Artículo en PDF
Cómo citar el artículo
Número completo
Más información del artículo
Página de la revista en redalyc.org
Sistema de Información Científica
Red de Revistas Científicas de América Latina y el Caribe, España y Portugal
El
Cotidiano 141
Dossier
LIX
Óscar Darán
Martínez
1
La Convención Nacional Democrática
La Convención Nacional Democrática
La Convención Nacional Democrática
La Convención Nacional Democrática
La Convención Nacional Democrática
“P
“P
“P
“P
“Por el bien de todos”
or el bien de todos”
or el bien de todos”
or el bien de todos”
or el bien de todos”
M
éxico está frente a una de los mayores retos que se le han presentado en
los últimos tiempos, la crisis del sistema político mexicano, anunciada y debatida
desde hace algún tiempo, hoy es más evidente que nunca. El oscuro manto que
cubría a las instituciones políticas nacionales y su accionar fue levantado a
partir del 2 de julio del 2006.
La elección presidencial del presente año tuvo múltiples anomalías, errores
todos que apuntan hacia un posible fraude en contra del proyecto de liberalis-
mo social impulsado por Andrés Manuel López Obrador (
AMLO
) y la Coalición
“por el bien de todos”, y en favor del oficialista Felipe Calderón.
Fallas, o acciones con dolo, tales como la apertura de paquetes electorales,
boletas de más o de menos en relación con los ciudadanos empadronados,
intervenciones ilegales de grupos comerciales y del propio presidente Fox, cam-
pañas de desprestigio en los grandes medios de comunicación, etc.; en conjunto
errores tácticos del propio equipo de
AMLO
como la soberbia al no asistir al
primer “debate”, el aceptar las encuestas cuando le favorecían y luego descono-
cerlas, el fracaso de las
redes ciudadanas
al no cubrir el 100% de las casillas, y
otras más, lograron
el caldo de cultivo
perfecto para la presunta imposición del
panista Felipe Calderón.
Son todas estas señales las que anuncian como resultado la evidente profun-
dización de la crisis en el sistema político nacional, mismo que se ahonda aún
más con la decisión del candidato de la coalición de ejercer presión política vía
las movilizaciones ciudadanas para influir en el fallo del Tribunal Electoral.
Multitudinarias marchas y mítines se llevan a cabo en la ciudad de México a
partir del 8 de julio, millones de personas consideran que ha habido un fraude
y que deben manifestarse para que no sean atropellados sus derechos.
La coalición “por el bien de todos” encabeza las movilizaciones y apunta en
tres direcciones subsecuentes que se corresponden con los plazos para decla-
rar válida la elección, la estrategia es: a) conteo voto por voto; b) anulación de la
elección, c) llamar a una Convención Nacional Democrática que los proclame
vencedores legítimos de los comicios.
Las primeras magnas movilizaciones se convocan bajo la demanda “voto por
voto, casilla por casilla”, misma que será el lema del movimiento postelectoral.
1
Licenciatura en So-
ciología, Departamento
de Sociología,
UAM
-Azca-
potzalco.
Etnografías
Dossier
LX
Bajo esta consigna exigen el recuento total de votos para
comprobar los datos emitidos por el
IFE
y poder dar legi-
timidad al triunfo del candidato vencedor, según estos,
AMLO
. Estas primeras manifestaciones son marchas y asam-
bleas informativas a las que asisten cientos de miles de
personas de todo el país, y algunos mexicanos residentes
en el extranjero, perredistas y no perredistas en busca
de la insípida Democracia electoral que se había cons-
truido.
Ante esta muestra de descontento social de millones
de personas, incluidos artistas, científicos, e intelectuales de
los más altos vuelos, la cúpula de la coalición observa que
la estructura de oportunidades políticas puede jugar a su
favor, y decide promover, en voz del líder del movimiento,
un plantón a partir de la marcha-asamblea informativa del
30 de Julio de 2006. Con base en la voluntad popular y
“de manera democrática” (levantando la mano) se decide
radicalizar la presión política plantándose en la plaza de la
constitución, la calle Madero, y las avenidas Juárez y Re-
forma hasta la Fuente de Petróleos. La presión de la coali-
ción es más fuerte al tiempo que el
TEPJF
dicta sentencia
negativa a la petición del recuento total de los votos; por
lo que entonces hay que presionar por la anulación.
Son días difíciles, el tribunal comienza a dar muestra
de que lo
letrista
de sus dictámenes en nada favorecerán
las peticiones del autodenominado Movimiento Nacional
por la Esperanza; el plantón en algunas zonas, sobre todo
en las más alejadas del zócalo, se ve desolado; las condi-
ciones climáticas menguan la participación; el embate de
los medios de comunicación es feroz y con nula posibili-
dad de réplica; distintos actores políticos e intelectuales
(que apoyaron, o no, a
AMLO
) manifiestan sus críticas a esa
acción de la resistencia civil; se tensa el ambiente así que
hay que prevenir un posible fallo en contra y comenzar a
moldear una alternativa.
En los primeros días de agosto se anuncia una nueva
serie de acciones “contra la imposición”, movilizarse para
que el presidente Fox no emita el informe presidencial el
1 de Septiembre, hacerle “marcaje personal” con protes-
tas, festejar el 15 de septiembre en la plaza del Zócalo,
dando el grito el propio
AMLO
, y convocar a una Conven-
ción Nacional Democrática.
El 15 de agosto de 2006 se emite la convocatoria a la
Convención Nacional Democrática “por el bien de todos”,
fundamentada en el otrora conocido derecho a la rebe-
lión, el artículo 39 constitucional, y “teniendo como pro-
pósito fundamental decidir, con representantes de todos
los pueblos del país, el papel que asumiremos en la vida
pública de México ante la actual circunstancia”
2
.La fecha:
el 16 de septiembre de 2006, día del desfile militar.
Los antecedentes. 1914 y 1994
3
Este llamado tiene como antecedentes históricos otras dos
Convenciones, una llevada a cabo en 1914 y la otra en
1994. La primera de ellas se da en el contexto de la Revo-
lución Mexicana, cuando el poder federal está bajo el
mando de Venustiano Carranza, quien en primera instancia
trata de convocarla (vía Obregón) para suprimir a los aún
ejércitos en rebeldía de Villa y Zapata. Ésta convocatoria
es considerada incompleta y Villa se encarga de profundi-
zarla y hacer un llamado más amplio al propio Carranza, a
sus generales más progresistas como Lucio Blanco y otros,
Obregón, los propios villistas y a los zapatistas, quienes
en primera instancia no aceptaban porque dicha propues-
ta no tomaba en cuenta el Plan de Ayala, la repartición de
tierras.
