Artículo en PDF
Cómo citar el artículo
Número completo
Más información del artículo
Página de la revista en redalyc.org
Sistema de Información Científica
Red de Revistas Científicas de América Latina y el Caribe, España y Portugal
0034-7450/$ – see front matter © 2013 Asociación Colombiana de Psiquiatría. Publicado por Elsevier España S.L. Todos los derechos reservados.
www.elsevier.es/rcp
REVISTA COLOMBIANA DE
P
SIQUIATRI
A
IS N: 0 34-7450
www.psiquiatria.org.co
Año 49 / Volumen 42
Número
2
/ Junio
2013
REV COLOMB PSIQUIAT. 2013;
42(4)
:311-319
Artículo original
Signos de liberación cortical en pacientes con esquizofrenia,
trastornos depresivos, trastorno afectivo bipolar, demencia
y enfermedad cerebrovascular
Ricardo Andrés de la Espriella
a,
*, José Fernando Hernández
b
y Lina María Espejo
c
a
Médico especialista en Psiquiatría, terapeuta sistémico, magíster en epidemiología clínica; Docente en Departamento de Psiquiatría,
Universidad Pontificia Javeriana; Gestor de Docencia e Investigación, Clínica Nuestra Señora de La Paz, Bogotá, Colombia
b
Médico, especialista en Neurología, Clínica Nuestra Señora de La Paz, Bogotá, Colombia
c
Médico especialista en Psiquiatría, Clínica Nuestra Señora de La Paz, Bogotá, Colombia
INFORMACIÓN DEL ARTÍCULO
Historia del artículo:
Recibido el 7 de mayo de 2013
Aceptado el 28 de mayo de 2013
Palabras clave:
Reflejos corticales
Enfermedad mental
Demencia vascular
* Autor para correspondencia.
Correo electrónico:
rde@javeriana.edu.co (R.A. de la Espriella).
RESUMEN
Introducción y objetivos:
Determinar la presencia de signos de liberación cortical, asociada a
daño de sustancia blanca, es un método clínico de fácil realización. El objetivo es deter minar
la presencia de signos de liberación cortical en pacientes con enfermedades mentales y
enfermedad cerebrovascular y determinar su utilidad clínica, dado que indica daño cortical.
Material y métodos:
Se realiza búsqueda de signos de liberación cortical en pacientes hospi-
talizados en clínica psiquiátrica y hospital general con diagnósticos de trastorno afectivo
bipolar (40), depresión (37), esquizofrenia (33), enfermedad cardiovascular (33) y demencia (37).
Resultados:
Los signos de liberación cortical no tienen igual importancia en la determinación
de daño cortical; por ejemplo, se encontró reflejo glabelar en todos los grupos; el de paratonía,
especialmente en el grupo con esquizofrenia, y más signos, en el grupo de pacientes con
demencia.
Conclusiones:
Se formula que estos signos implican daño de sustancia blanca subcortical; la
aparición de estos signos supone la necesidad de seguimiento de pacientes con diagnósticos
de trastorno afectivo bipolar, depresión y esquizofrenia.
© 2013 Asociación Colombiana de Psiquiatría. Publicado por Elsevier España, S.L.
Todos los derechos reservados.
Cortical Release Signs in Patients with Schizophrenia, Depressive
Disorders, and Bipolar Affective Disorder
ABSTRACT
Background and objectives:
Determining the presence of cortical release signs associated with
white matter damage, is a clinically easy method to perform. The objective of this study is
to determine the presence of cortical release signs in patients with mental illnesses and
cerebrovascular disease, as well as its clinical usefulness, given that it indicates cortical
damage.
Keywords:
Cortical reflexes
Mental Illness
Vascular dementia
312
REV COLOMB PSIQUIAT. 2013;
42(4)
:311-319
Introducción
La implicación clínica de los reflejos positivos es discutida en
pacientes con enfermedad tanto psiquiátrica como neuroló-
gica
1
. Se han reportado anormalidades neurológicas menores
en enfermedades psiquiátricas, lo cual refleja disfunción del
sistema nervioso central debido a alteraciones en el neurode-
sarrollo o degeneración de un sistema nervioso central (SNC)
previamente sano
1,2
.
Los signos de liberación cortical, conocidos como reflejos
primarios, son un grupo de signos motores o del comporta-
miento que representan reacciones adaptativas que ocurren
en el feto normal durante el desarrollo posnatal del SNC,
cuando la mielinización cortical no se ha completado, y des-
aparecen cuando la maduración cerebral ha finalizado
3
. Su
presencia en el adulto mayor refleja pérdida de la inhibición
cortical, por lo que se hallan en presencia de enfermedad o
la señalan
4
(tabla 1).
Se reconoce, sin embargo, que algunos de estos reflejos
se encuentran en individuos normales. En adultos jóvenes,
aparece reflejo palmomentoniano en un 6-27% de los sujetos
de 20-50 años. El reflejo de trompa puede encontrarse en el
13% de los individuos de 40-57 años
5
. Los controles sanos rara-
mente tienen positivos más de dos reflejos; solo en mayores
de 70 años
6
, la presencia y el número de reflejos de liberación
cortical encontrados están relacionados con la reducción de
la capacidad cognitiva en ancianos sanos
4,7
.
