Artículo en PDF
Cómo citar el artículo
Número completo
Más información del artículo
Página de la revista en redalyc.org
Sistema de Información Científica
Red de Revistas Científicas de América Latina y el Caribe, España y Portugal
[211]
ASIA Y ÁFRICA ACTUALES
EL PAPEL DE LAS EMPRESAS
DE HONG KONG EN LAS RELACIONES
SINO-LATINOAMERICANAS:
“LA DIPLOMACIA PORTUARIA”
DE LI KA-SHING COMO EJEMPLO
1
SIMON SHEN
Instituto de Educación de Hong Kong
Universidad China de Hong Kong
En años recientes, el desarrollo de las relaciones sino-latinoa-
mericanas ha sido diplomático, especialmente en las áreas de
intercambio y comercio, y a la vez de importancia estratégica
para China. En 2004, el presidente de China, Hu Jin-tao, fijó
la meta de incrementar el comercio sino-latinoamericano a
10 000 millones de dólares estaounidenses para el año 2010; sin
embargo, el crecimiento del comercio entre China y los países
latinoamericanos sostuvo un ritmo más rápido de lo esperado,
y en 2007 se logró este objetivo, tres años antes de lo previsto.
La abundancia de recursos naturales en América Latina es pa-
ra China un incentivo para la promoción de las relaciones
diplomáticas con la región. Si bien a menudo se ha dicho que
América Latina es “el patio trasero” de Estados Unidos, esta
región es de gran importancia geopolítica para China, dado que
podría convertirse en una carta en el juego internacional, con
la cual China pueda vigilar y detener las ambiciones futuras de
Estados Unidos. No obstante, en las investigaciones realizadas
sobre las relaciones sino-latinoamericanas, los académicos se
1
El autor agradece a los señores Tom Narins y Francis Tse por su ayuda en la
preparación de los materiales de este manuscrito.
212
ESTUDIOS
DE
ASIA
Y
ÁFRICA
XLVIII
:
1, 2013
han enfocado en las relaciones intergubernamentales formales
entre las dos regiones, y han dejado de lado la importancia del
papel de las interacciones civiles. El propósito de este trabajo
es discutir el papel que la empresa del magnate Li Ka-shing,
de Hong Kong, ha desempeñado en América Latina, así como
analizar su posible contribución e influencia en el desarrollo
de las relaciones sino-latinoamericanas.
En primer lugar cabe señalar la posición, única, que Hong
Kong tiene bajo la soberanía china y sus posibilidades de par-
ticipación en los asuntos internacionales. Al ser una Región
Administrativa Especial de la República Popular China, el
gobierno de Hong Kong no tiene autoridad en ciertas áreas,
como la diplomacia y la defensa nacional. No obstante, está
autorizada para conducir “asuntos externos”. Como se indica
en el artículo 13 de la Ley Fundamental de Hong Kong:
El Gobierno Popular Central será responsable de las relaciones exterio-
res de la Región Administrativa Especial de Hong Kong. El Ministe-
rio de Relaciones Exteriores de la República Popular China establecerá
una oficina en Hong Kong para ocuparse de las relaciones exteriores. El
Gobierno Popular Central autoriza a la Región Administrativa Especial
de Hong Kong a dirigir asuntos exteriores por su propia cuenta, de
conformidad con esta Ley.
2
El artículo 7 de la Ley Fundamental define los “asuntos
exteriores”; en tanto que el artículo 151 establece:
La Región Administrativa Especial de Hong Kong, bajo el nombre de
“Hong Kong, China”, puede mantener y desarrollar relaciones, y esta-
blecer y aplicar acuerdos con otros Estados, regiones y organizaciones
internacionales pertinentes en los campos apropiados, incluidos el
económico, el comercial, el financiero y el monetario, y en las áreas de
transporte, comunicaciones, turismo, cultura y deporte.
3
Bajo la presente administración, las Oficinas Económicas y
Comerciales (
OEC
), pertenecientes al Departamento de Comer-
cio y Desarrollo Económico, están a cargo de las relaciones ex-
2
Artículo 13. Ley Fundamental. Región Administrativa Especial de Hong Kong, Re-
pública Popular China.
3
Artículo 151. Ley Fundamental. Región Administrativa Especial de Hong
Kong, República Popular China.
SIMON
SHEN
:
EL
PAPEL
DE
LAS
EMPRESAS
DE
HONG
KONG
213
teriores de Hong Kong. Actualmente, existen trece
OEC
en todo
el mundo,
4
responsables de promover las relaciones comerciales
y las asociaciones económicas de Hong Kong con otros paí-
ses, así como de prestar asistencia a los habitantes de Hong
Kong que residen en el exterior. Si se utilizan correctamen-
te, estas oficinas pueden funcionar como canales no oficiales
—también conocidos como el “guante blanco” de Beijing—, para
la conducción de asuntos diplomáticos, que permiten a China
interactuar con el mundo de esa manera. Debido al principio
de “un país, dos sistemas”, el gobierno de Hong Kong no puede
extralimitarse en su autoridad diplomáticamente.
El Ministerio de Relaciones Exteriores de China duda
sobre la utilización de los recursos de Hong Kong en la ad-
ministración de los asuntos exteriores. El resultado es que los
asuntos que se manejan a través de los canales externos de Hong
Kong se limitan a cuestiones puramente económicas, evitando
a toda costa cualquier asunto con tintes políticos. Bajo estas
circunstancias, el sector civil de Hong Kong, mucho más que
el gobierno de Hong Kong, está dispuesto a cooperar con los
intereses diplomáticos chinos.
El beneficio potencial de la posición única de Hong Kong
ha captado la atención de las autoridades chinas. En 2008, el
comisionado del Ministerio de Relaciones Exteriores de la Re-
pública Popular China en la Región Administrativa Especial de
Hong Kong, Lu Xin-Hua, habló de las potenciales contribucio-
nes de Hong Kong a la diplomacia china. Estas contribuciones
incluyen:
1)
demostrar a Taiwan que la política de “un país,
dos sistemas” ha sido exitosa;
2)
apoyar los esfuerzos de China
para el desarrollo de la cooperación económica internacional
a través de las redes financieras, de comercio y de transporte
de Hong Kong;
3)
ayudar al desarrollo exterior de China y a
la “diplomacia energética”;
4)
organizar conferencias y expo-
siciones internacionales en apoyo a la diplomacia multilateral
de China, y
5)
movilizar a su gente para la participación en
los asuntos diplomáticos y de apoyo a las políticas chinas de la
4
Las trece oficinas se encuentran en Guangzhou, Shanghái, Chengdu, Singapur,
Sidney, Tokio, Bruselas, Londres, Ginebra, Nueva York, San Francisco, Washington
y Toronto.
