Sistema de Información Científica Redalyc
Red de Revistas Científicas de América Latina y el Caribe, España y Portugal

La Pasión de Atlihuetzia en lengua nauatl, siglos XVII y XVIII

The Atlihuetzia Passion Play in the Nauatl Language, 17th and 18th centuries

Raul Macuil Martínez
Universiteit Leiden, Países Bajos

La Pasión de Atlihuetzia en lengua nauatl, siglos XVII y XVIII

Indiana, vol. 33, núm. 1, 2016

Ibero-Amerikanisches Institut Preußischer Kulturbesitz

Resumen: El presente estudio tiene como finalidad analizar dos fragmentos de los siglos xvii y xviii de obras de teatro escritas en lengua nauatl, cuya temática es la Pasión de Cristo. Ambos manuscritos provienen del Archivo de la Fiscalía de Santa María Atlihuetzia, Tlaxcala, México. La temática acerca de la Pasión de Cristo, pareció ser en Tlaxcala conocido, ya que hasta ahora suman tres obras de teatro; estos dos fragmentos y uno más del siglo XVI que se encuentra en el pueblo vecino de San Simón Tlatlauhquitepec. Mediante el uso de representaciones teatrales, los religiosos pretendieron que el conocimiento de la fe en Cristo penetrara en las conciencias de los pueblos nauas de Tlaxcala.

Palabras clave obra de teatro, nauatl, Atlihuezia, fiscales, México, siglos XVII-XVIII.

Abstract: The aim of the current research work is the analysis of two fragments of stage plays from the 17th and 18th centuries, written in Nauatl. The main issue of both is the Passion of Christ. Both manuscripts had been kept in the public prosecutor’s office archive of Santa María Atlihuetzia, Tlaxcala, México. The subject of the Passion of Christ was very common in Tlaxcala. At present we can allude, at least, to three preserved stage plays: The two fragments mentioned above, and another fragment of the 16th century that came from the adjacent village of San Simón Tlatlauhquitepec. Through the use of plays like these, the friars tried to consolidate the Christian Faith among the Tlaxcala Naua peoples.

Keywords: stage play, Nauatl, Atlihuetzia, public prosecutors, Mexico, 17th-18th centuries.



Notlazopilconetzintlé, notlazocozcatlé, notlazoyollotziné.
Nictlalia notequiti, nonenemi.

Fuente:

Los fiscales en Tlaxcala 1

Los fiscales fueron nombrados en Tlaxcala por los religiosos franciscanos desde el siglo XVI, para que guiarán y ayudaran en la evangelización de las comunidades. Además ellos estaban a cargo de la administración civil del pueblo. “El dato más antiguo para los alguaciles o fiscales de Tlaxcala aparece en un texto escrito en náhuatl en el año de 1543 [...]” (Reyes García s.f.). Ellos además de ayudar a los religiosos eran los que organizaban las fiestas patronales, las recepciones de representantes de las autoridades castellanas. En la figura de los fiscales recayó tanto la administración civil como religiosa, por lo tanto pronto se convirtieron en los representantes sus comunidades.

Durante la época colonial en las comunidades tlaxcaltecas y aún hoy día, cuando se elige a un nuevo fiscal, se requiere ser reconocido en la comunidad por el trabajo y los cargos que previamente se han cumplido; cuando una persona ha trabajado por la comunidad bien puede ser nombrado como fiscal mediante asamblea general, los fiscales son llamados también tiachca (hermano mayor).

Para llegar a ocupar el cargo de tiachca o fiscal mayor, se deberá haber ocupado todos los cargos según la organización y estructura de la comunidad, por ejemplo en el pueblo de la Magdalena Tlaltelulco, Tlaxcala el número de cargos es de doce más el de fiscal, en la comunidad de Santa María Atlihuetzia son el fiscal, mayor y escribano. El maestro Luis Reyes García registró el nombre de cada cargo del pueblo de la Magdalena Tlaltelulco: “fiscal, mayor, merino, macuil, escribano, tlayecan, topil, portero y campanero a nivel de pueblo; y mayordomo, principal, tequihua y comisionado a nivel de barrio[...]” (Reyes García s.f.) en otras comunidades de Tlaxcala los nombres y los cargos han cambiado, pero la esencia es la misma, cuidar tanto los bienes materiales como espirituales de la comunidad. Entre las atribuciones de los fiscales actuales son: estar presentes en misa cada domingo, llevar consigo el símbolo que la comunidad les ha entregado –el bastón de servicio, 2 y procurar la tranquilidad del pueblo durante un año, que es el tiempo que dura el cargo. En otras comunidades tlaxcaltecas la figura de los fiscales no muy representativa y no tienen tanta influencia sobre la población, quienes sí la tienen son los mayordomos. En el único pueblo otomí (yumhu) de Tlaxcala los mayordomos son los que siguen con las formas antiguas de organización en contraste con los fiscales de la misma comunidad. 3

Figura 1.

Figura 1.

Los fiscales en el año 2013, de la comunidad de Santa María Atlihuetzia, Tlaxcala. Al centro Eleazar Junco Xolocotzi, fiscal, a la izquierda Isidro Adolfo Fernando Hernández Vásquez, mayor y a la derecha Carlos Grande Juárez, escribano (Foto: Valeria Ramírez Corona).



Los fiscales administraban y registraban con mucho detalle los gastos que se generaban en la organización de la fiesta patronal, en los pagos a los albañiles, a los canteros, a los carpinteros, etc. Ellos obtenían los recursos que necesitaban de diferentes medios, por cooperación de la comunidad, por la renta o venta de alguna casa, un terreno, o bien por el producto obtenido de la venta de pulque. El monto de todo lo recabado no era nada despreciable, y por esto mismo los fiscales pronto entraron en conflictos con el clero regular y después con el secular, ya que los unos y los otros querían administrar el dinero recabado por ellos. Dinero que despertaba la codicia de los religiosos ya que además de evangelizar querían ‘cuidar’ el patrimonio de la comunidad.

Debido a lo anterior, los fiscales incluso hoy día tienen los mismos conflictos con la iglesia por la misma razón; entonces ellos decidieron guardar con cierto secreto el producto de sus actividades, y la documentación que así atestiguaba y en general decidieron ocultar su archivo.

Gracias a la extraordinaria labor de investigación, que hiciera el finado Mtro. Luis Reyes García en las comunidades tlaxcaltecas en los años 90 del siglo pasado, 4 varias de ellas abrieron sus archivos para explorarlos y catalogarlos; el maestro Luis Reyes García identificó por su contenido los siguientes grupos documentales escritos en nauatl: “[...] Testamentos, compra venta de tierras, problemas de linderos, títulos y propiedades, conflictos internos de diverso tipo, correspondencia, códices pictográficos, anales, inventarios de los templos y de los archivos locales, memorias de los fiscales, padrones, documentos religiosos [...]” (Reyes García 2009: 93-94) también se localizaron neixcuitile (examplas) y obras de teatro.

Las obras de teatro que se localizaron son tres hasta hoy día, mismas que se encuentras incompletas, ya que la primera de ellas tiene doce folios y es de finales del siglo XVI, de la segunda sólo se conservó un folio del siglo XVII y de la última del siglo XVIII han sobrevivido dos folios únicamente. Los dos fragmentos últimos se analizarán más adelante. Cabe hacer mención que estos tres fragmentos están escritos en nauatl y comparten la misma temática, la Pasión de Cristo. El primer fragmento se localiza en el Archivo de la Fiscalía de San Simón Tlatlauhquitepec, 5 y los otros dos fragmentos en la fiscalía de la comunidad de Santa María Atlihuetzia, Tlaxcala, México.

El teatro en Tlaxcala

Desde el siglo XVI los religiosos franciscanos se les había encomendado la enseñanza de los preceptos de la religión católica y el cuidado del alma de la población de la antigua provincia de Tlaxcalteca y de gran parte de Mesoamérica. Los frailes crearon escuelas en los conventos para enseñar a los hijos de los pipiltin y tlatoque 6 la visión del mundo castellana, y utilizaron las habilidades de la población en el canto, baile, en la música para hacer representaciones teatrales.

Los religiosos como Motolinía nos han dejado descripciones sobre las primeras representaciones teatrales en Tlaxcala desde 1538 y 1539, por ejemplo

[...] Allegado este santo día del Corpus Christi del año de 1538 hicieron aquí los tlaxcaltecas una tan solemne fiesta, que merece ser memorada [...] Iba en la procesión el, Santísimo Sacramento y muchas cruces y andas con sus santos; las mangas de las cruces y los aderezos de las andas hechas todas de oro y plumas [...] (Motolinía 1971: 99).

Por otro lado tenemos una impresionante referencia sobre la escenificación de la Conquista de Jerusalén, en la cual actuaron escuadrones de nauas tlaxcaltecas representando al ejército de España y al de la Nueva España; este último con trajes de guerra, como en la antigüedad, ya que tan solo habían pasado 17 años de la toma de Mexico-Tenochtitlan. Cabe hacer la mención que está escenificación se llevó acabo en lo que hoy día es la Plaza de la Constitución en la ciudad de Tlaxcala. Veamos pues una selección de lo que nos ha dejado Motolinía:

[...] Luego comenzó a entrar el ejército de España a poner cerco a Jerusalén, y pasando delante del Corpus Christi atravesaron la plaza [...] Tardó buen rato en entrar, porque era mucha gente repartida en diez escuadrones [...] entró la parte contraria el ejército de la Nueva España repartido en diez capitanías, cada una vestida según el traje que ellos usan en la guerra; [...] Sacaron sobre sí lo mejor que todos tenían de plumajes ricos, divisas y rodelas [...] todos eran señores y principales, que entre ellos se nombran tecutlis ypiles [...] (Motolinía 1971: 107).

