OSTA
Y
B
ARBARA
G
ÖBEL
212
Desigualdades interdependientes: desafíos teóricos y metodológicos
A partir de los enfoques estándar (Dubet, 2001; Kreckel, 2004; Tilly, 1998), definimos des-
igualdad social como la distancia entre las posiciones de individuos y grupos en la jerarquía
de acceso a bienes socialmente relevantes (ingreso, riqueza, etcétera) y a recursos de poder
(derechos, participación política, cargos políticos, etcétera). A diferencia de la investigación
convencional sobre desigualdades, que examina estas posiciones al interior de los espacios
del Estado-nación, empleamos unidades de análisis que ni son fijas, ni están predetermi-
nadas espacialmente. Las desigualdades interdependientes consideradas de esta manera
requieren tomar en cuenta los entramados y flujos espaciales entre territorios que trascien-
den el marco del Estado-nación. En concordancia, las unidades de análisis se definen de
manera relacional, esto es, según las estructuras relacionales relevantes para cada pregunta
de investigación específica.
Al centro de los intereses de investigación de la Red Internacional de Investigacio-
nes sobre Desigualdades Interdependientes en América Latina
se encuentran aquellas
desigualdades que surgen de los entramados transregionales, y también las que se for-
talecen o modifican mediante las interdependencias globales y las asimetrías de poder.
Por lo tanto, la red pone énfasis en tres aspectos particulares de la investigación de las
desigualdades sociales:
1.
Las desigualdades sociales en los contextos de entramados globales, yendo más allá
del nacionalismo metodológico, que ha dado forma a la investigación de las cien-
cias sociales sobre desigualdades, tanto en Alemania como en América Latina. Esto
incluye la expansión de las unidades de investigación por lo general definidas de ma-
nera espacial, para también incluir unidades de análisis relacionales.
2.
Las interdependencias entre distintos ejes de estratificación: la investigación se centra
en interseccionalidades entre formas de adscripción étnicas, de género y otras que
dan forma a las desigualdades sociales junto con factores específicos de la clase social.
3.
La multidimensionalidad de las desigualdades sociales: las dimensiones cultural y
socioecológica también se toman en cuenta, además de las dimensiones socioeconómi-
cas y de poder político, que durante mucho tiempo han sido los únicos componentes
centrales de la investigación sobre la desigualdad. También se consideran los efec-
tos espaciales y temporales de las desigualdades. Además, estas dimensiones no se
analizan por separado, sino que se estudian empíricamente mediante fenómenos
particulares, considerando sus efectos combinados sobre las estructuras de desigual-
dad en América Latina.
Revista Mexicana de Ciencias Políticas y Sociales
Universidad Nacional Autónoma de México
Nueva Época, Año LX, núm. 223
enero-abril de 2015
pp. 209-236
ISSN-0185-1918
D
ESIGUALDADES
SOCIALES
E
INTERDEPENDENCIAS
GLOBALES
213
Enfoques en la investigación sobre desigualdad entre sociedades nacionales y en-
tramados globales
En la investigación sobre desigualdades, el concepto de interdependencia se refiere a dos
formas complementarias de imbricación:
a.
Una forma son las interdependencias entre distintos ejes de desigualdad (clase, gé-
nero, etnicidades, “raza”, lugar de residencia, etcétera), desde los que una persona o
grupo se posicionan y desde los que participan en las jerarquías socioeconómicas y
de poder político. Investigar las desigualdades desde la perspectiva del nacionalismo
metodológico implica conceptualizar la sociedad y lo social desde el Estado-nación,
sin reflejar sus implicaciones.
b.
Se entienden las interdependencias globales como entramados entre estructuras de
desigualdad que van más allá de los espacios local, regional, nacional y supranacio-
nal. Más aún, éstas se refieren a fenómenos de desigualdad temporales tanto como
espaciales (por ejemplo, desigualdades entre generaciones, o entre diversos lugares
en regiones diferentes del mundo).
El análisis de las interdependencias entre distintos ejes de desigualdad tiene una larga tra-
dición en América Latina y permanece como una de las áreas centrales de investigación
para las ciencias sociales de la región.
3
En el caso de las interdependencias globales, desde
principios de la década 1960 la investigación social en Latinoamérica hizo contribuciones
importantes e innovadoras hacia una comprensión más profunda de las desigualdades in-
terdependientes dentro de un contexto global, así como entre espacios sociales más allá del
Estado-nación. Las ciencias sociales, en particular aquellas que se desarrollaron en el con-
texto de las teorías de la dependencia y la marginalización, produjeron estudios sobre las
sorprendentes diferencias en riqueza tanto entre regiones del mundo, como al interior de
sociedades nacionales en América Latina. Al mismo tiempo, pusieron énfasis en la natu-
raleza recíproca de las relaciones entre Estados-nación, y entre regiones del mundo. Estos
enfoques interpretaban las dependencias como consecuencia de las relaciones asimétricas
dentro de la economía mundial
4
y al interior de los Estados latinoamericanos, para los que
se toma en cuenta las dimensiones históricas.
No obstante, los debates de las ciencias sociales que dieron lugar a las teorías de la de-
pendencia y la marginalización se interrumpieron debido a varias discontinuidades y a un
cambio de paradigmas. A lo largo de la década de 1980, la investigación en Latinoamérica se
alejó de la perspectiva de la dependencia. Como en otras regiones del mundo, los enfoques
3
Véase: Fernándes (1965) y Stavenhagen (1969).
4
Véase: Cardoso y Faletto (1979).
Revista Mexicana de Ciencias Políticas y Sociales
Universidad Nacional Autónoma de México
Nueva Época, Año LX, núm. 223
enero-abril de 2015
pp. 209-236
ISSN-0185-1918
M
ARIANNE
B
RAIG
, S
ÉRGIO
C
OSTA
Y
B
ARBARA
G
ÖBEL
214
econométricos dominaron el campo de la investigación de las desigualdades,
5
centrándose
tan sólo en variables explicativas en el ámbito nacional. De este modo, las ciencias socia-
les en América Latina perdieron cierto grado de profundidad histórica y atención teórica,
distanciando el énfasis de la investigación sobre las desigualdades sociales, para llevarlo a
estudios sobre la pobreza y “la guerra contra la pobreza”. Estos estudios tuvieron el impulso,
en gran medida, de las agencias de desarrollo internacional, en particular del Fondo Mone-
tario Internacional (±²³) y del Banco Internacional de Reconstrucción y Desarrollo (Banco
Mundial), que se convirtieron en las financiadoras más relevantes de la investigación sobre
pobreza en América Latina. En particular, el Banco Mundial (´²) proveyó del formato y la
concentración de la investigación mediante sus
World Bank Reports
.
6
Los estudios de am-
bas instituciones promovieron y alentaron una forma de producción de conocimiento que
accedía a sus propios programas. Éstos tuvieron una enorme influencia en las agendas de
investigación y en las directrices de los proyectos de las organizaciones dedicadas al desa-
rrollo internacional, así como en las perspectivas de las consultorías en torno al diseño y
gestión de las políticas públicas.
No fue sino hasta fines de la década de 1990 que el campo de la investigación en América
Latina experimentó una reconfiguración; los estudios, una vez más, modificaron el interés
central para volver a la desigualdad social. El enfoque puramente económico se comple-
mentó con investigaciones más amplias sobre las desigualdades. Desde entonces, diversas
disciplinas como la sociología, el derecho, la antropología cultural y social, las ciencias
políticas, la economía política, la geografía y la historia, han contribuido al desarrollo de
nuevas perspectivas teóricas y metodológicas, y han conducido a una cantidad considera-
ble de nuevos hallazgos.
Éstos son los antecedentes que incitaron una discusión más extensa en América Latina
acerca de las dimensiones, causas e institucionalización de las desigualdades. La perspec-
tiva clásica, centrada en la clase y el estrato, se amplió, y se colocó un énfasis reforzado sobre
factores tales como el género, la etnicidad o raza, y se asentó la naturaleza complementaria
e interdependiente entre los ejes de estratificación. En años recientes, proliferaron los análi-
sis cualitativo y cuantitativo que analizan las desigualdades sociales, políticas y económicas
desde una óptica específica de género, así como estudios que documentan y analizan pa-
trones de desigualdad cultural, étnica o con base en la raza, como aquellos que examinan
grupos poblacionales indígenas y afrolatinoamericanos.
7
La investigación histórica más reciente se ha dedicado a los entramados transnacionales,
subrayando la relevancia analítica del concepto de interdependencia. Al usar varias cadenas
5
Véanse: Deiniger y Squire (1996); Psacharopoulos, Morley, Fiszbein, Leey y Wood (1997).
6
Véanse: Shiraishi, Yamagata y Yusuf (2009); Banco Mundial (1990 y 2006).
7
Véase: Barros, Ferreira, Molinas Vega y Saavedra Chanduvi (2008).
Revista Mexicana de Ciencias Políticas y Sociales
Universidad Nacional Autónoma de México
Nueva Época, Año LX, núm. 223
enero-abril de 2015
pp. 209-236
ISSN-0185-1918
D
ESIGUALDADES
SOCIALES
E
INTERDEPENDENCIAS
GLOBALES
215
de producción y de mercancías como ejemplos, analizan cómo se entretejen los procesos
globales (externos) y políticos (internos).
8
En la médula de estos estudios se ubica el papel
histórico de América Latina como abastecedora de materias primas y productos agrícolas
para la economía mundial.
El consumo global de materias primas (minerales, gas, petróleo, etcétera), así como de pro-
ductos agrícolas de América Latina (soya, palmas de aceite, entre muchos otros), ha vuelto
a adquirir importancia durante los últimos años. Esto se debe, en parte, a la demanda de los
países en crecimiento, tales como China e India, de modo que se forman nuevas (inter)de-
pendencias transregionales.