214
ESTUDIOS
DE
ASIA
Y
ÁFRICA
XLVIII
:
1, 2013
“diplomacia pública” y la “diplomacia cultural”.
5
En 2009, el
Instituto de Estudios Internacionales de Shanghái llevó a cabo
un proyecto de investigación titulado
El papel de Hong Kong
en los países colindantes bajo la política diplomática nacional
. El
informe señala que debido “al final de la Guerra Fría y la di-
sipación de la soberanía en el ámbito internacional”, bajo “la
teoría diplomática de un gobierno subnacional”, Hong Kong
debería “darse cuenta plenamente de su potencial en la diplo-
macia china” y “utilizar la esencia de ‘un país, dos sistemas’ de
una manera flexible, para liberar el pensamiento en las nuevas
circunstancias”, y que “Hong Kong puede ser el medio para
manejar los asuntos que no son apropiados para el gobierno
central”.
6
La pregunta es ¿qué ventaja tiene Hong Kong respecto
de su posición única para ayudar a China en el manejo de los
asuntos diplomáticos? El historiador hongkonés David Faure
ha definido las características de Hong Kong, tales como la
prosperidad, a través del profesionalismo y la meritocracia
justa.
7
Varios investigadores, como Jane Li y Chan Gerald, han
definido el núcleo de la identidad de Hong Kong dentro de la
comunidad internacional como un “liberalismo tradicional”.
Esto quiere decir que Hong Kong tiene una comprensión oc-
cidental de la libertad, la autonomía y la democracia; un sistema
de servicio civil limitado, aunque eficiente y efectivo; respeto
por el libre comercio, protección de los derechos humanos,
una organización independiente de lucha contra la corrupción
y una fuerza policial relativamente sin corrupción. Además,
dichos investigadores sostienen que la identidad de Hong Kong
en el exterior puede contribuir a los esfuerzos diplomáticos de
China, dentro del paradigma “realista-liberal”.
8
El jefe actual
5
Discurso en la Universidad China de Hong Kong (traducido), Wenweipo, 23 de
septiembre, 2008.
6
Hong Kong’s Role in Neighboring Countries Under National Diplomatic Policy
(traducido), Instituto de Estudios Internacionales de Shanghái, diciembre de 2009.
7
David Faure,
Colonialism and Hong Kong Identity
, Hong Kong, University of
Hong Kong, Centre of Asian Studies, 2003.
8
Jane Lee y Gerald Chan, “Hong Kong’s Changing International Relations
Strategy”, en Joseph Cheng y Beatrice Leung (eds.),
Hong Kong
SAR
: In Pursuit of
Domestic and International Order
, Hong Kong, Chinese University of Hong Kong
Press, 1997, pp. 177-200.
SIMON
SHEN
:
EL
PAPEL
DE
LAS
EMPRESAS
DE
HONG
KONG
215
de la Unidad de Política Central de Hong Kong, el profesor
Lau Siu Kai, fue también uno de los muchos académicos que
argumentaron que la identidad externa de Hong Kong no dis-
minuiría ante el traspaso de la soberanía, ya que contaba con
una protección sistemática.
9
Después del traspaso de la soberanía a China, son muchos
los casos en los que ciertos personajes de Hong Kong han con-
tribuido a los esfuerzos diplomáticos de China. Algunos de esos
esfuerzos fueron sancionados oficialmente por las autoridades
chinas, tal como la elección de Margret Chan como directora
general de la Organización Mundial de la Salud (
OMS
).
10
Chan
ha sido funcionaria del gobierno de Hong Kong durante vein-
ticinco años. Se ha desempeñado como directora de Salud de
Hong Kong, y su formación y experiencia profesionales son
de alto nivel. Se incorporó a la
OMS
en 2003, y se desempeñó
como directora del Departamento de Protección del Medio
Humano. El 25 de julio de 2006, Beijing, inesperadamente,
nominó a Chan para el cargo de directora general de la
OMS
.
Una de las principales razones fue que los demás candidatos
chinos no habían obtenido la confianza entre la comunidad
internacional tal como Chan lo había hecho, pues gracias a su
experiencia en Hong Kong, se le ha asociado con nociones de
equidad, transparencia e incapacidad para corromperla. Esto
contribuyó a que fuera una candidata más atractiva para el
puesto, y una mucho más fácil de “vender” a la comunidad
internacional. He publicado un artículo sobre este asunto en
Pacific Affairs
.
11
Algunos personajes de Hong Kong que han gozado de la con-
fianza de Beijing, también han estado a cargo de asuntos consi-
derados “tabú” por los diplomáticos chinos. Un ejemplo es el
papel que un magnate de Hong Kong dedicado a los bienes
raíces, Cheng Yu-tung, desempeñó en las relaciones entre Chi-
9
Siu-kai Lau,
Hongkongese or Chinese: The Problem of Identity on the Eve of Re-
sumption of Chinese Sovereignty over Hong Kong
, Occasional Paper 65, Hong Kong,
Institute of Asia-Pacific Studies, 1997.
10
Margaret Chan
, Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Popular
China, 2006.
Doctora Margaret Chan
, Organización Mundial de la Salud, 2006.
11
Simon Shen, “Borrowing the Hong Kong Identity for Chinese Diplomacy:
Implications of Margaret Chan’s World Health Organization Campaign”,
Pacific
Affairs
, vol. 81, núm. 3, pp. 361-382.
216
ESTUDIOS
DE
ASIA
Y
ÁFRICA
XLVIII
:
1, 2013
na y Bután. Bután no tiene relaciones diplomáticas forma-
les con Beijing o Taipéi, sin embargo, tiene un consulado en
Hong Kong que funciona de facto como embajada. Con el
reconocimiento de Beijing, el gobierno de Bután nombró a
Cheng Yu-tung como el “embajador honorario” de Bután en
Hong Kong, en 2004. Cheng es el presidente del New World
Group, que controla numerosos proyectos e inversiones en
China continental, incluidos los proyectos de renovación
urbana de Beijing, iniciados en la década de 1990. En aquel
momento, Cheng estaba dispuesto a reunirse con el entonces
presidente Jiang Ze-min y el primer ministro, Zhu Rong-ji.
12
Cheng admitió que nunca había estado en Bután y dio a en-
tender que, cuando fue nombrado,
13
el acuerdo se hizo entre
los gobiernos de China y Bután.
