Artículo en PDF
Cómo citar el artículo
Número completo
Más información del artículo
Página de la revista en redalyc.org
Sistema de Información Científica
Red de Revistas Científicas de América Latina y el Caribe, España y Portugal
27
Enl@ce: Revista Venezolana de Información,
Tecnología y Conocimiento
ISSN: 1690-7515
Depósito legal pp 200402ZU1624
Año 9: No. 1, Enero-Abril 2012, pp. 27-36
1
Profesora en Lenguas Extranjeras. Magíster en Educación. Doctoranda en Ciencias Humanas. Profesora de la Universidad
Nacional Experimental Francisco de Miranda. Coro, Estado Falcón. Venezuela.
Correo electrónico: mendozami@gmail.com
Recibido: 23-09-11
Aceptado: 27-01-12
Cómo citar el artículo (Normas APA):
Mendoza, M. (2012). Lectura comparada de la caricatura polí-
tica en Canadá y Venezuela.
Enl@ce Revista Venezo-
lana de Información, Tecnología y Conocimiento
, 9
(1), 27-36
Lectura comparada de la caricatura política en Canadá y
Venezuela
Mirna Mendoza
1
Resumen
Este estudio descriptivo, compuesto por un corpus de seis caricaturas, analiza la articulación del sentido y el
concepto de identidad en el trabajo de los caricaturistas Pedro León Zapata del periódico
El Nacional
de Venezuela y
Terry Mosher (Aislin) del periódico
The Gazette
de Canadá, según
la semiótica discursiva de Greimas (1991) y la teoría
sociolingüística que proponen Krees y Van Leeuwen (2000)
.
Aislin posee un estilo esencialmente irónico, directo y
sin enmascaramientos. Zapata, por su parte, trata la ironía de un modo más connotado, a través del uso de personajes
(instaurados en la conciencia de los venezolanos) que se revisten semánticamente de su crítica político social. Las
caricaturas de Aislin y Zapata refejan el sentido de pertenencia a sociedades, aunque diFerentes, muy cercanas en
sus preocupaciones centradas en el valor de la justicia social. Los elementos que conforman las caricaturas de ambos,
tanto verbales como visuales, repercuten en las prácticas sociales de las comunidades a las que pertenecen y en la
conciencia ciudadanas de los individuos que integran esas sociedades
Palabras clave
: caricaturas, valores, identidad, sociedad, ironía
28
Comparative Reading of the Political Cartoon in Canada and
Venezuela
Abstract
This descriptive research of six caricatures, is aimed to analyse the articulation of sense and the concept of identity
in the works of Pedro León Zapata of
El Nacional
newspaper from Venezuela and Terry Mosher’s (Aislin) of
The
Gazette
from Canadá according to a discursive semiotic perspective proposed by Greimas (1991) and the sociolinguistic
theory proposed by Krees y Van Leeuwen (2000). As a conclusion, Aislim is mainly concerned to the ironic and direct
message. Zapata also deals with irony but he creates characters (well known by Venezuelans) that permit him to
express the critic in a more connotative way. Aislim’ and Zapata’s caricatures deal with the sense of being part of their
countries. Although they seem to be very different, they both concern the value of social justice. Elements which take
part of these texts, either verbal or visual, promote the engagement of values that forms a social chain and inFuence
on the social practice of people.
Key words
: Caricatures, Values, Identity, Society, Irony
Introducción
Si de±nimos texto en el sentido que pro
-
pone Landowski (1989), como un todo estructu-
rado y globalizador en cuanto a su signi±cación,
que cumple una función de comunicación inten-
cionada y perceptible, que posee una delimitación
contextual e intertextual; entonces podríamos
considerar a la caricatura como un texto en toda la
extensión del concepto.
La caricatura, de otro lado, es de±nida por
Fonseca (citado en Durán 1990, p. 124) como una
caja de resonancia que se propone señalar las in-
justicias sociales. Esta noción de caricatura permite
inferir que en el juego de imágenes y trazos visuales
que la componen, hay una articulación semántica
con la sociedad a la cual tales trazos e imágenes se
re±eren. Es de conocimiento común que basta una
somera mirada a los hechos que dinamizan una
sociedad determinada y a los iconos y ±guras que
integran el texto caricaturesco, para comprender
hasta qué punto texto y contexto se vinculan.
Para Bravo (2002), la caricatura es un punto
de atracción que lleva implícito el humor; es tam-
bién una herramienta efectiva para expresar men-
sajes con sentido crítico que encarnan una visión de
la realidad. Esta otra de±nición de caricatura a±r
-
ma una vez más la ±nalidad de la misma en el ámbi
-
to social al asociar el humor con el propósito crítico.