9
Las consecuencias del nuevo auge de la extracción orientada a la
exportación en los ámbitos nacional y subnacional, varían ampliamente. En el caso ideal,
la tendencia a la extracción permitiría que el Estado tuviera entradas independientes de su
base económica nacional, con las que podría financiar transferencias sociales (dependiendo
de la orientación política del gobierno en cuestión). Localmente, el consumo global de tie-
rra y recursos naturales desencadena conflictos sociales, así como complejas negociaciones
respecto a la distribución de ganancias, costos y riesgos. Una serie de estudios recientes,
que vinculan perspectivas de la ecología política con las de investigación de conflictos para
poder investigar disputas sobre derechos de propiedad, participación, así como la distribu-
ción de ganancias, costos y riesgos en contextos locales, nacionales e internacionales, toman
en cuenta los entramados transregionales de los regímenes legales indígena y ecológico, así
como las políticas públicas.
10
Estas investigaciones utilizan puntos de vista que se centran
en la interdependencia entre los distintos niveles y marcos de referencia. También exami-
nan el conflicto entre diferentes formas y prácticas del conocimiento en el contexto de la
relación entre los seres humanos y la naturaleza. Por lo general, no obstante, estas investi-
gaciones colocan un mayor énfasis sobre las asimetrías de poder en el acceso a los recursos
naturales que en cuestiones de desigualdad socioeconómica.
En resumen, la investigación sobre desigualdad en América Latina demuestra, en
primer lugar y sobre todo, una persistencia de las desigualdades. En segundo lugar, la
investigación se ha centrado en desigualdades sociopolíticas en las que los análisis de las
relaciones de poder también incorporan la importancia de las dimensiones cultural, ét-
nica, pertinentes a la raza y al género, así como a otras dimensiones no específicas de la
clase social. En tercer lugar, la investigación toca cada vez más las dimensiones ecológi-
cas de la desigualdad, al investigar las repercusiones de la tendencia a la extracción, en
particular debido a los consiguientes conflictos medioambientales. Éstos no sólo se co-
rrelacionan con la creciente importancia global de las materias primas latinoamericanas,
8
Véase: Bonanno y Cavalcanti (2011); Topik, Marichal y Zephyr (2006).
9
Véase: Gudynas (2012); Orlove, Taddei, Podestá y Broad (2011).
10
Véanse: Bebbington (2007); Benjaminsen, Alinon, Buhaug y Tove Buseth (2012); Lund (2011).
Revista Mexicana de Ciencias Políticas y Sociales
Universidad Nacional Autónoma de México
Nueva Época, Año LX, núm. 223
enero-abril de 2015
pp. 209-236
ISSN-0185-1918
M
ARIANNE
B
RAIG
, S
ÉRGIO
C
OSTA
Y
B
ARBARA
G
ÖBEL
216
sino también con la mayor percepción social de los problemas ambientales y de recursos,
como conflictos en torno a la distribución y su relevancia para el desarrollo de la des-
igualdad social. Además de los acercamientos estructurales y los análisis sobre el poder,
la investigación socioecológica sobre desigualdades toma en cuenta las dimensiones del
conocimiento y del análisis de la cultura, tales como las distintas nociones de bienes pú-
blicos y de derechos de propiedad privada.
A pesar del amplio espectro de teorías y temas, la academia latinoamericana dedicada
a la investigación sobre desigualdades permanece, en general, analíticamente limitada al
Estado-nación
11
-
a excepción de aquellos casos donde persiste una conexión directa con la
teoría de la dependencia
-
. En este sentido, no se aparta del patrón general que se ob-
serva en la investigación en las ciencias sociales, donde predominan unidades de análisis
desarrolladas desde la perspectiva de las sociedades nacionales. Desde este punto de
vista, diferentes posiciones sociales se mantienen ancladas en sociedades dentro de los
Estados-nación; las premisas teóricas y metodológicas, así como las implicaciones de este posi-
cionamiento, no han estado sujetas a un cuestionamiento crítico suficiente. Esta perspectiva
se apoya en las experiencias de las sociedades respectivas, así como en el discurso pú-
blico que la rodea.
Contribuciones recientes a la investigación global sobre desigualdades
Existe una serie de perspectivas que pueden usarse de manera fructífera para el análisis de
los entramados transregionales de las desigualdades sociales. La mayor parte de las miradas
comparativas adoptan perspectivas socioeconómicas basadas en la teoría del sistema-mundo
de Immanuel Wallerstein para estudiar brechas de ingreso entre grupos de países (países
centrales, semiperiféricos y periféricos).
12
Otro enfoque importante que toma en cuenta las desigualdades interdependientes que
existen más allá de las fronteras nacionales es el enfoque del transnacionalismo. Resultan
particularmente innovadoras aquellas contribuciones que investigan las desigualdades
interdependientes de los actores, como es el caso de los migrantes,
13
en sus marcos espe-
cíficos transnacionales y translocales. Tales estudios demuestran cómo se pueden reducir
o mitigar las desigualdades sociales por la vía del capital social y cultural, así como por
11
Wehr y Burchardt (2011).
12
Bornschier (2008a); Korzeniewicz y Moran (2009).
13
Véase: Weiβ (2005); Weiβ y Berger (2008); Pries (2008a y 2008b).
Revista Mexicana de Ciencias Políticas y Sociales
Universidad Nacional Autónoma de México
Nueva Época, Año LX, núm. 223
enero-abril de 2015
pp. 209-236
ISSN-0185-1918
D
ESIGUALDADES
SOCIALES
E
INTERDEPENDENCIAS
GLOBALES
217
la etnicidad, en el caso de la migración.
14
Las contribuciones que investigan
15
las reconfi-
guraciones de las estructuras sociales como la clase en espacios transnacionales, también
son relevantes.
16
Los avances metodológicos recientes también han producido nuevos instrumentos útiles
para la investigación de las desigualdades en contextos transnacionales.
17
Las publicacio-
nes recientes sobre la transnacionalización de derechos han jugado un papel significativo.
Muestran que los derechos globales pueden tener un efecto sobre las desigualdades socia-
les, que hasta ahora no se ha investigado lo suficiente.
18
Esto sin duda ha abierto nuevos caminos para la investigación de las desigualdades den-
tro del contexto global. De todos modos, en la mayoría de los casos se presta poca atención
al hecho de que las desigualdades sociales son parte de una historia contingente de la mo-
dernidad, que ensambla su producción en Europa, con estructuras de desigualdad en otras
regiones del mundo mediante el sistema colonial y el comercio de esclavos, durante varios
siglos (Randeria, 2005).
19
Además de la consideración de la restricción teórico metodológica
del estudio de los procesos globales de desigualdad, el rango empírico de los fenómenos bajo
examen también puede sujetarse a la crítica. En primer lugar y por encima de todo, una can-
tidad muy numerosa de los estudios que aparecen en lengua alemana se han limitado a los
estudios de los países pertenecientes a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo
Económicos (±²³´). Por tanto, la red investigativa
desiguALdades.net
está diseñada para
crear un puente entre hallazgos empíricos, así como entre enfoques teóricos de América La-
tina con el objeto de integrarlos nuevamente al estudio en alemán sobre las desigualdades.
El concepto investigativo de
desiguALdades.net
Puntos de partida
Desde su fundación en el 2009, la red de investigaciones
desiguALdades.net
ha buscado acercar
contribuciones y perspectivas de distintas comunidades epistémicas que examinan las desigual-
14
Véase: Collaborative Research Center 882 “De la heterogeneidad a las desigualdades”
,
en especial el Proyecto C,
“De la heterogeneidad las desigualdades más allá del Estado-nación”, en la Universidad de Bielefeld. Disponible en:
[Consultado el 17 de octubre de 2014].
15
Una vez más, el papel de la ciudadanía en la configuración de las desigualdades globales se investiga, de manera
predominante, utilizando perspectivas que se basan en la teoría del sistema-mundo. Véanse: Shachar, (2009), Kreckel
(2006) y Greve (2010).
16
Véase: Schwinn (2008).
17
Véase: Bauböck y µaist (2010); Pries (2005 y 2007).
18
Véase: µischer-Lescano y Möller (2012).
19
Hasta ahora, los procesos globales de desigualdad difícilmente se han incluido en la evaluación crítica del papel del
conocimiento sobre pobreza y desigualdad social en el desarrollo de la teoría. Un ejemplo para el caso de los Estados
Unidos son O’Connor (2001) y Shiraishi, Yamagata y Yusuf (2009).
Revista Mexicana de Ciencias Políticas y Sociales
Universidad Nacional Autónoma de México
Nueva Época, Año LX, núm. 223
enero-abril de 2015
pp. 209-236
ISSN-0185-1918
M
ARIANNE
B
RAIG
, S
ÉRGIO
C
OSTA
Y
B
ARBARA
G
ÖBEL
218
dades interdependientes, generando diálogo e intercambio mutuo y expandiendo la comprensión
de los procesos de imbricación mediante la introducción de un enfoque transregional.
Retomando a Reinhard Kreckel (2004), tomamos la siguiente cuestión como punto de
partida: ¿en qué medida las posibilidades de acceso y distribución a bienes deseables, el es-
tatus social y las posiciones de poder en América Latina se conforman no sólo por vínculos
locales, regionales y nacionales de interdependencias, sino también por aquellos globales
y transregionales?