El doctor Stanley Ho, quien tiene negocios e inversiones
en Corea del Norte, es otro ejemplo. Ho puso casinos en
Pyongyang en 1999. En 2005, el Banco Seng Heng, una de las
filiales de Ho y a la vez el segundo banco más importante de
Macao, fue acusado por el gobierno de Estado Unidos de ser el
responsable de la distribución de “supercuentas” falsificadas en
Estados Unidos, y de lavado de dinero para Corea del Norte.
14
Ho negó estas acusaciones, pero su participación e inversiones
en Corea del Norte, así como sus conexiones con Beijing, han
llamado la atención.
Si bien en los últimos años las relaciones sino-latinoamerica-
nas han sido centrales para la diplomacia china, Beijing todavía
enfrenta varios “puntos ciegos” en la región; es por tal motivo
que Hong Kong, debido a su posición única, podría actuar
como el “guante blanco” de Beijing. Por un lado, varios países
de América Latina aún mantienen relaciones diplomáticas con
Taipéi, entre ellos Panamá, Nicaragua, Guatemala, Paraguay
y Haití. El hecho de que Beijing se relacione directamente con
los gobiernos de estos países, puede dar lugar a especulaciones
12
Yu Chen,
Huangjin Suiyue: Zhengyutong Chuan
(traducido como
The Biography
of Cheng Yu-tung
), Hong Kong, Economic Times Press, 2003, pp. 244-245.
13
Ming-wei Chen y Li Cui-yao, “Yiheng Chanshi Kaitan Tianhua Mingrenfensi”
(traducido como “Buddhist Monk Teaches Celebrities”),
East Week
, 16 de mayo, 2007.
14
Glenn R. Simpson, Gordon Fairclough y Jay Solomon, “U.S. Probes Banks’
North Korea Ties”,
The Wall Street Journal
, 9 de septiembre, 2005.
SIMON
SHEN
:
EL
PAPEL
DE
LAS
EMPRESAS
DE
HONG
KONG
217
no deseadas sobre la postura de Beijing respecto al estrecho de
Taiwan. Por otro lado, las actividades de China en “el patio
trasero de Estados Unidos” podrían molestar a la derecha
estadounidense, lo que reforzaría la Teoría de la Amenaza Chi-
na. Al mismo tiempo, esto ha provocado una vigilancia estre-
cha hacia las empresas estatales chinas en los últimos años,
especialmente en América Latina. Por último, el sentimiento
“antiChina” entre los latinoamericanos ha ido en aumento, de-
bido a una mayor competencia entre los productores locales
y las exportaciones chinas. Este sentimiento se refuerza por el
desconocimiento de las costumbres y las instituciones locales,
como lo han hecho patente diferentes compañías chinas que
operan en la región. Por lo tanto, la mejora de la imagen nacio-
nal de China y el fortalecimiento de su poder blando es funda-
mental para la mejoría de las relaciones sino-latinoamericanas.
15
En estas circunstancias, Li Ka-shing, el magnate de Hong
Kong dedicado a múltiples negocios, con su empresa emblemá-
tica Hutchison Whampoa Limited (Hutchison) y sus inversio-
nes subsidiarias en América Latina, llegó a ser especialmente
digno de atención. Li nació en Chaozhou, fundó la Cheung
Kong Limited en 1971, e inicialmente hizo su fortuna gracias
al mercado de bienes raíces de Hong Kong. Con el tiempo,
Li adquirió una participación mayoritaria en una empresa
comercial británica importante, Hutchison de
HSBC
, en 1979,
y desde entonces se ha afianzado en el negocio del transporte
marítimo y los servicios portuarios. Además de la inversión en
proyectos relacionados con el puerto de Hong Kong y China
continental, Hutchison también posee y opera las instalaciones
portuarias de Rotterdam, Duisburg, Felixstowe, Alejandría en
Egipto, Busan, Jarkata y Arabia Saudita. A la fecha, Hutchi-
son cuenta con 302 puntos de anclaje bajo su control, que se
extienden a través de veintiséis países.
16
Además del transporte
y el servicio portuario, Li ha diversificado su cartera; por
ejemplo, con la adquisición de Husky Energy en 1987, la terce-
15
A. Barbosa,
The Rise of China, Its Impacts on Latin America and the Main
Challenges Faced by the Region’s Labour Movement
, Sao Paulo, Instituto Observatorio
Social, 2008.
16
Hutchison Port Holdings Company Profile. [www.hph.com.hk/webpg.
aspx?id=87.]
218
ESTUDIOS
DE
ASIA
Y
ÁFRICA
XLVIII
:
1, 2013
ra compañía de petróleo y gas más importante de Canadá. Hoy
en día, Husky Energy se encarga de las exploraciones de pe-
tróleo y gas y de la operación de la producción en Canadá, Es-
tados Unidos, Groenlandia, China e Indonesia. Asimismo,
es dueña de refinerías, oleoductos y gasoductos, y de la red al
por menor en Canadá y Estados Unidos. Además, las empre-
sas filiales de Li poseen una buena parte de la infraestructura
relacionada con los negocios; por ejemplo, Power Asset, una
filial de Hutchison, es propietaria de las redes de electricidad en
Hong Kong, Reino Unido, Australia y Nueva Zelanda. Otra
de las compañías de Li, la Cheung Kong Infrastructure, tiene
una participación de control en la Northen Gas Networks del
Reino Unido, así como interés en el negocio del agua en el Rei-
no Unido y Australia. En fechas recientes, Hutchison invirtió
fuertemente en el sector de las telecomunicaciones, y su marca
3
en la actualidad opera redes 3G en Hong Kong, Australia,
Reino Unido, Italia y Suecia, así como redes de comunicación
móvil en Indonesia y Vietnam.
Esas inversiones podrían ser consideradas no sólo como
nuevas empresas comerciales tradicionales, sino también
como empresas que tienen una gran importancia estratégica;
especialmente en los países en desarrollo, ya controlan el eje
de la economía. Cuando las filiales de Li comenzaron a inver-
tir con fuerza en América Latina durante esta última década,
el hecho inevitablemente llamó la atención de la comunidad
internacional. El vigor de Li para los negocios internacionales
y su estrecha relación con las autoridades chinas ayudan a ex-
plicar por qué él se ha vuelto un centro de atención. Desde el
comienzo de sus emprendimientos comerciales, Li ha estado
estrechamente asociado con las autoridades chinas. La evidencia
sugiere que la razón por la cual
HSBC
vendió a Li la participación
de control de Hutchison, y más tarde nombró a Li miembro de
su Junta Directiva, fue hacer un llamado al gobierno chino
dado que el cambio de la soberanía de Hong Kong se asomaba
en el horizonte.
