Artículo en PDF
Cómo citar el artículo
Número completo
Más información del artículo
Página de la revista en redalyc.org
Sistema de Información Científica
Red de Revistas Científicas de América Latina y el Caribe, España y Portugal
Negotium
Revista Científica Electrónica de Ciencias Gerenciales
/ Scientific e-journal of Management
Sciences
/
PPX 200502ZU1950 ISSN: 1856-180 Edited
by Fundación Unamuno / Venezuela
/ REDALYC,
LATINDEX, CLASE, REVENCIT, IN-COM UAB, SERBILUZ / IBT-CCG UNAM, DIALNET,DOAJ,
www.jinfo.lub.lu.se Yokohama National University Library / www.scu.edu.au /
www.ebscokorea.co.kr
, Google
Scholar, www.bib.umontreal.ca [+++]
Cita / Citation:
Wilmar de Jesús Briceño Rodón y Patricia Gillezeau B. (2012)
ARGUMENTS ABOUT THE WELFARE STATE
www.revistanegotium.org.ve / núm 23 (año 8) pág 26-66
26 / 66
ARGUMENTS ABOUT THE WELFARE STATE
ARGUMENTOS SOBRE EL ESTADO DE BIENESTAR
Wilmar de Jesús Briceño Rodón *
Patricia Gillezeau B.**
RESUMEN
Uno de los grandes logros y aportes a la humanidad por parte de la civilización europea, fue el
desarrollo e implementación del Estado de Bienestar. Hasta hoy dia, son muchas las naciones
del mundo las que han adoptado y tratado de imitar lo acaecido en la Europa de la postguerra.
El proposito de esta investigación es comprender sus origenes, características, tipos, objetivos,
su legitimidad y momentos de crisis, así como tambien su futuro y lo concerniente al Estado de
Bienestar en la República Bolivariana de Venezuela. Esta investigación esta enfocada en el
paradigma cualitativo, fenomenológico e interpretativo. Como alternativa al capitalismo radical
nace el Estado de Bienestar a fin de desarrollar políticas sociales con la finalidad de garantizar
un adecuado nivel de desarrollo humano. Su permanencia esta vinculada con las condiciones
socio-políticas del momento histórico-económico. En la República Bolivariana de Venezuela
existen constitucionalmente acertados pilares de Estado Bienestar.
Palabras
Clave
:
Estado
de
Bienestar,
Macroeconomía,
Desarrollo
Humano,
Política
Económica; Estado Keynesiano
ABSTRACT
One of the great achievements and contributions to humanity by the European civilization was
the development and implementation of the welfare state. Until today are many of the nations of
the world that have adopted and tried to emulate what happened in the post-war Europe. The
porpuse of this research is to understand its origins, characteristics, types, objectives, legitimacy
and moments of crisis, as well as their future and the concerning of the welfare state in the
Bolivarian Republic of Venezuela. This research is focused on the qualitative and interpretative
phenomenological paradigm. As an alternative to capitalism is born the welfare state to develop
social policies in order to ensure an adequate leve of human development. Its permanence is
linked with the socio-political conditions and the economic and historical-time. In the Bolivarian
Republic of Venezuela has constitutionally accurate pillars of the welfare state.
Keywords
: Welfare State, Macroeconomics, Human Development, Economic Policy, Keynesian
State
* Médico Cirujano.- MSc Administración.- Doctor en Ciencias Económicas LUZ
**Economista.- Doctor en Economía.- Profesora Titular LUZ
Correo electrónico: wilmardejesus@gmail.com
Negotium
Revista Científica Electrónica de Ciencias Gerenciales
/ Scientific e-journal of Management
Sciences
/
PPX 200502ZU1950 ISSN: 1856-180 Edited
by Fundación Unamuno / Venezuela
/ REDALYC,
LATINDEX, CLASE, REVENCIT, IN-COM UAB, SERBILUZ / IBT-CCG UNAM, DIALNET,DOAJ,
www.jinfo.lub.lu.se Yokohama National University Library / www.scu.edu.au /
www.ebscokorea.co.kr
, Google
Scholar, www.bib.umontreal.ca [+++]
Cita / Citation:
Wilmar de Jesús Briceño Rodón y Patricia Gillezeau B. (2012)
ARGUMENTS ABOUT THE WELFARE STATE
www.revistanegotium.org.ve / núm 23 (año 8) pág 26-66
27 / 66
INTRODUCCIÓN
Entre la corriente liberal y socialista que predominaron en la
Europa a finales del siglo XVIII y comienzos del XIX, se abrió paso un
nuevo
enfoque,
que,
aunque
con
muchos
matices,
apoyaba
la
necesidad de desarrollar políticas sociales que atenuaran los problemas
propios del capitalismo radical. Esta nueva corriente recibió el nombre
de Estado Benefactor, también, Estado providencia (del Francés L’Etat
Providence) o Estado de Bienestar (del Inglés Welfare State).
Este
nuevo
enfoque
propuso
en
la
Gran
Bretaña
de
ese
entonces, la inclusión de ciertos contenidos sociales dentro de la
política, con base a que sus seguidores reconocían que el sistema
económico
practicado
durante
la
época
victoriana
dejaba
muchas
necesidades insatisfechas dentro de la sociedad, al distribuir los bienes
de
forma
inequitativa.
Por
tanto,
esta
posición
intervencionista
reconocía como primera tarea del Estado, la de extender los servicios
sociales e incrementar las funciones colectivas de la sociedad, siendo
su objetivo primordial el lograr un equilibrio entre la libertad privada y el
intervencionismo público; ósea, entre el liberalismo económico por un
lado, y la estabilidad y el bienestar social por el otro.
Su
actual
configuración
es
el
resultado
de
la
acción
de
numerosas fuerzas dispares cuyos efectos se han ido acumulando a lo
Negotium
Revista Científica Electrónica de Ciencias Gerenciales
/ Scientific e-journal of Management
Sciences
/
PPX 200502ZU1950 ISSN: 1856-180 Edited
by Fundación Unamuno / Venezuela
/ REDALYC,
LATINDEX, CLASE, REVENCIT, IN-COM UAB, SERBILUZ / IBT-CCG UNAM, DIALNET,DOAJ,
www.jinfo.lub.lu.se Yokohama National University Library / www.scu.edu.au /
www.ebscokorea.co.kr
, Google
Scholar, www.bib.umontreal.ca [+++]
Cita / Citation:
Wilmar de Jesús Briceño Rodón y Patricia Gillezeau B. (2012)
ARGUMENTS ABOUT THE WELFARE STATE
www.revistanegotium.org.ve / núm 23 (año 8) pág 26-66
28 / 66
largo de un dilatado proceso que tuvo sus orígenes en la primera
revolución industrial. En su concepción y desarrollo han tenido gran
influencia, los ideales y movimientos sociales surgidos durante el siglo
pasado y en el actual; exponentes a su vez de las contradicciones y la
lucha de clases. También hay que mencionar en este momento, solo
por
haber
acaecido
temporalmente
después,
a
la
corriente
de
pensamiento
económico
llamado
Keynesianismo,
que
con
una
orientación más técnica que doctrinal, propugnaron la necesidad de un
mayor protagonismo económico y social por parte del Estado.
Como es por todo conocido, la palabra Bienestar se ha empleado
en los textos constitucionales recientes y también del pasado de
numerosos países, en vinculación con tareas que incumben al Estado
en lo que respecta a servicios sociales, con la finalidad de garantizar y
procurar un adecuado nivel de desarrollo humano en sus ciudadanos.
De lo anterior se puede inferir, que la noción de Bienestar parece estar
relacionada
en
este
contexto
con
aquellas
condiciones
que
son
necesarias para llevar una vida digna y que por tanto el Estado debería
impulsar. Se trataría entonces no solo del deber del Estado el poder
garantizar la satisfacción de las necesidades primarias de la población,
sino también, de tomar las medidas pertinentes con el fin de elevar su
calidad de vida.
Aunque no es la intención del autor redactar un tratado sobre el
Estado de Bienestar, al término de la misma, se podrá comprender de
una forma más elaborada, lo referente a sus orígenes, características
Negotium
Revista Científica Electrónica de Ciencias Gerenciales
/ Scientific e-journal of Management
Sciences
/
PPX 200502ZU1950 ISSN: 1856-180 Edited
by Fundación Unamuno / Venezuela
/ REDALYC,
LATINDEX, CLASE, REVENCIT, IN-COM UAB, SERBILUZ / IBT-CCG UNAM, DIALNET,DOAJ,
www.jinfo.lub.lu.se Yokohama National University Library / www.scu.edu.au /
www.ebscokorea.co.kr
, Google
Scholar, www.bib.umontreal.ca [+++]
Cita / Citation:
Wilmar de Jesús Briceño Rodón y Patricia Gillezeau B. (2012)
ARGUMENTS ABOUT THE WELFARE STATE
www.revistanegotium.org.ve / núm 23 (año 8) pág 26-66
29 / 66
básicas, tipos de Estado de Bienestar, su legitimidad y momentos de
crisis, así como también lo concerniente al Estado de Bienestar en la
República Bolivariana de Venezuela.
CONCEPCIONES SOBRE EL ESTADO DE BIENESTAR
Para el desarrollo de esta sección, se empleará el ensayo de
Malem, Jorge (1991) sobre Bienestar y Legitimidad. En este artículo, el
autor no entra a analizar las diferentes interpretaciones que se han
dado sobre bienestar, solamente, vincula dos concepciones básicas del
mismo: la que aproxima el bienestar a la felicidad individual (corriente
subjetiva) y la que aborda el bienestar más bien con aspectos objetivos
del mundo (corriente objetiva), considerando además qué papel debe
jugar el Estado tanto en el primer caso como en el segundo.
Corriente
subjetiva
:
en
esta
corriente
de
pensamiento,
el
concepto de bienestar está vinculado con la idea de felicidad. Por tanto,
si se entiende el bienestar como felicidad, hay que tener presente que
la felicidad es un estado subjetivo de la mente que está estrechamente
vinculado con la satisfacción de los deseos. Naturalmente, las personas
tienen una multiplicidad de deseos, según su propia escala de valores,
así siempre que se desea algo, se hace en virtud de que ese algo es
valioso para la persona. De donde se infiere que la felicidad de los
individuos reside en el logro de sus deseos particulares. Ahora bien:
¿debe el Estado promover y garantizar la felicidad de sus ciudadanos,
entendida esta como la satisfacción de sus deseos actuales? La
Negotium
Revista Científica Electrónica de Ciencias Gerenciales
/ Scientific e-journal of Management
Sciences
/
PPX 200502ZU1950 ISSN: 1856-180 Edited
by Fundación Unamuno / Venezuela
/ REDALYC,
LATINDEX, CLASE, REVENCIT, IN-COM UAB, SERBILUZ / IBT-CCG UNAM, DIALNET,DOAJ,
www.jinfo.lub.lu.se Yokohama National University Library / www.scu.edu.au /
www.ebscokorea.co.kr
, Google
Scholar, www.bib.umontreal.ca [+++]
Cita / Citation:
Wilmar de Jesús Briceño Rodón y Patricia Gillezeau B. (2012)
ARGUMENTS ABOUT THE WELFARE STATE
www.revistanegotium.org.ve / núm 23 (año 8) pág 26-66
30 / 66
respuesta a esta interrogante no puede ser sino negativa. No solamente
debido a la escasez de recursos que hace prácticamente imposible la
satisfacción de todos y cada uno de los deseos posibles de los
ciudadanos; sino también por lo difícil de conocer con exactitud la
totalidad y la calidad de los deseos de todas las personas. Acorde con
lo anterior, el Estado no puede ni debe garantizar la satisfacción de una
serie
de
deseos
indeseables
de
grupos
poblacionales,
por
ser
antisociales y/o inmorales.
Por otro lado, la diversidad del ser humano, complica aún más la
situación de bienestar, entendida esta como la satisfacción de sus
deseos. En este sentido, la felicidad como estado mental de las
personas, se puede lograr por diversas vías, así mismo, el motivo que
impulsa la producción de los deseos son de la más variada índole. En
estos casos, no está claro cuáles son las ventajas de centrar el
bienestar de una persona en cuanto a la satisfacción de sus deseos.