Al centrarnos en los procesos globales que estructuran las desigualdades sociales y en
su carácter multidimensional, se busca contribuir a una reorientación de la investigación
sobre ese tema. Nuestro acercamiento a las desigualdades interdependientes y multidimen-
sionales abreva de los nuevos hallazgos en el campo del transnacionalismo (desigualdad
transnacional) y de la teoría del sistema-mundo (desigualdad global). Los contextualizamos
en las discusiones macrosociológicas sobre “modernidades entramadas” (Randiera, 2005)
para alcanzar una clara comprensión de las mismas (Costa, 2011a). La perspectiva del trans-
nacionalismo pone énfasis en la interconexión entre las distintas estructuras nacionales de
desigualdad. Al centro están los actores que se mueven entre fronteras, tales como los mi-
grantes y su incorporación en las redes transnacionales o los miembros de una clase media
globalizada, cuyos estilos de vida se han desarrollado de manera semejante en las socieda-
des de diversos Estados-nación.
20
Las contribuciones que se fundamentan en la teoría del
sistema-mundo lidian con procesos históricos globales como el colonialismo, la esclavitud,
y las asimetrías en el comercio mundial, que aún dan forma a las desigualdades contempo-
ráneas.
21
La perspectiva de la teoría del sistema-mundo, así como la del transnacionalismo,
no limitan el rango de sus investigaciones a la comparación de sociedades contenidas den-
tro de fronteras nacionales; también desarrollan unidades de investigación analíticas
22
que
permiten que la investigación se centre en flujos entre espacios con diferentes niveles de en-
tramados. La investigación en ciencias sociales, tradicionalmente se enfocaba en el estudio
de las sociedades nacionales en Europa Occidental y América del Norte; esta perspectiva
debe expandirse para incluir los entramados entre distintas regiones y desigualdades del
mundo, y buscar nuevas unidades de análisis.
Resulta importante subrayar en este punto que las unidades de referencia constitui-
das políticamente, relacionadas con el Estado-nación, continuarán teniendo significado.
23
20
Véase: Faist (2010); Fraser (2010); Pries (2008a); Weiβ (2005); Wimmer y Glick Schiller (2012).
21
Véase: Bornschier (2008b); Korzeniewicz y Moran (2009); Korzeniewicz (2011).
22
Véase: Pries (2005, 2007 y 2008b).
23
El llamado a contar con un enfoque investigativo más amplio y abierto ante las desigualdades no busca descartar los
“factores nacionales” de las mismas. Las instituciones estatales de bienestar social (nacionales), por ejemplo, juegan
un papel central en el equilibrio de las asimetrías; dimensión que también se toma en cuenta en el trabajo que lleva a
cabo la red investigativa
desiguALdades.net
. Véase: Bach (2008); Esping-Andersen, (1990).
Revista Mexicana de Ciencias Políticas y Sociales
Universidad Nacional Autónoma de México
Nueva Época, Año LX, núm. 223
enero-abril de 2015
pp. 209-236
ISSN-0185-1918
D
ESIGUALDADES
SOCIALES
E
INTERDEPENDENCIAS
GLOBALES
219
Más allá de esto, utilizar unidades analíticas que no se limitan al espacio nacional o subna-
cional, nos permite demostrar cómo las desigualdades sociales en América Latina fueron
creadas y adquirieron forma (y aún es así), de manera significativa, por interdependencias
transnacionales y procesos globales. Nuestros resultados muestran al mismo tiempo que
-
pese a la aceleración de la globalización
-
las arenas políticas donde las negociaciones en
torno a acceso a recursos, participación política y social, distribución de riqueza y recursos
han permanecido, ha sido principalmente en los contextos nacional y subnacional. Aun-
que las arenas políticas actualmente se ven más influidas por factores globales como los
actores transnacionales, la división internacional del trabajo, y marcos legales internacio-
nales (que ejercen efectos particulares sobre la economía, el comercio, el medio ambiente y
las poblaciones indígenas, así como sobre la producción de conocimiento), éstas permane-
cen en gran medida orientadas hacia unidades ligadas a fronteras territoriales nacionales y
subnacionales. Por tanto, los procesos globales y las interdependencias transnacionales que
crean y/o dan forma (parcialmente) a las estructuras de desigualdad, no tienen un espacio
correspondiente en las arenas políticas en las que las negociaciones sobre políticas redistri-
butivas y participativas toman lugar.
En el marco de la Red Internacional de Investigaciones sobre Desigualdades Interdepen-
dientes en América Latina, se logró ampliar los enfoques de la investigación internacional
e interdisciplinaria de las desigualdades, al tomar las perspectivas presentadas más arriba
como puntos de partida. Junto con las escalas analíticas propias de las sociedades de los
Estados-nación, las regiones mundiales, el sistema mundial, y de la sociedad mundial, tam-
bién se pudieron considerar unidades de referencia que tomaron en cuenta los entramados
transregionales en su completa profundidad histórica. También fue posible especificar, de
manera más precisa, cómo las configuraciones transregionales de la desigualdad
24
se repro-
dujeron y transformaron durante las distintas fases de la globalización.
El estudio de las desigualdades interdependientes
El análisis de las desigualdades interdependientes
25
en América Latina resulta particular-
mente adecuado para la ampliación de las perspectivas presentadas en este trabajo. Por
24
En el contexto de la migración transnacional y, más tarde, de las consecuencias distributivas de la migración, Ludger
Pries cita a Norbert Elias (1986) cuando habla de espacios sociales transnacionales como “contextos sociales de entramados”
[
soziale Verflechtungszusammenhänge
] (Pries, 1996: 467). Véase también Pries (2008a 2008b). Como se explicará a conti-
nuación, el término “configuración” desempeña una función diferente en nuestra investigación de la que tiene en la de Pries.
25
Latinoamérica se ha conformado por entramados transregionales desde la época colonial, y su lugar en el mundo
ha cambiado en el contexto de la intensificación de estos entramados transregionales. Véase: International Research
Training Group, “Entre espacios. Movimientos, actores y representaciones de la globalización”. Disponible en: <http://
www.lai.fu-berlin.de/entre-espacios/index.html> [Consultado el 17 de octubre de 2014].
Revista Mexicana de Ciencias Políticas y Sociales
Universidad Nacional Autónoma de México
Nueva Época, Año LX, núm. 223
enero-abril de 2015
pp. 209-236
ISSN-0185-1918
M
ARIANNE
B
RAIG
, S
ÉRGIO
C
OSTA
Y
B
ARBARA
G
ÖBEL
220
ejemplo, los entramados ahora involucran más casos que a las potencias coloniales europeas
de antes. En la actualidad, los contextos transpacíficos de entramados adquieren influen-
cia sobre la creación de desigualdades en América Latina (Rosales y Kuwayama, 2012).
Estas relaciones sur-sur se traslapan y modifican las configuraciones de desigualdad de las
relaciones transatlánticas, incluyendo la del “Atlántico del sur” y la de El Atlántico negro
(Alencastro, 2000; Gilroy, 1993), así como también las transregionales y translocales den-
tro de las Américas, que han dominado al subcontinente latinoamericano a lo largo de las
últimas centurias (Boatcă, 2011).
Mediante un análisis más detallado de las configuraciones transregionales de la des-
igualdad, buscamos desarrollar unidades de análisis que sean mucho más adecuadas para
la investigación empírica, para poder hacer más visibles y comprensibles las relaciones in-
terdependientes que constituyen y modifican las desigualdades sociales. Fundamentamos
nuestro uso del término “configuraciones” en las interdependencias dinámicas de Norbert
Elias (1996: 139-140), que provienen de la interrelación recíproca entre agencia y estruc-
tura. Transregional, a su vez, significa que estas redes de interdependencia no se predefinen
de manera espacial –por ciudad, país, o fronteras del Estado-nación
-
, sino que más bien
surgen de otras redes de interdependencia, y están en constante cambio dentro de éstas.
Para nuestros propósitos, utilizar el concepto de configuración –en el sentido de una red
de entramados
-
tiene ciertas ventajas. El concepto, usado en este sentido, suspende las di-
visiones disciplinarias y analíticas que ha adoptado el enfoque tradicional de la sociología
para tratar los niveles sociales que existen dentro de un Estado-nación, desafortunadamente
utilizado hasta este momento sin tomar en cuenta las limitaciones implícitas del mismo.
Desde hace tiempo, los problemas internacionales se han dejado de lado en las investiga-
ciones de los procesos sociales internos, porque se consideraba que pertenecían al campo
de las relaciones internacionales, una subdisciplina de la ciencia política y no de la socio-
logía. Según Elias, tales separaciones no se sostienen en los análisis de las configuraciones:
[J]e weiter sich die Interdependenzverflechtungen über die ganze Menschheit hin ausgebreitet ha-
ben und je enger die Verflechtung der verschiedenen Staaten der Menschheit geworden ist, umso
weniger einträglich ist es, die Erforschung dieser beiden Ebenen der menschlichen GesellschaF nach
±ächern zu trennen. [.
..] Wo immer man hinblickt, stößt man auf die Interdependenz der inner-
staatlichen und der zwischenstaatlichen Prozesse
26
(Elias 1983: 75).
26
Cuantos más entramados de interdependencia estén difundidos sobre toda la humanidad, y más estrechos se vuel-
van estos entramados entre los distintos Estados, es menos beneficioso dividir estos dos niveles de la sociedad humana
en disciplinas de investigación independientes (…) Dondequiera que miremos, encontramos la interdependencia
entre procesos internos e interestatales.