17
Beijing nombró a Li miembro del Comité
de Redacción de la Ley Fundamental, donde ejerció una gran
influencia sobre los demás miembros. Después del incidente de
17
Stephen Vines, “The Other Handover”,
Times
, 6 de agosto, 2005.
SIMON
SHEN
:
EL
PAPEL
DE
LAS
EMPRESAS
DE
HONG
KONG
219
Tiananmen, en 1989, Li fue contra la marea de inversionistas
extranjeros que recién iniciaban sus operaciones y comenzó a
invertir fuertemente en China continental, convirtiéndose poco
a poco en uno de los hombres de negocios de Hong Kong con
mayor exposición en China. A la víspera de la transferencia de
la soberanía, y especialmente después del colapso de las negocia-
ciones entre China y el Reino Unido para el acuerdo sobre el
desarrollo político futuro de Hong Kong, las autoridades chinas
buscaron activamente el apoyo de los empresarios locales. Li
fue el más destacado. Otros empresarios también fueron nom-
brados para puestos de consulta, a fin de estabilizar el entorno
económico y político de Hong Kong.
18
Li ha fungido como el
“asesor de los asuntos de Hong Kong” para el gobierno chino.
Esta posición otorga la membresía al comité de preparación
para el traspaso y al comité de selección que eligió tanto al
primer director ejecutivo como a todos los miembros del Con-
sejo Legislativo Provisional. Li fue galardonado con la Gran
Medalla de Bauhinia, la condecoración más alta en el sistema
de honor de Hong Kong.
Asimismo, es bien conocida la estrecha relación que Li
tiene con los dirigentes chinos. Por ejemplo, el ex presidente
chino Jiang Ze-min solía hospedarse en uno de los hoteles de
Li y desayunar con él y su hijo cuando visitaba Hong Kong.
Cuando el actual presidente de China, Hu Jin-tao, asistió al 30
aniversario del establecimiento de la Zona Económica Especial
de Shenzhen, insistió en reunirse con Li de forma independien-
te. Hu dijo a los periodistas: “Independientemente del tiempo,
insisto en reunirme con el señor Li puesto que tengo negocios
que discutir con él”.
19
Otros miembros de la familia Li también
han estado estrechamente asociados con el gobierno chino. Por
ejemplo, el hijo mayor de Li, Victor Li Tzar-kuoi, fue elegido
miembro del Comité Permanente de la Décima Sesión de la
Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino. Además, el
gobierno de Hong Kong lo nombró miembro de la Comisión
para el Desarrollo Estratégico.
18
Ngok Ma,
Political Development in Hong Kong: State, Political Society and Civil
Society
, Hong Kong, Hong Kong University Press, 2007.
19
“Hu Jintao Houdai Li Jiacheng Duhuijian” (traducido como “Hu Jin-tao Sees
Li Ka-shing Independently”),
Mingpao
, 7 de septiembre, 2010.
220
ESTUDIOS
DE
ASIA
Y
ÁFRICA
XLVIII
:
1, 2013
Ciertamente, Li no es el único empresario de Hong
Kong con intereses sustanciales en América Latina; no obs-
tante, es uno de los casos más representativos debido a que
sus inversiones se relacionan principalmente con las instala-
ciones portuarias en locaciones estratégicas que llegan a más
regiones directamente que las oficinas de enlace de Beijing. Por
supuesto, los verdaderos motivos de sus inversiones tal vez
se desconocen, pero, de acuerdo con la información pública
disponible en los reportes anuales y sitios web,
20
podemos
observar los siguientes seis casos para analizar la presencia de
Li en América Latina:
1. Panamá
Panamá es considerado el socio diplomático más valioso de Taipéi
(aparte del Vaticano), ya que controla el Canal de Panamá, un canal
de navegación importante y estratégico. Cada año, más de 14 000 bar-
cos cruzan el Canal de Panamá. Hutchison obtuvo el control sobre
la Panama Ports Company en 1997, dándole el acceso y control del
puerto de Balboa, la entrada del Pacífico al Canal, así como del puerto
de Cristóbal, la entrada desde el Atlántico. Hutchison adquirió el dere-
cho para operar en estos puertos por veinticinco años, después de
que Estados Unidos perdiera su derecho debido a la expiración de los
Tratados Torrijos-Carter. A través de su operación, Hutchison ha
invertido más 300 millones de dólares en la ampliación y mejora de
las instalaciones en estos puertos. Panamá ha llamado la atención de los
medios de comunicación, dado que el canal previamente estaba bajo
la jurisdicción de Estados Unidos. El retorno del control de Panamá
sobre el Canal de Panamá ocurrió casi simultáneamente al traspaso de
la soberanía de Hong Kong, lo cual provocó las comparaciones entre
estas dos regiones. Sin duda, esto tiene un fuerte significado simbólico,
lo que ha llevado a la prensa panameña a acuñar el nombre de la “Nue-
va Doctrina Monroe”
21
para referirse a los cambios para el equilibrio
estratégico.
20
Tomado del sitio web de la Hutchison Whampoa Company [www.hutchison-
whampoa.com/chi/ports/international/the_americas.htm].
También se refiere a la Hutchison Port Holding [www.hph.com/index.aspx],
a Power Asset Holding [www.powerassets.com/pahWeb/Index_zh.aspx], a Husky
Energy [www.huskyenergy.com/], a Panama Port Company [www.ppc.com.pa/], y
a Freeport Container Port [www.freeportcontainerport.com/index.php].
21
John Linday-Poland, “China and the New Monroe Doctrine”,
Panama News
,
29 de diciembre, 1999.
SIMON
SHEN
:
EL
PAPEL
DE
LAS
EMPRESAS
DE
HONG
KONG
221
2. Las Bahamas
Las Bahamas está ubicado muy cerca de la parte continental de Estados
Unidos. Su mayor puerto de carga, Freeport Container Port, se encuen-
tra a 160 kilómetros al este de Miami, Florida, en medio de una ruta
marítima importante entre América Latina y de la costa este de Estados
Unidos. Construido en 1997, Freeport se puso en funcionamiento de
inmediato y desde entonces ha estado bajo el control de Hutchison.