Cuando los signos de liberación cortical aparecen en indivi-
duos asintomáticos, comúnmente están asociados con peque-
ñas lesiones vasculares en los ganglios basales o sustancia
blanca subcortical
8
.
Podemos agrupar los reflejos de liberación en un grupo
prensil (principalmente agarrar un objeto cercano) —reflejo
de prensión, reflejo de succión— y un grupo nocioceptivo
(ausencia de estímulos dolorosos) —reflejo hocico, reflejo pal-
momentoniano, reflejo glabelar, reflejo trompa— y otro grupo
—reflejo nucocefálico, corneomandibular—. Esta distinción es
clínica, los reflejos motores aparecen en enfermedades cere-
brales moderadas-graves, raramente en enfermedades leves
9
.
Los reflejos nocioceptivos aparecen en una proporción alta de
la población y tardíamente
7,10
; sin embargo, la presencia de
reflejo nucocefálico es difícil de clasificar.
Reflejos de liberación cortical
A continuación se describe cómo se determina clínicamente
la presencia de los diferentes reflejos descritos.
Reflejo de prensión
Con el paciente sentado con las manos encima de los muslos
con las palmas hacia arriba, se lo distrae y se toca ligeramente
la palma de la mano y el paciente agarra la mano del exami-
nador. Es positivo si al repetir la prueba el paciente agarra la
mano del examinador
11,12
(fig. 1).
El reflejo puede mostrar inicialmente daño en el giro
anterior del cíngulo (con interrupción de la modulación en
el área premotora lateral), área suplementaria (con remo-
ción de la inhibición de la corteza motora primaria) y en
la profundidad de la materia blanca si el sitio de la lesión
está cerca del sitio de estimulación del reflejo
13
. Es raro en
individuos sin enfermedad del SNC y ausente en adultos
jóvenes
5,12-14
.
Material and methods:
A review was made of cortical release signs in patients hospitalized in
clinical psychiatry and general hospitals with bipolar affective disorder (40), depression (37),
schizophrenia (33), cardiovascular disease (33) and dementia (37).
Results:
The signs of cortical release do not have the same importance as cortical damage.
For example, the glabellar reflex was found in all the groups, that of paratonia, particularly
in the group with schizophrenia, and others signs in the group of patients with dementia.
Conclusions:
It is suggested that these signs imply subcortical white matter damage. The
appearance of these signs shows the need for a follow up of patients diagnosed with
bipolar affective disorder, depression and schizophrenia.
© 2013 Asociación Colombiana de Psiquiatría. Published by Elsevier España, S.L.
All rights reserved.
Grupo
Reflejo
Prensil
Prensión
Succión
Nocioceptivo
Hocico
Palmomentoniano
Glabelar
Trompa
Otro
Nucocefálico
Corneomandibular
Búsqueda
Paratonía
Trömner
Hoffmann
Tabla 1 – Clasificación clínica de los signos de liberación
cortical
REV COLOMB PSIQUIAT. 2013;
42(4)
:311-319
313
Figura 1 – Reflejo de prensión.
Figura 4 – Reflejo de hociqueo.
Figura 2 – Reflejo de búsqueda.
Figura 3 – Reflejo de trompa.
Reflejo de trompa y búsqueda
Es un grupo de reflejos primitivos orales que facilitan la bús-
queda de la comida en neonatos (succión, búsqueda y trompa).
En el reflejo de búsqueda, el examinador debe realizar un
toque en la región de las comisuras; la respuesta es la aper-
tura oral o búsqueda con la lengua hacia el sitio del estímulo,
o desviación del labio homolateral al estímulo (fig. 2). El reflejo
de trompa es un reflejo miotáctico; es positivo si, al tocar con
el dedo índice el borde del labio superior o con golpe sobre el
philtrum,
el paciente protruye los labios (fig. 3). Este reflejo es
raro en adultos jóvenes. Es positivo en enfermedades fronta-
les o trastornos difusos del SNC y refleja afección subcortical
frontal y desconexión
15-17
.
Reflejo del hociqueo
Es un signo anormal desencadenado al golpear suavemente la
nariz, provoca una marcada mueca facial (fig. 4). La presencia
del signo indica lesiones corticobulbares bilaterales
18
.
Reflejo palmomentoniano
Marinescu et al lo describieron en 1920 en pacientes con escle-
rosis lateral amiotrófica. Se produce cuando se toca suave-
mente la eminencia tenar de la palma o se punciona proximal
o distalmente
19
, y este estímulo produce una pequeña con-
tracción de los músculos de la barbilla o el ángulo homolateral
de la boca, pero en ocasiones puede producir contracción con-
tralateral o bilateral (fig. 5). Este reflejo puede estar presente
en más del 30% de la población sana y más del 60% de los
pacientes mayores de 50 años
20
.
Presenta habituación o agotamiento después de 3-5 estí-
mulos; cuando se presenta respuesta contralateral se ha visto
asociado a enfermedades neurológicas
21
. Este reflejo se puede
producir al estimular otras áreas como brazos, tronco o planta
de los pies.