Tras largas negociaciones, la Convención inicia sus tra-
bajos el 10 de octubre de 1914, en Aguascalientes, con
delegados de Carranza, bajo el mando de Obregón, y los
representantes villistas; todo bajo el nombre de Conven-
ción Militar de Aguascalientes, la cual es declarada sobe-
rana y por encima de cualquier otra autoridad. Sólo con
este anuncio es que los zapatistas se unen, aunque sólo
con voz y sin voto; aún así logran que se aprueben los
artículos 4, 5, 6, 7, 8, 9, 12, y 13 del Plan de Ayala.
Los principales acuerdos en esta convención, tras se-
manas de discusión en Aguascalientes, fueron: la elección
de un presidente interino, Eulalio Gutiérrez; declarar re-
belde a Venustiano Carranza; nombrar jefe de operaciones
de los ejércitos a Francisco Villa; y, en consecuencia, el
avance de las fuerzas villistas y zapatistas hacia la capital
del país, logrando su encuentro en la misma el 4 de di-
ciembre de 1914.
En conclusión, y como plantea Adolfo Gilly, “la con-
vención (de 1914), en vez de ser el instrumento deseado
por Obregón para manipular las direcciones campesinas,
se convirtió en terreno de confluencia política entre estas
y se desplazó hacia la izquierda adoptando el Plan de
Ayala”
4
.
2
CND
. Convocatoria a la Convención Nacional Democrática, “por
el bien de todos”, 15 de agosto de 2006.
3
Lo que aquí se presenta es sólo un breve esbozo de lo ocurrido en
las convenciones de 1914 y 1994, profundizar en ello es tema de un
trabajo más amplio.
4
Gilly, Adolfo,
La revolución interrumpida,
México,
ERA
, 1998
.
El
Cotidiano 141
Dossier
LXI
Por su parte, la Convención Nacional Democrática
de 1994 tuvo como promotor al Ejército Zapatista de
Liberación Nacional, vía la Segunda Declaración de la
Selva Lacandona, emitida en junio de aquel año. En esta
declaración los zapatistas lanzan la convocatoria para la
“realización de una Convención Democrática Nacional,
soberana y revolucionaria, de las que resulten la pro-
puestas de un gobierno de transición y una nueva ley
nacional, una nueva Constitución que garantice el cum-
plimiento legal de la voluntad popular (…) el objetivo
fundamental es organizar la expresión civil y la defensa
de la voluntad popular”
5
.
Así mismo se hace un llamado e invitación a las distin-
tas corrientes que luchan por la Democracia en México,
en este 1994 se invita a las organizaciones civiles, las
ONG
,
los ciudadanos independientes, artistas, intelectuales y
demás personalidades, además de los partidos políticos
interesados, en ese momento al
PRD
, que a pocas horas de
la realización declinó la participación de Cuauhtémoc Cár-
denas por no lograr que el
EZLN
, a través de la
CND
, im-
pulsara la candidatura del mismo.
La mesas de discusión dentro de la Convención Na-
cional Democrática se llevaron a cabo desde el viernes 5
de agosto de 1994 en San Cristóbal de las Casas, tras ello
se procede a la instalación el 8 de agosto en la Selva
Lacandona, en el poblado de Guadalupe Tepeyac, ante la
presencia de más de 7000 personas de todas las entida-
des del país, y la participación de cientos de observadores
internacionales; instalación en la que el
EZLN
entrega
Aguas-
calientes
6
a los asistentes a la
CND
, y en voz del Sub Mar-
cos señala que esperan de la Convención “la madurez para
no convertir este espacio en un ajuste de cuentas interno,
estéril y castrante… Nos hacemos a un lado pero no nos
vamos”
7
.
Y no se convirtió en eso, pero tampoco en el partea-
guas que el
EZLN
había pensado que sería al entregar la
CND
a la sociedad civil. Pareciera que al no proponerse
como el centro de la convención, los trabajos se des-
cuidaron y terminó perdiéndose en alguna parte de la
historia de 1995; la última gran propuesta de esta con-
vención fue la de formar el Movimiento de Liberación
Nacional (luego de que Cuauhtémoc Cárdenas había
perdido la elección) donde se proponía que lo encabeza-
ra el propio ingeniero.
En conclusión, esta convención parece haber obteni-
do pocos triunfos en lo que a resultados nacionales y es-
tructurales se refiere, sin embargo produjo un antecedente
para las futuras movilizaciones al tratar de incluir a la
mayoría de las fuerzas que se oponían al régimen priísta y
que eran consideradas de izquierda aunque sus acciones
y programas no los respaldaran.
Los preparativos. 15 de agosto
a 15 de septiembre de 2006
Además de los antecedentes históricos de la Convención
impulsada por la coalición “por el bien de todos”, también
existen justificaciones legales para su realización, mismas
que la comisión organizadora, integrada por José Agustín
Ortiz Pinchetti, Jesusa Rodríguez, Rafael Hernández Estrada,
Socorro Díaz, Dante Delgado, Gonzalo Yánez, Elena Po-
niatowska y Fernando Shütte, se encargo de enumerar ante
los embates y presiones que recibieron de las partes más
conservadoras de la sociedad en el mes que tomó la reali-
zación.
Según la propia convocatoria de la
CND
, esta se realiza
“con apego al artículo 39 de la Constitución, que a la letra
dice:
La soberanía nacional reside esencial y originariamente
en el pueblo. Todo poder público dimana del pueblo y se
instituye para beneficio de éste. El pueblo tiene, en todo
tiempo, el inalienable derecho de alterar o modificar la
forma de su gobierno.
LLAMAMOS a todos los mexicanos, mujeres y hom-
bres libres, concientes y preocupados por el destino de la
Nación, a poner fin a la República simulada, a construir
las bases de un verdadero Estado social democrático de
Derecho y a llevar a cabo las transformaciones profundas
que el país necesita”
8
.
De tal forma el movimiento postelectoral se ampara en
la propia Constitución, en un artículo que sin duda ha
dado serios problemas al Estado Mexicano, pues es el mis-
mo en el que algunas organizaciones armadas se han fun-
damentado para declararle la guerra; sólo que en el marco
5
EZLN
, Segunda Declaración de la Selva Lacandona, junio de 1994.
6
Nombre que se le dio a la
CND
de 1994 en honor a la realizada en
1914 en aquel estado de la Republica.
7
Discurso del Subcomandante Marcos ante la
CND
, 8 de agosto de
1994.
8
CND
,
Op. cit
. El uso de las mayúsculas es para respetar el estilo del
escrito original.
Etnografías
Dossier
LXII
de la actual movilización se hace para continuar con las
acciones de resistencia civil y pacífica.