Tenemos referencias de once obras de teatro que fueron escenificadas en la antigua provincia tlaxcalteca, por desgracia varias de ellas sólo se conocen por las menciones en Motolinía o Las Casas (Las Casas 1967). Algunas representaciones teatrales se escenificaron en el convento franciscano y otras más en la plaza central de la ciudad de Tlaxcala; se pueden mencionar La Caída de Nuestros Primeros Padres, El Sacrificio de Isaac, La Anunciación de Nuestra Señora, La Visitación de Nuestra Señora a Santa Isabel, La Anunciación de la Natividad de San Juan Bautista, El Ofrecimiento de los Reyes, La Tentación del Señor, La Asunción de Nuestra Señora, La Conquista de Jerusalén, La Invención de la Santa Cruz por Santa Elena, La Predicación a las Aves (Horcasitas 1974; Sell & Burkhart 2008, 2009).

Ciclo pasionario de Tlaxcala

Las comunidades nauas coloniales y contemporáneas rinden culto a los santos que fueron impuestos por las autoridades religiosas, estás mismas decidían las imágenes devocionales a las cuales se les rendiría culto tanto al interior como al exterior de la iglesia; se imponían las fechas de la fiesta del santo patrón, según el canon católico y la población debería de aceptar la imposición y el ‘triunfo’ de la iglesia en las ‘nuevas tierras’. Si vemos esto así, las tierras mesoamericanas ‘pronto fueron evangelizadas’ porque en el paisaje del ahora territorio mexicano, en cada poblado, en cada comunidad siempre hay una iglesia, siempre. Pero por otro lado, las comunidades supieron mantener la propia visión del mundo. Los pueblos mantuvieron un proyecto político diferente al castellano, ya que es cierto, que las políticas religiosas y civiles mandaron a destruir toda señal de culto a los ‘demonios’ y sobre los antiguos centros sagrados se levantaron otros centros ceremoniales y sagrados también que rinden culto a un único dios, esto es cierto, quedaron bajo tierra algunas de las antiguas deidades, los antiguos dioses fueron enterrados cerca de las iglesias o bien estás fueron rehusadas dentro de las iglesias, tal es el caso de la pila de agua bendita que se encuentra al interior de la iglesia de San José, en la capital tlaxcalteca, otras más fueron escondidas en las cuevas de la montaña sagrada de Tlaxcala, la Matlalcueye, o bien sobre los basamentos piramidales se construyeron iglesias.

Por otro lado las comunidades aceptaron los ‘nuevos’ nombres que se les asignaban a sus pueblos, pero también conservaron los suyos de origen precolonial, por ejemplo Santa María Atlihuetzia, Santa Inés Zacatelco, San Francisco Ocotelulco, San Esteban Tizatlan etc., en las poblaciones más antiguas de Tlaxcala se observan los procesos de cambio y readaptación, de nombrar y renombrar a sus propias comunidades y a las vecinas, tal es el caso del ahora municipio de Contla de Juan Cuamatzi. Este tiene por santo patrón a San Bernardino de Siena, conserva el nombre precolonial, Contla, y se le agregó el nombre de un revolucionario tlaxcalteca, Juan Cuamatzi Ejemplos como este no son los únicos en Tlaxcala.

Las autoridades religiosas designaban los nombres de los pueblos, y se ordenaba la construcción de un templo, esto a expensas de dinero y mano de obra de las poblaciones. Las comunidades entonces ofrecían sus tierras para la edificación de la iglesia católica, se medían y se iniciaba con la construcción de éstas durante los siglos XVII y XVIII. Tenemos noticias sobre un problema de tierras hacia el año de 1673 entre los habitantes de Santo Toribio Xicohtzinco perteneciente a la provincia de Tlaxcala, contra unos españoles que estaban invadiendo las tierras que pertenecían a la iglesia. Las autoridades representados en los fiscales mostraron la legítima propiedad de la tierra en disputa con un documento escrito en nauatl:

[...] Axcan yc timotequipachohua yn ipanpa tlatepetzin ya techcuiliz nequinochiqui motlaltia yn ipa[n] ycac teopantli auh yn tehua[n] toyoloquimati yn quenin mani tlali auh yn axcan [ilegible] tlali nochitoyolo quimati yn aquique tlaleque ocatca yn axcan mayhu tlali yn nochi nican otocon tecpanque cuix nochioquipia yn itlalamauh yninc otlalcomatoyolopachihui yn axcan mopia yn tlalamatl ynic omoco yn tlalli yn ipan yca S[an]to toribio [...]. 7

[...] Ahora nosotros estamos tristes porque la tierra del pueblo fue tomada, queremos que toda la tierra esté en la iglesia y que su corazón esté enterado. Qué se sepa [a] quienes pertenecía la tierra, ahora que se haga. Todos venimos a alistarnos, cómo todo lo que se tiene el documento de la tierra (la escritura), que no, nos de tristeza porque ahora se tiene la escritura de la compra de la tierra en Santo Toribio [...].

Cabe hacer mención que las tierras fueron donadas por varias ciuatlatoque (mujeres principales), entre ellas doña Francisca Maxixcatzin, doña Francisca Tecuilhuatzin Xicotencatl, y una Fabiana. 8 Las dos primeras pipiltin (nobles) fueron descendientes del teuctli (señor) Maxixcatzin quién estaba al frente del altepetl de Ocotelulco y Xicotencatl que a su vez era teuctli (señor) de Tizatlan.

Por otro lado en la comunidad de Santa María Atlihuetzia tenemos registro sobre la compra de los ornamentos religiosos en el siglo XVIII. El registro lo hizo el fiscal Gaspar Melchor Palma:

[f.2r] 1733 años [...] Juebes yc çenpohualli tonalli mani metztli de Novi[embr[e] xihuitli tlaixpan omoteneuh omocalaquitzino in tlahtohca Çihuapili Santa Maria La limpia Conçepsion yancuicatzintli oquimochihuili M[aest]ro Fran[cis]co Cavallero tlaxcalan yca chichey Altepetl oquimochihuili yquac Mayordomo in Diego de Santiago ocotochco [...]

[...] 1734 años. Ynic omodonaro in santisima Cruz yca matlactlamome pesos yh[ua]n ome tomin Yca sen nochi in tlapalli yh[ua]n in Oro fino yh[ua]n ini tlaxtlahuil in dorador sevastian favian huehuero yc sen nochi mochihuan ynipatiuh M[aest]ro dorador sevastian favian ynic oquimochipahuili in angeles Yhuan in tlasoÇihuapili de Guadalupe mehuiltitica yca mac in anoquimochihuilique cuixtlacoapan yca chihnahui pesos 9

[f.2r] 1733 años [...] Jueves a veinte días del mes de noviembre [de este] año, se dijo que entrara la imagen [de] la señora Virgen Santa María La Limpia Concepción, la hizo el maestro Francisco Caballero, los ocho pueblos de Tlaxcala la hicieron [la pagaron] entonces era mayordomo Diego de Santiago [de] Ocotochco [...]

[...] 1734 años. Entonces se adornó la Santísima Cruz a [un costo de] veinte pesos y dos tomines fue su costo, con todos los colores y oro fino, el dorador Sebastián Huehuero y todo lo hizo por este costo el maestro dorador Sebastián Fabián, [e hizo] muy fino a los ángeles y a nuestra madre de Guadalupe, los hicieron en Puebla por nueve pesos.

Los costos los pagaban las comunidades por la cooperación que cada semana los fiscales recolectaban, también del trabajo en la tierra y la venta de los productos de ella. Esto mismo lo podemos observar en las en las cuentas del fiscal de la lejana comunidad mixteca de Tejupan. Del año de 1554 tenemos el siguiente registro:

[f.12] § ma[texto tachado: tlac]cuilpuali ypan tlactli ome pesos omomaca ce caliz cuztica [te]ocuitlatl yca tlaltili yvam Vinageras mochi iztac teocuitlatl [...]

[f.21] § motlaxtlavui yevatl simo[n] de buena ventura canpana chiuhqui cen çontli ypan caxtolpuali ypan onpuali nabi pesos ypa[n] nabi tomines yn y[n]ca oquichibac yn canpana nica[n] altepetl yevatl 10

[f.12] § ciento doce pesos pagamos por un cáliz, una cruz con baño de oro, y vinagreras de plata [...]

[f.21] § el costo que Simón de Buenaventura [nos cobró] por hacer la campana fue de setecientos y cuatro pesos y cuatro tomines, por hacer la campana del pueblo.