314
REV COLOMB PSIQUIAT. 2013;
42(4)
:311-319
Reflejo glabelar
El examinador fija su dedo índice izquierdo a 30° y 50 cm delante
del examinado, mientras con su dedo índice derecho percute la
región del entrecejo, aboliendo el reflejo del parpadeo. Golpea
una vez por segundo, viendo el parpadeo del paciente; en suje-
tos normales, el cierre de los párpados ocurre solo en las pri-
meras dos o tres percusiones y desaparece
22,23
. La respuesta
se considera positiva por parpadeos persistentes después de
nueve golpes (fig. 6). En individuos sanos, la prevalencia es del
30% de los menores de 70 años
24
. Se ha visto positivo en sujetos
con enfermedad de Parkinson, Alzheimer y otras demencias.
Reflejo nucocefálico
Este reflejo es positivo cuando se gira rápidamente al sujeto
fijado por los hombros y, al forzar la contracción de los múscu-
los del cuello, mantiene la cabeza en posición original; entre
los menores de 80 años, ocurre en menos del 10%
25
.
Paratonía (gegenhalten)
Hay un incremento en el tono muscular de la extremidad al rea-
lizar movimientos rápidos pasivos, y la acción del examinador
encuentra cada vez más resistencia, lo que lo diferencia del fenó-
meno de navaja, en el cual al final hay pérdida de la resistencia
(se observa en pacientes con enfermedad motoneuronal) o rigi-
dez en rueda dentada, observada en la enfermedad de Parkinson
(fig. 7). Se ha asociado con lesiones frontales no rolándicas
en conexión con el segmento externo de los
globus pallidus
26
.
Reflejo de Trömner
El examinador despierta el reflejo del dedo flexor golpeando
con sus dedos contra la yema de los dedos del paciente lige-
ramente inclinados en una contracción y flexión. El flexor del
dedo es uno de los reflejos musculares intrínsecos y repre-
senta los segmentos C7-T1 y los nervios periféricos mediano
y cubital
27
.
Reflejo de Hoffmann
Es un reflejo de los dedos en casos de hiperreflexia. Al golpear
la uña de los dedos segundo, tercero o cuarto, si el reflejo
está presente, se produce la flexión de los dedos correspon-
dientes e incluso del pulgar. Su presencia indica un tendón
hiperreactivo
18
.
Reflejo corneomandibular
Movimiento de la mandíbula abriendo la boca hacia el lado
opuesto del ojo cuya córnea se toca ligeramente
28
. Desviación
del maxilar inferior hacia el lado opuesto del ojo cuya córnea
es estimulada
29
.
Figura 5 – Reflejo palmomentoniano.
Figura 6 – Reflejo glabelar.
Figura 7 – Paratonía.
REV COLOMB PSIQUIAT. 2013;
42(4)
:311-319
315
Reflejo oculocefálico
Es una prueba de la integridad de la función del tronco ence-
fálico. Se produce cuando el paciente mueve la cabeza rápi-
damente de uno a otro lado; normalmente los ojos van detrás
del movimiento de la cabeza y se sitúan lentamente en la línea
media. La incapacidad de los ojos de retrasarse apropiada-
mente o volver a la línea media indica una lesión homolateral
localizada en el tronco encefálico.
Signos de liberación cortical en algunas
enfermedades
Signos de liberación cortical en esquizofrenia
En pacientes con esquizofrenia, se han encontrado anormali-
dades de la integración sensorial y la coordinación motora y
sobrestimulación
15,30
. En 1989 se publicaron estudios neuro-
lógicos de seguimiento de pacientes con esquizofrenia, otras
enfermedades mentales y controles, y se evaluaron los refle-
jos de trompa, succión, presión y glabelar: más de la mitad de
los pacientes que tenían esquizofrenia demostraron al menos
un reflejo positivo
31,32
; se ha publicado un incremento en la
prevalencia de reflejos palmomentoniano, prensión, trompa
y glabelar en estos pacientes
33,34
.
En un metanálisis se encontró una alta prevalencia de
reflejos palmomentoniano, trompa y prensión en contraste
con los controles
25
. El reflejo de prensión se ha hallado en
estados de psicosis marcada
35,36
; también los signos de libe-
ración cortical están relacionados con la presencia de disci-
nesia tardía.
Los reflejos más comúnmente hallados en esquizofrenia
son el reflejo palmomentoniano y el glabelar; pueden resul-
tar del efecto parkinsoniano de los antipsicóticos, pero es
controvertido, ya que antes de la era de los antipsicóticos
ya se habían registrado casos con signos de liberación cor-
tical.
Signos de liberación cortical en trastorno afectivo bipolar
Los signos de liberación cortical están presentes en pacien-
tes con mal pronóstico
24
. Más de la mitad de los pacientes
con trastorno afectivo bipolar (TAB) pueden tener positivo el
reflejo palmomentoniano y un cuarto de los pacientes tienen
positivos el reflejo de trompa y el glabelar.