Considerando estas dos últimas conceptua-
lizaciones de la caricatura como texto social, crí-
tico y representativo de valores culturales se pre-
tende mostrar, en estas páginas, las características
y condiciones que hacen de la caricatura un texto
eminentemente cultural y social que encarna la
identidad de sus lectores.
Lectura comparada de la caricatura política en Canadá y Venezuela
Mirna Mendoza
29
El texto caricaturesco
Como se sabe, la caricatura es básicamente
la representación exagerada de personajes o he-
chos, con el fn de transmitir un mensaje, una idea
o una propuesta determinada. Entre los primeros
trabajos dedicados al análisis de la caricatura pue-
de citarse a Peláez (2002), quien hace un recorrido
histórico por la caricatura desde sus orígenes hasta
la contemporaneidad. Los primeros ejemplos en-
contrados corresponden al antiguo Egipto, aunque
todos los autores que estudiaron el tema coinciden
en remontar sus orígenes hasta las culturas meso-
potámicas, precolombinas, egipcias y griegas.
Peláez (2002) defne la caricatura es como:
“una imagen generalmente unida al grabado
o a cualquier otro tipo de reproducción ma-
siva que consiste en una reducción o sínte-
sis visual, por medio de líneas de personas,
objetos e ideas que se representan, en donde
esta última revela en mayor o menor medida
una crítica a un contenido que se quiere dar a
conocer en relación a una persona, situación
o hecho social” (p. 210)
Por su lado, Landowski (1989) parte del
principio de una teoría del lenguaje en la que “todo
aquello que tiene sentido es construido, nada de lo
que interesa está dado a priori. Según este autor,
el problema a resolver está en la contextualización
de los discursos objeto”. Es decir, se trata de una
semiótica de la acción, de los actos de habla, de las
transformaciones que constituyen esos actos. Por
lo tanto, recurrir a los actos del lenguaje implica la
semiotización del contexto, la semiótica de las si-
tuaciones. No se trata solo de visualizar las distin-
tas condiciones textuales que podrían caracterizar
a una caricatura, sino de la situación en la que ese
texto viene a la vida y el ámbito de interpretación
de dichos textos, de un marco cultural englobante
donde se dan los simulacros, los efectos de senti-
do, distintos del mundo cerrado de la fcción.
Morris (1988) refuerza el planteamiento
anterior al postular que toda práctica social tiene
un componente semiótico, es decir, que las identi-
dades sociales, los valores culturales, la conciencia
y la ideología son elementos de prácticas sociales
al mismo tiempo que conforman el objeto semióti-
co; y son consideradas además responsables de la
constitución de las variedades discursivas presen-
tes en la producción textual.
Finalmente, Van Dijk (1988) defne la ideo
-
logía como un esquema cognitivo que establece la
pertenencia de una persona a cierto grupo dentro
de la sociedad debido a valores que se comparten.
Como quiera que sea, la caricatura puede susci-
tar signifcados diversos en los espectadores, sig
-
nifcados que dependerán del conocimiento, las
creencias y los valores comunes, de las actitudes
asumidas en las prácticas sociales y del contexto
sociocultural que se representa, en una dinámica
de constitución y re±ejo de la propia identidad.
Análisis
Para estudiar la imagen caricaturesca, Krees
y Van Leeuwen (2001) proponen las siguientes ca-
tegorías de análisis: a) Los tópicos: se referen a
los temas que se abordan en la caricatura en torno
al contexto social en la que se inserta; b) Los valo-
res: relacionados con la axiología que transmite la
imagen caricaturesca, los valores en el contexto en
Enl@ce: Revista Venezolana de Información, Tecnología y Conocimiento
Año 9: No. 1, Enero-Abril 2012, pp. 27-36
30
el que aparecen y los elementos que participan en
su creación; es decir, una relación triangular entre
el contexto, la imagen y sus actores; c) Estructuras
sociales: en esta categoría se analizan los criterios
sociales que se manejan individual o grupalmente,
además de las posturas, actitudes y creencias que
se puedan refejar en las diagramaciones o trazos
de las imágenes; y d) La simbología: referida al
efecto simbólico de la caricatura en los escenarios
en la que se inserta. Adicionalmente, se hace uso
en estas páginas de la semiótica discursiva grei-
masiana (Greimas, 1991), en especial de dos de
sus postulados: la Fgurativización, la cual permite
hacer uso de recursos discursivos que producen
un efecto en los sentidos del lector; y la isotopía
cargada de unidades semánticas que crean esa at-
mósfera en particular, muy importante en el dis-
curso humorístico caricaturesco.