Cómo las comunidades pagaban todos los ornamentos de las iglesias, los sacerdotes y los fiscales podían escoger qué imágenes deberían ir al interior del templo católico, esto dio motivo para que la comunidad entera creara un lazo fuerte con sus santos. Al interior de los templos casi siempre se ven imágenes de sufrimiento, angustia, esperanza y de salvación, esto mismo se veía reflejado en la comunidad. Un pueblo que era explotado, sometido, y que sufría; además era sangrado tanto en sus recursos naturales como humanos; entonces el pueblo tenía su refugio y recogimiento en la iglesia, porque veía a sus imágenes como a ellos mismos, y al final en el altar mayor, la salvadora, la redentora, la esperanza de la comunidad, la santa patrona o el santo patrón.

De ahí que la comunidad nativa abrió sus corazones a la predicación de una fe que correspondía a su sentimiento de la vida en ese momento. Su culto enfoca el sufrimiento: Jesucristo torturado (el Señor de la Columna) y crucificado (crucifijos y objetos de la pasión), la madre que pierde a su hijo (la Virgen de la Soledad), y los santos en su martirio [...] (Jansen & Pérez Jiménez 2015: 74).

¿Porque se representaba la Pasión de Cristo en Tlaxcala? Las comunidades se reflejaban en la figura de Cristo, el que sufre y el que muere. Cristo fue a Jerusalén a preparar la pascua, fue traicionado y vendido por unas monedas, sufrió, sangró por la salvación de la humanidad. Es así como las comunidades tlaxcaltecas se veían. Ya que gran cantidad de pueblos fueron reubicados para formar un nuevo pueblo a la usanza castellana, en el proceso estos se vieron afectados ya que se les quitaron sus tierras y los productos de ellas. Las comunidades fueron traicionadas por sus propios hijos, ya que las madres y padres fueron acusados ante los religiosos de idolatría, fueron procesados, enjuiciados y en el peor de los casos asesinados. Como lo atestiguan las narraciones que existen entorno a los Tres Niños Mártires de Tlaxcala (Mendieta 1971: 236-245; Motolinía 1984: 176-181). Por cierto el padre de uno de ellos era pilli (noble) del pueblo de Atlihuetzia, de donde proceden los fragmentos de las obras de teatro. O bien como constatan los cuadros 11,12 y 14 de las Relaciones Geográficas de Tlaxcala (Acuña 1984), las comunidades sufrieron por el constante saqueo de sus recursos naturales, ya que se les obligaba a pagar tributo en dinero y en especie. Se debía de trabajar para la construcción de una iglesia, un puente o bien para la construcción de la hoy ciudad vecina de Puebla de Zaragoza.

A los pueblos se les sangraba literalmente, y se les dejaba morir debido a las epidemias de matlazauatl y cocoliztli. 11 Estas enfermedades siempre tuvieron terribles consecuencias para la población, ya que la gente moría y no quedaba casi nadie para trabajar las tierras, y entonces no había que comer, el pueblo sufría de hambre.

Viendo esto así, entonces no resulta nada raro que en Tlaxcala se hayan localizado tres fragmentos de la misma temática, la Pasión de Cristo, en dos pueblos cercanos. En la comunidad de San Simón Tlatlauhquitepec se localizó el primer fragmento con doce fojas recto-verso. En este, se presenta a un Judas que hablaba y pensaba en nauatl, que sufría las mismas condiciones de pobreza y miseria que los espectadores, ya que

[...] sólo ando desnudo, ando en andrajos, estoy desamparado. Lo siente mí cuerpo, y mi mujer, mis hijos. Ellos pasan gran pobreza, sin alimento [al igual que] todos mis parientes [...] El hambre llega a mí. ¡Cuántos problemas tengo! No tengo casa, ni milpa, ni propiedad [...] (Macuil Martínez 2010: 87-89).

En esta obra Cristo vive preocupado por los acontecimientos que sufrirá, ruega su padre por la salvación de la humanidad, al final a Jesús recibe la sentencia

[...] Jesús Nazareno, malvado, se le acusa por nuestros sacerdotes señoriales [por] no aceptar la ley de Moisés. Desnúdenlo y amárrenlo en la picota con fuerza, azótelo con huitzilitlacotl. 12 [...] Así [se] hará, presidente Poncio Pilato [...] (Macuil Martínez 2010: 119).

Cabe hacer la mención que en la época en que está obra era posiblemente representada, la población tlaxcalteca vivía los procesos de congregación de las comunidades, y el cabildo naua protestaba en contra de las disposiciones del gobierno castellano, ya que hacia 1560 el cabildo se oponía a las congregaciones y en 1630 Juana Cano fue amparada en la posesión de las tierras que dejó en Santa Clara Atzompan al ser congregada en Atlangatepec (Sempat Assadourian & Martínez Baracs 1991).

La Pasión de Atlihuetzia. Fragmento 1, siglo XVII 13

Del primer manuscrito sólo queda una foja recto-verso, y por el análisis interno de este se puede determinar que fue escrito hacia el siglo XVII; esto se constata con otros documentos de la misma época en el mismo archivo. El fragmento presenta al menos dos tipos de letra, la primera es la que conforma los diálogos de los actores, esta es pequeña y apretada; la segunda mano es la que puso los nombres de los personajes al menos en la foja 1r, y las acotaciones 14 por que las letras son más grandes y redondas, además el tipo de tinta que se utilizó evidentemente es diferente. Esto no quiere decir que los agregados sean más tardíos, sino al parecer el tlacuilo le faltaron estos detalles. Entonces si esto es así, tenemos un manuscrito que pasó por un revisor y este añadió los faltantes del texto.

Aunque es sólo una foja, no por ello deja de ser importante, ya que el formato en que se presenta es de una obra de teatro, con la distribución de personajes, las acotaciones y los diálogos. Los personajes que interactúan en este fragmento son: San Pedro, Jesús, Nuestra Señora, Magdalena, San Juan. En este pequeño fragmento se encuentran las escenas de la preparación de la Pascua y cuando Jesús se despide de su madre, ya que próxima está su muerte.

En los diálogos de este manuscrito Jesús se presenta ciertamente triste, aceptando la responsabilidad de lo que le sucederá, se muestra no como el hijo de la virgen, sino asume el papel de padre. Cabe hacer aquí un breve paréntesis; Jesucristo, el hijo de Dios, se asume como el Padre, como Dios, ello es algo más o menos constante en las obras de teatro coloniales en lengua nauatl, por ejemplo tenemos en la Adoración de los Reyes el siguiente fragmento:

Gaspar: Aun noteotzinén notlatocatzinén, ca no mixpantzinco nicmocuitia ca tinelli, titeopixcatzintli; tinelli tisacerdote;

Gaspar: También, Dios y Señor mío, declaro en tu presencia que eres el verdadero enviado de Dios, el sacerdote y ministro de Dios [...] (Horcasitas 1974: 272-273).

En la misma obra Melchor saluda al Niño Dios de la siguiente forma:

Notlazomahuizteotziné, notlatocatzinén, in tihuel nelli oquitzntli [...]

Tú eres hombre y Dios verdadero, amado Señor divino [...] (Horcasitas 1974: 274-275).

En la Comedia de los Reyes, Melchor saluda al Niño Dios de la siguiente forma:

Noteotzinne, notlatocatzinne

¡Oh Dios mío, oh Rey! (1974: 316-317).

En la Pasión del Domingo de Ramos, Jesús entra a Jerusalén y exclama:

[...] niteotli ca nochi nohuaxca, ca nochi notlachihual yn ilhuicatli yhuan in tlalticpactli yhuan in mictlan

Pero como Dios todo me pertenece ya que todo es mi obra: el cielo y la tierra y el infierno (1974: 346-347).

Las concepciones del Hijo como el Padre, las encontramos en la Biblia: “El Padre y yo somos una sola cosa” (Juan 10:30).

Retomando las palabras que tratan de reconfortar a la Virgen, Cristo le llama

Notlaçonantzine, oh! Querida madre, y notlateochihualnantzine oh! Bendita seas madre; 15

usando palabras suaves que reconfortan a toda aquella madre que está a punto de perder a su hijo, veamos pues lo que dice Jesús:

[...] Xpo notlateochihualnantzine quenin çenca nopanpa timotlaocolmiquiliz nequi macamo timohuetzititzinos nonantzine maxicmotzitzquitican macamo mohuetzitil ynonantzin [...] 16

[...] Cristo: Oh! Bendita seas madre, ten misericordia de mi muerte, ojalá que no suceda. Oh! Madre descansa, que me van a aprender, ojalá que no, reposa madre [...]

Jesús le dice a su madre que descanse, pero en el sentido de que se tranquilice ya que lo van a capturar, la actitud del personaje es de fortalecer el corazón. También Jesús manda a sus discípulos que se preparen porque ya ha llegado el tiempo de ir a Jerusalén a preparar la Pascua. Describe en una forma triste y cruda ciertamente los tormentos que tendrá que pasar, lo que sufrirá, y a la vez le dice a su madre que su corazón se fortalezca en el sentido de que acepte lo que le ocurrirá, también le menciona que se sepa que es su hijo único y que ella es su madre.

Figura 2.

Figura 2.

La Pasión de Atlihuetzia. Fragmento 1, siglo XVII.



El diálogo en nauatl es impresionante como triste. Este es el mensaje y el sentimiento que se debió haber transmitido a los asistentes, se representa a un Jesús fuerte, angustiado, preocupado por su madre y a la vez aceptando el destino que ya está marcado.