Sin embargo, las cuestiones por las que fue viable la
conformación de una Convención Nacional Democrática
no se sustentan únicamente en la ley, sino que hay una
serie de justificaciones políticas que distintos miembros
de la coalición enunciaron, mismas que son resumidas por
el propio López Obrador en su asamblea informativa en el
zócalo capitalino el 10 de septiembre de 2006, en dicho
mitin el ex candidato presenta una serie de argumentacio-
nes que legitiman las acciones realizadas hasta ese mo-
mento, como las marchas, el plantón y la toma de la tribuna
en la cámara de diputados, y que deja abierta la posibili-
dad de la
CND
:
“Nosotros nos estamos defendiendo legítimamente ante
quienes de manera irresponsable hundieron al país en
esta situación de crisis política y de confrontación. (…)
Los que desataron esta crisis política fueron los que
hicieron el fraude y se niegan a la transparencia y están
violentando la Constitución y pisoteando la dignidad de
nuestro pueblo. (…) Dijimos también que no íbamos a
aceptar un gobierno ilegal, ilegítimo, un gobierno espu-
rio. (…) Con el fraude electoral, así de claro, se desco-
noció la voluntad popular, se quebrantó el orden
constitucional y se cometió un golpe de Estado.
Por eso hemos tomado el camino de convocar a la Con-
vención Nacional Democrática, amparados en el artículo
39 de la Constitución, (donde) vamos a resolver si acep-
tamos la República simulada o declaramos la abolición
del régimen de corrupción y privilegios; vamos a decidir
si desconocemos al gobierno de la usurpación o lo reco-
nocemos; si creamos un gobierno, nuestro propio go-
bierno legítimo o una Coordinación Nacional de la
Resistencia Civil Pacífica; vamos a decidir también si re-
conocemos y ratificamos a un Presidente de México o
nombramos a un titular del Ejecutivo, un Jefe de Gobier-
no en Resistencia o a un Coordinador de la Resistencia
Civil Pacífica.
También en la Convención decidiremos, entre otras co-
sas, si convocamos a un nuevo constituyente para la
refundación de la República y la transformación radical
de las instituciones.
(…) un gobierno surgido de la Convención tendría toda
la legitimidad necesaria para llevar a la práctica acciones
de apoyo y protección a los humildes y a los pobres de
México, defendería el patrimonio nacional, combatiría
la impunidad y la corrupción, haría valer el derecho a la
información e insistiría constantemente en la transfor-
mación democrática de las instituciones
9
.
Así,
AMLO
justifica políticamente las acciones que se
habían tomado hasta esta fecha y lo hace también con la
realización de la Convención, y de lo que ella emane, que
como podemos observar está bastante bien delineado en
términos de apoyar o no cada una de las propuestas.
Una de las cuestiones de mayor importancia en el lla-
mado a la
CND
y su celebración el 16 de septiembre es el
de los delegados que asistirían a la misma, factor de im-
portancia en el sentido de que, como vemos, la
CND
ten-
día a convertirse en un órgano de toma de decisiones
(aunque nunca fueran claros en sus formas) que funda-
mentalmente resolvería otorgar la presidencia “legítima” a
López Obrador.
Según la propia convocatoria a la
CND
los delegados
serían “todos los delegados electos en asambleas popula-
res en pueblos, comunidades, municipios, organizaciones
civiles, sociales y políticas, los presidentes municipales, sín-
dicos, regidores, diputados locales, asambleístas, goberna-
dores, diputados federales y senadores que deseen
participar, los militantes y dirigentes municipales, estatales
y nacionales de partidos y agrupaciones políticas que de-
cidan asistir, los miembros de organizaciones ciudadanas
sin filiación partidista y de organizaciones sociales inde-
pendientes, así como hombres y mujeres libres sin distin-
ción de raza, credo, ideología o condición social”
10
.
Ante esto se proponía que la gente discutiera en las
colonias, barrios, escuelas, comunidades, fábricas, etc., y
estableciera prioridades y propuestas en torno a cinco
temas esenciales propuestos por la comisión organizado-
ra de la
CND
y dados a conocer por
AMLO
en la asamblea
informativa del 27 de agosto de 2006: a) lucha a favor de
la igualdad social, b) defensa del patrimonio y los recursos
naturales, c) lucha contra la corrupción, d) derecho a la
información, y e) transformación de las instituciones pú-
blicas. Así los ejes de la
CND
serían la economía, la políti-
ca, la convivencia social y la legalidad.
En torno a estas propuestas tendría que haber debates
y resoluciones que los delegados, previamente acredita-
dos, irían a exponer en las distintas mesas que se instala-
ran el 16 de septiembre (por regiones) para, de la manera
más democrática, tomar la decisión sobre cuál sería el
papel de éste movimiento para los próximos años.
9
AMLO
, Asamblea informativa, 10 de septiembre de 2006.
10
CND
,
Op. cit
.
El
Cotidiano 141
Dossier
LXIII
Muchas organizaciones se dieron a la tarea de discutir
esos temas, sectores que apoyan a
AMLO
y al
PRD
, así como
los que no tanto; desde los sindicatos nacionales, que te-
nían que hacerlo porque algunos de sus líderes obtuvie-
ron cargos públicos por ese partido, hasta organizaciones
estudiantiles, vecinales y algunas otras adherentes a La
Otra Campaña, cabe resaltar que éstas eran los partidos
sin registro, tales como el Partido Comunista de México
Marxista-Leninista, el Partido Revolucionario de los Traba-
jadores, o el Frente Popular Revolucionario, todos parte
de la Otra Campaña, pero ninguno en representación de
la misma.
Con todo y las presiones de la prensa nacional e inter-
nacional, de múltiples actores políticos y del líder moral
del
PRD
, Cuauhtémoc Cárdenas, los trabajos para la
CND
estaban en marcha, el movimiento tenía presencia a nivel
nacional, algunas gentes y organizaciones (sobre todo en
el plantón) discutían, y López Obrador acariciaba su auto-
nombramiento como presidente legítimo de México. Sólo
existía un temor, esparcido sobre todo entre las organiza-
ciones de mayor trabajo político y con una visión más
amplia de la arena política, el que la Convención se con-
virtiera en un acto gregario de autoconsumo, donde se
careciera de discusión y se convirtiera en un gran mitin
político.
La CND. Una crónica
del 16 de Septiembre
11
Desde principios de septiembre, y conforme se iba acer-
cando el día 16, la vida del país parecía tensarse más,
declaraciones de
AMLO
y la coalición en el sentido de man-
tener el plantón, obstruir el informe presidencial, que
AMLO
diera el grito en el zócalo y que el 16 no hubiera desfile
militar; la toma de la tribuna de la cámara de diputados,
las posturas del presidente Fox y su vocero en el sentido
de que el mandatario daría el grito en el zócalo y habría
desfile militar el 16 de septiembre a como diera lugar.