Revista Mexicana de Ciencias Políticas y Sociales
Universidad Nacional Autónoma de México
Nueva Época, Año LX, núm. 223
enero-abril de 2015
pp. 209-236
ISSN-0185-1918
D
ESIGUALDADES
SOCIALES
E
INTERDEPENDENCIAS
GLOBALES
221
De este modo, el concepto de configuración nos permite utilizar un enfoque sensible al con-
texto y relacional, que supere los espacios esencialista e ideológico (como cultura y nación),
al colocar entramados e imbricaciones al centro de su atención. Al hacerlo, no sólo se supera
el concepto de Estado-nación entendido como contenedor social, sino que la idea misma de
tener niveles claramente separados al interior de éstos (niveles subnacionales) y al exterior (ni-
veles múltiples nacionales), también queda superada. El concepto nos permite ir más allá del
enfoque de la “interdependencia de los procesos internos e interestatales” (Elias, 1983: 75) y
mirar a otros espacios (más allá del Estado-nación y al interior de éste),
27
conformados por la
dialéctica entre procesos externos e internos. El concepto de configuración, en el sentido de
una red de interdependencias, nos parece útil porque nos permite ilustrar las relaciones en-
tre distintos actores de una variedad de contextos estructurales, por un lado, y el movimiento
entre distintos espacios y niveles, por el otro. Las configuraciones transregionales de las des-
igualdades incluyen procesos dinámicos de negociaciones en torno al acceso y distribución de
recursos materiales e inmateriales, que pueden reunir a actores del ámbito local (por ejemplo,
a pobladores indígenas), a corporaciones transnacionales y gobiernos nacionales, con institu-
ciones internacionales, como algunas cortes, en redes interdependientes.
Resultados iniciales
En primer lugar, posicionamos la investigación de las interdependencias regionales dentro
del marco de los desarrollos recientes en la investigación sobre desigualdades. El cuadro
siguiente presenta las características distintivas de nuestro enfoque por entramados, en
relación con las perspectivas del sistema-mundo, y con los estudios sobre la transnaciona-
lización de la desigualdad social.
El concepto de configuraciones de desigualdad es importante para poder identificar una
unidad de análisis relacional y abstracta adecuada, que pueda englobar los elementos que
resulten relevantes para la desigualdad, desde una óptica transregional, lo cual nos permite
delinear el contexto teórico analítico en el que deseamos colocar nuestra investigación. Sin
embargo, ya que “configuraciones de desigualad” es un concepto abstracto, a menudo re-
sulta insuficiente, operativamente, para las investigaciones empíricas. Por lo general, resulta
necesario traducir el término a categorías intermedias, apropiadas para cada contexto. En
la investigación empírica, términos como “régimen” y “cadenas” son muy útiles para esta
finalidad. No obstante, aún se debe considerar si la sostenibilidad de estos términos no se
27
Investigamos al Estado como traductor y mediador entre las interdependencias globales y los ejes internos de
desigualdad.
Revista Mexicana de Ciencias Políticas y Sociales
Universidad Nacional Autónoma de México
Nueva Época, Año LX, núm. 223
enero-abril de 2015
pp. 209-236
ISSN-0185-1918
M
ARIANNE
B
RAIG
, S
ÉRGIO
C
OSTA
Y
B
ARBARA
G
ÖBEL
222
limita en sí misma por su origen teórico y los contextos empíricos, o si la configuración
conceptual resulta ser útil precisamente debido a su calidad abstracta.
Cuadro 1
Perspectivas de investigación de las desigualdades globales
Sistema-mundo
Transnacionalismo
Desigualdades entramadas
Unidad de
análisis
Regiones del mundo centro/
semiperiferia/periferia
Espacios
transnacionales,
plurilocales
Configuraciones de
desigualdad relacionales,
no definidas de manera
espacial
Perspectiva
temporal
Diacrónica
Sincrónica
Diacrónica y sincrónica
Centro de
atención
Flujos globales (comercio
internacional, flujos
financieros, etcétera)
Clases
transnacionales,
familia, redes de
migrantes
Movimientos, estructuras y
actores transregionales
Fuente: (
Costa, 2011a: 16).
Para poder describir de manera concreta los aspectos relevantes de una configuración
transregional de desigualdad específica mediante categorías y conceptos intermedios que
provengan de distintas disciplinas y tradiciones teóricas, tales como “régimen” (por ejem-
plo, regímenes de género, de bienestar social, de raza), “cadenas de mercancías” o “cadenas
de cuidado”, para capturar de esta manera y de modo más preciso el tema de investiga-
ción, también es necesario cuestionar el origen de tales términos intermedios, así como la
postura que representan. En el caso de “régimen”, el concepto demuestra cómo se tratan
diversos aspectos de las racionalidades de los entramados en diversas tradiciones discipli-
narias. Esto nos permite tratar con la variedad de dimensiones de desigualdad presentes de
diversas maneras, analíticas y empíricas.
Conceptos de régimen
En la subdisciplina de las relaciones internacionales, el término
régimen
engloba acuerdos
internacionales y regulaciones legales entre distintos Estados, así como entre organizaciones
privadas y no gubernamentales. De acuerdo con Stephen D. Krasner (1982), éstos repre-
sentan formas de cooperación internacional, gobernadas por normas y reglas, que sirven
para manejar problemas y conflictos en distintas áreas de políticas en las relaciones inter-
Revista Mexicana de Ciencias Políticas y Sociales
Universidad Nacional Autónoma de México
Nueva Época, Año LX, núm. 223
enero-abril de 2015
pp. 209-236
ISSN-0185-1918
D
ESIGUALDADES
SOCIALES
E
INTERDEPENDENCIAS
GLOBALES
223
nacionales, y que crean un rango específico de regulaciones políticas e institucionales. Los
regímenes surgen, se expanden y refuerzan mediante procesos de negociación. Se pueden
castigar las violaciones y las desviaciones mediante sanciones o procesos de “inculpar y
avergonzar”, dependiendo de cómo se les refuerce en lo formal. Un ejemplo es el régimen
internacional de derechos humanos y el régimen global para el clima, ya que ambos permi-
ten que (partes de) la comunidad internacional establezcan regulaciones supranacionales
dentro del espacio de un régimen que puede influir en los procesos de toma de decisión
nacionales.
28
El concepto como tal es una unidad analítica de investigación, útil para com-
prender los entramados formales e informales de las reglamentaciones en un área específica
y hasta cierto punto. Sus limitaciones se encuentran en su capacidad de dar cuenta de las
asimetrías de poder, de los procesos de dependencia e interdependencia,
29
así como de re-
presentar procesos históricos.
Por estos aspectos, es mejor un tipo de enfoque diferente, uno que vincule el concepto
de régimen con la
gubernamentalidad
de Michel Foucault (1994). Aquí, régimen significa la
urdimbre de discursos, instrumentos y prácticas que una potencia disciplinaria puede utili-
zar para hacer que el sujeto y sus interacciones sociales se conformen respecto a la norma y,
de ahí, que su supervisión y control llegue a todas las esferas de la vida social. Partha Cha-
terjee (2006) aplica exitosamente este tipo de conceptualización de régimen, caracterizado
por el poder, en el contexto de los estudios poscoloniales. Examina los procesos que se im-
brican en la interdependencia entre distintas sociedades, así como la influencia del régimen
sobre distintos ejes de estratificación. Estos ejes consisten de técnicas y tecnologías de go-
bierno, que hacen de los ciudadanos meros objetos de políticas públicas, más que sujetos
políticos autónomos; los regímenes supervisan y regulan todos los aspectos de la vida. En
particular, aquellas sociedades que experimentaron un gobierno europeo colonial, mues-
tran una conexión entre la fragmentación de la ciudadanía y una resistente jerarquización
y categorización de la población en subgrupos. En este proceso perpetuo de clasificación y
reglamentación, se utilizan categorías que datan de la época colonial y se incorporan a la
vida cotidiana, así como al comportamiento social de los individuos. Las configuraciones
de desigualdad, como los regímenes de raza y género, se pueden analizar de esta manera
(Costa, 2011b).
Un tercer componente del concepto de régimen relevante para nosotros ha estado pre-
sente durante un período considerable de tiempo. El uso del concepto de régimen en la
investigación sobre desigualdad data del estudio de regímenes de bienestar social en Eu-
ropa Occidental, desarrollado por Gøsta Esping-Andersen (1990). En este estudio, utiliza el
28
Véase: Haggard y Simmons (1987).
29
Robert Keohane y Joseph Nye (1977) fueron figuras centrales para la inclusión de las interdependencias en el
estudio de los regímenes.
Revista Mexicana de Ciencias Políticas y Sociales
Universidad Nacional Autónoma de México
Nueva Época, Año LX, núm. 223
enero-abril de 2015
pp. 209-236
ISSN-0185-1918
M
ARIANNE
B
RAIG
, S
ÉRGIO
C
OSTA
Y
B
ARBARA
G
ÖBEL
224
clásico concepto de régimen de la ciencia política,
30
que incluye la regulación de las formas
de la vida social mediante un conjunto institucionalizado de principios, normas y procedi-
mientos formales e informales. Sin embargo, estos tipos de perspectivas hasta ahora sólo se
han aplicado para dar forma a campos en torno a políticas públicas, tales como políticas socia-
les, fiscales y familiares, así como al papel de género en sociedades limitadas a Estados-nación,
y a comparaciones entre regímenes europeos occidentales. Aplicar el concepto a América La-
tina
31
requiere de una meticulosa consideración de las intersecciones entre los diferentes ejes
de desigualdades (además de la clase, la etnicidad, el género y la raza), los procesos trans-
nacionales y los desarrollos históricos.
Los procesos transregionales que afectan de manera directa la regulación de las formas
de la vida social –en este contexto de regímenes de bienestar social
-
pueden incluir:
a.
La informalización de los mercados de trabajo, que experimentó un crecimiento
masivo durante la apertura de los mercados latinoamericanos en la década de 1990,
lo que en parte condujo a un descenso de las relaciones empresariales formales y a
una reducción de las contribuciones para la seguridad social;
b.
La migración y la consecuente creciente importancia de las remesas en sus efectos
de bienestar específicos (ya sea individual o local);
c.
La interdependencia de las políticas fiscales respecto de las entradas por pago de
materias primas (tales como la financiación de trasferencias sociales a partir de in-
gresos con base en la exportación de materia prima).