Los personajes de María Magdalena y Juan se muestran angustiados y no quieren que Jesús vaya a Jerusalén, porque saben bien que los judíos se enojan, que no lo quieren, y tratan de proteger al maestro, pero esté no acepta y expresa la necesidad de ir a hacer la Pascua (‘quizas Pascua’).

Los pueblos tlaxcaltecas se identificaron con el personaje de Jesús, ya que la vida no era nada fácil, ellos pasaban angustias, desesperación, y la muerte también, por las condiciones en que vivían; hacia finales del siglo XVI, los Anales de Atlihuetzia 1 nos hablan cómo la población vivía: “[...] Año siete casa [1577] Entonces [hubo] gran enfermedad ( cocoliztli ) nos dio mucho, fueron a necesitar estos macehuales a Dios [...]”, 17 y como la población moría no quedaba quién trabajara la tierra y esta no producía nada y la consecuencia de ello era hambruna. Tenemos una referencia más del año de 1617 en los Anales 2 de esta misma comunidad nos relata que “[...] Hubo helada en el mes de octubre [fiesta de] San Lucas […]” 18 y en el año de 1628 “Salió un gran viento” y en 1634 “hubo gran cocoliztli ” acontecimientos que repercutían nuevamente en la población que estaba obligada a pagar el tributo a la corona española.

La Pasión de Atlihuetzia. Fragmento 2, siglo XVIII 19

El segundo fragmento de la Pasión de Atlihuetzia es del siglo XVIII y tiene solo dos fojas en recto y verso. El manuscrito parece que es el libreto que se le asignó al personaje que representaría a Jesús, porque no interviene ni habla otro más que él; se anotan las escenas y en seguida los diálogos del actor.

Este está distribuido en siete escenas, aunque la primera se encuentra incompleta y corresponde a la última cena, le sigue la Oración en el huerto, La aparición de un ángel, El arresto de Jesús, en la casa de Anas, en la casa de Caifás, en la casa de Pilatos. En la primera escena Jesús habla a sus discípulos y les expone el cariño que les tiene y que ellos deberán de copiar y reproducir, para que la humanidad los ame; además de ello deberán de llorar y de sufrir, y como recompensa de toda su alegría será infinita.

Se presenta a Jesús como el tlatoani, ordena, y enseña a sus discípulos lo que deben de hacer y cómo lo deben de hacer, se instruye a la población como se deberá de comportar ante la presencia de sus autoridades; les dice Jesús, que sobre sus discípulos caerá el desprecio, sufrirán y que por eso la tristeza nunca terminará. Los diálogos que le fueron asignados al personaje de Jesús, corresponden con los evangelios canónicos, y en especial el evangelio de San Juan, ya que el tlacuilo (escribano) siguió muy de cerca los pasajes y la estructura del evangelio.

Se muestra a Jesús angustiado por lo que le sucederá, ordena a sus discípulos que recen para que no caigan en la tentación, y deja la voluntad a su padre, para que haga lo que es necesario e insta a sus discípulos que recen, que no duerman.

El tlacuilo sabía muy bien la lengua que escribió, ya que utilizó varios difrasismos, como por ejemplo aic polihuiz aic polihuiz tlaniztzonquisas, que quiere decir ‘nunca terminará, nunca tendrá fin’, aunque estas palabras literalmente dicen ‘nunca terminará, nunca debajo de su cabello saldrá’. Las palabras Yn ixco nocpac nemiz se puede traducir como ‘traicionar’, ya que literalmente quiere decir: ‘sobre mi cara, sobre mi caminará’. Para expresar que el personaje del tlatoani Jesús se esfuerza, se utilizaron las palabras Yn tecocoh yn tetolini, es decir ‘comezón y aflicción’. Un ejemplo más del uso del nauatl en este fragmento son las palabras moteycauhan Xiqui huapahua. Esto literalmente es ‘a tus hermanos menores – hazlos palos duros’ y se puede traducir como ‘edúcalos’; anchocasque antlaocoiasque, se traduce como: ‘ustedes llorarán, ustedes se entristecerán’, para referirse al sufrimiento que tenían los discípulos, o bien, cuando se escribe la frase anhuetzizque Yn amo Cuali yn amo Yectli, que literalmente quiere decir: ‘para que no caigan en cosas malas, en cosas no buenas’.

Figura 3.

Figura 3.

La Pasión de Atlihuetzia. Fragmento 2, siglo XVIII.



Por otro lado el tlacuilo decidió no utilizar la palabra teoamoxpan (‘en el libro divino’, que hace referencia a la Biblia) porque utiliza theotlahtolpan (‘en la palabra divina’) y se refiere a la Biblia como iamoxpan (‘en su libro’). También para hacer referencia a la humanidad se escribió tlalticpac tlaca (‘la gente de la tierra’) en lugar de la palabra más ‘común’ cemanauac tlaca (‘los hombres del mundo’). En contraste el escribano utiliza la palabra tlacatecolotl para designar al diablo, aunque se sabe que la palabra se compone de hombre-búho, y desde el siglo XVI se usó para designar como diablos a los antiguos tlamatque (‘los que saben’, los sabios).

El tlacuilo tenía una forma particular de escribir el nauatl ya que a lo largo de este fragmento se nota claramente el uso de la letra h en medio de varias frases, donde ‘normalmente’ no debería de llevar, por ejemplo namotemachtihcauh (‘yo soy vuestro maestro’), Itlahtocahcauh (‘soy su señor’), theotlahtolpan (‘sobre la palabra sagrada’), yhcuiliuhtoc (‘está escrito’), notlazohmahuizThatzin Dios (‘mi amado [y] honrado padre Dios’). En el caso del plural tenemos: NotlaçohPipilhuantzitzihuanê (‘oh! Mis queridos hijos’), en referencia de que ellos son sus discípulos. Acá hay una reduplicación de la palabra pil y un primer huan, además del otro plural tzin y otro más huan.

Es así que el tlacuilo sabía muy bien qué escribía y para quién, el mensaje es claro en este libreto, se muestra a Jesús cómo tlatoani, fuerte, angustiado, y capaz de actuar como hijo-padre de su madre, es decir, el hijo habla con palabras cariñosas pero también se muestra firme y determinado a que se acepte lo que para él ya es claro, su muerte.

Los religiosos querían mostrar los sentimientos de un ser humano que era capaz de dar su vida por la humanidad, además ellos representaban la salvación cómo el único camino para lograrlo; ellos deberían de cuidar tanto en lo espiritual como en lo material a las comunidades; que los pueblos se postraran y fueran ‘dóciles y bien entendidos’ en la religión, este mensaje es claro. Las comunidades entendieron perfectamente, que deberían de ser sumisos y de desprenderse de los bienes materiales. Pero al revisar la documentación de este acervo, se puede leer que los fiscales y la comunidad supieron mantener fuertemente los bienes de la comunidad, pues de ellos se pagaba todo: tributo, los recibimientos de los representantes de los poderes políticos y religiosos, etc.

Por otro lado las comunidades participaban activamente en la organización de una representación teatral, distribuían los materiales y todo lo necesario para la escenificación. Tal es el caso de Atentzinco y Chimalpan, pertenecientes a Atlihuetzia: 20






En este mismo archivo se encuentra un fragmento de una memoria que habla sobre la distribución de los personajes en la representación del viernes de Dolores en Santa María Atlihuetzia: 21






Los religiosos escogían los temas que se prepararían para la escenificación en alguna fecha importante del calendario religioso, esto para continuar la enseñanza de la fe en Cristo, se les mostraba el ejemplo de la obediencia, se acentuaba el poco valor de las cosas materiales y la riqueza espiritual. Esta era la contribución de los frailes franciscanos y por parte de la comunidad ellos estaban obligados a pagar todos los costos que implicaba la escenificación, tenían que comprar los vestuarios, los ornamentos de la escenografía, tenían que pagar la música y a los cantores, y estaban obligados a asistir a presenciar la escenificación teatral.

Entonces, se les enseñaba el valor espiritual sobre el terrenal y al mismo tiempo todo el costo material debería de salir de la propia comunidad. Esta es la enseñanza con la que se quedaban las poblaciones.

A manera de conclusión

Es ahora comprensible porque en dos pueblos vecinos se hayan localizado tres fragmentos de la misma temática. Porque las comunidades se identificaban con Cristo tlatoani, hijo y padre; padre y madre de su pueblo en el sentido de que hoy día muchas poblaciones mesoamericanas llaman a sus autoridades padre y madre, porque ellos son los que velan por el bienestar del pueblo; a los fiscales se les llama tiachca que quiere decir hermano mayor, al que hay que respetar y pedir consejos.

No es raro que los religiosos entendiendo los conceptos de autoridad, hayan decidido que se escenificaran estos temas y los mensajes de pobreza, angustia, muerte y salvación. La población tenía que sufrir para lavar sus pecados, tenía que pasar trabajos y hambres, así como lo ejemplifica Cristo, los pueblos tenían que morir porque así se encontraría la gloria eterna. Y en el cielo todos los trabajos que pasaron en la tierra serían recompensados. Esto es cierto, pero también las comunidades a través de los actores podían sufrir y expresar sus inconformidades tal es el caso del monólogo de Judas en la Pasión de San Simón Tlatlauhquitepec. Aquí es un Judas que vivió y nació en una comunidad tlaxcalteca, y que sufrió hambres y despojos y eso se refleja en los diálogos.