Signos de liberación cortical en depresión mayor
Hay pocos estudios que examinen la presencia de reflejos de
liberación cortical en pacientes con depresión. Los signos de
liberación cortical y retardo psicomotor pueden estar rela-
cionados con disfunción frontoestriatolímbica
37
. Un estudio
controlado en pacientes con manía y depresión mostró incre-
mento de la prevalencia del reflejo nucocefálico y glabelar,
pero predominante en pacientes con deterioro cognitivo aso-
ciado
38
.
Signos de liberación cortical en demencia
Enfermedad de Alzheimer
Los reflejos de prensión y trompa son comunes en demencia
tipo Alzheimer
9,39
, y su presencia se correlaciona con el grado
de deterioro cognitivo y la gravedad de la enfermedad. Los
signos de liberación cortical están asociados con ensancha-
miento ventricular y signos motores extrapiramidales
40,41
.
Estos signos prensiles aparecen en estadios avanzados de la
enfermedad (GDS, estado 6), y los signos nocioceptivos apare-
cen tempranamente (GDS, estado 3)
42
. La presencia de signos
se asocia con atrofia cortical y pérdida de las células piramida-
les largas en corteza en las capas III y IV en el lóbulo frontal
43
.
Demencia frontotemporal
Los reflejos de prensión y búsqueda han sido más prevalen-
tes en la demencia frontotemporal que en la enfermedad de
Alzheimer. Los reflejos de trompa, prensión, palmomento-
niano y glabelar están presentes en más de la mitad de los
pacientes con demencia frontotemporal
44,45
.
Signos de liberación cortical en enfermedad
cerebrovascular
Los signos de liberación cortical se han correlacionado con el
grado de atrofia cortical y enfermedad subcortical
46,47
; tam-
bién están asociados con estenosis carotídea e infarto lacu-
nar anterior, son resultado de «desaferentación» y pueden ser
causa de la pérdida de la inhibición cortical
48,49
.
Los signos de liberación cortical ocurren en la mitad de los
pacientes en postoperatorio de
bypass
de la arteria coronaria
obstruida
50
.
Varios autores han argumentado que los signos de libe-
ración cortical pueden indicar la localización cerebral impli-
cada, daño difuso hemisférico o local, notablemente en la
región frontal. Algunos autores mencionan la relación entre
reflejos primitivos y disfunción neuropsicológica específica
y grado de deterioro cognitivo
51,52
; otros autores cuestionan
el valor de los signos de liberación cortical en la investigación
neurológica habitual, argumentando que los reflejos primi-
tivos no tienen un valor diagnóstico específico y son simple-
mente signos de madurez neuropsicológica
53
.
La importancia clínica de los signos de liberación cortical
permanece inconclusa, debido a la falta de estandarización
en su toma, lo que lleva a que la incidencia y la prevalencia
varíen en los diferentes estudios
54
.
Material y métodos
El estudio se llevó a cabo en dos clínicas psiquiátricas, un
hospital general y una institución de protección. La población
de referencia fueron los pacientes atendidos en cualquiera de
las instituciones mencionadas.
316
REV COLOMB PSIQUIAT. 2013;
42(4)
:311-319
Constituyeron la población de estudio pacientes con diag-
nósticos de demencia, depresión, esquizofrenia, enfermedad
cerebrovascular (ECV) y TAB que cumplieran los criterios de
inclusión (diagnóstico de la enfermedad, episodio sintomático
y no tener más de un diagnóstico de las categorías en estudio).
Tipo de estudio: serie de casos.
Muestreo: por conveniencia.
Métodos
Todos los investigadores recibieron el mismo entrenamiento
para la toma de reflejos. En caso de duda en la positividad de
un reflejo, un segundo evaluador examinaba el paciente. Si
persistían las dudas, un tercer evaluador valoraba al paciente,
y la respuesta se tomaba por consenso.
Se llevó hoja de registro de toma de reflejos y datos gene-
rales y revisión en historia clínica para la búsqueda de los
datos faltantes.
Se buscó en todos los pacientes los reflejos: búsqueda, gla-
belar, Hoffmann, oculocefálico, palmomentoniano, paratonía,
prensión, Trömner y trompa.
Se analizaron los reflejos en la muestra general y en las
subpoblaciones buscando sus propiedades de medición para
cada reflejo y para el conjunto de reflejos.
El estudio fue aprobado por el comité de bioética y no tuvo
efecto en el tratamiento que los pacientes estaban recibiendo
al momento de examinarlos.
Resultados
Constituyeron la población de estudio 180 pacientes. Los diag-
nósticos se muestran en la tabla 2, así como la distribución
por sexo: 96 (53,3%) mujeres y 84 (46,7%) varones. La media
de edad era 55,2 (21-95) años. Llama la atención el promedio
consignado en el eje V (45, de 1 a 100), y se halló gran impacto
de la enfermedad mental en el funcionamiento general; no
se calculó esta escala para pacientes con ECV debido a que se
trata de medición de impacto de enfermedad mental, incluida
la demencia.