El concepto de cadenas de valor
Otra manera de definir y captar el concepto de configuración es centrarse en los bienes
materiales e inmateriales, en sus movimientos entre distintos espacios, y en sus interde-
pendencias. Examinar la producción, el transporte, el consumo y la introducción de bienes
de exportación al mercado como cadenas de valor y sus entramados mutuos, se extiende
más allá de las escalas analíticas atadas al Estado-nación, y se concentra en las interaccio-
nes relacionadas con el cruce de fronteras. Los bienes materiales, como la soya, el aceite de
palma, el azúcar, la cocaína, etcétera y sus cadenas de producción y de materias primas,
32
no son los únicos temas en la discusión sobre los procesos transnacionales de la desigual-
dad; las cadenas globales de cuidado, que se vinculan de manera cercana con los procesos
30
Para una revisión del concepto, véase: Zürn (2002).
31
Véase: Martínez Franzoni y Sánchez-Ancochea (2012); Schachar (2009); Wehr (2009).
32
Véase: Bonanno y Cavalcanti (2011); Topik, Marichal y Zephyr (2006).
Revista Mexicana de Ciencias Políticas y Sociales
Universidad Nacional Autónoma de México
Nueva Época, Año LX, núm. 223
enero-abril de 2015
pp. 209-236
ISSN-0185-1918
D
ESIGUALDADES
SOCIALES
E
INTERDEPENDENCIAS
GLOBALES
225
transnacionales de migración (en particular aquellos de las mujeres), también han sido su-
jetas a análisis.
33
Estos conceptos se han aplicado de manera exitosa y fructífera en una serie de proyec-
tos de investigación empírica –en especial en tesis doctorales
-
desde la Red Internacional
de Investigaciones sobre Desigualdades Interdependientes en América Latina.
34
Debe sub-
rayarse que no sólo estamos reconociendo una dependencia estructural simplista respecto
a las configuraciones globales. Para nosotros, el mercado global no es sólo una fuerza
exógena. Más bien tomamos en cuenta cadenas concretas de producción extractiva y de
mercancías (por ejemplo, en la minería o en la agroindustria) que conectan distintos espa-
cios naturales, económicos, políticos y culturales; vinculan a actores sociales y grupos de
poder en contextos supranacional, subnacional o local, del mismo modo que a las corpo-
raciones multilaterales que producen en el ámbito local sobre redes transregionales, con
consumidores locales que obtienen materiales agrícolas de otras regiones del mundo, sobre
modelos de consumo globalizados, dominados por bienes cárnicos (por ejemplo, producto-
res de soya de la región del Chaco argentino y consumidores de carne en Beijing y Berlín).
Mediante tales cadenas se crea valor y se (re)distribuye en distintos sitios; el acceso tanto a
los recursos como al valor producido se asigna de manera muy desigual. Al mismo tiempo,
la explotación de los recursos naturales incurre en ciertos costos y riesgos ecológicos (por
ejemplo, la pérdida de bienes ambientales y el daño a la integridad de los ecosistemas). Las
ganancias de algunos se acompañan de pérdidas distribuidas de modo desigual, tanto en lo
espacial como en lo temporal. Estas pérdidas no se manifiestan exclusivamente en el pre-
sente; también tienen un impacto futuro que
-
a su vez
-
se distribuye de manera desigual.
Además, es la población local que vive en el lugar de origen de los recursos la que acarrea las
consecuencias de los costos y riesgos actuales y futuros, mucho más que otros actores que
forman parte de la cadena de valor y se quedan con la mayor parte de las ganancias. Mien-
tras que los beneficios de la recuperación y el procesamiento de materias primas minerales
y agrícolas se cosecha más allá de lo local, y a menudo incluso más allá del contexto nacio-
nal (incluso, en su mayoría se acumulan en el transnacional), los costos medioambientales
de la explotación de los recursos se externalizan sólo localmente, es decir, se transfieren so-
bre todo a la población local.
Estas poblaciones locales a menudo reaccionan participando en movimientos sociales
que protestan contra la explotación global de la tierra y de los recursos naturales del medio
ambiente en que viven. Las cuestiones sobre derechos de acceso, participación en proce-
sos de toma de decisiones, acceso a las ganancias y compensación por daños ambientales,
33
Véase: Lutz (2008 y 2009).
34
Véase: <http://www.desigualdades.net/investigacion/index.html> [Consultado el 17 de octubre de 2014].
Revista Mexicana de Ciencias Políticas y Sociales
Universidad Nacional Autónoma de México
Nueva Época, Año LX, núm. 223
enero-abril de 2015
pp. 209-236
ISSN-0185-1918
M
ARIANNE
B
RAIG
, S
ÉRGIO
C
OSTA
Y
B
ARBARA
G
ÖBEL
226
se encuentran al centro de los conflictos y las negociaciones.
35
La resistencia también se
puede articular mediante alianzas con otros actores sociales y organizaciones no guber-
namentales transnacionales. La explotación global de recursos naturales y las cadenas
de valor involucradas reflejan los entramados transregionales existentes, a la vez que el
debate social sobre los efectos de las cadenas de valor conecta diversos espacios, acto-
res, e instituciones.
El estudio de la naturaleza crecientemente globalizada, del uso de los recursos natura-
les locales y los productos agrícolas configurados cada día de manera más y más global, su
participación en cadenas de valor globales, así como su efecto sobre las desigualdades so-
ciales, vuelve concreto otro aspecto que se discutirá con mayor detalle más adelante. Se trata
del papel de los entramados internacional, nacional y subnacional, de sus traslapes y de la
inconmensurabilidad de los distintos marcos legales (regímenes legales), prácticas del de-
recho, y políticas sectoriales (economía, comercio, investigación, medio ambiente, derechos
humanos, derechos de grupos indígenas, etcétera) en las características de las desigualda-
des sociales y sus negociaciones locales y subnacionales.
En conclusión, al considerar el medio ambiente como un prisma de desigualdades in-
terdependientes, podemos analizar minuciosamente las cadenas de valor globales en su
total complejidad.
Ejemplos de desigualdades interdependientes
Para demostrar cómo se puede utilizar el concepto de configuración para definir aún más
el concepto de régimen, presentamos a continuación tres ejemplos de proyectos de investi-
gación que se llevan a cabo en la Red Internacional de Investigaciones sobre Desigualdades
Interdependientes en América Latina.
Regímenes de coexistencia interétnica
Nuestro primer ejemplo parte de una investigación sobre las desigualdades sociales en la po-
blación afrolatinoamericana. Estimada en alrededor de 160 millones de personas, representa
una tercera parte del total poblacional de América Latina y el Caribe. Desde los puntos de
vista socioeconómico, cultural, y político, los afroamericanos en la actualidad son tan he-
terogéneos como el total de la población del subcontinente (Costa, 2011a). Por tanto, esta
configuración transregional de la desigualdad no está constituida por un grupo demográfico
35
Bebbington (2012); Martínez-Alver (2002); Svampa y Antonelli (2009).
Revista Mexicana de Ciencias Políticas y Sociales
Universidad Nacional Autónoma de México
Nueva Época, Año LX, núm. 223
enero-abril de 2015
pp. 209-236
ISSN-0185-1918
D
ESIGUALDADES
SOCIALES
E
INTERDEPENDENCIAS
GLOBALES
227
homogéneo difuso a la largo de distintos contextos nacionales, sino por sus interdepen-
dencias, que son las que ligan a esta población entre sí. Desde una perspectiva histórica, el
comercio de esclavos y la esclavitud representan una red transregional de interdependen-
cias. El intercambio actual (y muy activo) entre organizaciones antirracistas transnacionales
y la difusión de políticas antirracistas a lo largo de los países del norte y del sur de América,
constituye el entramado más importante que puede llevar a una reducción de las desigual-
dades entre los grupos afrolatinoamericanos y otras poblaciones que habitan la región.
En el estudio de estos entramados, varios investigadores de la Red
aplican el concepto
“regímenes de coexistencia interétnica”. Un régimen incluye el principio de estratificación,
los discursos políticos, las prácticas políticas, los marcos legales correspondientes y las inte-
racciones cotidianas. Algunos resultados preliminares de nuestra investigación se presentan
en el siguiente cuadro:
Cuadro 2
Regímenes de coexistencia interétnicos: afrolatinoamericanos
Características del régimen
(temporalidad)
Estratificación
Principio de distribución
Entramados transregionales
Esclavitud
(hasta el siglo XIX)
Por casta
Comercio esclavista
Comercio triangular atlántico
Nacionalismo racista
(desde fines de la
esclavitud hasta 1930)
Adscripción con base en la
raza
±ntercambio científico Europa /
Las Américas (racismo científico)
Nacionalismo mestizo
(1930-1990)
Adscripción de clase con base
en la raza
Circulación de conceptos
culturalistas
(Las Américas)
Bienestar social
compensatorio
(desde 1990)
Adscripción de clase con
base en la raza, poblaciones
objetivo
Alianzas antirracistas
transnacionales (Atlántico
Negro), entramados legales,
organizaciones multilaterales
Fuente:
Costa (2011a).
La especificación de estos cuatro regímenes de coexistencia presenta una configuración
transregional de la desigualdad en su forma actual, sin pasar por alto su historicidad.
36
Ade-
más, este acercamiento facilita la descripción y el análisis de los entramados transregionales
36
Véase: Góngora-Mera (2012).
Revista Mexicana de Ciencias Políticas y Sociales
Universidad Nacional Autónoma de México
Nueva Época, Año LX, núm. 223
enero-abril de 2015
pp. 209-236
ISSN-0185-1918
M
ARIANNE
B
RAIG
, S
ÉRGIO
C
OSTA
Y
B
ARBARA
G
ÖBEL
228
y de las características nacionales (las distintas características del mestizaje, las diversas po-
líticas compensatorias, etcétera).
Regímenes interdependientes de bienestar social
Este eje de investigación consiste en el estudio de los regímenes de bienestar social interde-
pendientes, haciendo hincapié en las instituciones, los actores políticos, sus instrumentos
y en las dependencias determinadas por las trayectorias históricas.