Los fragmentos fueron escritos en nauatl, los actores provenían de las comunidades, ellos aunque ya fueron educados bajo los preceptos de la canon católico y la visión castellana no dejaron los pueblos, allí vivían y eran educados por sus padres y madres, nunca dejaron de hablar la lengua de los ancestros, esto permitía pensar y tener otra visión del mundo, la visión de la comunidad.

La enseñanza final era valorar y gozar de la riqueza espiritual sobre la terrenal, aunque las comunidades pagasen todos los gastos de todo. Para las misas, para poder enterrar a un difunto, para el mantenimiento de los religiosos, para la construcción de la iglesia, para el adorno interior y exterior de esta, para el pago de la fiesta patronal, para pagar el diezmo y por si fuera poco, para pagar el tributo. Entonces los religiosos pedían que la comunidad fuera pobre en lo material y rica en lo espiritual, y los que iban acumulando riqueza era los que ya eran ricos en lo espiritual. En fin, se vivía y se vive en dos visiones del mundo diferentes, ya que los pueblos eran ricos en lo espiritual y material, y al paso de los siglos la evangelización ha ganado terreno, ya que ahora muchos pueblos son, pobres en lo material y ricos en lo espiritual.

¿Cuándo nosotros volveremos a gozar de las dos riquezas? ¿Cuándo tendremos a nuestros dioses, a los dioses castellanos y además de gozar de los bienes materiales? Durante cientos de años fueron explotados por otros y no por nosotros mismos. Por casi medio milenio se nos han tratado de borrar de la memoria a nuestros dioses y quedarnos con el poder de uno solo. Para fortuna nuestra esto no se ha cumplido aún; ya que se sigue hablando, cantando, bailando con los dioses ancestrales, se les invita a comer y se fuma y bebe con ellos.

Es así como dos ‘simples’ fragmentos de la Pasión de Cristo, nos invitan a reflexionar sobre lo que dice el texto y lo que hay detrás de este, nos invita a repensar la ‘exitosa evangelización’ y la ‘sumisión’ de las comunidades tlaxcaltecas frente a los invasores.

Referencias

Acuña, René 1984 Relaciones geográficas del siglo XVI: Tlaxcala. México, D.F.: Universidad Nacional Autónoma de México ( unam ).

Códice Sierra Texupan [1550-1564] Códice Sierra Texupan. Biblioteca digital mexicana http://bdmx.mx/detalle_documento/?id_cod=26

Hermann Lejarazu, Manuel A. 2007 Símbolos de poder: un análisis comparativo entre la iconografía del clásico maya y los códices mixtecos. Estudios de Cultura Maya 30: 79-106. http://www.scielo.org.mx/pdf/ecm/v30/v30a4.pdf

Horcasitas, Fernando 1974 El teatro náhuatl. Épocas novohispana y moderna. México, D.F.: Universidad Nacional Autónoma de México ( unam ).

Jansen, Maarten 1997 Símbolos de poder en el México antiguo. Anales del Museo de América 5: 73-102. http://dialnet.unirioja.es/descarga/articulo/2016461.pdf

Jansen, Maarten & Gabina Aurora Pérez Jiménez. 2015 Tiempo, religión e interculturalidad en la Colonia: los catecismos pictográficos de México. En: Jansen, Maarten & Valentina Raffa (coord.): Tiempo y comunidad. Herencias e interacciones socioculturales en Mesoamérica y Occidente. Leiden: Leiden University Press, 65-102.

Las Casas, Bartolomé de 1967 [1566] Apologética historia sumaria: Cuanto a las cualidades, dispusición, descripción, cielo y suelo destas tierras, y condiciones naturales policías, repúblicas, manera de vivir e costumbres de las gentes destas Indias Occidentales y Meridionales cuyo imperio soberano pertenece a los Reyes de Castilla. Edición preparada por Edmundo O’Gorman, con un estudio preliminar, apéndices y un índice de materias. Serie de historiadores y cronistas de Indias, 1. México, D.F.: Universidad Nacional Autónoma de México ( unam ).

Macuil Martínez, Raul 2010 La Pasión de Tlatlauhquitepec. Obra de teatro tlaxcalteca en náhuatl del siglo XVI. Comp. por Guadalupe Alemán Ramírez. Tlaxcala: Gobierno del Estado de Tlaxcala/Instituto Tlaxcalteca de la Cultura.

Mendieta, fray Gerónimo de 1971 Historia Eclesiástica Indiana. Obra escrita a finales del siglo XVI. México, D.F.: Porrúa.

Molina, Alonso de 1992 Vocabulario en lengua castellana y mexicana y mexicana y castellana. Estudio preliminar de Miguel León-Portilla. 3era. edición facsimilar, México, D.F.: Porrúa.

Motolinía, Toribio de Benavente 1971 Memoriales, o Libro de las cosas de la Nueva España y de los naturales de ella. Ed. Edmundo O’Gorman. Serie de historiadores y cronistas de Indias, 2. México, D.F.: Universidad Nacional Autónoma de México ( unam ).

Motolinía, Toribio de Benavente 1984 Historia de los indios de la Nueva España. Relación de los ritos antiguos, idolatrías y sacrificios de los indios de la Nueva España, y de la maravillosa conversión que dios en ellos ha obrado. Ed. Edmundo O’ Gorman. México, D.F.: Porrúa.

Olivier, Guilhem (coord.) 2008 Símbolos de poder en Mesoamérica. México, D.F.: Universidad Nacional Autónoma de México ( unam ).

Olivier, Guilhem & Leonardo López Luján 2010 Las imágenes de Moctezuma II y sus símbolos de poder. En: López Luján, Leonardo & Colin McEwan (eds.): Moctezuma II. Tiempo y destino de un gobernante. México, D.F.: Instituto Nacional de Antropología e Historia ( inah ), 79-91.

Olko, Justina 2006 Traje y atributos del poder en el mundo azteca: significados y funciones contextuales. Anales del Museo de América 14: 61-88. http://dialnet.unirioja.es/descarga/articulo/2205378.pdf

Reyes García, Luis 2009 Anales tlaxcaltecas: manuscritos históricos tlaxcaltecas escritos en náhuatl. En: Tlahcuilo. Boletín del Archivo Histórico del Estado de Tlaxcala 8/9: 90-104.

Reyes García, Luis s.f. Las fiscalías de Tlaxcala y sus archivos. Manuscrito inédito.

Sell D., Barry & Louise M. Burkhart 2008 Nahuatl theater. Spanish Golden Age drama in Mexican translation. Norman: University of Oklahoma Press.

Sell D., Barry & Louise M. Burkhart 2009 Nahuatl theater: Nahua christianity in performance. Norman: University of Oklahoma Press.

Sempat Assadourian, Carlos & Andrea Martínez Baracs (comp.) 1991 Tlaxcala, una historia compartida, siglo XVI. Tomo 6. México, D.F./Tlaxcala: Consejo Nacional para la Cultura y las Artes ( conaculta )/Gobierno de Tlaxcala.

Archivos consultados: Archivo Parroquial de Santo Toribio Xicotzinco ( apstx ); Archivo de la Fiscalía de Santa María Atlihuetzia ( afsma )

Entrevista: Cornelio Hernández Rojas, 16 de junio de 2015.

La Pasión de Atlihuetzia: Fragmentos del siglo XVII y XVIII. Paleografía y traducción.

La pasión de Atlihuetzia 22 (Fragmento 1. Paleografía)

La pasión de Atlihuetzia (Fragmento 1. Traducción)

[f.1r]

Pedro t[otecuy]oe mamopaltzinco maxitechmotlaocolilitzino Yn ica nohonpa timohuiCas Yn Jerosalem ca Yn o[n]pa tlaca çenca mitzmomictilisnequi ma sa nican mopantzinco quisa Yn pasqua mayequi satepan timohuicaz Yn Jerosalem maquimonequilti yn moyolotzin

Pedro: Oh! Señor nuestro, que estés contento, ten misericordia de nosotros que allá iremos a Jerusalén, allá los hombres mucho te querrán maltratar. Acá sólo contigo se hará la Pascua. Después te acompañaremos a Jerusalén [para lo] que lo quiera tu corazón

Xpo Notlaçopilhuane niman aocmo huel mochihuas Yn anquimonequiltia ca Ynotlasotatzin d[io]s quimonequiltia Yni conpa ninohuicas onpa nopan quisas Yn pasqua 23

Cristo: Oh! Mis queridos hijos míos, después no me acompañaran a donde iré con mi amado padre Dios. Se necesita [que] vaya a hacer la Pascua

niman q[ui]monohuatequiliz Yn itlaçonantzin 24

Después vendrá a colocarse su amada madre

Xpo notlasonantzine ca ye Yxquich manimitznocahuili maxinechmoteo Chihuilitzino

Cristo: Oh! Querida madre ya me ha llegado el tiempo, que se haga lo que Dios quiera.