Aún más, la malinterpretación por parte del Estado de los deseos de
sus ciudadanos, podría originar una actividad excesiva por parte del
Estado,
tratando
de
imponer
sus
propios
criterios
de
felicidad,
incurriendo en un perfeccionismo éticamente injustificado.
Corriente objetiva
: bajo esta tendencia el concepto de bienestar
hace referencia al nivel de vida de las personas, por lo que está
relacionado a como es el mundo en la realidad. En líneas generales, se
entiende que para conocer el nivel de vida de una persona, se ha de
tomar en consideración un buen número de variables como el nivel de
Negotium
Revista Científica Electrónica de Ciencias Gerenciales
/ Scientific e-journal of Management
Sciences
/
PPX 200502ZU1950 ISSN: 1856-180 Edited
by Fundación Unamuno / Venezuela
/ REDALYC,
LATINDEX, CLASE, REVENCIT, IN-COM UAB, SERBILUZ / IBT-CCG UNAM, DIALNET,DOAJ,
www.jinfo.lub.lu.se Yokohama National University Library / www.scu.edu.au /
www.ebscokorea.co.kr
, Google
Scholar, www.bib.umontreal.ca [+++]
Cita / Citation:
Wilmar de Jesús Briceño Rodón y Patricia Gillezeau B. (2012)
ARGUMENTS ABOUT THE WELFARE STATE
www.revistanegotium.org.ve / núm 23 (año 8) pág 26-66
31 / 66
subsistencia, bienes materiales no imprescindibles, respeto, libertad,
relaciones personales y cultura.
En el caso de la variable subsistencia, se trata de gozar de un
mínimo de condiciones objetivas que permitan el desarrollo de la propia
vida y que tienen que ver con un mínimo de alimentación, de salud, de
vivienda entre otras. La satisfacción de esta categoría es básica y tiene
absoluta
prioridad
sobre
las
demás.
La
segunda
variable
hace
referencia
a
la
posesión
de
una
serie
de
bienes
que
no
son
imprescindibles, pero que adquieren valor como medios para lograr
determinados fines, en esta categoría se encuentran aquello bienes que
sobrepasan lo necesario para la simple subsistencia como lo son el
buen comer, el buen beber, el gozar de servicios sanitarios modernos y
completos. En una frase se trata de aquellos bienes con que gozan las
personas en países desarrollados.
El respeto y el autorrespeto forman la tercera categoría. Las
personas desean alcanzar esta categoría como individuos y como
grupo, por lo que persiguen su reconocimiento en todos los ámbitos de
la sociedad. Para muchas personas esta variable representa el bien
primario más importante. La cuarta categoría hace referencia no solo a
la libertad y el grado de participación de las personas en la toma de
decisiones
políticas
en
sociedad;
sino
también
al
grado
de
independencia con que goza en su trabajo y en su entorno familiar.
La quinta categoría se refiere a la posibilidad que tienen los
individuos a relacionarse con su propia familia y con otras personas,
Negotium
Revista Científica Electrónica de Ciencias Gerenciales
/ Scientific e-journal of Management
Sciences
/
PPX 200502ZU1950 ISSN: 1856-180 Edited
by Fundación Unamuno / Venezuela
/ REDALYC,
LATINDEX, CLASE, REVENCIT, IN-COM UAB, SERBILUZ / IBT-CCG UNAM, DIALNET,DOAJ,
www.jinfo.lub.lu.se Yokohama National University Library / www.scu.edu.au /
www.ebscokorea.co.kr
, Google
Scholar, www.bib.umontreal.ca [+++]
Cita / Citation:
Wilmar de Jesús Briceño Rodón y Patricia Gillezeau B. (2012)
ARGUMENTS ABOUT THE WELFARE STATE
www.revistanegotium.org.ve / núm 23 (año 8) pág 26-66
32 / 66
con las cuales tienen en una serie de aspiraciones y deseos que les son
comunes. Por último la sexta variable está vinculada a los bienes de
cultura
y
conocimiento;
la
mayoría
de
las
personas persiguen
afanosamente no solo el conocimiento del mundo y su entorno, sino
que también participen de otras experiencias como el arte, la diversión,
el deporte entre otras.
Considerar al bienestar como la satisfacción del nivel de vida tal
y como lo propone la corriente objetiva, tiene la ventaja de no hacer
depender
el
bienestar
de
una
persona,
de
elementos puramente
subjetivos o emocionales , a la vez que permite que se fijen cursos de
acción claros con respecto a cada una de las categorías mencionadas.
En esta corriente, el Estado podría pecar por defecto o inacción, cuando
lo éticamente exigible es su intervención no solo para promover, sino
para asegurar y garantizar a todos los ciudadanos el disfrute de los
bienes que determinan los niveles de una calidad de vida aceptable.
En definitiva, cuando un Estado tanto por abandono de sus
funciones
o
por
la
implementación
de
políticas
contrarias
a
la
satisfacción de un nivel de vida aceptable, o inclusive, cuando por
implementación
de
un
perfeccionismo
moral
no
justificado,
entendiéndose por perfeccionismo la concepción que afirma que lo que
es bueno para una persona o lo que satisface mejor sus intereses es
independiente de sus propios deseos y por tanto el Estado puede
imponer, mediante el uso de la fuerza, los bienes y planes de vida que a
su juicio son objetivamente mejores, pecando en esta caso por exceso,
Negotium
Revista Científica Electrónica de Ciencias Gerenciales
/ Scientific e-journal of Management
Sciences
/
PPX 200502ZU1950 ISSN: 1856-180 Edited
by Fundación Unamuno / Venezuela
/ REDALYC,
LATINDEX, CLASE, REVENCIT, IN-COM UAB, SERBILUZ / IBT-CCG UNAM, DIALNET,DOAJ,
www.jinfo.lub.lu.se Yokohama National University Library / www.scu.edu.au /
www.ebscokorea.co.kr
, Google
Scholar, www.bib.umontreal.ca [+++]
Cita / Citation:
Wilmar de Jesús Briceño Rodón y Patricia Gillezeau B. (2012)
ARGUMENTS ABOUT THE WELFARE STATE
www.revistanegotium.org.ve / núm 23 (año 8) pág 26-66
33 / 66
es algo que puede hacer perder la legitimidad de origen de dicho
Estado.
QUE ES EL ESTADO DE BIENESTAR
La conceptualización de Estado de Bienestar (EB) atañe a lo que
genéricamente
se
denomina
provisión
y
satisfacción de
ciertas
necesidades básicas de carácter económico, educativo, sanitarios, etc.,
sancionadas por las sociedades modernas, desde instancias diversas,
tanto públicas como privadas, bajo el amparo del Estado como órgano
garante y regulador. Los orígenes de este intervencionismo estatal, se
remontan a la época de Bismarck y su legislación social sobre la Ley
del Seguro de Enfermedad en la Alemania de fines del siglo XIX.
Posteriormente cobra mayor auge a partir de 1945 cuando la mayoría
de los países capitalistas adoptan la doctrina del Report Beveridge y los
postulados de política macroeconómica de J.M. Keynes.
El Report Beveridge (1942) trataba de afrontar las circunstancias
de la guerra y suavizar las desigualdades sociales a través de una
doble redistribución de la renta que actuase sobre la seguridad social y
otras subvenciones
estatales
Por su parte la teoría Keynesiana
intentaba paliar los efectos de la depresión actuando sobre la demanda
agregada
a
través
del
Estado.
De
ahí
que
la
expansión
de
los
programas de bienestar actuados desde arriba se justificaba no solo
con el fin de cubrir las necesidades básicas de la población, sino
también como política económica para regular el mercado y reavivar el
Negotium
Revista Científica Electrónica de Ciencias Gerenciales
/ Scientific e-journal of Management
Sciences
/
PPX 200502ZU1950 ISSN: 1856-180 Edited
by Fundación Unamuno / Venezuela
/ REDALYC,
LATINDEX, CLASE, REVENCIT, IN-COM UAB, SERBILUZ / IBT-CCG UNAM, DIALNET,DOAJ,
www.jinfo.lub.lu.se Yokohama National University Library / www.scu.edu.au /
www.ebscokorea.co.kr
, Google
Scholar, www.bib.umontreal.ca [+++]
Cita / Citation:
Wilmar de Jesús Briceño Rodón y Patricia Gillezeau B. (2012)
ARGUMENTS ABOUT THE WELFARE STATE
www.revistanegotium.org.ve / núm 23 (año 8) pág 26-66
34 / 66
consumo. Esta política socio-económica, con diferentes matices, fue
llevada a cabo, en buena parte de los países europeos, tanto por los
partidos políticos de derecha como por los de la izquierda, siendo sus
más vivos defensores los gobiernos socialdemócratas (Picó, J. 1999).
Acorde con lo anterior, Martínez, J (2000) considera que el EB
responde a la conjunción de una serie de factores, que evolucionan la
idea de progreso civilizatorio de los países, desde finales del siglo
pasado y que se sirve de las teoría Keynesianas (1936) de demanda
agregada
para
superar
los
fallos
del
mercado,
por
lo
que
“el
intervencionismo Keynesiano no fue un detonante sino un medio para
plasmar el avance del desarrollo humano en su vertiente de bienestar
social” (p. 14). En este sentido, para Martínez, el EB debe estar
conformado
en
primer
lugar
por
una
serie
de
gastos en
bienes
preferentes: como educación, salud, vivienda y empleo, luego por un
segundo grupo de gastos en programas de transferencias de recursos:
como pensiones, seguros de enfermedad, seguros de desempleo y
subsidios familiares entre otros (Ibídem, 2000).
De lo que se está hablando, es de la cobertura de una serie de
riesgos individuales por el conjunto de la sociedad. Estos riesgos son la
indigencia, el desempleo, la vejez, la invalidez o la carencia de una
educación mínima. Cuando un Estado intenta garantizar estos riesgos,
estamos ante un Estado del Bienestar. Es por esto, que en los países
con economías competitivas y desarrolladas, también llamados de
primer mundo quienes son los que verdaderamente tienen la capacidad
Negotium
Revista Científica Electrónica de Ciencias Gerenciales
/ Scientific e-journal of Management
Sciences
/
PPX 200502ZU1950 ISSN: 1856-180 Edited
by Fundación Unamuno / Venezuela
/ REDALYC,
LATINDEX, CLASE, REVENCIT, IN-COM UAB, SERBILUZ / IBT-CCG UNAM, DIALNET,DOAJ,
www.jinfo.lub.lu.se Yokohama National University Library / www.scu.edu.au /
www.ebscokorea.co.kr
, Google
Scholar, www.bib.umontreal.ca [+++]
Cita / Citation:
Wilmar de Jesús Briceño Rodón y Patricia Gillezeau B. (2012)
ARGUMENTS ABOUT THE WELFARE STATE
www.revistanegotium.org.ve / núm 23 (año 8) pág 26-66
35 / 66
de mejorar de forma continua la renta real de sus ciudadanos, del
empleo neto y de la productividad, son los que ostentan de los mejores
planes de EB.
Un concepto más elaborado sobre el Estado de Bienestar se
puede extraer de Rodríguez (2004), en su libro el Estado de Bienestar
en España: Para este autor, el Estado de Bienestar se asienta en un
conjunto de instituciones estatales que se encargan de garantizar una
serie
de
derechos
sociales
ejercitables
por
la
mayoría
de
los
ciudadanos, desarrollados a través de políticas públicas y programas de
carácter redistributivo en base a la solidaridad intergeneracional y
apoyados en la idea básica del ciudadano trabajador el cual es sujeto
de derechos sociales y secundariamente ciudadano necesitado.
Más recientemente Farge, (2007) define al Estado de Bienestar
como una serie de disposiciones legales que “dan derecho a los
ciudadanos a percibir prestaciones de seguridad social obligatoria y a
contar con servicios estatales organizados (salud y educación por
ejemplo), en una amplia variedad de situaciones definidas, como de
necesidad y contingencia” (p.48). Para este autor, los medios a través
de los cuales interviene el Estado son reglas burocráticas, disposiciones
legales, pagos en metálico, puesta en servicio profesionales como
educadores, médicos entre otras.