En la tabla 3 se presenta la positividad de los reflejos en
el total de la muestra estudiada. El porcentaje de positividad
de los reflejos por las subpoblaciones clínicas estudiadas se
muestra en la tabla 4. Para pacientes con diagnóstico de TAB,
se encontró: el reflejo glabelar fue el más positivo, encontrado
en el 40,5% (tras excluir el caso de un paciente clasificado
como TAB pero que tenía positividad en paratonía, Trömner
y Hoffman, antecedente de intento de suicidio por ahorca-
miento y lesión cerebral hipóxica secundaria). Un paciente
presentó reflejos glabelar, de búsqueda y oculocefálico, con
comorbilidades: neuralgia del trigémino, hipertensión arte-
rial, migraña, reemplazo valvular aórtico y traumatismo
craneoencefálico 6 años antes, por lo cual también se evi-
denció lesión cerebral previa. Otra paciente de 70 años tuvo
diagnóstico de TAB y síndrome demencial corticosubcortical
en estudio, por lo cual se la excluyó también; esta paciente
presentaba positividad para reflejos glabelar y palmomen-
toniano.
Diagnóstico
Total
Varones
Mujeres
TAB
40
16 (40)
24 (60)
Depresión
37
10 (27,03)
27 (72,97)
Demencia
37
13 (35,14)
24 (64,86)
Esquizofrenia
33
30 (90,91)
3 (9,09)
ECV
33
14 (57,58)
19 (42,42
ECV: enfermedad cerebrovascular; TAB: trastorno afectivo bipolar.
Las cifras muestran n (%)
Tabla 2 – Distribución de la muestra total por sexos
Reflejo
Pacientes, n (%)
Glabelar
96 (53,33)
Palmomentoniano
21 (11,67)
Paratonía
19 (10,56)
Prensión
14 (7,78)
Hoffmann
12 (6,67)
Trömner
9 (5)
Trompa
8 (4,44)
Búsqueda
6 (3,33)
Oculocefálico
2 (1,11
Tabla 3 – Positividad de reflejos en la muestra general
Reflejo
TAB previo ajuste
TAB posterior*
Depresión
Esquizofrenia
Demencia
ECV
Glabelar
42,5
40,5
48,6
48,5
86,5
39,4
Palmomentoniano
5,0
2,7
0
3,0
21,6
27,3
Paratonía
2,5
2,7
0
27,3
16,2
9,1
Prensión
2,5
0
0
0
21,6
15,2
Hoffmann
2,5
0
0
0
10,8
21,2
Trömner
2,5
0
0
0
8,1
15,2
Trompa
2,5
0
0
0
10,8
0
Búsqueda
2,5
0
0
0
10,8
3,0
Oculocefálico
0
0
0
0
0
3,0
ECV: enfermedad cerebrovascular; TAB: trastorno afectivo bipolar.
*Excluye un caso inicialmente clasificado como TAB, con secuelas de lesión cerebral.
Tabla 4 – Distribución (%) de la positividad de reflejos por subpoblaciones
REV COLOMB PSIQUIAT. 2013;
42(4)
:311-319
317
Excluidos los casos mal clasificados inicialmente, la positi-
vidad fue del 2,7% en el grupo de TAB para reflejo palmomen-
toniano y paratonía, y los demás reflejos fueron negativos.
Al revisar estos datos, se encuentra que un paciente con
reflejo palmomentoniano positivo era mujer de 60 años con
hipotiroidismo y que un paciente con reflejo de prensión era
mujer de 67 años con hipertensión arterial.
Entre los 37 pacientes con diagnóstico de depresión
(26 mujeres y 11 varones; media de edad, 41,19 [intervalo,
21-79] años; GAF promedio, 50), el único reflejo positivo es
el glabelar, en casi la mitad de pacientes (48,6%), y los demás
resultaron negativos.
Entre los 33 pacientes con diagnóstico de esquizofrenia
estudiados (3 mujeres y 30 varones; media de edad, 46,78 [22-58]
años; GAF promedio, 53,84), se encontró a una paciente de
50 años con diagnóstico de trastorno esquizoafectivo con tres
reflejos positivos —glabelar, palmomentoniano y paratonía—,
sin comorbilidades detectadas al momento del examen.
Entre los pacientes con diagnóstico de esquizofrenia, el
reflejo más frecuentemente hallado fue el glabelar (el 48,5%
de los pacientes), seguido de la paratonía (27,3%) y el palmo-
mentoniano (3,03%); no se encontraron los demás reflejos en
la muestra.
Llama la atención el alto porcentaje de pacientes con reflejo
de paratonía (más de un cuarto de los pacientes lo tuvieron
positivo). Una asociación por determinar es con el tiempo de
evolución, ya que todos los pacientes con este reflejo positivo
tenían 39 o más años.
Entre los 37 pacientes con diagnóstico de demencia estu-
diados (24 mujeres y 13 varones; media de edad, 74,05 [58-87]
años; GAF promedio, 14,86, según lo registrado en la historia
clínica), el reflejo glabelar fue el más hallado (32 pacientes
[86,5%]), seguido del palmomentoniano (n 
=
 8) y el de prensión
(8 [21,6%]), la paratonía (6 [16,2%]), de trompa (n 
=
 4), búsqueda
(n 
=
 4) y Hoffmann (4 [10,8%] y Trömner (3 [8,11%]), y ningún
paciente presentó reflejo oculocefálico.