37
La constitución y configuración de los regímenes de bienestar se investigan al vincular
varios ejes de las desigualdades entre sí (raza, etnicidad, género, clase). De manera seme-
jante, enfrentar las categorías de los regímenes de bienestar de Esping-Andersen (1990),
con la diferenciación social con base en el género, mediante la teoría social feminista, ha
llevado a resultados críticos y fructíferos.
38
Las investigaciones llevadas a cabo fuera de los
Estados Unidos y de Europa Occidental, por lo general se han limitado a la comparación
de algunos aspectos específicos y se han basado en una amplia gama de casos en lo indivi-
dual. Uno de estos casos es el latinoamericano; por un lado, como laboratorio de políticas
sociales orientadas al mercado (como la privatización de servicios educativos y de salud, o
la conversión del sistema de pensiones de un sistema redistributivo a un sistema de seguri-
dad social, acumulador de capital) y, por otro, como ejemplo de la continua fragmentación
del régimen de bienestar social iniciada en la década de 1980, ocasionada por el diseño e
implementación de programas focalizados que han tenido como meta a grupos específicos
en la guerra contra la pobreza.
39
Más allá de esto, nuestros intereses se centran en los efectos de los entramados transre-
gionales sobre los regímenes de bienestar social. Hemos observado, en primer lugar, cambios
radicales en el mercado laboral. La apertura de los mercados laborales latinoamericanos
condujo no sólo a una migración masiva transfronteriza, sino también a la informaliza-
ción de los modos de ocupación, en conexión con el aumento de actividades comerciales
informales (como la venta callejera) y de servicios personales (como el trabajo doméstico
y el transporte por taxi). Esto afectó a los sistemas sociales nacionales de manera directa,
tanto en la dimensión de los ingresos (por ejemplo, con la reducción de la base de contri-
buidores y, por tanto, del ingreso para los sistemas de seguridad social), así como para los
egresos (por ejemplo, con el recorte de los derechos de los contribuyentes, déficits presu-
puestales, divisiones entre tipos distintos de beneficiarios de la seguridad social, pérdida de
37
Véase: históricas Skocpol y Rueschemeyer (1996).
38
Véase: Betzelt, (2007); Füller, (2004); Lessenich, Olk y Ostner (1998).
39
Véase: Braig (1997 y 2004); Martínez Franzoni y Voorend (2009).
Revista Mexicana de Ciencias Políticas y Sociales
Universidad Nacional Autónoma de México
Nueva Época, Año LX, núm. 223
enero-abril de 2015
pp. 209-236
ISSN-0185-1918
D
ESIGUALDADES
SOCIALES
E
INTERDEPENDENCIAS
GLOBALES
229
derechos sociales y fragmentación de grupos meta). La leve disminución en la disparidad de
ingresos observada en años recientes (López-Calva y Lustig, 2010) y el surgimiento de una
llamada “nueva clase media” en algunos países latinoamericanos (Ferreira, Messina, Rigo-
lini, López-Calva, Lugo y Vakis, 2013) puede atribuirse, en su mayor parte, al crecimiento
económico inducido de manera externa (principalmente debido a la mayor demanda global
de materias primas y productos agrícolas) y a la transformación de los mercados laborales
conectados a este tipo de actividad económica.
En segundo lugar, los procesos externos que dieron forma a la política social en Amé-
rica Latina merecen un examen. Se trata de los flujos financieros provenientes del exterior
que, o se redistribuyen entre instituciones estatales (ingresos por productos de exportación,
transferencias para el desarrollo, préstamos de los mercados internacionales de bonos) o
se trata de remesas conectadas con la migración masiva que modifican de manera directa
la distribución del ingreso entre las unidades domésticas. Lo que estas fuentes financieras
tienen en común es que dirigen las políticas sociales, locales o nacionales, hacia una red de
interdependencias entre cadenas de valor, que existe más allá de la economía nacional. Los
Estados latinoamericanos también intentan intervenir en esta red de interdependencias.
Los ingresos externos adquiridos durante el auge de las materias primas de años recientes,
han posibilitado que los Estados latinoamericanos aumenten sus gastos y transfieran pagos
(por ejemplo, en las áreas de la educación y la salud), sin modificar la distribución nacional
del ingreso mediante el cobro de impuestos sobre la propiedad o el ingreso.
40
Sin embargo,
tal combinación de falta de aumento de los impuestos sobre la renta y la expansión de los
gastos por transferencias ha tenido un efecto regresivo, que resulta en pocas mejoras en el
intento por reducir las diferencias entre la distribución de la renta primaria y secundaria
en América Latina (después de ingresos y transferencias), en especial en comparación con
la mayoría de los países europeos.
41
La experiencia histórica muestra que una fuerte de-
pendencia de los procesos globales para el crecimiento (como la exportación de materias
primas), es objeto de una alta inestabilidad y de distorsiones periódicas,
42
lo que limita, al
mismo tiempo, el rango de opciones de reacción estatal de cara a la estructuración global
de las desigualdades.
Para poder revisar críticamente el concepto de régimen, tal como lo usa Esping-Ander-
sen (1990) en el contexto latinoamericano, y para ilustrar los procesos de desigualdad en
sus interdependencias históricas, debemos colocar los entramados presentes en su contexto
histórico cabal. El cuadro siguiente representa una consideración inicial de los tipos de re-
gímenes de bienestar social interdependientes:
40
Véase: Jiménez y López Azcúnaga (2012).
41
Véase: Terborn, (2011).
42
Véase: Bértola y Ocampo (2012)
Revista Mexicana de Ciencias Políticas y Sociales
Universidad Nacional Autónoma de México
Nueva Época, Año LX, núm. 223
enero-abril de 2015
pp. 209-236
ISSN-0185-1918
M
ARIANNE
B
RAIG
, S
ÉRGIO
C
OSTA
Y
B
ARBARA
G
ÖBEL
230
Cuadro 3
Regímenes interdependientes de bienestar social
Características del régi-
men (temporalidad)
Estratifcación
Principios de distribución
Entramados transregionales
Sociedades liberales
limitadas bajo gobiernos
oligárquicos
(siglo xIx a
principios del xx)
Fragmentación social mediante
la imposición de derechos
universales sobre una sociedad
corporativa; aislamiento
racista de población pobre y
trabajadora, de mujeres, negros
e indios.
División internacional del trabajo
formada en las épocas colonial
y postcolonial; incorporación
selectiva dependiente de los
recursos al comercio mundial
abierto; internacionalización
parcial de la élite y de sus estilos
de vida.
Parte de la modernidad
organizada
Regímenes autoritarios
nación-populistas
(1930-1970/80)
Urbanización, estructuras
modernas de empleo, clases.
Establecimiento de
instituciones más nuevas
entre Estado, sindicatos y
agroindustrias (tripartitas); a la
vez, marginalización de partes
específicas de la población.
Dependencia de las eXportaciones
de materia prima y de bienes
de inversión, de los aranceles e
impuestos asociados;
Regulación estatal de los
entramados globales: políticas
proteccionistas industriales y
sociales; mercados financieros
controlados;
Regímenes internacionales de
derecho en el mercado laboral,
política social (OIT), e intercambio
de prácticas dentro de América
Latina (tripartitas).
Régimen liberal
transicional
(1980 y 1990)
±nformalización del mercado
laboral; política social
orientada a grupos meta;
nuevos derechos específicos
para grupos dados.
Dependencia de las eXportaciones;
reducción de los ingresos estatales;
migración masiva y remesas;
transferencias financieras con
límites; regímenes internacionales
de derechos.
Fuente:
Wagner (1995).
Conclusión
desiguALdades.net
trabaja con perspectivas investigativas que toman en cuenta la mul-
tidimensionalidad de las desigualdades y sus interdependencias transregionales, desde
perspectivas tanto sincrónicas como diacrónicas, con base en el fenómeno de desigualdad
social observada en América Latina (véanse las diversas contribuciones en la
desiguALda-
Revista Mexicana de Ciencias Políticas y Sociales
Universidad Nacional Autónoma de México
Nueva Época, Año LX, núm. 223
enero-abril de 2015
pp. 209-236
ISSN-0185-1918
D
ESIGUALDADES
SOCIALES
E
INTERDEPENDENCIAS
GLOBALES
231
des.net Working Paper Series
).
43
Utilizar unidades relacionales de investigación desarrolladas
para problemáticas específicas (regímenes de género y de raza, cadenas de valor y regíme-
nes de bienestar social), ha dado resultados particularmente fructíferos.
Sin embargo, aplicar estas unidades relaciones de investigación en una red de investiga-
ciones internacional e interdisciplinaria, también exige una consideración crítica respecto a
la transferibilidad de estos conceptos. Nos esforzamos por lograrlo al discutir los conceptos
clave de manera sistemática, estableciendo con claridad los puntos específicos de las pers-
pectivas disciplinaria y teórica, y al crear un lenguaje y términos en común. Estos incluyen
los conceptos de configuración y regímenes planteados en este artículo, así como los con-
ceptos de ciudadanía, entre otros.
La discusión crítica de los diferentes enfoques en la investigación sobre las desigual-
dades en contextos global y transnacional (en particular las teorías del sistema-mundo y
los enfoques del transnacionalismo) agudiza el foco de las perspectivas analíticas presen-
tadas por
desiguALdades.net
, tanto en Alemania como en la investigación internacional
sobre desigualdades. Estos enfoques ayudan a desarrollar con mayor amplitud las profundi-
dades espacial y temporal de las contribuciones de la red a la perspectiva de los entramados.