Cuestiones que dejaban sentir el aroma a la represión que
usan todos los gobiernos (del partido que sean) cuando
comienzan a hablar del respeto al Estado de Derecho y a
las instituciones.
Todo apuntaba a que septiembre sería un mes de tra-
gedias, donde posiblemente las plazas se volverían a man-
char de sangre como en Atenco, Oaxaca, o Lázaro Cárde-
nas; sin embargo parece que las negociaciones en las cú-
pulas llegaron a algunos acuerdos, pues todas aquellas
declaraciones que tensaban el ambiente se esfumaron.
Por ejemplo,
AMLO
había anunciado una movilización
masiva para que Fox no pudiera acceder a la Cámara de
Diputados a rendir su informe de Gobierno el 1 de sep-
tiembre; el día anunciado, en asamblea en el zócalo, deci-
dió que no habría movilizaciones (con todo y que un
importante sector se pronunciaba por ir a la Cámara). Se
había anunciado que el plantón continuaría y que el 15
de septiembre celebrarían la independencia ahí y
AMLO
encabezaría el festejo, a unas cuantas horas del día indica-
do se decidió empezar a levantar el plantón y
AMLO
no dio
el grito, tampoco lo hizo Fox, estuvo a cargo de Alejandro
Encinas, Jefe de Gobierno del DF. Por último, se había anun-
ciado que la
CND
se llevaría acabo desde tempranas ho-
ras del 16 de septiembre, el 10 del mismo se decide que es
mejor no hacerlo, que conviene más empezarla a las tres
de la tarde, tras el desfile militar.
16 de septiembre
. La vida en las calles parece aún no
comenzar por la imparable fiesta del día anterior, ave-
nidas desoladas, transporte público retardado y semi-
vacío, sólo viajan en él pocas personas, donde las más
parecen trasladarse al corazón del país para asistir a la
Convención Nacional Democrática “Por el bien de to-
dos” que había propuesto López Obrador. Las playeras
amarillas o con la imagen del líder irreprochable son su
principal delator, la avenida 100 metros parecía ser un
punto de reunión para de ahí llegar en contingente a la
cita.
Cerca de las 2:42 de la tarde la gente acumulada en
dicha avenida comienza a desesperarse por la tardanza
del trolebús que va hacia esa zona de la ciudad; camiones del
Movimiento Vida Digna (
MOVIDIG
), ondeando banderas
del
PRD
, pasan por ahí, uno se para y ofrece llevarnos, la
solidaridad es grande, nos trasladan al zócalo, nos ofrecen
refresco y un poco del tequila que quedó de la fiesta de
ayer y que sirve para aliviar los malestares, hasta nos pa-
san la lista para que nos apuntemos y demos constancia
de nuestra asistencia.
El camino es rápido, aunque los camiones quedan un
poco lejos de la plaza de la constitución; estamos en cir-
cunvalación, hay que caminar cerca de 20 minutos para
llegar a la cita y ya casi son las 3:15 de la tarde; no impor-
ta, este trayecto hace reflexionar sobre las ideas de pro-
greso y modernidad que nos han vendido los distintos
partidos políticos y sus líderes, la pobreza se asoma, aun-
11
Esta etnografía forma parte del seminario de observación y segui-
miento del movimiento por la Democracia del 2006.
Etnografías
Dossier
LXIV
que la mega-comercial ¿mexicana? trate de cubrirla, calles
descuidadas, banquetas rotas, coladeras destapadas, pros-
titución, piratería, drogas y teporochos es lo que podemos
encontrar en esta parte del centro histórico que quedó
fuera del fideicomiso para la recuperación del mismo en la
ciudad de la esperanza.
En Pino Suárez el espíritu de las manifestaciones
lopez-
obradoristas
deja sentirse, los ríos de gente que asisten con
sus gafetes de acreditación en mano “porque si no lo traes
no vas a poder votar”, cada vez se van haciendo más gran-
des, la algarabía se siente, parece que sí se juntará el millón
200 mil delegados que pretendía la comisión organizado-
ra, la gente camina y se comunica sin importar los tres
camiones militares que hay cerca del metro Pino Suárez,
prefieren poner atención a lo que anuncia el sonido insta-
lado sobre la calle, a ver si este indica dónde se ubicará la
región que le corresponde a cada quien para comenzar
los trabajos.
Así, mientras algunos siguen preguntando sobre dón-
de está la región, el estado o la delegación tal o cual “por-
que a nosotros nos dijeron que íbamos a estar en 20 de
Noviembre, pero ya fui y ni hay nadie”, y otros saludan a
Martí Batres y a Manuel Camacho Solís ubicados en la
esquina de Palacio Nacional, donde un señor comenta –de
manera despectiva–: “ya viste, ahí esta el priísta”, puede
observarse que no habrá acomodo por organización, y
que la famosa
CND
tendrá un carácter asambleístico.
Para las 15:30 horas el zócalo está inundado de gente
de las más distintas condiciones, encontramos campesi-
nos, estudiantes, intelectuales, trabajadores, parejas, an-
cianos, niños que no saben lo que hacen ahí pero igual
gritan, señoras, amas de casa, contingentes organizados
como los distintos comités del
PRD
, el Movimiento Vida
Digna, la
UNAM
, el Politécnico, Asamblea de Barrios, el
Partido Comunista, etc.; una inmensa mancha se vería desde
el cielo en toda la plaza de la constitución y múltiples
calles aledañas, una masa inmensa que igual grita ¡Obrador!
que ¡fuera Televisa! o ¡el pueblo unido jamás será venci-
do! Es una manifestación popular inmensa, donde hay una
fluida comunicación y hasta intercambio de bromas.
A las 15:40 horas aún no hay instalación de la Con-
vención, pero parece haber quedado claro que no habrá
mayor discusión, pues se nos entrega un volante titulado
Las resoluciones que vamos a tomar hoy
, en el que se presen-
tan 12 puntos para estar de acuerdo con ellos o no, pues
la discusión de los mismos ya la había hecho la comisión
organizadora y el líder del movimiento; además de que
también queda claro que los famosos gafetes de delegado
no serán útiles, en tanto que ya están siendo regalados sin
mayor información. Es la hora en que la lluvia comienza a
arreciar sin que ello haga que la gente se desanime, y mucho
menos cuando ven aparecer a
AMLO
en el templete cerca
de las 4 de la tarde, comienzan los ¡viva!, se improvisa el
Himno Nacional, Cielito lindo y El rey
, la fiesta mexicana pare-
ce no haber acabado, y sin darnos cuenta ha dejado de
llover, para las 16:30 parece estar todo listo, la gente se
impacienta, quiere escuchar a
AMLO
, pero hay problemas
con el sonido, hay que aguantar más para que comience el
mitin.