Metodología
Para este artículo se han tomado seis carica-
turas: tres de Aislin publicada en el periódico
The
Gazette
de Canadá y tres de Zapata aparecidas en
El Nacional
de Venezuela. Para desarrollar el aná-
lisis se considera fundamentalmente lo que propo-
nen Crees y Van Leeuwen a través de sus cuatro
categoría de análisis, las cuales se aplicarán en el
estudio de ambos caricaturistas. Estas categorías
de análisis nos permitirán conocer los rasgos cultu-
rales que prevalecen en las caricaturas para su de-
Fnición como texto cultural y de prácticas sociales.
Los tópicos discursivos que se manejan en
el marco del texto caricaturesco se centran en todo
lo relacionados con los valores de los ciudadanos
y surgen principalmente de la búsqueda de la jus-
ticia y el bienestar social. Así, se abordan temas
como la política, nacional e internacional; la inse-
guridad y la pobreza, entre otros. A pesar de que
tanto Aislin como Zapata abordan temas simila-
res, cada uno lo hace de manera muy particular.
Se analiza a continuación y de forma alter-
nada una caricatura de cada autor. En cada una de
ellas se observan mensajes tanto de tipo lingüís-
tico como icónico. En el mensaje lingüístico de la
Caricatura 1
, tenemos un diálogo entre dos Fgu
-
ras (hombre-mujer):
Hombre: “SI LAS ELECCIONES FUERAN
LIMPIAS, EL 3-D SE SABRÍA, DE UNA VEZ POR
TODAS, QUIÉN ESTÁ EMPAVADO: NOSOTROS,
O EL POSESO REVOLUCIONARIO”.
Caricatura 1
Lectura comparada de la caricatura política en Canadá y Venezuela
Mirna Mendoza
31
Analizando el lexema /poseso/, el DRAE
(2008) lo defne como “acto de posesión, que está
poseído por el demonio”. Contextualmente tal
lexema es usado por Zapata (1983) siempre que
alude al
presidente revolucionario
(se refere
al presidente venezolano Hugo Chávez). Se in-
duce una alteración fonológica y morfológica en
la palabra proceso transformándola en poseso,
lo que da como resultado una interpretación dis-
tinta, no de contexto sino de signifcación. Todas
estas modifcaciones internas y desplazamientos
de signifcado constituyen un recurso básico del
discurso lúdico propio de las caricaturas. Estos
procedimientos han sido explicados por Greimas
(1976) quien afrma que el humor se produce por
la “violación de la regla”, por la ruptura semántica
de los lexemas.
Zapata ha hecho frme la utilización Fre
-
cuente y el aprovechamiento de la instituciona-
lización de la palabra poseso
en sustitución de
proceso
.
Este lexema, de carácter permanente y
estereotipado se basa en un conjunto semántico
que se presenta como un
frame
fjo de signifca
-
do, susceptible de ser aplicado a determinadas
situaciones. Por ejemplo, en un artículo de Eleo-
nora Bruzual, publicado el 9 de enero de 2006, en
Internet, observamos cómo ésta utiliza la palabra
poseso con el mismo valor semántico que Zapata
ha difundido en sus caricaturas: “éste ha sido otro
zapatazo que molestó al poseso”.
En este sentido, la estructura léxica modi-
fcada reconduce el signifcado hacia un recorrido
interpretativo que acentúa la expresividad de otro
sentido en el texto caricaturesco. La distancia so-
nora entre estos dos lexemas es mínima, la fun-
ción sintáctica sigue siendo la misma, pero la mo-
difcación suFrida por el mecanismo paradigmáti
-
co crea ese parecido entre los lexemas implicados
en la reconstrucción del sentido. En cada caso, el
lexema que se instaura en el texto y al cual Zapa-
ta recurre permanentemente es poseso
,
al cual le
confere una intensifcación de su sentido original
convirtiéndolo en un lexema revestido de un sig-
nifcado en Función del contexto cultural, social y
emocional del creador.