Además de Freeport, Hutchison también controla infraestructura de
importancia en Bahamas, como la terminal de cruceros más grande, el
aeropuerto internacional de Grand Bahama, y unos cuantos hoteles en
la isla. Dado que 60% del producto interno bruto de las Bahamas se ge-
nera a través de la industria turística, Hutchison controla eficazmen-
te las principales fuentes de ingreso. Por muchos años, las Bahamas fue
un socio diplomático de Taipéi, hasta 1997, justo cuando Li comenzó a
invertir fuertemente en el lugar. La relación entre las Bahamas y Taipéi
merece mayor investigación.
3. México
Actualmente Hutchison opera las instalaciones portuarias de varias
ciudades mexicanas, entre ellas: la terminal de contenedores y cruceros
de Ensenada, Baja California, que colinda al sur de la frontera Esta-
dos Unidos-México; la Terminal Internacional de Manzanillo y la Ter-
minal Portuaria de Contenedores de Lázaro Cárdenas, en la costa occi-
dental de México, y la Internacional de Contenedores Asociados de
Veracruz en la costa del este. México es un productor agrícola de impor-
tancia, y de ahí que sus exportaciones dependan en gran medida de estos
puertos, responsables del comercio con América del Norte y la región
Asia-Pacífico. El control de Hutchison sobre estos puertos demuestra
que la influencia de Li se ha extendido por todo el país. Curiosamente,
el Partido Revolucionario Institucional puso fin a sus setenta años de go-
bierno cuando la empresa de Li ganó el derecho a la explotación de
estos puertos, en 2001. Esto demuestra claramente que el cambio de go-
bierno en México ha proporcionado a Hutchison las oportunidades pa-
ra insertarse en el mercado mexicano.
4. Argentina
Hoy en día, Hutchison es propietaria de la Terminal de Contenedores
de Buenos Aires, ubicada en la terminal 5 del puerto de Buenos Aires. Se
construyó y comenzó sus operaciones en 1994, y desde entonces ha sido
el canal principal para el comercio exterior de Argentina. A partir de la
222
ESTUDIOS
DE
ASIA
Y
ÁFRICA
XLVIII
:
1, 2013
crisis financiera latinoamericana, Argentina no cuenta con la confianza
de la inversión de capital occidental. Por tal motivo, Argentina ha otor-
gado oportunidades invaluables a las corporaciones internacionales no
occidentales, tales como Hutchison.
5. Paraguay
Paraguay es el único país de América del Sur que sostiene relaciones
diplomáticas con Taipéi. La ex vicepresidenta Annette Lu escribió alguna
vez que Paraguay era la terminal de la “diplomacia oceánica” y “el oasis
en el desierto diplomático en América del Sur” para Taiwan, así como
“el punto de vista privilegiado de la diplomacia en América del Sur”. Lu
sugirió que las empresas taiwanesas deberían utilizar a Paraguay como
un puente para acceder a los mercados de América Central y Brasil.
22
Puesto que Paraguay es un país sin salida al mar, no hay puertos en los
que Hutchison pueda invertir. La remota ubicación de Paraguay, le-
jos de los mercados internacionales, no parece encajar con los intereses
del conglomerado de Li; sin embargo, en el año 2000, Hutchison se
involucró en el negocio de las telecomunicaciones; obtuvo licencias y
construyó una red de comunicaciones móviles en el país. Para 2005,
Hutchison vendió su participación en el mercado de las telecomunica-
ciones a América Móvil, una empresa distintiva de Carlos Slim, debido
a que se trataba de “un mercado de salida donde no hay ambiciones de
crecimiento”. Sin embargo, no queda claro si esa decisión fue meramente
de negocios, ya que el potencial de crecimiento en el mercado paragua-
yo debía ser evidente desde el año 2000. Cabe la posibilidad de que la
salida de Hutchison del mercado paraguayo esté relacionada con la in-
tención de Beijing de permitir a Paraguay permanecer tácitamente como
socio diplomático de Taiwan. Para profundizar en el tema se necesitaría
de una investigación más detallada.
6. Ecuador
Probablemente Ecuador es el caso menos exitoso de los planes de
expansión de Hutchison en América Latina, en términos de inversión
empresarial; no obstante, es útil mencionarlo en el contexto de este es-
tudio. En 2006, Hutchison llegó a un acuerdo con el gobierno ecuato-
riano, con el cual quedaba a cargo de la construcción y operación de las
Terminales Internacionales de Ecuador (
TIDE
) en la ciudad de Manta,
por treinta años. Manta tiene el único puerto de aguas profundas en
Ecuador y es el puerto más al occidente de América del Sur, por lo que
es el más cercano a Asia, y por lo tanto con un valor estratégico. La
22
Hsiu-lien Lu,
T’aiwan Taweilai: Haiyanglikuo Shihchiehtao
(traducido como
The Future of Taiwan: Oceanic Island
), Taiwan, ChihpenChia, 2004, pp. 132-133.
SIMON
SHEN
:
EL
PAPEL
DE
LAS
EMPRESAS
DE
HONG
KONG
223
primera fase de las
TIDE
se terminó y entró en funcionamiento en
2007. Sin embargo, el gobierno ecuatoriano acusó a Hutchinson de
incumplimiento del acuerdo al no invertir más en las
TIDE
como se
había acordado en 2006, y amenazó con retirarle el derecho operativo
de las terminales. La respuesta de Hutchison fue dar por terminadas
unilateralmente todas las inversiones y su participación en las
TIDE
.
23
Al mismo tiempo, las relaciones sino-ecuatorianas sufrieron cambios
dramáticos en 2009. El gobierno ecuatoriano acusó al Banco de China
de haber exigido al Banco Central de Ecuador depositar una garantía
antes de llevar a cabo la inversión en un proyecto hidroeléctrico, lo cual
calificó de “intolerable”. Más tarde, en 2010, el presidente de Ecuador,
Rafael Correa, dijo que “nunca olvidaría el trato irracional y arrogante
de los chinos en el proyecto hidroeléctrico”, e incluso amenazó con
buscar alternativas de financiamiento para el proyecto con Taiwan.
24
El caso ecuatoriano demostró que si Hutchison continuaba con su
inversión en las
TIDE
, estaría en contradicción con la política exterior
de China y ya no podría actuar como el “guante blanco” de Beijing. En
última instancia, esto parecía ser la conclusión de la participación de Li
en América Latina en su conjunto.
Por supuesto, es ilógico pensar que cada movimiento del
conglomerado de Li representa las actividades diplomáticas
civiles de China, pero sin lugar a dudas sus inversiones en Amé-
rica Latina coinciden con la ambición creciente de China en el
desarrollo de las relaciones sino-latinoamericanas. Sus inver-
siones se encuentran mayormente en las terminales portuarias
que son de importancia estratégica para la diplomacia china.