TIPOS DE ESTADO DE BIENESTAR
Negotium
Revista Científica Electrónica de Ciencias Gerenciales
/ Scientific e-journal of Management
Sciences
/
PPX 200502ZU1950 ISSN: 1856-180 Edited
by Fundación Unamuno / Venezuela
/ REDALYC,
LATINDEX, CLASE, REVENCIT, IN-COM UAB, SERBILUZ / IBT-CCG UNAM, DIALNET,DOAJ,
www.jinfo.lub.lu.se Yokohama National University Library / www.scu.edu.au /
www.ebscokorea.co.kr
, Google
Scholar, www.bib.umontreal.ca [+++]
Cita / Citation:
Wilmar de Jesús Briceño Rodón y Patricia Gillezeau B. (2012)
ARGUMENTS ABOUT THE WELFARE STATE
www.revistanegotium.org.ve / núm 23 (año 8) pág 26-66
36 / 66
Según
el
Sociólogo
Danés
Gosta
Esping-Andersen
(1993),
existen tres modelos típicos del Estado de Bienestar. Desde su punto
de vista, un régimen de bienestar es una combinación institucional de
producción mixta de bienestar entre el Estado, la familia, el mercado y
la sociedad civil que depende de tres factores: la naturaleza de la
movilización de las clases sociales, las estructuras de coalición de la
clase política y el legado histórico. En concreto, según el citado autor,
hay tres modelos típicos de EB en el mundo, según el peso del Estado
y su intensidad redistributiva, que a su vez generan tres modelos
sociales bastante distintivos.
El liberal clásico:
en este régimen típico en los Estados Unidos, el
mercado es la estructura fundamental y dominante del bienestar. La
intervención del Estado es limitada y la redistribución de la riqueza es
un objetivo secundario. Los programas sociales solo cubren a la
población más pobre, los subsidios son modestos y duran poco, la
sanidad es mayoritariamente privada, con programas públicos solo para
jubilados
o
con
renta
muy
baja.
El
mercado
de
trabajo
está
desregulado,
con
salarios
mínimos
irrisorios
y
escasa
protección
laboral.
El
resultado
de
este
modelo
son
los
altos niveles
de
desigualdad y muy poca movilidad social.
El Continental o corporatista:
en este modelo se incluyen países
como
Alemania,
Francia,
Bélgica.
La
intervención
del
Estado
es
considerable, pero sin embargo la disposición redistributiva es limitada.
Los programas sociales cubren a toda la población, sin embargo, el
Negotium
Revista Científica Electrónica de Ciencias Gerenciales
/ Scientific e-journal of Management
Sciences
/
PPX 200502ZU1950 ISSN: 1856-180 Edited
by Fundación Unamuno / Venezuela
/ REDALYC,
LATINDEX, CLASE, REVENCIT, IN-COM UAB, SERBILUZ / IBT-CCG UNAM, DIALNET,DOAJ,
www.jinfo.lub.lu.se Yokohama National University Library / www.scu.edu.au /
www.ebscokorea.co.kr
, Google
Scholar, www.bib.umontreal.ca [+++]
Cita / Citation:
Wilmar de Jesús Briceño Rodón y Patricia Gillezeau B. (2012)
ARGUMENTS ABOUT THE WELFARE STATE
www.revistanegotium.org.ve / núm 23 (año 8) pág 26-66
37 / 66
nivel de estos dependen del nivel de renta previo. Como los programas
universales no acostumbran a tener una calidad estelar, los ciudadanos
de clase alta a menudo recurren al sector privado. En este modelo
existen políticas sociales de empleo agresivas, guarderías gratuitas con
mercados de trabajo muy regulado a fin de proteger a los que tienen
empleo. El resultado de este modelo, son sociedades igualitarias, con
niveles de movilidad social no demasiado altos, con niveles de pobreza
no excesivos pero con altas tasas de desempleo merced a la regulación
laboral.
El Socialdemócrata:
típico de Suecia, aquí el Estado interviene con
fuerza en la economía y su prioridad es la redistribución de la renta y la
igualdad en las oportunidades. Esping-Andersen lo califica de solidario,
universalista y desmercatilizador (subsistencia sin dependencia del
mercado).
Los
programas
sociales
son
extensivos,
están
bien
financiados y cubren a toda la población. Los servicios públicos suelen
ser excelentes. A pesar de que la regulación del mercado laboral es
escasa,
existen
generosos
subsidios
de
desempleo
y agresivas
políticas de inserción laboral. El resultado de este modelo es el de
sociedades extremadamente igualitarias, con altos niveles de movilidad
social,
muy
bajos
niveles
de
pobreza
y
envidiables niveles
de
competitividad e innovación industrial gracias a una mano de obra bien
calificada.
Características Básicas de los regímenes de Estado de Bienestar
Negotium
Revista Científica Electrónica de Ciencias Gerenciales
/ Scientific e-journal of Management
Sciences
/
PPX 200502ZU1950 ISSN: 1856-180 Edited
by Fundación Unamuno / Venezuela
/ REDALYC,
LATINDEX, CLASE, REVENCIT, IN-COM UAB, SERBILUZ / IBT-CCG UNAM, DIALNET,DOAJ,
www.jinfo.lub.lu.se Yokohama National University Library / www.scu.edu.au /
www.ebscokorea.co.kr
, Google
Scholar, www.bib.umontreal.ca [+++]
Cita / Citation:
Wilmar de Jesús Briceño Rodón y Patricia Gillezeau B. (2012)
ARGUMENTS ABOUT THE WELFARE STATE
www.revistanegotium.org.ve / núm 23 (año 8) pág 26-66
38 / 66
Papel de:
Liberal
Continental
Socialdemócrata
Familia
Marginal
Central
Marginal
Mercado
Central
Marginal
Marginal
Estado
Marginal
Subsidiario
Central
Desmercatilización
Mínima
Moderada
Máxima
Ideología
Individualista
Jerárquica
Universalista
Lugar
Mercado
Familia
Estado
Países
USA, Canadá
Alemania, Francia
Países Nórdicos
Fuente
: Adaptado de Esping-Andersen (1993). Los tres mundos del
Estado de Bienestar.
OBJETIVOS DEL ESTADO DE BIENESTAR
Los objetivos del Estado de bienestar se pueden agrupar en tres
grandes secciones (Farge, 2007): la seguridad económica y social, la
reducción de la desigualdad y las políticas contra la pobreza. Estos
objetivos
son
atendidos
con
diferentes
intensidades
según
los
regímenes
dominantes
anteriormente
analizados
ya
que
en
gran
medida la efectividad del EB dependerá de la concepción previa que se
tenga de cómo deben satisfacerse las necesidades sociales.
La seguridad económica y social
: el primer objetivo del EB está
orientado a mantener ciertos estándares o niveles de vida básicos a
todos los ciudadanos a objeto de protegerlos de determinados riesgos y
Negotium
Revista Científica Electrónica de Ciencias Gerenciales
/ Scientific e-journal of Management
Sciences
/
PPX 200502ZU1950 ISSN: 1856-180 Edited
by Fundación Unamuno / Venezuela
/ REDALYC,
LATINDEX, CLASE, REVENCIT, IN-COM UAB, SERBILUZ / IBT-CCG UNAM, DIALNET,DOAJ,
www.jinfo.lub.lu.se Yokohama National University Library / www.scu.edu.au /
www.ebscokorea.co.kr
, Google
Scholar, www.bib.umontreal.ca [+++]
Cita / Citation:
Wilmar de Jesús Briceño Rodón y Patricia Gillezeau B. (2012)
ARGUMENTS ABOUT THE WELFARE STATE
www.revistanegotium.org.ve / núm 23 (año 8) pág 26-66
39 / 66
contingencias derivados de las incertidumbres esperadas (vejez) o
inesperadas (desempleo, enfermedad o incapacidad…) sobre los flujos
de los ingresos de los individuos. Aunque la consideración de estos
estándares serán distintos según el régimen dominante, en general tal
protección puede canalizarse por medio de varias vías como son las
prestaciones
económicas
de
la seguridad social, que
permiten la
garantía
de
recursos
económicos
(prestaciones
por
desempleo,
pensiones, incapacidad, incapacidad temporal, ayudas familiares…), y a
través de los llamados bienes preferentes (educación, salud, vivienda,
servicios sociales, cultura…), los cuales contribuyen con la socialización
evitando que ésta dependa únicamente de la provisión privada del
mercado. Se puede decir, que este objetivo es el primordial y prevalece
en la conformación histórica del EB.
La reducción de la desigualdad económica-social:
por medio de
este objetivo, el Estado podría modificar la estructura de la distribución
de la renta, tanto por medio del sistema impositivo como por la provisión
pública
de
determinados
bienes
y
servicios
(educación,
salud,
vivienda…)
que
cubren
las
necesidades
básicas
y
corrigen
las
externalidades negativas del mercado. Se parte de la convicción de que
el
EB
debe
alterar
profundamente
la
distribución
de
la
renta,
discriminando de manera positiva hacia los sectores y grupos sociales
menos favorecidos.
La lucha contra la pobreza:
por último, este objetivo pretende la
integración social de los excluidos, ósea, reducir las bolsas de pobreza
Negotium
Revista Científica Electrónica de Ciencias Gerenciales
/ Scientific e-journal of Management
Sciences
/
PPX 200502ZU1950 ISSN: 1856-180 Edited
by Fundación Unamuno / Venezuela
/ REDALYC,
LATINDEX, CLASE, REVENCIT, IN-COM UAB, SERBILUZ / IBT-CCG UNAM, DIALNET,DOAJ,
www.jinfo.lub.lu.se Yokohama National University Library / www.scu.edu.au /
www.ebscokorea.co.kr
, Google
Scholar, www.bib.umontreal.ca [+++]
Cita / Citation:
Wilmar de Jesús Briceño Rodón y Patricia Gillezeau B. (2012)
ARGUMENTS ABOUT THE WELFARE STATE
www.revistanegotium.org.ve / núm 23 (año 8) pág 26-66
40 / 66
mediante
programas
como
los
subsidios
por
desempleo,
las
prestaciones
no
contributivas,
el
salario
mínimo
de
inserción,
la
atención social a los marginados, las políticas de vivienda de promoción
pública, la protección a la familia entres otras.
En definitiva el Estado de Bienestar interviene: en la política
económica, bajo la inspiración Keynesiana a fin de evitar una caída en
la economía; en el mercado de trabajo en orden a la promoción de
pleno
empleo,
con
políticas
sociales
contra
la
marginación
para
garantizar un nivel mínimo de vida en ciertos grupos sociales;
en suma
debe ser globalizante en el sentido a que se dirige a toda la población
activa como la pasiva y se extiende a todas las necesidades básicas
sociales de los individuos.
SALUD Y ESTADO DE BIENESTAR
La OMS en su acta constitutiva de fecha el siete de abril de 1948,
expuso la definición de salud como un estado completo de bienestar
físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o
enfermedades. Desde esta fecha, este concepto no ha sido modificado.
Esto significa que tanto la planeación como la gestión de la salud por
parte de los distintos regímenes del Estado de Bienestar, debe basarse
en alargar el máximo posible dicho estado completo de bienestar e
intentar evitar que disminuya o incluso que desaparezca.
Negotium
Revista Científica Electrónica de Ciencias Gerenciales
/ Scientific e-journal of Management
Sciences
/
PPX 200502ZU1950 ISSN: 1856-180 Edited
by Fundación Unamuno / Venezuela
/ REDALYC,
LATINDEX, CLASE, REVENCIT, IN-COM UAB, SERBILUZ / IBT-CCG UNAM, DIALNET,DOAJ,
www.jinfo.lub.lu.se Yokohama National University Library / www.scu.edu.au /
www.ebscokorea.co.kr
, Google
Scholar, www.bib.umontreal.ca [+++]
Cita / Citation:
Wilmar de Jesús Briceño Rodón y Patricia Gillezeau B. (2012)
ARGUMENTS ABOUT THE WELFARE STATE
www.revistanegotium.org.ve / núm 23 (año 8) pág 26-66
41 / 66
Como se observa, en el concepto de Salud, se encuentra
inmersa la palabra bienestar, la cual, se puede asociar a su vez con el
concepto de Estado de Bienestar que como ya se sabe se refiere a la
capacidad que tiene una sociedad para satisfacer las necesidades
básicas de las personas que la componen, como la educación, el
trabajo o la salud. Es necesario recalcar que la salud, al igual que la
educación, la seguridad social, el trabajo entre otras, tienen un origen
institucional en cuanto a las actividades que el Estado como expresión
organizada
de
la
sociedad,
ha
ido
adoptando
para
hacer
frente
colectivamente a las necesidades básicas de la población estén o no
relacionadas entre sí.