Cinco minutos antes de las cinco de la tarde comienza
el acto en voz de Dante Delgado, líder del Partido Con-
vergencia; da inicio el autodenominado “bautizo de la nueva
república” con el ex priísta como moderador, quien insta
a Elena Poniatowska a instalar la
CND
; la gente responde
con algarabía, muestran su cariño y respeto a la escritora
con gritos de ¡Elenita! ¡Elenita!
Poniatowska comienza su discurso hablando de la fun-
damentación del acto, del artículo 39 constitucional y el
derecho del pueblo a modificar su gobierno; señala que
“nuestra capacidad crítica es lo que nos endereza y nos
hace libres, el fanatismo limita, vuelve intransigente, lleva
al abismo, el primer respeto en la vida es el respeto a uno
mismo y el respeto a lo que piensa, lo que cree y lo que
decide el otro”
12
. Y después prosigue subrayando que gra-
cias a “nuestro líder Andrés Manuel López Obrador, he-
mos sido los actores de un cambio y eso también nos lo
tienen que respetar”
13
. Cuestiones que confunden, pues
habla de no estar cegado a una sola voz, y continua rin-
diendo halagos a la única cabeza que debe ser escuchada.
Cuestión que se hace más visible cuando al mencionar al
Ingeniero Cárdenas la gente comienza rechiflas y el grito
unísono de ¡traidor! sin que ella trate de detenerlo, o el
propio
AMLO
, instalado en el templete, trate de acallar
el desprecio hacia el mentor del
PRD
, sólo se limitan a inter-
cambiar miradas hasta que Dante Delgado pide silencio.
Tras quedar instalada la Convención, se pide a Jesusa
Rodríguez, quien es recibida con aplausos y gran alharaca,
que mencione el orden del día, que será: instalación,
relatoría, saludos, designación de la comisión relatora, lec-
tura de temas y ponencias, votación, discurso de
AMLO
y
entonación del
Himno Nacional
.
12
Palabras de Elena Poniatowska en la
CND
, 16 de septiembre de 2006.
13
Idem
.
El
Cotidiano 141
Dossier
LXV
La relatoría corre a cargo de Rafael Hernández Estrada
quien informa que los trabajos que anteceden a la instala-
ción de la Convención Nacional Democrática dieron como
resultado “más de 10 mil asambleas populares y más de
150 foros de debate en todos los estados de la república,
así como miles de ponencias individuales y colectivas de
todo el país y de mexicanos residentes en el extranjero,
cuyas propuestas forman parte de nuestra Convención.
Quedaron registrados ante la Comisión Organizadora
1 millón 25 mil 724 delegados (y que) en una apretada
síntesis, las ponencias y relatorías plantearon las siguien-
tes propuestas esenciales:
“Primero.- Desconocer la declaración de validez de la
elección presidencial emitida por el Tribunal Electoral del
Poder Judicial de la Federación. Consecuentemente, re-
chazar la pretendida imposición de Felipe Calderón
Hinojosa,
Segundo.- Apoyar el programa de 5 puntos contenido en
la Convocatoria a la Convención Nacional Democrática.
Tercero.- Los participantes en el debate previo consi-
deran necesario convocar a un Congreso Constituyente
para refundar la República”
14
.
En toda esta primer parte del mitin la gente se ve inte-
resada, aunque no muy entusiasmada, pues la estructura
de un mitin político de este tipo hace que la gente aguarde
con ansias cuestiones más relevantes para la subjetividad;
pasa lo mismo con los saludos, comienza Leonel Cota ha-
blando del fraude del que fue objeto la coalición a la que
pertenece, y se refiere a
AMLO
ya como presidente legíti-
mo, anunciando que el
PRD
permanecerá unido al movi-
miento y que junto al
PT
y Convergencia formarán el Frente
Amplio Progresista.
Continúa el líder del Partido del Trabajo, quien prác-
ticamente se limita a repetir lo que su antecesor había
dicho, y deja claro su visión de
AMLO
como presidente
legítimo en pos de refundar la República. El último en la
ronda de saludos es el representante de Convergencia,
Pedro Jiménez sólo plantea que no abandonarán la lucha
por la democracia, ni el liderazgo de López Obrador, y
repite que basados en el artículo 57 del
COFIPE
crearán
el Frente Amplio Progresista. Esta propuesta, abordada
por los tres personajes, es tomada con gran interés por
la gente ahí reunida, pues es merecedora de gritos, vivas
y aplausos.
El siguiente punto a abordar es la lectura de temas y
ponencias, en este se supone que los distintos oradores
presentarían un análisis de los cinco temas propuestos
por
AMLO
para la convención, basados en las ponencias
que llegaron a la página de internet de la Convención,
además de una serie de propuestas; sin embargo sólo fue-
ron discursos
ad hoc
para un mitin político, pareciera que
sólo algunos no sabíamos que se llevaría a cabo de esa
forma la Convención Nacional Democrática; oradores como
Hermelinda Tiburcio Cayetano en representación de los
pueblos indígenas del país hablando sobre el tema de la
pobreza; Martín Esparza (
SME
) hablando sobre la defensa
del patrimonio nacional; Malú Micher con el tema del Es-
tado Patrimonialista; Rafael Barajas “el fisgón” con un es-
crito sobre el derecho a la información, y Luis Javier
Garrido tratando el tema de la refundación del país.
De todos estos oradores hubo pocas iniciativas, sobre
todo se limitaron a mostrar el apoyo a
AMLO
y presentar
temas de sumo interés para el país como la extrema po-
breza por la que atraviesa el mismo, los males que ha cau-
sado el neoliberalismo, el monopolio en medios de
información etc. algunas de las propuestas que causaron
alarido fueron el reestablecimiento del Orden Constitu-
cional, la creación de un
Ombudsman
informativo, la revi-
sión de la Ley Televisa aprobada por todos los partidos,
limitar el poder ejecutivo, aprobar los acuerdos de San
Andrés, defender al
IMSS
y al
ISSSTE
, y apoyar a López Obra-
dor como presidente legal y legítimo.