No[t]ra Senora quimoteochihuilis mayehuatzin Yn motlasomahuistatzin dios mitzmohuiquilitzino Yn titlateochihualtelpotzintli Yn tinoçenteconetzin ca ye yuh nicnequi Yn aYamo timoneneltia ma occepa Xinechmonahuatequiti ca Ye Onimitznoteochihuili

Nuestra Señora: Qué se haga lo que Dios quiera, acompañemos a su amado padre Dios, acompañamos al hijo terrenal de Dios, mi único hijo, que así se quiera. Aún no es verdad que otro me ordena, yo le hice sagrado.

quimonahuateq[ui]liz moçotlahuallitzinos n[uest]ra s[eño]ra 25

Se ordenarán. Se desmayará nuestra señora.

Xpo Notlaçonantzine macamo ximonentlamachiti Yn ipampa Yn omiq[ui]litzin ca Yuhqui quimonequiltia Ynotlasotatzin D[io]s Yn mochitli Yn çemanahuac ynin techmonequi Ynomiquilitzin auh yn axcan notlasonantzine nimitznolhuilia ma coyhui ynin omiquilis ocçepa ye ylhuica nimozcalitzinos auh yn tehuatzin occepa tinechmotilis Ynonacayotzin nalquesqui ca chipahuac yez aoquicçepa ninomiquilis Yc çen timopapaquiltitzinos

Cristo: Oh! Amada madre, no me tengas compasión por mi muerte [por]que así lo quiere nuestro amado padre Dios. Toda la humanidad, necesita mi muerte y ahora amada madre me acompaña, que así moriré de nueva cuenta, y ya en el cielo resucitaré y ustedes otra vez verán mi cuerpo aparecer fuerte donde estuviere. Ya [con] mi muerte estarán contentos todos

n[uest]ra señora notlaçoconetzin noneyolalilitzin yn quimonequiltia yn motlasotatzinno yn tleyn ticmonequiltia ma yn mochihua

Nuestra señora: Queridos hijos míos, mi corazón necesita aceptar lo que su amado padre quiere. Sí es necesario que así se haga.

mocalaq[uis] n[uest]ra S[eño]ra motlaocolhuitzititzinos quitzitzq[ue]tias mag[dale]na 26

Entrará nuestra señora, se aprenderá a la pecadora magdalena.

Xpo notlateochihualnantzine quenin çenca nopanpa timotlaocolmiquiliz nequi macamo timohuetzititzinos nonantzine maxicmotzitzquitican macamo mohuetzitil ynonantzin

Cristo: Oh! Bendita seas madre, ten misericordia de mi muerte, ojalá que no suceda. Oh! Madre descansa, que me van a aprender, ojalá que no, reposa madre.

motlaoColtil Xpo quinhualmohuiquilis Yhuan Apostoles 27

Se compadecerán de Cristo, los que lo andan acompañando y los apóstoles.

Xpo ynin notlaçopilhua Yn annotlamachtilhuan mapachihui Yn amoyolo ca ye onpa titztihui Yn ihuicopa Jerosalem auh Ynin ca onpa nopam quisas yn pasqua casa te ylhuitli Ynipan tasisque maximonenemitican

Cristo: queridos hijos, ustedes que son mis discípulos estén satisfechos sus corazones, porque ya es el tiempo para ir a Jerusalén, allá junto a ustedes se hará la Pascua, el tiempo ha llegado de caminar

Speo Cayequali totlaçotemachticatzine

San Pedro:

[f.1v]

[Xpo] Ynotzotzin auh Ynomatzin ynocxitzin tepostli nechtetzotzonilisque auh Nocpactzinco tepostica tlamalintli xocohuitztli nechmanilisque auh YnoYolotitlantzinco tepostopiltica quitlaposque Yhua[n] ynonacatotzin nohuian quihuitequisque caxtoltzonpas Ypan çetzonpa[n] Yhan matlacpohualopa Ypan chiquacepa[n] ynic huel neltis Yn quitotia Ynepayas froveta 28 quitotia ynicpac yn ixayacatzin Yn imatzin Ynic Xitzin nohuiya Yninacayotzin mochi çenca tlasihiyohuis auh Yn axcan notlasonantzine maximoyolalitzino maximochicauhtzino mayxquich motlapatzin ynica moçenca timotlayhiyohuiltitzinos maxicmoçenma chilitzino aocac moconetzin casanoçeltzin ca yuhqui timotolinicatzino quinel maxicmoçenmachititzino sihuapili nonantzine

[Cristo] Me golpearán mi cabeza, mi mano y mi pie con un fierro, con algunas cosas de fierro, [me crucificarán], me pondrán una corona de espinas y el bastón de fierro cortará mi carne junto a mi corazón [me herirán en un costado] por todas partes lo azotaran, me darán seiscientos y diez y seis golpes en la cabeza es verdad lo que declara allá el profeta: en su cara, su mano, y su pie por todas partes, todo su cuerpo sufrirá. Y ahora querida madre, que tu corazón se fortalezca, que todo se limpie. Aquí nos atormenta, que se sepa que es tú hijito, tú único hijito. Así me atormenta [que] de verdad se sepa que es sólo la mujer, [es] mi madre.

Nues[tr]a s[eñor]a onotlaçoconetzine yniuh ticmitalhuitzinohua Cenca yc tlayhuia ynoyolo aocmo huel notlaçoconetzine Ca ye nemomiquilisnequi

Nuestra Señora: oh! Queridos hijos míos, así les digo de mi corazón mis queridos hijos, me quiero morir.

momanePanos Maria mag[dale]na Yxpantzinco Xpo

Pasará María Magdalena ante Cristo.

mag[dale]na notlacotemaquixticatzin 29 mamopaltzinco nican totlan Ximoyetzinotie Yn ixquichcahuitli quisas Yn pasqua macamo honpa timohuicas Yn Jerosalem

Magdalena: Mi querido maestro, que por tu vida acá a nuestra tierra, que se vive ha llegado el tiempo de que se haga la Pascua, ojala que no lo lleven allá a Jerusalén.

onCan hualquiztiasque matlactli homome Apostol/es/

Allá vendrán a salir los doce Apóstoles.

Yxpamtzinco motlacuaquetzasque Yn Xpo tlaocoyasque mochintin

Ante ti se arrodillarán. Cristo entristecerá a todos.

/Xpo/

/Cristo/

San Peo t[o]t[ecuy]oe Diose tleyca Yn mochoquilia Yn sihuatzitzintin Yn çenca motla otlaocoltia Cuix amo anquimocactia

San Pedro: Oh! Señor nuestro, Oh! Dios, ¿por qué todos sufren? Las mujeres se entristecen, ¿acaso escucharon?

Mag[dale]na maxicmomachitican ca tihuatzin yn itlaçonantzin ticmotlatlauhtilia Yn ixcahuitli Yn pasqua ma san nican totlan Ximochtiz macamo onpa mohuicas Yn Jerosalem auh Yehuatzin Yn D[io]s acmo 30 quimonequiltia aocmo niman quimoselilia Yn tlatol Yntotlatlauhtilis auh axcan maoc amehuantzitzin xicmotlatlauhtilican aso amechmotlaCamachitis aso quimoselilis Yn amotlatoltzin Yn amotlatlauhtilitzin

Magdalena: entérense que ustedes, [que]su querida madre ruega por ustedes el tiempo de la Pascua, que sólo acá en nuestra tierra [es] todo ojalá que no vayan a Jerusalén y Dios ya no lo necesita, después brota la palabra, rogamos y ahora aún que ustedes rueguen quizá sabrán, quizá brote su palabra [por] su ruego

San Juan totlaçomahuistemachticatzine maçan nican tonahuac ximoyetzino ticmacamo ximohuica Yn Jerosalem ca Ye ticmomachititzinohua ca huel mitzmococolilia yn Judiosme macamo xicmonequiltitzino Ynic o[n]pa timohuicaz

San Juan: Oh! Amado maestro, que junto con nosotros acompañemos ojalá que no vaya a Jerusalén, que ya se sepa que bien se enojan los judíos. Ojalá que no se requiera ir allá.

La pasión de Atlihuetzia 31 (Fragmento 2. Paleografía)

La pasión de Atlihuetzia(Fragmento 2. Traducción)

[f.1r]

[La última cena]

[Xpo] NotlaçolPilhuanne ca ye oanqui motilihque Yn tlen namopan/…/tzinco onichiuh Ynic onamech nextili Yn notetlaçohtlaliz tlaxicmocaquitican Ca yn amehhuantin Yn nannechtocayotia namotemachtihcauh namotlahtohcauh yn axcan Ca amocxitlan onimopacho onamechmocxipaquililih Ca no yuhqui Yn amehhuantin nepan amocxipacazque ca ohtacatl maChiotl yn onamechtlalili yn quenin onichiuh no yuhqui anquichihuasque Ca nelinamechylhuia Yn temaçehualcah amo huelitisquipanahuiz Yn itecuyo Ynitlahtocahcauh san no Yuhqui Yn tlamachtili tlacatl san amo huel quipanahuiz Yn itemachtihcauh auh Yntla yuhqui anquichihuasque yn iuh namechmonahuatilia ic çenca anmochintin yn amech molhuililia ypanpa Camo nequi neltiz Yn theotlahtolpan Yhcuiliuhtoc yn ipan iamoxpan

[Cristo:] Oh! Queridos hijos míos, ya están aquí verán lo que está ante ustedes lo hice por ustedes; [así] les digo amada gente. Escuchen! Ustedes me llaman, señor, soy su maestro, soy su rey. Y ahora me inclino a sus pies, se los he lavado con gusto. Así de esta manera ustedes se los lavarán los unos a los otros; yo he puesto el ejemplo. Aprendan lo que yo hago en la tierra y como lo hice, así ustedes lo harán. De verdad yo les digo macehuales, no podrán pasar por la autoridad de su maestro, yo que soy su tlatoani, así como el alumno no pasarán por la autoridad del maestro y así lo harán. Así se lo ordenó la palabra sagrada [que está] escrita en su libro [Biblia].