De manera análoga, Sen (2002) plantea palmariamente: “hay
que destacar que la salud es esencial para nuestro bienestar y que las
libertades y posibilidades que somos capaces de ejercer dependen de
nuestros logros en salud” (p. 306) En este sentido, el citado autor
señala que son muy pocas las cosas que se pueden lograr si se está
discapacitado y por su puesto ninguna si se está muerto.
En este mismo trabajo, Sen señala sobre la importancia de un
enfoque adecuado en las políticas en salud, las cuales no deben
limitarse a cuestiones socioeconómicas de índole general, sino también
a “una gran variedad de parámetros distintos, como las discapacidades
personales, la propensión individual a la enfermedad, los riesgos
epidemiológicos de cada región en particular, la influencia de las
variaciones climáticas” (2002, p.307).
Negotium
Revista Científica Electrónica de Ciencias Gerenciales
/ Scientific e-journal of Management
Sciences
/
PPX 200502ZU1950 ISSN: 1856-180 Edited
by Fundación Unamuno / Venezuela
/ REDALYC,
LATINDEX, CLASE, REVENCIT, IN-COM UAB, SERBILUZ / IBT-CCG UNAM, DIALNET,DOAJ,
www.jinfo.lub.lu.se Yokohama National University Library / www.scu.edu.au /
www.ebscokorea.co.kr
, Google
Scholar, www.bib.umontreal.ca [+++]
Cita / Citation:
Wilmar de Jesús Briceño Rodón y Patricia Gillezeau B. (2012)
ARGUMENTS ABOUT THE WELFARE STATE
www.revistanegotium.org.ve / núm 23 (año 8) pág 26-66
42 / 66
Por su parte la Dra. Susanne Weber-Mosdorf, Subdirectora
General de la OMS en el prologo de su informe Decisiones Difíciles:
Invertir En Salud Para El Desarrollo (2006), establece que “en muchos
países en desarrollo, la falta de una estrategia nacional integral de
salud, así como de la capacidad y los recursos suficientes para
aplicarla” (p.8), han limitado los avances en la consecución de un
estado completo de bienestar físico, mental y social. En este sentido, el
mayor obstáculo para alcanzar la salud en los pueblos de América
Latina es la pobreza. Esta carencia de capital y de adecuadas políticas
sanitarias tiene importancia capital a la hora de afrontar las difíciles
decisiones que entraña el repartir unos recursos limitados entre las
múltiples iniciativas en salud y desarrollo.
En un contexto en el cual los gastos en salud se incrementan
continuamente, y por lo tanto, el impacto sobre el bolsillo de los hogares
es cada vez mayor, resulta de vital importancia el rol del Estado en
materia de asistencia sanitaria. La misma debería basarse en un
compromiso de los gobiernos de bridar asistencia de salud gratuita a los
más desfavorecidos y trabajar en la conformación de un sistema de
salud que combine y articule el sistema público con el privado.
CRISIS DEL ESTADO DE BIENESTAR
Una de las principales aportaciones del siglo XX ha sido la
consolidación del Estado de Bienestar. Este, básicamente, supone la
intervención de los poderes públicos en la vida económica y social del
Negotium
Revista Científica Electrónica de Ciencias Gerenciales
/ Scientific e-journal of Management
Sciences
/
PPX 200502ZU1950 ISSN: 1856-180 Edited
by Fundación Unamuno / Venezuela
/ REDALYC,
LATINDEX, CLASE, REVENCIT, IN-COM UAB, SERBILUZ / IBT-CCG UNAM, DIALNET,DOAJ,
www.jinfo.lub.lu.se Yokohama National University Library / www.scu.edu.au /
www.ebscokorea.co.kr
, Google
Scholar, www.bib.umontreal.ca [+++]
Cita / Citation:
Wilmar de Jesús Briceño Rodón y Patricia Gillezeau B. (2012)
ARGUMENTS ABOUT THE WELFARE STATE
www.revistanegotium.org.ve / núm 23 (año 8) pág 26-66
43 / 66
país a fin de corregir las deficiencias de funcionamiento del mercado,
desarrollando una labor de redistribución de los recursos y creando un
sistema legal de protección del ciudadano ante los graves problemas
sociales que se originan en la sociedad.
Como se ha dicho anteriormente, el Estado de Bienestar implica
que la Nación destine una buena parte de sus ingresos a determinados
colectivos.
En
un
primer
grupo
se
encuentran
los
gastos
por
prestaciones de carácter contributivo, sus beneficiarios son aquellos
que han contribuido previamente con sus cotizaciones a la Seguridad
Social durante un determinado periodo de tiempo. En este grupo, están
las pensiones contributivas. En un segundo grupo se encuentran las
prestaciones
de
carácter
universal
como
la
educación,
sanidad,
dirigidas a toda la población. Un tercer grupo de gastos por parte del
Estado,
es
el
de
las
prestaciones
de
carácter
compensatorio,
destinadas a colectivos sin recursos, este grupo de gastos, son los que
más inciden en la equidad, por sus funciones de asistencia a los
sectores más desfavorecidos.
En los últimos veinte años del siglo XX, los modernos Estados
del Bienestar se
han enfrentado a
un conjunto
de críticas y
de
problemas que para algunos analistas se inicia en la década de los
setenta; de intensidad muy superior a los observados en las décadas
precedentes. Clauss Offe (1988), le echa la culpa de las cosas al mismo
Keynesianismo afirmando que el efecto combinado de las estrategias
de promover el crecimiento y el pleno empleo al mismo tiempo que la
Negotium
Revista Científica Electrónica de Ciencias Gerenciales
/ Scientific e-journal of Management
Sciences
/
PPX 200502ZU1950 ISSN: 1856-180 Edited
by Fundación Unamuno / Venezuela
/ REDALYC,
LATINDEX, CLASE, REVENCIT, IN-COM UAB, SERBILUZ / IBT-CCG UNAM, DIALNET,DOAJ,
www.jinfo.lub.lu.se Yokohama National University Library / www.scu.edu.au /
www.ebscokorea.co.kr
, Google
Scholar, www.bib.umontreal.ca [+++]
Cita / Citation:
Wilmar de Jesús Briceño Rodón y Patricia Gillezeau B. (2012)
ARGUMENTS ABOUT THE WELFARE STATE
www.revistanegotium.org.ve / núm 23 (año 8) pág 26-66
44 / 66
protección de los afectados por los riesgos y contingencias de la
sociedad industrial y el conseguir, hasta un cierto grado, la igualdad
social, constituyen una de las principales causas de la crisis del Estado
de Bienestar. De hecho, se pueden considerar tres aspectos de la crisis
del Estado de Bienestar (Buen, 1993; López, 2000; Buen, 2001;
Miralles, 2005)
1.- Problemas de Tipo Económico
Luego de la crisis del petróleo durante el año de 1973, que afectó
a todo el sistema capitalista, se comenzó a debatir sobre las funciones
que hasta entonces había llevado a cabo el Estado como garante del
funcionamiento del mismo sistema. Una de las principales críticas que
hacían
los
sectores
neoliberales
era
justamente
que
el
Estado,
denominado durante el período de 1930-1970 como Estado Benefactor
o Estado de Bienestar, basado en las teorías económicas de Keynes,
era el culpable de la crisis del momento y por lo tanto debía ser
reformulado.
Los efectos de la crisis petrolera mundial (cortes en el suministro
con un aumento en los precios), no se hicieron esperar, ocasionando
una fuerte recesión en todo el mundo. Esta recesión se manifestó en
tasas más bajas de crecimiento económico, en niveles más altos de
desempleo, en tasas inferiores de inversión, aparición de la economía
informal, aunado a un notable crecimiento en el gasto público. Como
resultado, la crisis económica empobrece al Estado de Bienestar,
llegándose
a
afirmar
que
no
solo
la
empobrece
sino que
es
Negotium
Revista Científica Electrónica de Ciencias Gerenciales
/ Scientific e-journal of Management
Sciences
/
PPX 200502ZU1950 ISSN: 1856-180 Edited
by Fundación Unamuno / Venezuela
/ REDALYC,
LATINDEX, CLASE, REVENCIT, IN-COM UAB, SERBILUZ / IBT-CCG UNAM, DIALNET,DOAJ,
www.jinfo.lub.lu.se Yokohama National University Library / www.scu.edu.au /
www.ebscokorea.co.kr
, Google
Scholar, www.bib.umontreal.ca [+++]
Cita / Citation:
Wilmar de Jesús Briceño Rodón y Patricia Gillezeau B. (2012)
ARGUMENTS ABOUT THE WELFARE STATE
www.revistanegotium.org.ve / núm 23 (año 8) pág 26-66
45 / 66
consecuencia del Estado de Bienestar. De ahí que como el mismo Buen
(2001) afirma “El Estado de Bienestar navega por aguas turbulentas” (p.
222).
Bajo este contexto de “compulsión económica” como lo afirma
Miralles (2005, p. 348), se hace inevitable reducir los costes y por lo
tanto rebajar los gastos sociales a fin de poder contener la inflación y el
déficit presupuestario. Conforme a lo anterior cabe preguntarse ¿Es
posible el EB? o bien ¿Cuánto EB es posible mantener?
2.- Problemas de Tipo Fiscal
Entre las muchas críticas que se hacen al Estado de Bienestar,
una de las que suelen tener un mayor fundamento consiste en la
afirmación de que el Estado es un pésimo administrador y que ello
provoca los mayores déficits fiscales que hacen inconveniente seguir
colocando en sus manos las decisiones económicas. Para unos los
problemas de tipo fiscal se relacionan con el excesivo ámbito de
protección por parte del Estado en aras de cubrir mayores áreas de
participación,
para
otros,
el
problema
fiscal
deriva
de
las
contradicciones que supone
el
intervencionismo del Estado
en la
sociedad capitalista.
Negotium
Revista Científica Electrónica de Ciencias Gerenciales
/ Scientific e-journal of Management
Sciences
/
PPX 200502ZU1950 ISSN: 1856-180 Edited
by Fundación Unamuno / Venezuela
/ REDALYC,
LATINDEX, CLASE, REVENCIT, IN-COM UAB, SERBILUZ / IBT-CCG UNAM, DIALNET,DOAJ,
www.jinfo.lub.lu.se Yokohama National University Library / www.scu.edu.au /
www.ebscokorea.co.kr
, Google
Scholar, www.bib.umontreal.ca [+++]
Cita / Citation:
Wilmar de Jesús Briceño Rodón y Patricia Gillezeau B. (2012)
ARGUMENTS ABOUT THE WELFARE STATE
www.revistanegotium.org.ve / núm 23 (año 8) pág 26-66
46 / 66
Sin el ánimo de ser simplista, el problema fiscal en general se
disiparía, buscando un equilibrio entre la demanda de servicios por
parte de la ciudadanía y su aceptación del pago de los impuestos. El
desequilibrio surge por los sucesivos aumentos de la oferta de servicios
públicos, que a su vez requieren simultáneamente la recaudación de
mayores impuestos. Si la oposición a la subida impositiva cobra más
fuerza, se genera un abismo entre las iniciativas de gasto público y los
ingresos reales del Estado. La crisis se provoca, por el déficit de las
arcas estatales que pretende sostener la oferta de bienes públicos sin
una
correspondencia
real
de
ingresos.