En la tabla 5 se muestra la positividad de los reflejos en
pacientes con tres o más reflejos positivos.
Para pacientes con demencia:
Con tres reflejos positivos. Mujer de 82 años, con reflejos
glabelar, presión y Trömner, diagnóstico de demencia vas-
cular, comorbilidad con hipertensión. Varón de 70 años,
con reflejos glabelar, trompa y paratonía positivos, diag-
nóstico de demencia mixta corticosubcortical, comorbi-
lidad con diabetes mellitus y polineuropatía diabética.
Varón de 81 años, con reflejos positivos glabelar, presión
y paratonía, diagnóstico de demencia tipo Alzheimer, con
antecedente de ECV isquémica transitoria.
Pacientes con cuatro reflejos positivos. Mujer de 74 años,
con diagnóstico de demencia mixta y enfermedad de
Parkinson, reflejos positivos glabelar, palmomentoniano,
presión y paratonía. Paciente de 71 años, con reflejos posi-
tivos glabelar, palmomentoniano, presión y Hoffman, diag-
nóstico de DTA e hipertensión arterial. Mujer de 85 años,
con diagnóstico de DTA sin comorbilidades anotadas, con
reflejos positivos glabelar, palmomentoniano, Trömner y
Hoffman. Mujer de 86 años, con diagnóstico de demencia
vascular e hipertensión arterial, con reflejos positivos gla-
belar, presión, paratonía y Hoffmann.
Pacientes con cinco reflejos positivos. Mujer de 75 años con
diagnóstico de enfermedad de Parkinson, demencia tipo
Parkinson, con reflejos positivos trompa, glabelar, presión,
Trömner y Hoffman.
Entre los 33 pacientes con diagnóstico de ECV (19 mujeres
y 14 varones; media de edad, 70,48 [26-95] años), el reflejo más
encontrado fue el glabelar en el 39,4% de los pacientes (n 
=
 13),
seguido del palmomentoniano en el 27,27% (n 
=
 9), Hoffmann
en el 21,21% (n 
=
 7), Trömner (n 
=
 5) y prensión (n 
=
 5) en el
15,2%, paratonía en el 9,1% (n 
=
 3) y búsqueda y oculocefálico
en el 3,0% (n 
=
 1); el de trompa no se encontró. Es necesario
resaltar que los procesos de osteoartrosis, por ejemplo, pue-
den dificultar el examen y dar positivo para reflejo de para-
tonía. Para pacientes con ECV:
Pacientes con tres reflejos positivos. Varón de 78 años, con
diagnóstico de ECV (no especificado), reflejos positivos gla-
belar, palmomentoniano y Hoffman. Mujer de 76 años, con
diagnósticos de HTA, diabetes mellitus y ECV, con reflejos
positivos glabelar, palmomentoniano y prensión.
Pacientes con cinco reflejos positivos. Mujer de 83 años,
con diagnóstico de ECV, hipertensión y osteoartrosis, con
reflejos positivos glabelar, palmomentoniano, prensión,
paratonía y Trömner. Mujer de 89 años, con diagnósticos
de ECV de arteria cerebral media izquierda e hipertensión,
con reflejos positivos glabelar, palmomentoniano, pren-
sión, Trömner y Hoffman.
Paciente con siete reflejos positivos. Varón de 95 años, con
diagnósticos de ECV de fosa posterior, ECV multiinfartos
y demencia vascular, reflejos positivos glabelar, palmo-
mentoniano, prensión, búsqueda, paratonía, Trömner y
Hoffman. En este caso la comorbilidad de demencia con
ECV de diferentes orígenes nos permite deducir super-
posición de daño cerebral en paciente de edad avanzada.
Diagnóstico
Total, n
2 reflejos, n
3 reflejos, n
4 reflejos, n
5 reflejos, n
6 reflejos, n
7 reflejos, n
T
A
B
3
7100000
Depresión
3
7000000
Esquizofrenia
3
3610000
Demencia
37
1
434100
ECV
33
3
2
0
2
0
2
ECV: enfermedad cerebrovascular; TAB: trastorno afectivo bipolar.
Tabla 5 – Positividad de reflejos según diagnóstico
318
REV COLOMB PSIQUIAT. 2013;
42(4)
:311-319
Conclusiones
La búsqueda de signos de liberación cortical es un examen
fácil y no costoso que puede ayudar a determinar afección
comórbida neurológica en pacientes psiquiátricos.
El reflejo glabelar no es buen discriminador de lesión, pues
se halla en población sana o con enfermedad mental «fun-
cional». Los pacientes con ECV tienden a tener más reflejos
positivos, posiblemente por tipo de lesión, cuadro agudo y
comorbilidades (factores de riesgo). Habría que hacer segui-
miento de estos reflejos como factores pronósticos o de evo-
lución del cuadro. Dos pacientes con TAB dieron tres reflejos;
se determinó que había comorbilidad con lesiones cerebrales,
por lo cual se los excluyó de los pacientes «funcionales».