Además, gran parte de las inversiones de Li están ubicadas en
países que no tienen relaciones diplomáticas con Beijing. Estos
factores indican que Li ha desempeñado un papel delicado y
al mismo tiempo de gran relevancia en la conformación de las
relaciones sino-latinoamericanas.
En este momento son doce los países de América Latina que
sostienen relaciones diplomáticas con Taipéi, y que constituyen
casi la mitad de sus aliados diplomáticos en todo el mundo. Si
Beijing persuadiera a estos Estados de “cambiar de bando”,
23
“Hehuang Chegangkoutouzi Bei Eguosuochang” (traducido como “Hutchison
Whampoa Withdraw Investment from Ecuador”),
Singtao Daily
, 8 de febrero, 2009.
24
“Eguaduoyi Buman Zhongguo Taikuangtanpan Weixie Chonggu Duihua
Zhengce” (traducido como “Ecuador Adjust Chinese Policy after Failed Negotiation”),
China Review News
, 7 de diciembre, 2009, y “Eguaduoyi Chengsuo Zhongguo Budan
Duidai” (traducido como “Ecuador Claimed Treated Inappropriately by China”),
BBC
Chinese
, 21 de marzo, 2010.
224
ESTUDIOS
DE
ASIA
Y
ÁFRICA
XLVIII
:
1, 2013
sería un golpe fatal para las relaciones exteriores de Taipéi.
25
Después que el presidente Ma Ying-jeou llegara al poder, en
2008, Beijing, al menos superficialmente, ha moderado sus
esfuerzos en la competencia diplomática con Taiwan, a fin de
salvar a Ma, quien es relativamente proChina, de la presión
interna. Por lo tanto, la búsqueda de un canal para fortalecer
su presencia en estos países (sin alarmar a los taiwaneses y los
estadounidenses) ha sido de gran importancia para China.
Panamá, Paraguay y las Bahamas eran aliados diplomáticos de
Taipéi cuando Li empezó a invertir con ellos. Sus inversiones
en estos países no sólo tienen un valor diplomático subyacente,
sino que también son de importancia económica y estratégica.
Independientemente de la voluntad de estos países de mantener
relaciones diplomáticas con Taipéi, Hutchison podría usar-
se como una herramienta de negociación de China, a través
de la amenaza del ajuste de inversión de dicha empresa. Desde
la deserción de Beijing, en 1997, las Bahamas ha estrechado
su relación con China en la última década. Hutchison fue el
mayor inversionista en este país, y por medio de Li, Beijing
está en posibilidades de establecer contacto con el gobierno,
convirtiendo así a la red de negocios de Li en un canal de trabajo
efectivo entre los dos países. Valdría la pena investigar si este
modelo se ha replicado en otros países.
Si otras empresas estatales chinas iniciaran inversiones de
importancia estratégica como las que hemos mencionado, la
protesta de los países occidentales como Estados Unidos, sin
duda sería mucho más fuerte. Por ejemplo, cuando la China
National Offshore Oil Corporation (
CNOOC
) de China in-
tentó adquirir Unocal (Unión Oil Company of California),
en 2005, el intento se frustró debido a la presión del gobierno
estadounidense.
26
Sólo recientemente, la
CNOOC
ha adquiri-
do con éxito una participación de control en una empresa
latinoamericana de gas y petróleo, Bridas Corporation.
27
En
25
Kerry Dumbaugh y Mark P. Sullivan, “China’s Growing Interest in Latin
America”, Congressional Research Services Report to Congress Order Code RS22119,
20 de abril, 2005.
26
Resolución 344 de la Cámara de Estados Unidos, 2005.
27
“China Grabs Latin America, well Ahead of Obama’s Outreach”,
The Christian
Science Monitor
, 22 de marzo, 2011.
SIMON
SHEN
:
EL
PAPEL
DE
LAS
EMPRESAS
DE
HONG
KONG
225
contraste con la
CNOOC
, las filiales de Li han mantenido una
relación relativamente buena con el gobierno de Estados Uni-
dos. De todos modos, cuando Hutchison estaba a punto de
adquirir los derechos de explotación de los puertos del Canal
de Panamá, los medios de comunicación de derecha de Estados
Unidos advirtieron sobre el riesgo de que el Canal de Panamá
se convirtiera en un “Canal de China”, y que de permitirse
a Hutchison la operación de los puertos panameños, podría
surgir algún conflicto militar o comercial.
28
Li negó cualquier
implicación de Beijing en sus operaciones en Panamá, pero
los conservadores estadounidenses presupusieron que el fun-
cionamiento de Hutchison en ese país había sido aprobado en
secreto y bajo la presión de las autoridades chinas, y que de
este modo lo utilizaría como un paso previo para acceder a
los mercados de América Latina.
29
La revista estadounidense
The Atlantic
publicó un artículo titulado “Cómo lucharíamos
contra China”, en el que el imperio comercial de Hutchison
en expansión fue visto como una prueba de la creciente ame-
naza china. El ya fallecido almirante estadounidense Thomas
Moorer advirtió que “los chinos podrían bloquear el Canal
de Panamá en un momento crítico y desplegar misiles desde
Panamá cuyo objetivo será Estados Unidos”. A su vez, el con-
trol de las instalaciones portuarias en Panamá y las Bahamas
por parte de Hutchison ha sido considerado como la puerta de
entrada principal para las exportaciones ilegales de tecnología
avanzada restringida y otros productos de China que han sido
prohibidos por Occidente.
30
Sin embargo, debido a la identidad
hongkonesa de Li, así como por la reputación de Hutchison
como un conglomerado internacional, Li ganó el derecho para
operar en los puertos de Panamá.
La operación de Hutchison en los puertos mexicanos ha
causado preocupación entre los derechistas estadounidenses,
28
David Kupelian, “In 2000, it’s China Canal – Clinton Admits Beijing to Control
Crucial Waterway through Panama”,
World Net Daily
, 1 de diciembre, 1999, y Charles
Smith, “‘Dirty’ War in Panama – Congressional Investigations Say China to Wreak
Havoc in Central America”,
World Net Daily
, 12 de agosto, 1999.
29
R. Evans Ellis, “U.S. National Security Implications of Chinese Involvement
in Latin America”, Manuscript for Booz, Allen & Hamilton, Inc., 12 de mayo, 2005.