En
este
sentido,
Renan
Rodríguez, citado por Buen (1993), afirmo lo siguiente: “el déficit fiscal
se explica por las transferencias del tesoro central a la seguridad social;
al punto que si estas transferencias no existiesen el resultado fiscal
sería absolutamente diferente” (p. 201), para señalar que pasaría a ser
superavitario.
3.- Crisis de Legitimidad
Si luego de revisar las vertientes tanto de índole económica
como fiscal y se llegare a la situación en la que el Estado o bien no
alcanza lo que promete o bien es conminado a eliminar gran parte de
los
fondos
dispuestos
para
la
previsión
social,
resulta
altamente
probable que la ciudadanía comience a retirar su confianza al proyecto
y se produzca un menoscabo a su legitimidad.
Desde esta perspectiva, se critica al Estado de Bienestar por
haber desarrollado excesivamente el poder y la intervención del Estado
Negotium
Revista Científica Electrónica de Ciencias Gerenciales
/ Scientific e-journal of Management
Sciences
/
PPX 200502ZU1950 ISSN: 1856-180 Edited
by Fundación Unamuno / Venezuela
/ REDALYC,
LATINDEX, CLASE, REVENCIT, IN-COM UAB, SERBILUZ / IBT-CCG UNAM, DIALNET,DOAJ,
www.jinfo.lub.lu.se Yokohama National University Library / www.scu.edu.au /
www.ebscokorea.co.kr
, Google
Scholar, www.bib.umontreal.ca [+++]
Cita / Citation:
Wilmar de Jesús Briceño Rodón y Patricia Gillezeau B. (2012)
ARGUMENTS ABOUT THE WELFARE STATE
www.revistanegotium.org.ve / núm 23 (año 8) pág 26-66
47 / 66
y por haber creado un tipo de ciudadano-cliente obsesionado por sus
derechos pero que ignora sus deberes; un ciudadano que pierde
iniciativa
y
responsabilidad
al
confiar
en
que
el
llamado
“Estado
Benefactor” va a encargarse de él “desde la cuna hasta la sepultura”.
En este sentido, resulta interesante lo que al respecto afirma
Jürgen Habermas (1999) en su libro traducido al español, “Problemas
de legitimación en el capitalismo tardío”:
Cuando fracasa el manejo de la crisis por parte del Estado,
este no alcanza a cumplir las exigencias programáticas
autoimpuestas; es castigado entonces con un déficit de
legitimación, de manera que el campo de acción se restringe
justamente cuando debería ser ampliado enérgicamente” (p.
123).
Como se observa, este teorema sobre la crisis de legitimación se
apoya sobre la convicción de que un sistema de identidad social
determinado con base a sus estructuras de clases, siempre será
vulnerable. En definitiva, el Estado de Bienestar en su concepción
keynesiana
establece
una
fuerte
conexión
entre
los fundamentos
económicos y la acción política. Baste simplemente recordar que la
Teoría General es simplemente un soporte teórico para el propósito
político de sostenibilidad del sistema capitalista.
Por otra parte, entrados los años ochenta y la profundización de
las
condiciones
de
precariedad
social,
reflejada
en
la
creciente
desigualdad en la distribución del ingreso y en la constitución de una
Negotium
Revista Científica Electrónica de Ciencias Gerenciales
/ Scientific e-journal of Management
Sciences
/
PPX 200502ZU1950 ISSN: 1856-180 Edited
by Fundación Unamuno / Venezuela
/ REDALYC,
LATINDEX, CLASE, REVENCIT, IN-COM UAB, SERBILUZ / IBT-CCG UNAM, DIALNET,DOAJ,
www.jinfo.lub.lu.se Yokohama National University Library / www.scu.edu.au /
www.ebscokorea.co.kr
, Google
Scholar, www.bib.umontreal.ca [+++]
Cita / Citation:
Wilmar de Jesús Briceño Rodón y Patricia Gillezeau B. (2012)
ARGUMENTS ABOUT THE WELFARE STATE
www.revistanegotium.org.ve / núm 23 (año 8) pág 26-66
48 / 66
sociedad excluyente, ha ocasionado la pérdida de legitimidad por parte
de la sociedad hacia el Estado de Bienestar. En este sentido, hay que
considerar que el Estado de Bienestar fue constituido en sus inicios,
con el objeto de que los ciudadanos, sin distingo de estrato social,
pudiesen responder a los intereses del Estado a través de las garantías
y, actuaran como individuos de mercado y constitutivos de Estado. Hoy
por hoy, este propósito se ha ido desvaneciendo en la medida que las
escuelas económicas intentan explicar los problemas del mercado
dejando por fuera a los problemas sociales (Salazar, 2006)
REPENSAR EL ESTADO DE BIENESTAR
Para el desarrollo de este último segmento sobre el futuro del
Estado
de
Bienestar
se
utiliza
como
fuente
de
investigación
la
conferencia del Dr. Gösta Esping-Andersen “Estado de Bienestar en el
siglo XXI”, desarrollada por el citado autor en el Centro de Cultura
Contemporánea de Barcelona, España durante los días 19, 20 y 21 de
marzo del 2003.
Para Esping-Andersen, el viejo modelo de Estado de Bienestar
típico del siglo XX simplemente, era producto del momento histórico,
económico y político propio de las naciones. En este sentido, destaca lo
necesario de repensar el EB con base a una nueva arquitectura propia
de los nuevos tiempos. Para justificar lo anterior, se vale de cinco
hechos que se pueden emplear como indicadores para demostrar los
cambios que se han observado en las nuevas sociedades.
Negotium
Revista Científica Electrónica de Ciencias Gerenciales
/ Scientific e-journal of Management
Sciences
/
PPX 200502ZU1950 ISSN: 1856-180 Edited
by Fundación Unamuno / Venezuela
/ REDALYC,
LATINDEX, CLASE, REVENCIT, IN-COM UAB, SERBILUZ / IBT-CCG UNAM, DIALNET,DOAJ,
www.jinfo.lub.lu.se Yokohama National University Library / www.scu.edu.au /
www.ebscokorea.co.kr
, Google
Scholar, www.bib.umontreal.ca [+++]
Cita / Citation:
Wilmar de Jesús Briceño Rodón y Patricia Gillezeau B. (2012)
ARGUMENTS ABOUT THE WELFARE STATE
www.revistanegotium.org.ve / núm 23 (año 8) pág 26-66
49 / 66
Primer indicador
: La desigualdad. Durante la época dorada del
EB se observó una disminución de las desigualdades; por el contrario,
en los últimos veinte años lo que se ha observado son tendencias
fuertes hacia salarios e ingresos en los hogares muy desiguales
Segundo indicador
: El padre de familia. En el pasado, el
hombre
era
el
sustentador
de
la
familia,
incluso
en
el
caso
de
trabajadores poco cualificados, podían contar con estabilidad en sus
puestos
de
trabajo,
con
ingresos
reales
que
aumentaban.
En
la
actualidad, el hombre que sustenta la familia todavía existe, pero cada
vez es menos capaz de proporcionar él solo unos ingresos suficientes
para
su
hogar.
Los
hogares
que
hoy
dependen
de
este
único
sustentador, son cada vez más pobres.
Tercer indicador
: Las familias. Lo que en una época se llamo
familia típica, hoy en día es una familia minoritaria; lo que se llamaba un
hogar típico, hoy es atípico en un gran número de casos. Se nota un
aumento creciente de hogares monoparentales, mujeres solas con
escasos ingresos, conformando hogares muy frágiles en el contexto
actual de la sociedad. Por otro lado, se observan familias muy potentes,
con
dos
salarios,
constituidas
por
parejas
de
profesionales
que
avanzan, generándose una polarización en términos de Bienestar, cada
vez más tangible.
Cuarto indicador
: Independencia económica: Los jóvenes de
ahora, tienen dificultades para abrirse paso en la sociedad actual, en
términos de crear una vida independiente. Generalmente vive con sus
Negotium
Revista Científica Electrónica de Ciencias Gerenciales
/ Scientific e-journal of Management
Sciences
/
PPX 200502ZU1950 ISSN: 1856-180 Edited
by Fundación Unamuno / Venezuela
/ REDALYC,
LATINDEX, CLASE, REVENCIT, IN-COM UAB, SERBILUZ / IBT-CCG UNAM, DIALNET,DOAJ,
www.jinfo.lub.lu.se Yokohama National University Library / www.scu.edu.au /
www.ebscokorea.co.kr
, Google
Scholar, www.bib.umontreal.ca [+++]
Cita / Citation:
Wilmar de Jesús Briceño Rodón y Patricia Gillezeau B. (2012)
ARGUMENTS ABOUT THE WELFARE STATE
www.revistanegotium.org.ve / núm 23 (año 8) pág 26-66
50 / 66
padres hasta muy entrados en años (28-30 años), la mujer típica tiene
su primer hijo a los 30 años. Este cambio hacia arriba, contrasta con lo
que ocurría en el pasado.
Quinto
indicador
:
Baja
fertilidad.
Este
indicador,
está
muy
relacionado con el anterior. Sobre todo, en los países europeos se
exhiben tasas de natalidad muy bajas. En algunas zonas de Europa
(Galicia, Italia), se estima 0,8 hijos por mujer. Lo contrario, en el
pasado, los grupos familiares eran numerosos.
Como lo demuestra Esping-Andersen, algo está ocurriendo en el
comportamiento de las personas, que las sociedades actuales distan
mucho de las pasadas. Por tanto, existe un Estado de Bienestar que fue
construido para tratar una estructura de riesgo de las generaciones
pretéritas y ahora existe una nueva estructura de riesgos y el Estado de
Bienestar parece no estar haciendo lo suficiente para atender estas
nuevas necesidades.
El referido autor argumenta que el desafío radica en poder
establecer un paquete de políticas coherentes para generar un Estado
de Bienestar del siglo XXI, para lo cual propone cinco ingredientes
básicos, los cuales constituyen la clave para la construcción de la nueva
arquitectura de bienestar.
Primer Ingrediente
: Invertir en los niños. Y cuanto antes mejor.
Esta inversión de recursos en las primeras etapas de la vida, representa
un cambio del sesgo tradicional de transferir ingresos hacia los más
Negotium
Revista Científica Electrónica de Ciencias Gerenciales
/ Scientific e-journal of Management
Sciences
/
PPX 200502ZU1950 ISSN: 1856-180 Edited
by Fundación Unamuno / Venezuela
/ REDALYC,
LATINDEX, CLASE, REVENCIT, IN-COM UAB, SERBILUZ / IBT-CCG UNAM, DIALNET,DOAJ,
www.jinfo.lub.lu.se Yokohama National University Library / www.scu.edu.au /
www.ebscokorea.co.kr
, Google
Scholar, www.bib.umontreal.ca [+++]
Cita / Citation:
Wilmar de Jesús Briceño Rodón y Patricia Gillezeau B. (2012)
ARGUMENTS ABOUT THE WELFARE STATE
www.revistanegotium.org.ve / núm 23 (año 8) pág 26-66
51 / 66
pobres. Hay evidencias de que la pobreza en la infancia es dañina tanto
para el desarrollo como para la escolarización de los niños. Estos niños
al llegar a la edad adulta, tienen ingresos que son 25% inferiores que la
de aquellos que no estuvieron en situación de pobreza. Lo más grave
es que reproducen su síndrome cuando tienen sus hijos, generándose
una transmisión generacional de la pobreza en las familias, la cual es
sumamente dañina para las familias y la sociedad en su conjunto. En
suma, se necesita cada vez mayor educación, mayores cualificaciones
y mayor capital cultural. En definitiva, hay que adelantar políticas que
igualen el desarrollo cognitivo de todos los niños; puesto que se ha
observado que los que empiezan desde el punto de vista cognitivo en
un nivel muy bajo, tendrán cada vez más la probabilidad de perder.
Segundo Ingrediente
: Invertir en las mujeres, para hacer que se
conviertan en las heroínas del nuevo Estado de Bienestar. Si se quiere
una sociedad con hijos, hay que desarrollar un acceso universal de
cuidado
preescolar
de
los
niños
de
las
mujeres
que trabajan,
empezando a la edad de un año o antes, sobre todo si se tiene pensado
en equilibrar y compensar el envejecimiento de la sociedad. Caso
contrario, si no se logra lo anterior, el sistema de pensiones del año
2030, será insostenible. Por tanto, es de interés nacional maximizar el
hecho de que las mujeres sean empleadas y no interrumpan su trabajo.