Nuestros resultados empíricos iniciales, que han sido útiles en el proceso de desarrollo
de nuevas unidades de análisis, revelaron claramente las discrepancias entre la estructura-
ción global de las desigualdades sociales y la negociación de los elementos de redistribución
que se localizan principalmente en las arenas políticas nacionales y subnacionales. Estos
hallazgos iniciales nos han permitido especificar la pregunta de investigación planteada al
principio de nuestra pesquisa: los procesos globales, ¿cómo estructuran las desigualdades en
la actualidad e históricamente? Ahora podemos formular preguntas más específicas sobre la
discrepancia entre los procesos globales de estratificación y las negociaciones políticas na-
cionales y subnacionales. Las preguntas centrales que planteamos para el desarrollo ulterior
de nuestros análisis son: ¿en qué arenas políticas específicas se llevan a cabo las negocia-
ciones en torno a las desigualdades sociales, tanto para mantener la distancia social, como
para promover una redistribución progresiva? ¿Qué discrepancias surgen de las estructu-
ras de desigualdad creadas y (en parte) conformadas globalmente y las arenas políticas de
negociación en gran medida nacionales y subnacionales?
43
Disponible en:
<
2014].
Revista Mexicana de Ciencias Políticas y Sociales
Universidad Nacional Autónoma de México
Nueva Época, Año LX, núm. 223
enero-abril de 2015
pp. 209-236
ISSN-0185-1918
M
ARIANNE
B
RAIG
, S
ÉRGIO
C
OSTA
Y
B
ARBARA
G
ÖBEL
232
Referencias bibliográFcas
Alencastro, Luiz Felipe de, (2000)
O trato dos viventes: Formação do Brasil no Atlântico Sul,
séculos xVI e xVII
. São Paulo, Companhia das Letras.
Bach, Maurizio, (2008) “Soziale Ungleichheit in europäischer Perspektive. Ein Problem-
aufriss” en Berger, Peter y Anja Weiß (eds.),
Transnationalisierung sozialer Ungleichheit
.
Wiesbaden, V±-²erlag, pp.: 65-88.
Barros, Paes de; Ferreira, Francisco; Molinas ²ega, José y Jaima Saavedra Chanduvi, (2008)
Measuring ±nequality of Opportunity in Latin America and the Caribbean
. Washington,
Banco Mundial.
Bauböck, Rainer y Tomas Faist (eds.), (2010)
Diaspora and Transnationalism. Concepts,
²eories and Methods
. Amsterdam, Amsterdam University Press.
Bebbington, Anthony, (2007)
Minería, movimientos sociales y respuestas campesinas: una
ecología política de transformaciones territoriales
. Lima; I³´.
Bebbington, Anthony, (2012)
Social Conflict, Economic Development and EXtractive ±ndus-
try
. Londres, Routledge.
Benjaminsen, µor; Alinon, Koffi; Buhaug, Halvard y Jill µove Buseth, (2012) “Does Climate Change
Drive Land-Use Conflicts in the Sahel?” en
Journal of Peace Research
. ²ol. 49, núm. 1, pp.: 97-111.
Bértola, Luis y José Antonio Ocampo, (2012)
²e Economic Development of Latin America
since ±ndependence
. Oxford, Oxford University Press.
Betzelt, Sigrid, (2007) “‘Gender Regimes’: Ein ertragreiches Konzept für die komparative
Forschung“ en Forschungsverbund Sozioökonomische Berichterstattung (ed.),
Bericht-
erstattung zur sozioökonomischen Entwicklung in Deutschland. Teilhabe im Umbruch
.
Göttingen, Soziologisches Forschungsinstitut.
Boatcă, Manuela, (2011) “Global ¶nequalities. µransnational Processes and µransregional
Entanglements” en
desiguALdades.net
Working Paper Series 11
. Berlin, ¶nternational Re-
search Network on ¶nterdependent ¶nequalities in Latin America.
Bonanno, Alessandro y Josefa Cavalcanti (eds.), (2011)
Globalization and the Time-Space Re-
organization: Capital Mobility in Agriculture and Food in the Americas
. Bingley, Emerald.
Bornschier, ²olker, (2008a) “Zur Entwicklung der sozialen Ungleichheit im Weltsystem: Fakten,
offene Fragen und erste Antworten” en Bayer, Michael; Mordt, Gabriele; µerpe, Sylvia y
Martin Winter (eds.),
Transnationale Ungleichheitsforschung. Eine neue Herausforderung
für die Soziologie
. Frankfurt /Nueva York, Campus ²erlag.
Bornschier, ²olker, (2008b)
Weltgesellscha³: Grundlegende soziale Wandlungen
. Zúrich, Loreto.
Braig, Marianne, (1997) “Continuity and Change in Mexican Political Culture. Te Case of
Programa Nacional de Solidaridad” en Panster, Will (ed.),
Citizens of the Pyramid.
Es-
says on MeXican Political Culture
. Amsterdam, Purdue University Press, pp.: 247-278.
Revista Mexicana de Ciencias Políticas y Sociales
Universidad Nacional Autónoma de México
Nueva Época, Año LX, núm. 223
enero-abril de 2015
pp. 209-236
ISSN-0185-1918
D
ESIGUALDADES
SOCIALES
E
INTERDEPENDENCIAS
GLOBALES
233
Braig, Marianne, (2004) “Fragmentierte Gesellschaf und Grenzen sozialer Politiken” en
Bernecker, Walther; Braig, Marianne; Hölz, Karl y Klaus Zimmermann (ed.),
Mexiko
heute. Politik, Wirtschaf, Kultur.
Frank±urt/Madrid, Vervuert, pp.: 271-308.
Cardoso, Fernando Henrique y Enzo Faletto, (1979)
Dependency and Development in La-
tin America
. Berkeley, University o± Cali±ornia Press.
Chatterjee, Partha, (2006)
The Politics oF the Governed: ReFlections on
Popular Politics in Most oF the World
. Nueva York, Columbia University Press.
Comisión Económica para América Latina y el Caribe, (2012)
Resumen. Panorama Social
de América Latina
. Santiago de Chile, ²³´µ¶.
Costa, Sérgio, (2011a) “Researching Entangled Inequalities in Latin America: Te Role o±
Historical, Social, and ·ransregional Interdependencies” en
desiguALdades.net Working
Paper Series 9
. Berlin, International Research Network on Interdependent Inequalities
in Latin America.
Costa, Sérgio, (2011b) “Perspectivas y políticas sobre racismo y a±rodescendencia en Amé-
rica Latina y el Caribe” en Hopenhayn, Martín y Ana Sojo (eds.),
Sentido de pertenencia
en sociedades Fragmentadas: América Latina en una perspectiva global
. Santiago de Chile,
²³´µ¶, pp.: 173-188.
Deininger, Kurt y Lynn Squire, (1996) “A New Data Set Measuring Income Inequality” en
World Bank Economic Review
. Núm. 10, pp.: 565-591.
Domingues, José Mauricio, (2008)
Latin America and Contemporary Modernity: A Sociolo-
gical Interpretation
. Londres, Routledge.
Dubet, François, (2001)
Les inégalités multipliées
. ·our D’Aiques, Editions de l’Aube.
Elias, Norbert, (1983):
Engagement und Distanzierung. Arbeiten zur Wissenssoziologie
.
Frank±urt, Suhrkamp.
Elias, Norbert, (1996)
Was ist Soziologie?
Múnich, Juventa Verlag.
Esping-Andersen, Gøsta, (1990)
±e ±ree Worlds oF WelFare Capitalism
. Princeton, Princ-
eton University Press.
Faist, Tomas, (2010) “Cultural Diversity and Social Inequalities” en
Social Research
. Vol.
77, núm. 1, pp.: 257-289.
Fernandes, Florestan, (1965)
A integração do negro na sociedade de classes
. São Paulo, Do-
minus/¸¹´.
Ferreira, Francisco; Messina, Julian; Rigolini, Jamele; Lopez-Calva, Luis-Felipe; Lugo, Maria
Ana y Renos Vakis, (2013)
Economic Mobility and the Rise oF the Latin American Mid-
dle Class
. Washington, Banco Mundial.
Fischer-Lescano, Andreas y Kollja Möller, (2012)
Der KampF um globale soziale Rechte. Zart
wäre das Gröbste.
Berlin, Wagenbach.
Foucault, Michel, (1994)
Überwachen und StraFen. Die Geburt des GeFängnisses
. Frank±urt,
Suhrkamp.
Revista Mexicana de Ciencias Políticas y Sociales
Universidad Nacional Autónoma de México
Nueva Época, Año LX, núm. 223
enero-abril de 2015
pp. 209-236
ISSN-0185-1918
M
ARIANNE
B
RAIG
, S
ÉRGIO
C
OSTA
Y
B
ARBARA
G
ÖBEL
234
Fraser, Nancy, (2010)
Scales of Justice: Reimagining Political Space in a Globalizing World
.
Nueva York, Columbia University Press.
Füller, Melanie, (2004)
Feministische Kritik an Gøsta Esping-Andersen – zwischen Neuori-
entierung und Rekonzeptualisierung der Teorie
. gRI± VerlaG.
²ilroy, Paul, (1993)
Te Black Atlantic: Modernity and Double Consciousness
. Londres, Verso.
²ónGora-Mera, Manuel, (2012) “Transnational Articulations of Law and ³ace
in Latin America. A LeGal ²enealoGy of ´nequality” en
desiguALdades.net Working Pa-
per Series
18
. Berlin, ´nternational ³esearch Network on ´nterdependent ´nequalities in
Latin America.
²reve, Jens, (2010) “²lobale UnGleichheit: WeltGesellschaµliche Perspektiven” en
Berliner
Journal für Soziologie
. Núm. 20, pp.: 65-87.
²udynas, Eduardo, (2012) “Estado compensador y nuevos extractivismos. Las ambivalen-
cias del proGresismo sudamericano” en
Nueva Sociedad
. Núm. 237, pp.: 128-146.