30
“Admiral Thomas Moorer to Speak at
NPC
Tuesday”,
US Newswire
, 23 de
noviembre, 1999.
226
ESTUDIOS
DE
ASIA
Y
ÁFRICA
XLVIII
:
1, 2013
que ven con recelo una mayor presencia de China directamente
en la frontera con Estados Unidos; pero estas controversias
no han captado la atención del público en general.
31
Por otra
parte, el gobierno de Estados Unidos eventualmente ha coo-
perado plenamente con Hutchison. En 2006, Hutchison ganó
un contrato sin licitación para inspeccionar los contenedores
estadounidenses almacenados en el puerto de Bahamas, en
búsqueda de materiales radioactivos. La participación de Esta-
dos Unidos en un proyecto antiterrorista semejante con empre-
sas estatales chinas es altamente inviable. Si las filiales de Li,
en particular la Husky Energy, mantienen ambigüedades tales
como contar con la aceptación de Washington y al mismo
tiempo ser de confianza para el gobierno chino, la empresa
podría desempeñar un papel único en el fortalecimiento de la
influencia de China en América Latina que no podrá ser sus-
tituido por ninguna otra empresa estatal china.
El éxito de Li en América Latina y en todo el mundo
demuestra la confianza que los países occidentales tienen en el
gobierno corporativo de las empresas de Hong Kong. Aunque
la economía china ha crecido a un ritmo sin precedentes, la
capacidad de las empresas chinas para la lucha contra la corrup-
ción, la gobernabilidad corporativa y la responsabilidad social
aún preocupa a la comunidad internacional. En un informe
de 2010, Transparency International dio a Hong Kong el de-
cimotercer lugar en la lucha contra la corrupción, un puesto
mucho más alto que el de Taiwan (en el 33) y que el de China
continental (en el puesto 78). Las empresas hongkonesas, que
cuentan con una experiencia comercial sólida y un conoci-
miento especializado en gobernabilidad corporativa, tienen
un gran interés en numerosos países, y sus inversiones por lo
general han sido bien recibidas por las autoridades locales. Con
la práctica de negocios de alto nivel de sus operaciones, Li
podría mejorar el poder blando y la imagen de China en Amé-
rica Latina.
Por ejemplo, en 2008, la Freeport Container Port de las
Bahamas contribuyó con 850 millones de dólares (
USD
) al
PIB
.
En suma, las operaciones de Hutchison emplearon a más de
31
“The Danger in China’s Mexican Port Grab”,
Trumpet.com
, 18 de enero, 2007.
SIMON
SHEN
:
EL
PAPEL
DE
LAS
EMPRESAS
DE
HONG
KONG
227
2 200 trabajadores locales, quienes componen más de 8% de la
población activa en la isla Grand Bahama.
32
En contraste con
las reticencias de otras empresas chinas para la contratación de
trabajadores locales al momento de invertir en países del tercer
mundo, Hutchison se involucró con las comunidades locales
y se convirtió en uno de los principales empleadores en las Ba-
hamas. Las inversiones de Hutchison también han aumentado
directamente los ingresos fiscales del gobierno. A pesar de que
la Freeport Container Port y las terminales de cruceros no están
obligadas a pagar el impuesto sobre la ganancia de capital, el
impuesto sobre la propiedad ni los aranceles, estas empresas
produjeron la entrada de un ingreso significativo para las Ba-
hamas, a través de los impuestos a los servicios turísticos y los
impuestos sobre bienes y servicios, que representan más de 340
millones de dólares de ingresos para el gobierno de las Baha-
mas. Todo ello es el resultado de las inversiones de Hutchi-
son para la ampliación y renovación de las instalaciones por-
tuarias en ese país. Dado que el concepto de la responsabilidad
corporativa es débil en las empresas chinas, el conglomerado
de Li podría servir como una empresa china pionera en este
sentido.
En conclusión, la utilidad de Li Ka-shing para la diplomacia
está vinculada al hecho de que se trata, en última instancia, de
un hombre de negocios de Hong Kong. América Latina es rica
en recursos naturales, especialmente en recursos energéticos;
sin embargo, la mayoría de las empresas energéticas de la re-
gión son propiedad estatal. Para que las empresas extranjeras
puedan ampliar sus inversiones en el sector energético, sin duda
necesitarán de conexiones y del apoyo nacional, posiblemen-
te de múltiples naciones.
33
A fin de conservar su credibilidad
dentro de la comunidad internacional, Li y otros hombres de
negocios de Hong Kong han hecho hincapié deliberadamente
32
“Xianggang Hejihuangpu Zai Bahama De Touzhi Qingkuang, Zuoyong Ji
Yingxiang” (traducido como “The Investment Condition and Impact of Hong Kong
Hutchison Whampoa in the Bahamas”), Oficina del Consejo Económico y Comercial
de la Embajada de la República Popular China en las Bahamas, 20 de septiembre, 2009.
33
Chung-chien Teng, “Chungkou Tailu Tsai Lating Meichou Te Shihyu Ch’ute:
Kouchia Yu Ch’iyehTe Lienmeng” (traducido como “Mainland China Acquiring Oil
in Latin America: Cooperation of State and Enterprises”),
Chang Gung Humanity
Journal
, vol. 3, núm. 1, 2010, pp. 45-70.
228
ESTUDIOS
DE
ASIA
Y
ÁFRICA
XLVIII
:
1, 2013
en la diversidad tanto de sus carteras de negocios como de sus
tendencias ideológicas. El segundo hijo de Li, Richard Li Tzar-
kai, ha dicho en varias ocasiones que él no es el tradicional
“hombre de negocios patriótico de China”, sino un “liberal oc-
cidental”. Durante su campaña de postulación para el Colegio
Electoral, para la elección de director general, usó el lema “De-
mocracia real”, y algunos lo consideraron como un candidato
pandemócrata.
34
Esto puede interpretarse como una táctica de
distracción o como una “división del trabajo” entre los miem-
bros de la familia Li, pero Li Ka-shing fácilmente podría señalar
numerosas evidencias que sugieren que él no estaba de parte de
Beijing. Mientras tanto, Li presentó a Beijing una cartera in-
ternacional de negocios incomparable, que no podría ser igua-
lada por ninguna otra empresa china. El resultado es que Li
es digno de la confianza de Estados Unidos y podría evitar un
boicot provocado por Occidente, ya que puede demostrar que
no es un agente de China, y al mismo tiempo cuenta con la con-
fianza del gobierno chino. En última instancia, ello ha coloca-
do al conglomerado de Li, especialmente a su división de Hut-
chison Port Holding, en una posición única para su expansión
en América Latina, ya sea de su cartera de negocios o de la
influencia china.