De otra parte, hay que precisar que los con-
trastes semisimbólicos en las caricaturas de Zapa-
ta están sustentados en la oposición greimasiana,
que aquí se re±eja en dos categorías: PODEROSO-
DEBIL. Esta oposición se observa igualmente en
las categorías visuales. Veamos las marcas de con-
trastes que se revelan a través de los iconos que la
conforman y los valores que subyacen a través de
los contrastes semisimbólicos:
Puede verse en esta caricatura el mensaje
icónico constituido una familia cadavérica (pa-
dre, madre e hijo). El padre, persona que habla,
aparece con rostro, representando las emociones
que acompañan el mensaje verbal. Así el rostro
se reviste semánticamente y se bosqueja de modo
que conlleva una manifestación motivada de los
estados emocionales del ser humano. Zapata uti-
liza básicamente el rostro en esta caricatura para
expresar preocupación, ante la relación paradig-
mática de oposición del pueblo: poderoso/débil,
justicia/ injusticia. El rostro, por ser parte del
cuerpo humano donde se re±ejan las emociones,
se reviste semánticamente y se bosqueja de modo
Enl@ce: Revista Venezolana de Información, Tecnología y Conocimiento
Año 9: No. 1, Enero-Abril 2012, pp. 27-36
32
que conlleve una manifestación motivada de los
estados emocionales del ser humano. Zapata utili-
za básicamente los dientes en esta caricatura para
expresar la ira, puesto que cuando oímos hablar de
enseñar los dientes, pensamos en la agresión, en la
rabia, en la ira.
En la
Caricatura 2
, Aislin (Mosher, 2006)
hace una parodia de dos personajes políticos: el
primer ministro Stephen Harper de Canadá y el
expresidente de Los Estados Unidos, George Bush
con el texto:
dumb and dumber
.
La leyenda se relaciona con el título de la
comedia americana
Dumb and Dumber
de los
hermanos Farrelly, en la cual se presenta un par
de descerebrados: Harry y Lloyd. He aquí el
Pos-
ter
original de la película:
Caricatura 2
Según el diccionario Longman (Pearson
Education Limited, 2000)
dumb
designa “a al-
guien estúpido”, o “incapaz de hablar”. Si se ana-
liza la imagen verbal, se encuentra un sufjo com
-
parativo de mayor grado (
er
), el cual enfatiza el
sentido de estupidez, uno más que otro. De este
modo, ambos políticos representan la imagen de
no decir o no hacer lo que deberían decir y hacer
con relación a las necesidades de sus ciudadanos.
El texto visual ayuda a la signifcación de
la Frase, al presentar a dos notorias fguras polí
-
ticas jalándose las orejas. El símbolo de las orejas
remite al lector a la imagen de un par de tontos.
Además, Aislin aquí recurre a una técnica llamada
recontextualización, la cual le permite usar imáge-
nes computarizadas y adaptarlas a sus textos como
se ve en esta caricatura. Según Aislin (Mendoza,
Lectura comparada de la caricatura política en Canadá y Venezuela
Mirna Mendoza
Poster
33
2010), la tecnología, le ayuda a integrar nuevas
técnicas que para él son excitantes. Aislin también
enfatiza el hecho de que es divertido usarlas a pe-
sar del trabajo extra que implica.
La
Caricatura 3
muestra en el mensaje
icónico al sapo que aparece montado en lo alto
de un puente afrmando que el mismo se estaría
construyendo en Uruguay. Como puede verse, el
semi-símbolo sapo de las caricaturas de Zapata,
sapea al gobierno.
Caricatura 3
construcción a la localidad de Maiquetía (Vene-
zuela). El contraste intenta establecerse entre las
supuestas inversiones del gobierno venezolano
en otros países, frente a las calamidades que se
vivirían en Venezuela. En función de la ubicación
espacial de los iconos que se contraponen en la
caricatura, y del contraste existe entre las estruc-
turas verbales, podemos precisar una vez más las
oposiciones semi-simbólicas entre los de arriba y
los de abajo. Algo así como: ARRIBA URUGUAY,
ABAJO VENEZUELA. Esta relación de oposición
crea una visión de supuesto desinterés por parte
del gobierno hacia la sociedad venezolana (fgu
-
rativizaciòn) que se relaciona con una isotopía de
carencias: no construcción, no apoyo, prioridades
postergadas, preferencia hacia otros países, etc.
En la
Caricatura 4
de Aislin (Mosher,
2009) se lee en la imagen lingüística: “AND NOW
FOR SOME GOOD NEWS…SHOE SALES ARE
UP! Crisis in Gaza, Top Story, World- wide demon-
trations/¡ (Y AHORA LAS BUENAS NOTICIAS…
AUMENTA LA VENTA DE ZAPATOS!, Crisis en
Gaza, Historia del momento, demostraciones en
todo el mundo”).