A nivel microeconómico, el bienestar de las familias, depende cada vez
más de la mujer: Sin la empleabilidad de las mujeres, ningún equilibrio
de bienestar puede ser alcanzado durante este nuevo siglo XXI.
Negotium
Revista Científica Electrónica de Ciencias Gerenciales
/ Scientific e-journal of Management
Sciences
/
PPX 200502ZU1950 ISSN: 1856-180 Edited
by Fundación Unamuno / Venezuela
/ REDALYC,
LATINDEX, CLASE, REVENCIT, IN-COM UAB, SERBILUZ / IBT-CCG UNAM, DIALNET,DOAJ,
www.jinfo.lub.lu.se Yokohama National University Library / www.scu.edu.au /
www.ebscokorea.co.kr
, Google
Scholar, www.bib.umontreal.ca [+++]
Cita / Citation:
Wilmar de Jesús Briceño Rodón y Patricia Gillezeau B. (2012)
ARGUMENTS ABOUT THE WELFARE STATE
www.revistanegotium.org.ve / núm 23 (año 8) pág 26-66
52 / 66
Tercer Ingrediente
: La herencia social. Implica que un gran
porcentaje de los niños tendrán un subdesarrollo cognitivo, menos
escolarización y mayor fracaso escolar, simplemente porque provienen
de
familias
poco
privilegiadas.
Si
esta
pauta
continua,
muy
probablemente, el día de mañana existirá entre 20 a 30% de personas
con poca capacitación para el trabajo, en una sociedad con cohortes de
población muy pequeñas, las cuales tendrán que soportar un enorme
gasto por pensiones. En general, hay que enfocarse cada vez más en el
desarrollo cognitivo de los niños antes incluso de su llegada a las
escuelas
Cuarto
Ingrediente
:
Un
nuevo
contrato
social,
que
podría
llamarse un nuevo sistema de compartir los riesgos en sociedad.
Mientras
que
en
el
período
dorado
del
Estado
de
Bienestar
las
responsabilidades la compartían el Estado, el mercado y la familia, hoy
en día, las familias son menos capaces y en el futuro todavía menos, de
proporcionar
el
bienestar
que
hasta
ahora
lo
habían
estado
proporcionando. En este sentido, existen numerosos argumentos de
que el primer paso hacia un nuevo sistema de Estado de Bienestar más
eficaz con un nuevo formato a la hora de compartir los riesgos, sería
desfamiliarizar las responsabilidades. Es decir, el cuidado debería
proveerse fuera de las familias a nivel del subsector público ya que si
las
familias
se
ven
obligadas
a
internalizar
las
responsabilidades
sociales, en el futuro habría un decrecimiento del empleo, con el
impacto subsiguiente para el mantenimiento del EB.
Negotium
Revista Científica Electrónica de Ciencias Gerenciales
/ Scientific e-journal of Management
Sciences
/
PPX 200502ZU1950 ISSN: 1856-180 Edited
by Fundación Unamuno / Venezuela
/ REDALYC,
LATINDEX, CLASE, REVENCIT, IN-COM UAB, SERBILUZ / IBT-CCG UNAM, DIALNET,DOAJ,
www.jinfo.lub.lu.se Yokohama National University Library / www.scu.edu.au /
www.ebscokorea.co.kr
, Google
Scholar, www.bib.umontreal.ca [+++]
Cita / Citation:
Wilmar de Jesús Briceño Rodón y Patricia Gillezeau B. (2012)
ARGUMENTS ABOUT THE WELFARE STATE
www.revistanegotium.org.ve / núm 23 (año 8) pág 26-66
53 / 66
Quinto Ingrediente
: Un nuevo sistema de contabilidad social.
Este nuevo contrato intergeneracional, tiene el propósito de mantener la
sostenibilidad a nivel financiero de los próximos 30 años del nuevo
Estado de Bienestar, como el citado autor lo dice, hasta el año 2040. El
reto de este nuevo sistema de contabilidad social, está relacionado en
como
asignar
el
coste
adicional
de
una
sociedad
que
está
envejeciendo, el coste sanitario adicional, los costes adicionales en
término de pensiones. Para afrontar este problema, se propone una
fórmula alternativa en este nuevo sistema de contabilidad denominado;
de las proporciones fijas. Es decir, cualquier carga adicional debe ser
asignada de manera fija, proporcionalmente, entre los jóvenes y los
mayores.
De esta manera, se tendría una distribución justa de la carga
adicional entre los jóvenes y los mayores. Por lo tanto, cualquier gasto
adicional para los años venideros, seria distribuido proporcionalmente
entre los que están en edad de trabajar y los que están en edad de
jubilación.
ESTADO DE BIENESTAR EN VENEZUELA
A lo largo del siglo XX, la República Bolivariana de Venezuela ha
desarrollado esquemas de protección social destinados a garantizar a
sus ciudadanos una red básica de acciones frente a los principales
riesgos
sociales.
Los
primeros
riesgos
protegidos
tenían
que
ver
principalmente con la pobreza, entendida como carencia de recursos
Negotium
Revista Científica Electrónica de Ciencias Gerenciales
/ Scientific e-journal of Management
Sciences
/
PPX 200502ZU1950 ISSN: 1856-180 Edited
by Fundación Unamuno / Venezuela
/ REDALYC,
LATINDEX, CLASE, REVENCIT, IN-COM UAB, SERBILUZ / IBT-CCG UNAM, DIALNET,DOAJ,
www.jinfo.lub.lu.se Yokohama National University Library / www.scu.edu.au /
www.ebscokorea.co.kr
, Google
Scholar, www.bib.umontreal.ca [+++]
Cita / Citation:
Wilmar de Jesús Briceño Rodón y Patricia Gillezeau B. (2012)
ARGUMENTS ABOUT THE WELFARE STATE
www.revistanegotium.org.ve / núm 23 (año 8) pág 26-66
54 / 66
derivada de la pérdida de ingresos salariales. Posteriormente, se
desarrollaron políticas sociales destinadas a aumentar el abanico de
riesgos a proteger, como la maternidad, la educación, la salud, carencia
de vivienda entre otros.
Se puede señalar que el Programa de Febrero, acometido por el
Presidente Eleazar López Contreras, representa el antecedente más
remoto del moderno Estado de Bienestar que se instauraba en la
nación. En este sentido Márquez (1997) señaló lo siguiente “por primera
vez en la historia contemporánea, el Estado confecciona un conjunto de
medidas orientadas a solucionar de manera sistemática algunos de los
problemas sociales más agudos que confronta la Nación” (p77); para
señalar claramente que dicho ´programa representó una respuesta del
Estado a las demandas del pueblo venezolano en beneficio de las
clases menos favorecidas.
En
dicho
programa
se
puso
énfasis
en
el
asunto
social,
específicamente en el área laboral, de higiene y asistencia social con
protección
a la madre
y
al
niño. Más
aún,
el Presidente
López
Contreras, consigue implementar el célebre Plan Trienal en busca de
darle
coherencia
a
su
gestión
gubernamental.
Este
Plan
Trienal
buscaba dar mayor atención en lo referente a la educación, salud,
protección a los obreros, vialidad y vivienda; arrojando un balance
altamente positivo
El 16 de julio de 1936, durante la presidencia de Eleazar López
Contreras fue aprobada la Constitución de los Estados Unidos de
Negotium
Revista Científica Electrónica de Ciencias Gerenciales
/ Scientific e-journal of Management
Sciences
/
PPX 200502ZU1950 ISSN: 1856-180 Edited
by Fundación Unamuno / Venezuela
/ REDALYC,
LATINDEX, CLASE, REVENCIT, IN-COM UAB, SERBILUZ / IBT-CCG UNAM, DIALNET,DOAJ,
www.jinfo.lub.lu.se Yokohama National University Library / www.scu.edu.au /
www.ebscokorea.co.kr
, Google
Scholar, www.bib.umontreal.ca [+++]
Cita / Citation:
Wilmar de Jesús Briceño Rodón y Patricia Gillezeau B. (2012)
ARGUMENTS ABOUT THE WELFARE STATE
www.revistanegotium.org.ve / núm 23 (año 8) pág 26-66
55 / 66
Venezuela, que según Márquez (1997, p.83): “por primera vez en la
historia constitucional del país, una Carta Fundamental consagra de
forma tan clara los derechos del trabajador y señala las obligaciones del
Estado con la clase laboral”. Paralelamente a este texto constitucional,
entra en vigencia la Ley del Trabajo, lo que constituye una maniobra
política del Presidente López Contreras con la finalidad de ganarse la
simpatía del sector laboral, severamente golpeado durante las casi tres
décadas de dictadura.
Aunque la creación del Seguro Social obligatorio fue anunciada
en el marco de la Ley del Trabajo de 1936, no fue sino hasta 1944
cuando entra en vigencia esta institución de carácter social. Las
primeras prestaciones que el Seguro Social otorgó fueron las de
asistencia
médica
y
dinero
en
caso
de
enfermedad,
maternidad,
accidentes y enfermedades profesionales, posteriormente aumentó la
cobertura con las prestaciones de dinero en caso de incapacidad parcial
o invalidez, vejez, sobrevivencia y nupcias. Desde finales de la década
de los ochenta se comenzaron a cancelar las prestaciones por paro
forzoso (Mora, 2006).
Para el año 1947 se promulga un nuevo texto constitucional que
ampliaba
sustancialmente
los
contenidos
en
materia de
derechos
sociales, salud, educación y trabajo. Se garantizaba el derecho a la
salud para toda la población, el derecho a la educación gratuita en
todos
los
niveles.
Más
específicamente
el
Capítulo III
se
dedica
exclusivamente a la protección de la familia y del niño desde su
Negotium
Revista Científica Electrónica de Ciencias Gerenciales
/ Scientific e-journal of Management
Sciences
/
PPX 200502ZU1950 ISSN: 1856-180 Edited
by Fundación Unamuno / Venezuela
/ REDALYC,
LATINDEX, CLASE, REVENCIT, IN-COM UAB, SERBILUZ / IBT-CCG UNAM, DIALNET,DOAJ,
www.jinfo.lub.lu.se Yokohama National University Library / www.scu.edu.au /
www.ebscokorea.co.kr
, Google
Scholar, www.bib.umontreal.ca [+++]
Cita / Citation:
Wilmar de Jesús Briceño Rodón y Patricia Gillezeau B. (2012)
ARGUMENTS ABOUT THE WELFARE STATE
www.revistanegotium.org.ve / núm 23 (año 8) pág 26-66
56 / 66
concepción
hasta
su
completo
desarrollo.
En
el
Capítulo
IV
concerniente a la salud, se incluye el término de Seguridad Social. En el
artículo
52
se
establecía
que
el
Estado
implementará
de
forma
progresiva un sistema amplio de Seguridad Social y la construcción de
viviendas
baratas
destinadas
a
las
clases
sociales más
débiles
(Constitución de los Estados Unidos de Venezuela, 1947).
Con respecto a la Constitución Nacional de 1953, durante el
régimen de Marcos Pérez Jiménez, se reducen a la mínima expresión lo
relativo a los derechos sociales; al punto que no se mencionan los
derechos a la salud, educación gratuita, vivienda, condiciones de
trabajo entre otros. El 23 de enero de 1961 entra en vigencia la nueva
Constitución, aprobada el 16 de enero en el entonces Congreso de la
República, en este nuevo contrato social, se establece explícitamente
en su preámbulo la protección al trabajo, amparar la dignidad humana,
promover el bienestar general y la seguridad social.
En esta nueva Constitución, aparecen en capítulo aparte (IV) los
Derechos Sociales, desde el artículo 72 al 94 se declaran los medios de
participación
del
Estado
en
la
vida
de
los
venezolanos.