Yn David Yehhuatl notlan Atli tlacua auh ca zan noyehuatl yn nechtelicsas 32 Yn ixco nocpac nemiz 33 auh Yn amehhuantin maanquilcauhti Yn notlahtoltzin Ca ye namech monahuatitilia auh ca yscatqui yn iancuic tlanahuatili maximonepan tlaçohtla can yn iuh onamech motlaçohtiliaya ca ye ixquich cahuitl yn nican amotlan nimonemitia auh yntla Ximotlacohtlacan 34 cayehhuatl ynic amechyxmatizqu[e] Yn tlalticpac tlaca Yn huel yc annotlamachtiltzitzihuan auh yntla amechtelchihuasque Yntlalticpac tlaca 35 amo yc anmoCuetlaxozque xiquilnamiquican ca Achtopa nehhuatl onechtelchiuhque onechcocolihque auh can amo temachtihcauh auh ca no senca monequi amopan mochihuas Yn tecocoh yn tetolini 36 Cano neli namech ylhuia ca anchocasque antlaocoiasque 37 auh yn tlalticpac tlacah pactinemizque auh yn amochoquiz yn amo tlaocoYaliz Cenca paquiliztli mocuepas aic polihuiz ayc tlaniztzonquisas 38 auh tlaxiccaqui

Tú David aquel que junto a mí bebe y come me traicionará. Ustedes no olviden la palabra, que ya les mando. Aquí está la nueva ordenanza, quiéranse así como yo los amé. Ya durante todo el tiempo junto a ustedes yo andaré y así los amarán como a mí, para que la humanidad sepa que ustedes son mis discípulos y a ustedes los despreciará la humanidad, no desmayen, recuerden que a mi primero me despreciaron, me aborrecieron, y [que] soy su maestro. Ustedes harán lo necesario. Sobre ustedes se hará el sufrimiento y la aflicción. [ustedes] se esforzaran. De verdad les digo, ustedes sufrirán. Y la humanidad estará feliz. Su llanto, su tristeza se volverá alegría, nunca terminará, nunca tendrá fin.

[Xpo] Yn tiSimon Pedro maCamo motimo 39 cuetlaxos amo Ytla yc timo çotlahuas ca neli namech ylhuia ca yntlacatecolotl 40 Cuamech 41 mihtlania inic amech Cen semanas iniuhqui trigo mosesenmana mochayahua auh ca Amo panpa nicmotlatlauhtiliz Yn notlazohmahuizThatzin Dios Yni /…/ Amo polihuiz inamotlaneltoquiliz tlen ticmamaixquich mihy/o/ Xocon chihua matiquinmihyo cauhti yn moteycauhan Xiqui huapahua 42 = auh ynin maonpa tihuian Yn ixochitepantzinco Yn nocohcoltzin Yn David maximoquetztzino can

[Cristo:] Escucha Tú Simón Pedro, ojalá que no te entristezcas, no te desmayes, en verdad te digo el diablo a ustedes los quiere esparcir, así como se esparce el trigo, cómo se derrama, y que por eso rogaré a mi amado padre Dios [para que] no se pierdan, no se renieguen. Toma todo tu aliento, toma fuerza para educar a tus hermanos menores. Y después iremos al jardín De mi abuelo David, [allá] nos detendremos.

§[Xpo] Yn canpa niauh ca ayahuel onpatias yequin quenman anpatias

§ [Cristo:] Adonde iremos, nadie de ustedes irá.

§ Notlaçohtlamachtiltzitzihuan tlaxicmocquitihtzinocan ca ye yn mancaYe oncan yn nanechcauhtiquiçasque 43 auh ca tel amo noçel Ca notlaMoyetzino ties in notlacohtahtzin yn Dios- auh ye senca no anquihyohuizque yn tlahyahuiliztli tlalticpac 44 auh yn axcan

§ Oh! Queridos discípulos escuchen ustedes, que aquí allá, ustedes me abandonarán [pero] no estoy sólo [porque] junto a mí estará mi querido padre Dios y ya ustedes velaran y ahora durante

[f.1v]

Yo hualtica ca anmochintin Anmo tlapoltizque ca yuh yhcuiliuhtoc yn teo/amox/tlahtolpan 45 quihuitequizque quitolinizque yn ichcapixqui yhuan çeçenmanizque Yn ichcame auh ca yei Ylhuitica nimoscalilitzinoz Ca namechmoYecaniliz onpa Yn Galilea onpa annechmotilizq[ue]

la noche, ustedes se escandalizarán, porque así está escrito en la Biblia. Los azotarán, [como] el pastor maltratará a las ovejas y las esparcirán. [Y en] tres días resucitaré yo me les adelantaré allá en Galilea, allá ustedes me verán.

§[Xpo] Pedroê neli nimitzYlhuia yn axcan Yohualtica yn aYemotzahtzi yn oquiChcuanaca 46 yn amotinechmocuitis Yn amo tinech momachietocas 47

§ [Cristo:] Oh! Pedro, de verdad te digo que ahora durante la noche, antes que cante el Gallo, me negarás, no me conocerás

oRaçion del Guerto

Oración en el Huerto.

§[Xpo] NotlaçohPipilhuantzitzihuanê 48 çenca tequipachiuy Yn noyolohtzin 49 ma ocxinechmomochialican yuan xicmotlatlauhtilihtzino can yn toteCuio dios Ynic amo ypan anhuetzizque Yn teneiecoltiliztli 50 =

§ [Cristo:] Oh! Mis queridos discípulos, estoy preocupado por lo que me harán y rogaré a nuestro Padre Dios, para que ustedes no caigan en la tentación.

§ Notlaçohmahuiztahtzine macamo xicmonequiltihtzino yn nimomiquiliz auh ca timotlaçohthatzin ca amo yehhuatl mochihuas yn tle[n] nicnequi casan Yehhuatl mochihuas Yntlen ticmonequiltihtzinohua = Tleyn anmaylihtzinohuah notlaçohPilhua[n] annê yn acmo achihtzin ican mixtozohua maximehuacan maxicmotlatlauhtilican Yn t[o]t[ecuy]o Dios ynic amo ypa[n] anhuetzizque Yn amo Cuali yn amo Yectli 51

§ Oh! Amado padre, no deseo morir, tu eres el amado padre, que no se haga lo que yo quiero, haz lo que es necesario ¿Que dicen ustedes, amados hijos míos? ¿Acaso no pueden velar un poco? Levántense, rueguen a nuestro señor Dios, para que no caigan en la tentación.

Angelo

Ángel

[Xpo] Cencan /onoqui/ con elehuia inin nemaquixtililiz Yn ixquich ticSemanahuac tlaca ypanpa Ynima nimah çenca Yehhuatl yc nicnomaca yn miquiztli nomiquiztica niquinmaquixtiz 52 Yn çemanahuac tla ca maYuh mochihua Yn itlanequilitzin Yn notlaçohtahtzin Yn dios

[Cristo:] Mucho /…/ deseo que toda la humanidad se salve, porque [con] mi muerte se salvará la humanidad, que así se haga lo que desea mi amado padre Dios.

§ NotlaçohPilhuanê maximoquetzinocan matihuian ca yc nizhuiz Yn temac nechtlasas 53

§ Oh! Queridos hijos míos, levántense, vamos, seré traicionado.

§ Nocniuhtzine tlein timailia tleyca yn tematennamiquiliztica Temactinechtlasa

§ Oh! Hermanos, lo que les digo que el maestro será entregado, seré traicionado.

Prendim[ien]to

Prendimiento.

[Xpo] Ca nehhuatl – Yexpa quihtoz = niman= Ca ye onamech Ylhui canehhuatl auh yn tlaninehhuatl nannechtemohua maxinechAnacan maxinechtzitzquican auh yn notlamachtiltzitzihuan maxiquincahuacan macamo quenin Anqninichihuasque

[Cristo:] Yo les diré tres veces = después= les digo que yo soy al que buscan, yo soy, agárrenme, aprésenme, tómenme de las manos y mis discípulos ojalá que no me acompañen, cómo ustedes lo harán

§[Xpo] Pedroye ma yonoyan Xoconteca Yn moteposmacuauh Cuixamo ticnequi initlahyohuiz iniuh quimonequiltia yn notlasohmahuizthatzin Dios quenin nosoneltiz Yn ixquich theotlahtolpan 54 Yhcuiliuhtoc notechpa yntla nicnequi niCuix amo nicmotlatlauhtilizquia Yn notlaçohtahtzin dios Cuix amo mochintin oquinhual

§ [Cristo:] Oh! Pedro guarda tu espada, ¿acaso no quieres sufra? Esto lo requiere mi amado padre Dios. ¿Cómo se hará verdad lo que en la biblia está escrito sobre mí? se necesita ¿acaso no rogaré a mi amado padre Dios? Acaso no él mandará [que]

[f.2r]

mihualisquia y /n..Dn/ nixquichtin Yn gelosme Yn ilhuicac Yaquisa nimê yn ixquich yn onpa tentoque Ca amo san mahtlactecpantli 55 Xiquipili ymome yn nechPalehuiquihue Yn amo Yn mac niTlaçalosquia yn Judiosme= Xicualhuica yn inaca Yn motolinia

todos ángeles salgan del cielo? todos se colocarán allá, se llenará, ¿acaso no cuatro mil ochocientos ángeles me ayudarán?, y con sus manos se arrojarán contra los judíos. Traigan la oreja del pobre.