Aquí el lexema determinante es el /zapa-
to/ que se muestra como icono que representa los
clasemas /desprecio-rechazo-penalización/. Esta
signifcación se origina a consecuencia del inci
-
dente entre el presidente norteamericano George
Bush y el periodista iraquí que le arrojó un zapato
en plena rueda de prensa como muestra de recha-
zo a la intervención de EEUU en Irak. La isotopía
presente en los lexemas /Israel/, /crisis/, /Gaza/,
/zapato/, /mundial/, /noticia/ nos lleva a otra lec-
tura de una caricatura con el icono del zapato.
Por medio de las oposiciones generadas en
la caricatura, tanto verbal como visual, se puede re-
construir el sentido que se busca expresar. Vemos
que, desde un vehículo que sube con difcultad el
puente sus ocupantes corean el inicio de un estri-
billo que los identifca como simpatizantes del go
-
bierno (uh, ah Chávez no se va). Lo verbal adquiere
de este modo una preponderancia mayor que en
las otras caricaturas. Se alude al puente uruguayo
en contraste con un puente, en aquel momento en
Enl@ce: Revista Venezolana de Información, Tecnología y Conocimiento
Año 9: No. 1, Enero-Abril 2012, pp. 27-36
34
Caricatura 4
En la
Caricatura 5
, Zapata hace uso una
vez más de sus sujetos instaurados, como las fgu
-
ras cadavéricas que simbolizan al pueblo, en esta
imagen de una familia sentada a la mesa con los
platos vacíos. Zapata solía representar al pueblo
por medio de un personaje llamado Coromotico a
quien sustituyó posteriormente por los esqueletos.
Las fguras y los platos vacíos apuntan de Forma
evidente a las carencias del venezolano.
Caricatura 5
En la presente caricatura se toma el zapato
con esa signifcación ya instaurada mundialmente
como rechazo al ataque contra Gaza por parte de
Israel, durante 22 días seguidos (desde el 27-12-
2008 hasta el 18-01-2009) y conocido como “Ope-
ración Plomo fundido”,. El mensaje visual presen-
ta la bandera Israelí y con tres zapatos encima (un
negro de suela, uno de goma blanco con rayas ver-
des y una sandalia), por medio de los cuales Aislin
muestra claramente su rechazo al aludido ataque.
El icono del zapato se hiperboliza al representarlo
tres veces, y con tres estilos de zapatos diferentes,
representando el mensaje de rechazo mundial por
varias nacionalidades, sexo y edades.
La ruptura de la isotopía estaría dada por la
ironía que implica convertir una masacre en una
buena noticia: el aumento en las ventas de zapatos;
y la consiguiente alusión al modo como los medios
de comunicación manipulan los acontecimientos.
Como imagen lingüística tenemos: ¡”RE-
SISTENCIA” LA NUESTRA QUE NO SE ACABA
NUNCA! Según el DRAE (2008) resistir tiene como
primera acepción: “tolerar, aguantar o sufrir”. La
palabra resistencia se encuentra incluso entre co-
millas y va acompañada del lexema /nunca/ para
hacer mayor énfasis en que el sufrimiento persiste
y persistirá en el tiempo, se hiperboliza este men-
Lectura comparada de la caricatura política en Canadá y Venezuela
Mirna Mendoza
35
saje además a través del uso de los signos de excla-
mación. De acuerdo con Zapata las injusticias y el
atropello con la población parecen no tener fn.
En la
Caricatura 6
observamos el semá-
foro del futuro de acuerdo con Aislin, provisto de
equipos que lo convierten en una representación
actualizada del
big brother
de George Orwell. Se
presenta el semáforo como dispositivo de vigilan-
cia y control continuo de todos los ciudadanos, ca-
paz de arponear al sujeto desestabilizador o desca-
rriado y traerlo de nuevo al sistema rector. Aislin
ironiza de este modo acerca del creciente poder de
estado para controlar a sus ciudadanos.
Caricatura 6
ironía le permiten al caricaturista ir “más allá” de
los límites para denunciar lo concerniente al ciu-
dadano común y sus necesidades, pasando por la
parodia de los más altos representantes, políticos,
sociales o religiosos.
Conclusiones
Las caricaturas tanto de Aislin como de Za-
pata presentan una marcada tendencia política en
una forma humorística y altamente irónica. Temas
relacionados con el sentimiento nacionalista, los
políticos locales, la inmigración, la lucha entre el
inglés y el francés, además de las relaciones entre
Canadá y el Imperio Británico y, especialmente,
los Estados Unidos, son frecuentes en el trabajo de
Aislin. Temas todos que son la base de una cierta
postura ideológica en el Canadá contemporáneo.