Traducido por Perla Alicia Martín
Bibliografía
“Admiral Thomas Moorer to Speak at
NPC
Tuesday”,
US Newswire
,
23 de noviembre, 1999.
B
ARBOSA
, A.,
The Rise of China, Its Impact on Latin America and the
Main Challenges Faced by the Region’s Labour Movement
, Sao
Paulo, Instituto Observatorio Social, 2008.
C
HEN
, Yu,
Huangjin Suiyue: Zhengyutong Chuan
(traducido como
The Biography of Cheng Yu-tung
), Hong Kong, Economic Times
Press, 2003, pp. 244-245.
34
Richard Tzar-kai Li, “Li Zejie: Woyao Minzhu, Xuanwei Zhenggang Biaoli-
chang Zhonglianban Chushou Daya” (traducido como “Richard Lee Wants Democ-
racy”),
Apple Daily
, 13 de diciembre, 2006.
SIMON
SHEN
:
EL
PAPEL
DE
LAS
EMPRESAS
DE
HONG
KONG
229
C
HEN
, Ming-wei y Li Cui-yao, “Yiheng Chanshi Kaitan Tianhua Min-
grenfensi” (traducido como “Buddhist Monk Teaches Celebri-
ties”),
East Week
, 16 de mayo, 2007.
“China Grabs Latin America, well Ahead of Obama’s Outreach”,
The Christian Science Monitor
, 22 de marzo, 2011.
D
UMBAUGH
, Kerry y Mark P. Sullivan, “China’s Growing Interest
in Latin America”, Congressional Research Services Report to
Congress Order Code RS22119, 20 de abril, 2005.
“Eguaduoyi Buman Zhongguo Taikuangtanpan Weixie Chonggu
Duihua Zhengce” (traducido como “Ecuador Adjust Chinese
Policy after Failed Negotiation”),
China Review News
, 7 de
diciembre, 2009.
“Eguaduoyi Chengsuo Zhongguo Budan Duidai” (“Ecuador Claimed
Treated Inappropriately by China”),
BBC
Chinese
, 21 de marzo, 2010.
E
LLIS
, R. Evans, “U.S. National Security Implications of Chinese
Involvement in Latin America”, Manuscript for Booz, Allen &
Hamilton, Inc., 12 de mayo, 2005.
F
AURE
, David,
Colonialism and Hong Kong Identity
, Hong Kong,
University of Hong Kong, Centre of Asian Studies, 2003.
“Hehuang Chegangkoutouzi Bei Eguosuochang” (traducido como
“Hutchison Whampoa Withdraw Investment from Ecuador”),
Singtao Daily
, 8 de febrero, 2009.
Hong Kong’s Role in Neighboring Countries under National Diplo-
matic Policy
(traducido), Instituto de Estudios Internacionales
de Shanghái, diciembre de 2009.
“Hu Jintao Houdai Li Jiacheng Duhuijian” (traducido como “Hu
Jin-tao Sees Li Ka-shing Independently”),
Mingpao
, 7 de sep-
tiembre, 2010.
K
UPELIAN
, David, “In 2000, it’s China Canal – Clinton Admits Bei-
jing to Control Crucial Waterway through Panama”,
World Net
Daily
, 1 de diciembre, 1999.
L
AU
, Siu-kai,
Hongkongese or Chinese: The Problem of Identity on
the Eve of Resumption of Chinese Sovereignty over Hong Kong
,
Occasional Paper 65, Hong Kong, Institute of Asia-Pacific
Studies.
L
EE
, Jane y Gerald Chan, “Hong Kong’s Changing International
Relations Strategy”, en Joseph Cheng y Beatrice Leung (eds.),
Hong Kong SAR: In Pursuit of Domestic and International Or-
der
, Hong Kong, Chinese University of Hong Kong Press, 1997,
pp. 177-200.
L
I
, Richard Tzar-kai, “Li Zejie: Woyao Minzhu, Xuanwei Zhen-
ggang Biaolichang Zhonglianban Chushou Daya” (traducido
230
ESTUDIOS
DE
ASIA
Y
ÁFRICA
XLVIII
:
1, 2013
como “Richard Lee Wants Democracy”),
Apple Daily
, 13 de
diciembre, 2006.
L
INDAY
-P
OLAND
, John, “China and the New Monroe Doctrine”,
Pa-
nama News
, 29 de diciembre, 1999.
L
U
, Hsiu-lien,
T’aiwan Taweilai: Haiyanglikuo Shihchiehtao
(traducido
como
The Future of Taiwan: Oceanic Island
), Taiwan, Chihpen-
Chia, 2004, pp. 132-133.
M
A
, Ngok,
Political Development in Hong Kong: State, Political
Society and Civil Society
, Hong Kong, Hong Kong University
Press, 2007.
S
HEN
, Simon, “Borrowing the Hong Kong Identity for Chinese
Diplomacy: Implications of Margaret Chan’s World Health
Organization Campaign”,
Pacific Affairs
, vol. 81, núm. 3, pp. 361-
382.
S
IMPSON
, Glenn R., Gordon Fairclough y Jay Solomon, “U.S. Pro-
bes Banks’ North Korea Ties”,
The Wall Street Journal
, 9 de
septiembre, 2005.
S
MITH
, Charles, “‘Dirty’ War in Panama – Congressional Investiga-
tions Say China to Wreak Havoc in Central America”,
World
Net Daily
, 12 de agosto, 1999.
T
ENG
, Chung-chien, “Chungkou Tailu Tsai Lating Meichou Te Shi-
hyu Ch’ute: Kouchia Yu Ch’iyehTe Lienmeng” (traducido como
“Mainland China Acquiring Oil in Latin America: Coopera-
tion of State and Enterprises”),
Chang Gung Humanity Journal
,
vol. 3, núm. 1, 2010, pp. 45-70.
“The Danger in China’s Mexican Port Grab”,
Trumpet.com
, 18 de
enero, 2007.
V
INES
, Stephen, “The Other Handover”,
Times
, 6 de agosto, 2005.
“Xianggang Hejihuangpu Zai Bahama De Touzhi Qingkuang,
Zuoyong Ji Yingxiang” (traducido como “The Investment
Condition and Impact of Hong Kong Hutchison Whampoa in
the Bahamas”), Oficina del Consejo Económico y Comercial de
la Embajada de la República Popular China en las Bahamas, 20
de septiembre, 2009.
logo_pie_uaemex.mx