En este punto, ya pasados los distintos oradores la gente
ansiaba la votación, sobre todo porque el cansancio em-
pezaba a hacer presa de algunos, la dinámica de votación,
según explican Eduardo García Barrios y Jesusa Rodrí-
guez, será la de leer la propuesta, luego levantar la mano
los que estén a favor, y luego los que están en contra, en
ambos casos se debía mantener un rato la mano en alto
“para que los escrutadores pudieran tomar bien el dato”,
decía Jesusa Rodríguez, a lo que la gente reaccionó con
gesto de enojo, y con razón pues ¿acaso pensaría que los
ahí presentes éramos tan ingenuos como para creer que
habría un conteo de los votos a mano alzada?
Comienza la votación, la mayoría de las propuestas son
aprobadas por todos y cada uno de los asistentes levan-
tando la mano con gusto, y cuando alguien jugaba a le-
vantar la mano en contra la presión social se hacía evidente
con rostros de desaprobación, rechiflas y hasta ofensas
verbales. La propuesta que más alegría causó y alentó a
gritos, chiflidos y aplausos fue la de otorgar el cargo de
presidente legítimo a
AMLO
.
14
Relatoría Nacional presentada por Rafael Hernández Estrada
para la
CND
, 16 de septiembre de 2006.
Etnografías
Dossier
LXVI
No obstante, hubo propuestas donde lo reñido de la
decisión pareció no importarles a los que estaban diri-
giendo la votación, por ejemplo en la decisión de la fe-
cha de toma de posesión entre el 20 de Noviembre y el
1 de Diciembre hubo votación muy repartida, sin em-
bargo los moderadores decidieron que había ganado el
20 de Noviembre. Otro caso fue el de la próxima fecha
de reunión de la
CND
, pues se propuso que fuera el 21 de
Marzo de 2007, a lo que la gente indicaba que no, que
era mejor antes para no dejar enfriar las cosas, la comi-
sión indicó que había ganado la aceptación de la fecha
propuesta.
Además de estas propuestas reñidas hubo un par de
manifestaciones que no observaron los personajes en el
estrado en cuanto a las distintas comisiones formadas, uno
es el que un grupo de feministas que estaba ubicado cerca
del asta bandera protagonizó, pues al ver que en las comi-
siones no había igualdad de género comenzaron a gritar
¡igualdad!, no se les hizo caso. El otro acontecimiento fue
más general, pues al nombrar a Carlos Imaz como parte
de la comisión de resistencia civil la gente entonó al uní-
sono el grito de ¡Imaz no! ¡Imaz no!
Tras la votación llegó la hora esperada por muchos,
pues el ambiente era como de una marcha, la hora del
discurso del líder único e irreprochable: Andrés Manuel
López Obrador. Éste presentó un discurso duro, digno de
los que había venido pregonando (aunque las acciones no
se correspondieran con los mismos) un discurso en el que
planteó que aceptaba el cargo de Presidente Legítimo en
el día histórico en que se había decidido abolir la “Repú-
blica simulada”. Algunas de las partes más importantes de
su discurso, y donde la gente sentía gran identificación
con este personaje fueron las siguientes:
“Es obvio que no actuamos por capricho o interés per-
sonal. (…) La descomposición del régimen viene de le-
jos, se acentuó en los últimos tiempos y se precipitó y
quedó al descubierto con el fraude electoral. (…) tiene
como antecedente inmediato el proyecto salinista, (…)
lo más grave es que Fox se convirtió en un traidor a la
democracia y se dedicó tenaz y obcecadamente, con to-
dos los recursos a su disposición, a tratar de destruir-
nos políticamente. (…) se confabuló con Roberto
Hernández, Claudio X. González, Carlos Salinas, Mariano
Azuela, Diego Fernández de Cevallos, Gastón Azcárraga
y para ello contaron con la complicidad de algunos me-
dios de comunicación, de intelectuales alcahuetes, de
periodistas deshonestos y de quienes se hacen pasar
por jueces. (…) tienen miedo de perder sus privilegios y
los domina la codicia…
Pueden quedarse con sus instituciones
piratas
y con su
Presidente espurio, pero no podrán quedarse con el
patrimonio de la Nación, ni con nuestras convicciones, ni
con nuestra dignidad…
Aspiramos a una sociedad verdaderamente justa, elevada
sobre la base de la democracia y de la defensa de la
soberanía nacional. Promoveremos que se eleve a rango
constitucional el Estado de Bienestar. (…) Exigiremos
que se pague la deuda histórica con los pueblos y comu-
nidades indígenas, y pugnaremos por el cumplimiento de
los Acuerdos de San Andrés Larráinzar.
A final de cuentas, volvemos a lo que ha sido la historia de
México.
Antes eran liberales y conservadores.
Ahora, en
la lucha política de nuestro país habrá dos agrupamientos
distintos y contrapuestos: derechistas y progresistas.
Es un tengan para que aprendan, un tengan para que apren-
da a respetar la voluntad popular.
AMLO
se presenta como alguien que “comprometido
con sus ideales” nunca traicionaría al movimiento, por lo
que encabezará la lucha hasta donde sea necesario en el
marco de la resistencia civil y pacífica, cuestión que avalada
y ovacionada por la concurrencia, es una de las mayores
manifestaciones de comunicación entre un líder y sus se-
guidores, tanto que llega a asustar por los sentimientos
que logran observarse ahí, desde el más humilde cariño al
personaje, hasta la total sumisión a las decisiones que pueda
llegar a tomar en algún punto del camino, donde no im-
porta si se contradijeran con medidas previas.
El discurso tarda cerca de media hora, la gente no se
mueve, está llena de júbilo y a las 19:27 horas entona
alegremente el himno nacional contentas por, según ellas,
haber participado en las decisiones trascendentales en la
historia del país.
Tanto es el júbilo que aún en el metro, desde la esta-
ción Bellas Artes y hasta Tacuba, de la línea dos, la gente
sigue gritando consignas como ¡ya tenemos presidente!
¡viva Obrador! y algunas más, además de intercambiar
sus impresiones sobre el evento en el que estuvieron pa-
rados por más de cuatro horas sin importar el sol y la
lluvia. Todo un ejemplo del innegable poder de convocato-
ria que tiene
AMLO
.
Los acuerdos
. De este magno mitin, denominado Con-
vención Nacional Democrática “Por el bien de todos” sa-
lieron varios resolutivos, los mismos que fueron votados
en la plenaria a mano alzada, estos son:
El
Cotidiano 141
Dossier
LXVII
Primera
.
Se rechaza la usurpación y se desconoce al se-
ñor Felipe Calderón Hinojosa como Presidente de la
República, lo mismo que a los funcionarios que él desig-
ne y todos los actos de su gobierno de facto.
Segunda
.
Declaramos la abolición del régimen de co-
rrupción y privilegios.
Tercera
.
Se reconoce el triunfo de Andrés Manuel López
Obrador en las elecciones presidenciales del 2 de julio
de 2006.