Haciéndose eco de tal postura, Aislin preconiza en
su trabajo un Canadá cuyo accionar de gobierno
promueva asuntos de interés cotidiano en su país,
tales como los valores humanos, la guerra contra
la pobreza, el reforzamiento de la salud pública, el
multiculturalismo, entre otros.
Zapata, por su lado, aborda temas princi-
palmente políticos y especialmente los referidos al
gobierno de turno y sus programas orientados a
las necesidades del venezolano, su pobreza, edu-
cación, inseguridad, delincuencia, entre otros. Ta-
les elementos, desde espacios y ópticas distintas,
nutren el trabajo de Zapata y Aislin y conforman
una noción de identidad nacional contemporánea
en cada uno de ellos
Las caricaturas de Zapata constituyen una
enciclopedia
específca
de
sujetos
insertados,
La ironía es un elemento común a Aislin
y Zapata. Aislin (Mendoza, 2010) comenta que a
través de sus caricaturas puede decir cosas que
cualquier reportero no podría decir o pagar con
la cárcel el atrevimiento de hacerlo. El humor y la
Enl@ce: Revista Venezolana de Información, Tecnología y Conocimiento
Año 9: No. 1, Enero-Abril 2012, pp. 27-36
36
desde hace años, en la historia y la conciencia de
los venezolanos. El sapo, los rostros humanos de
dientes salientes y nariz respingada, la delgadez
extrema, la gordura, el mecate, entre otros cons-
tituyen un discurso de variada iconicidad y narra-
tividad, por medio de la cual se expresa una visión
particular de la historia y la política venezolana.
Por su parte, Aislin se caracteriza por el uso
de caricaturas que mezclan lo hecho a mano con
los avances tecnológicos y su texto caricaturesco
puede prescindir de textos verbales en un grado
mayor que las de Zapata. Esto podría ser conse-
cuencia de la utilización de personajes y escenas
del mundo real dotadas de una alta autonomía se-
mántica. El elemento constante en Aislin se refeja
en el uso de la ironía en sus caricaturas, ironía que
se maniFesta a través de la exageración, lo grotes
-
co y la representación directa de sus personajes,
sin ninguna máscara para camufar su identidad,
característica propia de la postmodernidad.
Bibliografía
Bravo, V. (2002).
Humoris causa. El humorismo y Pe-
dro León Zapata.
Mérida, Venezuela: Dirección
General de Cultura y Extensión. ULA.
DRAE. (2008).
Diccionario de la Real Academia Espa-
ñola
. Madrid: Ed. Espasa
Durán, M. (1990).
La caricatura en la prensa nacional
.
U.C.V. Facultad de Humanidades y Educación.
Escuela de Comunicación Social. Trabajo de Li-
cenciatura.
Greimas, A. (1976).
Semiótica Estructural.
Madrid,
Grados.
Greimas, A. (1991).
Semiótique. Dictionnarie raisonné
de la théorie
. Langage, París, Hachette.
Krees, G. y Van Leeuwen, T. (2001).
Multimodal, Dis-
course
. Editorial Arnold, Gran Bretaña.
Landowski, E. (1989). La sociedad Fgurada. Ensayos
de semiótica. México: Universidad autónoma de
puebla- Fondo de Cultura económica.
Mendoza, M. (2010).
Entrevista personal a Terry Mos-
her
. Montreal, Canadá. 11 de Septiembre, 2010.
Morris, R. (1988).
Irony in Political cartoons. Essays
in Canadian Irony.
Robarts Centre for Canadian
Studies. Canada.
Mosher, T. (2006). What next
…and other recent car-
toons.
Canada: McArthur & Company.
Mosher, T. (2009).
Aislin’s Shenanigans…and other
recent cartoons.
Canada: McArthur & Company.
Pearson Education Limited (2000).
Longman Advan-
ced Dictionary
, England.
Peláez, E. (2002). El concepto de caricatura como arte
en el siglo XIX. En:
Sincronía Primavera
. La la-
guna, Tenerife.
Van Dijk, T. (1998).
Ideología.
España: Editorial Ge-
disa.
Zapata, P. (1983).
Lo menos malo de Pedro León Zapa-
ta
. Caracas
Lectura comparada de la caricatura política en Canadá y Venezuela
Mirna Mendoza
logo_pie_uaemex.mx