Llama la atención el alto porcentaje de signos de libera-
ción cortical en pacientes con esquizofrenia, en particular,
del reflejo de paratonía, lo cual puede deberse a alteraciones
estructurales en algunos tipos de esquizofrenia o a efectos de
medicación y comorbilidades; habría que explorar si el tipo
de medicación antipsicótica pudiera dar falsos positivos, en
especial en la paratonía, o si este signo se debe al diagnóstico
de base, como la catatonia.
La lesión orgánica detectada aumenta con el número de
reflejos positivos encontrados, y a más reflejos positivos, sería
mayor el daño cerebral.
La prueba de reflejos con uno o dos reflejos (excluido el
glabelar) se podría utilizar para cribar lesiones estructurales.
Limitaciones del estudio
El muestreo fue por conveniencia, no hubo cegamiento de los
investigadores. En la muestra del grupo de depresión predo-
minan las mujeres, y en el caso de la población de esquizofre-
nia, predominan los varones institucionalizados. El tamaño
de la muestra no permite un análisis estratificado y realizar
modelos de correlación.
Conflicto de intereses
Los autores declaran no tener ningún conflicto de intereses.
BIBLIOGRAFÍA
1. Nolan M. Introduction to the neurologic examination.
Philadelphia: FA Davis; 1996.
2. Breslau N, Chilcoat H, Johnson E, Andreski P, Lucia V.
Neurologic soft signs and low birthwight: their association
and neuropsychiatric implications. Biological Psychiatry.
2000:47:41-79.
3. Humphrey T. Some correlations between the appearance of
human fetal reflex and the development of nervous system.
Prog Brain Res. 1964;4:93-135.
4. Tweedy J, Reding M, Garcia C, Schulman P, Deutsch G, Antin
S. Significance of cortical desinhibition signs. Neurology.
1982:32:169-73.
5. Jenkyn LR, Reeves AG, Warren T, et al. Neurologic signs in
senescence. Arch Neurol. 1985;42:115.
6. Di Legge S, Di Piero V, Altiere M et al. Usefulness of primitive
reflex in demented and non-demented cerebrovascular
patients in daily clinical practice. Eur Neurol. 2001;45:104-10.
7. Thomas R. Blinking and the release reflex: are they clinically
useful? J Am Geriatr Soc. 1994;42:609-13.
8. Kobayashi S, Yamaguchi S, Okada K, Yamashita K. Primitive
reflex and MRI findings, cerebral blood flow in normal elderly.
Gerontology. 1990;36:199-205.
9. Franssen E, Reisberg B, Kluger A, Sinaiko E, Boja C.
Cognition-independent neurologic symptoms in normal
aging and probable Alzheimer disease. Arch Neurol.
1991;48:148-54.
10. Keshavan M, Sanders R, Sweeney J, et al. Diagnostic
specificity and neuroanatomical validity of neurological
abnormalities in firs episode psychoses. Am J Psychiatry.
2003;160:1928-304.
11. De Renzi E, Barbieri A. The incidence of the grasp reflex
following hemispheric lesion and its relation to frontal
damage. Brain. 1932;40:347-56.
12. Sudo K, Matsuyama T, Goto Y, Akinesa M, Tashiro K. Elbow
reflexion response as another primitive reflex. Psychiactry
Clin Neurosci. 2002;56:131-6.
13. Hashimoto R, Tanaka Y. Contribution of supplementary motor
area and anterior cingulated gyrus to pathological grasping
phenomena. Eur Neurol. 1998;40:151-8.
14. Vreeling F, Jolles J, Verhey F, Hous P. Primitive reflex in healthy,
adult volunteers and neurological patients: methodological
issues. J Neurol. 1993;240:495-504.
15. Keshavan M, Kumar V, Channabasavanna S. A critical
evaluation of infantile reflex in neuropsychiatric diagnosis.
Indian Journal of Psychiatry. 1979;21:267-70.
16. Buchanan R, Heinrichs D. The neurological evaluation
scale (NES): a structured instrument for the assessment
of neurological signs in schizophrenia. Psychiatry Res.
1989;27:335-50.
17. Brown D, Smith, Knepper L. Evaluation of five primitive
reflexes in 240 young adults. Neurology. 1998;51:332.
19. Jacobs L, Gossman M. Three primitive reflex in normal adults.
Neurology. 1980;30:184-8.
20. McDonald J, Kelly J, Borck L. Variability of the palmomental
reflex. J Nerv Ment Dis. 1963;30:184-8.
21. Dalby M. The diagnostic value of the palmomental reflex.
Acta Neurol Scand. 1970;46:601-8.
22. Damasceno A, Delicio AM, Mazo D, Zullo J, Scherer P,
Ng R, et al. Primitive reflex and cognitive function.
Arq Neuro-Psiquiatr. 2005;63:577-82.
23. Klawas H, Goodwin J. Reversal of the glabellar reflex in
Parkinsonism by L-Dopa. J Neurol Psychiatry. 1986;32:423-7.
24. Goswami U, Basi S, Khastgir U, et al. Neurological
characterization of bipolar affective disorders: a focus on
tardive dyskinesia and soft neurological signs in relation to
serum dopamine beta hidroxylase activity. Indian J Psychiatr.