Ychan Anas

En casa de Anas.

§[Xpo] Ca yn nehhua ca tlenesYan nochitlacatl yn ixpan yn onitemachtiya Yni nesentlaliayan Yn Judiosme yn teopan 56 yn oniquinnonotzaya Yn tlalticpac Atle ychtaca xomolco tlayohuayan yn onicteYlhuiaya Tleyca Yn tinechtlahtlania 57

§ [Cristo:] Yo aparecí ante mucha gente [en la] reunión les enseñé, en la sinagoga, yo les dije que en la tierra nada es secreto, nada se esconde lesdigo porque me deben de adorar.

§ Yn Tlacamo melahuac maxiquihto Yn tlen amo melahuac niquihto tleyca Yn tinechyxtlatzinia

§ Si no soy claro en lo que digo, si no lo digo correctamente ¿por qué me abofetearán?

CaYfas Ychan

En casa de Caifás.

§[Xpo] Ca tehhuatl hotiquihto nipiltzin yn Dios san ixquich namech ylhuia ca aocmo huehcauh ynnanquimotilizque yn ichpochtli Yconetzin ymayecanpatzinco mehuiltihtzinos yn ixquich yhuelitzin Dios 58

§ [Cristo:] Tú lo has dicho, yo soy hijo de Dios, todo lo que me dicen [pero] no hay tiempo. Ustedes verán al hijo de la virgen sentado a la derecha del honrado Dios.

Pilatoz Ychan

En casa de Pilatos.

§[Xpo] Ca thehuatl oquihto nihtlahtohcauh Yn Judiosme 59

§ [Cristo:] Tú los has dicho, yo soy tlatoani de los judíos.

[f.2v]

In tinotlaçonantzin Cemicac /chi/ itinotlaçonantzin. 60

Por siempre eres mi querida madre /…/ mi querida madre.

la palabra

la palabra

De D[io]s sigue

De Dios sigue.

Notas

1 La investigación que produjo el resultado que aquí se presenta forma parte del proyecto ‘Time in Intercultural Context’, dirigido por el Prof. Dr. Maarten E.R.G.N. Jansen (Facultad de Arqueología, Universidad de Leiden, Países Bajos), y ha recibido apoyo financiero del Séptimo Programa Marco de la Unión Europea (FP7 / 2007-2013) en virtud del acuerdo de subvención no. 295434. Agradezco a los fiscales de Santa María Atlihuetzia, Eleazar Junco Xolocotzi, fiscal, Isidro Adolfo Fernando Hernández Vásquez, mayor y Carlos Grande Juárez, escribano, así como al presbítero Francisco Rodríguez Lara, vicario territorial de ‘La Inmaculada Concepción Atlihuetzia’, y al P. Jorge I. Gómez G. mdr., vicario general de la Diócesis de Tlaxcala, por las facilidades otorgadas en la consulta del Archivo de la Fiscalía de Santa María Atlihuetzia ( afsma ).

2 En la literatura científica se le ha denominado ‘bastón de mando’ (Jansen 1997; Hermann Lejarazu 2007; Olko 2006; Olivier 2008; Olivier & López Luján 2010).

3 Los fiscales en Ixtenco “no tienen el mismo grado de autoridad como lo es en las comunidades nauas. El poder lo tienen los mayordomos y continuamente están en conflicto pues los fiscales exigen que todas las actividades socio religiosas se atengan a lo que sugiere el sacerdote, mientras que los mayordomos prefieren seguir con las formas y actividades tradicionales de la comunidad” Comunicación personal con el Mtro. Cornelio Hernández Rojas, comunidad otomí (yuhmu) de Tlaxcala (16 de junio de 2015).

4 Luis Reyes García (1935-2004), de lengua materna nauatl, fue investigador en el Centro de Investigaciones Superiores en Antropología Social (CIESAS), catedrático en la Universidad Autónoma de Tlaxcala, y fue profesor invitado en la Universidad de Leiden, Holanda.

5 Esta obra ha sido publicada en la versión nauatl-ingles por Sell & Burkhart (2009) y en la versión nauatl-español por Macuil Martínez (2010).

6 ‘Nobles’ y ‘señores’.

7 apstx , sección: disciplinar, serie: escrituras, año: 1599-1802, f:9r. La paleografía y traducción son mías.

8 apstx, f.5r. Se normalizaron los nombres de las cacicas, para facilitar su lectura.

9 afsma, caja: 5, año: 1866, exp: 6 6, fs.31. La paleografía y traducción son mías.

10 Códice Sierra Texupan. La paleografía y traducción son mías.

11 Epidemias que causaron la muerte de millones de personas de la población mesoamericana.

12 Literalmente es ‘vara de colibrí ’.

13 afsma, caja 3, exp. 244, año: s/f.

14 Se trata de las instrucciones sobre los movimientos que los actores deberán hacer en escena.

15 afsma, caja: 3, año: s/f, exp: 244, fs: 1r.

16 afsma, caja: 3, año: s/f, exp: 244, fs: 1r.

17 afsma, Anales de Atlihuetzia 1, caja: 1, año: 1585, exp: 7, f.16r.

18 afsma, Anales de Atlihuetzia 2, caja: 1, año: 1733, exp:18, f.2r.

19 afsma, caja: 3, exp: 244, año: s/f.

20 afsma, caja: 2, año: s/f, exp: 2, f.1.

21 afsma, caja: 1, año: s/f, exp: 1, f.1.

22 afsma, caja 3, exp. 244, año: s/f.

23 Literalmente: ‘conmigo sale la Pascua’.

24 Instrucciones que reciben los actores para realizar algún movimiento en escena.

25 Texto al centro de la foja.

26 Texto al centro de la foja.

27 Texto al centro de la foja.

28 Podría ser: ‘profeta’.

29 Debería de ser: notlaçotemaquixticatzin.

30 La ‘c’ va sobre el renglón.

31 afsma, caja: 3, exp. 244, año: s/f.

32 Bien puede ser: Telicça.

33 Ixco nocpac nemiz: ‘traicionar’. ‘En mi cara, sobre mi caminará’.

34 Debería de ser: Ximotlaçohtlacan.

35 Sobre el renglón.

36 Las palabras tecoco y tetolini se refieren a ‘tener dolor’, ‘tener comezón’, ‘tener aflicción’. Se pueden traducir como: ‘esforzarse’.

37 Las palabras anchocasque antlaocoiasque se pueden interpretar como: ‘ustedes llorarán’, ‘ustedes se entristecerán’. Se puede traducir como: ‘ustedes sufrirán’.

38 La palabra tzonquisa literalmente se traduce como ‘salir-cabello bien’ y se puede traducir como ‘sin fin’.

39 Timo está sobre el renglón.

40 La traducción literal de esta palabra es: ‘hombre tecolote ’ y es usada para referirse al diablo.

41 Debería de ser: amech.

42 Literalmente: ‘hazles palos duros’.

43 ‘Encargar-salir’ o ‘abandonar’.

44 Literalmente: ‘Ustedes durante la noche caminaran en la tierra’.

45 Literalmente: ‘sobre la palabra sagrada’.

46 Hoy en día la palabra no ha cambiado demasiado, ya que se dice: cuanaca para denominar al mismo animal.

47 ‘No sabrás mi nombre’.

48 La palabra naua reafirma en cuatro ocasiones el pluralizador.

49 El ‘yo’ se encuentra sobre el renglón. Literalmente dice: ‘está afligido mi corazón’.

50 Literalmente: ‘decir-terminar’. Molina traduce la palabra completa como ‘tentación’ (Molina 1992: 98).

51 Literalmente: ‘para que no caigan en cosas malas, en cosas no buenas’, se traduce como ‘que no caigan en la tentación’.

52 Sobre el renglón: ‘ne’.

53 Literalmente: ‘me arrojarán en las manos de alguien’.

54 La palabra naua más común para hacer referencia a la biblia es teoamoxtli pero el tlacuilo utilizó otra forma que hace referencia a la palabra y no a la escritura: palabra sagrada, theothatolpan.

55 La segunda ‘c’ va sobre el renglón.

56 Literalmente: ‘en la iglesia de los judíos’.

57 Literalmente: ‘rogar’, pero por el contexto e puede traducir como ‘adorar’.

58 Literalmente: ‘todo bien Dios’. Se puede traducir como ‘del honrado Dios’.

59 Al centro de la foja se encuentra una firma de Pilatos, esta ocupa el resto de la foja.

60 Esta foja solamente tiene una línea de texto y al margen inferior derecho se encuentra una glosa en español.

Notas de autor

r.macuil.martinez@arch.leidenuniv.nl

HTML generado por Redalyc a partir de XML-JATS4R