Dicho
brevemente, el Estado protegerá a la familia, la maternidad, los niños, el
derecho universal a la salud y a la educación, a mejorar las condiciones
de vida de los campesinos, a garantizar el derecho al trabajo, libertad
de
pensamiento
y
cultura,
sindicalización,
protección
a
la
mujer
trabajadora, finalmente el artículo 94 hace referencia al desarrollo de
forma
progresiva
de
un
sistema
de
seguridad
social tendiente
a
Negotium
Revista Científica Electrónica de Ciencias Gerenciales
/ Scientific e-journal of Management
Sciences
/
PPX 200502ZU1950 ISSN: 1856-180 Edited
by Fundación Unamuno / Venezuela
/ REDALYC,
LATINDEX, CLASE, REVENCIT, IN-COM UAB, SERBILUZ / IBT-CCG UNAM, DIALNET,DOAJ,
www.jinfo.lub.lu.se Yokohama National University Library / www.scu.edu.au /
www.ebscokorea.co.kr
, Google
Scholar, www.bib.umontreal.ca [+++]
Cita / Citation:
Wilmar de Jesús Briceño Rodón y Patricia Gillezeau B. (2012)
ARGUMENTS ABOUT THE WELFARE STATE
www.revistanegotium.org.ve / núm 23 (año 8) pág 26-66
57 / 66
proteger a todos los habitantes contra los infortunios del trabajo,
enfermedad, invalidez, muerte, desempleo entre otros. Por lo anterior,
muchos
estudiosos
del
derecho
constitucional,
consideran
a
esta
Constitución de 1961 como una de las mejores elaboradas en cuanto a
derechos sociales (Mora; 2006).
Desde finales de la década de 1980 se ha dado en casi todos los
países de América Latina un proceso de reforma de las instituciones de
la seguridad social, como una garantía que debe ser asegurada por
parte del Estado. En este sentido Díaz citado por Mora (2006, p. 83)
afirma lo siguiente:
Venezuela no cuenta con un sistema de seguridad social integral,
expresándose esto en la existencia de una multiplicidad de
instituciones que bridan descoordinadamente protección a sectores
de la población, donde encontramos desde algunos segmentos con
duplicidad en la protección hasta otros que están totalmente
desprotegidos,
al
lado
de
una
prolija
cantidad
de
leyes,
reglamentos,
decretos
o
convenios
colectivos
que
norma
la
protección social.
Este
hecho
se
ha
traducido
en
una
estructura
compleja
y
desigual, causando discriminación tanto en el plano contributivo como
en las prestaciones efectivamente recibidas. Además, la multiplicidad
de
organismos
destinados
a
dar
asistencia
social
junto
a
la
descoordinación existente entre ellos hace perder la efectividad del
sistema.
Se llega al proceso constituyente de 1999, en donde se concibió
un
cambio
de
paradigma
en
materia
de
los
derechos
sociales.
Negotium
Revista Científica Electrónica de Ciencias Gerenciales
/ Scientific e-journal of Management
Sciences
/
PPX 200502ZU1950 ISSN: 1856-180 Edited
by Fundación Unamuno / Venezuela
/ REDALYC,
LATINDEX, CLASE, REVENCIT, IN-COM UAB, SERBILUZ / IBT-CCG UNAM, DIALNET,DOAJ,
www.jinfo.lub.lu.se Yokohama National University Library / www.scu.edu.au /
www.ebscokorea.co.kr
, Google
Scholar, www.bib.umontreal.ca [+++]
Cita / Citation:
Wilmar de Jesús Briceño Rodón y Patricia Gillezeau B. (2012)
ARGUMENTS ABOUT THE WELFARE STATE
www.revistanegotium.org.ve / núm 23 (año 8) pág 26-66
58 / 66
Específicamente el Capítulo V de la nueva Constitución de la República
Bolivariana de Venezuela establece lo referente a los derechos sociales
y familiares. Plantea lo concerniente a la protección a las familias
(art.75); la protección tanto de la maternidad como de la paternidad
(art.76); la protección del niño y los adolescentes (art.78). Los artículos
80 y 81 hacen referencia a la garantía de las personas mayores, con
discapacidad o necesidades especiales; se garantiza el derecho a la
vivienda, especialmente a las familias de escasos recursos (art.82). La
salud es considerada como un derecho social fundamental y obligación
del Estado, que la garantizará como parte del derecho a la vida
mediante la implementación de un Sistema Publico Nacional de salud
(artículos 83, 84 y 85). El derecho a la seguridad social, universal queda
establecido en el artículo 86.
Todo lo referente al trabajo como
derecho-deber,
como
hecho
social,
jornadas
de
trabajo,
salarios,
prestaciones
sociales,
estabilidad,
sindicalización
entre
otros
se
contempla en los
articulados 87 a 97. Otros derechos como los
culturales y educativos también se incluyen en este nuevo contrato
social (Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, 1999)
En
el
decurso
de
la
presente
sección
de
este
trabajo
de
investigación
se
puede
notar
cómo
en
los
diferentes
textos
constitucionales y con la aprobación de una serie de leyes de seguridad
social, se han ido incorporando progresivamente elementos de las
lógicas del bienestar bismarckiano por el mantenimiento de rentas
ocupacionales y la beveridgeana por la cobertura universal sustentados
Negotium
Revista Científica Electrónica de Ciencias Gerenciales
/ Scientific e-journal of Management
Sciences
/
PPX 200502ZU1950 ISSN: 1856-180 Edited
by Fundación Unamuno / Venezuela
/ REDALYC,
LATINDEX, CLASE, REVENCIT, IN-COM UAB, SERBILUZ / IBT-CCG UNAM, DIALNET,DOAJ,
www.jinfo.lub.lu.se Yokohama National University Library / www.scu.edu.au /
www.ebscokorea.co.kr
, Google
Scholar, www.bib.umontreal.ca [+++]
Cita / Citation:
Wilmar de Jesús Briceño Rodón y Patricia Gillezeau B. (2012)
ARGUMENTS ABOUT THE WELFARE STATE
www.revistanegotium.org.ve / núm 23 (año 8) pág 26-66
59 / 66
en cuatro grandes pilares, conformando lo que hoy en día se pudiera
denominar el Estado de Bienestar de los venezolanos
Pilares del Estado de Bienestar Venezolano
Política Social
Derechos
Hitos Institucionales
Educación
Derecho humano
universal a una
educación gratuita y
obligatoria hasta el
pregrado universitario.
Constitución de la República
Bolivariana de Venezuela
(1999).
Ley Orgánica de Educación
(1999)
Misión Robinson, Ribas,
Sucre, Vuelvan Caras (2006)
Salud
Acceso universal al
Sistema Público
Nacional de salud
Constitución de la República
Bolivariana de Venezuela
(1999).
Ley Orgánica de Salud
(1998)
Misión Barrio Adentro (2006)
Transferencia de
rentas
Derecho a la Seguridad
Social. Pensiones,
desempleo.
Prestaciones
contributivas o no.
Constitución de la República
Bolivariana de Venezuela
(1999).
Ley Orgánica del Sistema de
Seguridad Social Integral
(2001)
Ley del Seguro Social
Obligatorio (1991)
Reglamento de Ley Orgánica
del Trabajo (2006)
Servicios Sociales
Protección
a
las
familias,
personas
mayores.
Derecho
a
Vivienda,
al
trabajo,
cultura,
deporte,
recreación
Constitución de la República
Bolivariana de Venezuela
(1999).
Ley de Régimen Prestacional
de Vivienda y Hábitat (2005)
Ley de Régimen Prestacional
de Empleo (2005)
Misión
Mercal,
Vivienda,
Cultura
Fuente: Diseño propio
Negotium
Revista Científica Electrónica de Ciencias Gerenciales
/ Scientific e-journal of Management
Sciences
/
PPX 200502ZU1950 ISSN: 1856-180 Edited
by Fundación Unamuno / Venezuela
/ REDALYC,
LATINDEX, CLASE, REVENCIT, IN-COM UAB, SERBILUZ / IBT-CCG UNAM, DIALNET,DOAJ,
www.jinfo.lub.lu.se Yokohama National University Library / www.scu.edu.au /
www.ebscokorea.co.kr
, Google
Scholar, www.bib.umontreal.ca [+++]
Cita / Citation:
Wilmar de Jesús Briceño Rodón y Patricia Gillezeau B. (2012)
ARGUMENTS ABOUT THE WELFARE STATE
www.revistanegotium.org.ve / núm 23 (año 8) pág 26-66
60 / 66
Como se puede observar en el cuadro anterior, en la República
Bolivariana de Venezuela se está experimentado sobre todo en los
últimos años, nuevas formas de atacar los problemas sociales de los
venezolanos, como son la pobreza, la desigualdad, el analfabetismo, la
atención primaria en salud, la seguridad alimentaria entre otros. En este
sentido, se puede afirmar que el gobierno venezolano, al menos
formalmente,
muestra
su
disposición
a
crear
las
oportunidades
y
capacidades necesarias, dirigidas a lograr el reconocimiento y garantía
de los derechos sociales de todos sus ciudadanos.
Asi las cosas, el Estado venezolano por definición constitucional,
es
el
garante
del
bienestar
colectivo,
de
la
satisfacción
de
las
necesidades sociales básicas, para que el ciudadano pueda alcanzar
un nivel de vida digno. En este sentido, a partir de 1999 con la llegada
de los nuevos actores políticos al ejercicio del poder, se adquiere una
configuración distinta a la habida en las décadas anteriores y ello se
debe, al reconocimiento que hace el actual gobierno de los sectores
populares, entendidos como los actores a reivindicar por parte del
Estado.
Luego, el punto de partida de la construcción del nuevo modelo
de Estado de Bienestar no es otro del que se deriva de los elementos
que se encuentran expresados en la Constitución de 1999. Esta
Constitución se la entiende como el nuevo contrato social, donde se
encuentran un conjunto de principios destinados a la transformación y
construcción de una nueva relación entre el Estado y la sociedad civil.
Negotium
Revista Científica Electrónica de Ciencias Gerenciales
/ Scientific e-journal of Management
Sciences
/
PPX 200502ZU1950 ISSN: 1856-180 Edited
by Fundación Unamuno / Venezuela
/ REDALYC,
LATINDEX, CLASE, REVENCIT, IN-COM UAB, SERBILUZ / IBT-CCG UNAM, DIALNET,DOAJ,
www.jinfo.lub.lu.se Yokohama National University Library / www.scu.edu.au /
www.ebscokorea.co.kr
, Google
Scholar, www.bib.umontreal.ca [+++]
Cita / Citation:
Wilmar de Jesús Briceño Rodón y Patricia Gillezeau B. (2012)
ARGUMENTS ABOUT THE WELFARE STATE
www.revistanegotium.org.ve / núm 23 (año 8) pág 26-66
61 / 66
Acorde con lo anterior, las misiones bolivarianas surgen como
alternativa y símbolo de los programas de acción y de ayuda social del
Gobierno del Presidente Chávez con una doble intención: en primer
lugar
como
programas
de
atención
masiva,
que
abarca
amplios
sectores de la población de menores recursos; y en segundo lugar,
estos programas vienen atados al proyecto de cambio y consolidación
del movimiento bolivariano (Maigón, 2006).
Visto
el
cuadro
de
los
pilares
del
Estado
de
Bienestar
Venezolano,
el
impacto
esperado
a
nivel
de
la
ciudadanía
sería
alcanzar:
1.- El derecho a la educación y conocimiento de manera
universal
2.- El derecho a la salud y la vida de carácter universal
3.- El derecho al empleo y a la producción
4.- El derecho a una vivienda digna
5.- El derecho a la alimentación y su seguridad
En definitiva, el Estado venezolano entra en el siglo XXI con una
política social innovadora, aunque implementada universalmente, muy
cargada de profundos déficits de gestión.