Cuarta
.
La Convención Nacional Democrática declara
legítimo Presidente de México a Andrés Manuel López
Obrador.
Quinta
.
Las delegadas y los delegados a la Convención
Nacional Democrática autorizan a Andrés Manuel López
Obrador, Presidente de México, a integrar un gabinete,
elegir la sede de su gobierno en la capital del país y con
carácter itinerante, que observe un protocolo republi-
cano y recaude fondos propios.
Sexta
.
La toma de posesión de Andrés Manuel López Obra-
dor como Presidente de México se realizará el 20 de
noviembre a las 15 horas en la Plaza de la Constitución.
Séptima
.
El Programa Básico de la Convención Nacional
Democrática contiene los siguientes cinco puntos:
1. Llevar a cabo todas las acciones necesarias para impul-
sar un Estado de Bienestar, la defensa de los derechos
sociales, económicos, culturales y los derechos políti-
cos de todos los mexicanos, hombres y mujeres,
2. Defender el patrimonio de la Nación, por lo que no se
permitirá, la privatización del petróleo, el gas y la electri-
cidad, como tampoco la de la educación pública, las insti-
tuciones de salud y de seguridad social.
3. Hacer valer el derecho público a la información a fin de
que los medios de comunicación públicos y privados garan-
ticen espacios a todas las expresiones sociales, culturales y
políticas del país, brinden una información veraz y objetiva,
contribuyan al enriquecimiento cultural de los mexicanos y
sirvan de base para que la población participe de manera
conciente y libre en la toma de las decisiones, demandamos
la derogación de la reforma a la Ley de Radio y Televisión.
4. Trabajar para hacer desaparecer el Estado patrimonia-
lista, ya que el gobierno no puede seguir siendo un comi-
té al servicio de una minoría.
5. Luchar para que las instituciones nacionales sean obje-
to de una renovación profunda, en particular las institu-
ciones políticas que hoy, lejos de atender el interés
público, se encuentran secuestradas por unos cuantos
grupos de poder que sólo actúan en su beneficio.
Octava
.
La realización de un plebiscito para impulsar un
proceso constituyente con el propósito de que las insti-
tuciones sean efectivamente del pueblo y para el pueblo.
Novena
.
Mantener a la Convención Nacional Democráti-
ca como una asamblea soberana, celebrando reuniones
periódicas.
Décima
.
La integración de las siguientes comisiones de la
Convención Nacional Democrática:
La Comisión Política Nacional
, integrada por Socorro Díaz,
Bertha Maldonado, Elena Poniatowska, Jesusa Rodríguez,
Federico Arreola, Dante Delgado, Rafael Hernández
Estrada, José Agustín Ortiz Pinchetti, Fernando Schutte.
Además, formarán parte de esta comisión los miembros
de las comisiones organizadoras estatales.
La Comisión de Resistencia Civil
, integrada por Luis Mandoki,
Jesusa Rodríguez, Martí Batres, Guadalupe Acosta Na-
ranjo, Gerardo Fernández Noroña, Layda Sansores,
Herón Escobar, Carlos Imaz, Ramón Pacheco y Alfonso
Ramírez Cuéllar.
La Comisión del Proceso Constituyente
, integrada por José
Agustín Ortíz Pinchetti, Enrique González Pedrero, Jai-
me Cárdenas, Ignacio Marbán, Elizur Arteaga, Horacio
Duarte, Arturo Núñez, Ricardo Monreal, Leticia Bonifaz,
Julio Scherer Ibarra, Juan Ramiro Robledo y Eduardo
Beltrán.
Décima primera
. Se da a conocer el Plan de la Resistencia
Civil Pacífica.
1. Portar moños tricolores.
2. Realizar protestas pacíficas en todos los lugares don-
de se presente el usurpador.
3. No consumir productos y servicios de las empresas que
financiaron al usurpador: Bimbo, Sabritas, Coca Cola, Jumex,
Jugos del Valle,
Wal-Mart, Coppel, Banamex, Kimberly Klark,
y llamar a la población a consumir en su lugar frutos y ali-
mentos saludables y servicios de buena calidad.
4. Convocar a la población a abstenerse de ver y escu-
char todos aquellos noticieros que ocultan y tergiversan
la información y la verdad.
5. Organizar festivales artísticos, desfiles alegóricos, car-
navales y jornadas festivas por el sufragio efectivo y con-
tra la imposición.
6. Realizar cadenas humanas.
7. Hacer jornada nacional de propaganda contra la usur-
pación.
8. Aparecer detrás de los reporteros en transmisiones
en vivo con carteles o consignas contra la imposición.
9. Hacer llamadas sistemáticas a radiodifusoras.
Etnografías
Dossier
LXVIII
10. Crear páginas de internet de la resistencia civil.
11. Impulsar el canal de televisión por internet de la
resistencia civil.
12. Aparecer con acciones propagandísticas sorpresivas,
creativas y espectaculares, con la aprobación de la Comi-
sión Nacional de la Resistencia Civil.
Las acciones se realizarán tomando en cuenta el calenda-
rio siguiente:
27 de septiembre. Jornada nacional contra la usurpación,
la privatización de los energéticos y por la disminución
de las tarifas eléctricas.
2 al 12 de octubre. Jornada nacional de resistencia civil
contra la usurpación, en la defensa de la educación públi-
ca laica, las libertades democráticas y la no discrimina-
ción. Esta jornada, que durará 10 días, combinará diversos
tipos de acciones.
20 de noviembre. Toma de posesión como Presidente de
México de Andrés Manuel López Obrador.
1º de diciembre. Concentración de todas las energías
del movimiento de resistencia civil contra la usurpación
en una diversidad de acciones que convocará la Comi-
sión Nacional para la Resistencia Civil.
Décimo segunda
.
La siguiente reunión de la Convención
Nacional Democrática se celebrará el 21 de marzo de
2007
15
.
Conclusión. ¿Convención Nacional
Democrática?
El movimiento postelectoral, autodenominado Movimien-
to Nacional por la Esperanza, es sin duda una de las ma-
yores manifestaciones sociales que ha vivido el país, pues
millones de personas han salido a la calle con la intención
de defender sus derechos políticos y la precaria Demo-
cracia existente. Sin embargo, los problemas que encierra
al interior no son pocos ni menores, y el no atenderlos, u
observarlos acríticamente llevará a la continuación de la
verticalidad y autoritarismo con que se han tomado las
decisiones, hasta el momento.