HaGGard, Stephen y Beth Simmons, (1987) “¶eories of ´nternational ³eGimes” en
Interna-
tional Organization
. Vol. 41, núm. 3, pp.: 491-517.
Jiménez, Juan Pablo e ´sabel López AzcúnaGa, (2012) “¿Disminución de la desiGualdad en
América Latina? El rol de la política fiscal” en
desiguALdades.net Working Paper Series
33.
Berlin, ´nternational ³esearch Network on ´nterdependent ´nequalities in Latin America.
Keohane, ³obert y Joseph Nye, (1977)
Power and Interdependence: World Politics in ±ran-
sition
. Boston, Little, Brown and Company.
Korzeniewicz, ³oberto, (2011) “´nequality. On Some of the ´mplications of a World-His-
torical Perspective” en
desiguALdades.net Working Papers Series
2
. Berlin, ´nternational
³esearch Network on ´nterdependent ´nequalities in Latin America.
Korzeniewicz, ³oberto y Timothy Patrick Moran, (2009)
Unveiling Inequality: A World-His-
torical Perspective
. Nueva York, ³ussell SaGe Foundation.
Krasner, Stephen, (1982) “Structural Causes and ³eGime Consequences: ³eGime as ´nter-
veninG Variables” en
International Organization
. Vol. 36, núm. 2, pp.: 185-205.
Kreckel, ³einhard, (2004)
Politische Soziologie der sozialen Ungleichheit
. Frankfurt Campus.
Kreckel, ³einhard, (2006) “SozioloGie der sozialen UnGleichheit im Globalen Kontext” en
Der Hallesche Graureiher
, 4.
Lessenich, Stephan; Olk, ¶omas y ´lona Ostner, (1998) “Wohlfahrtsstaaten im Umbruch
– ²ewinner und Verlierer im internationalen VerGleich” en
Zeitschri² für Sozialreform
,
11/12, Wiesbaden, Chmielorz.
Lillemets, Krista, (2013) “²lobal Social ´nequalities: ³eview Essay” en
desiguALdades.net
Working Paper Series 44.
Berlin, ´nternational ³esearch Network on ´nterdependent ´n-
equalities in Latin America.
Lopez-Calva, Luis F. y Nora LustiG (eds.), (2010)
Declining Inequality in Latin America. A
Decade of Progress?
Baltimore, BrookinGs ´nstitution Press.
Revista Mexicana de Ciencias Políticas y Sociales
Universidad Nacional Autónoma de México
Nueva Época, Año LX, núm. 223
enero-abril de 2015
pp. 209-236
ISSN-0185-1918
D
ESIGUALDADES
SOCIALES
E
INTERDEPENDENCIAS
GLOBALES
235
Lund, Christian, (2011) “Land Rights and Citizenship in Africa” en
Discussion Paper 65
.
Uppsala, Nordiska Afrikainstitutet.
Lutz, Helma (ed.), (2008)
Migration and Domestic Work. A European Perspective on a Global
Teme.
Aldershot, Ashgate.
Lutz, Helma (ed.), (2009)
Gender Mobil?: Geschlecht und Migration in transnationalen Räu-
men.
Münster, Westfälisches DampFoot.
Martínez ±ranzoni, Juliana y Diego Sánchez-Ancochea, (2012) “Te Double Challenge
of Market and Social Incorporation: Progress and Bottlenecks in Latin America” en
desiguALdades.net Working Paper Series 27
. Berlin, International Research Network on
Interdependent Inequalities in Latin America.
Martínez ±ranzoni, Juliana y Koen Voorend, (2009) “Sistemas de Patriarcado y regímenes
de bienestar en América Latina ¿Una cosa lleva a la otra?” en
Documento de trabajo
37
.
Madrid, ±undación Carolina (²e³´²µ).
Martínez-Alier, Joan, (2002)
Te Environmentalism of the Poor: A Study of Ecological Con-
flicts and Valuation
. Londres, Edward Elgar.
Meißner, Joachim; Mücke, Ulrich y Klaus Weber, (2008)
Schwarzes Amerika: Eine Geschichte
der Sklaverei
. Múnich, Beck.
O’Connor, Alice, (2001)
Poverty Knowledge: Social Science, Social Policy, and the Poor in
±wentieth-Century U.S. History
. Princeton, Princeton University Press.
Orlove, Ben; ¶addei, Renzo; Podestá, Guillermo y Kenneth Broad, (2011) “Environmental
Citizenship in Latin America: Climate, Intermediate Organizations, and Political Sub-
jects” en
Latin America Research Review.
Núm. 46, Special Issue, pp.: 116-140.
Pries, Ludger, (1996) “¶ransnationale Soziale Räume. Teoretisch-empirische Skizze am
Beispiel der Arbeitswanderungen Mexiko-USA” en
ZeitschriF für Soziologie
. Núm. 25,
pp.: 437-453.
Pries, Ludger, (2005) “Configurations of Geographic and Societal Spaces: A Sociological
Proposal between ‘Methodological Nationalism’ and the ‘Spaces of ±lows’” en
Global
Networks
. Núm. 5, vol. 2, pp.: 167-190.
Pries, Ludger, (2007) “¶ransnationalism: ¶rendy Catch-all or Specific Research Programm.
A Proposal for ¶ransnational Organization Studies as a Micro-macro-link” en
±rans-
nationalisation and Development(s): ±owards a North-South Perspective
. Center for
Interdisciplinary Research. Bielefeld, ²·¸²³¹.
Pries, Ludger, (2008a)
Die ±ransnationalisierung der sozialen Welt
. ±rankfurt, Suhrkamp.
Pries, Ludger, (2008b) “¶ransnationalisierung und soziale Ungleichheit. Konzeptionelle Über-
legungen und empirische Befunde aus der Migrationsforschung” en Weiß, Anja y Peter
Berger (eds.),
±ransnationalisierung sozialer Ungleichheit
. Wiesbaden, Verlag, pp.: 41-64.
Psacharopoulos, George; Morley, Samuel; ±iszbein, Ariel; Lee, Haeduck y Bill Wood, (1997)
Poverty and Income Distribution in Latin America
. Washington, Banco Mundial.
Revista Mexicana de Ciencias Políticas y Sociales
Universidad Nacional Autónoma de México
Nueva Época, Año LX, núm. 223
enero-abril de 2015
pp. 209-236
ISSN-0185-1918
M
ARIANNE
B
RAIG
, S
ÉRGIO
C
OSTA
Y
B
ARBARA
G
ÖBEL
236
Randeria, Shalini, (2005) “Verwobene Moderne: Zivilgesellschaf, Kastenbindungen und
nicht-staatliches Familienrecht im (post)kolonialen Indien” en Brunkhorst, Hauke y Sé-
rgio Costa (eds.),
Jenseits von Zentrum und Peripherie: Zur Verfassung der fragmentierten
WertgesellschaF
. Múnich/Mering, Hampp, pp.: 169-196.
Rosales, Osvaldo y Mikio Kuwayama, (2012)
China and Latin America and the Caribbean:
Building a Strategic Economic and Trade Relationship
. Santiago de Chile, ±EPAL.
Schwinn, Tomas, (2008) “Nationale und globale Ungleichheit” en
Berliner Journal für So-
ziologie
. Vol. 18, núm. 1, pp.: 8-31.
Shachar, ²yelet, (2009)
±e Birthright Lottery: Citizenship and Global Inequality
. Cambridge,
Harvard University ³ress.
Shiraishi, ´akashi; Yamagata, ´atsuµumi y Shahid Yusuµ, (2009)
Poverty Reduction and Beyond:
Development Strategies for Low-Income Countries.
Basingstoke / Nueva York, ³algrave.
Skocpol, Teda y Dietrich Rueschemeyer, (1996)
States, Social Knowledge, and the Origins
of Modern Social Policies
. ³rinceton, ³rinceton University ³ress.
Stavenhagen, Rodolµo, (1969)
Les classes sociales dans les sociétés agraires
. ³aris, ²nthropos.
Svampa, Maristella y Mirta ²ntonelli (eds.), (2009)
Minería transnacional, narrativas del
desarrollo y resistencias sociales
. Buenos ²ires, ¶ditorial Biblos.
Terborn, Göran, (2011) “Inequalities and ·atin ²merica. From the ¶nlightenment to the
21st Century” en
desiguALdades.net Working Paper Series 1
. Berlin, International Re-
search Network on Interdependent Inequalities in ·atin ²merica.
´illy, Charles, (1998)
Durable Inequality
. Berkeley, University oµ Caliµornia ³ress.
´opik, Steven; Marichal, Carlos y Frank Zephyr (eds.), (2006)
²rom Silver to Cocaine. Latin
America Commodity Chains and the Building of the World Economy, 1500-2000
. Durham/
·ondres, Duke University ³ress.
Wagner, ³eter, (1995)
Soziologie der Moderne.
Frankµurt / Nueva York, Campus.
Wehr, Ingrid, (2009) “¶sping-²ndersen travels South. ¶inige kritische ²nmerkungen zur
vergleichenden Wohlµahrtsregimeµorschung” en
Peripherie
. Vol. 29, núm 114/115, pp.:
168-193.
Wehr, Ingrid y Hans-Jürgen Burchardt, (2011)
Soziale Ungleichheiten in Lateinamerika: Neue
Perspektiven auf WirtschaF, Politik und Umwelt
. Baden-Baden, Nomos.
Weiß, ²nja, (2005) “Te ´ransnationalization oµ Social Inequality. Conceptualizing Social
³ositions on a World Scale” en
Current Sociology.
Vol. 53, núm. 4, pp.: 707-728.
Weiß, ²nja y ³eter Berger (eds.), (2008)
Transnationalisierung sozialer Ungleichheit
.
Wiesbaden, Verlag.
logo_pie_uaemex.mx