CONSIDERACIONES FINALES
Negotium
Revista Científica Electrónica de Ciencias Gerenciales
/ Scientific e-journal of Management
Sciences
/
PPX 200502ZU1950 ISSN: 1856-180 Edited
by Fundación Unamuno / Venezuela
/ REDALYC,
LATINDEX, CLASE, REVENCIT, IN-COM UAB, SERBILUZ / IBT-CCG UNAM, DIALNET,DOAJ,
www.jinfo.lub.lu.se Yokohama National University Library / www.scu.edu.au /
www.ebscokorea.co.kr
, Google
Scholar, www.bib.umontreal.ca [+++]
Cita / Citation:
Wilmar de Jesús Briceño Rodón y Patricia Gillezeau B. (2012)
ARGUMENTS ABOUT THE WELFARE STATE
www.revistanegotium.org.ve / núm 23 (año 8) pág 26-66
62 / 66
En
conclusión,
el
surgimiento
del
Estado
de
Bienestar
fue
producto
del
desarrollo
del
capitalismo
en
su
etapa
de
mayor
crecimiento, asociado a sistemas de producción taylorista y a políticas
macroeconómicas de tipo Keynesiano. De esta forma, el Estado adopta
medidas de fuerte injerencia en el manejo de la economía, no solo a
nivel de la dirección política, sino también en cuanto a la producción de
bienes
y
servicios.
Su
surgimiento
y
permanencia,
estuvieron
vinculadas con las condiciones socio-económicas de la época, que lo
hicieron posible.
Es así que el Estado de Bienestar constituye hoy en día una de
las principales manifestaciones de la actuación del sector público en la
actividad económica de la sociedad. Su importancia creciente y el
elevado coste de oportunidad de los cuantiosos recursos que su
mantenimiento
conlleva,
hacen
que
la
defensa
de
su
conservación/ampliación sea un tema no exento de polémica. Esta
discusión no es nueva. El debate acerca de la necesidad del sector
público y de su intervención sobre la economía, ha sido alabado por
unos y reprobado por otros, con pasión variable según las ideologías y
los momentos histórico-económicos concretos. Precisamente, hace muy
poco tiempo, el premio Nobel de economía Joseph Stiglitz (2009), en su
ensayo El retorno triunfante de John Maynard Keynes, acuño la frase
“ahora somos todos Keynesianos” (p.209), para hacer referencia a la
intervención del Estado en la crisis financiera de los Estados Unidos del
2009, como política económica, aceptada tanto por las fuerzas políticas
de la derecha como los del bando Keynesiano
Negotium
Revista Científica Electrónica de Ciencias Gerenciales
/ Scientific e-journal of Management
Sciences
/
PPX 200502ZU1950 ISSN: 1856-180 Edited
by Fundación Unamuno / Venezuela
/ REDALYC,
LATINDEX, CLASE, REVENCIT, IN-COM UAB, SERBILUZ / IBT-CCG UNAM, DIALNET,DOAJ,
www.jinfo.lub.lu.se Yokohama National University Library / www.scu.edu.au /
www.ebscokorea.co.kr
, Google
Scholar, www.bib.umontreal.ca [+++]
Cita / Citation:
Wilmar de Jesús Briceño Rodón y Patricia Gillezeau B. (2012)
ARGUMENTS ABOUT THE WELFARE STATE
www.revistanegotium.org.ve / núm 23 (año 8) pág 26-66
63 / 66
Repensar
el
Estado
de
Bienestar
y
actualizarlo
consiste
básicamente en repensar sus valores fundamentales y los objetivos de
sus políticas. La sociedad actual es muy compleja, donde los individuos
son y se sienten frágiles, donde la pobreza es causa de exclusión social
Es por ello que el Estado de Bienestar debe acentuar valores como el
respeto a la diferencia y a la diversidad, la autonomía en lugar del
individualismo y la igualdad inclusiva frente a la exclusión social.
Para construir un nuevo Estado de Bienestar, hace falta voluntad
política, motivación social y viabilidad económica. Las sociedades del
siglo XXI son distintas a las sociedades del pasado, en este sentido, la
restructuración del EB pasa por el reconocimiento de todos estos
cambios, ligados al reconocimiento de los propios fallos de la relación
Estado-sociedad y mercado. El Estado de Bienestar del siglo XXI,
significa
entonces,
recomponer
las
relaciones
de
los
tres
actores
anteriormente señalados.
En cualquier caso, el nuevo Estado de Bienestar debe ser capaz
de dar una respuesta adecuada a los cambios operados tanto en la
estructura social como en el contexto económico, y por lo tanto ser más
eficientes en sus actuaciones. De poco sirven las medidas técnicas
encaminadas a incrementar la eficiencia del Estado de Bienestar, si
estas
no
actúan
en
una
realidad
social
y
en
un
contexto
socioeconómico y político concienciado, corresponsabilizado y solidario.
Poca utilidad cabe esperar de esporádicos conatos de rigurosidad si
estos intentos solo son el fruto de los acalorados debates sobre el
Negotium
Revista Científica Electrónica de Ciencias Gerenciales
/ Scientific e-journal of Management
Sciences
/
PPX 200502ZU1950 ISSN: 1856-180 Edited
by Fundación Unamuno / Venezuela
/ REDALYC,
LATINDEX, CLASE, REVENCIT, IN-COM UAB, SERBILUZ / IBT-CCG UNAM, DIALNET,DOAJ,
www.jinfo.lub.lu.se Yokohama National University Library / www.scu.edu.au /
www.ebscokorea.co.kr
, Google
Scholar, www.bib.umontreal.ca [+++]
Cita / Citation:
Wilmar de Jesús Briceño Rodón y Patricia Gillezeau B. (2012)
ARGUMENTS ABOUT THE WELFARE STATE
www.revistanegotium.org.ve / núm 23 (año 8) pág 26-66
64 / 66
Estado de Bienestar, que generalmente tienen lugar durante las épocas
de recesión, pero que se olvidan con facilidad en los años de bonanza
económica.
En definitiva hay que repensar el Estado de Bienestar ya que el
curso del tiempo ha demostrado que, si no se revisa a fondo su
concepción, las propias fases de los ciclos económicos obligará a ello
en un futuro más o menos inmediato, particularmente, cuando los
márgenes de maniobra sean bastante estrechos. De ahí que se trata de
concebir la reforma del Estado de Bienestar en el seno de un marco
social en el que la familia tiene un protagonismo indiscutible, pero en la
que
aquel
(EB)
debe
garantizarle
más
libertad
al
individuo,
responsabilizándole además de sus comportamientos sociales.
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
Buen, N. (1993).
La Crisis del Estado de Bienestar.
Jurídica. Anuario del
Departamento de Derecho de la Universidad Iberoamericana. 22:195-207. (En
línea). Disponible en
www.jurídicas.unam.mx
[Consulta: 2011, Agosto 27]
Buen, N. (2001).
Navegando
en el Cielo de la Incertidumbre Laboral.
Gaceta
Laboral, LUZ, 07(02): 217-233
Constitución de los Estados Unidos de Venezuela. (1947).
Constitución de 1947.
(En
línea). Disponible en:
[Consulta: 2011, Junio 03]
Constitución de la República de Venezuela. (1961),
Constitución de 1961.
(En línea).
Disponible en:
[Consulta: 2011, Setiembre 03]
Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. (1999),
Gaceta Oficial de la
república Bolivariana de Venezuela, 36.860
. Diciembre, 1999.
Esping-Andersen, G. (1993).
Los tres mundos del Estado de bienestar.
Valencia:
Ediciones Alfons El Magnanin.
Negotium
Revista Científica Electrónica de Ciencias Gerenciales
/ Scientific e-journal of Management
Sciences
/
PPX 200502ZU1950 ISSN: 1856-180 Edited
by Fundación Unamuno / Venezuela
/ REDALYC,
LATINDEX, CLASE, REVENCIT, IN-COM UAB, SERBILUZ / IBT-CCG UNAM, DIALNET,DOAJ,
www.jinfo.lub.lu.se Yokohama National University Library / www.scu.edu.au /
www.ebscokorea.co.kr
, Google
Scholar, www.bib.umontreal.ca [+++]
Cita / Citation:
Wilmar de Jesús Briceño Rodón y Patricia Gillezeau B. (2012)
ARGUMENTS ABOUT THE WELFARE STATE
www.revistanegotium.org.ve / núm 23 (año 8) pág 26-66
65 / 66
Esping-Andersen, G. (2003).
Estado de Bienestar en el siglo XXI.
(En línea).
Disponible en:
[Consulta: 2011, Agosto 30]
Farge, C. (2007).
El Estado de bienestar.
Enfoques. XIX, (1-2): 45-54
Habermas, H. (1999).
Problemas de legitimación en el capitalismo tardío.
España:
Ediciones Cátedra, S.A.
Keynes, J.M. (2003
). Teoría General de la Ocupación, el Interés y el Dinero.
(4ª
ed.). México. Fondo de Cultura Económica.
López, J. (2000).
La Crisis del Estado de Bienestar.
En Martínez, J. (Coord.)
Economía del Sector Público. (pp. 47-55).España: Editorial Ariel.
Maigón, T. (2006).
El estado de bienestar social en Venezuela: el caso de las
misiones sociales.
Ágora: Revista de Ciencias Sociales, 14: 31-71
Malem,
J.
(1991).
Bienestar
y
Legitimidad.
(En
línea).
Disponible
en:
[Consulta: 2011, Agosto 23]
Márquez,
T.
(1997).
López
Contreras:
El
primer
programa
social.
Revista
Venezolana de Economía y Ciencias Sociales. Vol. III N.4. Publicaciones
UCV. Caracas.
Martínez, J. (2000). El Destino de las Naciones. En J. A. Martínez (Coord.),
Economía
del Sector Público.
(pp.13-31).España: Editorial Ariel, S.A
Miralles, J. (2005).
El Estado de Bienestar, debates y perspectivas.
En Millán, J.
(Coord.) Políticas Sociales, Modelos de Intervención y Estado de Bienestar.
(pp. 347-395). A Coruña: Instituto Gallego de Iniciativas Sociales y Sanitarias.
Mora, F. (2006).
La Seguridad Social: Inicio del estado de bienestar. Especial
referencia al caso venezolano.
Provincia (Revista venezolana de estudios
territoriales) número especial. pp. 53-93. Universidad de Los Andes. Mérida,
Venezuela.
Organización Mundial de la Salud. (2006)
Decisiones Difíciles: Invertir en salud
para el desarrollo
(En línea). Disponible en:
www.who.int/
[Consulta: 2011,
Septiembre 1O].
Organización
de
la
Naciones
Unidas.
(1948).
Declaración
Universal
de
los
Derechos Humanos.
(En línea). Disponible en: http://
www.un.org/
[Consulta:
2011. Septiembre 13].
Negotium
Revista Científica Electrónica de Ciencias Gerenciales
/ Scientific e-journal of Management
Sciences
/
PPX 200502ZU1950 ISSN: 1856-180 Edited
by Fundación Unamuno / Venezuela
/ REDALYC,
LATINDEX, CLASE, REVENCIT, IN-COM UAB, SERBILUZ / IBT-CCG UNAM, DIALNET,DOAJ,
www.jinfo.lub.lu.se Yokohama National University Library / www.scu.edu.au /
www.ebscokorea.co.kr
, Google
Scholar, www.bib.umontreal.ca [+++]
Cita / Citation:
Wilmar de Jesús Briceño Rodón y Patricia Gillezeau B. (2012)
ARGUMENTS ABOUT THE WELFARE STATE
www.revistanegotium.org.ve / núm 23 (año 8) pág 26-66
66 / 66
Organización
Panamericana
de
la
Salud
(Documento
Oficial
308).
(2002).
Documentos Básicos de la Organización Panamericana de la Salud.
(16ª.ed.).Washington, DC.: OPS
Picó, J. (1999).
Teorías sobre el Estado de bienestar.
(3ª.ed.) España: Siglo XXI de
España Editores, S.A.
Rodríguez, G. (2004).
El Estado de Bienestar en España: Debates, Desarrollo y
Retos.
Madrid: Editorial Fundamentos.
Salazar, F. (2006).
Teoría económica y Estado del Bienestar. Una aproximación.
Cuaderno de Administración/Universidad del Valle. 35: 127-143
Sen, A. (2002).
¿Por qué la equidad en salud?.
Rev Panam Salud Pública, 11, (5/6):
302-309.
Stiglitz, J. (2009).
El retorno triunfante de John Maynard Keynes.
Rev. venez. de
Econ. y Ciencias Sociales. 15, (2): 209-211.
logo_pie_uaemex.mx