Ejemplos de estas decisiones han sido el instalar un
plantón en gran parte de la ciudad, el no hacer moviliza-
ciones el día del informe presidencial, el levantar el plan-
tón antes de lo previsto, el que
AMLO
no encabezara los
festejos de independencia en la plaza de la constitución,
con todo y que la gente estaba esperándolo; pero sin
duda, la más infame política tradicional pudo ser obser-
vada en la denominada Convención Nacional Democrá-
tica.
Este evento careció de debate, se engañó a la gente
con la idea de los “delegados”, y sobre todo, se impusie-
ron propuestas que la multitud sólo tenía que aceptar, o
no, sin poder hacerles alguna modificación. Todas estas
acciones llevaron a la convención a convertirse en un mitin
gregario de autoconsumo, donde la cúpula del movimien-
to ya había decidido el rumbo a seguir para los próximos
meses, sólo había que legitimarlo.
Además se aprovechó este evento para levantar el plan-
tón sin que con ello se mostrara debilidad, sino que se
intentaba dar un cariz de trascendencia de las acciones,
donde esta ya había cumplido su ciclo (sin lograr nada) y
se tenía que dar paso a nuevas formas de lucha. Así pode-
mos preguntarnos ¿qué pasó con los sindicatos, organiza-
ciones, estudiantes, colonos, intelectuales, campesinos, etc.,
que sí habían discutido en sus respectivas comunidades y
traían propuestas concretas? Y peor aún, ¿qué pasará con
las mismas después de observar lo acontecido en la
CND
”? ¿Omitirán lo ocurrido y buscarán formas de legi-
timarla? ¿Esperarán a que un buen día López Obrador
decida mirar hacia abajo, no sólo para pedirles votos, sino
para escuchar propuestas y formas de lucha? Es más ¿por
qué la comisión organizadora no entabló dialogo, e invita-
ción directa, con organizaciones nacionales de mayor or-
ganización como La Otra Campaña, la Asamblea Popular
de los Pueblos de Oaxaca o el Congreso Nacional Indíge-
na, entre otras? ¿Por qué, al no apoyar la candidatura pre-
sidencial, no estarían dispuestos a otra imposición, sólo
que ahora desde la “izquierda”?
Así las cosas difícilmente ocurrirá que este movimien-
to sea democrático, cuestión observable desde cualquier
punto de vista que sea ético en sus comentarios, pues ha
quedado claro que aquel que intente cuestionar las deci-
siones de
AMLO
, por más constructivas que intenten ser, y
desde la posición política que sea que vengan, será tomado
como traidor o como alguien que le hace el juego a la
derecha.
Es sorprendente cómo nuestros notables intelectuales
de “izquierda” han optado por omitir críticas y dedicarse
a justificar las acciones del líder del movimiento, sin inte-
resarles el daño que esto causará a la izquierda mexicana,
en su afán por buscar una Democracia digna, nuestros
“progresistas” han optado por defender el Proyecto Al-
ternativo de Nación, antes denominado (por Salinas) libe-
ralismo social.
15
<www.cnd.org.mx>.
El
Cotidiano 141
Dossier
LXIX
Es sorprendente cómo una gran variedad de intelec-
tuales, artistas e incluso organizaciones de “izquierda”,
han padecido de amnesia total, pues hoy apoyan cual-
quier decisión de un líder que tiene como principales co-
laboradores a personajes de la mayor vileza política, actores
políticos que hasta hace algunos años eran desdeñados
por ser del
PRI
, pero sobre todo por pertenecer al equipo
del ex presidente Salinas, y ahora son halagados y justifi-
cados; ahí están Ricardo Monreal, Camacho Solís, Soco-
rro Díaz, Dante Delgado, Federico Arreola, Ignacio Marbán,
Arturo Núñez y Layda Sansores.
Por estas razones considero que la cúpula del Movi-
miento Nacional por la Esperanza ha decidido enfriar el
movimiento, en tanto que la organización popular podría
salirse de las manos de los mismos y obstaculizar negocia-
ciones que pudieran convenirles, pues como plantea Ca-
macho Solís “Yo creo que Andrés Manuel es un hombre
con convicciones muy fuertes, pero también realista y res-
ponsable. Sí tensa mucho, pero si se le ofrece una salida
política digna, la va a tomar”
16
.
Son estas prácticas políticas tradicionales las que ha-
cen necesario que el movimiento encabezado por
AMLO
sea observado de manera crítica, pues tal como está aho-
ra tenemos que repetir un comentario sobre el
PRD
en
1994, sólo que aplicado a la movilización actual. “Se pue-
de decir que el
PRD
es en sí mismo democrático, se puede
engañarnos y engañarse, pero es seguro que el mañana
democrático en México no nacerá de estos métodos polí-
ticos.
Hay gente dispuesta a dar la vida por un proyecto
partidario, pero qué democracia libertad y justicia nos
ofrece el
PRD
. ¿La que practica en la selección interna de
sus candidatos y lo lleva a descalificar por decreto a todas
las fuerzas políticas que no sean el
PRD
, o que no acepten
sujetarse a él…?”
17
Bibliografía
EZLN
,
Documentos y comunicados
, Prólogo Antonio García de
León, México, Ediciones
ERA
, 1994.
Gilly, Adolfo,
La revolución interrumpida
, México, Ediciones
ERA
,
1998, p. 367.
Heau-Lambert, Catherine y Rachenberg, Enrique,
1914-1994: Dos
convenciones en la historia contemporánea de México
, 1994, s/e.
Documentos
CND
. Convocatoria a la Convención Nacional Democrática “Por
el bien de todos”.
CND
. Reglamento de la Convención Nacional Democrática “Por
el bien de todos”.
AMLO
. Asamblea informativa del 10 de septiembre de 2006.
AMLO
. Asamblea informativa del 11 de septiembre de 2006.
Discurso de
AMLO
ante la
CND
. 16 de septiembre de 2006.
Discurso de Elena Poniatowska ante la
CND
. 16 de septiembre
de 2006.
Discurso de Hermelinda Tiburcio Cayetano ante la
CND
. 16 de
septiembre de 2006.
Discurso de Malú Micher ante la
CND
. 16 de septiembre de 2006.
Discurso de Martín Esparza ante la
CND
. 16 de septiembre de 2006.
Discurso de Rafael Barajas “el fisgón” ante la
CND
. 16 de sep-
tiembre de 2006.
Hemerografía
Díaz, Gloria Leticia. (2006) “La única salida” en Proceso
1555, 20 de
agosto de 2006.
Internet
<www.cnd.org.mx>.
16
Gloria Leticia Díaz, “La única salida” en
Proceso
1555, 20 de agosto
de 2006.
17
Mensaje a Cuauhtémoc Cárdenas,
EZLN
, Rúbrica del Subcoman-
dante Insurgente Marcos, 15 de mayo de 1994.
logo_pie_uaemex.mx