1998;40:201-11.
25. Boks M, Russo S, Knegtering R, Van de Bisch R. The
specificity of neurological signs in schizophrenia: a review.
Schizophrenia Res. 2000;43:109-16.
26. Disponible en: diccionario.medciclopedia.com/g/.
../
gegenhalten
27. Disponible en: www.inmedea-simulator.net/med/data/.
../
p234.html
28. Diccionario Dorland Enciclopédico Ilustrado de Medicina.
30.
a
 ed. Madrid: McGraw-Hill Interamericana; 2005.
REV COLOMB PSIQUIAT. 2013;
42(4)
:311-319
319
letra-r.htm
30. Heinrichis D, Buchanan R. The significance and meaning
of neuropsychological performance by neurological signs
in schizophrenia. Am J Psychiatry 1988;145:11-8.
31. Lane A, Colgan K, Moynihan F, et al. Schizophrenia
and neurological soft signs; gender differences in
clinical correlates and antecedent factors. Psychiatry
Res. 1996;64:105-14.
32. Yoyssef H, Waddington J. Primitive (developmental) reflex
and diffuse cerebral dysfunction in schizophrenia and bipolar
affective disorder: over-representation in patients with
tardive dyskinesia. Biological Psychiatry. 1988;23:791-6.
33. Griffiths T, Sigmundsson T, Takei N, Rowe D, Marray R.
Neurological abnormalities in familial and sporadic
schizophrenia. Brain. 1998;121:84-9.
34. Lawrie A, Byrne M, Miller P, et al. Neurodevelopment indices
and the development of psychotic symptoms in subjects at
high risk of schizophrenia. Br J Psychiatry. 2001;178:524-30.
35. Lohr J. Transient grasp reflex in schizophrenia. Biolgical
Psychiatric. 1985;20:172-5.
36. Damodaran S, Sinha V. Transient release reflex in catatonic
schizophrenia. Indian J Psychiatr. 1994;36:145-6.
37. Alexopoulos G. Role of executive function in late life
depression. J Clin Psychiatr. 2003;64:S18-23.
38. Balbuena A, Berrios G. Cognitive function in the affective
disorders: a prospective study. Psychopathology. 1993;26:6-12.
39. Galasko D, Kwo on Yuen P, Klauber M, Than L. Neurological
findings in Alzheimer disease: results of a prospective clinical
and neuropathologic study. Arch Neurol. 1992;49:1038-42.
40. Molloy D, Clarnette R, Mcllroy W, Guyyant G, Rees L, Lever J.
Clinical significance of primitive reflex in Alzheimer disease.
J Am Geriatr Soc. 1991;39:1160-3.
41. Burns A, Jacoby R, Levy R. Computed tomography in
Alzheimer disease: a longitudinal study. Biological Psychiatry.
1991;29:1160-3.
42. Hogan D, Ebly E. Primitive reflex and dementia: results
from the Canadian study of health and aging. Age Ageing.
1995;24:375-81.
43. Forstl H, Burns A, Levy R, Cairns N, Luthert P, Lantos P.
Neurologic signs in Alzheimer disease: results
of prospective clinical and neuropathologic study.
Arch Neurol. 1992;49:1038-42.
44. Brun A, Englund B, Gustafson L, et al. Clinical and
neuropathological criteria for frontotemporal dementia.
J Neurol Neurosurg Psychiatry. 1994;57:416-8.
45. Gregory C, Orell M, Sahakian B, Hodges J. Can
frontotemporal dementia and Alzheimer disease
be differentiated using a brief battery of test?
Int J Geriatr Psychiatry. 1997;12:375-83.
46. Steingart A, Hachinski V, Lau C, et al. Cognitive and
neurologic findings in subjects with diffuse white matter
lucencies on computed tomografic scan (leuko-ariosis).
Arch Neurol. 1987;44:32-5.
47. Cobbett A, Bennett H, Kos S. Frontal signs following
subcortical infarction. Clin Exp Neurol. 1992;29:161-71.
48. Rao R. The role of carotid stenosis in vascular cognitive
impairment. J Neurol Sci. 2002;203-204:103-7.
49. King G, Haynes C, Dempsey R, Jenkins C. Intellectual
and personality changes associated with carotid
endarterectomy. J Clin Psychol. 1977;33:213-40.
50. Shaw P, Bates D, Cartlidge N, Heaviside D, Julian D,
Shaw D. Early neurological complications of coronary
artery bypass surgery. Br Med J. 1985;291:1384-7.
51. Haerer AF. Dejongs the neurologic examination.
5.
a
 ed. Philadelphia: Lippincott; 1992. p. 487-8.
52. Dal Forno G, Kawas CH. Cognitive problems in the elderly.
Curr Opin Neurol. 1995;8:256-61.
53. Koller WC. Primitive reflex in the evaluation of the aging
patient. Clin Gerontol. 1984;3:19-22.
54. Chein WC. Electrophysiological assessments of primitive
reflex in stroke patients. Clin Neurophysiol. 2001;112:170-5.
logo_pie_uaemex.mx